Etiquetas Posts etiquetados con "Internacional"

Etiqueta: Internacional

por -
0 243 vistas
Sesión Especial de la Asamblea General sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS) Foto ONU: Manuel Elias

La semana pasada se celebró la especial Conferencia de las Naciones Unidas sobre las drogas y aunque el documento final no incluía las palabras “no incriminación” todo el mundo entendió que ésta no es una solución.

Lo más importante que se puede deducir del nuevo documento consensuado es que determina que existe la posibilidad de que cualquier estado pueda establecer su propia política de drogas. Los Estados miembros ya no podrán esconderse detrás del argumento de que “hemos firmado la Convención de las Naciones Unidas”. El nuevo documento en realidad permite a los estados actuar como consideren oportuno en este campo sobre su ejecución y tratamiento de abuso.

“La penalización no es la solución”

En la asamblea mundial los países más liberales instaban a políticas más liberales mientras que los más conservadores hablaban del daño de las drogas. Lo que si se constató en casi todos los países fue que la persecución y criminalización no es la solución.

Kofi Annan, dijo que “en el pasado no sabía cuantas victimas existían por las drogas, pero si sabía la enorme cantidad de victimas que se habían creado por la guerra contra las drogas”.

El documento fue aceptado por consenso, y no compromete en absoluto a ningún estado, el mismo documento incluye la opción de dejar a cada nación miembro llevar a cabo sus propias políticas independientes. Por ejemplo, Canadá anunció que legalizará la marihuana recreativa en 2017. Países como Jamaica, la ven como parte de su cultura y dijeron: “vinisteis y decidisteis que nuestras costumbres son ilegales”.

“En última instancia, existe la expectativa de que los países donde las drogas son ilegales, vayan más en la dirección hacia la atención de la salud, los derechos humanos e incluso si no hay un cambio sustancial en la propia legislación”, añadió Sandberg de la representación israelí, quien dijo también que cree que en los próximos meses en Israel pasará un proyecto de ley sobre la no penalización en una votación. “Vamos a promover el tema de las drogas en el comité de la Knesset”, concluyó. “Tengo grandes esperanzas de que pronto podamos ver un cambio en Israel con las leyes de marihuana, sin duda esperamos ver un cambio“.

por -
0 470 vistas

La marihuana es ilegal por cualquier razón bajo la ley federal estadounidense, pero sus estados han experimentado con audacia para permitirse su uso de todas formas, a partir de California hace ya 20 años.
Algunos estados han legalizado la marihuana con fines médicos; otros han eliminado las sentencias de cárcel por llevar pequeñas cantidades; y algunos permiten a los adultos mayores de 21 años utilizarla por cualquier motivo.

He aquí un vistazo a los estados con marihuana legal, así como la evolución de legalización en otros países:

LEGAL para uso médico

Ocho estados permiten a las personas con ciertas condiciones médicas utilizar la marihuana, de acuerdo con el Marijuana Policy Project, grupo pro-legalización que rastrea las leyes estatales de marihuana.
Arizona, Illinois, Michigan, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México, Pensilvania y Vermont tienen cada uno sus propias listas de dolencias para que los pacientes pueden usar el cannabis con recomendación médica.
El fármaco no puede ser prescrito legalmente en cualquier estado, debido a que no se ha aceptado el uso médico bajo la ley de drogas federal. Sin embargo, algunos médicos están dispuestos a recomendar bajo ciertas condiciones.

LEGAL sI no es muy potente

Diecisiete estados, muchos en el sur, han aprobado leyes que abren la puerta al uso de marihuana, siempre y cuando el fármaco sea extremadamente bajo en THC, el ingrediente intoxicante. Las leyes han surgido en los últimos tres años después de la publicidad acerca de niños con convulsiones severas que se benefician de aceites derivados del cannabis.

Activistas de la legalización de la marihuana a menudo hacen caso omiso de las leyes por tener tantas advertencias en el medicamento que no se utilizan Las leyes, todavía violan la ley de Estados Unidos y, existen en Alabama, Florida, Georgia, Luisiana, Iowa, Kentucky, Mississippi, Missouri, Carolina del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia, Wisconsin y Wyoming.

NO es legal pero no te llevan a la cárcel

Cinco estados han eliminado la posibilidad de penas de cárcel para las personas atrapadas con pequeñas cantidades de marihuana. Eso significa que el cannabis no es legal para uso recreativo, pero la gente que fuma por uso lúdico no puede ser puesta entre rejas. Esos estados son Mississippi, Missouri, Nebraska, Carolina del Norte y Ohio.

Combinación de las anteriores

Unos pocos estados han aprobado tanto el consumo de marihuana por personas enfermas y eliminado sentencias de prisión para los usuarios recreacionales. Uno de ellos es California, cuyos votantes aprobaron la primera ley de marihuana medicinal de la nación en 1996. Otros son Connecticut, Delaware, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nevada y Rhode Island.

Legal para los adultos mayores de 21 años

Cuatro estados y Washington, DC, permiten la posesión de marihuana en pequeñas cantidades para los adultos mayores de 21 años por cualquier motivo. Ellos son Alaska, Colorado, Oregon, el estado de Washington y la capital del país Washington DC.

Leyes Internacionales de marihuana

bikini-girl-showing-her-weed-plantLa posesión de cannabis es ilegal en la mayoría de los países bajo un tratado de 1925 llamado la Convención Internacional del Opio. Pero al igual que en los EE.UU., algunos países ya sea incumplen el tratado o no lo cumplen

Los partidarios de la legalización consideran la posesión legal o tolerada en Argentina, Bangladesh, Camboya, Canadá, Chile, Colombia, la República Checa, India, Jamaica, Jordania, México, Portugal, España, Uruguay, Alemania y los Países Bajos.

Cada país tiene muchas advertencias y algunos consideran al cannabis tan ilegal como la heroína, pero no hacen cumplir la prohibición. Otros, como Uruguay y los Países Bajos, permiten su uso recreativo.

por -
0 260 vistas

Miles de líderes mundiales, incluyendo candidatos a la presidencia y grandes celebridades, firmaron esta nueva carta para pedir una reforma radical sobre drogas. Bernie Sanders, Hillary Clinton o el rapero Busta Rymes entre otros, quieren liberar la marihuana.

La noche anterior al primer encuentro de los miembros de la ONU, en casi 2 décadas, para tratar el tema de las drogas, mas de 1000 líderes firmaron esta carta para pedir “reformas reales” en las políticas de drogas.

Ban Ki-Moon, Secretario General de la ONU, es el destinatario de esta carta, la cual posee firmas de ex-presidentes, celebridades, académicos y hasta de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Es un grupo muy diverso pero con una meta común: Terminar la (inútil) guerra contra las drogas.

             “La guerra contra las drogas ha fallado. Miles de familias han sido estruidas y demasiada gente ha entrado en prision por crimenes no vilentos.” Decía el portavoz de Sanders al periódico americano The daily best.

Pero no esta sólo. He aquí parte de la carta:

            “El regimen de control de drogas que ha emergido durante el último siglo a demostrado causar desastres para la salud mundial, la seguridad y los derechos humanos” dice la carta. ” Familias han quedado destrozadas y demasiados han ido a la cárcel por crímenes no violentos”.

Esta no es la primera vez que se escribe una carta como esta, sin embargo, Ethan Nadelmann espera que esta sea diferente:

         “La influencia y diversidad de los líderes que firman esta carta no tiene precedencia” dijo Nadelmann.

“Nunca antes a habido tantas voces respetables juntas pidiendo reformas fundamentales en las políticas de drogas”

El miembro de la Cámara de Representantes Earl Blumenauer (D-Portland), pionero en la guerra contra las drogas, es igual de positivo. Elegido para la Cámara de Representantes de EE.UU. en 1996, estuvo expuesto a los negativos efectos de la prohibición de la marihuana en Oregon años antes.

           “No tenía sentido para mí penalizar algo que es menos peligroso que el tabaco “, dijo a The Daily Beast.

  “Mi evaluación es que se han creado una gran cantidad de problemas que son absolutamente innecesarios e injustificados.”

En cuanto al próximo presidente, confía en que sea Sanders o Clinton y que mantendrían la reforma de las drogas alejada de caer en la cuneta.

Hasta entonces, la carta sirve como un punto de referencia del progreso, al menos en el cambio de mentalidad.

