Etiquetas Posts etiquetados con "Inhalar"

Etiqueta: Inhalar

por -
0 1.165 vistas

Galletas, flanes, bizcochos, ensaladas, pizzas, carnes, pescados, pastas… la lista del recetario a la que le podemos añadir cannabis es interminable y el límite lo pone el consumidor. Si te preguntas cuales son las principales diferencias entre ingerir cannabis o inhalarlo, sea en porro o mediante un vaporizador, bong o pipa, te lo resumiremos en estos 5 puntos:

El THC se absorbe de forma diferente

Cuando se ingiere cannabis, el THC es matabolizado por el hígado, que lo convierte en 11-hydroxy-THC, un metabolito activo y particularmente eficaz en la penetración de la barrera hematoencefálica, lo que se deriva en una intensidad más elevada. El THC inhalada en cambio sufre un proceso metabólico diferente, ya que viaja directamente al cerebro sin antes pasar primero por el estómago y por el hígado después. Ésta es la principal razón por la que los efectos del cannabis fumado o vaporizado se aceleran y disminuyen más rápidamente.

Efectos y duración

La regla de oro de los comestibles de cannabis es la de empezar con pequeñas cantidades y ser paciente. Debido a la manera en que se metabolizan los cannabinoides ingeridos, pueden tardar de 30 a 120 minutos en comenzar a notarse los efectos, que pueden durar por otro lado varias horas. Estos efectos por lo general son corporales y más fuertes, junto con una subida casi psicodélica en grandes dosis. Las cantidades más pequeñas producen efectos más suaves y llevaderos.

En comparación con el cannabis inhalado, ofrecen una menor concentración de cannabinoides en el torrente sanguíneo. La ingestión introduce del 10 al 20 % de THC y otros cannabinoides en el torrente sanguíneo, mientras que el cannabis inhalado entre el 50 o 60%. Los efectos del cannabis inhalado tienden a un pico durante los primeros 10 minutos y se disipan rápidamente a partir de los 30 a 60 minutos.

Los comestibles son más difíciles de tomar

Determinar el contenido de THC de un comestible no es fácil. Debido a los efectos retardados después de ingerir, los consumidores a veces pueden superar la dosis ideal. La marihuana inhalada tiene unos efectos casi instantáneos que permiten al consumidor calcular la dosis necesaria, el propio cuerpo nos avisa cuando estamos fumando demasiado.

Cantidades muy elevadas de THC no matarán a nadie, pero los efectos pueden llegar a ser muy desagradables en las siguientes horas. Responsabilidad y paciencia deben tenerse muy en cuenta a la hora de ingerir cannabis.

La alternativa más saludable

Muchas personas son las que cada vez se interesan más en los comestibles, siendo a día de hoy una de las alternativas más saludables junto a la vaporización, la más recomendada cuando se habla de consumo terapéutico. Además por sus efectos más prolongados, proporciona un alivio más duradero en síntomas como el dolor. De entrada eliminamos los agentes tóxicos producidos en la combustión, uno de nuestros principales enemigos.

por -
1 17.275 vistas

Muchos usuarios piensan que el mantenimiento de humo de marihuana en los pulmones mejora el subidón. Muchos hemos visto a amigos con el color rojo en la cara manteniendon el humo en los pulmones. Por lo que se podría pensar, si realmente funciona, la respuesta es no.

Los pulmones empiezan a absorber los cannabinoides de cannabis inmediatamente después de la inhalación de humo. Los pulmones están cubiertos con millones de diminutas burbujas que permiten el intercambio gaseoso que se lleva a cabo. Esas burbujas se encuentran en un área tan grande que permite a los compuestos como el THC su introducción inmediata en el cuerpo.

El estudio realizado en junio de 1989 mostró que el poder colocarse no se justifica por la cantidad de tiempo que se mantiene el humo en los pulmones. Los participantes del estudio tuvieron tres intentos, durante los cuales mantuvieron el humo en durante 0, 10 y 20 segundos. El procedimiento de fumar fue al azar. Durante la expulsión del humo, los científicos estudiaron los niveles de monóxido de carbono en el aire espirado. Aunque cada uno de los participantes sintieron los efectos al fumar cannabis, no pudieron ver la diferencia entre los participantes que mantuvieron el humo de la marihuana en los pulmones y los que no lo hicieron.

Cada uno de los participantes sintió los efectos del mantenimiento del humo en los pulmones, pero la sensación fue causada por la hipoxia cerebral. Cuando el cerebro se ve privado de oxígeno, las células cerebrales empiezan a morirse, causando una sensación de la cabeza muy ligera. Mientras que es fácil confundir la sensación de hipoxia del cerebro con la potencia del cannabis, sin embargo, en este punto no se hace sentir la potencia del cannabis, en la hipoxia cerebral. Para evitar la pérdida de células del cerebro mientras se fuma, usted debe exhalar humo después de unos 5 segundos, en lugar de 10 o 20. De esta manera, el cerebro solo sentirá el efecto de la marihuana.

Durante años, se alegó que el humo del cannabis es tan perjudicial como el humo del tabaco, pero es sólo un triste intento de impedir que la gente fume marihuana. Esta dudosa afirmación ha impedido a muchas personas prueben el sabor de un porro, aunque muchos numerosos estudios hayan demostrado que era falso. Mientras que el fumar tabaco causa irritación en el tracto respiratorio superior y conduce al cáncer, fumar marihuana no está relacionado con el cáncer y enfermedad pulmonar. De hecho, la marihuana puede tratar el cáncer  y algunos estudios incluso hablan, de que de alguna manera protege a los pulmones.

El estudio , que duró 20 años, de 1986 a 2006 mostró que después de siete años fumando porros (una media de uno al día durante siete años, o uno semanal durante 49 años), “No hubo evidencia de que la exposición al humo de la marihuana afectase negativamente sobre la función pulmonar “.