LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "semillas"

semillas

1 2.637 vistas

Conservar tus semillas de cannabis de forma segura y viable es esencial. Para ayudarte a sacar el máximo provecho de tus “judías mágicas”, aquí tienes algunos consejos prácticos sobre qué hacer y qué no hacer para conservar correctamente las semillas de cannabis.

Las semillas de cannabis son una inversión valiosa. Es posible que tengas la suerte de vivir en un lugar donde su cultivo sea legal (en cuyo caso, eres un afortunado, esperamos que estés aprovechando la circunstancia para cultivar ¡tanto cannabis como puedas!). Puede que estés haciendo acopio de semillas para conservar tus genéticas favoritas de cara a cuando cambie la legislación local en favor del cultivo de cannabis. Puede incluso que seas una de esas pocas personas que realmente compran semillas de cannabis como artículos de colección. No importa a qué grupo pertenezcas, conservar las semillas de cannabis de forma segura y viable es esencial. Para ayudarte a sacar el máximo provecho de tus “judías mágicas”, aquí tienes algunos consejos prácticos sobre qué hacer y qué no hacer para conservar correctamente las semillas de cannabis.

1. SÍ – mantén tus semillas de cannabis en condiciones secas.

Las semillas húmedas o mojadas empezarán a germinar, e incluso pequeñas cantidades de humedad o humedad en el interior de los envases pueden hacer que se pudran y producir moho.


2. NO – dejes que la temperatura sea demasiado caliente.

El calor también favorece la germinación, y las altas temperaturas pueden dañar las semillas de marihuana, ‘cocinándolas’ de hecho por dentro.


3. SÍ – guárdalas en un sitio oscuro.

La oscuridad favorece que las semillas permanezcan en estado latente; la exposición prolongada a la luz puede dañar y disminuir progresivamente la salud de las semillas.


4. ¡NO – las aplastes!

Aunque parece bastante obvio, asegúrate de que las cáscaras se mantienen intactas. La cáscara es la defensa natural de la semilla contra los elementos externos.


5. SÍ – guardarlas identificadas con etiquetas.

Todas las semillas de marihuana suelen parecerse mucho; ¡asegúrate de que tus variedades no se mezclan!


6. NO – dejes que la temperatura sea demasiado fría.

Si las semillas de cannabis se congelan, por lo menos algunas pueden estropearse. La puerta del frigorífico proporciona la temperatura ideal (5–6 grados centígrados).


7. SÍ – mantén las manos, el área de trabajo y todo el equipo limpio y seco.

Puede salir moho y hongos en las semillas, incluso cuando están refrigeradas.


8. NO – dejes que las plagas o roedores afecten a tus semillas de cannabis.

Guardarlas en la nevera es una buena manera de garantizar que esto tampoco ocurra.


9. SÍ – asegúrate de comprar semillas de marihuana de un banco de semillas de buena reputación, como Sensi Seeds o White Label Seed Company.

Las semillas deben estar siempre en el envase original, además de limpias y sólidas.


10. ¡NO – Empaqueta las semillas de cannabis con gel de sílice

o cualquier otra cosa que no sea tóxica!


Seguir estos consejos útiles para conservar las semillas de cannabis debería mantener el porcentaje de germinación original (que, en caso de haber comprado las semillas a una empresa de semillas de confianza, debe estar alrededor del 95%) sin cambios durante, por lo menos, dos años y ¡potencialmente hasta cinco! Después de unos años, el porcentaje de germinación se reducirá gradualmente. Sin embargo, gracias a los rasgos de supervivencia naturales y obstinados del cannabis,no hay fecha límite en la que todas las semillas de cannabis de un lote, de repente, pierden la capacidad de germinar. En diversos foros de cannabis, se pueden encontrar informes anecdóticos de semillas de marihuana que tenían más de 20 años cuando germinaron y que siguieron produciendo un porcentaje de germinación del 60%, por lo que al almacenarlas y conservarlas de la forma correcta, ¡tus preciadas semillas seguirán siendo una inversión durante los próximos años!

1 3.507 vistas

Todas las semillas de cannabis se parecen bastante, pero dentro de esas cáscaras marrones y moteadas, se concentra el potencial de variedades infinitas. Del cáñamo industrial a las sativas cuidadosamente perfeccionadas, de las variedades autoflorecientes más modernas a las semillas más antiguas descubiertas hasta la fecha, ¡todo empieza con una semilla!

Todas las semillas de cannabis pueden parecerse bastante, pero dentro de esas cáscaras marrones y moteadas, se concentra el potencial de variedades infinitas. Del cáñamo industrial a las sativas cuidadosamente perfeccionadas, de las variedadesautoflorecientes más modernas a las semillas de cannabis más antiguas descubiertas hasta la fecha, ¡todo empieza con una semilla! A continuación os presentamos diez datos interesantes sobre las semillas de cannabis para que los disfrutéis y compartáis.

1.

No hay ninguna diferencia visible entre las semillas de cannabis regulares, las semillas de cannabis feminizadas, las semillas de cannabis autoflorecientes, y las semillas para el cultivo de plantas de cáñamo industrial. Por esta razón, siempre compra tus semillas de cannabis en un banco de semillas acreditado (como Sensi Seeds y White Label Seed Company), y así no tendrás duda de lo que recibes.


2.

Las semillas de cannabis tienen, por lo general, aproximadamente el tamaño de la cabeza de una cerilla, pero puede variar según la variedad de no mucho más grande que una semilla de tomate hasta el tamaño de un guisante. El tamaño de la semilla no indica el tamaño (o vitalidad) de la planta de cannabis que crecerá de ella.


3.

Las semillas de cannabis contienen un equilibrio casi perfecto de ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9. Son indispensables para la salud humana y el cuerpo no los produce. Es mejor comer semillas de cáñamo que semillas de marihuana, ya que las primeras son mucho más baratas y no hay diferencia en el contenido de ácidos grasos esenciales de las semillas – sólo en el contenido de THC de las plantas que producen.


4.

Las semillas de cannabis más antiguas que conocemos datan de hace 2.700 años y se encontraron en una tumba en China, en 2007.


5.

Una sola planta de cannabis puede producir cientos de, e incluso más de mil, semillas de cannabis en función de su tamaño y la eficacia de la polinización. Algunas variedades de cáñamo se crían para mejorar la producción de semillas cuando las propias semillas son la cosecha principal.


6.

La mejor temperatura para conservar las semillas de cannabis es de 5-7 grados centígrados, que es generalmente la temperatura de la puerta del frigorífico de casa, bastante a mano. Además, hay que mantener las semillas de cannabis perfectamente secas para evitar tanto el moho como que germinen antes de tiempo.


7.

En muchos países, la tenencia de semillas de cannabis es legal mientras que su germinación se castiga severamente. Muchas personas se ven obligadas a comprar y conservar sus semillas como objetos de colección, con la esperanza de que la legislación de su zona cambie pronto a un enfoque más inteligente hacia el cultivo casero de cannabis.


8.

Durante la Edad de Oro holandesa en la navegación y la exploración naval, los marineros transportaban semillas de cáñamo en su largas travesías por mar. En el caso de quedar varados en una isla desierta, los marineros podrían utilizar algunas de las semillas como una sencilla fuente de alimento esencial, pero nutritivo, y plantar el resto, confiando en su rápido crecimiento y en los múltiples usos del cáñamo para arreglar sus naves.


9.

Los Escitas fueron la antigua etnia que dio nombre a la guadaña, ya que utilizaban estas herramientas de hoja curva para cosechar sus cultivos, incluyendo el cáñamo. Algunos de sus ritos religiosos incluían semillas de cáñamo, que arrojaban sobre las brasas de fuegos encendidos en el interior de pequeñas tiendas de campaña donde se sentaban a inhalar y empaparse en los humos.


10.

Las semillas de cáñamo son un ingrediente común en la alimentación de los pájaros, y existe una leyenda urbana sobre cosechas accidentales causadas por alguien – por lo general una abuelita – que tras vaciar el plato de comida de los pájaros al fondo del jardín, se encuentra con que, seis meses más tarde, le arrestan a causa de las plantas en floración que, sin saberlo, estaba cultivando.  Por Scarlet Palmer

1 7.507 vistas

Las semillas provienen del cannabis sativa, la misma especie que es marihuana o cáñamo industrial

Las semillas de cáñamo son excepcionalmente nutritivas y ricas en grasas saludables, proteínas y varios minerales.

Aquí están seis beneficios para la salud de las semillas de cáñamo que están respaldados por la ciencia.

1. Las semillas de cáñamo son increíblemente nutritivas
Técnicamente es una nuez, las semillas de cáñamo son muy nutritivos. Tienen un sabor a nuez suave y a menudo se refieren a ellas como los corazones de cáñamo.

