LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "THC"

THC

0 745 vistas

Más de uno se va a sorprender al saber que la ciencia relaciona el uso de cannabis con la memoria de forma positiva. ¿Sabías que el THC mejora el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria que sufrimos al hacernos mayores? Un nuevo estudio clínico, realizado en ratones, demuestra que el THC puede tener efectos rejuvenecedores en el cerebro. Averigua cómo.

Una nueva investigación sobre las propiedades beneficiosas del cannabis para la salud hace que su larga lista de beneficios aumente. A principios de mayo, se publicaba en la prestigiosa revista científica especializada Nature Medicine un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Bonn, en Alemania, y de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Este ensayo clínico, llevado a cabo en ratones, demuestra que el principal compuesto psicoactivo del cannabis, el cannabinoide delta 9-tetrahidrocannabinol o THC, puede tener efectos positivos en el cerebro, particularmente en el de las personas de avanzada edad. Parece que el THC – administrado en dosis bajas y regulares – ayuda a mejorar el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria relacionada con el proceso de envejecimiento.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC se concentra en los tricomas o glándulas de resina que segrega el cannabis (CC. Steffen Geyer)

Seguro que a más de uno le resulta sorprendente que la ciencia relacione el uso del cannabis con la memoria de forma positiva – ya que suele utilizarse contra el cannabis el manido argumento que afirma que su consumo perjudica nuestra memoria. Y más cuando se trata de un tema tan delicado como el envejecimiento de nuestro cerebro. Porque cuando nos hacemos mayores, vamos perdiendo capacidades cognitivas, y aprender cosas nuevas o centrarnos en más de una cosa a la vez se convierten en tareas que nos resultan cada vez más complicadas.

El inexorable paso del tiempo

A pesar de lo innumerables avances de la ciencia, aún queda mucho por descubrir y desvelar sobre los mecanismos biológicos que producen el proceso de envejecimiento de nuestro organismo a nivel físico y mental. Cuando envejecemos, se produce un deterioro del cerebro y pueden manifestarse enfermedades neurodegenerativas que acarrean pérdida de la memoria o una disminución de la capacidad de atención y de razonamiento, entre otros muchos síntomas.

A lo largo de los siglos, la ciencia ha intentado encontrar una poción mágica contra el envejecimiento, una fuente de la eterna juventud, algo que ayude a ralentizar o incluso invertir este inevitable proceso. Todavía es un poco pronto para saber exactamente hasta qué punto el cannabis podría ayudar en esto. No obstante, los resultados prometedores del estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Bonn apuntan en esta dirección: una pequeña dosis diaria de THC podría proteger nuestro cerebro contra los efectos del envejecimiento, mejorando el aprendizaje, la memoria o la atención.

El THC restaura la función cognitiva mermada por el envejecimiento 

De momento, las pruebas de laboratorio que confirman este hallazgo se han llevado a cabo únicamente en ratones. El equipo tiene la intención de replicar estas mismas pruebas en humanos más adelante – pero con THC purificado que resulta más fácil de dosificar – con el objetivo de comprobar si los resultados de este estudio se repiten. Algo para lo que aún puede quedar un ligero trecho que recorrer.

Para realizar el estudio titulado “A chronic low dose of Δ9-tetrahydrocannabinol (THC) restores cognitive function in old mice” (Una dosis regular y baja de Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) restaura la función cognitiva en ratones de avanzada edad), los investigadores administraron dosis bajas de THC a roedores de diferentes edades, de 2 meses, 12 y 18 meses – es decir, ratones jóvenes, ratones en edad madura, y de edad avanzada – de forma regular durante un periodo de tiempo de cuatro semanas. La relevancia del tamaño de las dosis tiene que ver con que unas dosis tan pequeñas no producen efectos psicoactivos como los producidos por las dosis consumidas con fines recreativos, que suelen ser mayores.

Tras someterles a observación a lo largo de ese mes, el equipo liderado por el Profesor y Doctor Andreas Zimmer – director del Instituto de Psiquiatría Molecular de la Universidad de Bonn – y por el doctor del mismo instituto Andras Bilkei-Gorzo, entre otros, llevo a cabo una evaluación de la habilidad de los ratones para realizar tareas cognitivas – como pruebas en laberintos de agua para averiguar y recordar dónde hay una ubicación segura o reconocer a otros sujetos de su especie, a los que habían estado expuestos previamente.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
Una ilustración del cerebro humano con millones de pequeños nervios (CC. Ars Electronica)

El fitocannabinoide psicoactivo que protege frente al envejecimiento cerebral

Curiosamente, los roedores jóvenes a los que no se había administrado THC en dosis pequeñas y regulares tuvieron un desempeño mejor en las pruebas de comportamiento relacionadas con la memoria y el aprendizaje que a los ratones jóvenes a los que se había tratado con dicho fitocannabinoide. Mientras que, en los individuos de edad más avanzada, ocurría lo contrario: los ratones más viejos que habían recibido pequeñas dosis de tetrahidrocannabinol de manera regular obtenían mejores resultados en las pruebas – realizándolas en un mejor tiempo y con un mejor desempeño – que los ratones maduros y ancianos a los que no se había administrado ninguna cantidad de THC, y que aquellos a los que se había administrado dosis excesivas.

