Etiquetas Posts etiquetados con "interior"

Etiqueta: interior

por -
1 2.055 vistas

Una empresa de Canadá, Grobo Inc,  presenta a todo el mundo una forma fácil de cultivar nuestras propias verduras y plantas medicinales sin tener que estar muy pendientes de su mantenimiento.

En muchas países del mundo están naciendo movimientos ciudadanos y asociaciones que apuestan por cultivar nuestros propios alimentos además de plantas medicinales y así poder tener cierta independencia a la hora de proveernos nosotros mismos de productos naturales, aunque el ritmo de vida que en la actualidad se lleva impide a muchos poder dedicarle el tiempo que precisa un huerto.

Con este criterio es como lanzan al mercado Grobo, un pequeño invernadero que es completamente autónomo, y que solo precisa de electricidad, llenar el deposito de agua además de poder añadir algunos nutrientes o fertilizantes extras para asegurarnos del cultivo óptimo de nuestra querida planta.

Cultivando nuestras propias plantas en casa.

Este pequeño invernadero tiene una automatización que nos permite personalizarlo y adecuarlo para las plantas que queramos, además de ser perfecto para el cultivo de hortalizas como tomates, lechugas, cebollas, etc. También es perfecto para el cultivo recreativo o medicinal de uso propio, esto último siempre teniendo en cuenta las leyes locales para no cometer una infracción. Cuenta evidentemente con una luz propia que simula días de 18 horas para maximizar el rendimiento y filtros de carbono para que no salga ningún olor indeseado.

Este gadget para el cultivo interior nos convertirá en unos pequeños horticultores urbanos. Su coste en Estados Unidos rondará los1400 dólares, aunque por un tiempo limitado tendrá una oferta de 900 para aquellos que madruguen y lo encarguen antes de que se empiece a comercializaren un mes aproximadamente. No es el más económico del mundo, pero ayudará a muchas personas a sentirse unos cultivadores urbanos desde la comodidad de su casa.

por -
2 21.374 vistas

Debido al reciente aumento de consumidores de marihuana en los EE.UU. y el Reino Unido, muchas personas optan por cultivar su propia marihuana, ya que les permite ahorrar dinero. Sin embargo, la libertad de cultivarla puede convertirse pronto en una imposición para nuestros vecinos debido al olor penetrante que caracteriza a esta planta. Afortunadamente, hay muchas medidas que puedes adoptar para reducir el olor de tu jardín de marihuana.

Método 1 de 2: Reduce los olores

  1. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 1 Version 2.jpg
    1

    Opta por plantar una variedad de marihuana que tenga poco olor. Existen muchos tipos que puedes elegir y que son perfectos para jardines en espacios cerrados, en donde el control de los olores es importante. Experimenta con diferentes tipos y determina cuál es mejor para ti en relación con el olor y los efectos. Pero es posible que usar una variedad que tenga poco olor no resuelva los problemas de los olores, así que probablemente tendrás que utilizar uno de los métodos que indicaremos en este artículo.

    • Blue mystic
    • Northern lights
    • Papaya
    • Durban poison
    • Shark’s breath
    • Polar express[1][2]
  2. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 2 Version 2.jpg
    2

    Usa un neutralizador de olores para jardines pequeños. Los neutralizadores de olores son una forma simple y económica de reducir o eliminar los olores de cultivos pequeños compuestos por unas cuantas plantas.

    • Ona Pro Gel, desarrollado para instalaciones de tratamiento de aguas residuales, es un neutralizador que suele recomendarse.
    • Solo coloca un recipiente abierto en un espacio adyacente al cultivo. Eso es todo lo que debes hacer para reducir los olores en tu casa.
    • Reemplaza el neutralizador de forma regular. Un recipiente debe durar entre cuatro y seis semanas, así que marca tu calendario y ten presente cuándo debes cambiarlo.
    • No uses un neutralizador de olores en el mismo espacio en el que están tus plantas. Se sabe que los neutralizadores alteran o reducen el olor de las propias plantas de marihuana, así que no los coloques en el área del cultivo.[3]
    • Los neutralizadores solo funcionan en jardines pequeños. Pueden funcionar muy bien para unas cuantas plantas, pero no para cultivos más grandes.[4][5]
  3. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 3 Version 2.jpg
    3

    Evita usar productos que oculten el olor de la marihuana. Estos incluyen a las velas, el incienso, y los ambientadores. Pueden ocultar el olor de forma temporal, pero no son una buena opción a largo plazo.

    • Si los usas en los alrededores de tu jardín, podrían afectar de forma adversa al olor de las propias plantas.
    • Los ambientadores suelen contener químicos dañinos, lo que es más perjudicial. Es mejor evitarlos.[6]
  4. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 4.jpg
    4

    No uses purificadores de aire. Si bien estos productos pueden eliminar algunos olores del aire, no son lo suficientemente efectivos como para eliminar el olor de la cannabis.[7]

  5. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 5.jpg
    5

    Evita usar generadores de ozono. Se sabe que el ozono en el aire puede dañar tu salud. El ozono irrita los pulmones y puede hacer que corras el riesgo de contraer una enfermedad si lo inhalas de forma regular.[8]

Método 2 de 2: Filtra lo olores con filtros de carbón o “depuradores”

  1. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 6.jpg
    1

    Compra un filtro de carbón, también llamados “depuradores”. El uso de filtros de carbón es muy recomendable para los jardines de todos los tamaños ubicados en espacios cerrados. Estos contienen carbón activado, el cual neutraliza los olores en el aire. El filtro de carbón se instala en el sistema de ventilación de la habitación en donde está el cultivo, en donde un extractor hace que el aire atraviese el filtro antes de salir al exterior.[9]

    • Hay dos tipos de filtros de carbón, granulares y en bloque. Los del tipo bloque suelen ser más efectivos, cuentan con una superficie de carbón más grande y una mayor densidad para un filtrado más completo y lento.[10] Los filtros granulares pueden ser más efectivos para áreas de cultivo pequeñas.[11]
    • Elige el tamaño del filtro basándote en la cantidad de aire que necesitas evacuar, medida en metros cúbicos por segundo (o pies cúbicos por minuto, CFM). El ventilador de entrada de tu sistema de ventilación debe tener una clasificación de metros cúbicos por segundo en su cuerpo. Asegúrate de que el filtro tenga una clasificación igual o menor a la del ventilador para garantizar que el ventilador sea lo suficientemente potente para hacer que el aire pase por el filtro. Asimismo, ambos dispositivos deben tener un ducto con el mismo diámetro. Lo habitual es que mida 15 cm (6 pulgadas), pero revísalo de todas formas.[12]
    • Si aún no cuentas con un ventilador, puedes comprar uno por separado, o como parte de un juego de ventilador y filtro.
  2. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 7.jpg
    2

    Instala el filtro de carbón en tu sistema de ventilación.

