LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "jack herer"

jack herer

1 450 vistas

Una de las novedades que hace unos días nos presentaba Sensi Seeds es la versión feminizada de su mayor Jackleyenda, la famosa y galardonada Jack Herer, una de las mejores 10 genéticas de toda la historia. Desarrollada hace más de 20 años, hasta ahora sólo ha estado disponible exclusivamente en versión regular, contando ahora con nuevos formatos de 3, 5 y 10 semillas feminizadas.

Jack Herer nació como un homenaje al escritor y activista cannábico del mismo nombre, una de las personas que más ha luchado por la legalización del cannabis hasta su muerte en 2010. Su obra más famosa, “El Emperador está desnudo“, nos recuerda que el cannabis en todas sus formas podría ser la solución contra el hambre, la deforestación o la escasez de combustibles.

Jack Herer es un polihíbrido envuelta en misterio, aunque sus parentales se han mantenido en secreto,  Jason King en su Cannabible menciona que podría contener 50% Haze, 37,5% NL5 y 12,5% Skunk#1, y lo cierto es que se pueden encontrar rasgos de cada una de ellas.

Es una planta que destaca en muchos aspectos, uno de ellos es la variedad de fenotipos que se pueden encontrar, hasta 4-5 cada uno de ellos único y especial. Mientras 3-4 fenotipos heredan los rasgos sativos herencia Haze, y mínimo doblarán su altura vegetativa durante la floración, otro fenotipo hereda los rasgos de índica Northern Lights#5, más contenido.

A lo largo del período se pueden ver más claras las diferencias de fenotipos, siendo el índico el que produce lo cogollos más voluminosos y pocas veces vistos. Los fenotipos sativa forman largos cogollos de cálices hinchados en forma de lanza y cubiertos de una gruesa capa de resina.

La mayoría de los fenotipos están listos para cosechar en unas 10 semanas desde el inicio de la floración, con algunos de los más sativos que se pueden ir a las 12 semanas y los índicos se pueden cosechar con 8 semanas, aunque los cultivadores suelen completar las 10 semanas con el fin de maximizar los rendimientos.

Conservar un esqueje de cada planta es una gran oportunidad para conseguir varias madres de la máxima calidad que por ésta gran diversidad nunca nos cansarán, la misma variedad nos ofrece aspectos totalmente diferentes, más apropiados para las temporadas de exterior o los mejores cultivos en interior.

Durante el período de floración desprende unos aromas espectaculares que se mantienen increíblemente durante todo el secado y curado. Una complejo mezcla de picante-acre Haze que se fusiona con diferentes niveles de aromas de indica afgana terrosa y Skunk afrutada, dependiendo del fenotipo más marcados unos que otros.

Un rasgo común en todos los fenotipos es una potencia intensa muy intensa y en la que las dos partes, sativa e indica, nos harán viajar en una montaña rusa de sensaciones. El efecto cerebral es muy intenso, estimulante y casi psicodélico, siempre dominando sobre la relajación corporal de índica que se presenta siempre en su final.

La variedad original Jack Herer fue seleccionada para el programa oficial de cannabis medicinal de los Países Bajos por un alto contenido en THC. No es una planta para consumidores principiantes o poco habituados a genéticas de potencia abrumadora y que hará temblar el suelo bajo tus pies.

0 1.352 vistas

Jack Herer de Sensi Seeds es una variedad que se podría incluir entre las 10 mejores de toda la historia, una leyenda que contiene todo lo que cualquier cultivador puede desear. Te atreverías con ella?

Jack Herer de Sensi Seeds es la crème de la crème, una de las variedades más deliciosas que el ser humano a podido disfrutar. Jack Herer es un homenaje a Jack Herer, activista cannábico que nos dejó en el año 2010, nacido en Estados Unidos y autor de numerosos libros y campañas en pro de la legalización de la marihuana.

Su obra más famosa, “El Emperador está desnudo”, nos recuerda que el cannabis en todas sus formas podría ser la solución contra el hambre, la deforestación o la escasez de combustibles. Que tarde o temprano uno de

los mejores bancos de semillas de todos los tiempos y su dueño Ben Dronkers, le dedicase una variedad a una persona tan importante como Jack Herer era lo lógico, además de la amistad personal que los unía. En 1994 el sueño se hizo realidad y se dio a conocer esta genética legendaria.

Ben dronkers
Ben Dronkers

Jack Herer siempre estuvo orgulloso de su variedad, decía que le provocaba “un subidón de mí mismo, no hay ninguna otra así!”. Desde su aparición, fue una genética llena de secretismos y su fórmula se puede comparar al de la Coca-cola, de la que pocos mortales conocen su composición exacta. Sin embargo somos muchos los que conseguimos encontrarle toques claros a Haze, Northern Lights (posiblemente NL5) y Skunk, así que sin duda por ahí van los tiros. De hecho Jason King en su Cannabible menciona una proporción de 50% Haze, 37,5% NL5 y 12,5% Skunk#1. Ya después es un largo trabajo de cruces, retrocruces y selecciones, el orden concreto de todos ellos sigue siendo el máximo misterio.

