LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Tetrahidrocannabinol"

Tetrahidrocannabinol

0 709 vistas

Más de uno se va a sorprender al saber que la ciencia relaciona el uso de cannabis con la memoria de forma positiva. ¿Sabías que el THC mejora el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria que sufrimos al hacernos mayores? Un nuevo estudio clínico, realizado en ratones, demuestra que el THC puede tener efectos rejuvenecedores en el cerebro. Averigua cómo.

Una nueva investigación sobre las propiedades beneficiosas del cannabis para la salud hace que su larga lista de beneficios aumente. A principios de mayo, se publicaba en la prestigiosa revista científica especializada Nature Medicine un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Bonn, en Alemania, y de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Este ensayo clínico, llevado a cabo en ratones, demuestra que el principal compuesto psicoactivo del cannabis, el cannabinoide delta 9-tetrahidrocannabinol o THC, puede tener efectos positivos en el cerebro, particularmente en el de las personas de avanzada edad. Parece que el THC – administrado en dosis bajas y regulares – ayuda a mejorar el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria relacionada con el proceso de envejecimiento.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC se concentra en los tricomas o glándulas de resina que segrega el cannabis (CC. Steffen Geyer)

Seguro que a más de uno le resulta sorprendente que la ciencia relacione el uso del cannabis con la memoria de forma positiva – ya que suele utilizarse contra el cannabis el manido argumento que afirma que su consumo perjudica nuestra memoria. Y más cuando se trata de un tema tan delicado como el envejecimiento de nuestro cerebro. Porque cuando nos hacemos mayores, vamos perdiendo capacidades cognitivas, y aprender cosas nuevas o centrarnos en más de una cosa a la vez se convierten en tareas que nos resultan cada vez más complicadas.

El inexorable paso del tiempo

A pesar de lo innumerables avances de la ciencia, aún queda mucho por descubrir y desvelar sobre los mecanismos biológicos que producen el proceso de envejecimiento de nuestro organismo a nivel físico y mental. Cuando envejecemos, se produce un deterioro del cerebro y pueden manifestarse enfermedades neurodegenerativas que acarrean pérdida de la memoria o una disminución de la capacidad de atención y de razonamiento, entre otros muchos síntomas.

A lo largo de los siglos, la ciencia ha intentado encontrar una poción mágica contra el envejecimiento, una fuente de la eterna juventud, algo que ayude a ralentizar o incluso invertir este inevitable proceso. Todavía es un poco pronto para saber exactamente hasta qué punto el cannabis podría ayudar en esto. No obstante, los resultados prometedores del estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Bonn apuntan en esta dirección: una pequeña dosis diaria de THC podría proteger nuestro cerebro contra los efectos del envejecimiento, mejorando el aprendizaje, la memoria o la atención.

El THC restaura la función cognitiva mermada por el envejecimiento 

De momento, las pruebas de laboratorio que confirman este hallazgo se han llevado a cabo únicamente en ratones. El equipo tiene la intención de replicar estas mismas pruebas en humanos más adelante – pero con THC purificado que resulta más fácil de dosificar – con el objetivo de comprobar si los resultados de este estudio se repiten. Algo para lo que aún puede quedar un ligero trecho que recorrer.

Para realizar el estudio titulado “A chronic low dose of Δ9-tetrahydrocannabinol (THC) restores cognitive function in old mice” (Una dosis regular y baja de Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) restaura la función cognitiva en ratones de avanzada edad), los investigadores administraron dosis bajas de THC a roedores de diferentes edades, de 2 meses, 12 y 18 meses – es decir, ratones jóvenes, ratones en edad madura, y de edad avanzada – de forma regular durante un periodo de tiempo de cuatro semanas. La relevancia del tamaño de las dosis tiene que ver con que unas dosis tan pequeñas no producen efectos psicoactivos como los producidos por las dosis consumidas con fines recreativos, que suelen ser mayores.

Tras someterles a observación a lo largo de ese mes, el equipo liderado por el Profesor y Doctor Andreas Zimmer – director del Instituto de Psiquiatría Molecular de la Universidad de Bonn – y por el doctor del mismo instituto Andras Bilkei-Gorzo, entre otros, llevo a cabo una evaluación de la habilidad de los ratones para realizar tareas cognitivas – como pruebas en laberintos de agua para averiguar y recordar dónde hay una ubicación segura o reconocer a otros sujetos de su especie, a los que habían estado expuestos previamente.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
Una ilustración del cerebro humano con millones de pequeños nervios (CC. Ars Electronica)

El fitocannabinoide psicoactivo que protege frente al envejecimiento cerebral

Curiosamente, los roedores jóvenes a los que no se había administrado THC en dosis pequeñas y regulares tuvieron un desempeño mejor en las pruebas de comportamiento relacionadas con la memoria y el aprendizaje que a los ratones jóvenes a los que se había tratado con dicho fitocannabinoide. Mientras que, en los individuos de edad más avanzada, ocurría lo contrario: los ratones más viejos que habían recibido pequeñas dosis de tetrahidrocannabinol de manera regular obtenían mejores resultados en las pruebas – realizándolas en un mejor tiempo y con un mejor desempeño – que los ratones maduros y ancianos a los que no se había administrado ninguna cantidad de THC, y que aquellos a los que se había administrado dosis excesivas.

Además de observar como el nivel de desempeño cognitivo parecía restaurarse de forma notable en los ratones ancianos que había recibido tratamiento con THC en dosis bajas, lo que detectaron los investigadores al examinar los cerebros de dichos ratones ancianos fue que a las neuronas localizadas en el hipocampo les habían brotado más espinas sinápticas – lo que mejora la comunicación neuronal. Sorprendentemente, los ratones ancianos tratados con THC presentaban un patrón de expresión génica en el hipocampo radicalmente diferente al de los ratones de avanzada edad a los que no se había tratado con dicho fitocannabinoide.

El hipocampo es la zona o parte básica del cerebro clave para la correcta formación y actividad de la memoria a largo plazo y para el aprendizaje. También está muy relacionado con la producción y regulación de estados emocionales, además de con la memoria espacial. A lo largo de nuestra vida, el cerebro de un adulto sigue creando y generando neuronas, en un proceso conocido como neurogénesis que ocurre principalmente en el hipocampo.

Esta zona es una de las primeras en las que se manifiestan las enfermedades neurológicas – como la demencia o el Alzheimer, entre otras – que hacen que las personas que las padecen vean mermadas sus capacidades cognitivas, al presentar con frecuencia síntomas como pérdida de la memoria, problemas de atención y orientación, dificultad para comunicarse, etc.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC puede desempeñar un papel en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer o la demencia senil (CC. Kamil Porembinski)

Interacción del THC en el Sistema Endocannabinoide

Los resultados del estudio dejan patente la influencia del THC a nivel cerebral debido a su analogía con los endocannabinoides, con los que el THC interactúa al consumir cannabis. Los investigadores han determinado que este compuesto psicoactivo además de influir sobre el sistema endocannabinoide de los roedores, también ayuda a restablecer su funcionamiento.

