Etiquetas Posts etiquetados con "Libros"

Etiqueta: Libros

por -
2 1.843 vistas

La “criminalización” del cannabis, el movimiento que surgió en los últimos años para su legalización y sus modos actuales de consumo son analizados por el antropólogo uruguayo Daniel Vidart en el libro “Marihuana, la flor del cáñamo“, que se presentó ayer en Montevideo.

Publicada por Ediciones B, la obra se presentó en la 37 edición de la Feria del Libro de Montevideo y trata de disipar la “ignorancia” existente entre la población sobre una planta que se ha usado durante miles de años, explicó a Efe Vidart.

El autor comparó la prohibición de la marihuana, “por incomprensible”, con la de la yerba mate cuando los jesuitas llegaron a Uruguay o con la del café en Rusia hace unos siglos, donde “se cortaba la nariz y las orejas a quienes lo consumían”.

Aseguró que, en la historia, personajes como el empresario estadounidense Randolph Hearst -el “Ciudadano Kane” de la película- influyeron en su ilegalización, dado que hicieron presión al considerar que perjudicaba a sus negocios.

El trabajo que completó Vidart se extendió durante nueve meses, en los que viajó por diversos territorios de Argentina, Chile y Uruguay, participó de reuniones de fumadores e incluso la consumió para cerciorarse de sus efectos.

“Yo nunca la fumé antes, pero como antropólogo tuve que hacer todas las pruebas posibles, entre ellas, consumirla, aunque sólo me provocó un leve mareo al caminar. Ni carcajada, ni locuacidad, ni sueño, como ocurre en otros casos”, manifestó el autor del libro, de 94 años.

También asistió a las reuniones de fumadores, que se hacen en la clandestinidad y en la que sus asistentes conversan sobre el cannabis y sus diferentes tipos, mientras lo consumen en forma de cigarrillo o en “ese utensilio al que denominan bong”, con un tubo alargado a través del que aspiran el humo.

descarga
Daniel Vidart

El autor remarcó que el cannabis es un tabú, entre otras cosas, porque desde determinadas plataformas se le considera como la sustancia en la que los jóvenes se inician al consumo de otras drogas, como el “crack” o la cocaína.

“Pero en mi investigación pude ver que no es una droga asociada a las clases bajas, pues, en la clandestinidad, la fuman abogados, médicos o colegas antropólogos”, añadió.

El papel de la marihuana en el ámbito de la creación cultural también fue destacado por el escritor, que citó como ejemplo a los artistas surgidos del movimiento rastafari o del contracultural de la década de 1960 en Estados Unidos.

Destacó el activismo en defensa de su despenalización surgido en los últimos años, que es capaz de juntar en movilizaciones a varios miles de personas.

En este sentido, valoró la ley uruguaya que regulariza su compraventa y su plantación doméstica, aprobada en diciembre de 2013 y que “abre las puertas y las ventanas” para que los fumadores abandonen el secretismo con el que hasta ahora consumen el cannabis.

Publicado en Radio Caracol

Una de cine

La campaña contra los negros y mexicanos que consumían marihuana en Estados Unidos en la década del 30 contó con un ejército mediático. Uno de los ejemplos más claros fue la feroz campaña de los medios “amarillistas” -el término proviene de la tira cómica The Yellow Kid, publicada en unos de sus diarios- que pertenecían al magnate William Randolph Hearst.

Este multimillonario, que inspiró al director Orson Welles para hacer la película El ciudadano, había comprado todas las empresas papeleras estadounidenses, y cuando se enteró de que existían planes para desarrollar el cáñamo industrial en esta rama de actividad, sintió que su imperio celulósico-papelero estaba amenazado. ¿La solución? Según relata Vidart en el libro, Hearst redobló su campaña descalificadora contra el consumo recreativo del cannabis, utilizando para eso 28 periódicos de gran difusión, 18 revistas y una decena de estaciones radiofónicas. En los diarios de Hearst se leían cosas de este tipo: “La marihuana es un atajo hacia el manicomio. Hay un total de 100.000 fumadores de marihuana en Estados Unidos y la mayoría son negros, hispanos, filipinos y artistas. Su música satánica, el jazz y el swing, es el producto del uso de la marihuana. La marihuana arrastra a las mujeres blancas a tener relaciones con negros, artistas y cualquier otra alma perdida”.

Entrevista  a Daniel Vidart publicada en La Diaria

La marihuana no le pega, pero estudia las sustancias y sus prohibiciones desde mediados de la década del 60. Tampoco fuma tabaco; prefiere una copa de vino y una dieta basada en vegetales y pescado, con las ventajas de vivir en El Fortín de Santa Rosa, a pocos metros del mar. El antropólogo Daniel Vidart se casó hace un año y medio con Alicia Castilla, una activista argentina que estuvo presa por cultivar plantas de marihuana, y siguió con mucho interés el debate que provocó la ley que regula el mercado de la marihuana en Uruguay.

Después vinieron nueve meses de trabajo de campo con cultivadores de cáñamo en la cordillera chilena, el delta del río Paraná y la franja costera uruguaya. El resultado es el libro Marihuana, la flor del cáñamo. Un alegato contra el poder, que se presenta hoy a las 20.00 en la sala Azul de la Intendencia de Montevideo, en el marco de la Feria del Libro.

-En el libro contás que tu interés por las sustancias surgió en el desierto de Gobi, en 1965. ¿Cómo fue eso?

-Cuando fui a China me preguntaron si quería conocer el Tíbet o el desierto de Gobi. Como había leído mucho sobre los pastores nomádicos que están en la pradera que lo circunda, elegí el Gobi. Y me asignaron como acompañante al vicepresidente de la sociedad de cantores tradicionales de Mongolia, alguien con quien rápidamente generé una gran empatía, nos hicimos muy camaradas, aunque teníamos el obstáculo del idioma. Nos comunicábamos sólo por lenguaje gestual. Recorrimos bastante, andábamos a caballo, fuimos a la Yurta. El día que volvíamos a Pekín, él me hizo una seña, cuando estábamos en la mesa, para que me quedara. Teníamos un traductor chino y otro que traducía del chino al mongol, así que la traducción era doble, pero ese día ya no estaban.

Él tenía una botellita de moutai, un licor de arroz muy fuerte, y la terminamos de tomar. Cuando ya estábamos medio alegrones, se levantó y de una alacenita trajo otra bebida, hecha a base de leche fermentada y destilada. Ése fue el segundo paso, pero después empezó a tocar un tambor y me convidó con otra bebida. Después me enteré de que era el orín de alguien que había comido Amanita muscaria, un hongo alucinógeno que es tremendo.

Al ratito de tomar eso, emprendimos un vuelo que desembocó en un puente mental y terminamos hablando; él me contó su vida y yo le conté la mía. Infancia, adolescencia, juventud y madurez, nos contamos recíprocamente nuestras vidas; para mí fue una experiencia estremecedora. Desde entonces, como antropólogo, siempre tuve un gran interés por las sustancias. Y en mi vida me he interesado por conocer más todas las sustancias. Como dicen los muchachos de las calles montevideanas, algunas pegan para arriba, otras pegan para abajo y otras te cambian la cabeza.

-¿Cómo continuó con esos estudios?

-Después estuve 12 años en los Andes y trabajé mucho con la coca. No con la merca, sino con las hojas de coca. Hice un libro sobre eso, que se llama Coca, cocales y coqueros en América andina. Es, como éste, puro trabajo de campo, recorriendo pueblos con los indios. Para subir a la cordillera, ellos mambean la hoja de coca, le agregan cal, y con eso logran el efecto deseado: les permite hacer mayor fuerza, perder el hambre, no sentir frío y sobre todo trabajar de sol a sol. La coca tiene esa virtud.

-¿Era muy difícil hablar de estos temas?

-Claro, era un tema totalmente tabú en Uruguay. Me acuerdo que un día le comenté a Eduardo Galeano, con quien somos viejos amigos, que quería publicar esto y él me dijo: “Si hacés eso, te hundís. Te van a condenar por mentiroso o por adicto”. Y estuve un tiempo sin publicar nada sobre lo que me pasó en Gobi. Después, dando clase en la Facultad de Humanidades, hablé de esta experiencia y algún estudiante persuasivo me convenció de publicarlo, y resultó un éxito.

Luego fui a México ocho veces y empecé a probar otras cosas; en algún otro momento de mi vida, un estudiante pobre de Colombia se me acercó, cuando terminó un curso, con un regalo. Había subido al páramo de Sumapaz, que está a 4.000 metros de altura, antes de llegar a Bogotá, en la cordillera, a buscar unos hongos que sólo crecen ahí. Me explicó que tenía que hacerme una sopita con esos hongos, tomarla con la familia y que iba a sentir una gran beatitud. Me dijo que me preparara para un estado de éxtasis delicado, no violento, que me iba a sentir dueño de la vida. Cuando llegué, lo preparé y efectivamente sentí por un momento que el mundo estaba bien hecho. En ese momento entendí por qué el páramo se llama Sumapaz: por eso mismo, porque los hongos que crecen ahí provocan una suma paz. Estas experiencias de vida te enseñan mucho, son las que te permiten tomar conciencia real de las cosas. Es difícil leer en un libro cuál es el efecto que te provoca la marihuana.

-Has dicho que la marihuana no te produce ningún efecto en particular.

-Es curioso, no me hace ningún efecto. No sé cuál es el motivo. En una rueda grande de seis o siete directamente no lo siento, en una rueda más chica, o fumando entre dos, lo único que me hace, por más que sea un TCH bien potente, es que cuando me levanto para caminar siento un leve mareo. Pero no tengo ningún tipo de visión, no me deprime, no me pone charlatán o risueño, sigo como si nada. Es una especie de resistencia especial que tiene mi cuerpo; a mí me picaron dos arañas domiciliarias que matan y tres víboras parejeras, que tienen un veneno muy fuerte, y también sobreviví.