 “La humanidad no puede permitirse una política de drogas en el siglo 21 ineficaz y contraproducente como en el siglo pasado”, dice la carta. “Se necesita una nueva respuesta global a las drogas, basada en la ciencia, la compasión, la salud y los derechos humanos”.

por -
1 375 vistas

Todo comenzó décadas atrás entre los estudiantes de California, cuando se convocaban cada tarde –a las 4:20- como hora y consigna para fumarse unos porros. La hora pasó a ser una fecha insignia, y así el día 20 del mes 4, comenzó a ser festejado primero en California y luego en la costa oeste, para derivar al resto de Norteamérica, una fiesta a la que millones de estadounidenses se aplican concienzudamente.

Despues de la fiesta, de inmediato se sumó el marketing estadounidense, que para esta fecha tiene desde los insumos más básicos para fumar marihuana, hasta las ropas más sofisticadas y –de reciente data- tecnologías aplicadas para las más diversas actividades referidas al cannabis. La revista especializada “The 420 Times” que se edita en Burbank, al este de Los Ángeles, ofrece además desde descuentos para compradores en los establecimientos legales del ramo, hasta convocatorias para movimientos en pro de la legalización en los Estados donde aún está prohibida.

El foco central de festejo, en California, es la Universidad, donde cada años miles de personas -12.000 en la última oportunidad- se dan cita a las 4:20 para fumarse unos porros. Este año sin embargo se espera que el condado de Orange, en el sur de Los Ángeles, vuelva a convocar a miles de asistentes, en base a distintos eventos organizados por NORML, una ONG que recauda fondos para promover legalizar la marihuana en todo el país.

Los mejores cogollos a los mejores precios y activistas

420marijuanaHC1_1039Así se promocionan muchos de los locales de venta legal de marihuana en Estados Unidos, los beneficios preparados para la jornada. Hollywood es para muchos uno de los puntos clave del asunto, y ofrecen a los usuarios “variedades con hasta 30% más THC” (lo que garantiza efectos más potentes), además de “rebajas de más del 50%”, o las “variedades más fuertes de todo el Oeste americano”.

La jornada es también fecha para un importante día de acción de los activistas que exigen a Barack Obama cumplir con sus promesas electorales de cumplimiento de las leyes estatales para la marihuana medicinal. Si bien las leyes existen, hay numerosos casos de persecución policial, así como de eliminación de los dispensarios públicos que la venden, particularmente en las localidades más pequeñas.

Si bien los gobiernos locales expiden el “Pharmacy Card” para pacientes a los que se les permite consumir marihuana para aliviar enfermedades crónicas, que pueden ir del sida y el cáncer hasta el insomnio o el asma, los que se oponen al cannabis hacen campaña constante y vigilante para impedir cualquier derivación del sistema.

por -
0 259 vistas

El marketing de marca o branding se ha convertido finalmente una palabra de moda en la industria del cannabis, al igual que las empresas que buscan expandirse a través de la ciudad, el estado e incluso las fronteras internacionales.

En el pasado, muchos dispensarios, las tiendas al por menor, e incluso los productores confiaron principalmente en el boca-a-boca en sus comunidades locales, en sitios web como Leafly y WeedMaps, y en anuncios en los periódicos regionales alternativos para que sus nombres se dieran a conocer y esto funcionó bien cuando la industria era relativamente pequeña

Ahora, las barreras para el crecimiento están cayendo, y muchas empresas están tratando de averiguar cómo dar a sus productos nombre que resulten familiares a los más alejados del mundillo.
Varias empresas de marihuana medicinal planean extender sus marcas en nuevos mercados como Nevada e Illinois, por ejemplo, mientras que las empresas que trabajan sobre marihuanas recreativas en Colorado y Washington, ven las oportunidades en Oregon y Alaska.
Abrir una tienda o poner un producto en el estante de un estado(provincia en España) y que sea reconocible por los usuarios que viven en otros estados, es clave para el desarrollo de una estrategia de expansión con éxito, ya que la gente tiende a gravitar hacia lo que le es familiar.

Lo que es más, con más del 90% de las empresas de cannabis que esperan crecer este año, de acuerdo con la información relacionada con los negocios sobre el cannabis, proporcionada por Factbook, la marca se convertirá en algo esencial desde el punto de vista competitivo en el futuro.
“La marca es absolutamente esencial”, dijo Bruce Nassau, el co-fundador de Tru Cannabis, una empresa que es propietaria de cinco tiendas de ocio y dispensarios en Colorado. “Todo nuestro trabajo dejar satisfechos a los clientes”

El ‘Modelo de Walgreen’

Sobre Bruce Nassau – antes de la compra de las tiendas conocidas bajo el sello Tru Cannabis, era dueño de una empresa llamada Servicios Telecrafter, la cual, se dedicaba a instalar y prestar servicio de televisión por cable en los hogares. Explicó como se extendió en todo el país después de trabajar duro en una campaña de marketing para la marca, en un intento para hacerla famosa en la calle.

Su plan funcionó. Pronto, todo el mundo en la industria de la televisión por cable, incluyendo ejecutivos de grandes compañías de cable, conocían el nombre y la reputación de Telecrafter. Esto le abrió muchas puertas, nos contó, y también le ayudó a aumentar los ingresos.
Eso es lo que quiere para sus tiendas de recreación y dispensarios, lo que él llama el “Modelo de Walgreen”, es decir, que todos los clientes del Tru cannabis de Denver puedan encontrar una tienda de Tru Cannabis en Seattle o Portland, en algún momento, saber el nombre, el logotipo, la reputación, y sentir cómodos en ellas.

descarga (18)Para construir la marca de la compañía, Nassau cambió el nombre de las tiendas de recreación y dispensarios que compró a Tru Cannabis, diseñó un logotipo que adorna actualmente cada tienda y ha estandarizado la experiencia del cliente por lo que cada tienda siempre dará un sentido de familiaridad a los clientes cuando entren por el puerta.
El logotipo no sólo ayudó con el reconocimiento del nombre, sino que también hizo caer los gastos de publicidad, ya que podría pagar un anuncio para las cinco tiendas en lugar de tener que comprar uno para cada tienda.

Nassau es la minoría, a pesar de que el número de propietarios de negocios en el espacio de cannabis haya crecido mucho. Que Nassau sea minoría, se debe a que muy pocos saben cómo implementar una buena campaña de marketing de marca y encima existe una gran distancia entre los diferentes propietarios de los negocios debido a la infancia de la industria.

Adopción Temprana

Dixie elixires es una de las pocas empresas de comestibles elaborados con cannabis que ha creado una marca muy conocida en la industria, a pesar de que actualmente sólo ofrece productos en Colorado.

Como la publicidad en la industria del cannabis está restringida, los ejecutivos de Dixie utilizan una combinación de relaciones con la prensa, el marketing y el boca a boca para mantenerse fresco en la mente de sus clientes. La compañía también comercializa sus productos no sólo para los consumidores y los pacientes, sino también para los dueños de los dispensarios que lo venden, dijo Joe Hodas, director de marketing de Dixie.

descarga (19)Dixie trabajó con una agencia creativa para diseñar un logotipo, en un intento de construir su marca. Es también una presencia constante en la industria de las ferias, donde los ejecutivos de negocios relacionados con el cannabis se congregan, y sus ejecutivos han aparecido en programas de mucho respeto, sobre noticias nacionales, incluyendo “60 Minutos”.
Dixie espera que estos esfuerzos se verán recompensados tras expandirse en dos nuevos estados, lo cual que esperan hacer pronto.

Joe Hodas, un importante comunicativo y relaciones públicas de EEUU, dijo los siguiente cuando Dixie comenzó, y muy pocas empresas estaban haciendo marketing de marca.

“Nadie está haciendo nada para diferenciarse – todos eran propensos de caer en una bolsa de plástico”, dijo. “El envase es el apretón de manos inicial con el cliente.”

Mirada a la industria cervecera.

Las empresas de cannabis interesadas en la marca pueden mirar a otras industrias para ver ejemplos de lo que funciona.

La industria de la cerveza, en particular, ha hecho un gran trabajo de marketing de marca, dijo David Welch, el socio gerente de D | R Welch, un bufete de abogados que ayuda a las empresas a proteger sus marcas.
Los consumidores compran productos de Budweiser, por ejemplo, debido a que las latas tienen nombres reconocibles, logotipos y eslóganes en el lado, a pesar de que la mayoría de la gente no puede diferenciar entre esa cerveza y sus competidoras.

“Bud Light vende más cerveza que Miller Lite, y no es por el sabor”, dijo Welch.

Bud y otras compañías de la cerveza de larga data han desarrollado nombres y logotipos que los consumidores pueden reconocer fácilmente – y recordar.
Pero no es un proceso de la noche a la mañana, dijo Jared Mirsky, el propietario y fundador de Online marihuana Design, una marca y la agencia de publicidad que se sirve a la industria desde 2011. La mayoría de los dueños de negocios gastan demasiado tiempo en la construcción y el diseño de sus instalaciones con el objetivo de hacerlas muy funcionales y atractivas a la vista sin pensar en la comercialización de los mismos.