Este mecanismo de defensa a nivel cerebral está controlado por el sistema endocannabinoide (SEC), un complejo sistema de regulación corporal formado por un grupo de receptores cannabinoides endógenos – o endocannabinoides, que se parecen a los producidos de forma natural por la planta de cannabis, llamados fitocannabinoides – localizados en el cerebro de los mamíferos y a través los sistemas nervioso y periférico.

Como decíamos, el SEC desempeña un papel clave en los procesos fisiológicos y patológicos de nuestro sistema corporal, y lo hace a través del conjunto de moléculas llamadas receptores que interactúan y median la comunicación entre las células en nuestro sistema nervioso. Es este sistema endocannabinoide el que activa y coordina el tipo de repuesta que va a dar el sistema inmune nervioso.

En lo que respecta a nuestro cerebro, el sistema inmune cuenta con las denominadas células de la microglía y las llamadas astrocitos, que ayudan a reparar y acabar con los estímulos nocivos que pueden dañar nuestras neuronas cuando envejecemos.

Porque a medida que nos hacemos cada vez más mayores, se pueden producir alteraciones en el modo en que funciona nuestro SEC, que hacen que la microglía y los astrocitos respondan a nivel inmune de manera anormal, causando pérdida de neuronas e inflamación de la parte del cerebro que mencionábamos antes por su relación con la memoria, el hipocampo.

Lo que el equipo de investigación de Zimmer y Bilkei-Gorzo ha demostrado claramente con este estudio es que este fitocannabinoide contenido en la planta de cannabis restaura la función cognitiva en los roedores de avanzada edad, al devolver al hipocampo a un estado similar al encontrado en los ratones jóvenes.

Como señalaba el investigador Bilkei-Gorzo en unas declaraciones: “Hay una diferencia muy pequeña en la distribución y actividad del sistema cannabinoide de los distintos mamíferos. Tan solo la densidad de los receptores cannabinoides dentro de las áreas cerebrales muestra cierta variabilidad“.

Un ensayo clínico que ha de replicarse en humanos

Aunque todavía queda por determinar si esta investigación se puede trasladar a la clínica humana, para comprobar si los resultados se repiten en los humanos, los investigadores concluían en su informe: “El tratamiento regular con dosis bajas de THC o extractos de cannabis podría ser una estrategia potencial para frenar o incluso para revertir el deterioro cognitivo en los ancianos”.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
En gran parte, se desconocen los mecanismos biológicos que producen el envejecimiento cerebral (CC. Kalvicio de las Nieves)

No obstante, no hay que olvidar que este estudio no es el único, sino uno de los muchísimos que han demostrado el potencial del cannabis y sus efectos rejuvenecedores en el cerebro, aunque de momento sólo en el de roedores. A pesar de la nula toxicidad observada en estos animales en este tipo de investigaciones, aún falta dar el paso definitivo en los humanos – algo que se ha visto dificultado, entre otros aspectos, por las restricciones a las que se enfrenta el cannabis debido a su situación legal.

A día de hoy, resulta imposible poner en duda los múltiples beneficios del cannabis en el tratamiento de enfermedades de todo tipo, como el cáncer, SIDA, esclerosis múltiple, glaucoma, diabetes, y un largo etcétera. El cannabis también ha demostrado ser útil en el tratamiento de patologías asociadas al cerebro, además de actuar como neuroprotector capaz de prevenir enfermedades cerebrales, y no deja de aumentar el número de investigaciones sobre los diferentes cannabinoides del cannabis y su aplicación en el ámbito terapéutico de la neurología. Esperamos que la ciencia de pronto el paso definitivo.

by Miranda

0 1.690 vistas

Nuevos estudios sugieren que la marihuana con niveles de cannabinoides CBD relativamente altos puede prevenir los efectos a largo plazo de fumar cannabis , ya que el CBD contrarresta ciertos efectos más tóxicos del tetrahidrocannabinol (THC).

El estudio se realizó con ratones adultos a los que se les inyectó regularmente dosis de tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente psicoactivo del cannabis. Los autores llegaron a la conclusión de que esto causó deterioro de la memoria y un aumento de la ansiedad después de un largo periodo de su administración. En ratones, la administración de dosis posteriores de THC, pero en combinación con la misma cantidad de cannabidiol hicieron que los ratones no sintieran los efectos negativos.

La investigación sugiere que las “variedades con una concentración similar de THC y CBD se traducen en un riesgo mucho menor de efectos a largo plazo por fumar marihuana, debido al hecho de que el CBD tiene un efecto protector contra el THC.” – dijo el Dr. Ken Mackie , profesor en el Departamento de Ciencias Psicológicas y del Cerebro en la Universidad de Indiana.

En las últimas décadas, el nivel de THC en la marihuana se ha incrementado en un 300 por ciento , mientras que el nivel de la CBD se redujo o se mantuvo en el mismo nivel. Los investigadores encontraron que procede examinar los efectos a largo plazo de la exposición al THC y CBD.

El texto de una investigación del 2013 indicaba que los efectos del CBD sobre el THC no eran del todo muy claros. En algunos estudios se ha encontrado que los consumidores de cannabis experimentan menos miedo cuando se consume marihuana con alta concentración de CBD en comparación a cuando se consume con un alto contenido de THC.

Otra investigación en 2011 mostró que las personas que utilizaban los productos con altas concentraciones de CBD, después de un largo período eran menos vulnerables a los síntomas psicóticos.

En el nuevo estudio realizado en ratones madiuros también examino el impacto del THC y el CBD en los adultos. Se dividieron en cinco grupos:

-Un grupo que recibió sólo el THC
-Un grupo que recibió únicamente el CBD
-Grupo que recibió el THC y CBD
-Grupo placebo
-Grupo que no recibió ninguna sustancia

Los ratones en el primer grupo recibieron cuatro sustancias cada día durante tres semanas. Los investigadores examinaron los ratones poco después de recibir el material, y posteriormente después de seis semanas, tiempo durante el cual los ratones no recibieron ninguna sustancia.

Los estudios han demostrado que los ratones que recibieron sólo THC mostraron deterioro de la memoria y aumento de trastorno obsesivo-compulsivo. Seis semanas más tarde, los ratones jóvenes seguían mostrando estos síntomas, mientras que los ratones adultos no los tenían. Este hallazgo está de acuerdo con estudios en seres humanos, lo que sugiere que los adolescentes que usan marihuana son más propensos a tener problemas de memoria en la edad adulta, pero los adultos no los tienen.

Sin embargo, entre los ratones jóvenes y adultos que fueron expuestos al THC experimentaron creciente ansiedad a largo plazo. En contraste, los ratones que recibieron THC y CBD (en cantidades iguales) no mostraron cambios en su comportamiento, tanto en el corto plazo como en el largo plazo.

“Se trata de los primeros estudios controlados en modelos animales, que han mostrado que el CBD parece proteger el cerebro de los efectos negativos del consumo cronico de THC.” – dijo el autor del estudio.

Los modelos de animales han permitido a los científicos llevar a cabo estudios controlados, sin la exposición humana a los efectos a largo plazo de consumo crónico de THC. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que los resultados de los estudios en animales no siempre se traducen a los seres humanos.

Se necesitan más estudios para conocer plenamente cómo el cannabidiol (CBD) afecta a los efectos del THC y CBD, y cuánto se debe tomar con el fin de minimizar los efectos negativos de la adopción de tetrahidrocannabinol (THC).