Y me han pasado otras cosas, así que soy bastante reacio. Tengo 94 años y los médicos que me han visto me dan 70 años, pero no es mérito mío, es mérito de mis genes vascos. Los vascos tienen una dureza impresionante; un abuelo mío tenía 40 años y hacía saltos mortales.

-En una parte del libro decís que la droga no es, como se dice, una plaga social de nuestro tiempo. Y que, en definitiva, la necesidad de drogarse existió siempre. ¿Ignorar esa perspectiva histórica no es un punto central en este tema?

-Claro, es un tema de siempre. Justamente, en la primera parte del libro hablo de los orígenes. En la cueva de Shanidar, en Irak, se encontraron Neanderthales de 60.000 años, y alrededor de uno de los cuerpos había restos de plantas alucinógenas. O sea que hace 60.000 años ya se la estaban dando. El hombre convivió siempre con las sustancias, y, en paralelo, convivió con otras dos cosas: la ignorancia y el poder. El poder decide qué es bueno y malo, de acuerdo a sus intereses; en algún momento decía que era mala la yerba mate, el café o el tabaco. Pasó con el vino en Roma, las mujeres no se podían acercar a una bodega y los menores de 30 años no podían tomar vino. En Rusia te cortaban las orejas y las narices si tomabas café. Y marihuana se fumó siempre. En Estados Unidos, George Washington y Thomas Jefferson eran unos fumetas, tenían grandes plantíos de cáñamo, y eso estaba absolutamente aceptado. El tema es que si lo decís allá te matan, pero la Constitución estadounidense se hizo en papel de cáñamo. Las velas para los viajes oceánicos se hacían con cáñamo, los pantalones que hacía Levi-Strauss también, y así un montón de cosas que detallo en el libro.

p01_f01_20141001_20140929sp_271_article_main

Poder, querer y rehabilitar

-En cuanto a la prohibición de la marihuana, la década del 30 en Estados Unidos fue un momento clave.

-La Marihuana Text Act, que penaba severamente la posesión, comercio y uso de la marihuana, es de 1937. Los que defendían esta legislación condenaban directamente a los consumidores como asesinos. “El que fuma hoy un porro no es difícil que mate a alguien mañana”, decían. Era también un ataque contra negros y mexicanos, había mucho racismo en el fondo. Pero le caían al porro recreativo para pegarle al cáñamo industrial (ver recuadro). Era una conspiración por poder.

-Una constante en los momentos que analiza el libro es que aquello que produce placer siempre termina siendo reprimido.

-Es algo muy antiguo, es cierto. El placer siempre genera un rechazo; ya sea el placer sexual, los placeres de la mesa o los placeres del vino. Hasta la yerba mate que hoy tanto consumimos era la yerba del demonio hasta que se convirtió en el benéfico té del Paraguay o de los jesuitas, como le decían en Europa.

-¿Y cuándo se produce el cambio?

-Cuando el poder, y en la mayoría de los casos el Estado, asume que puede sacar ventajas económicas. Los jesuitas ganaron muchísima plata con la yerba. Luis XII prohibía fumar tabaco hasta que sus consejeros le plantearon hacer un estanco de tabaco y que el Estado lo vendiera. Cuando vio el beneficio se acabó la prohibición y abrió las puertas al consumo. En Inglaterra pasó lo mismo con los cigarrillos. Todo aquello que el poder decide que es malo, cuando pasa a ser bueno para su conveniencia la tortilla inmediatamente se da vuelta. Además, lo desconocido y lo censurado desde el poder se convierten en tabú. Y como investigué todo esto, soy partidario de que la gente tenga sus plantitas en vez de estar comprando las mierdas que vienen de Pedro Juan Caballero [en Paraguay], que tienen de todo tipo de porquerías.

-En un capítulo del libro se dice que cuando el porro paraguayo llega acá tiene menos de 3% de THC.

-Está lleno de mierda el porro paraguayo, es una droga sucia. Le ponen bosta de animales -generalmente de burro-, carbón, tierra, aserrín, yuyos, raíces, desechos de comida, y, peor todavía, hasta sustancias dañinas, como pesticidas, insecticidas. Cualquier inmundicia tiene el paraguayo. Para colmo, hay que comprarlo en una boca y sale carísimo.

-En otro pasaje decís que “sin la experiencia de la cosa no hay conciencia”, algo que tiene mucho que ver con el trabajo del antropólogo. ¿Cuál fue el trabajo de campo?

-Este trabajo no es un libro hecho sobre libros. La experiencia que hice en estos nueve meses fue increíble. Estuve conviviendo y conocí a cultivadores y consumidores en las islas del delta del río Paraná, en la cordillera de la costa chilena y en la costa este de Uruguay. Hablé con profesionales, libreros, artistas, periodistas y farmacéuticos que me contaron sus experiencias. En el Paraná nos instalamos con Alicia en algunas islas. Ahí le dicen sembrar “a la guerrillera”: en una isla chiquita, de no más de media cuadra, hacen un calvero, queman en el medio, dejan la vegetación de los bordes, siembran sin ninguna responsabilidad y después van en bote a buscarla. Como las islas están empapadas de agua, las plantas salen fenómeno. Después hice acá toda la Costa de Oro, hasta Manantiales. Está lleno de plantíos en todos lados. Lo que encontré en común es que funcionan como sociedades secretas de otra época, porque se esconden, son prácticas clandestinas.

-¿Qué les puede pasar a estos grupos con la regulación que se aprobó en Uruguay? ¿Qué pasa cuando la cultura oficial pasa a ser la del consumo permitido?

-El otro día me preguntaban cómo estaban estos campos frente a este fenómeno de la regulación en Uruguay. Yo les decía que veo tres grupos en nuestro país. Primero hay un sector importante de la sociedad que está totalmente en contra de la regulación -se habla de 60% o 65% de la población-; después hay otro grupo que está de acuerdo con la ley y se está inscribiendo; y después hay un tercer grupo que se resiste, sobre todo a tener tan pocas plantas. Los últimos dichos de Tabaré Vázquez [sobre la rehabilitación] tampoco han ayudado mucho.

-¿Qué opinás sobre esa necesidad de machacar con la rehabilitación?

-Eso también es una historia que lamentablemente se repite: o sos delincuente o sos enfermo. Decirle a la gente que va a poner el dedito que sus datos van a usarse para la rehabilitación es terrible. Es como tender una trampa, es obvio que la gente se alarme.

Otro riesgo que veo en Uruguay es que pase algo como aquella polémica entre Trotsky y Lenin. Trotsky decía que había que hacer propaganda y luchar en el mundo entero para imponer el comunismo, y Lenin hablaba de establecer el comunismo en un solo país y hacer la gran prueba, y después ver. Acá pasó lo mismo: si no hay una legislación sobre el tema en todos los países, va a ser difícil. Solamente en un país es difícil. Pasó con Holanda; antes era un gran paraíso pero ahora están cambiando las cosas, ahora tienen que ser holandeses los que consumen en los locales, y los extranjeros empezaron a tener restricciones.

-Al momento de evaluar los diferentes consumos, ¿pesan también las variables de clase social?

-Hay un viejo verso español que dice: “Tomó varias copas de vino, qué alegrito va el señor”. Y después, en otra parte, dice: “Tomó unas copas de vino, mirad a ese borrachón”. Ahí aparecen el señor y el borrachón; es decir, con el señor que se emborracha -o que hoy le da a la merca- está todo fenómeno, pero el borrachón, que hoy sería el pobre que fuma pasta base, es socialmente despreciado. La pasta base está siempre en el tapete, pero algunos sectores de la clase alta se caracterizan por el consumo de muy buena merca, y de eso se habla poco. Lo hacen para salir de una borrachera, para estar más claros, y la consumen legisladores o gente con cargos de gobierno. Muchísima gente la consume, lo sabe todo el mundo

por -
0 864 vistas

AREC presenta hoy el libro en el marco sociopolítico del país que estamos viviendo por eso los reclamos siguen vigentes y serán las banderas de la Marcha Mundial del próximo 3 de mayo:

  • “Por una nueva ley de drogas más justa, humana y eficaz”.
  • “Regulación del cultivo de cannabis, como medio para desfinanciar y combatir al narcotráfico”
  • “Por el cese de las detenciones a cultivadores y usuarios de drogas, y el reconocimiento de las libertades individuales y actos privados ”.     
  • “Reconocimiento de los usos terapéuticos del cannabis e industriales del cáñamo”.
  • “Formalización de las Asociaciones Cannábicas y Clubes de Cultivo”.

La Asociación Rosarina de Estudios Culturales (AREC) convoca e invita a la presentación del libro “HISTORIA DE LA MARIHUANA EN ARGENTINA”. Es la primera publicación en la materia en el país donde se desarrollan los aspectos referidos a la historia de las leyes sobre drogas, la dosificación y usos terapéuticos del cannabis, su potencial para su cultivo como fuente de fibrasaceites, biocombustible y su aplicación para la industria. También se describen datos relevantes y actualizados para la fiscalización del rendimiento de cultivos de cannabis psicoactivo.

En la presentación estarán los autores del libro: IGNACIO CANABAL, pte de AREC (capítulo sobre historia y política), PABLO ASCOLANI, sec de AREC (sobre cannabis medicinal), el ingeniero agrónomo DIEGO BERTONE (sobre el uso industrial del cáñamo) y la destaca presencia del californiano CHRIS CONRAD co-autor del libro y experto reconocido por diferentes organismos internacionales y la Corte norteamericana.

Deseando que este libro y su presentación, sea útil para analizar la problemática actual en materia de drogas, y como herramienta para formular una nueva regulación para la aplicación en leyes de regulación del cannabis y sus rendimientos.