“Un montón de gente que entra y quiere trabajo escopetea”, dijo. “Pasaron todo este tiempo acumulando en tienda su cultivo, pero luego vienen y dicen ‘quiero un logotipo diseñado en 30 días.” Es que no es posible. Usted necesita tomar tanto tiempo haciendo esto como el invertido en la construcción de sus instalaciones “.

Una vez establecidos los nombres, logotipos y esfuerzos de marketing, las empresas de cannabis que logran alcanzar el éxito en el frente de marca podrían convertirse en líderes de la industria en un corto período de tiempo.

“A medida que esta industria se vuelve más madura, va a ser un problema más grande”, dijo Nassau, quien está “mirando algunas oportunidades” para expandirse en el noroeste del Pacífico. “Incluso si lo que desea es ser una empresa de buen tamaño dentro del Estado, esto de mirar afuera beneficiara su marca. Si estás haciendo bien tu trabajo, la gente dirá “estos chicos son grandes” con sólo mirar el nombre.

De Tony C. Dreibus

por -
1 963 vistas

‘Marley Natural’ será posible tras un acuerdo anunciado entre la sociedad inversora especializada en marihuana Privateer Holdings, con sede en Seattle, en el estado norteamericano de Washington, y la familia del músico, que murió de cáncer a los 36 años en 1981. “Mantenemos conversaciones con distribuidores en Israel y estamos tanteando opciones en Uruguay y los Países Bajos.

También tenemos en cuenta a mercados emergentes como España, Italia, Jamaica y la República Checa a medida que cambien las regulaciones”, explicó a Efe el portavoz de Privateer Holdings Zack Hutson. ‘Marley Natural’ es el primer intento de sacar adelante una empresa internacional dedicada a la comercialización legal de cannabis, y lo hace de la mano del mayor icono mundial del consumo de esta planta, Bob Marley.

“Los políticos finalmente lo han comprendido y me parece algo natural que mi padre sea parte de este proceso. Él fue uno de los impulsores del proceso y creo que estaría muy contento de que usemos su proyección para seguir adelante con el movimiento”, indicó en un comunicado la hija del compositor jamaicano, Cedella Marley.

En vida, Bob Marley fue consumidor de marihuana y un gran defensor de su despenalización y legalización, dos fenómenos que han cogido fuerza durante los últimos años en países como Uruguay, donde su consumo fue legalizado por completo este mismo año. Los ejemplos más recientes son los estados de Oregón, Alaska y el Distrito de Columbia, en Estados Unidos, que legalizaron el cannabis recreativo a través de sendos referendos el pasado 4 de noviembre y se unieron así a Colorado y el estado de Washington.  Fuente 20 Minutos

por -
0 923 vistas

Comenzó la reunión de la Comisión de Estupefacientes en Viena. Es inevitable el debate sobre un nuevo enfoque en la política global de drogas.

Ayer comenzó en Viena la reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) de Naciones Unidas, el cuerpo central de la ONU para la producción de políticas de drogas. Allí será inevitable la discusión sobre la necesidad de reinterpretar las políticas globales sobre la droga y buscar un cambio de enfoque de los tratados vigentes.

El cannabis está en el centro de la tensión en el sistema internacional de control de drogas, por ser la sustancia más consumida en el planeta y por las iniciativas que han surgido, a pesar del prohibicionismo global, para despenalizar su consumo y regular su mercado. A la mesa de la CND llegará un informe realizado por el Transnational Institute (TNI), llamado “Auge y declive de la prohibición del Cannabis”. El Espectador conoció el reporte y muestra algunos puntos claves:

Dudas sobre los tratados

Uno de los primeros estudios exhaustivos sobre el cannabis, cuya base científica no ha sido probada como falsa, es el Hemp Commission Report de 1894. Con base en estudios sobre las prohibiciones del cannabis en India en 1798, 1872 y 1892, el reporte decía que esos intentos han sido rechazados, sobre la base de que la planta crecía de manera silvestre casi en todas partes y que el intento por detener el hábito común de consumirla podría ser tomado como una provocación por la población local y podría llevarla a consumir intoxicantes más fuertes. El reporte concluía que el uso moderado de la hierba no produce efectos dañinos para la mente y que la sustancia no está vinculada al crimen ni la violencia.

Ese reporte fue ignorado por la Liga de las Naciones y luego la ONU durante al menos cinco décadas. Mientras tanto, por razones más políticas que científicas, creció la preocupación sobre el cannabis: en 1912 fue mencionado en la Convención Internacional del Opio, desde entonces entró poco a poco al control internacional hasta que en 1961 se firmó la Convención Única sobre Estupefacientes.

Hay muchas dudas sobre la base científica de la Convención Única, que es hoy el instrumento principal del sistema de control de drogas de la ONU. El informe del TNI explica que en la Convención el cannabis fue condenado como una droga con propiedades particularmente peligrosas y un valor terapéutico casi nulo, sin que pasara por “una revisión científica por expertos de la OMS sobre los requerimientos para la inclusión de cualquier sustancia psicoactiva en los parámetros de control de drogas”.

La Convención estableció que la abolición de su uso, la resina, los extractos y las tinturas del cannabis para propósitos no médicos debía darse en 25 años. A este instrumento luego se sumaron la Convención de Sustancias Psicotrópicas de 1971 y la Convención contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas, en las que se incluyeron restricciones a los componentes activos del cannabis y se estableció como un crimen el cultivo, comercio y posesión del mismo. Esos tres tratados, según la Oficina de la ONU para la Droga y el Delito, deben ser reinterpretados.

Coffee shops y otros dilemas

El prohibicionismo resultó en un incremento del consumo y la popularidad del cannabis. Además, dice el informe, produjo impactos negativos en la salud pública y la aparición de mercados criminales que soportan al crimen organizado y la corrupción. Mientras se afianzaba el control de drogas, surgían varias iniciativas distantes de la legislación internacional.

Desde 1970 en EE.UU. empezó la “revolución silenciosa” de la descriminalización. Aunque el gobierno actuaba como principal impulsor del prohibicionismo internacional, y aunque Nixon introdujo el Acta de Control de Sustancias —que ponía al cannabis al nivel de la heroína y prohibía su uso recreacional en el país—, varios estados descriminalizaron la posesión para uso personal.

En años más recientes se dio una expansión de la marihuana para fines médicos y recreativos en EE.UU., actualmente en 21 estados hay leyes para el uso medicinal y 14 la han descriminalizado. Washington y Colorado aprobaron en 2012 la regulación del cultivo, distribución y consumo de cannabis para propósitos no médicos, yendo mucho más allá de lo que permite la flexibilidad de los tratados de la ONU. Esto deja a EE.UU. en una posición contradictoria entre su apoyo a las políticas globales y sus políticas domésticas.

Desde los 70, Holanda se planteó legalizar el cannabis y retirarlo del dominio de la justicia criminal. Esa postura, que en todo caso se cuida de no violar expresamente los tratados, desembocaría 40 años después en los coffee shops, así como en la creación de clubes de cannabis en España y luego en otros países de Europa, y en la descriminalización en estados de Australia y países de Latinoamérica.

Uruguay es el ejemplo más revolucionario. El modelo estatal de regulación del mercado de cannabis, que allí fue aprobado, es, según el TNI, el más grande desafío al régimen de control de drogas de la ONU en toda su historia.

El informe dice que, “mientras las fracturas alrededor del consenso sobre el cannabis han estado creciendo en los años recientes, giros políticos hacia los mercados regulados… han resultado en un incumplimiento de los tratados y crearon un ambiente político en el que la discusión sería sobre revisar el régimen, o la relación de los estados miembros con este, no puede seguir siendo ignorada”.

¿Reformar los tratados?

Para reformar los tratados se necesitaría cumplir varios requisitos procedimentales y sortear muchos obstáculos políticos para alcanzar un consenso. Sin embargo, el informe contempla algunas opciones para un cambio de enfoque.

Martin Jelsma es el coordinador del programa Drogas y Democracia del TNI y está en Viena para el encuentro de la CND, y explicó a El Espectador que es difícil encontrar un consenso sobre estos temas, el camino de aprobar enmiendas en los tratados o renegociarlos es complicado y muchos países ni siquiera quieren intentarlo. “El desafío a mediano plazo es explorar opciones para modificar las obligaciones de los tratados para países individuales o para grupos. Existe la posibilidad de modificaciones inter se, por ejemplo, que países puedan acordar entre sí, sin afectar sus obligaciones en relación con otras partes de la Convención. En el caso del cannabis, un grupo de países afines podría discutir esa posibilidad”.