Cannabis-cañamo-industrialLas semillas de cáñamo contienen más del 30 por ciento de grasa. Son excepcionalmente ricas en dos ácidos grasos esenciales, ácido linoleico (omega-6) y el ácido alfa-linolénico (omega-3).

También contienen ácido gamma-linolénico, que se ha relacionado con varios beneficios para la salud.

Las semillas de cáñamo son una gran fuente de proteína, ya que más del 25 por ciento de sus calorías totales son de proteína de alta calidad.

Eso es mucho más que alimentos similares, como las semillas de chía y las semillas de lino, que proporcionan aproximadamente 16 a 18 por ciento.
Esto es lo que su conjunto las semillas de cáñamo te pueden proporcionar:

Las semillas de cáñamo son también una gran fuente de vitamina E y minerales como el fósforo, potasio, sodio, magnesio, azufre, calcio, hierro y zinc

Las semillas de cáñamo se puede consumir crudas, cocidas o asadas. El aceite de semillas de cáñamo también es muy saludable, y ha sido utilizado como un alimento / medicina en China durante al menos 3.000 años

Conclusión: Las semillas de cáñamo son ricas en grasas saludables y ácidos grasos esenciales. Ellas también son una gran fuente de proteínas y contienen grandes cantidades de vitamina E, fósforo, potasio, sodio, magnesio, azufre, calcio, hierro y zinc.

2. Las semillas de cáñamo puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca
La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todo el mundo el número
Curiosamente, comiendo semillas de cáñamo se puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón a través de varios mecanismos.

CorazonEl óxido nítrico es una molécula de gas que hace que los vasos sanguíneos se dilaten y relajen, lo que lleva a bajar la tensión arterial y tiene un menor riesgo de enfermedades del corazón.

En un gran estudio de más de 13.000 personas, el aumento de la ingesta de arginina se vinculó con la disminución de los niveles de proteína C-reactiva (PCR). CRP es un marcador inflamatorio relacionado con enfermedades cardíacas.

El ácido gamma-linolénico que se encuentra en las semillas de cáñamo también se ha relacionado con una inflamación reducida, lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades como las enfermedades del corazón.

Además, estudios en animales han demostrado que las semillas de cáñamo o aceite de semillas de cáñamo puede reducir la presión arterial, disminuir el riesgo de formación de coágulos de sangre y ayudar al corazón a recuperarse después de un ataque.

Conclusión: Las semillas de cáñamo son una gran fuente de arginina y ácido gamma-linolénico, que se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedades del corazón.

3. semillas de cáñamo y aceite pueden beneficiarse Trastornos de la piel
Los ácidos grasos pueden afectar a las respuestas inmunes en el cuerpo.
Esto puede tener algo que ver con el equilibrio de los  ácidos grasos omega-6 y omega-3 los ácidos grasos.

rasta_sexy_girl_by_darkjavier23Las semillas de cáñamo son una buena fuente de ácidos grasos poliinsaturados y esenciales. Tienen aproximadamente una proporción 3: 1 de ácidos grasos omega-6 y omega-3, que se considera su rango óptimo.

Los estudios han demostrado que la administración de aceite de semillas de cáñamo a las personas con eczema puede mejorar los niveles en sangre de ácidos grasos esenciales.
También puede aliviar la sequedad de la piel, mejorar el picazón y reducir la necesidad de medicación de la piel

Conclusión: Las semillas de cáñamo son ricas en grasas saludables. Tienen una relación 3: 1 de ácidos grasos omega-6 y omega-3, que puede beneficiar a enfermedades de la piel. En algunos casos, esto puede proporcionar alivio de eczema y sus incómodos síntomas.

4. Las semillas de cáñamo son una gran fuente de proteínas vegetales
Alrededor del 25 por ciento de las calorías en las semillas de cáñamo provienen de las proteínas, que es relativamente alta.
De hecho, en peso, semillas de cáñamo proporcionan cantidades de proteína similar a la carne de vacuno y de cordero. 30 gramos de semillas de cáñamo, o 2-3 cucharadas, proporcionar aproximadamente 11 gramos de proteína.

Se consideran una fuente  proteína completa, lo que significa que proporcionan todos los aminoácidos esenciales. Los aminoácidos esenciales no se producen en el cuerpo y deben ser conseguidos a través de la dieta.

The Amazing Health Benefits of Juicing Raw Cannabis (Marijuana) LeavesFuentes de proteínas completas son muy raras en el reino vegetal, como las plantas a menudo carecen del aminoácido lisina.

Las semillas de cáñamo contienen cantidades significativas de los aminoácidos metionina y cisteína, así como niveles muy altos de arginina y ácido glutámico.

La digestibilidad de la proteína de cáñamo también es muy buena, mejor que la proteína de muchos  granos, nueces y legumbres

Conclusión: Alrededor del 25 por ciento de las calorías de las semillas de cáñamo provienen de las proteínas. Las semillas de cáñamo contienen todos los aminoácidos esenciales, por lo que una fuente de proteína completa.

5. Las semillas de cáñamo puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual y la menopausia
Hasta el 80 por ciento de las mujeres en edad reproductiva pueden sufrir de síntomas físicos o emocionales causados ​​por el síndrome premenstrual (SPM).

Estos síntomas son muy probablemente causados ​​por la sensibilidad a la hormona prolactina.

El ácido gamma-linolénico (GLA), que se encuentra en las semillas de cáñamo, produce prostaglandina E1, lo que reduce los efectos de la prolactina.

En un estudio de mujeres con síndrome premenstrual, suministrándoles un gramo de ácidos grasos esenciales (incluyendo 210 mg de GLA) por día, tuvieron como resultado una disminución significativa en los síntomas.

mujer-gorda-saltando-de-alegria-en-la-cuerdaSe disminuyó el dolor de mamas y la ternura, la depresión, la irritabilidad y la retención de líquidos asociada con el síndrome premenstrual.

Debido a que las semillas de cáñamo son ricas en GLA, varios estudios han indicado que estas semillas también pueden ayudar a reducir los síntomas de la menopausia.
Exactamente cómo funciona es desconocido, pero se ha sugerido que el GLA en las semillas de cáñamo pueden ayudar a regular los desequilibrios hormonales y la inflamación asociadas con la menopausia.

Conclusión: Las semillas de cáñamo pueden reducir los síntomas asociados con el síndrome premenstrual y también pueden afectar positivamente los síntomas de la menopausia.

6. Semillas de cañamo enteras puede ayudar a la digestión
La fibra es una parte esencial de la dieta y está vinculada con una mejor salud digestiva.

Las semillas de cáñamo enteras son una buena fuente tanto de fibra soluble (20 por ciento) e insoluble (80 por ciento).

La fibra soluble forma una sustancia gelatinosa en los intestinos. Es una valiosa fuente de nutrientes para las bacterias digestivas beneficiosas, y también puede reducir los picos de azúcar en la sangre y regular los niveles de colesterol.

digestif-systeme_121601872La fibra insoluble agrega volumen a la materia fecal y puede ayudar a los alimentos y pasar los residuos a través del intestino. El consumo de fibra insoluble también se ha relacionado con un menor riesgo de diabetes.

Sin embargo, las semillas de cáñamo sin cáscara (también conocidas como los corazones de cáñamo) contienen muy poca fibra, porque la cáscara rica en fibra se ha eliminado.

Conclusión: las semillas de cáñamo integrales contienen altas cantidades de fibra, tanto soluble e insoluble, lo que beneficia la salud digestiva. Las semillas de cáñamo sin cáscara-al haber eliminado la cáscara rica en fibra- por lo tanto contienen muy poca fibra.

Llevar el mensaje a casa
Aunque las semillas de cáñamo no han sido populares hasta hace poco, son un antiguo alimento básico y las personas se están dando cuenta de su excelente valor nutricional.
Son muy ricas en grasas saludables, proteínas de alta calidad y varios minerales.
Sin embargo, las cáscaras de semillas de cáñamo pueden contener trazas de THC (<0,3 por ciento), el compuesto activo de la marihuana.
En general, las semillas de cáñamo son increíblemente saludables. Podrían ser sólo uno de los pocos súper alimentos que son realmente dignos de su reputación.

2 4.603 vistas

Desde hace unos años que han ido irrumpiendo en el mercado y con mucha fuerza las variedades de floración automática. También conocidas como semillas automáticas o autoflorecientes, estas variedades se han convertido en la principal herramienta con la que iniciarse en el cultivo de Cannabis sativa. Al florecer de forma automática y ser variedades muy resistentes, han resultado ser plantas que son fáciles de cultivar y que no requieren de grandes conocimientos previos para poder llevar a término y con éxito su cultivo.