Dicha presentación se realizará el día miércoles 23 del corriente en la sede de la Universidad Nacional de Rosario cita en calle Maipú 1065 a las 19:00 hs

Además, es importante recordar que el próximo sábado 3 de mayo se realizará la marcha por una nueva ley de drogas. La concentración será desde las 14 en la Plaza San Martín del centro rosarino (Córdoba y Moreno). Y a las 16hs se marchará por el Paseo del Siglo, peatonal Córdoba desembocando en el espacio verde frente al Monumento a la Bandera.

por -
1 1.635 vistas

La biblia del cultivador médico de interior y exterior. Si ha ese titulo le añadiésemos la autoría de un verdadero apóstol del cultivo del cannabis como Jorge Cervantes, podríamos decir que este perfecto manual es el “nuevo testamento de la marihuana”.

Jorge Cervantes, posiblemente el más conocido en todo el mundo gracias a sus best-seller del cultivo de cannabis, es el autor de esta joya literaria y que a buen seguro ayudó y seguirá ayudando a todos aquellos que quieran estar muy bien informados para los menesteres de llevar a “buen puerto” el cultivo de la marihuana.

Muchos libros y manuales de diferentes autores han escrito sobre el cultivo del cannabis, pero hoy en día, aún siguen siendo las obras de Jorge Cervantes los libros que gozan con el mayor respeto entre los usuarios.

El autor, defensor desde hace muchos años del cultivo y las bondades de esta planta, viaja por todo el mundo aglutinando experiencias propias y de amigos experimentados. Luego, en forma de consejos prácticos en sus libros, hace que sus lectores se impregnen de esa información que solo un autentico apóstol sabe expresar y experimentar.

Marihuana: horticultura del cannabis médico de interior y exterior, por Jorge Cervantes. ¿Quieres saber y aprender?

Ficha Técnica y más sobre el libro

Seguimos con la Biblia de Jorge Cervantes, el manual clásico sobre el cultivo de la cannabis… Y como marca la tradición, en esta nueva edición de la Biblia encontraremos con más y más cosas: un previsible aumento del número de páginas (en esta ocasión nos hallamos ante 1075 folios), más secciones, más comentarios y más observaciones, y sobretodo en esta ocasión lo que encontraremos son MÁS IMÁGENES !!! Cerca de 1120, y además a todo color.

Para afianzar esta extensísima ilustración, todo el libro se ha impreso en papel para edición de fotografías. Así pues, este denso volumen puede soportar si ningún tipo de problema la proliferación e intercalación de imágenes en todas sus páginas, rincones, apartados y secciones. ¿Quién da más? Como suele decirse, una imagen vale más que 1000 palabras, por lo que cabe tener en cuenta que el peso visual específico de este volumen ofrece una buna dosis de información complementaria a lo ofrecido por los textos -y así, además de clarificar lo expuesto en los capítulos de una forma muy clara adicional, nos encontraremos ante un libro muy agradable de leer y de tener entre manos.

Los temas abarcados en el libro son infinitos. Para tener una idea sólo se ha de dar una ojeada al índice. Además de tratar en un solo volumen el cultivo para interior, exterior e hidroponía (temas que Cervantes anteriormente había editado en libros por separado), los capítulos de este manual abarcan desde la selección de semillas hasta la crianza de las mismas, pasando por la fase de crecimiento de la planta, la floración, la cosecha, la luz, las lámparas y la tierra, los contenedores, el agua y los abonos, las plagas, el secado y el curado, o también la elaboración de hachís, entre otros.

En este sentido podemos estar seguros que nos encontramos ante el manual más completo sobre el cultivo de la cannabis. Es casi imposible pensar en algún tema que no quede convenientemente reflejado en este libro (es más, encontraremos también aspectos lo que no teníamos in mente). Y la forma de exponer la información es de agradecer: clara, lógica, directa y sin rodeos innecesarios. Además, el contenido está tan bien estructurado que bien podría decirse que este es un libro tanto para expertos como para personas con menos bagaje en el tema del cultivo: si bien no tiene un capítulo sencillo de introducción al cultivo, las secciones de libro son de lo más equilibrado y escritas con un lenguaje diáfano, haciéndolas adecuadas para todo cultivador con una curiosidad amplia sobre el tema, sea cual sea su nivel de partida. Además el lomo de las páginas de cada sección tiene un color distintivo, por lo que podremos orientarnos dentro del libro de una forma muy fácil. Con todo, un libro de lo más recomendable y muy bien editado.

  • Autor: Jorge Cervantes
  • ISBN: 9781878823243
  • Idioma: Castellano
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Páginas: 544
  • Tamaño: 15 x 21 cm.

 

Comprar Marihuana: Horticultura del Cannabis por Jorge Cervantes

 

por -
1 989 vistas

Marijuana DietEl autor dice que fumar marihuana además de una alimentación saludable crea una combinación ganadora

La “dieta de la marihuana” puede sonar como algo leído en la prensa amarilla, pero sin embargo, para su creador, la dieta no es ninguna broma.

Art Glass,  disparó su peso hasta las 345 libras (156 kilos) hace años, regresó a un peso saludable siguiendo los principios de una estrategia con estilo propio, que incluye fumar cannabis moderadamente con una dieta saludable.  Habló a WBEZ la mañana del miércoles.

Glass ‘ autor de “La dieta de la marihuana” y que subió a Amazon esta semana, prescribe un montón de frutas frescas, vegetales, brotes y frutos secos, junto con el ayuno ocasional y batidos súper alimento. Recomienda, además, pequeñas cantidades de proteínas animales en pastoreo de alta calidad, y la eliminación de los alimentos procesados, el azúcar blanco y la harina.

Esto por sí solo puede ser suficiente para mejorar la salud de una persona a dieta, pero Glass también sugiere ejercicios regulares en su mayoría de largas poses que se pueden hacer en una silla, un sofá o de pie.

Con éso ¿es el aspecto de la marihuana en la dieta realmente tan importante?  Quizás no para algunos.

Pero para aquellos cuyos hábitos alimenticios poco saludables se derivan de problemas psicológicos o emocionales, Glass cree que fumar puede ayudar a explorar los factores desencadenantes o las experiencias que han llevado a un comportamiento autodestructivo.

“La pérdida de peso es una de las cosas más difíciles que hay”, dijo Glass en el turno de mañana el miércoles. “La marihuana ayuda a ponerse en contacto con uno mismo y dejar de lado la basura que no es necesaria y cuando dejas de lado a esa basura psicológica, dejas de lado tu peso.”

Glass utiliza su propia experiencia como evidencia y, en su libro, hay catálogos de más de 100 testimonios de usuarios de Internet que también reportan la pérdida de peso inducida por el cannabis Sus nombres de usuarios incluyen “stonerchick609″ o “smotpoker”.

Pero también cita estudios revisados a pares que muestran correlaciones entre consumo de marihuana (en los adultos) y una mejor salud metabólica.

Un estudio del 2011 que apareció en el American Journal of Epidemiology  analizó dos grandes poblaciones de adultos estadounidenses y encontró tasas de obesidad del 22 por ciento y 25.3 por ciento entre los no fumadores de marihuana, pero sólo el 14,3 por ciento y 17,2 por ciento entre los fumadores de marihuana, incluso cuando los investigadores controlaron otros factores.

Otro estudio del 2013 que apareció en el American Journal of Medicine mostró los niveles de insulina más bajos y menos medida de cintura (un indicador de la grasa visceral peligrosa) entre los fumadores regulares de marihuana.

Sin embargo, para el Dr. Rasa Kazlauskaite, quien es el director médico interino en la Universidad de Rush y un investigador de los cannabinoides, estos estudios muestran asociación no causal. En otras palabras, ella piensa que la mejora de la salud podría estar vinculado a otros factores.

También señala que los enfermos de dulces conocen bien: que la marihuana está asociada tradicionalmente con la estimulación del apetito y con un aumento del consumo de alimentos en lugar de la supresión del apetito. Señala que el medicamento rimonabant que ayuda la pérdida de peso mediante el bloqueo de cannabinoide humano, los receptores. Más tarde fue retirado del mercado debido a los efectos secundarios.

Glass dice que no es ajeno a los antojos, pero sugiere combatirlos tomando no más de tres caladas por sesión de fumar, fumar solo y nunca comer mientras está bajo la influencia. Se recomienda el uso de ese tiempo para hacer ejercicio y reflexiones autoguiadas sobre las causas profundas de la propia conducta no saludable.

“Parece que el autor recomienda la automedicación, ser su propio psicólogo,” dijo Kazlauskaite.”Para algunas personas puede que funcione, pero otras podrían beneficiarse de la orientación. Yo recomendaría una reunión con un especialista en comportamiento que se especializa en el tratamiento de la obesidad “.

Conejo marihuana Kazlauskaite, sin embargo, está de acuerdo con algunas de las recomendaciones nutricionales de Glass’, especialmente su énfasis en las frutas y verduras frescas y en la eliminación de azúcar y alimentos procesados.

“Algunas de estas recomendaciones son realmente cambios deseables para las personas que quieren perder peso o mantener un peso más ligero”, dijo. “Así que si alguien fuma marihuana, pero también hace mejores comidas y meriendas entonces es mejor que no tomar decisiones nutricionales saludables en absoluto. Pero podría ser que las personas sin fumar marihuana podrían perder más peso. Si alguien quiere poner a prueba esta hipótesis, el estudio ideal sería comparar la dieta sola con la dieta y la marihuana “.