Lo mejor sería, para Jelsma, que del encuentro “salga una señal clara de que el “consenso de Viena” ya no existe mas y de que la Asamblea General de 2016 debe debatir abiertamente opciones de políticas alternativas, incluso opciones de revisar el sistema mismo de control de drogas de la ONU con sus tratados y agencias”.

Fuente ElEspectador

por -
1 647 vistas
Mujer fuma marihuana

-Varios países regulan la producción y distribución de una de las drogas más consumidas

-España, donde sube la persecución, va contra la tendencia mundial

Hace 20 años, a una funcionaria española partidaria de que se dejaran de prohibir las drogas se le ocurrió plantear, en una reunión en la ONU, “alguna opción más humana” para luchar contra la lacra del tráfico de estupefacientes. Automáticamente un diplomático se la llevó aparte. “Aquí estas cosas no se dicen ni en el cuarto de baño”, le espetó. Hoy, la misma funcionaria explica que dentro de la ONU ya circulan documentos internos que reconocen el fracaso de la prohibición para luchar contra estas sustancias.

El tabú se va esfumando. A nadie le parece ya una locura plantear la lucha contra las drogas (sobre todo cannabis) de una manera distinta de la empleada durante los últimos 50 años, desde que se aprobara en 1961 la Convención Única sobre Estupefacientes en la sede de la ONU en Nueva York. El perfil de los defensores de un cambio global también ha evolucionado. Al consumidor habitual y de izquierdas que acudía a las manifestaciones a favor de la marihuana hace unos años se le han unido una ristra de personajes ilustres: desde premios Nobel como Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez hasta el exsecretario de la ONU Kofi Annan, pasando por numerosos exmandatarios, alcaldes de grandes ciudades, actuales presidentes de países de América Latina o el ex secretario general de la OTAN Javier Solana. Plantear que los beneficios de la prohibición no han superado los costes ya no sorprende a nadie. “Lo más importante es que se ha legalizado el debate”, explica Xabier Arana, investigador del Instituto Vasco de Criminología. “Antes en el sector prohibicionista te decían que ni siquiera la hipótesis era válida. Ahora como mínimo ya te preguntan cómo se podría llevar a cabo”.

Un caso como el de Ámsterdam ha dejado de ser una excepción mundial, y la ola de países, ciudades y regiones que abogan por descriminalizar o incluso legalizar el consumo de marihuana se extiende por el mundo a un ritmo imparable. Una experiencia tan utópica hace unos años como el caso de Uruguay, donde el propio Gobierno se encargará de controlar la producción, distribución y venta de marihuana, es hoy una realidad y se sigue muy de cerca por todos los países del mundo, especialmente los de América Latina, donde la lucha contra la droga deja decenas de miles de muertos cada año.

Estados Unidos es uno de los mejores ejemplos del cambio global en la percepción del cannabis. En la cuna de la prohibición, donde se declaró en 1971 la “guerra mundial contra la droga”, ya hay 21 Estados en los que se permite la marihuana medicinal y en algunos, como California, la línea que separa el consumo terapéutico del recreativo es harto difusa. Colorado y Washington han ido más allá y en el primero ya se permite cultivar hasta seis plantas en casa y vender legalmente hasta 28 gramos de marihuana para uso recreativo. En Washington se permitirá este 2014. En la última encuesta Gallup sobre la legalización del cannabis, un 58% de los estadounidenses se manifestó a favor. La primera vez que se preguntó sobre el tema en la misma encuesta, en 1961, solo un 12% apoyaba la idea. El cambio de opinión se ha producido, además, a un ritmo de vértigo: un tercio de los que apoyan ahora la legalización se manifestó en contra hace tan solo tres años.

Algunos analistas en EE UU destacan la avalancha reguladora del cannabis, que cuenta con unos 162 millones de consumidores en todo el mundo, y el rápido crecimiento en todo el país. Solo las ventas de marihuana medicinal superaron los 150.000 millones de dólares en 2013 (110.000 millones de euros) y se calcula que en 2018 alcanzarán los 600.000 millones de dólares (438.000 millones de euros). Ya existe una universidad en Oakland, California, dedicada exclusivamente a los negocios relacionados con el cannabis e importantes empresarios hasta ahora ajenos a la materia apuestan por el sector, sobre todo después de que el fiscal general, Eric Holder, anunciara que no se actuará contra las iniciativas en Colorado y Washington, a pesar de que el cannabis sigue siendo ilegal en el ámbito federal. “Es un mercado gigantesco en busca de una marca”, aseguró el pasado junio James Shively, exdirectivo de Microsoft, en la presentación de su proyecto de crear el “Starbucks de la marihuana”, en el que invertirá inicialmente 10 millones de dólares (7,3 millones de euros). Acompañado del expresidente de México Vicente Fox, que apoya el proyecto, Shively advirtió del “momento histórico” que vive la marihuana: “Estamos ante la caída del muro de Berlín del cannabis”.

La nueva regulación en Uruguay también puede ser fuente de negocio. El Gobierno y varios laboratorios de Canadá, así como farmacéuticas de Chile e Israel han iniciado contactos con Montevideo para saber qué posibilidad habrá de comprar allí marihuana. Incluso se podría transformar el país en un polo de biotecnología y centro de investigaciones sobre el uso medicinal de la marihuana.

En Europa, donde históricamente no se ha criminalizado tanto al consumidor como en América Latina o EE UU, la tendencia reguladora es más moderada, pero también existe. En 2013 Suiza despenalizó la posesión de cannabis para uso personal; la capital de Dinamarca, Copenhague, pretende iniciar un plan piloto en el que el municipio producirá y venderá la marihuana y el distrito de Kreuzberg, en el centro de Berlín, planea instalar coffeeshops en el parque Görlitzer, uno de los espacios más castigados por el tráfico de drogas en la ciudad. Las voces de personalidades y expertos en derecho penal a favor de un cambio también son cada vez más numerosas e incluso el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, ordenó el pasado noviembre “revisar las políticas existentes en materia de drogas” en Reino Unido.

Además, existe el caso de Portugal, que despenalizó en 2001 la posesión de todas las drogas. El Ejecutivo portugués empezó a enviar a los consumidores a una comisión formada por psicólogos, trabajadores sociales y asesores legales que aconsejaban un tratamiento alternativo. Más de una década después, el modelo se considera un éxito y Portugal se encuentra en el puesto 18 de la Unión Europea en cuanto a consumo de cannabis, mientras que España es el tercero, según el Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías. “El caso de Portugal ha probado lo que se venía diciendo durante años y nadie escuchaba”, sostiene Araceli Manjón-Cabeza, exdirectora del Plan Nacional de Drogas y exmagistrada de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que después de combatir las drogas durante 20 años aboga ahora por la legalización.

España, donde el 80% de los condenados por tráfico de drogas lo son por casos de cannabis, actúa en contra de la tendencia mundial. El Gobierno, dispuesto a acabar con los clubes sociales de fumadores que han ido proliferando durante los últimos años, especialmente en Cataluña y País Vasco, prevé subir un 300% la sanción mínima por posesión —de 300 a 1.001 euros—, así como multar con la misma cantidad los cultivos privados de cannabis. “Nos retrotraemos a épocas pasadas como en el caso del aborto”, opina Xabier Arana. El Ejecutivo, además, prevé eliminar la posibilidad de sustituir la multa por un tratamiento de desintoxicación, algo que ha indignado a otros expertos y a asociaciones de toxicómanos.

El cannabis medicinal también es ilegal en España, y solo se permite prescribir un medicamento con sus componentes, el Sativex, en casos de espasmos en esclerosis múltiples. “Debería haber un acceso más directo para atenuar las dolencias de enfermos crónicos, falta de apetito, náuseas y otras enfermedades”, explica Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense y estudioso de los efectos terapéuticos de la marihuana.

Los expertos consultados creen que una legalización o despenalización no aumentaría el número de consumidores, sino al revés. “Para un joven de 15 años es más fácil comprar una pastilla de éxtasis o hachís que una caja de barbitúricos o una botella de vodka”, mantiene Manjón-Cabeza. “Señal de que si algo está regulado está más controlado”.

Los líderes mundiales aguardan con expectación la reunión especial de la Asamblea General de la ONU que se celebrará en 2016 para tratar el tema de las drogas, y en la que muchos esperan que el organismo dé un paso al frente. “Puede pasar cualquier cosa”, explica Manjón-Cabeza. “Teniendo en cuenta los cambios de los últimos dos años, cualquier pronóstico es arriesgado”.