Partiendo de genéticas de este calibre, posiblemente las 3 más influyentes de la historia y presentes en multitud de híbridos modernos, que saliese algo espectacular era lo más lógico, y lo encontraron en un punto donde también se observó multitud de variantes de fenotipos, que es otra de sus grandes características. Jack Herer no es una variedad de comportamiento homogéneo entre ejemplares. Pese a estar catalogada como híbrido sativa, en ocasiones se pueden encontrar unas pocas plantas con una clara dominancia índica. Además, dentro de la mayoría que tienen dominancia sativa, nos podemos encontrar hasta con 3 fenotipos diferentes y bien diferenciados. En total, Jack Herer tiene 4 fenotipos reconocidos y cada cual más espectacular.

Cuando se cultiva, sea en interior, es una variedad de la que conviene preservar al menos un esqueje de cada planta. Si no se puede mantener porque se carece de interior, seguro que siempre se conoce a alguien que pueda hacerse de él a cambio de algún esqueje en próximas temporadas. Que alguien sin contarlo pueda disfrutar de varios esquejes de Jack Herer y seleccionarlos a su antojo, es como maná caído del cielo y un favor que se le hace a cualquier amigo.

Jack-herer
Jack Herer

Es una planta que tiene un crecimiento muy vigoroso en los fenos sativos, más compacto en el feno índico. Conseguir ejemplares de dos metros y medio no será complicado, siempre muy elegantes y con una estructura piramidal típica de abeto. Y más elegantes se vuelven en cuanto comienza la floración, cubriéndose los cogollos poco a poco de una capa aterciopelada de blancos tricomas, otra de sus grandes características, ya que todos los fenotipos son super resinosos y muy apropiados para extracciones de resina. Los aromas en esta fase son un claro anticipo de lo que vendrá, y donde ya se pueden intuir toques Skunk, Haze y la dulzura típica de las Northern Light.

El período de floración resulta relativamente corto, el feno índico lleva a cosechar sobre los 50 días, mientras que los 3 sativos se suceden para cosechar como máximo a los 70. Ya vemos que para hablar de un híbrido Haze es muy poco. Y si hasta este punto no has sido capaz de diferenciar los 3 fenotipos sativos por sus aromas, ya tendrás que esperar a después del secado y mejor aún si esperas a después de un buen curado. El fenotipo índico es el más reconocible a la vista, tanto por su tamaño como por el ancho de sus hojas.

Y siendo Jack Herer un cruce de Haze, Skunk y NL5, las diferencias entre los fenotipos sativos siguen esta línea, unos más inciensados y exóticos por la influencia Haze, otros más cítricos y almizclados por la influencia Skunk y otros más dulces y con toques a pino por la influencia Northern Lights#5. Cada cual más sabroso y potente, produciendo un terrible subidón cerebral acentuado por un colocón sublime, una variedad que en la primera calada puede dejar al consumidor más experto sin habla. El fenotipo índico por otro lado es para disfrutar a última hora del día, de sabor espeso y efectos totalmente narcóticos, teniendo el privilegio además de ser la primera variedad reconocida como “variedad de cannabis medicinal” en Holanda, donde se distribuye bajo prescripción médica en farmacias.

Visto todo ésto, a nadie ya le extraña que desde su aparición haya ido acumulando premio tras premio, consiguiendo absolutamente todos los más importantes. Tampoco extraña que haya tantos bancos de semillas que entre sus variedades alguna versión de la Jack Herer de Sensi Seeds o algún trabajo desarrollado a partir de ella, se podría decir que todo lo que en el mercado lleve el nombre Jack descienden de esta excepcional variedad. No en vano, es una planta que todo cultivador debería cultivar al menos una vez en su vida y olvidándose por un momento de su elevado precio. En este caso son semillas que valen cada céntimo de lo que cuestan y que una vez con los cogollos secos en botes, pensaremos que ha sido una de las mejores inversiones de nuestra vida. Si alguna variedad se merece un 10, sin duda es ésta.

11 12.134 vistas

La crema de las cosechas y quizás la ganja más exquisita jamás encontrada. Esta variedad está entre las más premiadas en la historia de los festivales de cosecha. Nueve premios serían el máximo reconocimiento para cualquier variedad y sin embargo Jack Herer va aún más allá, habiendo sido distinguida al alcanzar el estatus de variedad distribuida bajo prescripción médica en las farmacias neerlandesas, como variedad reconocida de cannabis medicinal.

La mezcla sublime del subidón tropical de Sativa y la enorme producción de resina de la Indica que engloba Jack Herer es increíble. En su punto culminante, los cogollos están tan densamente cubiertos de tricomas que parecen espolvoreados con azúcar, o resplandecientes con gotas de rocío. El recubrimiento cristalino se extiende hasta las hojas lanceoladas, las hojas en abanico y hasta los tallos.

Tres de los cuatro fenotipos principales de Jack tienen una fuerte influencia de Sativa, mientras que el cuarto tiene un modelo de crecimiento que se inclina hacia la Indica, floración rápida y relativamente compacta con estructura de cogollos densa, expansiva, redondeada, adaptada para cosechas muy provechosas.

Muchos cultivadores que han observado hinchar y madurar los cálices suculentos, de gran tamaño dudarán en vender estos cogollos, y la mejor Jack Herer circula, a menudo, sólo en círculos de amigos selectos. Un ejemplo para aquellas cosas que no se pueden comprar con dinero. El rasgo común de todos los fenotipos Jack Herer es su deslumbrante potencia de doble filo, un subidón cerebral estratosférico subrayado por un colocón que quita el aliento, de poder sísmico. Los fumadores deben prepararse para sentir temblar la tierra bajo sus pies, lo que puede ser una sensación muy placentera cuando la cabeza está firme en las nubes.