Etiquetas Posts etiquetados con "lectura"

Etiqueta: lectura

por -
0 327 vistas

Ya en 1843 el Dr. Clendinning, un médico de Londres , informó sobre sus experiencias personales con diversas sustancias que inducen el sueño para poder combatir el insomnio. El claro ganador fue una tintura de marihuana, que le llevó a una buena noche de sueño sin nada de lo que él llamó los “inconvenientes” del opio
Ahora el Dr. Casarett, un médico de la Universidad de Pennsylvania, ha asumido la investigación del Dr Clendinning y desinteresadamente ha decido sumergirse en la cultura, la ciencia y, sí, el humo de la marihuana médica con el fin de desentrañar e informar sobre la verdad detrás de los rumores.

A pesar del título del libro, el Dr. Casarett escribe más como médico que como consumidor en “Stoned”. Ofrece un libro de fácil lectura, que absorbe e informa, minimizando laudablemente los yucks y haciendo hincapié en la ciencia, o como mínimo tanto como le permiten los datos. (Leer parte del libro)

Por desgracia, eso no es mucho. Todas las muchas exploraciones periodísticas recientes sobre la marihuana medicinal se han estrellado contra la misma pared ya que los estudios definitivos y rigurosos que informan sobre el uso de otras drogas simplemente para éste no existen. En lugar de ello, los expertos deben extrapolar a partir de los estudios que mejor le sugieran y con frecuencia aumentada por una cierta cantidad de ilusiones.

Uno pensaría que sería suficiente con recoger la opinión a un grupo de personas que sufran de cualquiera de las docenas de condiciones infelices que la marihuana fácilmente se dice que ayuda, aleatoriamente en porros directamente o placebo, y luego contabilizar los resultados. Pero una larga lista de obstáculos bloquea este enfoque estándar cuando se trata de marihuana.

08SCIB-superJumboEl Dr. Casarett los enumera con claridad. El resultado final: El material es una pesadilla farmacológica. La planta contiene docenas de moléculas de cannabinoides, entre las cuales dos (tetrahidrocannabinol o THC y cannabidiol o CDB) están presentes en las cantidades más altas, y se cree que son las responsables de la mayor parte de sus efectos. Pero las cantidades de ambos varían considerablemente entre las diferentes plantas, prestando cada cepa su propia firma farmacología.

Los cannabinoides de hecho pueden ser procesados ​​en varios destilados, tinturas y aceites, pero la fuerza de estas preparaciones varía, y las reacciones individuales a los mismos varían, y cómo los estudios pertinentes de preparaciones estandarizadas son al contenido de la bolsita promedio una incógnita.

Los problemas logísticos abundan también. La investigación con la marihuana ha sido difícil de financiar y poner en práctica, con tantos obstáculos que incluyen la clasificación de la Drug Enforcement Administration de la marihuana como una sustancia con”ningún uso médico aceptado actualmente.”: Como se le hizo saber al Dr. Casarett, “Cualquier droga que te hace sentir bien tiene un punto negro en su contra. Y eso es cierto, no importa cuán efectivo podría ser una droga “.

Con una escasez de investigación, la medicalización de la marihuana ha sido impulsada en gran medida como anécdota, historias de triunfos y fracasos en pacientes individuales. Y mientras las anécdotas hacen pobre su cuestión medicinal, la hacen una buena lectura. El libro del Dr. Casarett rebosa de interés humano que viaja entre los pacientes, los distribuidores, las clínicas y los investigadores, cruzando continentes y tomando notas.

Caleb, se basa en la marihuana para tratar el dolor y las náuseas de su recto incurable con cáncer, pero tiene dificultad para conseguirla. Alice solo espera que el cannabis le ayude a dormir. Rachel, se está recuperándose de una fractura de médula y del sufrimiento de su dolor nervioso y lo jura por su “pluma vape”, el equivalente en la marihuana de un cigarrillo electrónico.

En Israel, un certificado “instructor de la marihuana” llamado Zach Klein administra marihuana a decenas de pacientes ancianos de hogares con demencia con sorprendentes mejoras en algunos, entre ellos uno con la enfermedad de Parkinson que pudo firmar con su nombre por primera vez en años.

En San Francisco, un oncólogo señaló enfáticamente y echando por tierra las afirmaciones de que la marihuana curaba el cáncer, aunque sospecha que puede retardar el progreso de algunos tipos de cáncer. En Los Ángeles, un investigador especialista en el pulmón no encuentra daño pulmonar entre los fumadores de marihuana y se pregunta si los cannabinoides pueden proteger contra la inflamación inducida por el humo.

En medio de todo este viaje, propio de espalda y complicado el Dr. Casarett da hacia fuera, proporcionando una excelente oportunidad para probar el producto por sí mismo.

Su dolor se pone un poco mejor después de que él fumase un porro, pero también comienza a escuchar un castañeteo de voces procedentes de su sala de estar vacía, los fantasmas de los controladores aéreos habían llegado para hacerle compañía. Si estuviera fumando con fines recreativos, la alucinación leve sería divertida. Si tuviera que ir al trabajo en el hospital un día, esas voces sería un gran problema.