Publicado El Pais

 

por -
0 1.428 vistas
Marihuana mercado

En los Estados Unidos, según informes académicos y de prensa, van en vertiginoso aumento los cultivos de marihuana, en especial en los lugares donde está permitido. Continúan siendo inmensas las cantidades de este producto que penetran por las fronteras permeables, pese a las cuantiosas inversiones que se hacen para fortalecer los entes policiales en esas zonas limítrofes. La ONU informa que en los países de tránsito, este tráfico genera entre el 20% y el 25% de sus ingresos, en tanto que menos del 1% del total de ventas al por menor llega a los cultivadores en la región andina. Estima que el tamaño de los mercados de las drogas ilícitas es inmenso, siendo las ventas a minoristas de aproximadamente US$320.000 millones. El mismo informe calcula que en Hispanoamérica los ingresos anuales por cuenta de las drogas ilícitas rondan los US$150.000 millones, que sería un tanto menor a la mitad del volumen mundial. En total, con datos al 2003, un equivalente al 0,9% del PIB mundial. El precio de la marihuana es más alto en los Estados Unidos, el país con mayor demanda, algo que tiende a cambiar en la medida que en algunas zonas de esa nación se permitan más los cultivos que antes eran ilícitos.

Así como crece la extensión de esos sembradíos también aumentan los personajes de influencia en la vida política que abogan por legalizar el cultivo y comercio de este alucinógeno.

Un informe divulgado por la Universidad de Los Andes nos da una idea de lo que está pasando en Estados Unidos. A contrapelo de las draconianas medidas policiales en algunos países latinoamericanos, exceptuando a Uruguay -donde se aprobó su comercialización por cuenta del gobierno-, tenemos que en el Estado de Washington, donde se permiten los cultivos controlados de marihuana, se presentan ya problemas por cuanto se limitaban los sembradíos a 46 acres, unas 18,63 hectáreas. Hoy existen solicitudes para nuevos cultivos por una extensión que asciende a más de 2.035 acres. Es tal la presión de la demanda que las autoridades están pensando en organizar un sorteo para otorgar dichos permisos. En Seattle, de otro lado, donde los responsables de la Junta de Control de Licores han autorizado ya 21 tiendas de marihuana, se estudian 84 solicitudes más y esperan muchas otras. En California, el Estado legalizó la venta de marihuana para usos “médicos”, bajo receta de un facultativo graduado, rubro que representa ya un movimiento de millones y millones de dólares, al tiempo que cursa un nuevo proyecto legislativo para permitir el cultivo intensivo de la planta este año.

En Colombia, según datos oficiales, en 2013 las autoridades incautaron 347 toneladas de marihuana, 50 toneladas más que el año anterior, lo que significa que existen miles y miles de hectáreas sembradas. Y eso que en nuestro país el Estado, a contrapelo de otros más permisivos, persigue esos sembradíos y gasta millones y millones en reprimir a los que los cultivan, manejan los fondos, mueven la mercancía, la distribuyen, la comercializan en las ciudades o la exportan, al tiempo que no teme judicializar a los consumidores que sobrepasan la determinada dosis personal.

Las autoridades estiman que Cauca y Meta son los departamentos en los cuales el auge de los cultivos de la marihuana le genera más fondos a las Farc. Se estima que en otras regiones los grupos armados controlan también los sembradíos ilícitos y garantizan el transporte por las mismas rutas que emplean para el contrabando de armas y de elementos para la guerra, los mismos que sin esas ganancias multimillonarias no podrían comprar, dado que por ser comercializados en la ilegalidad cuestan varias veces más que en el mercado lícito.

Es de anotar que prestantes economistas internacionales y políticos son partidarios de legalizar las drogas para desestimular el comercio ilegal y forzar un desplome de los precios. En tanto se podría tener un control sobre los adictos. Álvaro Gómez fue de los primeros en avanzar en el estudio y las propuestas al respecto, en el entendido de que ese era un problema mundial y que debería ser tratado en el seno de la ONU, institución que tendría que crear un órgano independiente que analizara la estructura de todo el negocio de las drogas y calificara a los países según su papel en el negocio ilícito. Como están las cosas, es claro que le sobraba razón.

Fuente El Nuevo Siglo

por -
0 305 vistas

La República Democrática del Congo (RDC) es un país inmenso, devastado por la guerra, con una población de más de 75 millones y un área de cerca de 2,5 millones de km². La Segunda Guerra del Congo (1998-2003) destruyó un país que ya era inestable y aumentó enormemente la dependencia del comercio ilícito, incluido el cannabis.

Derecho y Política Internacional

Desde que se estableció el actual sistema democrático (aunque con tendencias autoritarias claras) después del fin oficial de la guerra en 2003, el sistema legal se ha vuelto un poco más eficaz – sin dejar de ser opaco y potencialmente muy corrupto, además de estar basado en una legislación cada vez más obsoleta. Las leyes vigentes relativas al cannabis fueron aprobadas en 1917 y no se han modificado desde entonces, aunque el país también forma parte de la Convención sobre Estupefacientes de las Naciones Unidas de 1988.

Cannabis-in-DR-Congo-1.-Ongoing-conflcits-have-caused-displacement-of-over-2-million-people-as-recently-as-2012-Oxfam-International
Los conflictos actuales en la RD del Congo han provocado el desplazamiento de más de 2 millones de personas en fechas tan recientes como 2012

La República Democrática del Congo (RDC) o Congo Democrático (que no debe confundirse con el país vecino más pequeño situado al este, la República del Congo, que suele acortarse a Congo) juega un papel muy poco activo en las iniciativas llevadas a cabo en los países de la zona para frenar el tráfico de drogas, y muestra en general poca voluntad de combatir la gran expansión de esta actividad dentro de sus propias fronteras. Los efectos en cadena de la guerra, la corrupción y la falta de financiación descartan que se pueda disponer de agentes de la ley bien remunerados y bien preparados capaces de realizar su tarea de manera  efectiva.

El control de estupefacientes no se considera una prioridad y se sospecha que gran parte de la producción y del tráfico del país se ignora debido a la corrupción en los niveles más altos de la policía y del gobierno. Sin embargo, los funcionarios públicos congoleños asistieron a la conferencia de los Jefes de los Organismos Nacionales Encargados de Combatir el Tráfico Ilícito de Drogas (the Heads of Narcotics and Law Enforcement Agencies – HONLEA) celebrada en Windhoek, Namibia, en octubre de 2009, un signo de que su compromiso con los esfuerzos internacionales es cada vez mayor.

En 2011, National Geographic informó de que las fuerzas rebeldes habían despejado tierra protegida – en concreto, un hábitat importante para los gorilas en peligro de extinción- en el Parque Nacional de Virunga para plantar cannabis, y que varios guardabosques habían sido disparados y asesinados por milicianos dispuestos a proteger sus lucrativas inversiones.

Arrestos y Condenas relacionadas con el Cannabis

Existen más de 213 prisiones que albergan a unos 30.000 presos, además de informes de prisiones secretas que pueden contener muchos miles más, y al parecer los detenidos son mantenidos en pésimas condiciones, incluso en las instituciones oficiales. Se dispone de muy poca información sobre las tasas de arrestos y la naturaleza de las penas por delitos de drogas en la RD del Congo.

A pesar del escaso cumplimiento de la ley, el tráfico de drogas incluyendo al cannabis es undelito capital en el país, aunque las autoridades no siempre imponen la pena de muerte. De las 330 a 500 personas que se encuentran en el corredor de la muerte no se sabe cuántos están allí por delitos de tráfico.

En el caso de un cuidadano ugandés detenido con cinco kilos de opio en Azanga, un centro del comercio en la provincia oriental de la RD del Congo, los funcionarios congoleños impusieron una pena privativa de libertad de un “número indeterminado de años” en lugar de la pena de muerte, tal vez debido al deseo de resolver amigablemente una situación que potencialmente podía causar tensión internacional.

El Comercio de Cannabis en RD del Congo

La RD del Congo es el segundo país más grande de África (después de Argelia) y el cuarto más poblado. A pesar de la enorme riqueza mineral del país, cuyo valor está estimado en más de 24 billones de dólares, la inestabilidad y la falta de infraestructuras han impedido la explotación de los recursos naturales existentes y cambiado el enfoque económico hacia los productos agrarios y mercancías ilegales – que se pueden producir, obtener y transportar de manera rápida y sencilla, sin la necesidad de las infraestructuras que requieren las industrias legítimas como la minería para ser viables.