    • Conecta el filtro a la entrada del ventilador usando una abrazadera hermética. También puedes usar cinta metálica para ductos en este paso.
    • Coloca colgadores en el filtro y el ventilador y cuélgalos en el techo con dos ganchos. Eleva el sistema tirando de las cuerdas.
    • Trata de colocar el filtro y el ventilador alineados con el ducto, el cual debe estar paralelo al techo y debe pasar por la pared.
    • Conecta el extremo del tubo de escape del ventilador al ducto.
    • Para algunas personas, es mejor instalar el filtro de carbón en el extremo opuesto del sistema de ventilación del ventilador. En este caso, conecta el filtro con el ducto al final o a la parte posterior del sistema. Cuélgalo en el techo usando los colgadores como se describió antes.[13]
  3. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 8.jpg
    3

    Usa tu filtro las 24 horas del día. Las plantas producen olor en todo momento, así que tendrás que controlarlo constantemente.[14]

  4. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 9.jpg
    4

    Mantén la humedad por debajo del 70 %. Los filtros de carbón son menos efectivos en condiciones húmedas.

    • Para regular las condiciones en todo momento en la habitación del cultivo, considera conectar el ventilador de extracción a un controlador de velocidad de ventilador que también mida los niveles de humedad y de dióxido de carbono.[15]
  5. Hide the Smell of Marijuana Plants Step 10.jpg
    5

    Cambia el filtro de carbón de forma regular. Con el tiempo, la potencia de filtrado del carbón disminuirá y los olores regresarán. Puede durar de 9 a 12 meses, dependiendo del filtro. Recuerda cuándo fue la última vez que cambiaste el filtro y planifica con anticipación para evitar periodos temporales de mucho olor.

Consejos

  • Si es posible, instala el filtro de carbón en tu sistema de ventilación antes de implementar tu jardín, de esta forma tendrás mucho espacio para trabajar sin temor a pisar tus plantas o a caer sobre ellas.
  • Aislar tu jardín causará estragos en tus plantas, así que recuerda que todo sistema de control de olores necesita una buena ventilación.
  • Coloca la salida de ventilación lo más alto posible (de preferencia a la altura de los ojos).
  • Coloca el tubo de escape en un área privada, en lugar de expulsar el aire hacia los vecinos y transeúntes.[16]
  • Los fertilizantes especializados como NoSkunk también pueden reducir el olor de las plantas.

por -
1 516 vistas

 

El Reflector Cooltube VGT es un producto de calidad a un precio muy interesante, está preparado para que las altas temperaturas no hagan mella en el. Diseñado para dar un servicio sobresaliente a l cultivador de interior. Este reflector también está preparado para que la luz llegue por igual a las plantas gracias a sus alas especiales, además incorpora también un sistema de refrigeración para que no se dispare la temperatura.

Ficha procucto

El Reflector Cooltube VGT , es un reflector tubular de 150mm de diámetro refrigerado por aire. El reflector esta mejorado, incorpora unas amplias alas que reparten uniformemente la luz. El cristal del cooltube es templado para soportar altas temperaturas. Incorpora un casquillo cerámico y un cableado con clavija inyectada (plug & play)

 

Comprar Reflector Cooltube VGT 150mm

 

por -
4 49.937 vistas

La marihuana cultivada en interior funciona mejor a temperaturas moderadas entre 70 y 75 * F (21-23 grados C) durante el período de luz y no más de 15 * F (9 grados C) a 60 * F (15 grados C) durante el periodo de oscuridad. Las plantas producirán más a una temperatura ligeramente superior de 80 * F (27 grados C).

Si la temperatura cae por debajo de 60 * F (15 gradosC) durante el periodo de oscuridad, las plantas creceran más lentamente y los rendimientos no serán tan abundantes. Esto no será evidente si no estás particularmente familiarizado con los cultivos. Unas noches de temperaturas frescas no dañan considerablemente la cosecha, pero si se sigue produciendo a lo largo del periodo de floración, sin duda será un motivo de preocupación. Un generador de CO2 o un calentador eléctrico puede calentar el cultivo interior adecuadamente.

Si el suelo tiene una temperatura estable en torno al 80 * F (27 grados C), las raíces y los tallos se calientan y las hojas soportarán flujos de aire más frío. Una estera de calefacción es ideal si sólo tienes un par de plantas de las que preocuparse. Los jardines más grandes pueden requerir el uso de un calentador de agua caliente para la recirculación y así asegurar una temperatura óptima.

La mayoría de las variedades al aire libre pueden soportar temperaturas tan bajas como 50 * F (10 grados C) sin ningún problema. Dicho esto, 50 grados  Fahrenheit (10 grados celsius) todavía no son una temperatura ideal, ya que tiende a ralentizar el crecimiento del tejido y la fotosíntesis durante el día. Cualquier cosa por debajo de 40 * F (4 grados C) puede provocar daños en el tejido. Los calentadores de patios de gas pueden mantener el calor en jardines en las noches frías. El mantenimiento de una temperatura de 60 grados fahrenheit promoverá el crecimiento de plantas sustancialmente.

Estas plantas al aire libre también se pueden beneficiar de una cubierta de plástico de polietileno que mantiene temperatura más agradable y tostados al tiempo que protege el jardín de los elementos. Los calefactores pueden aumentar la protección aún más.

La mayoría de las plantas pueden soportar altas temperaturas si tienen un sistema radicular grande que puede llevar hasta una cantidad suficiente de agua para mantener la planta cómoda durante la transpiración. Durante el crecimiento vegetativo, las temperaturas que se extienden en los años 80 y 90 (27-37 grados C) pueden producir tallos alargados. Durante la floración, se puede producir brotes aireados. Este es lo mismo para ambas plantas de marihuana de interior y al aire libre.

Para las plantas de interior, se puede bajar la temperatura con la ventilación, el aire acondicionado, o mediante el uso de aparatos de aire o luces refrigeradas por agua que eliminan el calor. Para que quede claro, no es la temperatura en los pasillos de una habitación de la que necesitas preocuparte;  es la temperatura directamente debajo de las luces en el nivel de la copa de la planta en la que necesitas enfocar la atención.

Las plantas al aire libre, se puede enfriar el aire con micro-aspersores que disminuyen la temperatura en un promedio de 20 a 30 grados fahrenheit durante el día. La pulverización emitida está llena de gotitas que son de 5 micras o menos de diámetro. Las gotitas se evaporan, proporcionando una sensación de enfriamiento en el aire envolvente.

Las plantas de exterior que se mantienen en pequeñas macetas o pequeños hoyos que estén rodeadas por terrenos pobres tendrán dificultades para crecer, incluso si el suelo se humedece con regularidad. Esto es en gran parte debido a que sus raíces son a menudo más pequeñas y menos abundantes y no se puede sacar agua de las hojas. Las raíces también pueden calentarse excesivamente si se encuentran en recipientes que absorben la luz y producen calor.