0 3.766 vistas

 

Cuando se trata del duelo entre el THC vs CBD, en realidad no hay un claro ganador. Ambas sustancias son útiles por su propio derecho y en ambos esta comprobada su ayuda contra una variedad de condiciones médicas y síntomas.

Sin embargo, si usted está buscando una comparación punto a punto, entonces está en el lugar correcto.

Echa un vistazo a esta infografía (esta en inglés pero posteriormente se analiza en español) y descubre lo que exactamente el THC y el CBD hacen a nuestras mentes y cuerpos, así como para qué utilizar esa información cuando se quiere consumir.

Desglose de los efectos del THC vs CBD de la infografía

Es probable que la mayoría se confunda con los cannabinoides y sus efectos en los seres humanos.

El cannabis ha sido utilizado por la gente durante más de 10.000 años y fue utilizado inicialmente para el tratamiento de condiciones médicas y para la reducción de sus síntomas. La planta fue incluso utilizada por algunos de los emperadores chinos desde mucho antes del 2000 aC.

Hablando sobre su patrimonio.

La razón principal por la que el cannabis ha sido tan popular durante tanto tiempo ha sido por sus cannabinoides:

Los cannabinoides son sustancias químicas que son producidas por la planta del cannabis y tienen muchos propósitos, tanto para la planta, así como para sus usuarios. Hay más de 100 de estas sustancias en cada planta de cannabis y todos ellas tienen algunos efectos positivos – algunas cepas menos y otras un poco más.

Sin embargo, los dos cannabinoides más prominentes de cannabis son el THC y CBD.

¿Cuál es el THC?

El THC es sinónimo de tetrahidrocannabinol y es generalmente el más famoso (o al menos el más mencionado) de todas estas sustancias. 

El THC es el único compuesto psicoactivo de la planta de cannabis y es el responsable de hacer que la gente se “coloque” (euforia). Eso no quiere decir que no sea beneficioso para los usuarios medicinales.

La fuerza del THC reside en una amplia variedad de síntomas médicos más eficientes e impresiona en su alivio del dolor crónico, en el aumento del apetito y en la reducción de las náuseas.

¿Cuál es el CBD?

El CBD significa cannabidiol y es el segundo cannabinoide más prominente en la mayoría de variedades de cannabis.

El CBD es superior al THC en una variedad de condiciones médicas que ayuda a paliar y es una gran sustancia para el tratamiento del dolor, la ansiedad y las inflamaciones. Sin embargo, es más popular por sus beneficios como relajante y por matar las bacterias.

A diferencia del THC, el CBD no es psicoactivo (sensación de euforia o un estado alterado de la mente), sino más bien rebaja esa euforia y relaja el cuerpo. Se puede decir que el CBD es la elección primaria de los pacientes médicos, dependiendo de su enfermedad.

¿Cómo el THC y el CBD producen efectos?

Lo que puede sorprender es que el THC y el CBD se ajustan a los receptores del cuerpo como un guante.

El cuerpo humanos tiene algo que se llama un sistema endocannabinoide .

Este es un sistema fisiológico que regula básicamente su salud al asegurar que está en el estado de homeostasis (equilibrio).

ECS conecta esencialmente su cuerpo y mente, asegurándose de que todo está en equilibrio y que no hay procesos no deseados que se lleven a cabo.

Lo hace a través de una serie de estimuladores y receptores y tiene el objetivo final de hacer que las células, en una determinada área de trabajo, sean lo más eficiente posible. Así que, esencialmente, es un sistema que funciona a nivel celular.

Los estimuladores son llamados cannabinoides – pueden ser cualquiera de los endocannabinoides (producido por nuestros cuerpos), fitocannabinoides (encontrados en ciertas plantas, como cannabis) o cannabinoides sintéticos (producidos artificialmente en el laboratorio)

Los receptores son llamados CB1 y CB2  y están dispersos por todo el cuerpo. Los receptores CB1 son una parte de nuestro sistema nervioso, mientras que los CB2 se encuentran en nuestro sistema inmunológico.

Cuando un receptor se estimulan, se pone en marcha una avalancha de procesos celulares: la autofagia, la estabilización de las células nerviosas, la reducción de las células pro-inflamatorias y muchos más.

El THC, por ejemplo, sobre todo activa los receptores CB1 , que se encuentran en el sistema nervioso central y periférico. El CBD, por el contrario, está más orientado hacia la promoción de la anandamida, que es un neurotransmisor que también activa los receptores CB.

Esto explica por qué el CBD tiene un efecto antagonista sobre el THC (es decir, cuanto mayor es la concentración de CBD, los efectos son menos psicoactivos).

Esencialmente, toda apelación de los cannabinoides (y principalmente al THC y al CBD) puede contribuir a su capacidad para estimular diversos receptores en nuestros cuerpos y, por lo tanto, regular la homeostasis celular.

Esto, a su vez, nos permite ser felices, elevarse, estar eufórico y saludable cuando consumimos productos del cannabis, como flores secas o concentrados.

¿Cuáles son las mayores diferencias entre el THC y el CBD?

A pesar de que tanto el THC como el CBD proporcionan una amplia variedad de efectos médicos, hay una diferencia importante entre ellos:

el THC te da un subidón y te pone eufórico, mientras que el CBD no tiene ningún efecto psicoactivo.

Cuando se trata de aliviar los síntomas, por el contrario, usted debe saber que no se puede tener uno sin el otro. Por lo tanto, es bueno saber para qué son mejor los síntomas de cada uno.

Echa un vistazo a la tabla de abajo para una comparación completa:

Efecto THC CBD
Alivia el dolor  x  x
Reduce la inflamación  x  x
Impulsa el apetito  x  x
Alivia las náuseas  x  x
Alivia los calambres y espasmos  x  x
Reduce la ansiedad  x
Tranquilizante  x
Elimina convulsiones  x  x
Promueve el sueño  x
Reduce los niveles de azúcar en la sangre  x
Protege el sistema nervioso  x
Mata las bacterias  x
Restringe el crecimiento celular en tumores  x  x
Ayuda con el crecimiento óseo  x  x

 

Fuente: coloradopotguide.com

Es importante tener estos puntos en cuenta al elegir su producto preferido de cannabis, simplemente porque puede significar la diferencia entre estar satisfecho con su experiencia y estar decepcionado.

¿Cómo evaluar las relaciones y porcentajes de THC y CBD?

Es posible que haya oído antes que el cannabis tiene un efecto bifásico sobre la gente. Esto significa que las dosis bajas de los cannabinoides producen un grupo de efectos y dosis altas producen algo completamente diferente.

El THC, por ejemplo, puede hacer a uno paranoico en dosis extremadamente altas (especialmente si es un usuario novato) y relajarse en dosis bajas.

Dicho esto, los principiantes casi siempre deben atenerse a dosis bajas o moderadas. 