2 (4)
En el Parque Nacional de Virunga, las fuerzas rebeldes han despejado tierras protegidas reservadas para los gorilas con el fin de cultivar cannabis, un cultivo comercial muy lucrativo

El cannabis se cultiva en todo el país, con puntos de cultivo concentrados en las provincias de Kasai, Bandundu y el Bajo Congo. No hay estadísticas disponibles sobre la superficie o el rendimiento de las actividades de cultivo de marihuana y la única información disponible sobre las incautaciones a menudo proviene de otros países, donde los congoleños son arrestados al intentar traficar con cannabis y con otras drogas.

Además de cultivo, hay un tráfico importante de cannabis y otras drogas a los países vecinos, entre ellos Ruanda, Uganda, Congo y Angola. Los principales centros neurálgicos de tráfico son el ferry transbordador entre Brazzaville, Congo y Kinshasa, RD del Congo; el Aeropuerto Internacional de Ndjili en Kinshasa, y el puerto de Matadi. Los traficantes congoleses también se encargan de garantizar que los estupefacientes se envían por barco a los mercados de destino en otras partes de África, así como a varios países europeos.

Uso Cultural del Cannabis en la RD del Congo

El consumo de cannabis es tradicional y ampliamente practicado en gran parte del África subsahariana. Se cree que los comerciantes portugueses y árabes llevaron la planta al este de África entre los siglos X y XV, y que los pueblos indígenas- principalmente las tribus bantúes – ayudaron a su difusión por todo el sur del continente.

Más recientemente, el desplazamiento masivo de personas como consecuencia de los conflictos en Ruanda, Angola, Burundi y Sudán ha llevado a acoger en la RD del Congo a millones de refugiados, muchos de los cuales han traído consigo sus propias tradiciones y prácticas relacionadas con el cannabis. Además, actualmente hay una importante población rastafari en Kinshasa que realiza un uso ritual e incondicional del cannabis.

Actitudes Modernas hacia el Cannabis en la RD del Congo

Como en gran parte del Sur de África, las tasas de consumo de cannabis en la RD del Congo son relativamente altas; los funcionarios congoleños creen que la tasa ha aumentado de manera constante en los últimos años, si bien no se han guardado adecuadamente estadísticas sobre el uso indebido de drogas. Se invierten pocos recursos en los programas de rehabilitación o tratamiento por cannabis o cualquier otra droga; en general, el consumo de cannabis en sí no se considera tan peligroso o inaceptable como para hacer necesario un esfuerzo inmediato o extremo. Muchos de los habitantes de la RD del Congo utilizan el cannabis con fines recreativos y medicinales, como ha sido costumbre desde hace cientos de años en esta zona.

Por desgracia, es imposible mantener registros precisos de la situación en RD Congo, debido a los conflictos  actuales y a la inestabilidad que provocó el desplazamiento de más de dos millones de personas en fechas tan recientes como el año pasado. Es importante que se documente tanto la historia como los acontecimientos recientes en todos los países en los que se está produciendo la guerra contra las drogas – por esta razón, son fundamentales las organizaciones como Hash Marihuana & Hemp Museum en Ámsterdam, ya que intentan reunir todos los datos posibles a través de distintas fuentes fidedignas con el fin de proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual a nivel mundial.

Por Seshata

Fuente Sensi Seeds

por -
0 673 vistas

Archipielago PalaosEl archipiélago de Palaos, un estado independiente en el océano Pacífico con una población de poco más de 20.000 habitantes, fue señalado por Naciones Unidas como el país con mayor consumo de cannabis y cerveza. ¿Es así?

Casi un cuarto de los adultos de este grupo de pequeñas islas –según el Informe Mundial sobre Drogas 2012 de Naciones Unidas publicado en junio- consumen cannabis.

Pero además, de encabezar la lista, lo hacen con una ventaja considerable. Italia ocupa la segunda posición, con un 14,6% de la población adulta consumidora de cannabis.

Este dato no es el único que presenta al archipiélago como una especie de refugio hedonista. En 2011, la Organización Mundial de la Salud (la OMS), en su informe global de consumo de alcohol, señaló que el consumo per cápita de cerveza en las islas es el mayor del mundo.

Por eso, preguntarse qué está pasando en Palaos resulta casi inevitable. ¿Realmente es un lugar lleno de fumadores de marihuana y de bebedores de cerveza?

¿Primeros en beber cerveza?

Miremos primero el caso del consumo de cerveza.

El informe de la OMS fue publicado en 2011, pero aportaba datos de 2005.

Ese detalle es importante porque, por alguna razón, los habitantes de Palaos parece que bebieron más de lo habitual en 2005. En otros años su posición en la lista baja.

Además, y quizá más importante que eso, aunque parece que los palaosanos beben mucha cerveza, no son muy aficionados al resto de bebidas alcohólicas.

Si nos fijamos en la cantidad total de alcohol consumido –no solo en la cerveza- Palaos se ubica en la posición 42 de un total de 188 países. En ese ránking, la República Checa tiene el dudoso honor de ocupar la primera posición.

Lo que hay detrás de los datos

Pasemos al cannabis. Las cifras relacionadas con esta droga en Palaos parecen más problemáticas que las del consumo de alcohol.

Los autores del informe no pudieron obtener datos estadísticos sobre el conjunto de la población adulta de Palaos, de modo que utilizaron una encuesta sobre consumo de cannabis entre alumnos de secundaria y extrapolaron esos resultados a un porcentaje estimado para el resto de la población.

En Palaos sólo hay un centro público de educación secundaria y tiene 742 estudiantes.

Los encuestadores encontraron que alrededor del 60% de los entrevistados en esa escuela había consumido cannabis al menos una vez y casi el 40% lo había hecho en el último mes.

Un consumo que si se compara con encuestas similares resulta elevado. Por ejemplo, un estudio similar entre estudiantes en Estados Unidos encontró que un 23% de ellos dijo que había consumido cannabis en el último mes.

Pero aunque los datos de la encuesta en Palaos son sorprendentes, se trata claramente de una muestra muy pequeña, además de no ser representativa del resto de la población. Sería razonable pensar, por ejemplo, que los jóvenes palaosanos fumen más marihuana que sus padres.

Emery Wenty, director del Ministerio de Educación de Palaos, dice simplemente no creer los datos de la ONU.

“Palaos es muy pequeño. Si la prevalencia de uso de cannabis es tal como dice Naciones Unidas, olería a humo en todas partes. Y eso no pasa”, señala.

“Prácticamente nos conocemos todos. Es inconcebible que un cuarto de la población consuma cannabis”, agrega.

“Margen de error”

Wenty acepta que esa droga pueda representar un problema en la escuela pública de Palaos, pero indica que hay otros 500 estudiantes en otras instituciones privadas, la mayoría religiosas.

Sospecha que los datos de la encuesta en la escuela secundaria pública no son representativos ni siquiera del total de los adolescentes Palaosanos.

Angela Me, una estadista que trabaja para el Programa Mundial de Drogas de la ONU acepta parte de las críticas de Wenty.

Existen problemas para recopilar datos, dice, en lugares con poblaciones muy pequeñas porque simplemente con que un 291x0_137940pequeño grupo cambie de hábitos produce variaciones estadísticas enormes.

Angela Me apunta, sin embargo, que sus datos –si bien relativos- sugieren que hay una prevalencia relativamente alta en el consumo de drogas en los países de las islas del Pacífico.

“Vamos a tener una reunión con las islas del Pacífico en la que esperamos recoger más información y reducir el margen de error”, dice.

Quizá sería prudente esperar a ese momento para concluir si Palay es realmente la capital mundial del cannabis y la cerveza.

Fuente BBC

por -
0 1.457 vistas
41519d35bc2138292c83686cbf00f4fb
Diego Canepa (s/d Presidencia)

Uruguay.- El prosecretario de Presidencia Diego Cánepa dijo que Uruguay será “uno de los países centrales” en la próxima reunión anual de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas. Cánepa dijo que allí se discutirá la política mundial sobre drogas y que Uruguay explicará su posición sobre el tema. “Hemos decidido proponer un proyecto de ley en el que se pasa del prohibicionismo absoluto de la producción y la comercialización hacia un mercado regulado restrictivo por parte del Estado”, explicó.

El próximo lunes Cánepa viajará para estar presente en la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas, en Viena (Austria), en donde explicará la posición de Uruguay sobre el tema.

Cánepa dijo que la posición que presentará Uruguay refiere al “proyecto de ley en el que se pasa del prohibicionismo absoluto de la producción y la comercialización (de cannabis) hacia un mercado regulado restrictivo por parte del Estado”, aunque el proyecto de ley está detenido desde diciembre, por indicación del propio presidente José Mujica.

El prosecretario dijo que el debate que vive el país respecto a esta “modificación de su política tradicional prohibicionista” lleva a que sea uno de los países centrales de la reunión, en la que se discutirá la política mundial de drogas.