Con una menor exigencia tanto de régimen hídrico como alimentario, los neófitos que deciden iniciarse en el cultivo de marihuana ven en estas variedades la mejor alternativa a su falta de conocimientos cannabícolas. Un error muy extendido con estas variedades es la de procurarles abonados de crecimiento con elevada concentración de Nitrógeno, lo que se traduce en un excesivo espigamiento, estilizamiento y foliación de los cogollos como consecuencia de absorber en demasía este concreto nutriente. Por ello como nota principal cabe reseñar que no hay que procurarles abonados con altas concentraciones de nitrógeno.

Imagen 3En el automatismo de estas variedades está implicado un gen especial que posiblemente tenga su origen en la subespecie Cannabis sativa rudelaris. Este gen especial hace que las plantas de forma automática comiencen a florecer cuando alcanzan determinada edad, suelen iniciar la floración entre 20-25 días después de haber sido sembradas. El trabajo selectivo de los breeders de los bancos de semillas ha ido encaminado a seleccionar este peculiar gen con el fin de obtener nuevas variedades con las que copar el mercado internacional. A lo largo de estos años casi la totalidad de bancos de semillas presentan alguna variedad de floración automática en su colección en venta. Vamos a ponernos en materia y comencemos a descifrar las claves del éxito para obtener una producción propia de semillas automáticas feminizadas.

Para este seguimiento se va a utilizar 2 armarios de la casa Cooltech de dimensiones 1,20 x 1,20 de base por 2 metros de altura. Los armarios estarán iluminados con sendas bombillas de 600 watios de alta presión de sodio, que estarán conectadas a unos balastros Cooltech, y como reflector se ha escogido con forma de ala de gaviota. Para extraer el aire se ha conectado un extractor PK-160 de Prima Klima, con una capacidad de vaciado de 820 m3/hora, y que está provisto de un sensor de temperatura así como de sistema de regulación de potencia, lo que permite ajustarlo a las necesidades del momento.

Una vez sabemos las características de los equipos que se van a utilizar, debemos saber que para producir semillas automáticas hay que partir de semillas, ya que en este caso no nos valen los esquejes puesto que las variedades automáticas no son esquejables.

Para hacer un correcto trabajo selectivo se debería de partir de semillas regulares, por lo menos aquellos ejemplares que harán de padres, pero como desde hace unos años que la norma generalizada es la de partir también de semillas feminizadas, tanto para las madres como para los padres, se va a hacer lo mismo y se partirá de semillas feminizadas para ambos supuestos de padres y madres.

Como variedad se ha optado por una AutoAmnesia Haze para ver su comportamiento y su capacidad de producción de semillas. Primero hay que sembrar las semillas que harán de padres, en este caso al partir de semillas es conveniente siempre sembrar un mayor número del necesario para poder hacer un trabajo selectivo y solo escoger como padres a aquellos ejemplares que cumplen los parámetros buscados. Por ello y teniendo en cuenta que hay que dejar 5 machos por cada armario, o sea 10 en total, se proceden a germinar 30 semillas.

Imagen 5El método escogido para germinar ha sido en papel, colocando las semillas en una pequeña urna que fue puesta sobre una manta térmica con el fin de acelerar el proceso germinativo. En dos días aproximadamente comenzaron a germinar las semillas y a los pocos días la totalidad de las mismas estaban abiertas y con el germen formado. Se escogieron 25 de los 30 gérmenes para ser sembrados en macetas de 7 litros de la marca Trabe, que fueron rellenadas con un substrato resultado de una mezcla de coco en un 60 % del volumen, con un 35% de humus de lombriz y el 5% restante de vermiculita. La intención también es ver la posibilidad de cultivar sin la necesidad de utilizar turba, ya que es un material cuya producción, en ocasiones, lleva asociada la pérdida innecesaria de hábitats tan especiales como son las propias turberas.

Una vez rellenadas las macetas con el substrato se procedió a rehidratarlo previamente a la siembra, de este modo al sembrar luego el germen la tierra ya está humedecida y no se corre el riesgo de hundirlo en el substrato demasiado al caer sobre él el agua de riego. Una vez sembrados en la maceta los 25 gérmenes que serán los futuros padres, se pusieron directamente bajo las lámparas de sodio pero a una altura elevada para evitar daños por exceso de luz y calor. A los pocos días en cuanto se apreció que las pequeñas plántulas habían brotado con fuerza se procedió a dejar a los focos a una altura de unos 60 centímetros.

Pero antes de poner las plantas bajo los focos, para alojar a las plantas se montaron sendas bancadas para permitir elevar el cultivo y trabajar en alto, al tiempo de facilitar la recogida de aguas residuales provenientes de lixiviación. La instalación fue fácil y cómoda para la que sólo se precisaron dos llaves fijas de 12 mm. Una vez montadas las bancadas, sobre ella se colocaron 2 bandejas de cultivo negras de 1,20 x 1,20 de superficie también de la conocida marca Trabe.

Imagen 6A la semana las plantas ya se estaban desarrollando perfectamente y todos los ejemplares sembrados marchaban a la perfección. Sólo la pésima calidad del agua utilizada en el riego podía suponer un riesgo por la posibilidad de padecer un futuro exceso de salinidad, lo que obligó a tener que dotar al cultivo de un sencillo sistema de filtros de ósmosis inversa con la que asegurar un agua de riego de calidad. La instalación de este tipo de mecanismos no suele ser muy complicada, tan sólo se debe disponer de un suministro de agua cercano así como un desagüe donde evacuar el agua residual resultante tras el filtrado.

Para recoger el agua depurada se dispuso un depósito apto para alimentación y con una capacidad de 250 litros, cabe señalar que con uno de 70 litros hubiera sido más que suficiente pero al tenerlo a mano se optó por esta elección. Para extraer del tanque el agua y poder llevarla hasta las plantas se introdujo en el interior del tanque una bomba de extracción de aguas sucias con una potencia de 400 watios y un caudal máximo de 8000 litros/hora. Y para dosificar el agua a las plantas servirá una lanzadera de riego que permite llevar el agua a los rincones más inaccesibles del cultivo. De esta manera se permitía mejorar y acelerar las labores de riego y nutrición de las plantas al asegurar tanto un caudal adecuado como el acceso del mismo a todas las plantas.

Imagen 7A la semana de estar en vida las plantas se iniciaron los tratamientos alimentarios a base de estimuladores radicales combinado con abonos orgánicos de crecimiento y aminoácidos. Las concentraciones del estimulador se han ido reduciendo hasta dejarla en niveles que permitan la renovación de raíces muertas y renovación general de sistema radical. Por otro lado, se han ido aumentando las concentraciones de abonados de crecimiento y aminoácidos pero teniendo en cuenta que se trata de una variedad automática y como tal no requiere de fuertes abonados nitrogenados. Como medida preventiva se le han practicado tratamientos con disolución de propolis a partir de la primera semana también, a intervalos de 6 días y con la habitación a oscuras.

El momento de la siembra de los ejemplares madre depende de cada variedad, pero está entre los 15 y 21 días siguientes a la siembra de los padres. La intención es cultivar 50 plantas madres en los 2 armarios junto con 20 plantas padres, hasta que éstos últimos sean seleccionados y queden reducido a un número de 10. Una vez seleccionados los 10 padres compartirán momento ambos sexos hasta que termine de realizarse la polinización, momento en el que se sacrificarán los padres y se dejarán sólo a las madres para que hagan todo el proceso de la producción de la semilla.

Como había que obtener 50 plantas madres se pusieron a germinar un número de 70 semillas y se siguió el mismo método utilizado para los padres de germinación en papel. En pocos días 68 gérmenes habían movido pero sólo 50 de ellos fueron los que finalmente se sembraron en las mismas macetas y con el mismo tipo de substrato que los ejemplares padres.

A los tres días de poner los ejemplares hembras en sus respectivas macetas se procedió a iniciar la técnica de reversión a los ejemplares padres, pero de eso ya daremos cuenta de una forma más extensa en la parte final de este tercer seguimiento especial que hemos iniciado hoy. Seguid atentos a estas líneas para ir viendo los expectantes y sucesivos desenlaces que nos quedan por narrar. 

Texto y fotos: Miguel Gimeno

0 1.706 vistas

Desde lamarihuana.com os presentamos esta semana nuevas variedades que no debéis dejar pasar por alto. En este caso os presentamos los productos que nos ofrecen desde Humboldt Seed Organization, que es un banco de semillas que ofrece súper genéticas desde California al resto del mundo. Sus nuevas variedades, todas ellas autoflorecientes feminizadas.