 Fuente WBEZ91.5

Descripción del e.libro

511h3zkbWrL._BO2,204,203,200_PIsitb-sticker-arrow-click,TopRight,35,-76_AA278_PIkin4,BottomRight,-49,22_AA300_SH20_OU01_Cómo usar la marihuana para bajar de peso. Incluye dieta y asesoramiento nutricional. La investigación apoya la premisa de que las personas que fuman tienen cinturas más delgadas y mejores niveles de azúcar en la sangre .. Este libro te lleva en un viaje personal que ayuda a sintonizar con su Ser Superior.

Si la marihuana puede tratar a más de 100 enfermedades, ¿por qué no puede ayudar a perder peso? Trabaja con el milagro de la marihuana y ve como sus antojos se van de tu mente. No sólo va a perder peso, usted encontrará que ama a la persona que es. ¿Es necesario fumar marihuana para hacer la dieta de la marihuana? O ¿se imagina si fuma? La marihuana es una planta milagrosa y cuando se fuma con la intención enfocada a perder peso, y después de las cuatro pautas simples que el libro expone, recibirás la prioridad en tu vida y tendrás pensamientos que realmente te sorprenderán y deleitarán.

Limpia los traumas emocionales del pasado y ve perder la grasa. La dieta se centra en el consumo de alimentos de forma más natural y no procesados. Hay recetas para batidos, zumos, ensaladas y aderezos para ensaladas. La dieta de la marihuana es la dieta más divertida que hay. Se incluyen ejercicios de sofá, Shake the Fat Away, que son sin esfuerzo, pero logran grandes resultados. Fuente Amazon 

por -
0 1.303 vistas

abarrotsEste libro pretende ser la guía definitiva para que te vayas empapando de una puñetera vez de lo que no tienes que hacer si quieres mejorar tus paupérrimas cosechas.

En él se reivindican fervientemente, sin complejos y sin entonar siquiera el mea culpa, las grandes cagadas que, a fuerza de cometerlas y repetirlas, nos guían

El Dr. Puntofly –doctorado en cannabis y destacado “cannacelebritie” internacional– nos abre de par en par las puertas de la dilatada experiencia que atesora, para página a página ir desgranando a través de su peculiar e hilarante visión todas las claves y los secretos del cultivo de marihuana hasta ahora celosamente guardados, y ponerlos a disposición del lector-cultiveta ávido en información veraz y contrastada.

Este álbum es una recopilación de las mejores historietas publicadas en Cáñamo entre el 2008 y el 2011 del Dr. Puntofly, personaje creado por Toni en el foro CannabisCafe y gracias a la idea e insistencia de Gaspar Fraga (que en paz descanse) desarrollado por Abarrots, autor también del álbum “Planeta fumeta”, editado por Cáñamo, además de otros tres más en la revista de cómics TMEO.

Editorial: La Cañamería Global

Año: 2011

Páginas: 72

Tamaño: 18,5×24,5cm

Precio: 10,00 euros

ISBN: 978-84-934950-3-9

Fuente Cañamo

por -
1 779 vistas

130740_grande_za6ZBSxTMéxico.- La obra ofrece a iniciados como a desconocedores un panorama general y lúdico de una planta con propiedades.

La llaman Doña Juanita, la Grifa, la Hierba, la Niña, la Verde, y sus consumidores son llamados pachecos, mariguanos o macizos.

Aunque se desconoce su origen exacto, nació tent a t ivame n t e hace 12 mil años en Asia y llegó a México con los conquistadores españoles.

Hoy, la mota es pretexto para declarar una guerra, o para escribir un libro.

Sin ser exhaustiva, la obra La Mota. Compendio actualizado de la mariguana en México (Reservoir books, Mondadori, 2013), de los autores Jorge Hernández Tinajero, Leopoldo Rivera Rivera y Julio Zenil, ofrece tanto a los iniciados como a los desconocedores de la misma un panorama general y lúdico de una planta con propiedades medicinales, industriales y de esparcimiento que ha sido prohibida desde el gobierno de Álvaro Obregón y satanizada por los políticos a lo largo del siglo XX.

Con textos breves, letras de canciones, referencias a escritores e ilustraciones como carteles, portadas de libros, fotos de actores y de la propia hoja de folíolos dentados, reivindica la cultura asociada al uso del cannabis que los pueblos originales de México supieron integrar rápidamente a su modo de vida, tanto como mariguana como fibra (cáñamo).

El presidente del Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas (Cupihd), Jorge Hernández Tinajero, lamenta que los políticos actuales y la sociedad en general asocien el cannabis con la criminalidad, la adicción y la miseria. “La mota siempre ha sido un buen chivo expiatorio. Es olorosa, y deja su impronta en los que la usan en términos del estigma. Y los Estad o s Unidos también la han asociado mucho a la inmigración mexicana, y es una forma fácil de incitar a la xenofobia”, asegura.

En sintonía con el movimiento canábico en México surgido en 2001, Hernández Tinajero llama a erradicar las políticas represivas que se están ejerciendo contra su consumo y cultivo.

En el país, la ley no penaliza la posesión para consumo personal de mariguana, si la dosis no rebasa 5 gramos, pero prohíbe su transacción, transporte y cultivo.

A juicio del autor, el gobierno de Enrique Peña Nieto no ha dado señales aún de querer cambiar el enfoque prohibitivo que le dio su antecesor panista Felipe Calderón con la guerra contra el narcotráfico, e incluso ha caído en contradicciones.

“Todavía no hay enfoque alguno.

Digamos que han sido extremadamente prudentes para definir ninguna posición, han caído en contradicciones como por ejemplo pedir junto con Guatemala y Colombia una sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas en materia de drogas -que fue concedida para el 2016-, aduciendo que era necesario revisar los principios del sistema internacional de control, y dos meses después ser el último país latinoamericano en no estar de acuerdo con el reingreso de Bolivia a la Convención del 71 con la reserva a la hoja de coca, aduciendo que cualquier modificación a los tratados pondría en riesgo la consecución de sus objetivos”, argumenta.

Para el especialista en drogas, la posición gubernamental deja entrever que no van a querer confrontarse con Estados Unidos por un tema como la mariguana. Menos aun, subraya, cuando el propio Enrique Peña Nieto ha señalado que en lo personal no comparte la posición de legalizar las drogas.

El Colectivo ha propuesto como alternativa regulatoria a la legalización total la formación de “clubes sociales del cannabis”, como los que ya existen en España, que consistirían en la asociación de consumidores para cultivar de manera privada y comunitaria la planta de mariguana como método de autoabastecimiento.

“Esta solución es una opción real para las autoridades, ya que no requeriría necesariamente modificaciones legales y se ajustaría a los tratados internacionales que prohíben los mercados”, explica.

Hernández Tinajero recomienda un uso responsable de la droga, que no genera dependencia física pero puede provocar dependencia psicológica.

“Siempre se invita a hacer un uso responsable. En esta oficina nos dedicamos no sólo al cannabis sino a otras drogas. Platicamos mucho con jóvenes en las escuelas, tenemos una vocación de reducción de riesgo y daño”, explica.

Sostiene que su impacto depende de la frecuencia, del propósito y del contexto en el que se use pero defiende su carácter relativamente inofensivo en relación con muchísimas drogas, incluido el café, el alcohol y el tabaco.

Por lo pronto, en la casa del Cupihd, ubicada cerca del centro de Coyoacán, no se percibe el aroma de los churros, conocidos también como canutos, chubi, gallo, toque, bollo, marro, marley, son, joint, flavio…

NOVEDAD EDITORIAL

mexico-marijuana-high (1)• Título: La Mota. Compendio Actualizado de la mariguana en México.

Autores:

• Jorge Hernández Tinajero: politólogo, presidente del Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas A.C.

• Leopoldo Rivera Rivera: Líder del movimiento por la regulación de la mariguana en México y presidente de la Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis, A.C.

• Julio Zenil: Fotógrafo y cineasta.

Fuente TabascoHoy

 

 

por -
1 654 vistas

29631_508054289227445_1077229766_n“A la rica marihuana y otras especias”

Autor: Terry Southern

Editorial Capitan Swing

“Aunque seamos o no seamos fans del Nuevo periodismo, sin duda estos textos no nos dejarán indiferentes. Southern utiliza un estilo cuidado y sarcástico, caracterizado por un ácido humor negro (como en el hilarante relato La carretera que sale de Axotle) y una absoluta falta de pelos en la lengua para llevar al lector adonde él quiere y mostrarle cómo son ciertas partes de este mundo que sin duda desconoce.”

 

Fuente Libreriaelvirreydelima

por -
3 790 vistas

Nueva York, EEUU.- (JTA) – Después de graduarse en la escuela ortodoxa moderna en Nueva York, el autor Yoseph Needelman de 30 años de edad, se trasladó a Jerusalén para explorar el uso de la marihuana en la tradición judía.  Durante ocho años recopiló información de las instituciones religiosas entrevistando a líderes espirituales para descubrir si de hecho hubo un espacio para las drogas en el mundo judío.

El resultado de su investigación se recopila en “Chassidis cannabis”, un libro que explora el uso judío de la marihuana.  El libro fue publicado originalmente en 2009 bajo el nombre del autor Needelman, Yosef Ibn Mordachya.

En Colorado y Washington que recientemente votó a favor de legalizar la marihuana para uso recreativo, los puntos de vista populares sobre la marihuana están evolucionando rápidamente. En el libro de Needelman se pueden encontrar al público que busca consejo religioso y práctica sobre el uso de la marihuana.

La prensa especializada judía JTA se encontró con Needelman mientras se encontraba en una gira de promoción en los Estados Unidos.

JTA: Cuéntame un poco sobre usted y cómo llegó a escribir este libro?

Yoseph Needelman: Crecí en Brooklyn, Nueva York, y fue a las escuelas diurnas modernos ortodoxos. Fui a Israel después de la escuela secundaria para encontrar cosas en el judaísmo que sentía debían de formar parte de las tradiciones antiguas de cómo vivir bien, sobre todo con el cannabis. Me presentaron el beber en un contexto religioso, pero en relación con la marihuana [religiosa] es un gran misterio para mí. Si el Torá es un marco religioso que nos guía en el disfrute de todo lo que es bueno, debe referirse a otras cosas relacionadas como como la marihuana o el yoga.