En primer lugar, se debe comprobar si la planta tiene raíces redondas. Si se trata de la raíz ligada, entonces debes trasplantarla a un recipiente más grande. Para evitar el sobrecalentamiento, pinta los recipientes oscuros con colores claros que reflejen en lugar de absorber la mayor parte de la luz.

Si se ven quemaduras en las puntas o si los brotes más cercanos a las luces se están estirando y aparecen blanqueadas, el área de las luces está demasiado caliente. Un consejo para las quemaduras es ocasionalmente mal diagnosticado como demasiadoa luz brillante, la intensa luz está muy bien; el calor es lo que hace el daño.

Para una solución rápida, simplemente mantener las luces más lejos de las plantas. Si quieres algo más sustancial, intenta instalar las luces de condensación por aire con reflectores que reducirán el calor por estar cerca de la luz. Las luces refrigeradas por agua son realmente más eficaces para la disminución de calor.

En su mayor parte, las luces deben mantener una distancia de alrededor de 3 pies (1 metro) de las puntas de las plantas. Las luces refrigeradas por aire hacen que el rango de distancia aceptable esté entre 18 y 24 pulgadas (45-60 cm). Las luces para enfriar el agua hacen que la distancia aceptable sea aproximadamente de 12 pulgadas (30 cm) o incluso menos para la parte superior de la planta. Con los motores de luz, pueden moverse las luces más cerca o más lejos, según la preferencia.

Fuente ILoveGrowingMarijuana.Com

 

 

por -
3 1.310 vistas

Cualquier cultivador de interior que se precie, sabe que uno de los problemas con los que se puede encontrar en su indoor, sin duda, es la temperatura que puede llegar a alcanzar dicho cultivo. El Reflector CooBox VGT refrigerado por aire es un gran solución para este posible problema y por tanto un gran aliado.

Precio y calidad podemos encontrar en este refrigerador, que a buen seguro, será uno de los productos estrella si queremos evitar este tipo de problema tan común en los cultivos interiores.

FICHA TÉCNICA

Reflector CoolBox VGT refrigerado por aire. Esta disponible en 2 medidas (150mm  y 200mm) de boca. Tiene un sistema de bisagras que facilita el cambio de las bombillas. Esta realizado con cristal templado para que pueda resistir altas temperaturas con una transparencia del 96%. Incorpora portalámparas cerámico de alta calidad junto con cableado con sistema plug & play (clavija infectada). Este reflector puede soportar hasta lamparas de 1000w. Su acabado es gris con una pintura especial anti óxidos.

Tamaños:

–  Boca 150mm (64,5×49,5×26) cm

– Boca 200mm (75,5×57,5×28) cm

Comprar Reflector Coolbox VGT

 

por -
13 51.785 vistas

Las grandes hojas bloquean la luz que va a mis plantas de maceta, ¿debo podar para que entre más luz y se aireen la plantas?

La mayoría de los cultivadores creen que la eliminación de una o dos hojas grandes está bien, sobre todo porque al eliminar las grandes se permite que otras partes de la planta produzcan grandes cogollos pegajosos. Pero esos grandes paneles solares están captando la energía para la planta., su eliminación o poda es como cortar una fuente de energía para su crecimiento.

Preguntado a un cultivador muy experimentado el secreto para conseguir una calidad constante y con gran rendimiento de arriba a abajo, dijo que las hojas de punteo son clave. Resulta que la respuesta tiene que ver más con cual en lugar de sí o no.

Con los cultivos de OG Kush , después de cuatro semanas en el ciclo crecimiento, los cultivadores defoliaron casi por completo las grandes y hermosas hojas verdes de la planta.  Al ver el antes y el después, sorprendía mucho (“¿Qué están fumando estos tipos?”): Arbustos grandes y saludables despojados con sólo algunas hojas en abanico, pero con todos los sitios en ciernes intactos.

Sin embargo, cuando me mostraron una sección que había sido tratada de esta manera y ya estaba lista para la cosecha, se hizo evidente que había un método que parece una locura.

No todas las cepas responderán favorablemente a este método, pero todas las cepas Kush probadas y las variedades indicas dominantes han respondido muy bien, a veces hasta un 30% más de rendimiento. En serio. Algunos híbridos Sativa responden bien también, aunque por lo general necesitan tener menos hojas eliminadas en abanico. En caso de duda, prueba una planta o dos antes de someter a una cosecha entera a cualquier tipo de desplume.

¿Por qué el deshoje de la planta? 

En la naturaleza, en la cuarta semana de floración, las plantas de cannabis no es probable que tengan una copa completa y por eso se deja intacta. Solo están persistentemente frondosas cuando se cultiva en interiores, debido a las condiciones favorables y al alto nivel de nutrición que los cultivadores de marihuana proporcionan a sus cultivos.

En un entorno natural las hojas inferiores agotan sus reservas de nutrientes, que ya han sido canalizadas por la planta al principio del desarrollo. Las hojas caen por su cuenta, sobre todo porque se agota el nitrógeno del suelo.

Para la cuarta semana de floración en un ciclo de florecimiento de nueve semanas, las plantas dominantes Kush e Indicas realmente no parecen utilizarla de todos modos, aun cuando son de interior. Los productores no necesitan preocuparse acerca de las reservas de nutrientes; hay mucho disponible para las raíces.

Mediante la eliminación de las hojas grandes, el toldo se abre y se respira un segundo aire en el cultivo.

Debido a que hay más luz que llega a todas las partes de la planta y la humedad no está atrapada , se verán cogollos más grandes, más duros en el mismo tiempo de cosecha. Las yemas se hinchan casi toda la noche, porque las raíces pueden ahora canalizar más jugo en los brotes y no hay follaje que robe el fluido a la flor.

No hay que arrancar todas las hojas de un sitio: es un poco de aquí y de allá. Si bien son golpes para la planta, las plantas sanas se recuperan prácticamente en toda la noche; especialmente si se sigue con una alimentación de vitaminas y minerales (alimentación después de la poda selecta).

También hay que tener en cuenta que el desplume de una o dos hojas en la apertura de la copa no es una mala idea; es para que después en todos los sitios en ciernes se formen brotes (se desarrollen en zonas que igual no crecerían).

Al principio puede ser difícil; pero cuando ves los resultados ya no se mira hacia atrás.

Fuente y más información en HighTimes

por -
2 8.902 vistas

Regar las plantas es una de las tareas más pesadas y repetitivas dentro de un cultivo de interior. La experiencia, adquirida durante más de 13 años como profesionales del sector de los grow shop en Galicia, nos ha enseñado que el riego por inundación es una solución barata que facilita enormemente esta tarea a la vez que ahorra una gran cantidad de tiempo.

