Etiquetas Posts etiquetados con "Marruecos"

Etiqueta: Marruecos

por -
1 974 vistas

El Rey de Marruecos, Mohamed IV, no ha dejado indiferente a nadie después de publicar en facebook una foto suya con una camiseta que lleva una hoja de marihuana en el pecho.

El Rey  Mohamed VI de Marruecos nos tenía acostumbrados a sus típicas chilabas o trajes con corbata, pero en estas últimos días se han propagado fotos del monarca Alaui donde se le puede ver muy moderno y cercano a los ciudadanos.

Muchas imágenes se pueden ver en su facebook, pero hay una que ha dejado muy sorprendidos a los amantes de la planta del cannabis. Es una foto donde aparece con una camiseta veraniega y en la que en su imagen central, aparece una gran hoja de marihuana con los colores de Estados Unidos.

Marruecos es un precioso país moderno, que quiere ser la gran economía del norte de África y que es frontera con la Unión Europea.

Marruecos también históricamente ha sido y es uno de los mayores productores del mundo de cannabis y fuerzas políticas del reino también han abogado por entrar de lleno en la industria del cannabis .

Con esta fotografía del jefe de la casa real marroquí, Mohamed IV, en la que se le ve cómodo portando la hoja de cannabis, a buen seguro, habrá alegrado la cara a más de uno. Todos los que abogan por otro trato legal hacia el cannabis y en todo el mundo, estarán muy contentos de que las altas esferas reales también se unan al nutrido grupo mundial que le dan un significado especial a la hoja. ¡Viva el Rey!

por -
0 342 vistas

Es casi imposible encontrar en el mundo un hecho similar al que se produjo en un pueblo rural en la provincia de Larache.

Un burro fue detenido en Larache (Marruecos) por la policía, cuando fue sorprendido transportando hachís. Posteriormente condenado a ser vendido o subastado.

Sí, has leído bien. Se trata de un animal que fue detenido en flagrante delito de transporte de cannabis. Fue detenido como final de la investigación de la gendarmería marroquí y su propietario ha sido juzgado y condenado.

El animal tampoco se escapó de la sentencia del juez que ordenó, como condena, subastarse en subasta publica.

Pero no sólo eso, sino que además al no encontrar a nadie que lo quisiera comprar se vendió aun residente que solo pagó 150 dirhams (14 euros).

Mientra duró el juicio, el presidente de la Sociedad de Fomento del Municipio se hizo cargo del animal y llegó a quejarse porque el mantenimiento del burro había costado mucho más dinero o diez veces o que se había recaudado en la posterior subasta.

La operación quedó registrada en los registros oficiales marroquíes de todas las jurisdicciones que tienen vinculo con dicha sentencia.

por -
1 696 vistas

Marruecos sigue siendo el mayor productor de resina de cannabis del mundo, informaron hoy medios locales.

Citando el Informe Mundial sobre Drogas 2016 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito , el sitio noticioso marroquí Hespress.com reveló que de entre 129 países y en el periodo de 2009 a 2014, Marruecos ocupó el primer sitio seguido de Afganistán, Líbano, India y Pakistán en términos de producción de cannabis.

La misma fuente dijo que el 32 por ciento de los decomisos globales de resina de cannabis provienen de países del norte de Africa, sobre todo de Marruecos y Argelia.

Además agrega que Europa central y occidental es la zona en donde más resina de cannabis se decomisa con un 40 por ciento del global total.

por -
1 10.919 vistas

Con toda nuestra cosecha en los botes y completando el proceso de curado, ya seguramente llevamos meses disfrutando de los cogollos que tanto trabajo, dedicación y puede que más de un imprevisto nos ha costado conseguir. Toca simplemente decidir que variedad fumar en cada momento. Pero siempre puedes ir más allá y como dijo Lavoisier “la materia ni se crea ni se destruye, se transforma”, puedes transformar tus cogollos en un delicioso hachís, una transformación que se lleva haciendo en algunas culturas y países como Nepal, Pakistán o Marruecos desde tiempos remotos. Ésta en una de las mejores maneras para aprovechar los restos de la cosecha, como son la manicura y los cogollitos más pequeños y aireados, pero cuanto mayor sea la calidad y la cantidad de resina contenga la hierba que usemos, mejor será nuestro hachís, costo, polen, grifa, chocolate o como prefieras llamarlo. Recuerda que no destruirás tus cogollos, sino que los transformarás en una rica plastilina.

LOS TAMBORES DE KETAMA

8bccf018c2778fb8e64c1d71050250d8.500x317x1Cualquiera que haya tenido la oportunidad de estar en la región de Ketama en Marruecos, quizá tuvo la ocasión de ver las bastas extensiones dedicadas al cultivo de marihuana y que no abarcan la vista a ver su final. En fértiles valles a los pies de las montañas de la cordillera de Rif, crecen millones de plantas de marihuana índica compacta y extremadamente resinosa, con las que se elaboran algunos de los hachises más exquisitos del mundo, como los famosos Doble Cero, Ketama Gold o Sputnik. En este paraíso, donde la elaboración y venta de hachís es el sustento de muchas familias (más o menos un 95% del hachís marroquí se produce en Ketama), es tal cantidad de plantas de marihuana que se llegan a acumular que las secan en fardos amontonadas contra los exteriores de las casas o calles de las aldeas. Ésto degrada una parte muy importante de THC, pero no os podéis imaginar el espacio que precisarían para secar tanta tonelada de marihuana.

a89e0631-668e-4f4e-9ece-00bd4fd79fb1 (1)Uno de los sonidos más espectaculares y cautivadores que se puede escuchar y que devuelve el eco de las montañas del Rif, son los Tambores de Ketama. Constantes, acompasados, una perfecta sinfonía digna de cualquier gran compositor del siglo XVIII, las hábiles manos de los bereberes hacen sonar sus tambores reunidos en grandes grupos, fumando en grandes pipas su tan querido kifi y envueltos en un denso humo. A partir de Noviembre, una vez con el otoño encima y las temperaturas más bajas, la resina de las plantas se solidifica y se extrae con más facilidad. El método es tan rudimentario como eficaz, colocan unos recipientes con un cedazo que es donde caerá el polen, sobre en cedazo colocan la hierba y después lo cubren todo con un plástico. Tan sólo queda con dos palos tocar el tambor en un redoble constante para que comienza a caer el polvo dorado tan codiciado. La gran mayoría de este hachís termina en los propios pulmones de los marroquíes o en los Coffee-Shops holandeses, siendo muy poco el que cruza b05e4505-8f4c-450b-9b55-4018984777f3el estrecho de Gibraltar, así que muchos posiblemente sólo conocerán esta excelente calidad de oídas.