Ver cepas que tienen:

  • Porcentajes altos en THC y bajos en CBD- utilizados principalmente por los usuarios recreativos. Cuanto mayor sea el porcentaje de THC, más fuerte y más duradero sera el subidón
  • El porcentaje de alto CBD y bajo THC – perfecto para los usuarios medicinales que quieren experimentar múltiples efectos médicos sin conseguir ponerse eufóricos.
  • Igualdad de CBD y THC – porcentajes bastante raro hoy en día, pero es genial para los consumidores que buscan un mínimo de colocón con un fuerte enfoque en el alivio de los síntomas.

Como se sabe por ahora, el CBD suprime los efectos psicoactivos del THC, por lo que si usted está buscando una experiencia más suave o bien tiene una cepa más potente y quiere rebajar su potencia, la variedad con CBD es ideal.

Otra cosa que caracteriza a todas las cepas es que tienen una cierta proporción de cannabinoides, que las hacen ser diferentes. Esto se descompone muy cuidadosamente en este artículo , pero aquí está un resumen rápido para usted:

THC: Relación CBD

efectos

1: 0

Muy altos efectos psicoactivos, las emociones en alto, risa incontrolable.
Los efectos secundarios más importantes para los usuarios novatos.

2: 1

Reír y euforia con pensamientos más tranquilos.
Los efectos secundarios leves.

1: 1

Mayores beneficios terapéuticos y tranquilidad.
Muy pocos efectos secundarios.

1: 2

Sedación leve y relajación del cuerpo.
Efecto de euforia débil.

0: 1

Antipsicóticos y relajantes efectos, ideal para uso terapéutico.
Sin alto efecto.

Es muy importante tomar en cuenta la relación THC: CBD relación en cuenta al comprar una variedad, ya que le ayudará a adaptar la experiencia a sus síntomas exactos y a tener los efectos deseados.

Publicado originalmente (inglés) en GreenCamp

0 1.312 vistas

La mayoría de personas probablemente ya saben que las personas y también otros mamíferos tienen un sistema endocannabinoide. Este sistema en nuestro cuerpo es una red de receptores por todo el cuerpo que permite sentir los efectos de las prestaciones de los cannabinoides de la marihuana. Pero, ¿tenemos el sistema endocannabinoide para que se pudiese utilizar el cannabis?

No. Nuestro sistema endocannabinoide nos permite obtener el efecto psicoactivo del THC, pero no lo tenemos para eso. El sistema endocannabinoide existe antes de que comenzásemos a usar el cannabis y actúa en muchas funciones importantes del cuerpo humano y de los mamíferos.

Si es así por la razón por la que hay sistema endocannabinoide, ¿por qué el cannabis produce principalmente el cannabinoide psicoactivo tetrahidrocannabinol, y podemos sentir sus efectos?

La respuesta es la supervivencia. La marihuana crece en diferentes regiones geográficas y condiciones climáticas. El cannabis puede crecer en una amplia gama de diferentes regiones geográficas y climas, y con sus cannabinoides que realizan la función de protección.

Los cannabinoides , tales como el THC son producidos en pequeños tricomas en la superficie de la planta. Los tricomas se pueden encontrar en una variedad de especies de plantas y realizan la función de protección.

– La protección contra los insectos herbívoros
– La protección contra las heladas en las condiciones más frías
– La reducción al mínimo de la pérdida de agua en un entorno ventoso
– Evitan el sobrecalentamiento en un ambiente seco
– La atracción de los efectos positivos de los insectos polinizadores

No sólo produce tricomas el cannabis, pero lo que le diferencia de otras plantas son los ingredientes psicoactivos como el THC. Para entender por qué la planta produce suficientes compuestos psicoactivos debemos fijarnos en la cafeína y la nicotina.

La cafeína y la nicotina son pesticidas naturales, que disuaden a los insectos herbívoros. Por lo tanto, es uno de los posibles papeles que juega THC.

El THC también puede actuar como antimicrobiano. Las plantas tienen que preocuparse por los gérmenes que pueden transportar los insectos o animales. Ellos no tienen el sistema inmunológico, por lo que tienen que producir sustancias que puedan utilizarse como una función protectora.

Otra de las funciones que tiene THC en el cannabis es la protección UV-B . Investigadores de la Universidad de Maryland llevaron a cabo un estudio en el que los consumidores de plantas de cannabis se expusieron a

la radiación UV y encontraron que contra más THC eran menos expuestos a la radiación. Esto confirmó la función plenamente protectora del THC.

Aunque no se puede identificar la razón exacta por la que el THC o los productos de cannabis y toda una plétora de otros compuestos cannabinoides, todo indica que desempeñan una función protectora.

Gracias a nuestro sistema de endocannabinoide nos podemos beneficiar de la entrega de los cannabinoides de cannabis, el THC encontrado en el cannabis no fue creado para causar un subidón, colocón o alta. Lo más probable es la función de protección total, por lo que protege al cannabis de la intemperie, los animales e insectos.

8 1.358 vistas

El tetrahidrocannabinol (THC) es el más famoso de todos los cannabinoides con diferencia, y es el principal compuesto psicoactivo que se produce de forma natural en la planta de cannabis. Pero ¿qué es exactamente, cuál es su propósito en la naturaleza, y cómo actúa en el cuerpo humano?

Científicos de todo el mundo estudian estas cuestiones importantes en profundidad, y los resultados obtenidos en los cincuenta años que han pasado desde que la molécula se descubrió por primera vez han brindado beneficios incalculables a la ciencia médica – beneficios que sencillamente siguen aumentando, a medida que la investigación no deja de intensificarse y las barreras globales a la investigación siguen derribándose.

Estructura Química y Propiedades del THC

El THC es una molécula con la fórmula química C??H??O?, que contiene veintiún átomos de carbono, treinta de hidrógeno y dos de oxígeno. Como ocurre con todos los demás fitocannabinoides conocidos, el THC es un compuesto oleoso que es indisoluble en agua pero muy soluble en disolventes a base de lípidos.

Los fitocannabinoides, incluido el THC, se clasifican como compuestos terpenofenólicos. Los terpenofenoles son moléculas orgánicas complejas que comprenden elementos tanto de los terpenoides como de los fenoles (dos clases principales de compuestos químicos de origen natural).

Se produce una compleja reacción en cadena en las hojas y en las glándulas de resina de la planta de cannabis que lleva a la producción de THC. En las hojas jóvenes, un fenol conocido como ácido olivetólico reacciona con un compuesto conocido como pirofosfato de geranilo para formar ácido cannabigerólico.

La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
¿Cómo Produce THC la Planta de Cannabis?

El ácido cannabigerólico (CBG) es el precursor de muchos cannabinoides importantes, incluidos el THC, el CBD, el CBC, y el propio CBG. Para producir THC, el CBGA debe sufrir primero una reacción para formar el precursor inmediato, conocido como ácido tetrahidrocannabinílico (THCA). Esta reacción la facilita una enzima conocida como THC sintasa.

La reacción se lleva a cabo en las glándulas de resina, lo que garantiza que estén repletas de THCA, que luego se convierte en THC con el tiempo o en respuesta a temperaturas cálidas. Este proceso, mediante el cual el THCA se convierte en THC, se conoce como descarboxilación.