Escribí este libro porque creo que los niños necesitan consejo con el tema drogas ya que la utilizaran de todas formas Si están fumando marihuana y tomando otras drogas necesitan saber cómo hacerlo con eficacia. Mi libro trata de cómo hacer las cosas de una manera útil, eficaz y responsable.

¿Por qué cree usted que las instituciones religiosas tienen una perspectiva negativa sobre las drogas como la marihuana?

El judaísmo se define por sus ciertos rechazos.  Está diseñado para protegernos de éxtasis extranjeros y los malos hábitos. Creo que aquí en Estados Unidos, ciertos valores occidentales se convirtió en ley y rechazan fumar y el uso de hierbas para un montón de razones. El Judaísmo, que surgió de las cenizas de los sobrevivientes de Jerusalén, las personas que fueron capaces de nacer de ellos mismos parecen más inofensivos para el Estado, que no exige que sus líderes exitosos amenacen a nadie por lo que se ha convertido en un tabú. La marihuana no es identificada especial para los judíos, a pesar de que una gran cantidad de grandes rebbes tradicionalmente se asociaban con ella

¿Dónde está escrito sobre esas sustancias de uso jasidim y que son algunos de las más famosas?

El Gaón de Vilna [un rabino del siglo 18 y oponente del jasidismo] escribió en su cheirim, o mandamiento de excomunión, que Chasidim no son confiables, ya que bailar, cantar y fumar.  Algunos rabinos famosos que suenaque si utilizan drogas fueron el rabino Yisrael Ben Eliezer, o Baal Shem Tov, el padre del movimiento jasídico. A Baal Shem / Doktor es alguien que recogió hierbas silvestres y cortezas, e hizo los medicamentos que se venden, además de consejos sobre cómo utilizarlos correctamente. Solía fumar de una pipa de agua para experimentar un “Aliyat neshamá”, o la ascensión del alma.

Su biógrafo, el rabino Yakov Yosef de Polonoye, dijo que él daría su porción entera en este mundo y en el mundo venidero, sólo por el gusto de lo que el Baal Shem Tov recibió de su pipa.

Rabí Israel Friedman de Ruzhyn utiliza para fumar una pipa, también llenar toda la habitación antes de Shabat.Se abriría una ventana y decir: “Estas son las nubes de la semana de ben salir y las nubes de Shabat vienen pulg” Rabí Levi Itzjak de Berdichev utiliza para fumar una pipa antes de orar.

El rabino Shlomo Carlebach, que llegó mucho más tarde, incluso lcon oposición a las drogas, pero él fumaba de vez en cuando [a fin de ganarse la confianza] de las personas que ya se encontraban en un alto nivel de conciencia espiritual y de curiosidad.  Carlebach, sin embargo, fue frustrado siempre por el sentido de la dependencia que el grupo tenía de él.

¿Fue alguna vez la marihuana utilizada para las prácticas judías?

En Éxodo 30:23, que habla de los aceites de unción y hay un ingrediente llamado “knei bosem.” [El comentarista del siglo 11] Rashi dice que es “importante” y el Ramban explica con mayor detalle que el ingrediente es “universalmente valorado , en cada país, y cada imperio “. rabino Aryeh Kaplan, un redactor posterior, da más opiniones, una que es este ingrediente es la marihuana que era mundialmente popular, sobre todo en las tradiciones de las tierras como Yemen y Marruecos.

¿Hay referencias bíblicas al uso psicodélico?

Existe la opinión de que circula últimamente entre algunos académicos y teóricos que los Judíos en el desierto [experimentaron alucinaciones] de la matzá que comían.  Matzah era una masa cruda sin hornear, centeno que se llevaron y cocinaron lentamente al sol. Fue a través de un proceso llamado fuego de San Telmo, donde su comida tenía sustancias psicoactivas, haciendo que la nación entera alucinara. El texto alude a estas alucinaciones cuando se habla de la apertura del mar, como la nación veía el cielo caer sobre los egipcios o ver visiones de todos sus antepasados. El texto también habla de alucinaciones cuando los Judíos recibieron el Torá, como vieron y escucharon las voces del rayo. Finalmente, las alucinaciones fueron demasiado abrumadoras y los sacerdotes tuvieron que intervenir.

En su libro, usted habla sobre el uso de drogas por una experiencia espiritual?

No, no me gusta cuando la gente dice eso. Las drogas no crean una experiencia espiritual. Tal vez las intenciones de por qué se está utilizando puedan ser espirituales . Las drogas se alejan de sus responsabilidades y necesidades. No es como el alcohol que te hace sentir cálido, la marihuana es la droga menos peligrosa – lo peor que puede hacer es hacerte perder la pista de sus prioridades.

¿Cuáles son los beneficios de la marihuana? 

El principal consejo que le sugiero de algunas cosas, el mejor marco para fumar marihuana es cuando estás por tu cuenta y tienes una actividad para enfocar.  También es bueno estar en un pequeño grupo de personas que realmente aman. También es muy importante asegurarse de que fumar marihuana no será un problema para usted y que no se le impida darse cuenta de lo que es realmente importante.

Los efectos positivos son que pueden dar una sensación de paz de lo que está sucediendo a su alrededor. Le puede ayudar a acabar con los problemas enormes que podrían estar en tu mente y ayudará a procesar las cosas con más facilidad.. La Marihuana es también grande para la oración, sobre todo si no tienes prisa. Y, por supuesto, la mejor manera de utilizarlo, espiritualmente, es compartirlo con alguien.

¿Crees opinión de la gente con la marihuana va a cambiar ahora que los esfuerzos para legalizar su uso están ganando el pulso?

Sinceramente, no lo sé.  Históricamente, nunca Chasidim le importaba mucho sobre lo que es legal o ilegal. No estoy seguro si la gente va a cambiar su punto de vista sobre el tema . Me encantaría vverlo. Pero las personas que están interesadas en el uso de la marihuana en el buen sentido ya lo están haciendo. Ellos ya están al tanto de los poderes y limitaciones de esta planta así que no estoy seguro de cómo las cosas van a cambiar. Pero las cosas van a cambiar, y cuanta más gente sepa cómo tomar la responsabilidad y demás, muchos pueden cambiar para mejor con el tiempo. L’Jaim! The Global News Service of the Jewish People

por -
3 919 vistas

Uruguay.- Guillermo Garat editó un libro que pretende encontrar en la historia las raíces de las discusiones actuales sobre la legalización del cultivo en Uruguay

Sobre una potencial legalización de la producción de marihuana se habló hasta el hartazgo. Pero cómo se llegó a esta discusión es lo que aborda el periodista Guillermo Garat en su libro Marihuana y otras yerbas. Prohibición, regulación y uso de drogas en Uruguay.

El libro encontró su puntapié mucho antes de los dichos de Mujica, cuando en febrero de 2011 se encarceló a Alicia Castilla y Mauricio Balitzki por tenencia de plantines de la droga.

“Pensé que sería interesante conocer por qué llegamos a esa situación. A un punto donde algunos jueces, doctores, políticos y buena parte de la sociedad está condenando un consumo que es impune. Me pareció interesante hurgar en el consumo de drogas en Uruguay y de las distintas reglamentaciones”, explicó Garat aEl Observador.

Esta investigación histórica hizo que el relato fuera muy atrás, al Montevideo colonial.

“Encontré los primeros registros con los esclavos de la colonia. Las plantaciones de cáñamo eran fundamentales para la navegabilidad de los reinos ultramarinos. España y Portugal plantaron en América Latina cáñamo porque sino no tenían manera de hacer las velas, los encordados de los barcos y hacer ropa para sus habitantes”, detalló.

El libro luego salta en el tiempo, para hablar de fines del siglo XIX y principios del XX, donde drogas como el opio y la cocaína formaban parte de los botiquines y se vendían en farmacias. “La cocaína era anestesiante. Se usaba para la odontología y la veterinaria. El cannabis se utilizaba como sedante. Macerado tenía diferentes usos, como por ejemplo cigarrillos para el asma, como se decían popularmente. Encontré publicidades y referencias de unos que se llamaban cigarrillos Grimault que venían de Francia”, afirmó el periodista.

Las prohibiciones arribaron luego, cuando el consumo comenzó a ser problemático, luego de las guerras mundiales.

Sin embargo, el libro no intenta abordar directamente las actuales discusiones. “Lo que estuvo pasando simplemente lo ennumero. En realidad es un libro que habla de por qué se llega a lo que pasa ahora y por qué el presidente plantea lo que plantea. Esta no es una discusión nueva para el Uruguay, ni tampoco algo descabellado para un país pequeño”, explicó.

La oferta y la demanda
A pesar de lo que podría parecer, en las librerías no se siente una demanda considerable de libros sobre el tema. Tampoco la oferta ha crecido, y los títulos destacados se repiten en los locales (ver recuadro).

“Sí hay un interés de las editoriales pero no me animaría a decir que hay un boom del asunto. Ojalá lo hubiera. Lo veo más desde los medios de comunicación”, afirmó Garat.

LIBROS

Marihuana y otras yerbas
Guillermo Garat
Editorial Debate
$ 420

Cannabis. Guía completa para el cultivo de marihuana
Jeff Ditchfield
Editorial Grijalbo
$ 590

El cultivo ecológico del cannabis
José T. Gállego
Editorial Indicios
$ 477

Geopolítica de las drogas 
Alain Labrousse
Editorial Trilce
$ 220

 Fuente ElObservador

por -
2 596 vistas

El debate que existe en torno a la marihuana, generalmente habla de los daños o beneficios que esta causa a la salud y si es o no es una droga peligrosa.