Es un método tan simple como colocar todas las macetas con las plantas en un único recipiente (una bandeja, por ejemplo), inundarla con agua (o con la solución nutriente) y dejar que las plantas la vayan absorbiendo con sus raíces por los agujeros de drenaje del fondo del tiesto. Así pueden regarse desde unas cuantas plantas hasta miles de ellas en unos pocos minutos. Además de eso, esta forma de riego permite mantener aireada la parte superior del sustrato mientras que la inferior contiene la humedad necesaria para la vida de la planta. El máximo de agua o solución nutriente que podemos aplicar en cada riego es el 10% del volumen total del sustrato que hay en ese cultivo. Por ejemplo, si nuestra plantación consta de 30 plantas en macetas de 5 litros, el máximo de agua con la que debemos regar cada vez es:

30 plantas x 5 litros de sustrato por planta = 150 litros de sustrato de todo el cultivo. 150 x 10% = 15 litros de agua como máximo en cada riego.

bandeja hydro negro cultivo interiorEs más aconsejable realizar el doble de riegos con la mitad de agua que la mitad de riegos con el doble de agua, para mantener la humedad lo más baja posible pero dentro de unos parámetros que sean adecuados para el normal desarrollo de las plantas.

Uno de los productos más útiles de nuestro mercado para este tipo de riego son las bandejas a medida que se adaptan a cualquier espacio de cultivo y protegen el suelo de la humedad.

Fuente LaDiosaPlanta

por -
2 1.397 vistas
Armario pure tent

Un armario con garantía para llevar tu cultivo de interior a buen puerto. Bueno bonito y barato.

Estructuras de tubos metálicos de 14mm recubiertas de resina epoxi con resistentes conectores de 3 vías.

Los armarios PURE TENT disponen de diferentes aperturas para la entrada/salida de aire. Con bolsillo interior, para guardar nuestros instrumentos de medida.

Sin duda la relación calidad/precio de este armario le convierte en buen producto para montar kits de cultivo económicos.

Comprar Armario Pure Tent

 

 

por -
3 5.081 vistas

Llegado determinado momento de la fase de crecimiento es necesario comenzar el mantenimiento de las plantas para que continúen con un sano y equilibrado desarrollo, sobre todo si el cultivo se realiza en macetas. También es momento de realizar determinadas podas de formación si se cree conveniente o necesario, para procurar una mejor estructura que evite roturas y mejore de forma general el crecimiento de las ramificaciones.

Las plantas de marihuana están dotadas de un potente sistema de raíz pivotante. Esto hace que las raíces del cannabis penetren con gran fuerza en el suelo de cultivo, por lo que si cultivamos en macetas las raíces colonizarán muy pronto el substrato dada su vigorosidad, conllevando a la esquilma de nutrientes y cese del crecimiento por parte de la planta. Evidentemente si no reponemos estos nutrientes la planta dejará de crecer e incluso puede llegar a morir por inanición.

Si el cultivo lo desarrollamos directamente sobre el suelo y hemos hecho las correspondientes labores de presiembra, con abonados en verde y/o estercolado, no tendremos mayores problemas que controlar el estado sanitario de nuestro vergel cannábico o satisfacer sus necesidades de riego. Otro caso bien contrario es el dado en cultivos de macetas, aquí la cosa cambia. Dependiendo del tipo de substrato utilizado, del color y tamaño del contenedor o maceta, y de las necesidades propias de cada planta que cultivemos, deberemos ir realizando abonados periódicos tanto mediante fertirrigación como aportación de materia orgánica sólida, o lo que es lo mismo compost. Para mí es mejor, aunque menos práctico, realizar contínuos trasplantes a contenedores cada vez mayores, para a falta de un mes de iniciar la floración realizar el último trasplante con un abonado específico para floración.

Otro problema con el que podemos encontrarnos en plena fase de crecimiento es precisamente un excesivo crecimiento vertical por motivos de insuficiencia lumínica o lo que es lo mismo fototropismo, también un crecimiento desajustado como motivo de una excesiva ramificación que se puede dar tanto en esquejes enraizados como en plantas que revegetan tras iniciar la fase de floración e interrumpirla como consecuencia del aumento de las horas diarias de luz. En estos casos es conveniente realizar podas de formación para proporcionarle una estructura más adecuada a las plantas acorde a nuestras necesidades de cultivo.

Una poda adecuada es esencial para que las plantas cultivadas en determinadas condiciones desfavorables, desarrollen una estructura fuerte y una forma deseable que les permita aumentar la producción. Aquellas plantas que cuando son jóvenes les proporcionamos las medidas de poda apropiadas precisan menos podas correctivas en su madurez. El uso de una técnica adecuada es esencial, porque de lo contrario una poda deficiente y mal realizada puede causar daños perdurables. Se debe establecer una buena estructura de ramas. Las ramas estructurales son las que forman el esqueleto de la planta adulta. El objetivo de una poda de formación es el de conseguir un tronco fuerte, con robustas ramas espaciadas, y en algunos casos aumentar el volumen de masa vegetal con la menor altura posible, reduciendo la posibilidad de que sean vistas por ojos ajenos. Las podas correctas eliminan aquellas ramas débiles que resultarán casi improductas, centrándose en la formación de aquellas sobre las que recaerá todo el peso de la producción.

Al principio de la era cannábica, cuando apenas disponíamos de bibliografía escrita, un error común dado entre los cannabicultores era el de confundir podar con quitar las hojas grandes unidas al tallo. Las hojas de cada rama son las encargadas de producir el alimento suficiente para mantener a dicha rama viva y en crecimiento, por lo que si las quitamos estaremos frenando el crecimiento de las plantas. La eliminación de demasiadas hojas puede causarle “hambre” a la planta, reducir drásticamente su crecimiento e incluso puede llegar a perjudicar su salud. A un mes de iniciar la floración no es conveniente realizar poda alguna, por eso los meses de Junio y Julio se convierten en primordiales a la hora de estructurizar a nuestras plantas de marihuana. Miguel Gimeno

por -
0 640 vistas

Hasta ahora nuestro compañero Miguel Gimeno en su sección de Marihuana al Natural (del programa de Marihuana Television News), nos ha llevado a visitar diversos cultivos de indoor, pero en su mayoría se trataba de cultivos de una sola fase.

En el programa de este mes, que se emitirá el último día de noviembre, Miguel nos llevará a visitar un cultivo algo más completo, se trata de un cultivo de ciclo cerrado que consta de 3 estancias bien separadas. Por un lado, una sala que alberga diversas plantas madres que suman más de una quincena de variedades seleccionadas. En esta primera sala veremos como las planta madres se mantiene en contenedores pequeños siguiendo la técnica de la bonsaización. Bonsáis que una vez desea extraer clones de ellas, el criador de este cultivo sólo tiene que dejarlas ramificar y esquejarlas, momento en el las encontraremos.