En pocas palabras, la molécula del THCA es idéntica a la molécula del THC con la incorporación de un “grupo carboxilo” – compuesto sencillamente por un átomo de carbono, un átomo de hidrógeno y dos átomos de oxígeno. Cuando se produce la descarboxilación, el grupo carboxilo se pierde – este proceso se produce también con el resto de ácidos cannabinoides (como con el CBCA y el CBDA) para formar los propios cannabinoides.

Los Isómeros del THC

Aunque popularmente se conoce simplemente como THC, la molécula en cuestión es más conocida como delta-9-tetrahidrocannabinol, o Δ?-THC. De hecho, hay otras formas de THC, de las que la más conocida es Δ?-THC.

THC-2-1-1024x1024
El THC se une a los receptores CB? en el cerebro para causar el efecto psicoactivo (© Birth Into Being)

Estas otras formas (conocidas como “isómeros cis-trans o de doble enlace”) son básicamente la misma molécula, pero difieren en un pequeñísimo aspecto. La molécula del THC contiene un anillo de ciclohexano – seis átomos de carbono dispuestos en un anillo, cada uno unido a dos átomos de hidrógeno. Estos átomos de carbono están unidos por enlaces covalentes sencillos, a excepción de un par que está unido por un doble enlace. La posición de este doble enlace determina cuál de los isómeros de doble enlace es la molécula, así como la extensión de su efecto psicoactivo.

La mayoría de estos isómeros se estudian considerablemente poco, pero la escasa investigación realizada ha demostrado que sólo Δ?-THC y Δ?-THC actúan sobre el receptor CB?. La activación del receptor CB? es una rara habilidad, y es la principal causa de la psicoactividad asociada al cannabis.

Curiosamente, se ha demostrado que Δ?-THC presenta potencialmente una mayor capacidad para estimular el apetito que su famoso homólogo, en un estudio de 2004 en ratones. Sin embargo, en general, parece que su capacidad para estimular el receptor CB? es menor que la de Δ?-THC, y por esta razón, ya no despierta el mismo interés.

Además de estos isómeros de doble enlace, el THC también tiene varios isómeros estructurales. La diferencia aquí radica en que los isómeros de doble enlace contienen átomos ordenados de manera idéntica pero unidos entre sí con diferentes enlaces, mientras que los isómeros estructurales contienen los mismos átomos pero están dispuestos de manera diferente para proporcionar una estructura 3D (a veces radicalmente diferente). Algunos de estos isómeros estructurales son muy conocidos por los interesados en el cannabis – por ejemplo, el cannabidiol (CBD) y ¡el cannabicromeno (CBC)!

La Importancia del THC en la Medicina

El THC, junto con varios cannabinoides más, se une a los “receptores” en sitios especiales del cuerpo que se encuentran en el cerebro, dentro de los órganos principales, y en todas las células del sistema inmune. Estos “receptores” son proteínas especializadas que se encuentran en las uniones entre las neuronas presinápticas (células nerviosas), y hasta el momento, se han identificado dos receptores principales relacionados con los cannabinoides – los receptores cannabinoides tipo I y II, o CB? y CB?.

Los receptores cannabinoides pueden considerarse las “cerraduras”, mientras que los cannabinoides son las “llaves” que las pueden abrir. Otro término para las llaves que encajan en las cerraduras de estas proteínas especializadas es “ligandos”. Cuando un ligando se encuentra con un receptor, se puede “unir” al receptor para crear una molécula modificada conocida como el complejo receptor-ligando, que tiene diferentes propiedades bioquímicas. La molécula modificada puede entonces cumplir con una serie de funciones biológicas diferentes.

El THC puede unirse tanto a los receptores CB? como CB?. Dentro de los receptores CB?,  la actividad de unión del THC se ha relacionado con procesos reguladores fundamentales, tales como la muerte celular programada y la génesis de células nuevas.

Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))
Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))

Cuando se une a los receptores CB?, que se encuentran principalmente en el cerebro y en el sistema nervioso central (CNS), la actividad biológica resultante también se produce en el cerebro y en el sistema nervioso central. Esta actividad en el cerebro puede alterar la experiencia subjetiva de la realidad, lo que lleva a la famosa “subida” relacionada con el consumo de cannabis.

Además de causar el efecto psicoactivo, la actividad del THC en el cerebro se ha asociado con procesos relacionados con el aprendizaje, la memoria, el impulso, la regulación emocional, el sueño y el apetito. El estudio de la actividad farmacológica de esta molécula ha demostrado ser fundamental para comprender estos procesos tan importantes, así como para profundizar en la comprensión de las enfermedades y trastornos mentales que pueden resultar cuando dichos procesos no se producen con normalidad.

Por Seshata

0 849 vistas

Para responder a la pregunta que todo el mundo se hace: sí, el CDB puede contrarrestar los efectos producidos por el THC. Esta afirmación se ha demostrado tanto en el ámbito clínico, como a través de estudios destinados a explorar las posibilidades futuras de productos farmacéuticos derivados del cannabis, y por medio de los propios consumidores recreativos.

El CBD y el THC, un tándem popular

El CBD y el THC son dos de los muchos cannabinoides “populares”: no sólo se menciona la importancia de ambos en estudios médicos, sino que sus diferentes propiedades, medicinales o de otro tipo, se han popularizado gracias a los medios de comunicación durante los últimos diez años, aumentando la concienciación y promoviendo la causa del uso de los cannabinoides en la medicina.

Para responder a la pregunta que todo el mundo se hace: sí, el CDB puede contrarrestar los efectos producidos por el THC. Esta afirmación se ha demostrado tanto en el ámbito clínico, como a través de estudios destinados a explorar las posibilidades futuras de productos farmacéuticos derivados del cannabis, y por medio de los propios consumidores recreativos.

Los niveles de THC y de CBD varían en las diferentes variedades de cannabis. Esta es la razón por la que las variedades que contienen altos niveles de cualquiera de los dos se anuncian como tal, respectivamente, a los pacientes y a los consumidores recreativos.

Desde un punto de vista recreativo, el CBD no es lo que convencionalmente se busca, mientras que el THC sí, simplemente porque este último es un cannabinoide psicoactivo que tiende a definir la potencia total de una variedad. Las variedades de cannabis con niveles altos de CBD son, en su mayoría, populares entre los pacientes, así como entre los consumidores moderados que no quieren terminar encontrándose a sí mismos en una nebulosa, potencialmente no funcional.

CBD para contrarrestar el THC en la medicina

Debido a la ilegalidad en la que el cannabis permanece en muchos países, el uso de cannabinoides con fines medicinales no está precisamente tan democratizado como debiera. El THC, a pesar de sus innumerables ventajas (control del dolor, estimulante del apetito, antiemético, reducción de la presión intraocular, etc.), sigue siendo objeto de tabú, únicamente a causa de sus propiedades psicoactivas. El CBD, por otra parte, aunque una mala elección para los consumidores recreativos, está muy centrado en crear tratamientos con efectos secundarios mínimos.

La mayor parte de los efectos inducidos por el THC resultan de su actividad agonista parcial sobre los receptores CB1 y CB2, respectivamente presentes en el sistema nervioso central y en el sistema inmune. Sus propiedades psicoactivas, por ejemplo, tienen que ver con el primero. Asimismo, el CBD interactúa con estos dos receptores, aunque como antagonista. Varios estudios han explorado el impacto exacto de los dos fitocannabinoides en pruebas de laboratorio de sus equivalentes sintéticos. Puedes leer más detalles sobre las acciones respectivas de los dos compuestos aquí o aquí.