LOS TAMBORES DE MI CASA

Nosotros no vamos a “bajar al moro” ya que tenemos todo lo necesario y de mejor calidad. Contamos con unos excelentes cogollos que hemos secado a oscuras y conservado en mejores condiciones de lo que hacen en Ketama. También en el cuidado de las plantas durante su cultivo, hay bastante diferencia, donde allí puede haber de todo. Y podemos adquirir un cedazo o malla de serigrafía, nosotros hemos optado por la Hash`s Box de Tropical Seeds por la gran calidad y comodidad. En su conjunto cuenta con una malla de 140 micras, la mejor calidad para extraer un buen Doble Cero que son las glándulas más grandes y puras, una bandeja de 3d953ad2-fe69-4135-a1ce-2fa23a3b8defcristal para recoger el polen, un plástico con correas para sujetar la caja, y dos palos. El sistema es idéntico al que usan nuestros vecinos marroquís, si bien los acabados son inmejorables.

Los cogollos que vayamos a usar, sin sobarlos demasiado los metemos un par de horas en el congelador. Ésto hará que las glándulas se desprendan con mayor facilidad al mínimo contacto. Los colocamos sobre nuestras Hash´s Box, cubrimos con el plástico y empezamos a tocar el tambor. Recomendamos comenzar suavemente para que la primera resina que caiga sean las glándulas más grandes y por lo tanto de mayor calidad. Al cabo de unos minutos, ya veremos una pequeña capa dorada sobre el cristal. Nosotros preferimos separar calidades, así que sacamos el cristal y guardamos nuestra primera pasada y volvemos a por la segunda, tercera y las que quieras. También puedes juntar todo y tener un muy buen hachís, te recomendamos de todos modos que pruebes las diferentes calidades.

CON LAS MANOS EN LA MASA

5bacd5e7-1564-48bb-bda0-e43c90d7035dCon nuestro polvo dorado, ya tan sólo nos queda amasar. El calor y la presión hacen que la resina se derrita y se mezcle. La presión la condensa, aislándola del aire, la luz y evitando que hongos la ataquen.

Lo mejor, más cómodo y rápido, es coger pequeñas piezas e irlas trabajando de una en una. Cuanto más la trabajemos, más oscura 59c70ccb-af8d-4b30-99a9-28d383f9823bse volverá y mejorará en sabor y potencia. Pronto nuestro hachís parecerá un chicle, con una textura gomosa, brillante y que ya podremos dar la forma que queramos para conservar.

No se te ocurra quemar después el costo para hacerte un porro como se suele hacer con el malo, simplemente pellizca lo que necesites y deshazlo con los dedos. Todos los vapores que terminen en tus pulmones y no que se los lleve el viento.

por -
0 997 vistas

Aunque, sin duda, la vida es difícil para la gente de las montañas del Rif de Marruecos, tienen acceso a un bien preciado, y fundamental, del que tanto carece gran parte del resto del país, el agua dulce. El Rif recibe una gran cantidad de precipitaciones cada año, que se depositan durante la breve temporada de lluvias y alimentan, de forma constante, gota a gota, las laderas y valles durante todo el año, ya que el agua se filtra por las fracturas y grietas de las frágiles rocas metamórficas de sus majestuosos peñascos y crestas, formando innumerables arroyos y cascadas en las montañas.

Sin esta fuente de agua durante todo el año, el Rif sería tan árido como el resto del interior de Marruecos. Aparte de las llanuras costeras, las únicas otras tierras agrícolas comercialmente útiles en el país se encuentran a los pies de los montes Atlas, en el sureste del país. Además, ninguna de estas tierras sería productiva si no fuera por la intensiva mano de obra de las tribus bereberes de las montañas, que siguen cuidando sus campos en los terraplenes de las laderas de la misma manera que sus antepasados durante los siglos pasados.

Las Cataratas de Akchour, Fuente de Vida - Sensi Seeds blogEn pocas palabras, las montañas atraen el agua, y el agua permite la vida. En el Rif, la vida demuestra la forma tan ávida en que utiliza incluso la más mínima gota del preciado líquido, ya que se puede ver todo tipo de plantas, adornando las orillas de los pequeños arroyos en las montañas y salpicando su delicado camino por las escarpadas y empinadas laderas, mientras que un poco más lejos de estos cursos de agua estrechos, el suelo está cubierto de maleza y seco, y los matorrales escasean.

Un lugar donde la importancia del agua para la vida rifeña se hace particularmente evidente son las impresionantes cascadas situadas cerca de la aldea de Akchour, que a su vez se encuentran en el camino de Oued Laou, más o menos a unas 25 millas de Tetuán y a unas 18 millas de Chauen. Recuerda a un verdadero oasis en el desierto, como los que se encuentran en el extremo sur del país. Akchour y su entorno rompen la monotonía de las estepas semiáridas con una explosión de verdor y fecundidad; las adelfas, el laurel y las buganvillas compiten por el dominio en los bordes de las piscinas naturales, azules y cristalinas.

Sobre el cerro de las colinas que bordean el camino de tierra, a la orilla del curso de agua principal, florecen unos inmensos campos clandestinos de cannabis bajo el implacable sol marroquí, desconocidos para la gran mayoría de los turistas que visitan el lugar cada año. Sin el agua de las cataratas, esta formidable empresa comercial simplemente no sería posible; con ella, los campos son espesos con plantas de cannabis de hasta tres metros de altura, cuyas colas densas hacen que sus ramas de apoyo se curven, lánguidamente, bajo su peso.

Pero hay, por supuesto, un poco más en esta historia de aparente abundancia de lo que en un principio podría parecer. Una gran cantidad de agua rifeña se desvía para regar los inmensos campos de cannabis que cubren la zona, y la temporada de cosecha deja las laderas completamente desnudas. Eliminar vastas extensiones de vegetación natural para dar paso a lo que es, esencialmente, un monocultivo de cannabis supone un factor importante que contribuye a la erosión del suelo. En el Rif, la tasa de erosión del suelo es una de las más graves del mundo.

Las Cataratas de Akchour, Fuente de Vida - Sensi Seeds blogAdemás de todo esto, las nuevas variedades introducidas desde Afganistán, Pakistán y Europa que cada vez se cultivan con más frecuencia en el Rif en los últimos años necesitan mucha más agua que las variedades beldia, adaptadas a la sequía y cultivadas en Marruecos desde hace siglos, así como abono complementario en algunos casos. Todo esto hay que sumárselo al problema del agravamiento de la degradación medioambiental. Al mismo tiempo, las precipitaciones medias anuales de Marruecos han disminuido, de manera constante, durante las últimas décadas, y se ha producido un aumento correspondiente en la frecuencia y severidad de los fenómenos climáticos extremos, incluidas sequías e inundaciones.