Blue Dream Auto

La Blue Dream Auto, que es una variedad autofloreciente de gran altura y de las favoritas de nuestro banco Humboldt Seed Organization. Tiene una distancia internodal corta. Produce largas ramificaciones secundarias que favorecen una producción equilibrada. Con sus tonos azulados, esta planta vigorosa y de gran producción, lista para su cosecha en 75 días desde su plantación. Con un sabor de Blueberry y Haze, con un fuerte olor a flores silvestres con notas picantes. Esta es una variedad con gran potencia.

Bubba Cheese Auto

Bubba Cheese Auto , otra variedad de planta autofloreciente, que nace del cruce entre una Bubba pre ´98 y Exodus Cheese. Esta combinación, de las notas picantes de la pre’98 Bubba y el sabor de la mítica Exodus Cheese, da como resultado una fusión de sabor único y de primera calidad. Esta nueva variedad consigue una gran potencia, con una grandísima producción que se consigue tan sólo en 70 días. El sabor de la Bubba Cheese Auto es único y de primera calidad, un sabor brutal, inimaginable al tratarse de una autofloreciente. Es la opción ideal para un cultivo de verano en el balcón, siempre y cuando a los vecinos no les moleste su intenso olor.

Loast Coast Skunk Auto

Loast Coast Skunk Auto es la clara recuperación de un clásico de Humboldt Seed Organization. Esta variedad de planta tienen una frondosa estructura, con gran número de ramificaciones. Produce abundante cantidad de flores y densos cogollos de distintos colores entre ellos, como el verde, el blanco y el naranja. Tiene una gran producción de resina, lo cual nos garantiza su gran potencial. Tiene un inconfundible y remarcado aroma, con notas de Shunk y pimienta, a la vez que su sabor es dulce e intenso. Es una variedad ideal para principiantes del cultivo que busquen una variedad autofloreciente productiva.

OG Kush Auto

OG Kush Auto es una magnífica variedad autofloreciente, de crecimiento vegetativo muy rápido, alcanzando una altura de 1,2 metros a los 75 días. Dado su excesivo crecimiento en altura, se recomienda el uso de tutores o varillas para evitar que se rompa. Tiene un amplio espacio internodal, que absorbe muy bien la luz, es por ello que consigue un desarrollo de cogollos prietos y compactos por toda la planta. Posee un sabor complejo, con notas dominantes de detergente y gasolina, acompañadas de matices de cítricos y pimienta. Su potente y cerebral efecto proporciona un subidón que te dejará clavado en el sofá.

Sour Diesel Auto

Sour Diesel Auto de Humboldt Seed Organization es una variedad autofloreciente feminizada. Esta es una mítica variedad, de gran producción. Es muy apreciada en California, ya que tiene un gran rendimiento y una alta calidad. Con una gran producción de resina en sus cogollos, solamente habrá que esperar unos 75 días para poder disfrutar de esta magnifica variedad. Su fuerte aroma recuerda al combustible Diesel. No nos cabe duda de que este sabor tan característico a Diesel seducirá incluso a los paladares más exigentes. La Sour Diesel Auto tiene un potente efecto, por el cual se convierte en una variedad muy deseada. Nos ofrece una calidad excelente, característica de California.

UK Cheese Auto

UK Cheese Auto es una variedad autofloreciente feminizada que procede de la original Exodus Cheese. Esta nueva variedad dispone de un buen crecimiento vegetativo, y debido a su linaje Skunk, desarrolla un largo cogollo central, rodeado de densos y más pequeños cogollos de gran calidad en las ramificaciones laterales. El inconfundible y delicioso sabor que nos ofrece es una compleja mezcla dulce e intensa. En tan sólo 70 días estará lista para su cosecha, para así disfrutar de este sabor. El efecto que produce es un gran subidón cerebral de larga duración seguido de una sensación de relajación.

¡Ahora sólo falta disfrutarlas!

3 3.367 vistas

El método más sencillo consiste en sembrar en semilleros de recipientes y luego trasplantar las plántulas a macetas o al jardín

La siembra con semillas es la forma más económica de cultivar plantas, pero también la que más cuidados y atenciones exige. Para el aficionado, lo más recomendable es sembrar en semilleros de recipientes, que permiten controlar mejor las condiciones ambientales. En este artículo se describen los tipos de siembra con semillas y se detalla el procedimiento para realizar semilleros de recipientes, cómo hacer de los semilleros pequeños invernaderos y consejos para esta clase de siembra.

Tipos de siembra con semillas

Sembrar con semillas tiene una gran ventaja en relación a las otras maneras de cultivar plantas: es mucho más económica. El coste de las semillas por unidad es mucho más bajo que el precio de las plantas ya desarrolladas, por lo que se pueden obtener muchas más plantas por el mismo dinero, o por menos. Como contrapartida,requiere un cuidado bastante más exigente para lograr que las plantas germinen y crezcan con éxito.

Hay varias maneras de plantar con semillas. En general, se resumen en tres tipos, según el lugar donde se realiza la siembra: en semilleros en recipientes, en semilleros en el suelo o en la propia tierra del jardín.

Los semilleros son sitios destinados de forma específica al desarrollo de las semillas, con los cuidados especiales que estas necesitan para poder germinar. Cuando esto se logra, se realiza el trasplante a otro sitio.

De estos tres tipos de siembra, el más fácil -y por lo tanto el más aconsejable para los aficionados- es el de semilleros en recipientes, que se explica a continuación.

Siembra en semilleros de recipientes

Utilizar recipientes es el método más sencillo para la siembra, porque permite trasladar el semillero y acondicionarlo del modo más beneficioso, sin tener que bregar con las condiciones del suelo y el clima del jardín.

Estos recipientes deben ser pequeños. Valen desde macetas o tiestos de reducido tamaño, hasta botes de yogur. Pero los más idóneos son las bandejas de alvéolos, piezas cuya forma recuerda a cubiteras para hacer hielo pero que son más grandes y pueden estar fabricadas en materiales como plástico, corcho o poliestireno expandido.

El sustrato más conveniente para este tipo de semilleros es el conformado por una mezcla de partes iguales de arena y turba, aunque también es posible añadir una parte igual de perlita. En el semillero no hace falta usar abonos o fertilizantes.

Tras rellenar el recipiente con el sustrato, hay que hacer un hueco e introducir allí las semillas. Si son semillas pequeñas, conviene colocar 3 o 4, pero si las semillas son grandes, solo una por cada compartimento.

Por encima de las semillas se debe echar una fina capa de sustrato, que cubra las semillas pero las deje cerca de la superficie. De ese modo, podrán airearse de manera suficiente.

Para regar el semillero, se recomienda el uso de un pulverizador, para que el agua caiga en pequeñas partículas, y no como un chorro que arrastre la tierra y deje las semillas en posiciones que las perjudiquen.

Hacer de los semilleros pequeños invernaderos

Una de las grandes ventajas de la siembra en semilleros de recipientes es la posibilidad de efectuarla en cualquier momento del año, ya que se puede realizar en interiores. Pese a que allí no estén expuestas a temperaturas extremas, la incidencia directa de los rayos del sol o corrientes de aire, es aconsejable cubrir el semillero con un cristal o un plástico transparente, para crear una especie de invernadero en miniatura. De esta manera, se propicia una temperatura constante y, además, una mucho menor pérdida de humedad. Eso sí, se debe destaparlo durante al menos una hora por día, para garantizar una buena ventilación.

Cuando las plántulas comienzan a brotar, hay que estar atentos para descubrir si en un mismo alveolo o recipiente ha germinado más de una semilla. En los casos en que esto ocurra, se deben quitar para que quede solo una por compartimento.

Y por fin, después de unas cuantas semanas (el plazo varía según el ritmo de crecimiento de las especies y de las condiciones a que se haya sometido el semillero), las plántulas estarán preparadas para ser trasplantadas a tiestos más grandes o bien al suelo del jardín.

Consejos para la siembra en semilleros

Además de seguir el procedimiento descrito, conviene tener en cuenta algunas recomendaciones para la siembra en semilleros.

  • Hay que estar muy atentos a un posible ataque de plagas, en particular de caracoles y babosas. Un gran conjunto de plántulas puede ser arrasado por estos moluscos en poco tiempo.
  • Se pueden consultar catálogos especializados de semillas para conocer las novedades y consultar con especialistas en las propias tiendas acerca de las especies más convenientes para cada región y época del año.
  • También es posible realizar semilleros en bandejas que no tengan alveolos ni estén divididas por compartimentos, sino con una extensión de sustrato más o menos amplia. En este caso es necesaria una tarea extra: si han germinado muchas semillas y las plántulas brotan muy cerca unas de otras, se deben trasplantar  a una bandejar similar o a otros recipientes con al menos cinco centímetros de distancia entre unas y otras.
  • Cuando sea momento de trasplantar las plántulas, hay que tener en cuenta las mismas recomendaciones que para mover un ejemplar a un recipiente de mayor tamaño, pero es importante extremar los cuidados, ya que estos brotes recientes son muy delicados.

