Etiquetas Posts etiquetados con "kif"

Etiqueta: kif

por -
3 43.858 vistas

¿Sabes cómo llamar a todos esos pequeños cristales pegajosos que cubren las flores o cogollos de marihuana? La respuesta es kifi, kief.keef o kif.

Simplemente diciendo kifi, conocido también como polen, se refiere a las glándulas de resina que contienen los terpenos y cannabinoides que hacen del cannabis ser tan único. Mientras las plantas de marihuana contienen todavía cannabinoides, el kifi en forma de glándulas de resina que se desarrollan sobre todo en los cogollos son las más psicoactivas.

Los tricomas: sobre todo para la protección

descarga (4)El kifi se refiere específicamente a la formación de cristales en la punta de la glándula, la misma sustancia es sólo una parte de lo que se llaman tricomas. Muchas plantas y diferentes algas tienen tricomas externos para propósitos evolutivos específicos. Por ejemplo, algunas plantas carnívoras dependen de esos tricomas pegajosos para atrapar a sus presas. Otras plantas, como el cannabis, los utilizan como un elemento de disuasión para los herbívoros.

Los tricomas en la planta de marihuana mantienen alejados a los herbívoros hambrientos mediante la producción de una experiencia psicoactiva intensa y que teóricamente desorienta al animal y evitando que se coman el resto de la planta. El fuerte olor característico de la resina también atrae a los insectos polinizadores y a depredadores, lo que mantenía las poblaciones de herbívoros

Extracción Kief

Si gusta los concentrados o extracciones de cannabis , tamizar kifi es una gran alternativa debido a la alta concentración de terpenos y cannabinoides en las glándulas de la resina, separando los cristales de kifi de la materia vegetal es una gran manera de consumir cannabis, reduciendo la cantidad de material carbonizado que entra en el cuerpo.

Extraer kifi es simple, el uso de un grinder o molinillo de hierbas de tres cámaras ayudará a moler finamente el cannabis y mientras dejará que los cristales de kifi caigan a través de una pantalla-tamiz recogiéndolo en el otro pequeño compartimiento. Mientras que molinillos de dos cámaras a menudo permiten que los cristales de kifi más potente se pierda mezclandose con la hierba seca y adheriendose a la parte interior del grinder.

Para la extracción de grandes cantidades de kifi, se utilizan materiales de serigrafía simples que permiten separarlo a partir de tamizar la materia vegetal con los cogollos.

CDQw1WSJRNOR0k3aNfa8_Screens-assortment1_mMuchas personas crean tamices improvisados utilizando pantallas con capas similares a los de la foto. Debido a que el kifi tiende a medir entre 75 y 125 micras, puede ser difícil separar la totalidad de la resina de los materiales vegetales. Para estar seguro de que está recogiendo kifi limpio sin materia vegetal no deseada, apilar de tres a cuatro capas de malla fina una encima de otra.

Para obtener los mejores resultados, los extractores caseros con distintos calibres se apilan consecutivos y en orden de mayor a menor. Para la compra de las pantallas, el número de alambres o hilos por pulgada, la LPI (líneas por pulgada) número es una tema muy importante a recordar. Cuanto mayor sea la pantalla, menor será el número LPI. Cuando se trata de tamizar kifi la malla de entre 80 y 270 LPI tiende a funcionar mejor.
Hay que tener en cuenta que contra más puro es el kifi, más claro será su color. El kifi que todavía se ve bastante verde significa que todavía hay un poco de materia vegetal mezclada, mientras que el kifi que esta bien limpio tiende a ser más de un color blanquecino.

¿Cuál es la diferencia con el hachís?

hachisLa extracción de kifi es uno de los primeros pasos de hacer hachís. Para simplemente resumir, el hachís es básicamente kifi que se ha calentado y presurizado para formar una bola suave y verde-marrón. La aplicación de calor y la presión del kifi cambia su composición mediante la ruptura de las glándulas de resina. Una vez que el kifi se “ha roto”, el sabor y los efectos del producto en general son un poco diferentes. La presurización de kifi también oscurece su color; contra mayor presión aplicada, más oscuro se vuelve el hachís.