Como se puede observar al consultar el segundo estudio antes mencionado, algunos de los experimentos se llevan a cabo exclusivamente con el propósito de contrarrestar o neutralizar los llamados efectos “permanentes” y “adversos” del THC, tales como la paranoia, la ansiedad y las alteraciones de la memoria. Este propósito es discutible desde el punto de vista recreativo, y en algunos casos, desde un punto de vista medicinal. Cuando un paciente consume cannabis para aliviar varios síntomas a la vez, algunos de ellos pueden estar relacionados con los beneficios del THC, mientras que otros se ven afectados por el consumo de CBD (y posiblemente de otros cannabinoides, menos conocidos).

Sin embargo, es interesante imaginar las consecuencias que tales resultados podrían tener en la futura fabricación de remedios derivados del cannabis para los pacientes que no quieren acostumbrarse a los efectos secundarios mencionados anteriormente, sin dejar de beneficiarse plenamente de las ventajas medicinales que le acompañan.

El “efecto séquito” ya juega un papel en este sentido: al aumentar los efectos deseables de cada uno, el CBD y el THC pueden coexistir como una opción de tratamiento viable. En concreto, el CBD ralentiza la descomposición del THC en el hígado, lo que permite una eficacia más duradera de sus cualidades terapéuticas.

Sin embargo, en este momento, no se ha hecho ningún progreso en dicha dirección. En algunos países, es posible encontrar aceite de CBD o productos a base de CBD que cubren las necesidades de la creciente comunidad de consumidores de cannabis medicinal. Sin embargo, a pesar de su falta de propiedades psicoactivas, el CBD sigue siendo ilegal en muchos lugares, incluso en la mayoría de los estados de los EE.UU., a pesar de que la mayoría de ellos autoriza el uso de cannabis medicinal.

Queda mucho trabajo por hacer para determinar los detalles exactos de cómo el CBD interactúa con los receptores CB1 y CB2, afectando así a los efectos producidos por el THC. Determinados estudios han comenzado a desvelar la posibilidad de que los efectos observados pueden variar en función de si el CBD es, o no es, el único cannabinoide presente: por ejemplo, si se consume a través de la planta de cannabis en combustión o vaporizada, una vía opuesta al aceite de CBD puro, en el que, presumiblemente*, la mayoría del resto de cannabinoides no están presentes.

Por último, teniendo en cuenta las propiedades antipsicóticas demostradas por el CBD en este ámbito específico, muchos estudios en el futuro deberían centrarse en su posible aplicación en lo que respecta a las reacciones químicas naturales, como las observadas en ciertas enfermedades mentales: trastorno bipolar, esquizofrenia, demencia, etc. Para que esto suceda, teniendo en cuenta las limitaciones que implica la utilización de sus versiones sintéticas, tanto el CBD como el THC necesitan beneficiarse de un estatus totalmente legalizado.

* Hasta este momento, se han identificado 113 cannabinoides diferentes en la planta de cannabis. Sin embargo, no hay certeza de que sean los únicos cannabinoides existentes, lo que convierte el concepto de un aceite “puro”, en el que se aísla un cannabinoide con éxito, en potencialmente inexacto.

CBD-to-counter-THC-Sensi-Seeds-Blog-02-6-1024x564

Los consumidores de cannabis recreativo y el CBD

Muchas variedades de cannabis se anuncian como “maravillas para quedarte pegado al sofá”, “portentosas” o incluso un “puñetazo en la cara”, por su extrema potencia y, por lo tanto, capacidad absoluta para proporcionar los efectos que más o menos se buscan: mejora de las sensaciones físicas, mejora de los sentidos, alteración mental, efecto relajante, etc.

El hecho de que el CBD puede contrarrestar los efectos del THC ha sido trasladado a un proverbial artículo por la comunidad científica. En cualquier caso, los consumidores recreativos han puesto a prueba la teoría mucho antes de que la bien intencionada comunidad médica, que tantos obstáculos encuentra, pudiera poner sus manos en los compuestos versátiles que son estos dos cannabinoides.

Por desgracia, Internet (o las conversaciones con un público tolerante con el cannabis) es la única fuente a través de la cual se puede obtener la confirmación de que el CBD, de hecho, reduce los efectos causados por el THC en un contexto recreativo. Es decir: fumando y vaporizando cannabis.

Varios fumadores entendidos y experimentados han realizado una serie de informes. La mayoría de estos informes surgen de evaluaciones accidentales. Por una u otra razón, ya sea por la necesidad repentina de medicación, la falta de conocimiento del producto disponible, o simplemente el deseo de probar una variedad de cannabis “sólo de CBD”, muchos fumadores han experimentado de repente la sensación inquietante de dejarse llevar por la subida al dar unas caladas/bocanadas de un porro/pipa, aparentemente inocentes y en teoría recreativos.

Lo que describen los consumidores

Aconsejar CDB a los principiantes como un “recurso de emergencia” es cada vez más común, especialmente en los paraísos de la marihuana recién descubiertos, como son los estados de Colorado y Washington. Sobre todo en lo que respecta al consumo de productos comestibles, los nuevos consumidores han encontrado en los productos de CBD una forma más segura de paliar un potencial (aunque inofensivo) “viaje”. De hecho, a pesar de que los productos comestibles llevan las muy necesarias etiquetas de instrucciones exigidas por los gobiernos, muchos han encontrado inesperadamente los efectos psicoactivos abrumadores; un problema fácil de solucionar con los productos adecuados de CBD.

Nota importante: el CBD en cantidades muy pequeñas (menos del 4%) puede ampliar una subida inducida por el THC. ¡Elige tu producto de CBD con prudencia!

Recomendaciones para los consumidores ocasionales

Si eres consumidor de cannabis ocasional, es decir, si fumas con relativa regularidad, pero no con frecuencia, podrían interesarte los beneficios del CBD para contrarrestar el THC. Evidentemente, no sobre una base regular; ¿por qué estropear un perfecto estado de subida si no consumes muy a menudo, para empezar? Sin embargo, muy pocos consumidores ocasionales están completamente a salvo de sentirse abrumados. Una variedad fuerte de CBD guardada en algún sitio a mano puede ser muy útil en caso de un fugaz momento de pánico – aunque sólo sea como placebo visual que reconforta, no muy diferente de un inhalador para el enfermo de asma.

Además, si te encuentras ante la oportunidad de degustar una variedad de cannabis especialmente potente, puede que quieras experimentar el alcance de su potencia sólo durante una determinada cantidad de tiempo. En ese caso, digamos que una cápsula de CBD o un osito de gominola mezclado con CBD pueden “ahorrarte” una inmersión no deseada e introspectiva en tu subconsciente.

Recomendaciones para los que consumen a diario

¿Cuál podría ser el aspecto positivo de todo esto, podría preguntarse un consumidor diario de cannabis recreativo? ¡Absolutamente ninguno, responde otro!