Pero hay un tema no menos importante que es necesario reflexionar, y es que la marihuana mueve billones de dólares en todo el mundo. Su ilegalidad hace que los precios de una dosis sean muy altos, pero si está se legalizara algunos sectores podrían tener un gran desarrollo económico, ya que el dinero que se llevan los grandes traficantes se repartiría entre cientos de miles de personas que trabajarían en el rubro del cannabis, al menos eso piensan algunos.

Hace unas semanas el periodista estadounidense de 42 años, Doug Fine, lanzó un libro que habla, entre otras cosas, de un nuevo auge económico en los Estados Unidos gracias al negocio de la marihuana, su escrito se llama “Too High To Fail: Cannabis and the New Green Economic Revolution”.

En su libro, Fine sostiene que la legalización de la marihuana no solo aportaría miles de millones de dólares a la arcas públicas, sino que también impulsaría un nuevo orden económico, ya que daría empleo a miles de trabajadores que se ocupen del cultivo y la distribución de la planta. En otro punto el periodista señala que la cannabis no solo sirve para ser fumada o fabricar medicinas, la marihuana tiene un montón de otras propiedades que se podrían utilizar de distintas formas si las naciones no la tuviesen tan satanizada y prohibida.

“Cuando una economía fluctúa en la inestabilidad, el recorte de presupuesto y el empobrecimiento social, es necesario que los gobiernos miren hacia otro lado”, postula el escritor amigo del cannabis.

La teoría de Doug Fine no se basa solo en su opinión personal. Como periodista experto en sustentabilidad, investigó lo suficiente para incluir en su libro, cifras, datos, documentos, opiniones de expertos y diferentes pruebas que avalan su argumentación.

De todos modos, el libro no es una oda a la marihuana, también habla de los problemas que esta podría llegar a causar en algunas personas, aunque en su mayoría se habla de sus beneficios.

“No conozco un solo alimento que no te dañe si lo consumes en demasía”, sentencia Doug Fine.

 

 Fuente Veoverde

 

por -
2 839 vistas

Esta semana, apareció finalmente el libro Marijuana Legalization: What Everyone Needs to Know, de Jonathan CaulkinsAngela HawkenBeau Kilmer y Mark Kleiman. Los cuatro son especialistas de primer nivel en política de drogas: si algún día se meten a buscar bibliografía sobre el tema, encontrarán sus nombres repetidos una y otra vez.

Este libro es excepcional por múltiples razones. Es enciclopédico en su tratamiento del tema, pero a la vez de fácil acceso para un público no especializado (está construído a manera de preguntas y respuestas). Más importante, no pretende empujar una agenda, sino proveer información para que los lectores se formen su propio juicio.

Si lo leen, van a aprender sobre:

  • La composición química de la marihuana y las razones de sus efectos psicoactivos
  • La historia del consumo del cannabis
  • Los impactos de corto y largo plazo de la marihuana sobre la salud humana
  • Los beneficios que obtienen los usuarios
  • La relación entre la marihuana y otras sustancias con potencial de abuso y dependencia (alcohol u otras drogas)
  • Las características medicinales de la planta
  • Los riesgos de manejar bajo el influjo de la marihuana (menores a los riesgos de manejar borracho y mayores a los riesgos de manejar sobrio)
  • Los posibles costos de producción y distribución en condiciones de comercio legal (muy, pero muy por debajo de los prevalecientes en condiciones de prohibición)
  • Los problemas para imponer regulaciones y cobrar impuestos a la marihuana
  • Las dificultades para estimar el incremento del consumo en un mundo post-prohibición
  • Las muchas maneras posibles de legalizar

El libro es, como diría Daniel Moreno, eminentísimo director de Animal Político, debe de debe. Corran y léanlo: no van a volver a pensar del mismo modo sobre el tema.

Fuente Animal Politico

por -
1 325 vistas

EEUU.- La hija del senador republicano John McCain  no tiene  pelos en la lengua, cree que ” la marihuana debería ser legalizada “. En su nuevo libro America, Sexy Bitch (escrito con Michael Ian Negro), Meghan McCain admite que fumó marihuana “unas cuantas veces en el pasado.”

“No entendemos completamente el encanto y el tabú relacionado con la marihuana”, dice ella. “Las pocas veces que he participado en fumar marihuana ha sido una experiencia suave. La primera vez fue en un viaje a Amsterdam. Es una planta que te deja suave y risueña. Sin embargo, dependiendo de dónde ustedes se encuentren  en los Estados Unidos, fumar o su posesión,  es un delito menor o mayor. Creo que las ramificaciones legales por posesión de marihuana son atroces. Si se legalizase la marihuana en este país, se solucionarían muchos de nuestros problemas económicos, al menos ayudaría  mucho”.

En el libro, McCain y  Black travel  , hablan abiertamente por Nueva Orleans. “A medida que continuamos por las calles empedradas, Glen pasa de una articulación”, explica McCain. “La idea de que alguien pudiera vernos y podríamos  ser arrestados me perturba, aunque si vamos a la cárcel, Michael iba a llorar.”

 

Fuente Celeberstone (inglés)

por -
2 1.554 vistas

 Londres, GB. Las prohibiciones a drogas como el éxtasis, los hongos mágicos y el LSD dañaron la investigación científica sobre el cerebro y detuvieron el avance de la medicina, al igual que la veda al estudio con células madre del ex líder estadounidense George Bush, dijo el jueves un destacado neurocientífico británico.

 David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología del Imperial College de Londres y ex asesor jefe sobre drogas del Gobierno británico, dijo que la prohibición internacional de las drogas psicodélicas y otras sustancias que alteran la mente en los últimos 50 años ha tenido consecuencias dañinas y “perversas”.

“Cuando una droga se vuelve ilegal, realizar una investigación experimental sobre ella es casi imposible”, dijo Nutt a periodistas en una conferencia en Londres, de cara a la publicación de su nuevo libro, Drugs – without the hot air.

El científico comparó la situación con la que padeció la investigación con células madre bajo el mandato del ex presidente George W. Bush, quien prohibió cualquier estudio nuevo con células madre embrionarias entre el 2001 y el 2009, una medida que muchos expertos consideran retrasó el campo por años.

Nutt manifestó que el problema con el enfoque actual sobre las políticas ligadas a las drogas a nivel global, que se centran en prohibir las sustancias que se creen más dañinas, “es que se pierde perspectiva del hecho de que esas drogas bien podrían brindar conocimiento de áreas de la ciencia que necesitan ser exploradas y también nos darían nuevas oportunidades terapéuticas”.

“Casi todas las drogas que son de interés en términos de fenómenos cerebrales como la conciencia, la percepción, el humor, la psicosis -drogas como las psicodélicas, la ketamina, el cannabis, los hongos mágicos- actualmente son ilegales. Por ello, casi no hay trabajo científico en este campo”, dijo Nutt.

El científico realizó el año pasado un pequeño ensayo con humanos para estudiar los efectos de la psilocibina, el ingrediente activo de los hongos mágicos, sobre el cerebro.

Contrariamente a lo que esperaban los científicos, el estudio halló que la psilocibina no aumenta sino que suprime la actividad en zonas cerebrales relacionadas con la depresión, lo que sugiere que el fármaco sería un tratamiento útil para esa condición.

Nutt indicó que tuvo que “superar cientos de obstáculos” para poder realizar el estudio, al tener que lidiar con un nivel complejo y costoso de mecanismos de seguridad y normas que le consumieron mucho tiempo y habrían hecho claudicar a la mayoría de los científicos.

Si las entendemos, podemos lidiar con ellas

David Nutt

El profesor, que fue despedido en el 2009 tras una disputa de alto perfil con el Gobierno británico luego de que comparara los riesgos de fumar cannabis con los que andar a caballo, dijo que escribió el nuevo libro con la esperanza de mejorar la comprensión sobre las drogas, tanto legales como ilegales y medicinales como recreativas.

“No hay casi nadie en la sociedad que no tome drogas de algún tipo. Las opciones que se toman al respecto de la ingesta de drogas incluyen una mezcla compleja de moda, hábito, disponibilidad y publicidad”, indicó el experto.

“Si entendemos más sobre las drogas y tenemos un enfoque más racional sobre ellas, realmente terminaremos sabiendo más sobre cómo lidiar con los daños de las drogas”, agregó.

Publicado el jueves, el libro busca explorar la ciencia de qué es una droga y cómo funciona. Y debate sobre si la “guerra a las drogas” hizo más daño que bien. Nutt Cree que sí lo hizo.

También explora por qué la reina Victoria de Gran Bretaña tomó cannabis. Aparentemente su médico J.R. Reynolds escribió un artículo en la revista médica The Lancet en el que indicó que “cuando es pura y se administra cuidadosamente, (la cannabis) es una de las medicinas de más valor que poseemos”.

Reynolds prescribió la droga a la monarca para ayudarla a lidiar con sus dolores menstruales y luego de dar a luz.

El libro también tiene capítulos sobre por qué las personas toman actualmente drogas, y dónde deberían estar -y si debería haber- límites entre las drogas legales como el tabaco y el alcohol y las ilegales como el cannabis y los hongos mágicos.

Nutt no discute que las drogas sean perjudiciales, pero trata el tema de lo que considera que son decisiones no científicas para prohibir una, como el cannabis, y permitir que otras, como el alcohol, estén disponibles en supermercados.

 “Las drogas son drogas. Diferirían en términos de sus efectos sobre el cerebro, pero fundamentalmente son todos agentes psicotrópicos”, dijo el científico.