Publicado en Consumer

0 2.634 vistas

Cada vez que el proceso de organización terrestre es llevado hasta su consumación en la semilla, desemboca en el caos; cada vez se edifica en el caos de la semilla la nueva organización a partir del cosmos todo”

Rudolf Steiner

Las semillas son el legado que cada planta deja a su paso por este planeta con el fin de perpetuar en el tiempo lo máximo posible a su propia especie. Recientemente con las nuevas normativas europeas que limitan la libre producción de semillas, ya no sólo para uso comercial sino además para uso propio, hace reflexionarse la ética de las grandes corporaciones en las que estamos depositando nuestro futuro más mediato.

Hoy día la mejor manera de reivindicar nuestro derecho a la libre circulación de semillas de producción propia es el autocultivo. Condenados estaremos si realmente las máximas autoridades europeas se replantean llevar a término con total firmeza la aplicación de la Ley de Material Reproductivo de las plantas, a la que algunos ya han apellidado como “Ley de Monsanto”, y que regula absolutamente todas las especies vegetales habidas y por haber.

Según la susodicha Ley se considerará ilegal el cultivar, reproducir o comercializar cualquier tipo de semilla vegetal o árbol que no haya sido “probado y aprobado” por una nueva institución, a la que han llamado “Agencia de Variedades Vegetales de la UE”. Este organismo es el encargado de elaborar una lista precisa de aquellos vegetales que consideren como “autorizados”, claro está, se debe abonar el correspondiente impuesto anual, como no, a la citada Agencia. Según afirman el fin de la citada tasa es mantener las semillas en la lista, pero cierto es que si no se realiza el oportuno pago, la Ley terminará sentenciando un incumplimiento de normativa, quedando como consecuencia prohibido el cultivo de esa especie en particular. ¿Ético verdad?

No era de extrañar que la Ley de Material Reproductivo de plantas calentara el ánimo de grupos de consumidores, agricultores pequeños, bancos de genes, e incluso también de ciertos Estados miembros de la Unión Europea. Debido a la presión de los grupos de oposición a la ley se obligó a los legisladores a modificar el texto original, aunque de forma simbólica ya que sigue sin evitarse el atropello que sufrirá el libre acceso al patrimonio vegetal de este nuestro planeta.

Las pequeñas concesiones que se han añadido al texto final con el fin de salvaguardar los intereses de pequeños productores no paliarán el mal que se puede crear al aplicar la Ley:

1. Los jardineros podrán guardar e intercambiar semillas no aprobadas, sin que se infrinja la Ley por ello.

2. Queda exento también el autoconsumo destinado a cubrir necesidades individuales e incluso colectivas, como de pequeñas organizaciones, los que podrán proveerse de semillas de hortalizas no aprobadas, siempre y cuando el número de trabajadores no sea superior a 10 personas.

3. Los bancos de semillas tampoco tendrán que cumplir esta normativa, podrán seguir guardando semillas no aprobadas con el fin de mantener la diversidad genética vegetal.

4. Una futura legislación (sobre la que no se especifica cuándo se llevará a término) se encargará de regular las semillas aptas para la agricultura ecológica.

Con este desaguisado que se nos presenta, no cabe que ante la legislación vigente no hacerse el indiferente y apoyar de forma unánime a los bancos de semillas de cannabis para que no cesen en su actividad, pero sobre todo para evitar que grandes multinacionales terminen por adueñarse de nuestras genéticas de marihuana. En estas líneas vamos a explicar algunos métodos de producción de semillas que se están llevando a cabo en cannabicultura.

Cuando hablamos de producir semillas hablamos de reproducir el cannabis por medio de la reproducción sexual. En la reproducción sexual intervienen los órganos sexuales de las plantas, y en el caso de la Cannabis sativa L. al tratarse de una especie dióica los hay masculinos y femeninos.

El órgano sexual de la planta masculina en cannabis está formado por la flor de macho. La flor del macho es una flor que carece de pétalos, de ahí que estén cabeza abajo con la intención de liberar el polen y que el aire lo disperse y disemine por el entorno. Al no tener pétalos, cuando los sépalos se abren los estambres quedan expuestos al aire permitiendo la libre dispersión del polen. Un buen ejemplar de macho puede fecundar varias hembras a la vez y dejarlas completamente granadas de semillas.

Macho cannabis

En cambio la flor hembra está formada por el cáliz, que tiene forma de saco y en cuyo interior se alberga el gameto sexual femenino, y por los estigmas, que son eso que todo el mundo llama “pelos” y cuya misión es la de atrapar el polen masculino y llevarlo hasta el cáliz para que se produzca en el interior la fecundación sexual. Podemos realizar tres métodos de polinización:

1) Polinización No controlada.

Se tiene una planta macho y se poliniza una planta hembra, pero claro, si un macho es capaza de polinizar varias plantas si dejamos que libere todo su polen se polinizará en exceso el cultivo y el producto final perderá potencia y casi todas sus cualidades organolépticas. Para evitar esto podemos realizar polinizaciones semicontroladas y controladas.

2) Polinización semicontrolada.

Esta forma de polinización también es aérea y consiste en detectar los machos cuando comienzan a florecer, y entonces se secciona toda la planta macho excepto un par de ramas a las que se dejará que liberalice el polen. La polinización de los cogollos en este caso es menor, se obtiene un número muchísimo menor de semillas y la calidad de la hierba no disminuye tanto. El inconveniente es que se polinizan también todas aquellas plantas que estén cercanas al macho, aunque en un grado mucho menor.

3) Polinización controlada.

Desde que comienza a florecer el macho hasta que abre sus primeras flores transcurren de dos a tres semanas. Muchos cannabicultores aprovechan este momento para cortar algunas ramas y arrancar el resto, de la ramas cortadas sacan esquejes para obtener polen con el que fecundar las hembras. Otros esperan hasta que las flores de las puntas de las ramas estén a punto de abrir, entonces cortan las puntas de las ramas y las ponen en un jarro con agua que cambian asiduamente, les ponen un papel alrededor para evitar que el polen caiga, y al cabo de una semana casi todas las flores han liberado el polen que contienen, entonces lo guardan y esperan el momento de polinizar. Y lo más acertado es cultivar un pequeño macho con técnicas de bonsaización, de manera que no se haga demasiado grande y cuando esté a punto de iniciar la floración se hace un trasplante a una maceta de gran volumen para que pueda formar buenas flores que den mucho polen. Lo malo de esta última técnica es que hay que disponer de otro lugar donde cultivar el macho cuando empiece a producir flor y que no sea nada cercano a la casa. Una vez están las flores maduras se introducen las ramas en un sobre de papel o una bolsa de plástico para hacer la polinización.

El momento de la polinización es algo preciso, pues si lo hacemos demasiado tarde podemos encontrarnos que las semillas no han llegado a su madurez y la planta ya está lista para ser cosechada. El momento ideal para polinizar se produce cuando la planta lleva sobre dos semanas floreciendo, entonces seleccionamos de aquella hembra o hembras que queramos polinizar las ramas que deseemos, y las metemos dentro del sobre o bolsa que contiene el polen del macho, le damos unos golpecitos y listo. Luego solo queda señalar la rama polinizada mediante un lazo, brida, cuerda o similar. Una vez maduras las semillas las recolectamos y dejamos a secar para finalmente guardarlas en lugar seco y oscuro hasta que las vayamos a usar.

Esto sería una producción de semillas regulares donde interviene un macho y una hembra ambos manifiestos, pero entonces ¿qué son y cómo se producen las semillas feminizadas?

La forma de obtener semillas hembras es a partir de la polinización de una planta hembra manifiesta cuyo sexo ha sido revertido a macho por medio de una técnica de reversión, siendo la más extendida y efectiva la basada en los tratamientos con Tiosulfato de plata o STS (que procede de las siglas en inglés de Silver Thiosulfate Solution). Los tratamientos en sí consisten en rociar las plantas con una disolución de esta substancia en los ápices, aunque los hay que lo prefieren realizar foliarmente en el envés de las hojas. La concentración depende de cada breeder, pero la fórmula base consiste en mezclar dos sustancias distintas como son el Nitrato de Plato (AgNO3) y el Sulfato sódico (Na2S2O3). Se mezclan en proporción 1:4, por ejemplo 10 mililitros de Nitrato de plata más 40 mililitros de Sulfato sódico, eso sí primero se pone el sulfato y luego lentamente, casi gota a gota y en condiciones de total asepsia y oscuridad, se le añade el Nitrato de plata, obteniendo así una mezcla se STS de 50 ml. Los hay que utilizan la mezcla en estado puro, también quién la diluye en 500 ml de agua destilada, y además los hay que añaden como mojante una gota de jabón.