Cultivo Interior

Veremos como este cultivo también dispone de una segunda estancia comprendida por un pequeño armario propagador de esquejes. En el interior del armario son mantenidas unas condiciones óptimas para agilizar y optimizar el enraizamiento de los esquejes. Esquejes que luego son pasado a la tercera estancia que comprende la sala de floración.

En esta última estancia las plantas son puesta a floración de tal modo que el cannabicultor de este cultivo obtiene una cosecha cada dos meses, completando así un ciclo cerrado al que sólo entran nuevas pruebas realizadas a partir de semillas con el fin de aumentar el número de madres de su colección personal.

Si queréis saber como autoabasteceros de cannabis de forma permanente y evitar así tener que recurrir a la calle, ¡este es vuestro programa, no dejéis de verlo!

Cultivo interior

No os perdáis en programa de Marihuana Televisión News correspondiente al mes de Diciembre, viene cargado de mucha información.

 

 

por -
1 5.467 vistas

MJ-girl (2)Por Miguel Gimeno.- Cultivo de indoor “bio”

Bien por motivos de carencia de espacios abiertos, o bien por una discreción casi total, son muchas las personas que comienzan por primera vez a cultivar marihuana realizando un cultivo indoor.

Como ya sabéis, los cultivos indoor se caracterizan por cultivarse en espacios cerrados con iluminación y sistema de ventilación-aireación completamente artificiales para poder mantener unas condiciones de cultivo ideales, por lo que jamás podrá considerarse como un cultivo cien por cien ecológico. Obtener cosechas de marihuana en cultivos indoor conlleva a un gasto energético tremendamente alto, aunque si lo miramos desde el punto de vista del consumidor se evita el elevado coste del cannabis de calidad en el mercado negro.

Si al uso de tecnología artificial ya citado, le añadimos que en la mayoría de los casos se suelen utilizar técnicas demasiado agresivas, que consisten en realizar tratamientos fitosanitarios con productos de síntesis química y fertilizaciones también de síntesis química, nos encontramos con una tremenda disminución de las cualidades organolépticas, tan buscadas por los gourmets cannábicos, de nuestros preciados cogollos.

Por ello son cada vez más los cannabicultores que intentan paliar esta disminución de dichas cualidades realizando sus cultivos indoor con técnicas ecológicas, ya que el cultivo con abonos y fitosanitarios orgánicos realza el sabor y aroma de las sumidades floridas femeninas de cannabis. Pero no exento de problemas cada cannabicultor debe intentar el hallar las técnicas ecológicas más adecuadas para optimizar la producción de su cultivo. En un cultivo de interior hay que optimizar cada segundo transcurrido, cada centímetro de suelo utilizado y cada watio de energía que se consume. La media de producción óptima de un cultivo de interior se halla al voltante de 0’5 gramos/watio/mes, o sea que de una lámpara de 400 W se deben sacar cerca de 200 gramos al mes. Si no se consigue alcanzar este umbral es que algo no se está haciendo correctamente. Para optimizar la producción hay que tener en cuenta diversos factores, aparte de los puramente ambientales, entre los que cabe destacar las características de cada planta a cultivar, el número de plantas por superficie de cultivo, la calidad del agua y, también, la del substrato utilizado.

En el cultivo de interior hay que controlar a menudo las necesidades de riego de cada planta, no todas consumen lo mismo. Las plantas de un indoor debería de tener fenotipos iguales y genotipos distintos, es decir, tener plantas que físicamente son iguales (tiempos de floración, tamaños, producción,…) pero su carga genética distinta, favoreciendo cierta diversidad genética dentro del propio monocultivo, lo que puede suponer el evitar perder toda la cosecha en caso de alguna fitopatología no deseada. Por ello es importante que observemos las plantas descartando las más altas y estilizadas y seleccionando las más bajas y ramificadas.

maceta-alber-65-l-negraEn cuanto al substrato y abonado debemos proceder igual que con cultivos de exterior en macetas, teniendo en cuenta el tamaño y forma de las macetas. Por ello es conveniente utilizar macetas cuadradas para aprovechar mejor el espacio, el tamaño de éstas dependerá de la técnica que hayamos utilizado, por ejemplo, en caso de un cultivo que parte de semillas o un mar de esquejes o enmallado, …

Podemos realizar nuestro cultivo mediante sucesivos trasplantes a contenedores cada vez mayores, utilizando substratos acondicionados para la fase de crecimiento y otros acondicionados para la fase de floración. Esta técnica se inicia en contenedores pequeños de 7×7 cm, donde se siembra dos simientes (de una misma variedad) para asegurar que al menos una germine. Al cabo de unas semanas ya podemos realizar nuestro primer trasplante a un contenedor mayor, siempre con el cuidado más absoluto para evitar que se dañe el pan de raíces y pueda sufrir estrés postrasplante en demasía. Podemos realizar tantos trasplantes como veamos convenientes, haciendo un máximo de dos trasplantes en crecimiento, y debiendo realizar el último justo al iniciarse la floración.

Las mayores ventajas de este sistema de trasplantes continuos es evitar la problemática de las fertirrigaciones, que luego veremos, restando tan sólo como única labor del cannabicultor regar las plantas y mantener húmedo el substrato. Como contras se presentan el transporte y manejo de los substratos y abonos orgánicos, y su elaboración, en caso que no se puedan conseguir en grows. Suelen pesar y/o abultar demasiado por lo que supone un problema para pasar desapercibido su transporte, al mismo tiempo que si no conseguimos mezclas de substratos ideales en comercios nos vemos casi obligados a elaborar nuestra propias mezclas: una para crecimiento y otra para floración (todavía no he encontrado en ningún grow un substrato sólo para la fase de floración). Otro inconveniente es que hay que tener contenedores de tantos tamaños como trasplantes realizados.

MEZCLA:

1.- Substrato para crecimiento: 50 % de un substrato comercial de mezcla de Turbas pura, sin enriquecer, más 40 % de lombricompost, ó lo que es lo mismos humus de lombriz, más un 10 % restante de perlita o vermiculita, que son minerales de arcillas expandidas.

2.- Substrato para floración: 50 % de un substrato comercial de mezcla de Turbas pura, sin enriquecer, más 20 % de lombricompost, ó lo que es lo mismos humus de lombriz, más un 10 % de perlita o vermiculita, que son minerales de arcillas expandidas, y el restante 20 % de guano de murciélago o murcielaguina.

esquejes2Otra manera de realizar nuestro cultivo es la de realizar un solo trasplante a la maceta definitiva donde terminará siendo cosechada. Hay que saber que la planta de cannabis, al igual que otras especies de plantas, tiene la característica de poseer un potente sistema de raíces (raíz pivotante), que es capaz de colonizar el substrato y toda la maceta en un período muy corto, al tiempo de agotar los nutrientes con la misma facilidad, tanto por el propio consumo de la planta como por los sucesivos lixiviados provocados al regar.