“Para nosotros las políticas públicas que se han aplicado, fruto de lo que era la guerra contra las drogas en América Latina, y la política prohibicionista absoluta han tenido un absoluto fracaso, y por lo tanto debemos explorar y discutir entre todos de ensayar una política diferente”, dijo.

Cánepa explicó que la política de regulación que propone Uruguay tiene un doble cometido. El primero es luchar contra el narcotráfico, porque la regulación restrictiva les quitaría a los narcotraficantes las ganancias “tan grandes” que les dan poder económico e influencia en la sociedad. “El presidente mismo ha dicho que nuestra principal pelea es contra el narcotráfico”, recordó Cánepa.

El segundo cometido es mejorar la calidad asistencial de las adicciones, dado que se dejaría de ver como delincuentes a los adictos, sostuvo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Viena es una de las ciudad más preciosas del mundo

El prosecretario añadió que “la implementación de esta ley va a necesitar un tiempo y fases pilotos” para ir aprendiendo y “corrigiendo” la discusión.

“Nosotros vamos a Viena a transmitir la posición de Uruguay. Con países como Colombia, Guatemala o México tenemos una posición común de que hay que rediscutir lo que ha sido la Convención de Estupefacientes de la década del 60 en Viena, que determinó el tratado marco sobre este tema”, contó.

“Creo que hay que ir a una discusión franca de cuáles han sido los resultados de los últimos 50 años de esta política, y cuáles son las necesidades de ir hacia una discusión de una nueva política con los mismos objetivos: todos queremos tener un mundo en donde el narcotráfico no sea un flagelo”, agregó.

Fuente 180

por -
0 2.123 vistas

Ukraina.-Pudo conseguir cocaína, marihuana, sustancias psicotrópicas y medicamentos cuya venta sin recetas está prohibida.

El Presidente de Ucrania, Víctor Yanukovich, exhibió hoy ante el Gobierno drogas adquiridas en internet por orden suya, para demostrar su libre circulación en el país y la ineficacia de las fuerzas del orden.

“¿De qué trabajo estamos hablando cuando en las tiendas de internet se puede comprar cualquier surtido de drogas?”, inquirió el Presidente en una reunión con la plana mayor del Ejecutivo y los cuerpos de Seguridad, según la agencia Interfax-Ucrania.

Yanukovich mostró ante las cámaras de televisión probetas con diversas drogas, como cocaína y marihuana, y sustancias psicotrópicas y medicamentos cuya venta sin recetas está prohibida, todas ellas adquiridas por la Presidencia en la red.

“Mis asesores tardaron unas pocas horas en comprar todo esto a empresas distribuidoras en internet. He ordenado hacerlo (…) para demostrar cuán eficaz es la lucha que llevan a cabo”, denunció.

El Jefe de Estado expresó su alarma por la circulación impune de las drogas en el país, especialmente entre los jóvenes, y calificó de “insuficiente, si no criminal, la labor de las fuerzas del orden para combatir esta plaga”.

“¿Cómo es posible que en el país operen libremente las tiendas que venden narcóticos a través de internet? ¿Por qué se violan las leyes ucranianas y se incumplen las obligaciones internacionales, quién es el responsable de esta situación?”, preguntó.

La Presidencia ucraniana defendió en un comunicado la decisión de Yanukovich de adquirir los narcóticos y subrayó que lo hizo “para demostrar la magnitud del problema, y no con fines de venta o consumo”.

Todas las drogas exhibidas en la reunión del Gobierno fueron, a continuación, incineradas en presencia de la prensa en el patio de la Administración de la Presidencia, según el diario digital Unian.

Fuente Descargalo

por -
0 3.335 vistas

EEUU.- Seattle. Una propuesta que busca legalizar la marihuana para adultos en el estado de Washington no reunirá los requisitos para aparecer en una boleta electoral durante los comicios de noviembre, dijo el jueves un organizador.

Douglas Hiatt, abogado de Seattle a favor del uso medicinal de la marihuana, dijo a The Associated Press que a la propuesta le faltan entre 40.000 y 50.000 firmas de las 241.000 necesarias para el viernes. Hiatt señaló que su grupo, Sensible Washington, lo intentará nuevamente el próximo año.

La iniciativa 1068 hubiera retirado todas las sanciones en el estado para la posesión cultivo, consumo y venta de la marihuana. Era uno de los esfuerzos de reforma en materia de marihuana más amplios en todo el país este año.

El Partido Demócrata estatal la apoyó durante su convención el pasado fin desemana; demasiado tarde para ayudar mucho a la campaña, comentó Hiatt.

La campaña estuvo asediada por problemas desde el principio. Hiatt y otros activistas la presentaron de improviso en enero, con escaso apoyo alineado de la clase dirigente progresista del estado.

Un error de impresión cortó parte del texto de la iniciativa y obligó el retiro de muchas de las peticiones emitidas en un principio, y ocho bancos se negaron a manejar las contribuciones por internet a la campaña debido a su asociación con la marihuana, dijo Hiatt.

A la larga, una sucursal del Bank of America aceptó manejar las donaciones de campaña, y un equipo de voluntarios de campaña escribieron códigos de cómputo para procesar con seguridad las transacciones.

Los esfuerzos de recaudación resultaron inútiles y la campaña no pudo permitirse contratar recaudadores profesionales de firmas.

Fuente Univision

por -
0 210 vistas

Sólo falta la firma del alcalde Adrian Fenty para que la ley entre en vigencia. El Congreso tiene 30 días para revisarla.

El Concejo de la capital estadounidense aprobó en una segunda instancia y por mayoría absoluta una ley que permite el uso médico de la marihuana. Si bien la nueva norma permite su uso sólo con condiciones muy específicas, existe preocupación en algunos sectores políticos de Washington por el mensaje de flexibilidad que se está enviando.

De ahora en adelante, un paciente que sufre de VIH/Sida, cáncer o cualquier enfermedad terminal podrá consumir hasta dos onzas de marihuana medicinal. Lo que no podrá hacer es sembrar su propia hierba ni fumar en lugares públicos. De igual forma, se instalarán centros de producción, distribución y venta.

La medida, sin embargo, va en contravía de la política antidrogas de Estados Unidos. “No creemos que la legalización de un producto como este tenga sentido”, afirmó a El Espectador el subsecretario de Estado para Narcóticos, David Johnson. “Pero creo que el mensaje es el de una democracia en la que hay opiniones diferentes. Hemos hablado muy claro sobre las dimensiones del problema”, recalcó.

Para algunos analistas el mensaje es bien equivocado pues en plena guerra contra las drogas se penaliza su consumo en Colombia y en la capital en donde se dictan las normas, se flexibiliza. “Estamos buscando soluciones a una política fracasada. El primer paso es la marihuana, que se legaliza para reducir los costos en nuestra sociedad, pero no estamos dispuestos a cambiar las cosas en Colombia”, explica el profesor Bruce M. Bagley, experto en tráfico de drogas y política latinoamericana de la Universidad de Miami.

Según él, detrás de esta ley hay una necesidad inmediata de reducir costos en las cárceles de Estados Unidos. “En California, por ejemplo, cada prisionero en la cárcel cuesta 49 mil dólares por año”, señala.

El periódico The Washington Post señaló recientemente que Washington es la ciudad con más alto consumo de marihuana de EE. UU. Las cifras más recientes de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental lo confirman. Los datos señalan que 11% de los jóvenes mayores de 26 años consumen la hierba.

Su uso es tan frecuente que la mayoría de oficinas del gobierno hacen exámenes periódicos a sus empleados para detectar su consumo. Ahora sólo falta esperar la aprobación del Congreso, que tendrá 30 días para pronunciarse sobre esta ley.

Fuente Vanesa de la Torre Elespectador

por -
1 685 vistas

leioEn 14 estados de la Unión Americana ya es legal el consumo de la marihuana para fines médicos, entre ellos California, entidad que comparte cientos de kilómetros de frontera con México.

Ahí se legalizó el uso de cannabis en 1996, siempre y cuando el consumidor tenga una recomendación escrita u oral de un médico. El paciente puede usar hasta 227 gramos para tratar enfermedades como cáncer, sida, epilepsia o esclerosis múltiple. Pero también se admite para padecimientos tan generales como dolor crónico, artritis o migrañas.

En la práctica, esta disposición ya legalizó el uso y el comercio de esta droga. Cualquier doctor puede recomendar su consumo. De acuerdo con estadísticas de la DEA, la agencia antinarcóticos del gobierno estadounidense, 40% de los usos médicos de la marihuana en California son para dolores crónicos y 15% tiene que ver con trastornos anímicos. Así de general.