Este fenómeno de la sequía y las inundaciones, que ha causado una media de una sequía cada tres años durante las últimas décadas, agrava aún más el problema de la erosión del suelo, ya que se produce una grave mortandad vegetativa durante los períodos de sequía, lo que significa que cuando se producen lluvias fuertes, hay poco con lo que estabilizar las laderas de las colinas y evitar la pérdida de suelo. Los climatólogos predicen que Marruecos podría experimentar un aumento medio de temperatura de hasta tres grados centígrados para el año 2050, con un correspondiente descenso del 10% en las precipitaciones y un aumento del 60% en la demanda de agua.

Es evidente que la gestión de los recursos hídricos y el mantenimiento de un sector agrícola saludable presentará grandes problemas, posiblemente insuperables, en el futuro próximo de Marruecos. Por lo tanto, el destino de los campos de cannabis de Akchour y la salud del propio ecosistema penden de un hilo.

Por Seshata

por -
0 1.242 vistas

A las personas que visitan por primera vez las hermosas montañas del Rif en el norte de Marruecos, la vida les parece idílica, tranquila y relajada. Pero los signos de una pobreza arraigada, e insuperable, se van haciendo más evidentes cuanto más tiempo se pasa en estas tierras agrestes y silvestres, y la lucha de su pueblo resulta cada vez más evidente. Y como es inevitable en el caso de las regiones de gran pobreza, los niños del Rif tienen que saber adaptarse, además de ser duros y perspicaces, para sobrevivir.

Los Niños de las Montañas del Rif de Marruecos - Sensi Seeds blogEstos niños no reciben ningún tipo de educación. Aunque sí existe una educación pública del estado, es limitada y muchas veces inaccesible para los niños del Rif, ya sea debido a la distancia física y a la falta de transporte, o debido a que, simplemente, se les necesita en otros lugares. Aunque muchas familias reconocen el potencial de la educación para mejorar las condiciones socioeconómicas de los individuos y sus familias, tampoco es un hecho, ya que se pueden conseguir los ingresos tan necesarios mucho más fácilmente al poner a un niño a trabajar en los campos de cannabis, o a cocinar tajín para los turistas, o a lavar coches al lado de las sinuosas carreteras de montaña con agua canalizada directamente desde las mismísimas Cataratas de Akchour.

De hecho, en Akchour, en las hermosas y populares cascadas situadas no lejos de Chauen (una de las principales ciudades del Rif), puede verse a niños participando en todo tipo de labores. A medida que subimos por la carretera de tierra privada hecha por la gente del lugar para dar servicio a los grandes campos de cannabis que se encuentran justo sobre la colina de la principal ruta turística (y que florecen tranquilamente, mientras que la gran mayoría de estos turistas desconocen su existencia), un niño pequeño, de no más de nueve años, nos ofrece hachís mientras que otro, sentado en cuclillas a unos metros, friega una enorme sopera casi tan grande como él mismo, en una zona poco profunda y tranquila de las cataratas. Dos más, un poco más mayores, de unos 14 o 15 años, se dedican afanosamente a preparar tajín para una familia del sur de Marruecos, que está sentada en una mesa cercana. Todos parecen espabilados, seguros y totalmente a gusto en sus papeles de adultos prematuros.

Los Niños de las Montañas del Rif de Marruecos - Sensi Seeds blogDe este modo, los niños aprenden rápido aquí, y soportan una forma de vida que supone un extraño limbo entre la inevitabilidad de la miseria absoluta, y permanente, y la pequeña posibilidad de descubrir oro – siendo el oro, en este caso, obviamente, los productos a base de hierbas aromáticas del Rif – en forma de una gran venta, y escapar de la pobreza de una vez por todas. Para muchos, la vida será un ciclo constante de pequeños ingresos caídos del cielo seguidos por meses sin apenas beneficios, a la espera del próximo pequeño golpe de suerte. Por lo tanto, para la mayoría de estos chicos conseguir los ingresos suficientes se convierte en un sueño lejano, que seguirá siendo un sueño para muchos, incluso en la edad adulta.

Sin embargo, una cosa que estos chicos sí tienen, de la que los descendientes privilegiados y protegidos de las sociedades occidentales cada vez carecen más, es libertad para existir, y existir sencillamente. Libertad para ganarse la vida y vivir de la tierra o de los turistas de la forma que a uno le parezca bien, siempre y cuando no se invada el territorio de quien no se debe, y uno se asegure de que las personas adecuadas reciben la cantidad correcta en sobornos.

Para las chicas, es otra historia. Aunque Marruecos es un país muy relajado en lo relativo a las normas islámicas, las niñas, sin embargo, están mucho más limitadas en sus actividades diarias, y sin duda son menos libres. Esto no es cierto en todos los ámbitos, y a muchas chicas jóvenes de esta zona se les da una obvia libertad para jugar y correr con los chicos, pero sigue habiendo una doble moral indiscutible, que presumiblemente pretende proteger la seguridad y la virtud de las chicas, aunque en algunos casos ocurre, de hecho, todo lo contrario.

Los Niños de las Montañas del Rif de Marruecos - Sensi Seeds blogMe cuentan que existe una animada actividad comercial mediante la que las menores de edad (y ocasionalmente los varones) son prostituidas por sus propias familias a cualquier cliente por tan sólo 50 dírhams (equivalente a poco más de 5 $) por noche. Me han dicho además que la única condición es que las niñas sean devueltos sin daños – pero en el caso de que se produzcan daños, por lo general puede resolverse mediante el pago de una cuota equivalente a la posible pérdida de ingresos para la familia.

Esta cara oscura de la vida del Rif es inquietante y profundamente preocupante, pero no resulta inesperada en una región tan azotada por la pobreza y tan visitada por los turistas, comerciantes y traficantes de hachís. Sin embargo, hay algunos indicios de que la situación está mejorando, y a medida que Marruecos sigue su torpe marcha hacia la modernidad, la vida para los chicos y chicas del Rif, sin duda, puede experimentar algunas mejoras.

Más tarde, nos detenemos para que nos lave el coche uno de los muchos grupos de niños pequeños, de pie a un lado de la carretera, de vuelta a Tetuán. Saludamos a los chicos y empiezo a hablar con uno de ellos chapurreando en francés. Su nombre es Mohammed y es uno de los afortunados: a pesar de que tiene que trabajar duro durante las vacaciones, la escuela empieza de nuevo la semana que viene y él va a asistir. Mientras hablamos, su padre se acerca a nosotros y pone su brazo alrededor de los hombros de su hijo con orgullo. Nos dicen adiós con la mano cuando nos marchamos.

Por Seshata

por -
0 174 vistas

Hamid Chabat, Secretario General del Partido Istiqlal, uno de los principales partidos políticos de la oposición en Marruecos, ha pedido una vez más la legalización del cannabis.

Chabat este fin de semana pidió por la legalización del cannabis y la reorientación de su cultivo para la industria farmacéutica.

Hizo un llamamiento para la legalización pura y simple de cannabis, llamando a la propuesta del gobierno de sustituir el cultivo de la planta por la cría de cabras, como una “mentira”.