“Y es arbitrario si elegimos mantener el alcohol como legal y prohibir la cannabis, o hacer el tabaco legal y prohibir el éxtasis. Esas no son decisiones científicas sino políticas, morales y quizá incluso religiosas”, finalizó Nutt. (Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

 

Fuente ElEconomista.mx

por -
1 464 vistas

A la rica marihuana y otras especias es el título de esta compilación de textos escritos por Terry Southern (Alvarado (Texas), 1924 – Nueva York, 1995) que apareció en nuestras librerías hace apenas un mes.

Para quien no conozca a Southern, aclararé que fue uno de los escritores estadounidenses más importantes del pasado siglo. Escribiendo relatos, novelas, ensayos y guiones formó parte del movimiento literario de posguerra en el París de la década de 1950, del Swinging London de la década siguiente, influyó en la forma de hacer cine en los años 70, escribió para el programa de televisión Saturday Night Live en los 80 e impartió clases de escritura de guiones en varias universidades.

Pero el responsable de Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú), Barbarella, Easy Rider o The End of the Road también fue conocido, como dijo Tom Wolfe, por ser el creador de lo que se llamó el Nuevo periodismo (caracterizado por aplicar recursos y técnicas de la literatura de ficción y otras corrientes consideradas hasta entonces incorrectas por el periodismo tradicional. Supuso una renovación en las formas de narración de reportajes, crónicas y entrevistas, combinando lo mejor de la literatura con lo mejor del

periodismo

Para saber algo más sobre este estilo, no tenemos más que abrir A la rica marihuana… y comenzar a leer. Además de relatos, este libro contiene los escritos que Southern publicó en la revista Esquire, varias entrevistas y un par de piezas dramáticas que le valieron el reconocimiento internacional y que son una muestra de su personal y satírica forma de escribir.

Con grandes dosis de humor negro y desparpajo, Southern utiliza todo tipo de sustancias legales e ilegales para hablar sin tapujos de la política estadounidense, dela CIA, del periodismo, de la música, de ser moderno, de Kafka, de Freud, de la homosexualidad, de los prejuicios raciales…, pero siempre desde una perspectiva absolutamente personal y subjetiva, lo que le permite experimentar con el lenguaje y jugar con el lector, conquistándolo desde la primera línea.

 

Fuente Koult

por -
0 508 vistas

Por Hasier Larretxea.- En una ciudad indeterminada, en un año indeterminado, Jim, John y Jack (mileuristas, cansados de sus trabajos y de la existencia que llevan y que no tiene pinta de cambiar) deciden dar el golpe de sus vidas. Y lo hacen. Dan el palo, consiguen un montón de pasta y con la primera resaca se dan cuenta de que necesitan hacer algo más para retirarse y vivir como reyes.

Entonces conocen a Wilson, bendecido por una insólita buena suerte que le proporciona tantas satisfacciones como problemas kármicos, y planean un golpe aún mayor.

Pero, para llevar a cabo su plan (que, obviamente, es de todo menos legal y lógico, y dista mucho de haber sido reflexionado a fondo) y poder vivir sin dar palo al agua el resto de sus vidas, a ser posible acompañados de una botella de ron –del bueno y en vaso ancho, por supuesto–, necesitan la ayuda de Sniffer, un ¿mafioso? en el que no pueden pero no tienen más remedio que confiar.

Mientras se afanan por sacar adelante su descabellada idea, entrarán en contacto con una galería de personajes merecedores de dar de comer aparte: la banda de Macois (los matones sin escrúpulos), Giuseppe (el mal encarnado en un taxista), Tommy (el rey del bullying), McArthur (la gran esperanza del mundo libre) y un sinfín de outsiders, cada cual más al límite, todos danzando al son que entonala Gatoparda.

Éste es el argumento de Una comedia canalla, una novela hilarante y gamberra que encadena diálogos desternillantes, comunicación no verbal, torturas, peleas, drogas, ron, asesinatos, alucinaciones, sabiduría oriental y resacas dignas de estudio, mientras desarrolla una historia en la que cualquier detalle puede desencadenar la escena más disparatada que podríamos imaginar.

Que esta novela sea divertida y se lea rápido, sin embargo, no quiere decir que no tenga calidad. Todos sabemos que siempre es más difícil hacer reír que hacer llorar y que un “quiero y no puedo”, en lo que al humor se refiere, puede hundir cualquier historia, por muy bien pensada que esté. Por suerte, Iván Repila sale airoso de la prueba y nos ofrece un libro que contiene innumerables escenas surrealistas y que nos hará reír en muchas ocasiones, pero también una novela muy bien trabajada, cuyas piezas, al final, construyen un pseudorretrato ácido y mordaz de la sociedad en la que vivimos.

 

Fuente Koult

por -
0 174 vistas

Entrevista a Mark Smith. por Toke Of The town

Nota del editor:  El nuevo libro del escritor Mark Haskell Smith Heart de Dankness  dá cobertura sobre las  noticias de la Copa del cannabis para el Los Angeles Times .

El  Novelista Smith muestra variedades de marihuana que no se parece a nada que hubiera experimentado antes, a diferencia de las variedades tipicas. De hecho, no consiguió un “puntazo” tal. Este cannabis poseía una cualidad efímera, se conocía como “dankness”.

Haskell comenzó un viaje en por los “barrios bajos” donde hay un súper alto grado de marihuana. Localizó a la comunidad especializada de estos  “botánicos”, los agricultores fuera de la ley y los especialistas que buscan la excelencia y la diversidad genética del cannabis. Los puntos culminantes fueron enla Cannabis Cupde Amsterdam, que Marcos describe comola Super Bowl/ Mardi Gras la cosecha más grande del mundo.

El escritor sobre el mundo del cannabis y conocedor Caitlin Podiak tuvo la oportunidad de charlar con Haskell Smith sobre este libro, sobre el cannabis bueno y sobre qué, exactamente, constituye el estado de dankness. Disfruta!

Preguntando sobre  Dankness

Por Caitlin Podiak

Especial para Toke of the Town

Caitlin Podiak: Su búsqueda de “el corazón de dankness” se centra en la anual de High Times Cannabis Cup, evento en Amsterdam. Pero ¿lo ve relevante esos premios  para los usuarios de cannabis en California? Sé que muchas de las variedades que tenemos aquí provienen de semillas holandesas, pero más allá de eso, me pregunto hasta qué punto los resultados dela Copa Cannabis en Amsterdam debe importarnos a nosotros en los Estados Unidos.

Marcos Haskell Smith: ¡Oh, creo que es muy relevante para los usuarios de California  lo que sucede allí.. Las variedades que gananla Copa Cannabis en última instancia se convierten en las mas populares que se encuentran en los dispensarios médicos o que son vendidas por los distribuidores. AK-47, Super Silver Haze, Willie Nelson, lavanda,LA Confidential … estas son todas  variedades bastante comunes hoy en día y se introdujeron por primera vez enla Copa Cannabis.Me imagino que Kush Kosher, que es una variedad originaria del sur de California, será enorme su repercusión los próximos años, ya que acaba de ganarla Copa Indica en Amsterdam. Es algo así como Coachella para el cannabis. Es el lugar donde se descubre las incognita de las variedades y reciben el gran impulso, su gran momento. Y eso resuena en California. ¡Queremos esas semillas!

 

Fuente TokeoftheTown

por -
0 2.207 vistas

En la cocina hay muchas tendencias, y una de las tabú es la cocina con marihuana, aunque algunos mitos se están derribando. Elise McDonough, escribió parte del libro y así poder saciar tus ‘necesidades’.

The Official High Times Cannabis Cookbook se llama el libro lanzado hace unos días. En este libro podrán encontrar galletas, brownies, postres, picoteos, pesto, cocktails, etc.

Además hay información para crear bases y mantequilla de cannabis, sus efectos y dosis, y otros aspectos de la marihuana en la cocina. El libro incluye las recetas favoritas de varios famosos como Snoop Dogg y Willie Nelson.

Fuente Hambientos

“Escrito por un veterano de diez años de la revista emblemática, Elise McDonough, el libro de cocina. Para aquellas personas que requieren consumir para su salud,el libro es una herramienta muy útil.

Este libro de cocina ilustrado incluye 50 recetas para todo, desde el pesto, salsa de barbacoa y tamales hasta cócteles refrescantes y un montón de nuevos postres.

A lo largo de los chefs ‘en ciernes’ se llega a conocer la ciencia de el cannabis en la cocina  y descubre deliciosos platos de la revista High Times y los consejos de famosas celebridades como Willie Nelson, Cheech y Chong, y Snoop Dogg. Incluidas las creaciones de bases de cannabis y mantequillas, los efectos y las dosis, y otros aspectos de la cocina con marihuana, este libro es especial para principiantes y avanzados cocineros del cannabis por igual. Esta es la última colección de ganja-riffic deliciosas recetas con la marihuana.

 

Información y adquirir Amazon

por -
0 1.332 vistas

En el presente libro, 50 expertos de prestigio internaciona, no solo partidarios del uso médico del cannabis sino también escépticos ante esta idea, ofrecen una amplia visión de la botánica, la química, la farmacología, las posibilidades terapéuticas (en anorexia, caquexia, náuseas y vómitos, terapia paliativa, migraña, trastornos motores, glaucoma), así como de su toxicología y posibles efectos secundarios.