Una vez las plantas hembras inician la floración al ser rociadas con este producto mutan su sexo produciendo flores macho que debe ser fértil y libre de hermafroditismo, por ello la importancia de haber realizado un trabajo previo de I+D en busca de plantas que reviertan de forma efectiva. Hay culvitadores que realizan dos tratamientos en lugar de uno sólo a los diez días de realizar el primero. También los hay que realizan tres tratamientos cada siete días e incluso hasta cuatro tratamientos cada cuatro días. Los tratamientos se realizan en oscuridad y hay quienes además dejan las plantas cubiertas con plásticos durante 24 horas para favorecer una mayor absorción del producto por parte de las plantas.

Una vez se obtiene el polen se poliniza con él las plantas hembras y en este caso también hay gustos y técnicas específicas. Algunos criadores polinizan las plantas simplemente sacudiendo las flores de macho revertidas sobre las plantas hembras, pero esto tiene el inconveniente que cae demasiada materia vegetal sobre las plantas con el consiguiente peligro de padecer botritys y otros hongos, así que si se realiza esta técnica es conveniente retirar luego los sobrantes vegetales que hayan podido caer sobre las plantas. Otros por el contrario hacen una polinización un poco más selectiva, polinizan los ejemplares de 4 en 4, de tal modo que el macho lo dejan medio y van sacudiendo las flores mientras giran las 4 hembras para que se polinicen todas las ramas por igual. Y también están los más pacientes que prefieren recolectar las flores macho, extraerles el polen y posteriormente polinizar las plantas una a una con suma paciencia y precisión.

Uno de los síntomas que manifiestan las flores hembras cuando han sido fecundadas es el marchitamiento de los estigmas (pelos blancos) que se tornan marrones e incluso se llegan a desprender en algunos casos puesto que ya han realizado su misión de transportar el polen al interior del cáliz. A los pocos días ya se pueden apreciar las semillas como se están formando, y con el tiempo van madurando lentamente. Un cultivo de semillas tarda entre 2 y 3 semanas más en estar listo que un cultivo destinado a producir cogollo sinsemilla, ya que hay que dejar que las semillas maduren por completo.

0 552 vistas

¿Conoces la BCN Diesel de Kannabia Seeds? Pues ve al video y disfruta de su belleza.

Se trata del cruce entre una NY Diesel XXX procedente de USA, la trajo un muy buen cultivador de Barcelona (de ahí su nombre, en homenaje a la ciudad de la que proviene esta genética), fue entonces cuando los de Kannabia Seeds decidieron cruzarla con una planta afgana muy índica procedente de cultivadores holandeses. Del cruce resultante salio una variedad con floración temprana y bastante más productiva que la diesel original.

Para darle estabilidad al cruce, la volvieron a cruzar con la Black Domina.

Al empezar el cultivo de BCN debes tener en cuenta que no le cuesta alcanzar un tamaño considerable en poco tiempo, debido a su vigor híbrido debes recordar que la planta crecerá bastantes centímetros cuando comiences la floración. Recomendamos unos 15-20 días de crecimiento (desde semilla) antes de pasarla a floración.

En floración, la planta demanda gran cantidad de fertilizante, si bien el color verde-limón de sus hojas te puede hacer pensar que tiene alguna carencia. Esto no suele ser así. Procura mantener los niveles de EC en floración entre 1,8 y 2,2 para no sobre fertilizar la planta y saturar sus raíces.

Desde el principio la planta muestra un olor muy penetrante, que se transforma en un “pestazo” durante todo el ciclo de floración.

Los mejores resultados de esta variedad se obtienen en exterior y cultivando con abono químico (compuesto mineral), ya que extraerás todo el sabor de la diesel y podrás sacarle todo el potencial de producción indica. En interior se destaca por su buena predisposición genética para ser cultivada en SOG.

BCN Diesel queda lista en 8 semanas, aunque algunas semillas necesiten una semana más para potenciar el sabor y su correcta maduración. Para este fin, recomendamos el uso de hidratos de carbono desde la segunda semana tras comenzar la floración.

Los efectos de esta planta son bastante psicodélicos, pero muy llevaderos. Te llena de actividad y energía. Ideal para crear en cualquier tipo de arte.

Cosecha cogollos cargados de tricomas que te provocaran un apetito insaciable y después de una leve activación, una sensación de relajación invadirá todo tu cuerpo. Sus altos niveles de THC la hacen recomendable para uso medicinal

Fuente y fotos de: Kannabia Seeds

2 403 vistas

Chile.- Chilegrow asegura que su medida puede causar polémica, pero busca abrir el debate en torno al autocultivo y uso terapéutico de esta planta.

En el lapso de un año, cerca de 2.000 pacientes con enfermedades crónicas y terminales recibirán marihuana como parte complementaria de su tratamiento de parte de una Organización No Gubernamental (ONG) que promueve uso terapéutico de esta planta.

Chilegrow entregará semillas de este vegetal para que cada persona cultive su propia planta y pueda consumirla debido a los efectos comprobados que posee como analgésico y en las células que producen cáncer para evitar la metástasis.

Así lo señala Cecilia Heyder, que pensaba que no había solución para los dolores provocados por su cáncer de mamas. Tras incorporar la marihuana a su dieta, como galletas, mezclas con leche e infusiones, los malestares no sólo han desparecidos, sino que su enfermedad no continuó expandiéndose.

Ella apoya la campaña de la ONG que tiene como propósito también contribuir al debate sobre la legalización del consumo y autocultivo, además de preservar una especie vegetal que ayudaría a pacientes cronicos a mejorar su calidad de vida.

Los directivos de Chilegrow aseguran que actualmente las leyes obligan a estar personas a acudir al narcotráfico, por lo que tienen planeado un gran encuentro en el Parque Cerrillos para debatir sobre el tema el próximo 23 y 24 de noviembre.

Fuente 24horasCl

2 4.031 vistas

Por Miguel Gimeno. Para cualquier persona que quiera iniciarse en el mundo de la cannabicultura siempre aconsejo que partan de semillas y no de esquejes, al igual que hicieron los primeros cannabicultores españoles que partían de semillas de variedades puras que llegaban a sus manos procedentes de diferentes partes del mundo. Hoy día, sobre todo debido al asentamiento de Grows por todo el territorio español, la gran mayoría de cannabicultores españoles parten de semillas compradas en dichos establecimientos y otros muchos de esquejes, en estas líneas vamos a centrarnos en las semillas.

Las semillas comerciales están producidas por Bancos holandeses, suizos, canadienses y españoles, éstos últimos han tenido una gran aceptación entre los cultivadores. Los primeros Bancos holandeses pioneros en la producción semillas de marihuana, iniciaron su trabajo a partir de diferentes variedades de marihuana de todas partes del mundo, pero sobre todo a partir del trabajo realizado por cannabicultores norteamericanos clandestinos durante las décadas comprendidas entre los 70 y 90. Actualmente el número de bancos de semillas existentes es muy elevado, por lo que muchos de estos bancos se dedican a intentar imitar a los pioneros o bien crean sus propias variedades a partir de variedades de éstos.

En la naturaleza se dan dos formas de reproducción: sexual y asexual. La marihuana puede reproducirse de ambas formas: polinización (sexual) y por medio de esquejes, acodos, injertos (asexual). Durante este pasaje voy a dedicarme exclusivamente a hablar sobre la polinización.

Reproducción sexual: Polinización.

Casi todo cannabicultor se ha planteado alguna vez en crear su propia variedad. Escogen a una hembra y la polinizan sin más con el polen obtenido de un macho, evidentemente los resultados de este cruce pueden ser o muy buenos o pésimos. Para crear una variedad se debe conseguir una estabilidad genética a base de un meticuloso trabajo de selección de ejemplares tanto madres como padres, lo que supone un número de plantas excesivo, al tiempo que hay que ir rechazando patrones que supongan una degeneración por causas de consanguinidad. El fin es obtener una genética que se mantenga estable de padres a hijos, o sea, que los hijos han de semejarse en todas sus características a sus padres, al igual que hacen los criadores de perros.