Esta llamada se produce tan sólo unos meses antes de las elecciones municipales previstas para el próximo mes de septiembre. El partido Istiqlal niega cualquier intento de utilizar el tema con fines electorales.

Esta no es la primera vez que el Secretario General del partido Istiqlal hace unas declaraciones similares sobre el cannabis.

Durante un mitin preelectoral en Ouzzane, en el norte de Marruecos, Chabat pidió la legalización de la marihuana para fines médicos y farmacéuticos, diciendo que “la hierba” se puede exportar al extranjero y ser usada para “la salud de las personas.”

El partido Istiqlal también propuso un proyecto de ley para despenalizar y regular el cultivo de cannabis. El proyecto de ley propuesta tiene como objetivo delimitar el cultivo de cannabis en ciertas regiones, a saber, Alhucemas, Chaouen, Tetuán, Ouzzane y Taounate.

por -
0 131 vistas

Abdul Latif Ozbeb, presidente de la Confederación de Sociedades Sanhaja desarrollo rural, fue un invitado el sábado en la Feria Expogrow, destacando durante su intervención que son una parte muy importante para el Reino de Marruecos y no son un tema menor por el desarrollo del cultivo de cannabis del país, aunque sólo se busca o preocupa por “los agricultores en las elecciones con el fin de ganar sus votos”.

El presidente de la Confederación de Sociedades Sanhaja desarrollo rural jugó un papel importante en el plan de “exponer” la legalización del cannabis, defendida por algunos políticos marroquíes por la introducción de empresas internacionales y que contribuirían al empobrecimiento de los agricultores.

Latif Ozbeb en este contexto, escribió a varios funcionarios, encabezados por el primer ministro, quien dio la bienvenida a sus ideas y propuestas con el fin de expulsar de la región el aislamiento que experimentan y añadiendo una opción de más calidad para el país en el Segundo Foro Mundial de plantas prohibidas que se llevará a cabo en los Países Bajos con la presencia de especialistas y activistas de clase mundial, y teniendo en cuenta un informe sobre los problemas experimentados por los agricultores de estas plantas prohibidas. También se presentará en el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la delincuencia relacionada con las drogas de las Naciones Unidas, establecida en Nueva York en el 2016.

452015-a4f2b

Por su parte, Sharif Odardak de la Asociación “Campo Amazigh Sanhaja” en la misma reunión reveló una serie de problemas asociados con el cultivo en el norte de Marruecos, incluyendo el sufrimiento financiero soportado por los agricultores, ya que no se benefician de los ingresos de este producto, por ejemplo 1 kg vendido por 8.000 AED es revendido en Europa por 100.000 a AED.

Odardak dijo que a menudo los agricultores venden sus cosechas a organizaciones a la espera de estas lo revendan, lo que lleva a agravar la situación e hizo un amargo llamamiento a las autoridades para que expulsen a la Agencia para el Desarrollo ” País Cualitativo “. Además Odardak agregó, “la región está sufriendo problemas sociales y que se manifiestan en la transformación de la comunidad, creando competencia y convirtiendo el sistema de grupos de la comunidad al individualismo, dejando de existir ciertas normas como la religiosa, los valores del amor y la armonía y, apareciendo el fenómeno en la región del odio y el rencor además de alianzas con los barones “, añadió el orador. También señaló Odardak que los problemas ambientales que sufre la región ya se reflejan sobre todo en el “bosque que se utiliza para el cultivo lo que contribuye mucho en la erosión del suelo en la región “. La expansión de la agricultura a “contribuido a la disminución de los recursos hídricos, en particular las aguas subterráneas debido a la explotación de la misma.”

Odardak no excluyó lo que sabe del área de los problemas de derechos humanos, ya que confirmó que los agricultores tienen una ” vida de esclavitud”, porque tienen los medios de producción y de trabajo, pero no se benefician de los beneficios que va a los barones.

Odardak en el mismo contexto comentó que están aumentando tremendamente las quejas maliciosas y los problemas en los tribunales, además las mujeres de la zona viven una situación de los derechos humanos miserables y eso que contribuyen con el 80 por ciento del ciclo del producto sin recibir nada a cambio. Los agricultores también sufren problemas políticos que se manifiestan con la extorsión bajo amenaza de los funcionarios de los partidos políticos y las partes con el fin de votar por ellos.

por -
0 165 vistas

Hamid Chabat, Secretario General del Partido Istiqlal de Marruecos y uno de los principales partidos políticos de la oposición de Marruecos, ha vuelto a pedir la amnistía para los cultivadores de cannabis.

Durante un mitin preelectoral el fin de semana en Ouzzane, en el norte de Marruecos, Hamid Chabat pidió la adopción de un proyecto de ley de amnistía para los pequeños cultivadores de cannabis en el norte del reino de Marruecos.

Dijo que cerca de 80.000 cultivadores de cannabis están en libertad bajo fianza y con el riesgo de volver a prisión en cualquier momento debido a su participación en el cultivo de cannabis, mientras “los que lavan el dinero y los corruptos gozan de amnistía”. Agregó que la mayoría de estos pequeños productores carecen de documentos de identidad y no pueden ejercer sus derechos de voto.

Chabat, quien también se ha comprometido a llevar las reformas a las que describió como “decisiones impopulares” del actual gobierno, pidió la legalización del cannabis para fines médicos y farmacéuticos, diciendo que “la hierba” se puede exportar al extranjero y ser usada para “la la salud de las personas “.

El partido de Hamid Chabat ya había propuesto un proyecto de ley para despenalizar y regular el cultivo de cannabis.

El proyecto de ley propuesto tiene por objeto delimitar el cultivo de cannabis en ciertas regiones, como Alhucemas, Chaouen, Tetuán, Ouzzane y Taounate.

Istiqlal no es el único partido político marroquí que está empujando para que el cannabis sea legalizado. La parte contraria de Autenticidad y Modernidad (PAM) también pidió la legalización del cultivo de cannabis.

El PAM lanzó un debate parlamentario sobre la legalización del cultivo de cannabis y pidió excluir esta planta de la lista de drogas ilegales.

por -
0 727 vistas

Un informe de 2014 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), confirmó que el 10% del Producto Interior Bruto (PBI) de Marruecos corresponde a la exportación de la resina de cannabis.
Sobretodo a Europa, que sigue siendo el primer cliente y el primer consumidor de esta droga. Aunque se han observado peculiaridades como el desvío clandestino de 80 toneladas por parte de los barcos de pesca de Marruecos a Egipto, tal y como cita el informe.

El dato se dio a conocer la semana pasada en Marruecos.