 

 

TABLA DE CONTENIDOS

 

Sobre los editores

Prólogo

Leslie Iversen

Prefacio y agradecimientos

Definiciones y glosario de términos

PRIMERA PARTE: BOTÁNICA, TAXONOMÍA, QUÍMICA E

HISTORIA

1. Botánica de las medicinas naturales del cannabis

 

Robert C. Clarke, David P. Watson

Intoducción

Ciclo natural de vida

Cultivo natural o de exterior

Cultivo vegetativo o de interior

Desarrollo de las glándulas de resina

Orígenes del cannabis

Taxonomía del cannabis

El presente del cannabis medicinal

El futuro del cannabis medicinal

Conclusión

2. Taxonomía de los cannabinoides

Cannabinoides vegetales

Análogos sontéticos

Afines de la anandamida

Antagonistas de los receptores

3. Componentes químicos del cannabis

 

Mahmoud A. ElSohly

Constituyentes químicos del cannabis

Conclusión

 

4. Historia del cannabis en la medicina occidental

 

Manfred Fankhauser

El cannabis antes de Cristo

El cannabis en la época clásica

El hachís en el mundo árabe

El cáñamo enla Europamedieval

El cannabis en la medicina europea del siglo XVIII

El cannabis en la medicina occidental del siglo XIX

Los hechos, la verdad

1880-1900: el apogeo

El cannabis como medicina en el siglo XX

El final de na era

conclusión

SEGUNDA PARTE: FARMACOLOGÍA Y FARMACOCINÉTICA

5. Efectos del cannabis y de los cannabinoides

 

Franjo Grotenhermen

Efectos sobre la psique y el comportamiento

Sistema nervioso central y neuroquímica

Sistema circulatorio

Otros efectos sobre el organismo

Tolerancia

Interaciones medicamentosas

Interacciones entre los propios cannabinoides

Efectos de otros cannabinoides

6. Farmacocinética

Rudolf Brenneisen

introducción

Absorción y biodisponibilidad

Distribución

Metabolismo

Excrección

Niveles plasmáticos según la vía de administración

7. Lugares y mecanismos de acción

Roger G. Pertwee

El sistema cannabinoide endógeno

Ligandos de los receptores cannabinoides

Palmitiletanolamida

Inhibidores de la recaptación o metabolización tisular de los cannabinoides endógenos

Otros tipos de receptores cannabinoides

Conclusión

8. Mecanismos analgésicos de los cannabinoides

Cris W. Vaughan, McDonald J. Christie

Acciones farmacológicas del Cannabis sativa

¿Poseen los cannabinoides actividad analgésica?

un sistema cannabinoide y las vías analgésicas centrales

Acciones celulares de los cannabinoides en las rutas del dolor

conclusión

9. Los cannabinoides como neuroprotectores contra la isquemia

Aida Hampson

Introducción

Los cannabinoides y la isquemia

Receptores cannabinoides y canales de calcio pre-sinápticos

Receptores cannabinoides y canales de calcio post-sinápticos

El sistema cannabinoide como regulador endógeno del influjo de calcio

Los cannabinoides y el bloqueo de los receptores NMDA

Oxidantes e isquemia

Cannabinoides como antioxidantes neuroprotectores

10. Posibles mecanismos en enfermedades autoinmunes

 

Robert Melamede

 

TERCERA PARTE: INDICACIONES DEL CANNABIS Y DEL THC

11. Revisión de los efectos terapéuticos

Franjo Grotenherm

Jerarquía de efectos terapéuticos

Indicaciones

Encuestas

12. Usos médicos del cannabis: la experiencia de California

 

Dale Gieringer

Efectos dela Proposicion215

Encuestas sobre el consumo

13. Anoréxia y caquexia

 

Martin Schnelle, Florian Strasser

Anorexia y caquexia en pacientes con cáncer

Mecanismos de la caquexia del cáncer

Anorexia y caquexia en enfermos de SIDA el sindrome de desgaste

Cannabis y A9-THC en la caquexia del cáncer y el sindrome de desgaste

por SIDA

Conclusión

 

14. Efectos antieméticos de los cannabinoides

 

Terry Plasse

Antieméticos en la práctica clínica

Fundamentos para el uso de los cannabinoides como antiméticos

Datos clínicos

El papel actual de los cannabinoides como antieméticos

 

15 Terapia del dolor

Anita Holdcroft

Trastornos de dolor y sus tratamientos

Datos teóricos y experimentales

Estudios clínicos y casos anecdóticos

Conclusión

  • 16. jaqueca: indicaciones para el cannabis y el THC

Ethan Russo

la migraña y sus síntomas

Tratamiento convencional de la migraña

Historia clínica del cannabis en el tratamiento de la migraña

Datos teóricos y experimentales sobre el THC en relación con la migraña

Valor y lugar del cannabis en el tratamiento de lamigraña

17. Marihuana y cannabinoides en trastornos espásticos: una

revisión de la investigación experimental y clínica

 

Richard E. Musty, Paul Consroe

Introducción

Espasticidad y enfermedades espásticas

La marihuana y los cannabinoides en las enfermedades espásticas A6-THC y nabilona

Efectos preclínicos de los cannabinoides

18. Trastornos neurológicos del movimiento

Kirsten R. Müller-Vahl, Hans Kolbe

Udo Schneider, Hinderk M. Emrich

Síndrome de Gilles de Tourette

La enfermedad de Huntigton y otros trastornos de tipo coreico

Distónia

Enfermedad de Parkinson y síndromes parkinsonianos

Temblor

Conclusión

19. Glaucoma y cannabinoides

 

David W. Pate

Los cannabinoides como hipotensores oculares

Mecanismo de acción

20. Dependencia y cannabis

Tod H. Mikuriya

Antes de la prohibición

El cannabis y los trastornos del estado de ánimo

El cannabis en sustitución de drogas más peligrosas

Trastornos de estrés postraumático: un tipo característico de dependencia

Política sobre drogas, dependencias y cannabis

 

CUARTA PARTE: RIESGOS Y EFECTOS SECUNDARIOS

21. Revisión de los estudios acerca de los efectos no deseados

del cannabis y del THC

Franjo Grotenhermen

Toxicidad general

Efectos agudos

Efectos crónicos

Consecuencias de la situación legal

Extrapolación a humanos de los datos obtenidos con animales

Comparación entre cannabis

 

22. Efectos agudos del acnnabis y de los cannabinoides

 

F. Markus Leweke

Efectos agudos sobre el sistema nervioso central

Efectos de los cannabinoides sobre los sistemas periféricos

 

23. Cannabis y dependencia

 

Wendy Swift, Wayne Hall

Tolerancia y síndrome de abstinencia

Adicción al cannabis

Tolerancia, dependencia y uso terapéutico de los cannabinoides

24. Embarazo

 

Peter A. Fried

Efectos sobre el curso del embarazo

Efetos sobre el crecimiento y comportamiento en la fase neonatal e infantil

Impacto más allá de la infancia

Efecto sobre la función ejecutiva

Conclusión

 

25. Sistema inmune

Guy A. Cabral

El sistema inmunológico y los receptores cannabinoides

Estudios con animales

Estudios in vitro

Datos obtenidos con humanos sobre el THC y el cannabis

Implicaciones prácticas: situaciones terapéuticas y dosis

26. Sistema hormonal y reproducción

 

Laura L. Murphy

Sistema endocrino reproductor

Eje hormonal adrenal

Otras hormonas

27. Efectos psiquicos y cognitivos a largo plazo

Nadia Solowij, Bris FS Grenyer

Efectos sobre el sistema nervioso central

Evidencia correspondiente a la investigación con animales

Evidencia correspondiente a la investigación con personas

Relevancia par ale uso terapéutico del cannabis

28. Cannabis y alcohol en accidentes de tráfico

Gregory B. Chesher, Marie Longo

¿Por qué presenta más problemas la farmacocinética del cannabis?

Resultados de los estudios de culpabilidad

Conclusión

29. Riesgos respiratorios de fumar marihuana

Donald P. Tashkin

Introducción

Bronquitis crónica y enfisema

Cáncer de vías respiratorias

Infección de trato respiratorio

Otras posibles complicaciones respiratorias de fumar marihuana

Control de las complicaciones infecciosas y respiratorias de la marihuana medicinal

30. Contaminantes y adulterantes del cannabis natural

John M. McPartland

Introducción

Contaminantes naturales

Adulterantes

31. Consejos prácticos

Franjo Grotenhermen

Dosis

Restricciones de uso y consejos útiles

Tratamiento en caso de sobredosis aguda

Interacciones

Cannabis o THC

¿Fumar o comer?

Almacenamiento

Cultivo

QUINTA PARTE: OTROS CANNABINOIDES

32. Visión global de los cannabinoides actualmente en estudio

Franjo Grotenhermen

 

33. Cannabidiol: posibles aplicaciones terapéuticas

Antonio W. Zuardi, Francisco S. Guimaraes

Propiedades ansiolíticas del CBD

Efecto antipsicótico del CBD

Introducción de la expresión inmunorreactiva fos-like del CBD

Conclusiones

34. Anandamidas: ¿medicamento potencial para el glaucoma?

 

David W. Pate

Estructura y función de la ciclodextrina

Barreras oculares para la penetración del medicamento

Estudios sobre la presión intraocular

Mecanismos de acción

 35. potencial terapéuico del ácido ajulémico

(CT3)

Summer H. Burstein

Antecedentes

Estereoespecificidad

Los ácidos cannabinoides no se acoplan ni a los CB1 ni a los CB2

Efectos analgésicos del ácido ajulémico

Efectos antiinflamatorios del áido ajulémico

Prespectiva de futuro

36. El HU-211, un cannabinoide neuroprotector

Raphael Mechoulam, Esther ShohamiIntroducción

Efectos in vitro del HU-211

Efectos in vitro del HU-211

Desarrollo del fármaco

Conclusión

SEXTA PARTE: OTROS COMPONENTES DEL CANNABIS

37. Componentes no cannabinoides del cannabis

John M. McPartland, Vito Mediavilla

Introducción

Terpenoides

Flavonoides

Conclusión

38. Semilla y aceite de cáñamo

Gero Leson, Petra Pless

Introducción

Composición del aceite de cáñamo

Beneficios nutritivod y terapéuticos del aceite de cáñamo

Cosmética

La cuestión del THC

Cañamones

 Fuente y Adquirir