Las características que debemos buscar son aquellos ejemplares que a razón de nuestros microclima, suelo, condiciones hídricas, plagas,…, se hayan adaptado mejor, sufrido menos, tengan más potencia, se hayan desarrollado más y con una menor exigencia alimentaria. Esto no quiere decir que escojamos las plantas más grandes, sino aquellas que tengan el mejor estado sanitario con el menor esfuerzo invertido por parte del cannabicultor, o sea, mejor salud con menor trabajo y gasto económico. Haciendo un buen trabajo de selección no debe haber una degeneración en las cualidades de nuestra hierba. Este trabajo puede ser compartido por cannabicultores de la misma zona, de tal forma que el número de plantas con las que trabajar no sea excesivo desde un punto de vista jurídico.

Diferentes métodos de polinización en cannabis:

Polinización no controlada.

La polinización no controlada consiste en la libre polinización del macho a través del aire, dejando que libere todo el polen que contiene. Esta es la forma que se utiliza en las regiones productoras de marihuana, pero como aquí cualquier vecino cercano puede estar también cultivando marihuana, lo mejor es no utilizar esta forma, ya que además los cogollos obtenidos están repletos de semillas y pierden potencia y cualidades organolépticas.

Polinización semicontrolada.

Esta forma de polinización también es aérea y consiste en detectar los machos cuando comienzan a florecer, y entonces se secciona toda la planta macho excepto un par de ramas a las que se dejará que liberalice el polen. La polinización de los cogollos en este caso es menor, se obtiene un número muchísimo menor de semillas y la calidad de la hierba no disminuye tanto. El inconveniente es que se polinizan también todas aquellas plantas que estén cercanas al macho, aunque en un grado mucho menor.

Polinización controlada.

Ante la imposibilidad de cultivar machos en zonas alejadas a la población para evitar polinizaciones indeseadas, no nos queda otra que cultivar machos cerca de hembras con el peligro que ello supone. Desde que comienza a florecer el macho hasta que abre sus primeras flores transcurren de dos a tres semanas. Muchos cannabicultores esperan hasta que las flores de las puntas de las ramas estén a punto de abrir, entonces las cortan y las ponen en un jarro con agua que renuevan asiduamente, les ponen un papel alrededor para evitar que el polen caiga sobre el agua, y al cabo de una semana casi todas las flores han liberado el polen que contienen, entonces lo guardan y esperan el momento de polinizar.

El momento de la polinización es algo preciso, pues si lo hacemos demasiado tarde podemos encontrarnos que las semillas no han llegado a su madurez y la planta ya está para ser cosechada. El momento ideal es cuando la planta lleve sobre dos semanas produciendo flor, entonces seleccionamos de aquella hembra o hembras que queramos polinizar las ramas que consideremos, yo prefiero las de arriba, y con un pincel o los propios dedos frotamos las flores hembras de estas ramas con el polen recolectado del macho, le ponemos un lazo a las ramas polinizadas y cuando cosechemos recogeremos y guardaremos debidamente las semillas que hayan salido.

Por Miguel Gimeno

4 16.018 vistas


Un factor muy importante para que tu cultivo  consiga las expectativas generadas debe ser un buen comienzo, plantar una semilla posiblemente sea tu primer cometido, aquí tienes unos pequeños consejos.

La siembra con semillas es la forma más económica de cultivar plantas, aunque también es la que más cuidados y atenciones exige.

Existen varias maneras de plantar con semillas, aunque suelen resumirse en tres tipos, dependiendo del lugar donde se realiza la siembra: en semilleros en recipientes, en semilleros en el suelo o en la propia tierra del jardín. De todos ellos, el más sencillo para principiantes es el primero, ya que permite trasladar el semillero y acondicionarlo del modo más beneficios, pero, ¿en qué consiste?

Recipientes

Lo semilleros en recipientes deben ser pequeños (desde macetas o tiestos de tamaño reducido hasta botes de yogur), aunque lo mejor es optar por bandejas de alveolos.

Cómo sembrar

En cuanto al sustrato, el más conveniente es el conformado por una mezcla a partes iguales de arena y turba, y no es necesario usar abonos ni fertilizantes. Una vez se ha rellenado el recipiente con el sustrato, hay que hacer un hueco para introducir la semilla en el compartimento (si son pequeñas, conviene colocar 3 o 4). A continuación se debe echar una fina capa de sustrato por encima de las semillas pero que las deje cerca de la superficie.

Como-sembrar-en-semilleros-en-recipientes1Sembrar en cualquier momento del año

Una de las ventajas de la siembra en semilleros es que se puede efectuar en cualquier momento del año, ya que puede hacerse en interiores. Eso sí, aunque no estén expuestas a temperaturas extremas, es aconsejable cubrir el semillero con un cristal o un plástico transparente para crear una especie de invernadero en miniatura y destaparlo durante al menos una hora por día.

Unas semanas después, las plántulas estarán preparadas para ser trasplantadas a tiestos más grandes o al suelo del jardín.

Fuente Jardin Plantas

 

9 4.274 vistas

AutoCBDGrass O Matic, en colaboración con la CBD Crew, está orgulloso de anunciar la creación de una nueva variedad de alto valor medicinal única en el mundo: La primera autofloreciente “pure CBD”: una planta de tamaño medio, cargada de abundante resina y con un ciclo de vida de tan solo 60 dias.

Los análisis de cannabinoides, realizados por la Fundación Canna, han confirmado un contenido medio de CBD del 16% (THC= 0,8%)

Muy pronto Grass O Matic presentará al gran público la primera colección de semillas autoflorecientes 100% ricas en CBD (todas ellas entre el 5% y el 14%) y con un ratio THC:CBD comprendido entre el 1:1 y 1:3 (según la variedad). Un nuevo recurso natural para el cuerpo y la mente.

Mas información Grass O Matic

0 9.707 vistas

Por Miguel Gimeno.- En estas líneas me voy a limitar a exponer a mi modo de entender, tanto los factores positivos como negativos del uso de las semillas regulares y de las semillas feminizadas. No es mi intención polemizar sobre cuál de los dos tipos de semillas es mejor, sino la de poner a disposición del lector la mayor información posible, que le pueda servir de ayuda a la hora de determinar su elección.

Todos somos conscientes de la gran aceptación que ha tenido por parte de los cannabicultores el uso de semillas feminizadas. Si bien, en un principio el índice de hermafroditismo era más alto de lo deseado, hay que reconocer que con el tiempo y el buen hacer de los genetistas cannábicos la aparición de hermafroditas en semillas feminizadas ha quedado relegado al pasado. Aún así, existen muchos cannabicultores que siguen apostando por el uso de semillas regulares como modo natural de cultivo.

Ahora, ¿qué diferencias hay entre el uso de un tipo de semillas u otro?, ¿ en qué modo puede llegar a afectar la elección que yo haga?.

El uso de semillas regulares es la forma ancestral de cultivo de cannabis. Es más, la base de la hibridación de las diversas variedades de cannabis que hay en el mercado provienen de semillas regulares. Sin semillas regulares no existirían las semillas feminizadas, y luego ya veremos el porqué. Para obtener semillas regulares de cannabis, al contario que las feminizadas, no hace falta practicar tratamiento químico alguno, la simple polinización del macho a la hembra es la que engendra las semillas. Por tanto, y aquí ya hay más opiniones enfrentadas, se puede decir que las semillas regulares son semillas más resistentes y sanas al ser el resultado de un proceso completamente natural. Un factor positivo que ha tenido la alta demanda de semillas feminizadas es que las regulares tengan un precio más económico, por lo que son más accesibles al bolsillo. Como contra, evidentemente, está la aparición de machos que no supondría mayor problema que sembrar un mayor número de semillas y esperar sobre mes y medio a que las plantas nacidas manifiesten su sexo, luego se desechan los machos y hembras que sobren. Pero claro, muchos cannabicultores cultivan en interior, o les prima el poco espacio del que disponen, ó el de arriesgar el cultivo manteniendo un número más elevado de plantas hasta que sexen.

Los criadores percibiéndose de la necesidad de los cannabicultores de saber el sexo de una semilla antes de plantarla, han ido desarrollando técnicas que les permitieran obtener semillas que dieran lugar a plantas hembras. Como ya hemos dicho, en los primeros intentos aparecía un número elevado de casos de hermafroditismo, lo que no era deseado por ninguna de las partes. Luego las técnicas han ido afinándose y mejorándose, y podemos afirmar que la totalidad de las semillas feminizadas del mercado lo son. La ventaja más clara es su propia femineidad, el asegurar el sexo de nuestras plantas para evitar la aparición de machos. Como contra tienen un precio más elevado que las semillas regulares y además se utilizan productos químicos en los tratamientos que se hacen a las plantas.

¿En que consisten las técnicas de feminización que se utilizan?.