Aún más preocupante es la mañana el Dr. Casarett pasa en el asiento del pasajero de un coche, tomarndo notas como el conductor del coche, un paciente de marihuana medicinal fumado, intenta y falla completamente para conducir por una tramo de obstáculos improvisados y establecido en un parking local. “La marihuana y conducir no se mezclan”, concluye el Dr. Casarett – no es una novela de sentimientos, aunque otro gran problema para una droga recreativa tratando de ponerla en la farmacopea.

Al final, al igual que todos los expertos antes que él, el Dr. Casarett encuentra impresionado por sus posibilidades médicas, tanto de la marihuana como sus sus riesgos, convencido por las historias que ha escuchado sobre el valioso tratamiento para algunas condiciones, pero pide más investigación sobre una sustancia con un conjunto claro de inconvenientes propios.

por -
0 1.832 vistas
CBN

Muchos consumidores de marihuana encuentran que una subida, sobre todo una subida fuerte, dificulta su capacidad de leer. Algunos indican que tienen dificultades para concentrarse en un texto, o que a menudo olvidan lo que acaban de leer en el párrafo anterior. Sin embargo, los efectos negativos descritos por estos consumidores dependen de varios factores. Una variedad que se ha cosechado demasiado tarde contiene más CBN (cannabinol), un metabolito del THC, lo que puede llevarle a sentirse desorientado y a sufrir interrupciones de la memoria a corto plazo. Las variedades Sativa pueden ser mejores para proporcionar al lector una subida claramente “psicoactiva”, que resulta útil para la concentración y el pensamiento, mientras que las variedades Indicas afectan más al cuerpo y pueden hacer que a los lectores les entre sueño. La mayoría de los consumidores, hoy en día, se ven obligados a utilizar marihuana de mala calidad que se ha producido en malas condiciones, y que se vende en el mercado negro con prácticamente ningún control de calidad. A menudo, el consumidor final consigue sin darse cuenta marihuana adulterada que, en realidad, podría ser muy perjudicial, y, ciertamente, no es apta para la mejora de las capacidades cognitivas.

Leer Durante una Subida Resulta Más Fácil

Otros usuarios, sin embargo, han advertido que la marihuana, en realidad, les ayuda en el proceso de la lectura. Robert Burruss, colaborador del proyecto de la página web de Lester Grinspoon marihuana uses.com, describe su antiguo yo como un analfabeto funcional a la edad de 31 años. Mientras que en ese momento podía leer palabras sueltas, captar la esencia de los textos e incluso obtener el significado de algunas frases, cuenta que realmente nunca entendía el significado de las oraciones completas, ni de los textos escritos por otros. Un día, se sentó, dio unas caladas a un porro y abrió el libro El Amante de Lady Chatterley para “buscar palabras obscenas”:

No tengo recuerdos de los momentos transcurridos antes de que aprendiera a leer. Tal vez solo pasaron unos pocos segundos. Quizás minutos. No lo sé. Todo lo que recuerdo es abrir el libro por un lugar al azar, o tal vez por varios lugares al azar, y lo siguiente que sé es que estoy caminando por un sendero de piedra con flores a ambos lados, hacia la casita de campo del jardinero, que tiene el techo de paja. El cielo en la escena mental que estaban creando las palabras escritas es grisáceo, y el aire es agradablemente cálido y ligeramente húmedo.

El tipo de teletransportación que el libro y el porro me provocaron esa noche. . . esa fue la primera vez en mi vida en que las imágenes mentales eran creadas por las palabras impresas. Hasta esa noche había sido incapaz de comprender frases más largas de tres palabras. Hasta esa noche había pensado que todo el mundo leía de esa manera, observando las palabras y las frases y luego inventandose una interpretación – muy personal, por supuesto, aunque yo no lo sabía entonces – de la intención del escritor. La visión de las imágenes mentales – ¡y nada menos que a partir de palabras impresas! – fue la segunda gran revelación de mi vida. “[1]

Sabemos por muchos otros informes y estudios que durante una subida de marihuana a menudo se mejora el proceso de la imaginación – ya sea visual, auditiva, la imaginación gustativa, olfativa o táctil. En este caso, la capacidad de asociar escenas visuales con frases parece haber ayudado al lector sin formación Robert Burruss a que finalmente llegara a un punto en el que podía comprender plenamente el significado de las oraciones enteras. Muchos otros lectores han comunicado una intensificación de la visualización durante la lectura, lectores que aprecian la subida producida por los efectos psicoactivos de la marihuana para proporcionarles una experiencia vívida y gráfica de las historias que leen. Muchos otros piensan que una subida puede ser útil para centrar su atención mientras leen. Además, una subida claramente “psicoactiva” puede permitir a los usuarios mantener su atención en un texto sin que se cansen o pierdan el hilo.