Aunque el porcentaje que está actividad ilegal representa del PIB haya descendido un poco -ya que en 2011, la cantidad de cannabis exportada por Marruecos representó un 11% del PIB y en 2012, un 12%- Marruecos continúa siendo el mayor exportador de este psicotrópico en el mundo, por encima de Afganistan y Jamaica. Ambos países producen aproximadamente 12.000 toneladas de hachís. Sin embargo, la cifra marroquí está muy por encima: 38.000 toneladas. “Marruecos es siempre el primer productor de cannabis del continente africano y del mundo, incluso aunque la producción este bajando”, explica la JIFE.

El informe destaca que de las 57.000 hectáreas dedicadas al hachís, la mayoría de ellas cultivas en las montañas del Rif y más concretamente en la villa de Issaguen, conocida tradicionalmente como Ketama. Según datos de 2005 de la Oficina de la ONU contra el delito y la droga (ONUDD), 89.900 familias viven del cultivo del kif en esas tierras y según un cálculo estimado no gana más de 2.000 euros anuales. Por tanto, no son ellos los que disfrutan del beneficio económico de la exportación de esta droga que produce 114 mil millones de dirhmas al año en Marruecos.

Los campesinos se quejan de ser marionetas de las mafias del narcotráfico que compran sus productos y los convierten al hachís y aseguran que si la legalización del kif llegará al país alauí sus condiciones cambiarían considerablemente.

por -
0 781 vistas

En las escarpadas montañas del Rif, Abdelkhalek Benabdallah caminando entre plantas de marihuana imponentes, comprueba que las manchas blancas delatoras indican que están listas para la cosecha.

Gran parte de la cosecha se deja secar en los tejados de las chozas de piedra y madera que salpican el valle, región cultivadora de cannabis en el corazón del reino de Marruecos. Benabdallah dice que crece abiertamente su cosecha, comprendiendo los riesgos: “Regularmente estamos sujetos al chantaje de los gendarmes,” dice mientras sega plantas y las envuelve en un paquete.

Los agricultores de marihuana de Marruecos viven en un limbo extraño en el que los campos verdes se quedan solos, mientras que los propios productores se enfrentan a un acoso policial constante. Un nuevo proyecto de ley podría traer un poco de respiro: Su objetivo es legalizar el cultivo de marihuana para usos médicos e industriales, una idea radical para una nación musulmana. Podría aliviar la pobreza y el malestar social, pero la propuesta se enfrenta a una dura oposición en este país conservador, así como las sospechas de los propios agricultores, que piensan los políticos no pueden hacer nada que les ayude.

Marruecos se une a muchos otros países en el mundo, así como algunos estados de Estados Unidos, en la re-examinación de las políticas de drogas y mirando un cierto grado de legalización. La situación de Marruecos es inusual, las tradiciones islámicas crean tabúes profundos contra las drogas, a pesar de la centenaria tradición del cultivo de marihuana en el norte del país.

Hay unas 80.000 familias en las montañas del Rif del norte de Marruecos que se ganan la vida con la creciente hierba, según estimaciones de la ONU;la región suministra casi todo el hachís de Europa y es el proveedor más importante del mundo, junto con Afganistán. La Autoridad Mundial de Aduanas informó que en 2013, el 65 por ciento de hachís incautado en las aduanas de todo el mundo provenía de Marruecos. Las estimaciones varían enormemente de cuánto vale el negocio, pero la legalización sin duda dará un impulso sustancial a los agricultores y a la anímica economía de Marruecos, que se prevé que crezca un 2,5 por ciento este año.

Por ahora, los beneficios van a los compradores y contrabandistas que pagan los agricultores poco por su cosecha y cosechan enormes ganancias en Europa – donde el consumo en lugares como los famsoso coffee shops de Amsterdam está despenalizada. El comercio ha traído poca riqueza para la región, con los agricultores diciendo que un kilogramo de kifi, así se conoce a nivel local, se vende por $ 8 haciendo un promedio de sólo $ 3,000 a $ 4,000 al año.

1 (20)

Dicen que están completamente olvidados por el Estado, a excepción de su fuerza policial.
Los productores también dicen que los vecinos con cuentas pendientes denuncian anónimamente y reciben la visita de las autoridades resultantes, gendarmes paramilitares, la confiscación de su cosecha y meses o años en la cárcel – a menos que se pague un soborno. Nourredine Mediane, un legislador de la región, dijo que unas 15.000 personas de la zona se encuentran actualmente en detención y otras 30.000 son buscadas por las autoridades.

Agarrando su sombrero de ala ancha de paja, un agricultor con profundas arrugas describió cómo se enteró de que era buscado por la policía cuando fue a renovar su documento nacional de identidad en un pueblo cercano. Desde entonces, no ha dejado su pueblo de montaña y se basa en la ayuda de los miembros de la familia para recoger suministros.

“Tengo miedo hasta de ir al médico”, dijo, pidiendo que su nombre no fuera usado por temor a una posible detención. “Yo ni siquiera tengo el documento nacional de identidad y me tengo que quedar en el pueblo.”

A pesar de amenaza de detención, muchos lugareños no tienen más remedio que cultivar marihuana. El suelo rocoso del valle es pobre y el único cultivo que parece prosperar es el de la marihuana, que era legal crecer bajo mandato real en ciertas regiones del Rif hasta 1974, cuando el gobierno aprobó una prohibición general sobre el cultivo y consumo de todas las drogas.

La prohibición de la marihuana fue tal cuando los visitantes europeos a las regiones de cultivo de marihuana enseñaron a los agricultores a producir hachís para su exportación y así alimentar la creciente demanda en todo el Mediterráneo. La prohibición también metió a Marruecos en consonancia con la Convención de 1961 de las Naciones Unidas contra las drogas que había firmado.

El enfoque de seguridad centrado en el problema ha fallado, argumentó Mehdi Bensaid, un legislador del opositor Partido de la Autenticidad y Modernidad que fue fundado por un estrecho colaborador del rey. El proyecto de ley del partido sería mantener el consumo de cannabis ilegal- muy extendido entre los jóvenes marroquíes en partes del país -, pero legalizando la producción.

Según la legislación, toda la cosecha sería para a una agencia estatal que lo utilizaría para producir nuevos medicamentos basados ​​en el cannabis que se han desarrollado para ayudar a pacientes de cáncer y la esclerosis múltiple, y, finalmente, para usos industriales como el textil, así como el papel y cartón de fibra. En virtud de las convenciones de la ONU, la marihuana se podría legalmente ser cultivada para usos industriales y médicos. Las fábricas se establecerían en la región para procesar la planta y proporcionaría puestos de trabajo. La industria impulsada por el Estado impediría al cannabis que se transformara en hachís y que llegase a los traficantes. Fuente

 

por -
0 284 vistas

En el último movimiento en el debate de larga data de Marruecos sobre su producción de cannabis, dos partidos políticos han presentado proyectos de leyes que legalizan el cultivo de la planta con fines “terapéuticos e industriales”. El Partido Istiqlal y el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) han propuesto leyes que permitirían la producción de cannabis en cinco, provincias marroquíes del norte: Al Hoceima, Chefchaouen, Ouazzane, Tetuán y Taounate. Los proyectos de ley también apoyan la creación de una agencia reguladora que tendría los derechos exclusivos para vender cannabis.