La técnica más utilizada y que mejor resultados da es la que consiste en revertir el sexo de una hembra para convertirlo en macho, con cuyo polen se polinizan otras hembras. Las semillas que resultan de dicha polinización son semillas feminizadas, ya que el polen del macho proviene de una planta que antes era hembra. Pero para revertir las hembras a machos se tratan las plantas con productos como el Tiosulfato de Plata, que se le aplica por medio de pulverizaciones, alrededor de 2 o 3 tratamientos hasta que revierten a machos y comienzan a producir flores macho.

Por Miguel Gimeno

2 4.211 vistas

Posiblemente las semillas de cannabis y cáñamo sean de las más interesantes para nuestro organismo, nutricionalmente hablando.

Las semillas de cannabis enteras son duras y difíciles de comer debido a sus cáscaras externas fibrosas. Para intentar que este suplemento de la dieta sea un poco más fácil de masticar, a veces se pelan las semillas. Puedes conseguir semillas peladas en las tiendas de alimentos especializadas, pero las semillas enteras suelen ser más baratas y más duraderas. Por lo tanto, es útil saber cómo pelarlas tú mismo.

Instrucciones

1-Coloca las semillas de cannabis sobre la mesa y espárcelas para que queden en una sola capa. Asegúrate de que queden relativamente cerca unas de otras para que entren más sobre la tabla.

2-Coloca la tabla sobre las semillas.

3-Golpea suavemente la tabla con el mazo de madera; golpéala cada varios centímetros para asegurarte de que se rompan las cáscaras de todas las semillas.

4-Coloca las semillas en un balde con agua.

5-Revuelve las semillas enérgicamente para que las cáscaras floten mientras que las semillas se van al fondo

6-Retira las cáscaras vacías del agua hasta que no quede ninguna. Si algunas semillas aún tienen la cáscara. golpéalas enérgicamente con el mazo. Luego vuelve a colocarlas en el agua y continúa revolviendo hasta que todas las semillas estén peladas.

7-Cuela el contenido del balde. Junta las semillas recién peladas.

Consejo y advertencia

No golpees la madera tan fuerte como para romper las semillas

Productos y aceite  de cañamo

0 2.816 vistas

Las semillas feminizadas son fundamentalmente semillas de cannabis que solo producen plantas genéticamente hembras.

Generalmente, una planta de cannabis tiene una mayor o menor predisposición de convertirse en macho o en hembra. Este proceso, está regulado por dos cromosomas, conocidos por todo el mundo como cromosoma X y cromosoma Y. Una planta con dos cromosomas XX se convertirá en una planta hembra; una planta con un cromosoma X y un cromosoma Y, se convertirá en una planta macho.

Las semillas feminizadas se crean forzando a una planta hembra a producir flores macho mediante un tratamiento con ácido giberélico, que convierte a la planta hembra en una planta hermafrodita de forma eficaz. Todo ello, permite producir semillas que solo tengan cromosomas XX, es decir cromosomas femeninos.

Antes de que estas semillas puedan ser comercializadas como semillas de cannabis feminizadas, es necesario someterlas a años de pruebas y a un complicado programa de reproducción que consta de múltiples fases. De este modo, se asegura que las plantas que producen son totalmente estables y constantes.

Fuente: Sensi Seeds

 

1 19.806 vistas

Los utensilios necesarios son, básicamente, dos cuencos o platos y algunos pañuelos de papel humedecidos.

  • El primer paso es forrar el fondo de uno de los platos con algunas capas de los pañuelos previamente humedecidos. Debes eliminar el exceso de agua que quede en el plato.
  • A continuación, coloca tus semillas sobre el pañuelo, permitiendo que cada semilla tenga el mayor espacio posible.
  • Luego, coloca algunas capas más de pañuelos húmedos sobre las semillas, prestando especial atención a quitar nuevamente el exceso de agua.
  • Finalmente, cubre todo con el otro plato, puesto del revés, de manera que forme una ‘concha’ . Esto creará el ambiente oscuro y húmedo necesario para la germinación.
  • Es importante que, una vez realizados todos los pasos, coloques los platos en algún lugar cálido (21º C) y alejado de la luz directa.

 Plato y papel humedecido

Tu germinación de semillas de cannabis está ahora en proceso.

  • Vigila tus semillas cada día y asegúrate de que los pañuelos no se hayan secado. Si es necesario, pulverízalos de nuevo con agua.
  • Tras unos días, verás que las semillas se rompen y sale una raíz. Debes tener en cuenta que algunas semillas pueden necesitar 10 días, o incluso 2 semanas, hasta romperse. Es poco común, pero puede ocurrir.
  • Cuando hayan aparecido los primeros milímetros de raíz de una semilla abierta, debes trasplantarlas muy cuidadosamente (preferiblemente con pinzas) a un pequeño tiesto de cultivo (substrato, fibra de coco o lana de roca).
  • Haz un hoyo de  2-3mm (máx. 5mm) de profundidad en el centro, coloca tu semilla en el hoyo (primero la raíz ) y cúbrela.
  • Tu plantón deberá salir en un plazo de 1 a 3 días.


mini-invernaderoFuente: Sensi Seeds

7 5.104 vistas

Las semillas de cannabis autofloreciente proporcionan una cosecha fácil y gratificante de marihuana de gran calidad, sin la necesidad de cambio en el ciclo de luz ni tener que retirar las plantas macho. De cultivo en exterior, estas variedades pueden producir dos o más cosechas durante un verano normal. Bajo luces, son capaces de pasar del plantón a la madurez completa en tan sólo diez semanas.

El cannabis autofloreciente no es algo nuevo; ya existía en forma de cannabis ruderalis hace cientos de años. Esta variedad tiene cantidades inapreciables de cannabinoides psicoactivos. Los avances modernos en la crianza han permitido combinar la fuerza y el aroma del cannabis indica y cannabis sativa con el cannabis ruderalis, creándose variedades de cannabis autofloreciente de gran potencia y vigor.

Ideal para cultivadores con espacio, tiempo o capacidades limitadas (usuarios de marihuana medicinal, p. ej.), las variedades de cannabis autofloreciente (feminizadas) disponibles en Sensi Seeds y en la White Label Seed Company son una excelente inversión.

Fuente: Sensi Seeds

2 10.168 vistas

Las semillas de marihuana, al tratarse de un organismo vivo, deben de almacenarse en condiciones de humedad y temperaturas adecuadas, ya que de no ser así, van perdiendo cada vez más su poder germinativo, lo que puede provocar que las semillas germinen 5, 6 o incluso 7 días después de haberlas puesto a germinar, o incluso que no germinen, cuando lo normal sería que lo hicieran entre 48 y 72 horas después de iniciar el proceso germinativo.

Condiciones óptimas de conservación de las semillas de marihuana

La mayoría de tiendas y distribuidores de semillas de cannabis almacenan sus semillas en frigoríficos ya que así recrean el ambiente ideal para conseguir la máxima longevidad de las semillas.

Temperaturas entre 4º y 8º C y humedades relativas cercanas al 10-20 % y siempre al abrigo de la luz, que es otro de los factores deteriorantes del poder germinativo de las semillas, son condiciones ideales para una óptima conservación de las semillas de marihuana.

Así pues la mejor forma de almacenar las semillas puede ser en un bote de plástico opaco y hermético, donde pondremos varios saquitos de gel de silicio para reducir la humedad (recordemos que la humedad ideal se sitúa entre el 10 y el 20%) y lo guardaremos en el frigorífico. Deberíamos utilizar el cajón de la verdura ya que es la zona de la nevera con temperaturas superiores al resto del frigorífico ( la temperatura ideal de conservación de las semillas de cannabis se sitúa entre los 4ºC y 8ºC).

Dicho esto hay que saber también que una semilla de marihuana en buenas condiciones de germinación puede llegar a germinar pasados más de 5 años después de su producción y guardada en peores condiciones este tiempo se puede reducir a tres años. Con ello queremos decir que si debemos plantarlas unos días o unas semanas más tarde, no es necesario que las guardemos en la nevera, será suficiente con mantenerlas en un sitio fresco, al abrigo de la luz y en su envase original.

Paso a detallar métodos eficaces:

• Guardar las semillas en un carrete de fotos (negro), este a su vez dentro de un tupperware bien cerrado, y meterlo en la nevera. Este método es el que yo uso pero solo las meto en el carrete y va bien yo metí una semilla de ak que tenia un buen tiempo con las maxi goom y germino perfectamente lo que podéis hacer es antes de meterlos en el carrete meter las semillas en un envases eppendorf así estarán mejor.

• Guardar las semillas en un armario, oscuro, seco y con temperaturas no muy altas. Este método esta bien si las vas a usar pronto.

 

Fuente Cerberos ForoLa Marihuana