Este problema con las raíces puede conllevar incluso hasta la muerte de la planta por asfixia radicular, lo que se hubiera evitado al realizar sucesivos trasplantas, ya que las raíces siempre tienen tierra nueva que colonizar. También, debido a la esquilmación de los nutrientes del substrato, hay que proceder a la fertirrigación con abonos líquidos orgánicos, que suelen tener, no siempre, además de malos olores un pH demasiado alto, esto puede provocar sucesivos bloqueos por antagonismo de nutrientes necesarios, lo que puede conllevar a un final del cultivo casi agonizante para parte de las plantas, ya que apenas les quedan recursos para poder finalizar de forma adecuada la floración. Muchos cannabicultores deciden rebajar el pH de la disolución del abonado licuado con Lactobacilus Acidofilus, con limón, con vinagre de manzana, con mezclas ácidas de microorganismos, …., que estabilizan el pH de forma muy “light”.

Sea cual sea la forma que se elija de cultivar las plantas, con métodos ecológicos las plantas y los paladares de los miguelcannabicultores lo agradecerán.

En cuanto a las plagas más comunes con la araña roja y los trips, ambos suelen aparecer por sucesivos desequilibrios hídricos de los substratos, hay que mantener siempre el substrato húmedo. Se pueden tratar con pulverizaciones de preparados con neem, rotenona o piretrina natural. Ojo con la rotenona que puede aumentar el potencial biótico de la araña roja y obtener el resultado contrario, también en condiciones de mucho calor y con dosis demasiado elevadas puede provocar quemaduras en las plantas. En cuanto a las enfermedades criptogámicas cabe destacar el moho gris o botritys, que podemos tratar con pulverizaciones de decocción de cola de caballo cuando las luces estén encendidas y durante tres días seguidos, al tiempo de regular la aireación ventilación del habitáculo de cultivo que seguro será inadecuada.

Por Miguel Gimeno

por -
4 19.390 vistas

Las plagas y enfermedades son los mayores problemas que nos podemos encontrar en cualquier cultivo y plantación, ya sea de plantas, hortalizas, árboles, etc. Es recomendable prestar mucha atención a ello ya que algunas pueden llegar a matar la planta, así que es muy importante conocer las que más pueden afectar a cada una de ellas para poder combatirlas en cuanto veas que comienzan a aparecer.

Aunque en menor medida, las plantas de interior también se ven afectadas por plagas y enfermedades, menos que si estuvieran en el exterior ya que están más protegidas pero aún así no se libran de las que pueden entrar en casa. Cuando no cuidas las plantas como debes, se verán más afectadas tanto por enfermedades como por plagas. Toma nota de las más comunes en las plantas de interior:

– Cochinilla: esta plaga chupa la savia con una capa cerosa y afecta especialmente a cactus y plantas suculentas. Sus principales daños son malformaciones tanto en los tallos como en las hojas, y para poder combatirla deberás utilizar un insecticida que tenga cryptolaemus, tiocloprida, acetamiprida, aceite de plantas o ácidos grasos.

 – Insectos escama: pueden ser blandos o más rígidos y atacan a gran parte de las plantas de interior. También chupan la savia de las plantas y están cubiertos por escamas protectoras circulares. Para acabar con ellos debes rociar la planta con productos que tengan acetamiprida, tiocloprida, aceite de plantas o ácidos grasos.

– Mosca blanca: tanto la mosca como sus ninfas verdosas atacan a las plantas de interior chupando su savia, segregando después una melaza azucarada que atrae a otras plagas como la negrilla o la fumagina. Puedes combatirla utilizando la avispa parasitaria o rociando con un insecticida adecuado.

– Moho gris: la planta se ve recubierta de un moho gris esponjoso que pudre el tejido vegetal, haciendo también que los las flores se vean con manchas marrones. Esta plaga aparece especialmente cuando las plantas no están bien aireadas, así que tendrás que ventilar bien la casa a diario y regar por las mañanas para que haya menos humedad ambiental.

Fuente Jardín Plantas

por -
1 1.320 vistas

Darkbox es un armario que encaja en cualquier bolsillo, posiblemente estamos hablando del más económico del mercado, claro, con un mínimo de garantías.

Ya no tienes excusa para no tener tu armario de cultivo, los armarios Darkbox tiene una calidad aceptable a un precio muy muy interesante y además, el fabricante te da varias propuestas de tamaño para que pueda acoplarse a tus necesidades de cultivo.

Los armarios Darkbox están diseñados para un cultivo eficiente, los materiales utilizados en su fabricación son especiales para éste tipo de empeño y sus oberturas están creadas para una mayor comodidad del usuario.

Armarios Darkbox disponibles en diferentes tamaños, DB60, DB80, DB100, DB120, DB240, DR300

Dark Box cuenta con un interior (Silver) altamente reflectante. Como es natural, este material presenta también todas las propiedades habituales y características de gran calidad.

Son invernaderos muy robustos y resisten incluso al desgaste más intenso.

Presentan un grado de reflexión de la luz mayor que el de cualquier sistema de cultivo del mercado.

Gracias al interior plateado se produce no solo una mayor reflexión de la luz, sino también, en todo momento, una mayor reflexión térmica.

Comprar Armario Darkbox

Comprar Kit Darkbox completo

 

 

por -
2 2.521 vistas

Durante más de una década visitando cultivos, uno acaba extrayendo la esencia que cada uno de ellos esconde.

Siempre se extraen conclusiones de cada nuevo cultivo que se visita, y el aprendizaje es gratamente ….. interminable.

Mi cannajardín favorito yo diría que son todos, ya que los cannabicultores se esmeran día a día en mejorarlos cualitativa y productivamente. Indudablemente en este artículo no cabría hablar de todos ellos, por eso he decidido hablar de cinco modelos que aglomeran varias posibilidades que se dan en cannabicultura:

  1. Cultivo en terrazas-balcones.
  2. Cultivo en jardines-parterres.
  3. Cultivo en huerto.
  4. Cultivo en invernadero.
  5. Cultivo en indoor (interior con luz artificial).