Aunque la producción de cannabis es ilegal para la mayoría de la historia moderna de Marruecos, el gobierno actual ha sido en gran parte tolerantes por necesidad económica. Desde 2009, los representantes de PAM han pedido la legalización del cannabis. El partido organizó una audiencia parlamentaria a finales de 2013 para examinar los beneficios de la legalización y los mecanismos legales y de seguridad que acompañarían a tal movimiento.

En el último movimiento de Marruecos en el debate sobre su producción de cannabis, dos partidos políticos han presentado proyectos de leyes que legalizarían el cultivo de la planta con fines “terapéuticos e industriales”. El Partido Istiqlal y el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) han propuesto leyes que permitirían la producción de cannabis en cinco provincias marroquíes del norte: Al Hoceima, Chefchaouen, Ouazzane, Tetuán y Taounate. Los proyectos de ley también apoyan la creación de una agencia reguladora que tendría los derechos exclusivos para vender marihuana.

Aunque la producción de cannabis es ilegal en la mayoría de la historia moderna de Marruecos, el gobierno actual ha sido en gran parte tolerante por necesidad económica.Desde 2009, los representantes de PAM han llamado a la legalización del cannabis ” . El partido organizó una audiencia parlamentaria a finales del 2013 para examinar los beneficios de la legalización y los mecanismos legales y de seguridad que acompañarían a tal movimiento.

De acuerdo con la Oficina de Control de Drogas de las Naciones Unidas  en su Informe Mundial sobre las Drogas , el cultivo de cannabis está lejos de ser una parte insignificante de la economía de Marruecos. La contabilización estimada es de 0,57% del producto interno bruto del país, produciendo más de 38.000 toneladas métricas de cannabis cada año. Aunque la producción ha disminuido en la última década, Marruecos tiene más tierra dedicada a la producción de cosecha de marihuana de lo que se encontraría en todos los otros países que cultivan cannabis. Cada año, 800.000 marroquíes trabajan en el cultivo de cannabis. El promedio para el agricultor de cannabis, ventas de la cosecha representa la mitad de los ingresos anuales de una familia. La mayoría de estos productores se encuentran en cuatro de las cinco provincias del norte afectadas por el proyecto de ley.

Combinados, Istiqlal y PAM representan más de un cuarto de los escaños en la cámara baja del parlamento de Marruecos. Para que su proyecto de ley reciba el número necesario de votos, las dos partes, inevitablemente necesitarían el apoyo de la facción más grande de la Cámara Baja, el partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD), que controla una cuarta parte de los escaños. En una declaración de junio del 2014, un representante PJD llamó a la legalización propuesta del cannabis ‘una ” escalada electoral inaceptable . “El partido, sin embargo, tiene la voluntad de discutir el asunto con los que defiendan la ley.

Mediante la regulación de la venta de cannabis, Marruecos podría reducir las rutas de comercio ilegal y el contrabando, mientras que aumentaría el comercio formal con los mercados externos, como Europa. La creación de una agencia estatal para el control de venta de cannabis también permitiría que el gobierno aumentase sus ingresos en impuestos, recurriendo a un mercado que ahora esta fuera. Pero, con altos niveles de corrupción de Marruecos, un monopolio estatal sobre las ventas sólo puede servir a los intereses de los empresarios de élite y los funcionarios del gobierno, mientras que el desvío de beneficios iría fuera de los pequeños agricultores. Fuente

por -
0 860 vistas

 

El músico guitarrista Eric Clapton adquirió una casa en la localidad marroquí de Chauen, población pintoresca y turística del norte de Marruecos según informó esta semana el diario Aujourd’hui le Maroc.

En 1996 el guitarrista descubrió Chauen cunado visitaba otra ciudad marroquí, Tanger. La ciudad de Chauen es conocida y famosa por estar situada en el epicentro del cultivo de marihuana en el norte de África y Marruecos. Su entorno, el del Rif, natural y franqueado por valles y montañas hacen de esta ciudad situada una localidad privilegiada para los que buscan el espacio rural y la zona por excelencia del cultivo de cannabis.

MARRUECOS-CHAOUEN-a Uta el Hammam.

El famoso guitarrista parece ser que buscó un lugar de retiro en Chauen y puso a un agente tangerino a la búsqueda de la casa ideal.

Chauen además es famosa por su medina pintada de blanco y azul, llena de callejuelas laberínticas; fundada en 1471, estuvo durante siglos vetada a los occidentales, lo que ha preservado una autenticidad que la hace particular en Marruecos.

eric-clapton-chauen-marihuana-hachis-cannabisAunque las guías turísticas no lo mencionen, también es la capital de “turismo del hachís”, ya que se encuentra en el corazón de la región productora de kif (marihuana en hoja, según la terminología local) y hachís.  La ciudad desde hace varias décadas ha sido destino de muchos europeos que buscaban hacer turismo especializado en el epicentro de la producción del hachís.

Chauen a partir de ahora contará con un ilustre vecino y músico de talla mundial, bienvenido Eric Clapton.

 

por -
1 570 vistas

Varios centenares de pequeños agricultores del norte de Marruecos que se dedican a la plantación del kif (como se llama en Marruecos al cannabis) defienden este fin de semana por primera vez a cara descubierta el final de su persecución y su derecho a cultivarlo.

Varios centenares de pequeños agricultores del norte de Marruecos que se dedican a la plantación del kif (como se llama en Marruecos al cannabis) defienden este fin de semana por primera vez a cara descubierta el final de su persecución y su derecho a cultivarlo.

En un acto inédito celebrado en la población montañosa y rifeña de Bab Berred, en el corazón de la cordillera del Rif, al norte del país, los campesinos se atrevieron a relatar en público sus vivencias y sufrimientos con la planta a la que prefieren llamar kif.

Los agricultores y naturales de esta región, que junto a Ketama es considerada una de las zonas históricas conocidas por el cultivo del cannabis (con la que después se fabrica el hachís), relatan con amargura las dificultades diarias que sufren cada día con esta planta que es su sustento, y que vive entre la tolerancia y la represión

.Las persecuciones policiales constituyen el problema mayor que acongoja a los cultivadores del cannabis: según las cifras presentadas por el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM, en la oposición), promotor de esta iniciativa y de una propuesta de ley que pide legalizar el cultivo de esta planta para fines farmacéuticos e industriales, cerca de sus 48.000 agricultores están “técnicamente” buscados por la policía.