Mejor Comprensión de las Lenguas Extranjeras

Curiosamente, otros usuarios han informado de este proceso de “cambio repentino” durante una subida, por el que se pasa de la aburrida tarea de darle sentido al significado de las palabras a la comprensión inmediata de una oración en su conjunto, para la comprensión de las lenguas extranjeras. “TD” (autor anónimo), un licenciado en idiomas asiáticos en la treintena, con más de diez años de experiencia como consumidor de cannabis, documenta cómo una subida le ayudó en el proceso de traducción de un idioma extranjero:

Mi método cuando estudiaba fumado siempre consistía en concentrarme todo lo posible para soportar cualquier aspecto de la tarea en la que estaba trabajando, aplicar un esfuerzo continuo hasta que hubiera llegado a una conclusión, y luego darme prisa para anotarlo antes de olvidarlo. Al llegar al final de una frase, me volvía a leer todas mis notas y trataba de reconstruir el significado . (…) En una ocasión en particular (…) sucedió algo diferente. Por un período de tiempo indeterminado me tuve que esforzar más con una oración y de repente, en un momento, me vino la “inspiración” y ví la frase entera como una sola unidad en mi mente, y no traduje palabra por palabra, sino que “traduje” la oración como una unidad con significado coherente.

Ahora, por lo general, se espera que en algún momento de la carrera de un especialista en lenguas extranjeras le suceda esto. Y, estoy seguro de que hay personas para quienes este enfoque más “intuitivo” del lenguaje es algo natural, y para quien el pensamiento estrictamente lógico y racional parece doloroso e igualmente ajeno a la existencia funcional de todos los días. Pero para mí, ir por la vida sin un marco dominante de pensamiento lineal me parecía exponerse no a un peligro, si no a la locura. Sin embargo, como resultado de mi experiencia, pude ver claramente en términos demostrables la facilidad de tales estados mentales ocasionalmente y menos lógicamente estrictos, en los que la progresión de los pensamientos ya no es lógicamente secuencial, sino que proviene de la asociación temática. Fue en tal estado de ánimo en el que la marihuana que lo indujo sirvió de catalizador para poner en acción mi comprensión de la lengua “.[2]

Proverbio ChinoMejores Habilidades Auditivas

En su estudio “On being stoned”, el psicólogo de Harvard Charles Tart encontró que un efecto muy característico de la marihuana es que los usuarios pueden entender las palabras de las canciones que no están claras para ellos cuando no están bajo su efecto. Algunos usuarios de marihuana (incluido yo mismo) han observado que encuentran que durante una subida, de repente, entienden mejor las lenguas extranjeras habladas (en caso de tener algún conocimiento previo de esa lengua).

Por un lado, estas mejoras podrían tener que ver con el efecto de la marihuana en nuestra atención. Parece que uno de los efectos más básicos de la marihuana es centrar nuestra atención, es decir, ayudar con lo que los científicos cognitivos llamarían “atención selectiva”, centrándose en un cierto tipo de patrón o un objeto y descartando otros estímulos perceptuales presentes. Por lo tanto, una subida podría facilitar nuestra capacidad de concentrarnos en el texto de una canción y, de lo contrario, descartar los estímulos musicales que distraen, o centrarse en el sonido de las palabras habladas en un idioma diferente y descartar otros ruidos y estímulos perceptivos como, por ejemplo, las distracciones visuales.

Aún más importante, sin embargo, una mayor capacidad de lectura y comprensión durante una subida podría verse favorecida por una mejora más sutil de nuestras capacidades de reconocimiento de patrones. He hablado de todo esto antes en mi artículo “Marihuana, reconocimiento de patrones, y lo que significa estar colocado”. Innumerables usuarios de marihuana han observado que, de repente, ven una nueva gestalt (configuración) o, en otras palabras, un nuevo patrón, durante una subida. Estando bajo los efectos de la marihuana, un joven de repente se da cuenta de que está caminando de manera rígida, y una mujer ve un nuevo patrón de inseguridad en el comportamiento de su amiga. De manera similar, a un Robert Burruss casi analfabeto, de repente se le ocurre el significado completo, la “gestalt” de una frase del libro El Amante de Lady Chatterly , mientras que experimenta una subida.

En mi libro “High. Insights on Marijuana” he tratado de explicar la mejora del reconocimiento de patrones durante una subida de marihuana sobre la base de los ” efectos presinestésicos”.[3] Estoy convencido de que este efecto general sobre nuestra capacidad de reconocimiento de patrones tiene mucho qué ver con las mejoras de la comprensión del lenguaje descritas anteriormente. Sin embargo, aún queda por dilucidar si los cannabinoides de la marihuana también podrían afectar directamente a los procesos cognitivos que subyacen a nuestro procesamiento del lenguaje de una manera diferente, más específica. Hasta ahora, no tengo constancia de que exista ninguna investigación importante respecto a ese tema, pero creo que podría ser un línea de investigación prometedora para los (neuro)científicos cognitivos.

Por Sebastián Marincolo

Fuente Sensi Seeds