“El impulso irresistible de colocarse de nuevo” al consumir un producto con un gran contenido en CBD es generalmente la afirmación clave que se oye hacer a estos consumidores. De hecho, con el tiempo, y a medida que el propio consumo de cannabis diario se estabiliza o aumenta, uno se acostumbra a los efectos del THC. Piensa en algo similar a la tolerancia que se desarrolla mediante el consumo de paracetamol o ibuprofeno a diario, sin los lamentables peligros para la salud, y las posibilidades de sobredosis.

Pero con el ánimo de convertir la experiencia del cannabis en una incluyente, es importante – incluso para aquellos que no lo necesitan – preguntarse en qué contextos recreativos el CBD podría, de hecho, ser beneficioso. Te remitimos al subtítulo anterior; puede que conozcas a gente que no consume cannabis con regularidad, o que no lo consume nunca. ¿Quién no se ha erigido en mentor por un día, y asesorado a alguien para familiarizarle con la planta hermosa y versátil que es el cannabis?

La próxima vez que lo hagas, plantéate poner el CBD a disposición de tus aprendices.

¿Vas a viajar a Ámsterdam pronto? ¿Quieres probar el cannabis de forma segura, y con el apoyo de consumidores recreativos con conocimientos? Visita el Cannabis College, patrocinado por Sensi Seeds.

Por Sylent Jay

2 13.497 vistas

El Cannabis, nuestra mejor planta amiga.

La información sobre los efectos beneficiosos del cannabis como medicina esta creciendo, dando prueba de los efectos de cannabis y mostrando que esta planta (prohibida) tiene una fuerte influencia en el cuerpo humano. Es muy excepcional que una planta puede afectar a muchas partes diferentes de nuestro cuerpo y mente. ¿Pero cómo es esto posible? ¿Cómo puede ser que sea tan amplio? Y ¿cómo puede ser tan poderosa y al mismo tiempo ser tan segura?

La búsqueda de las respuestas a estas preguntas han llevado al descubrimiento y por consiguiente, detallar el sistema endocannabinoide. Este sistema es el centro fisiológico del cuerpo humano.

El sistema endocannabinoide fue descubierto en 1990, por Miles Herkenham y está siendo considerado uno de los descubrimientos médicos más importantes desde las técnicas quirúrgicas estériles y los antibióticos.

El sistema endocannabinoide es un sistema de monitoreo de toda nuestra fisiología, siendo mucho mas seguro gracias a los últimos años de investigación con esta sustancia única.

La forma en que se regula y modula la homeostasis (la estabilización de nuestra condición interna) es muy distinta y fascinante. El sistema endocannabinoide tiene un función importante en contra de los muchos defectos en el cuerpo humano, y se asegura de que nuestro cuerpo funcione normalmente.

El sistema endocannabinoide se remonta a más de 600 millones de años, el mismo sistema se encuentra en muchos diversos organismos, desde una perspectiva evolutiva. Además de los seres humanos y otros mamíferos, los animales como peces, erizos de mar y moluscos tienen un sistema endocannabinoide ‘incorporado’.

Incluso hay una teoría de que el hombre y la planta de cannabis son socios evolutivos.

La simbiosis compleja entre el hombre y la planta del cannabis es directa en un vínculo indisoluble y co-evolución. Prueba de esta conexión son excavaciones de tumbas antiguas, que datan de 4000 años, en las cuales los restos de cannabis fueron hallados al lado de los cadáveres descubiertos.

La planta del cannabis y los seres humanos también pueden existir el uno sin el otro, y si se pierde uno de los dos, esto no significa el final de la otra especie. Las abejas y las distintas especies de plantas específicas sería el mismo caso.

A pesar de que la teoría de co-evolución no esta confirmada, sigue siendo un hecho que la humanidad y la planta de cannabis hayan evolucionado una junto a la otra, el uso de la planta con fines medicinales se remonta a miles de años.

El sistema endocannabinoide.

images (2)El sistema endocannabinoide o nuestro “sistema congénito cannabis” es uno de los más extensos sistemas metabólicos de nuestro cuerpo. Al momento los cannabinoides exógenos tales como el derivato de cannabis entran el cuerpo, influyen positivamente en varios varios procesos en el cuerpo. Podríamos considerar que el sistema endocannabinoide como uno de los principales centros de mando y control del cuerpo humano. Este sistema permite al metabolismo adaptarse y responder a las condiciones cambiantes en el cuerpo.

Este sistema de comunicación interno refinado, presente en cada cuerpo, es tan impresionante debido a los receptores de los cannabinoides, que pertenecen al grupo de receptores acoplados a la proteína G (G-receptores acoplados a proteína), que actúan directo en todos los aspectos del cuerpo humano .
Los receptores cannabinoides se encuentran en mayores cantidades que cualquiera de los otros sistemas receptores distribuidos por todo el cuerpo.

Hay diferentes tipos de receptores de cannabinoides, los dos receptores principales son los receptores CB1 y CB2. El receptor CB1 se encuentra principalmente en el sistema nervioso, el tejido conjuntivo, testículos, glándulas y órganos, mientras que el receptor CB2 está presente predominantemente en nuestro sistema inmune y otras estructuras asociadas.

Muchos tejidos contienen una combinación de ambos receptores y los investigadores suponen que en realidad no tomaran mucho tiempo antes de que se pueda descubrir un tercer receptor de cannaboides.
Los endocannabinoides y fitocannabinoides.

Los endocannabinoides son moléculas de cannabis producidos por el propio organismo con el fin de estimular los receptores cannabinoides. Los endocannabinoides se producen y secretan por las células nerviosas, y son derivados de los ácidos grasos de la familia de los eicosanoides. Por ejemplo, esto incluye los ácidos grasos omega-3. Los dos más conocidos son los endocannabinoides anandamida y 2-araquidonoilglicerol (2-AG).

Debido a que los endocannabinoides se sintetizan y se entregan por las neuronas , también funcionan como neurotransmisores. Sin embargo, ellos se diferencian de otros neurotransmisores, en dos aspectos fundamentales. Ellos trabajan como mensajeros inversos y no se acumulan en las vesículas sinápticas.

Los fitocannabinoides son sustancias similares a los endocannabinoides, pero sólo están presentes en las plantas, no en el mismo cuerpo. Debido a que son tan similares a nuestros propios cannabinoides son capaces de estimular el sistema cannabis de nuestro cuerpo.

La mayoría de fitocannabinoides están siendo aislados de la planta de cannabis, pero otras plantas como la echinacea purpurea, contiene sólo fitocannabinoides  no-psicoactivos.

El CBD y el THC son los dos cannabinoides más famosos de las plantas naturales.

Los seres humanos utilizan plantas que contienen fitocannabinoides por sus propias propiedades para la salud y curación. Los cannabinoides en los seres humanos y plantas funcionan también como un antioxidante.

Además de el THC y el CBD, el cannabis contiene más de 80 fitocannabinoides, como el CBN, CBG y CBC siendo las sustancias más importantes presentes, además de los terpenos y flavonoides.
El cannabis ha sido utilizado y proscrito debido a sus propiedades psicoactivas de la substancia THC (tetrahidrocannabinol) en la planta.