Las persecuciones a menudo proceden de partes anónimas, que buscan un ajuste de cuentas por el mero hecho de que un agricultor se niegue a ofrecer en matrimonio a su hija e incluso por chantaje de la misma policía que pide sobornos a cambio de silencio.

Esto hace que la mayoría de estos “buscados” se refugien en los bosques, se separen de sus familias y además que no se atrevan, ni ellos ni sus hijos, a acercarse a una administración o a beneficiarse de un servicio publico (sanidad, educación o pedir algún documento administrativo) por temor a ser arrestados.

Solo el hecho de llevar un DNI con la indicación “LC” (que remite a la zona de Bab Berred) o un vehículo con la matrícula de esta región constituyen motivos suficientes para convertir a cualquier lugareño en un sospechoso, y blanco predilecto de registros e interrogatorios policiales, denuncian la mayoría de los agricultores en sus testimonios.

Una situación que crea un sentimiento de temor e inseguridad crónicos entre los campesinos que, aunque se atreven en esta ocasión a contar su sufrimiento en público, murmuran entre sí su temor a ser detenidos a su salida y miraban con escepticismo a cualquier “extraño” que se acercara a ellos.

La “hogra” (humillación) surca las caras de estos campesinos de aspecto cansado y humilde, que reivindican “un indulto general” para los perseguidos, además del final de los registros por sorpresa de sus casas, como prioridad absoluta antes de empezar a debatir otras soluciones como la legalización del cultivo del kif.

Denuncian el doble rasero que tiene el Estado con el kif y con el alcohol (producto cuyo venta está teóricamente prohibida para los musulmanes, según una ley que nunca se aplica), y se preguntan porqué la policía no persigue con el mismo ahínco a los propietarios de viñas y bodegas.

Claro que los campesinos evitan en todo momento aludir al proceso posterior al que se somete el kif hasta convertirlo en hachís, destinado esencialmente a la exportación hacia el mercado europeo, y todos insisten simplemente en su derecho a cultivar la planta o fumarse un sebsi, preparado tradicional del kif en polvo.

La legalización del cultivo del cannabis o sus usos posteriores con fines industrial o médico son asuntos que no interesan a los campesinos, preocupados solo por continuar con un cultivo que les garantiza como ninguna otra en estas tierras difíciles un ingreso mensual digno.

Marruecos se considera el principal productor de hachís del mundo y, según las últimas cifras disponibles, tiene 47.000 hectáreas destinadas a esta planta en el norte del país, una zona de orografía muy complicada y temperaturas extremas donde no prosperan otros cultivos.

“Aquí plantas patatas y te sale el kif. Dios quiso que esta tierra sea de esta planta”, grita Omar, uno de los agricultores de la zona quien en medio de los entusiastas aplausos de los asistentes”.

Para estos agricultores la plantación del cannabis es una “cuestión existencial” que les garantiza el pan de cada día y sobre todo un rasgo de identidad histórica y patrimonial: “Bab Berred sin cannabis es como Marraquech sin su plaza de Yemaa el Fna”, sentencia otro de los lugareños.

Fuente LaInformación

por -
1 2.108 vistas
cannabis

La legalización de la marihuana en Uruguay y en los estados norteamericanos de Washington, Colorado aceleraron el debate para el cambio de las leyes de la marihuana en muchos países, los activistas están impulsando un convenio especial de las Naciones Unidas sobre las drogas previstas para el 2016. Algunos países se están replanteando su enfoque hacia la marihuana.

1. Argentina

La Corte Suprema de Argentina despenalizó la posesión personal de drogas, incluyendo la marihuana, en el2009.

La legalización puede estar en el horizonte. En diciembre pasado, después de que Uruguay legalizara la marihuana , el jefe antidrogas de Argentina dijo que su país debería considerar hacer lo mismo.

2. Brasil

La posesión de drogas para uso personal también está permitida en Brasil, aunque los traficantes siguen siendo castigados.

Este mes, un juez federal actuó por sorpresa cuando absolvió a un distribuidor de marihuana y comentó que las leyes sobre la marihuana del país son inconstitucionales .

Mientras se apelaba la decisión, algunos creen que podría conducir a una seria reconsideración de las políticas de marihuana en el país del amazonas.

3. Canadá

Con elección federal en el 2015, se está prestando mucha atención a la legalización de la marihuana. El líder del Partido Liberal de Canadá, Justin Trudeau, es un abierto partidario a regular la marihuana como el alcohol.

Mientras que el programa de marihuana medicinal de Canadá está haciendo la transición actualmente a un mercado comercial , la legalización de la marihuana recreativa es ahora parte de la campaña oficial del Partido Liberal.

4. Guatemala

El presidente Otto Pérez Molina fue uno de los más fuertes partidarios para  la reforma de la política de drogas de la Asamblea General de la ONU el pasado otoño. En su discurso, el Presidente de Guatemala elogió a Uruguay y a los estados de Washington y Colorado por tomar un enfoque de “visionario” hacia las políticas de la marihuana.

El Presidente Molina también anunció que su país emprendería un estudio de enfoques alternativos a las leyes de drogas.

5. Jamaica

A pesar de una larga tradición cultural del uso de la marihuana, Jamaica se ha quedado por detrás entre los países más progresistas en lo que respecta a la reforma. Sólo en el último año, la marihuana medicinal ha cosechado un importante apoyo de los principales políticos, entre ellos el ministro de salud de la nación .

Los cambios en Uruguay y en los EE.UU. también están dando a los activistas con la legalización nuevas esperanzas .

6. México

La ley federal en México sigue siendo complicada en el tema de drogas, incluyendo la marihuana, a pesar del floreciente comercio de drogas que alimenta los carteles locales. Por otro lado, la posesión personal de drogas fue despenalizada en el 2009.

El cambio más drástico podría llegar pronto a la capital del país. Este mes , los legisladores de la Ciudad de México presentaron un proyecto de ley que legalizaría la venta de marihuana recreativa.

7. Marruecos

El país del norte de África es el mayor productor de hachís del mundo. De hecho, se estima que el hachís que produce contribuye  hasta en un 10% a la economía de la nación, y muchos agricultores marroquíes dependen de los cultivos de marihuana para mantener sus medios de vida.

Ahora, dos de los partidos políticos principales han comenzado a discutir la legalización del cannabis medicinal e industrial como una manera de estimular el crecimiento económico del país y legitimar el comercio para los agricultores que dependen de él.

8. Países Bajos

Holanda siempre ha sido reconocida por su enfoque liberal de la marihuana. Desde los años 70, los coffeeshops en todo el país han sido autorizados para vender marihuana a los residentes y turistas.

Sin embargo, muchos han sido críticos de la incapacidad del país para legalizar la producción y su distribución, la creación de un “problema de la puerta trasera” que obliga a los coffeshops a obtener ilegalmente su suministro.

Con un agujero tan obvio en la ley, no es ninguna sorpresa que los alcaldes de 35 ciudades se hayan unido para exigir un sistema totalmente legalizado de la marihuana.