La ley californiana le deja a las jurisdicciones locales que decidan cómo los pacientes adquieren la marihuana para su supuesto uso médico. De acuerdo con la DEA, hay una gran variedad de regulaciones: “Por ejemplo, el condado de Marín permite la posesión de seis plantas maduras y/o media libra de marihuana seca. El vecino condado de Sonoma autoriza la posesión de tres libras de marihuana y el cultivo de hasta 99 plantas, y los médicos pueden recomendar aún más para pacientes excepcionales”. La DEA admite que ninguna autoridad puede distinguir entre el cultivo de cannabis para consumo legal o ilegal: “Algunos cultivadores que se autodenominan para uso medicinal son, de hecho, cultivos para el uso recreativo ilegal”.doctorax

La legalización de la marihuana en California es un hecho. No por nada, en noviembre se podría dar ya el paso definitivo para terminar con la simulación “médica” actual. La idea ya fue respaldada por casi 700 mil firmas de californianos para incluir una iniciativa popular en las próximas elecciones de noviembre. Los votantes tendrán que sufragar a favor o en contra del Acto para Regular, Controlar y Recaudar el Cannabis que consiste en que todo adulto mayor de 21 años pueda poseer hasta 28 gramos de marihuana para consumo personal. Para tal efecto, se podría “sembrar poco más de dos metros cuadrados por residencia o parcela”. Las ciudades cobrarían “impuestos por los cultivos, transporte y venta de la droga”. El congresista local Tom Ammiano, quien apoya la iniciativa, propone tasar la marihuana con 50 dólares en impuestos por cada kilo y medio. Esto le generaría al erario californiano unos mil millones de dólares anuales que le vendrían como anillo al dedo a un estado que tiene una deuda pública superior a los 40 mil millones de dólares. El gobernador Arnold Schwarzenegger ha dicho que, en lo personal, no apoya la idea, pero que “se debería estudiar la posibilidad de legalizar la marihuana como fuente para obtener nuevos ingresos públicos”.

Según las encuestas, entre 55 y 60% de los votantes está a favor de la iniciativa. Sin embargo, el apoyo puede ir a la baja en la medida en que comience la campaña de grupos que están en contra de la legalización, como California Mothers Against Drunk Driving que argumenta que la legalización “incrementaría los accidentes de tráfico y que los costes en la sanidad superarían los beneficios derivados de los tributos”.

Yo propongo que, al día siguiente de que se legalice en definitiva el comercio y el consumo de la marihuana en California, México legalice el cultivo y la exportación de cannabis a ese estado. Y que también se les cobren impuestos a todos los empresarios involucrados en esta actividad que seguramente será muy lucrativa. No es que yo esté intoxicado al escribir esto. Es que, por fin, los californianos están admitiendo que la prohibición de la marihuana es una política pública errada que, simple y sencillamente, no funciona. Que ya llegó el tiempo de tratarla como a las otras dos drogas, el alcohol y el tabaco, que son un problema de salud pública, no de policías y narcotraficantes.

Fuente Excelsior

por -
2 2.224 vistas

borrachos2El alcohol es mucho mas consumido que la marihuana

Beber en exceso está provocando graves tendencias de violencia doméstica y riesgos sanitarios sobre todo en comunidades aisladas y pobres, revela un informe

El abuso de alcohol es un problema más serio y peligroso que la adicción a las drogas en los países del Pacífico, según un nuevo estudio publicado hoy por una universidad australiana.

Beber en exceso está provocando graves tendencias de violencia doméstica y riesgos sanitarios sobre todo en comunidades aisladas y empobrecidas, indica el informe del Burnet Institute de Melburne.

“El alcohol es la sustancia de la que más se abusa en la región del Pacífico, por delante incluso de las drogas, y el narcótico más consumido es el cannabis”, explica Robert Power, uno de los autores del estudio.

borrachasPower afirma que la bebida “es el mayor riesgo de graves problemas de salud pública que afectan a estos países”.

El documento pide a los productores de bebidas alcohólicas de Australia y Nueva Zelanda, las que más se consumen en la región, que ayuden a solucionar el programa con programas de tratamiento para adictos, entre otras medidas.

“Hemos visto el daño que hace a los australianos, y el potencial de que la adicción se extienda a las naciones insulares es real”, añade Power.

Fuente Cronicas

por -
0 228 vistas

Autoridades señalan alza en intentos de robo contra pacientes

Los pacientes que buscan tratamiento mediante la marihuana, personas que cultivan esa hierba para fines médicos y clínicas que la suministran en algunos de los 14 estados donde ello se permite han sido víctimas de robos, invasiones de sus propiedades, ataques a tiros e incluso asesinatos.

Tan sólo en los meses recientes, ha habido decenas de casos de personas que han tratado de robar la marihuana producida con fines médicos. El asunto recibió más atención recientemente, luego que un prominente militante de la causa de la marihuana con fines médicos estuvo a punto de matar a un ladrón en un tiroteo en Seattle.

Era la octava vez que los ladrones habían buscado robarle parte de su producción de marihuana.Los críticos señalan que estos episodios demuestran que la marihuana y el delito son inseparables.

En esta semana, también llegaron críticas desde México.

El secretario mexicano de Gobernación (ministro del interior), Fernando Gómez Mont, consideró “preocupantes” las situaciones en varios estados de su vecino, donde se facilita el cultivo y consumo terapéutico de la marihuana, porque “se trata de políticas públicas que contrastan con los esfuerzos federales para reducir la demanda de drogas ilícita y enfrentar frontalmente al narcotráfico”.

muertosGómez Mont habló en un momento en que la violencia de los carteles de la droga ha dejado miles de muertos en el país.

Pero los defensores de la marihuana con fines médicos señalan que la respuesta es una mayor legalización. Las noticias sobre los delitos relacionados con la marihuana con fines terapéuticos llegan en un momento inoportuno para los defensores de este uso en California y Washington, quienes buscan la aprobación de propuestas para permitir que todos los adultos posean la hierba, no sólo los que sufren enfermedades crónicas.

“Siempre que se habla de drogas o de dinero, va a haber delito. Si la gente piensa lo contrario es por ingenuidad”, dijo Scott Kirkland, jefe de policía en El Cerrito, California y crítico de la ley sobre la marihuana terapéutica aprobada por los votantes en su estado.

“La gente piensa que si despenalizamos esto, los carteles mexicanos y las pandillas asiáticas desaparecerán. Eso no pasa en el mundo en el que yo vivo”, añadió.

Activistas y autoridades consideran difícil la obtención de un panorama preciso de los delitos vinculados con la marihuana terapéutica, porque muchas víctimas no notifican a la policía, ante el temor de llamar la atención sobre sus actividades. Pero la Asociación de Jefes Policiales de California utilizó reportes de la prensa para compilar 52 delitos relacionados con la marihuana de fines médicos “incluyendo siete homicidios” entre abril del 2008 y marzo del 2009.

Entre otros casos, figuran:

*Un hombre en el estado de Washington fue asesinado a golpes la semana pasada, luego de enfrentar a un intruso en una propiedad rural donde cultivaba cannabis para atender dolores de espalda.

Chief Seatle*El activista por la marihuana terapéutica Steve Sarich se enfrentó a tiros con un grupo de intrusos, el lunes, en su casa de Seattle. Hirió de gravedad a uno de ellos.

*En California, un niño fue muerto a tiros en 2007, cuando trataba de robar la marihuana que un enfermo de cáncer cultivaba en el jardín de su casa.

*Un respetado editor de una revista fue asesinado en ese mismo año por ladrones que ingresaron a su casa en el norte de California a fin de sustraer marihuana y dinero, luego de escuchar que su hijo adolescente cultivaba la hierba con la aprobación de un médico.

*Ladrones mataron a un guardia de seguridad en un dispensario médico de marihuana en Los Ángeles, en 2008.

La policía y los opositores al uso de la marihuana con fines médicos señalan que la violencia es otra prueba de que esta autorización acarrea problemas, los cuales podrían agravarse si esa droga se despenaliza o legaliza.

Los activistas por la despenalización señalan lo contrario: Que la prohibición alienta el crimen y la legalización resolvería el problema. Añaden que los robos han puesto de manifiesto la necesidad de más regulación sobre la marihuana con fines médicos en estados como California, Washington y Colorado.

“El potencial de que la gente sea despojada y de que tenga que usar armas para defenderse contra los ladrones es muy real”, dijo Keith Stroup, fundador y asesor legal de la Organización Naciional por la Reforma de las Leyes sobre la Marihuana. “Pero esto no tiene nada que ver con la marihuana terapéutica, sino con la incapacidad de los estados para regular esto”.

Fuente Laopinion