La presencia y los beneficios del CBD, una sustancia no psicoactivo del cannabis durante mucho tiempo, ha sido subestimada en muchas décadas. Hoy, sin embargo, el CBD, o, los cannabinoides son un tema tópico en la prensa y se permite su consumo de esta sustancia beneficiosa.
Al leer esto articulo usted sabrá que el sistema endocannabinoide es esencial para la buena salud.

vitrovit-cbx-lamarihuanaLos fitocannabinoides ayudan a sobrevivir en un entorno cambiante y anti-natural de hoy en dia. La suplementación con fitocannabinoides es una manera efectiva de estimular este sistema prehistórico que tenemos todos dentro el cuerpo, y para aumentar nuestra vitalidad.

Las dosis bajas de fitocannabinoides garantizan que el cuerpo en sí produzca más endocannabinoides y aumente la densidad de los receptores de cannabinoides. Además de este aumento de la densidad de los receptores que tiene el cuerpo, los más sensibles de los fitocannabinoides y sus numerosos beneficios entran el sistema de uno.

Las dosis bajas, pero frecuentes se recomiendan para uso general, pero un paciente puede ajustar sus dosis en situaciones individuales. Un extracto de cannabis rico en fitocannabinoides funciona como un tónico para el cuerpo. El poder del extracto de cannabis natural está en la complejidad y diversidad de los fitocannabinoides y en los co-factores. Esta sinergia no puede ser superada por los derivados sintéticos.

La falta de cannabinoides: Deficiencia EndoCannabinoide Clínica (CEDC)

Debido a que muchas personas se benefician del uso de cannabis para diversas indicaciones y condiciones, se propuso, en el 2004, de que esto podría ser debido a la falta sistemática de los endocannabinoides. Esto puede ser causado por las cambiantes influencias ambientales yl os efectos en nuestro estado de salud actual. Además, el estilo de vida moderno, con una gran abundancia de alimentos poco saludables y la falta de ejercicio físico provoca las causas de tal deficiencia.

Después de leer la información anterior, es lógico que habrá consecuencias si el sistema endocannabinoide, que está tan profundamente arraigado en el cuerpo humano, no está suficientemente estimulado. Las deficiencias pueden manifestarse de muchas maneras diferentes. Los fitocannabinoides como complemento en concentraciones bajas pueden llevar a cabo una mejora fisiológica y más vitalidad. La ventaja de la ingestión de fitocannabinoides en nuestro cuerpo para estimular nuestro sistema cannabinoide es un efecto rápido después de la ingestión.

Hoy en día, una deficiencia de cannabinoides es un fenómeno ampliamente reconocido, y los fitocannabinoides se han convertido en nutrientes esenciales.

La mayoría de las personas no son conscientes ni están informados sobre las deficiencias que se pueden producir en su sistema endocannabinoide, y mucho menos sabe la gente que el FitoCBD puede tener un valor añadido para ellos y su salud.

CECD ya está asociada a muchas enfermedades comunes, como la fibromialgia, migraña, reumatismo y artritis, que apunta a una deficiencia de cannabinoides como la causa de estos trastornos. Universidades e investigadores de todo el mundo están intentando establecer el vínculo entre la falta de cannabinoides en estas y muchas otras enfermedades y defectos.

5a0134a1d6dc0ece8d3e8c54a73acfc264cf18d5_12176181_10205147960798941_445596444_oUsted no debes esperar a que aparezcan un día los trastornos físicos causados por una falta de los cannabinoides.

El CBD o los cannabinoides estimulan el sistema inmunológico, reducen la inflamación, tienen propiedades antibacterianas, son neuroprotectores, es un relajante y calmante, y después de investigaciones, se ha comprobado que es la mejor cura para la fibromialgia. Los resultados con las personas que sufren de epilepsia son increíbles, el CBD reduce los espasmos con EM, y así sucesivamente.

El aceite de CBD (extracto de cáñamo) debe extraerse de cáñamo cultivado sin pesticidas y herbicidas.

Los fitocannabinoides son un componente no psicoactivo de cannabis, usted no se sentirá “colocado”o apedreado después de usarlo, incluso en dosis más altas.

10 87.261 vistas

El cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC) son los dos ingredientes principales en la planta de marihuana. Tanto el CBD como el THC pertenecen a una clase única de compuestos conocidos como cannabinoides.

Mientras que muchas cepas de marihuana son conocidas por tener abundantes niveles de THC, las variedades de alto contenido en CBD son menos comunes. Aunque el CBD ha comenzado recientemente a llamar la atención de la comunidad médica, que parecen preferir el CBD sobre THC. Aquí le explicamos las diferencias entre estos dos compuestos.

1) EL Subidón, Subida, colocón o psicoactividad

El THC probablemente es mas conocido por ser el ingrediente psicoactivo de la marihuana. El CDB, sin embargo  no es-psicoactivo . En otras palabras, con el CDB no se puede obtener el subidón. Si bien es decepcionante para los usuarios recreacionales, esta característica única del CDB es lo que lo le hace tan atractivo como medicina.
Los médicos por lo general prefieren tratamientos con efectos secundarios mínimos y que han sido un gran obstáculo para la aceptación de la marihuana medicinal. Del mismo modo, el CDB se ha utilizado para tratar los niños más pequeños con diversas dolencias.

2) Ansiedad

El THC es conocido por causar que algunas personas se sienten ansiosas o paranoicas. Pero el CBD se cree que tiene el efecto contrario. De hecho, los estudios muestran que el CBD trabaja para contrarrestar la ansiedad causada por la ingestión de THC. Varios estudios también sugieren que el CBD puede reducir la ansiedad cuando se administra por sí solo.

3) Antipsicótico 

Además de no ser psicoactivo, el CBD parece tener propiedades antipsicóticas. Los investigadores creen que el CBD puede proteger a los consumidores de marihuana de conseguir un fuerte colocón mediante la reducción de los efectos de tipo psicótico del THC. Sin embargo, la regulación de la actividad que altera la mente del THC no es todo por lo que es bueno el CBD. Por su parte, el CBD está siendo probado como un medicamento antipsicótico para personas con esquizofrenia .

4) Sueño

Uno de los usos más comunes de la marihuana es como  ayuda para dormir . El THC se cree que es responsable de la mayoría de los efectos que inducen el sueño de la marihuana. Por otra parte, los estudios sugieren que el CBD actúa para promover el estado de vigilia, haciendo del CBD una mala elección como medicina del sueño. Los efectos opuestos del CBD y el THC en el sueño pueden explicar por qué algunas cepas de cannabis a los usuarios hacer sentirse somnolientos mientras que otras son conocidas por aumentar la energía.

5) Situación jurídica

Si bien la mayoría de los países tienen leyes estrictas que rodean la marihuana y el THC, el estatuto jurídico del CBD que está menos claro. En los Estados Unidos por ejemplo, el CDB es técnicamente ilegal , ya que se clasifica como una droga de Clase I según la ley federal. Una forma farmacéutica de la CBD, llamado Epidiolex , fue absuelto recientemente por la FDA para ser probado en niños con epilepsia severa.

Por otro lado, el CBD se encuentra en el cáñamo , que puede ser legalmente importado y vendido en los EE.UU. Algunas empresas se han aprovechado de esta laguna mediante la importación de extractos de cáñamo de alto contenido en CBD de otros países donde se produce el cáñamo.