9. Estados Unidos

La ley federal aún considera a la marihuana como una sustancia de la Lista I. Y a pesar de que el presidente Barack Obama hizo una interesante comparación de la marihuana y el alcohol,  no hay muchos signos de que la ley cambie pronto.

Por otro lado, el pistoletazo de salida de la venta de marihuana legal en Colorado ha llamado la atención pública significativamente . Nuevas leyes sobre la marihuana en Washington también entrarán en juego a finales de este año.

Si no hay una catástrofe importante en los dos estados, es probable que, con el tiempo, los legisladores se enfrenten a una creciente presión para legalizar la marihuana a el nivel federal.

Fuente Leaf Sciencie

por -
0 1.214 vistas
Marruecos Cannabis

El Partido nacionalista Istiqlal (PI, opositor) ha presentado hoy ante el Parlamento una proposición de ley para legalizar el cultivo y la comercialización del cannabis o kif, tras otra propuesta similar que fue presentada el pasado mayo por un grupo de asociaciones marroquíes.

“El objetivo es aprovechar este producto en la economía agrícola para promover el desarrollo local y regional”, dijo Nuredin Mediane, presidente del grupo parlamentario del Istiqlal en la Cámara de Representantes, quien añadió que el partido se inspiró en su elaboración en la reciente experiencia uruguaya.

El diputado marroquí explicó que se trata de un intento de “hacer resurgir” una ley que existía durante la época colonial cuando se toleraba el cultivo del kif antes de criminalizarlo tras la independencia de Marruecos, en 1956.

La propuesta de ley estipula la creación de cooperativas agrícolas de cannabis, y de una agencia nacional como única institución competente para supervisar el cultivo, producción y comercialización de esta planta, así como contempla sanciones para toda producción ilícita del cannabis que no sea para fines terapéuticos o industriales.

Fuente Diario Correo

por -
1 1.156 vistas

Dirigido por uno de los principales partidos políticos del país, el Partido por la Autenticidad y Modernidad (PAM), la audiencia es vista como el primer paso hacia la legitimación de una importante y creciente parte de la economía del país.

Milouda Hazib, jefe de la delegación parlamentaria del partido, sostiene que el PAM “no está tratando de legalizar la producción de drogas.” Más bien, el partido aspira a crear una “economía alternativa” centrada en los usos médicos e industriales de la planta, según Associated Press .

Aunque no está claro lo que esta economía alternativa podría ser como novedad, teniendo en cuenta lo vital que ya es la marihuana en el país y no debería ser una gran sorpresa que la legalización esté ahora sobre la mesa.

Aquí están los hechos que hay detrás de la industria de la marihuana de Marruecos:

1. Un millón de marroquíes viven de marihuana

De una población de 32 millones, alrededor de un millón de marroquíes viven de la relación con la marihuana.

La marihuana ha sido durante mucho tiempo un cultivo comercial para los agricultores en la región de las montañas del Rif, una de las zonas más empobrecidas del país. Suelos pobres en nutrientes de la región que soportan pocos cultivos, como los de las plantas de cannabis singularmente resistentes.

Por desgracia, con el cultivo de la marihuana prohibida, el medio de vida de estos agricultores se encuentra en manos de los señores de la droga y de las fuerzas del orden. Los esfuerzos recientes por parte del gobierno marroquí para erradicar los cultivos de cannabis han reducido las superficies plantadas de 137.000 hectáreas en 2003 a 47.000 hectáreas en 2010.

2. Marruecos suministra el 42% del hachís del mundo

Las cifras recientes recopiladas por las Naciones Unidas han rastreado que casi la mitad de la producción de hachís del mundo es de Marruecos, casi toda la producción acaba por ser vendida en Europa.

Una hectárea de cannabis que se cultiva en las montañas del Rif puede producir de 5 a 6 kilos de hachís, según informa Bloomberg de Businessweek. Los agricultores producen el hachís ellos mismos y lo venden a los intermediarios de entre $ 1.195 y $ 1.780 por kilo.

3. La marihuana sustenta el 10% de la economía de Marruecos

El cultivo de marihuana ilegal genera una estimación de $ 10 mil millones en ventas anuales, según la Red marroquí sin ánimo de lucro para el industrial y el uso medicinal de la marihuana, que equipara la industria de la marihuana con el 10 por ciento de la economía del país.

Los partidarios de la legalización dicen que la marihuana podría ayudar a reducir el déficit comercial del país, los informes de Bloomberg Businessweek alcanzaron un máximo histórico de 23 por ciento del PIB el año pasado.

Fuente Businessweek

por -
0 692 vistas
Marruecos cannabis

El Parlamento marroquí ha celebró una audiencia sobre los beneficios industriales y medicinales de la marihuana. Las discusiones, iniciadas por uno de los principales partidos políticos de Marruecos son los primeros pasos para introducir el próximo año un proyecto de ley dirigido a la legalización de la planta.

La audiencia, organizada por el Partido de Autenticidad y Modernidad (PAM), examinó la explotación financiera del crecimiento de la marihuana. Miembros del PAM argumentan que la legalización del cultivo ayudaría a los pequeños agricultores, ya que se estima que un millón de marroquíes dependen de cultivo.”No estamos tratando de legalizar la producción de drogas, pero si la búsqueda de los posibles usos médicos e industriales de esta planta y crear una economía alternativa en la Región “, dijo Milouda Hazib, jefe de la Delegación Parlamentaria del Partido. Testimonios en el debate incluyeron a los suizos con su know-how en el uso de la marihuana para fines médicos e industriales. Configurar el control y la aplicación de los mecanismos de la ley también ocuparon el debate de PAM en busca de permitir a los agricultores vender sus cosechas al gobierno y no a los narcotraficantes.

El objetivo del Partido es convencer a otros partidos para que apoyen que en la legislación del próximo año se legalice el Cannabis.   El cultivo ilegal de marihuana alcanza anualmente el 10 por ciento de la economía de Marruecos, con ventas estimadas de $ 10 mil millones, según datos de la Red Marroquí de la industria y el uso medicinal de la marihuana . Legalizar el cultivo podría impulsar las exportaciones de productos basados ​​en la marihuana, como medicinas y textiles en un país que busca reducir su déficit presupuestario del 23 por ciento del producto interior bruto. Según la ONU, Marruecos es el responsable del 42 por ciento de la oferta mundial de marihuana. Granjas de cannabis se encuentran principalmente en el norte del país, en las montañas del Rif. La región es también uno de las más pobres con el PIB per cápita un 50 por ciento menor del promedio nacional. Las autoridades de Marruecos han librado una campaña contra la marihuana en el país reduciendo las superficies plantadas de 137.000 hectáreas en 2003 a 47.000 hectáreas en el 2010 según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Fuente RT