  1. Cultivo en terrazas-balcones

Mao, junto a su marido Killo, llevan una década cultivando cannabis, y alrededor de 6 en su terraza de 60 m2. Al principio sus producciones, aunque de buena calidad, se reducían a unas cuantas cajas de zapatos, que apenas les autoabastecía hasta llegar la primavera. Una de sus mayores preocupaciones era la de poder conseguir un suministro que perdurara toda una temporada. Para ello aumentaban el volumen de los contenedores, cambiaban tierras, utilizaban diversos abonos para floración y otros tantos para el crecimiento…. Pero el tiempo y largo caminos recorridos trajo sus frutos y, así, lograron hallar la técnica adecuada para alcanzar su fin: “consumir cannabis de calidad durante todo el año”.

Mao y Killo cada año al llegar la primera van a recoger tierra de huertas ecológicas. Sus varios años de cultivos, les han enseñado que aunque sea en una proporción pequeña ha de haber presencia de la fracción mineral de la tierra. El problema de la tierra de campo es que es muy pesada y en cultivos donde hay varias grandes macetas, la recogida y traslado supone un trabajo pesado extra que muchos prefieren no hacer, pero si se hace mejora la calidad de la mezcla final del sustrato en el que se va a cultivar.

La mezcla se compone de 1/2 de substrato comercial ecológico, 2/6 de humus de lombriz adquirido en su grow de confianza, y 1/6 parte de tierra arcillosa. La arcilla contraresta la paulatina pérdida de capacidad de retener agua por parte de los substratos comerciales, sobre todo los que contienen turba y coco, al mismo tiempo también absorbe más nutrientes y favorece la formación del complejo húmico-arcilloso, tan beneficioso a la hora de un aporte correcto y equilibrado de nutrientes.

En un principio siembran diversas semillas en bandejas a mediados de Mayo. Una vez nacen las plántulas las mantienen en contenedores cuyo tamaño aumentan cada mes. Al tiempo que las plantas van manifestando su sexo van eligiendo aquellas que van a cosechar y rechazando el resto. Justo al iniciar la floración realizan el último trasplante a la maceta definitiva. Para este último trasplante la mezcla de tierra en lugar de 2/6 partes de humus de lombriz, añaden sólo 1/6 parte y la otra 1/6 parte la añaden de Guanakalong (murcielaguina).

Cosechan alrededor de 16 plantas en macetas, que les dan sobre 2 kg de marihuana para todo el año. Pero esto no es suficiente, además realizan cultivos de invierno y de floración florzada durante la primera con los que llegan a completar los 3 kg que de media consumen anualmente.

La alimentación que les proporcionan a las plantas consiste en abonados líquidos semanales con abonos de crecimiento de la marca B’Cuzz durante la fase de crecimiento, y de floración para la susodicha fase. Lo único que no hacen ecológico es rebajar el pH del abono una vez diluido en agua, que lo hacen con ácido, ya que aseguran en maceta es más que frecuente sufrir bloqueos de nutrientes por una elevada concentración de sales, debido en gran parte a un elevado pH.

  1. Cultivo en jardines y parterres.

Pero para cultivos bonitos los cultivos en jardines y parterres. Entremezclados entre verdes acantos, adelfas, tamarix, entre el colorido de flores de agapantos, nardos, crisantemos, rosas, geráneos, …, entremezclando aromas con mentas, salvias, romeros….

Buena y Chel son dos enamorados y amantes de las plantas. En su bello jardín lo que más destaca para todo cannabicultor indudablemente es el verde cannabis de sus jardineras y rocallas. Su forma de ver el mundo de las plantas es apasionado y admirable. Tienen mano y les gusta, por doquier aparecen en todos los rincones restos de esquejadas de Kalanchoes, rosas, junto a tierra derramada por el suelo, guantas, tijeras…

Ellos cultivan cannabis solo durante la temporada, es decir, de Junio hasta cosecha, y durante el invierno en los lugares donde plantaron cannabis el año anterior, entonces siembran plantas de flor de invierno.

La tierra que tienen en su parterre la eligió Chel cuando estaban realizando extracciones de tierra en una urbanización próxima que se alzaba sobre antiguas tierras de huerta. Chel conocedor de ello, se dirigió al operario del remolque y por solo 20 € le trajeron un cambión de 15.000 kg de la mejor tierra de huerta, y asegura que ya hacía más de 5 años que no se cultivaba, por lo habrían desaparecido casi por completo los residuos procedentes de abonados y tratamientos fitosanitarios químicos.

Cada vez que siembran una planta, sea de la especie que sea, aportan compost que ellos mismos elaboran, cuando se trata de cannabis el aporte viene siendo de unos 10 Kg por planta, en caso de otras plantas indudablemente el aporte disminuye a unos meros 2 kg por planta. Su compost está elaborado con los restos de césped y trébol blanco que son las plantas tapizantes del jardín, al que le añaden todos los restos orgánicos de la casa, restos de poda previamente triturados, así como estiércol de conejo de un vecino, ya que así además de equilibrarse la mezcla se acelera y mejoran los procesos de compostaje. Al compost, además, le añaden polvo de alga lithotame, fosfatos naturales o harina de huesos hidrolizada, con ello logran mejorar el compost para la formación de flores, que es lo que más les gusta cultivar, al propio tiempo que engorda y mejora la calidad de los cogollos.

Durante el crecimiento realizan purines de ortiga con los que pulverizar las plantas para prevención de patologías, también abonan con los lixiviados recogidos (líquidos que exhuda la materia orgánica en descomposición) durante la elaboración del compost. Llegan a producir anualmente alrededor de 210 litros de compost maduro de primera calidad y unos 70 litros de lixiviados o humus líquido.

Durante el crecimiento y cada semana o semana y media abonan con los lixiviados en una concentración de 1/15 (1 litro lixiviado por 15 litros agua), mientras que para la floración realizan purines de consuelda (planta con gran contenido en Potasio) para realizar las fertirrigaciones.

Su producción rondea los 3’5 kg anuales, lo que consiguen con 10 ejemplares procedentes de esquejes. Con ello cubren todo el año y no necesitan de recurrir al abusivo e insalubre mercado negro.

  1. Cultivo en huertos.

Cultivar cannabis entre hortalizas es realizar una simbiosis entre plantas, es decir, que la presencia de una planta mejore la calidad de vida de la otra y respectivamente. En un principio el cannabis se ha utilizado en agricultura, además de producir resistentes fibras y alimentos, para abrir suelos pesados, para eliminar malas y hierbas y mejorar la calidad de los cultivos sucesores, peró además para evitar plagas. Tiene la virtud de ahuyentar al grillotopo o alacrán cebollero (grillotalpa grillotalpa), evita el desarrollo de mildiu en la patata y repele a la mariposa blanca de la col.

Yon es de esos apasionados de la agricultura ecológica que sabe que la interacción entre las diversas especies es vital para la mejora genética. En su finca podemos encontrar cientos de especies entre vegetales y animales, y el resultado de la unión de sus fuerzas son una tremendas aromáticas flores, sabrosas hortalizas y frutas, …. y una potente y exquisita marihuana medicinal. Todo lo que realiza en su huerto viene siguiendo los impulsos cósmicos, es decir, siguiendo los pasos del calendario lunar. Con ello armoniza su huerto y el resultado, para aquellos que lo conocemos, salta a la vista y,…, al olfato.