El kifi puede ser uno de los productos más apasionantes de la marihuana y todavía sigue siendo uno de los más populares y de más fácil acceso. Para tener más información sobre kifi y se extracción, puedes echar un vistazo a Ed Rosenthal Beyond Buds . Mientras tanto, asegúrese de tener un grinder o molinillo de hierbas de tres cámaras si deseas obtener el máximo partido a tu hierba.

por -
0 527 vistas

La marihuana en una planta, que nacida en Asia,  ha recorrido todo el mundo para acompañar al ser humano por la historia.

La marihuana que se fuma, come o bebe puede ser objeto de muchas preparaciones:

en la  India se hacen diferentes bebidas como el bhang, al que se añade pimienta, aromáticas y azúcar, el poust se prepara con agua, el louki con alcohol y la mourra con tintura de opio.

En Tíbet, los dugpas beben en copas labradas en cráneos humanos, la momea que es una mezcla de grasa humana fundida y de resina de la marihuana.

En Irán se prefiere la marihuana en tortas, preparadas con mantequilla y esencia de rosas.

En Medio Oriente se toma madjoun (mezcla de hachís, opio, nuez vómica –semilla que contiene estricnina– y datura –planta solanácea muy tóxica–); el dawamesk, mermelada semejante al rahat loukoum, hecha de hachís, almizcle, canela, pistacho y azúcar.

Egipto conoce el chastri, bebida hecha de hachís, azúcar, raqui (aguardiente de arroz fermentado) y aromáticas; pero en el resto de África se fuma, sobre todo la marihuana.

En Túnez, con el nombre de takrouri, y en Marruecos, como kif , mezclado con tabaco, era vendido lícitamente por una compañía tabacalera.

En Argelia, la marihuana denominada “cáñamo del Atlas” se mezcla corrientemente con tabaco soufi cultivado en el Sur. Durante la colonización francesa (1827), el cultivo del cáñamo,  se hacía clandestinamente en las regiones de Relizane y de Tiaret y en los montes de Ouled Nail. Poco antes de la guerra de Independencia, existía en Argel su capital, un café moro con la fachada pintada de azul, conocido con el nombre de “café de los fumadores”. Se podía ver allí cabileños (beduinos o bereberes) y árabes que fumaban cigarrillos o pipas de kif al propio tiempo que bebían tranquilamente café o té, sin que la policía local se diera por aludida.

En el Sahara, en las mezquitas de los senusis (musulmanes cismáticos, miembros de la cofradía fundada contra los europeos en 1846) la sibsi, pipa de arcilla en que se fuma el kif, corría de mano en mano, las noches de fiesta, hasta el éxtasis religioso. El papel de la marihuana, en este sentido, puede ser observado en varias regiones del África negra. A finales del siglo XIX, Kalanga Mukenge, jefe de una tribu baluba situada en el Congo, enardeció a las muchedumbres con sus encendidos sermones. Incluso, destruyó los ídolos nativos e instauró el culto a la marihuana. En los días festivos, en la plaza de la aldea se instalaba una pipa gigante, a la cual los habitantes, uno tras otro, daban una larga chupada de hachís hasta el desvanecimiento y la fusión espiritual en el “gran todo”. (Brau).

300xNx992-rastafarian-smoking-weed.jpg.pagespeed.ic.IzsEd7paObEn otras partes del Congo y lo mismo en Liberia, se fuma el cáñamo (djamba) en calabazas vacías. En Botswana y en el sudoeste africano, los cafres (pueblo no musulmán) observan hábitos como: meter en hoyos abiertos en la tierra una mezcla de marihuana y de estiércol que tapan con una especie de casquete semiesférico de arcilla. El calor de la fermentación produce una combustión lenta del cáñamo, cuyo humo aspiran ellos a través de conductos de ventilación.

En la República Sudafricana, el gegga, marihuana local, es de uso ancestral, la costumbre de fumarlo comienza a propagarse por la población blanca, pese a los esfuerzos del gobierno de Pretoria. En las antiguas colonias inglesas del África Occidental, donde el cáñamo era desconocido en otros tiempos, el canabismo ha sido introducido, tras la Segunda Guerra Mundial, por los soldados del ejército de Oriente.