Como no podía ser de otra forma su agroecosistema cerrado le lleva al casi total autoabastecimiento, por lo que el compost, como no, es casero. Realiza una mezcla de compost con todos los desechos orgánicos de la finca no aprovechables para otra cosa: restos de podas, de malas hierbas, de estiércol animal (gallinaza y de conejo), de hortalizas, de la casa,…, y además lo mejora con fertirrigaciones con purín de ortiga y de consuelda, con infusiones de manzanilla, diente de león, milenrama. Con las plantas sigue el mismo tratamiento, además de abonados con humus líquido casero cada dos semanas, también practica la fitoterapia, o sea, que trata sus plantas con preparados hechos con otras plantas para favorecer un armonioso crecimiento y desarrollo de su huerto. No trata las plantas contra plaga alguna, lo que hace es reforzar y fortalecer sus defensas.

Cultiva las marías entre tomateras, berenjenas, pimientos, lechugas, fresas, …, así todo sabe mucho mejor. Sus cosechas rondan los 2 kg de yerba anual, que para él es más que suficiente según me asegura. Cultiva alrededor de 6 plantas previamente seleccionadas por su sexo y variedad.

  1. Cultivo en invernadero.

En casa de los Peris la cosa cambia. Ahí son tres los miembros consumidores por lo que la cosecha anual debe de alcanzar mínimo los 5 kg anuales, lo que supone para ellos, además de un reto, un grave riesgo ya que en caso de incautación el desmostrar que todo lo producido es para el consumo propio se hace más difícil en grandes cultivos familiares.

Debido a la existencia a pocos metros de una transitada carretera comarcal que pone en riesgo la discreción del cultivo, los Peris cultivan en un invernadero de unos 10 metros de largo por 2 de ancho y 3 de alto, está cubierto por una malla de sombreo (del 15 %) que dificulta la visión aréa, ya que además su casa está ubicada en un punto negro de la carretera donde hay contínuos accidentes y visitas del helicóptero aéreo de tráfico. El invernadero está dotado de riego localizado y de 6 cajoneras de 50 cm de alto por 1,5 metros de largo y 1 metro de ancho, vienen a cultivar sobre una planta por cajonera, lo que hace un total de 6 plantas. Durante el invierno realizan abonados en verde, es decir, cultivan en unas cajoneras avena-veza, en otras trébol, y en otras alfalfa, que siegan e incorporan para mejorar la calidad de la tierra. Luego, durante los meses de Marzo y Abril, abonan con lombricompost de conejo, de excelente calidad.

Llegado el final de Mayo ponen las plantas hembras previamente seleccionadas en su correspondiente cajonera. Le añaden en el agujero de transplante además de humus de lombriz comercial, micorrizas y polvo de diatoméas, luego trasplantan las plántulas. Cada mes hasta inicio de Agosto, realizan podas de formación en las matas para evitar que las puntas alcancen los límites del invernadero y se rocen los cogollos con la malla de sombreo, ya que se destrozan y quedan inservibles e infumables.

Los Peris afirman que en el invernadero hay que tener un mayor control con las plagas, ya que de instalarse una es más difícil de erradicar que si se cultiva a cielo abierto. Para ello realizan pulverizaciones cada dos semanas con extracto de piretrina natural bien diluido, y hasta que llegue la floración, entonces el tratamiento se centra en los cogollos y se pulveriza una disolución de bacillus thurigensis combinado con piretrina.

Cada semana realizan fertirrigaciones con humus líquido comercial durante el crecimiento, y llegada la floración utilizan alternamente abonos de crecimiento con abonos de floración, realizando un abonado por semana hasta que faltan dos semanas para cosechar, momento en el que interrumpen el suministro de abonos líquidos.

  1. Cultivo en indoor –interior con luz artificial-.

Aunque el cultivo en interior con luz artificial no se puede considerar como cultivo ecológico, si son muchos los cannabicultores de ciudad que, no teniendo otra forma de autoabastecimiento, recurren al mismo como única fuente posible. Por ello no podía finalizar este artículo sin hablar de Paisan. Paisan es un amante de la ciudad pero también de la naturaleza y lo natural. En su piso de 70 m2, tiene su pequeño rincón donde nutre su despensa anual de cannabis de calidad.

Tiene colocadas dos lámparas de Na (Sodio) de 600 Wattios en una zona de 3 m2, que siempre están en floración, y luego tiene un habitáculo de 2 m2 para madres, esquejadas y crecimiento. Y en ellos realiza tres cosechas al año entre los meses de Septiembre de un año hasta el de Junio del año siguiente, ya que durante los meses de verano interrumpe su cultivo debida a la excesiva temperatura que alcanza el habitáculo de cultivo. Como el tiempo apremia y la producción también hay que dar entrada a la agudeza para mejorar todo lo posible los factores producción y calidad.

Paisan realiza pues tres cosechas contínuas en su indoor, la primera la recoge justo antes de Navidad, la siguiente para Marzo, y la última justo antes de la llegada del verano. Llega a obtener una media de 0,8 gr por watio por cosecha, o sea 800 gramos, que dan un total de 2.400 kg al año. Aunque la media sea de 0,8 es algo inferior en la última cosecha debido al calor, y bastante superior en las dos primeras, llegando a superar 1,2 gramos por watio en algunas ocasiones.

Cada cosecha se realiza con 16 plantas cultivadas con la técnica del enmallado, que asegura es la más productiva de las técnicas por él probadas. Las variedades las va seleccionando buscando parámetros análogos por fenotipo pero distintos de genotipo, es decir, busca plantas que tengan un mismo tamaño y floración (igual inicio y finalización, así como tamaño y forma), pero con distinta genética para evitar cultivos monovarietales, más dados a ataques masivos de plagas con carácter fulminante.

Además de cuidarlas con mucho mimo y con música clásica, realiza fertirrigaciones semanales con abonos comerciales, asegura haber probado con gran agrado la línea ecológica de Biocanna, Plagron (Terra grow y terra bloom), y Hesi, y afirma que con las tres líneas las oscilaciones han sido mínimas, aunque destacad de los tres Hesi. Como semillas Paisan le encanta la genética de Paradise Seeds, también las legendarias de Sensi Seeds.

A todos los cannabicultores que día a día mejoran sus conocimientos propios y los de la cannabicultura en general, gracias por seguir cultivando…., por seguir luchando.

 NOTA: Los nombres utilizados para los cannabicultores son ficticios para mantener su identidad en el máximo anonimato posible.

 MIGUEL GIMENO

miguegimeno@hotmail.com