Además de observar como el nivel de desempeño cognitivo parecía restaurarse de forma notable en los ratones ancianos que había recibido tratamiento con THC en dosis bajas, lo que detectaron los investigadores al examinar los cerebros de dichos ratones ancianos fue que a las neuronas localizadas en el hipocampo les habían brotado más espinas sinápticas – lo que mejora la comunicación neuronal. Sorprendentemente, los ratones ancianos tratados con THC presentaban un patrón de expresión génica en el hipocampo radicalmente diferente al de los ratones de avanzada edad a los que no se había tratado con dicho fitocannabinoide.

El hipocampo es la zona o parte básica del cerebro clave para la correcta formación y actividad de la memoria a largo plazo y para el aprendizaje. También está muy relacionado con la producción y regulación de estados emocionales, además de con la memoria espacial. A lo largo de nuestra vida, el cerebro de un adulto sigue creando y generando neuronas, en un proceso conocido como neurogénesis que ocurre principalmente en el hipocampo.

Esta zona es una de las primeras en las que se manifiestan las enfermedades neurológicas – como la demencia o el Alzheimer, entre otras – que hacen que las personas que las padecen vean mermadas sus capacidades cognitivas, al presentar con frecuencia síntomas como pérdida de la memoria, problemas de atención y orientación, dificultad para comunicarse, etc.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC puede desempeñar un papel en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer o la demencia senil (CC. Kamil Porembinski)

Interacción del THC en el Sistema Endocannabinoide

Los resultados del estudio dejan patente la influencia del THC a nivel cerebral debido a su analogía con los endocannabinoides, con los que el THC interactúa al consumir cannabis. Los investigadores han determinado que este compuesto psicoactivo además de influir sobre el sistema endocannabinoide de los roedores, también ayuda a restablecer su funcionamiento.

Este mecanismo de defensa a nivel cerebral está controlado por el sistema endocannabinoide (SEC), un complejo sistema de regulación corporal formado por un grupo de receptores cannabinoides endógenos – o endocannabinoides, que se parecen a los producidos de forma natural por la planta de cannabis, llamados fitocannabinoides – localizados en el cerebro de los mamíferos y a través los sistemas nervioso y periférico.

Como decíamos, el SEC desempeña un papel clave en los procesos fisiológicos y patológicos de nuestro sistema corporal, y lo hace a través del conjunto de moléculas llamadas receptores que interactúan y median la comunicación entre las células en nuestro sistema nervioso. Es este sistema endocannabinoide el que activa y coordina el tipo de repuesta que va a dar el sistema inmune nervioso.

En lo que respecta a nuestro cerebro, el sistema inmune cuenta con las denominadas células de la microglía y las llamadas astrocitos, que ayudan a reparar y acabar con los estímulos nocivos que pueden dañar nuestras neuronas cuando envejecemos.

Porque a medida que nos hacemos cada vez más mayores, se pueden producir alteraciones en el modo en que funciona nuestro SEC, que hacen que la microglía y los astrocitos respondan a nivel inmune de manera anormal, causando pérdida de neuronas e inflamación de la parte del cerebro que mencionábamos antes por su relación con la memoria, el hipocampo.

Lo que el equipo de investigación de Zimmer y Bilkei-Gorzo ha demostrado claramente con este estudio es que este fitocannabinoide contenido en la planta de cannabis restaura la función cognitiva en los roedores de avanzada edad, al devolver al hipocampo a un estado similar al encontrado en los ratones jóvenes.

Como señalaba el investigador Bilkei-Gorzo en unas declaraciones: “Hay una diferencia muy pequeña en la distribución y actividad del sistema cannabinoide de los distintos mamíferos. Tan solo la densidad de los receptores cannabinoides dentro de las áreas cerebrales muestra cierta variabilidad“.

Un ensayo clínico que ha de replicarse en humanos

Aunque todavía queda por determinar si esta investigación se puede trasladar a la clínica humana, para comprobar si los resultados se repiten en los humanos, los investigadores concluían en su informe: “El tratamiento regular con dosis bajas de THC o extractos de cannabis podría ser una estrategia potencial para frenar o incluso para revertir el deterioro cognitivo en los ancianos”.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
En gran parte, se desconocen los mecanismos biológicos que producen el envejecimiento cerebral (CC. Kalvicio de las Nieves)

No obstante, no hay que olvidar que este estudio no es el único, sino uno de los muchísimos que han demostrado el potencial del cannabis y sus efectos rejuvenecedores en el cerebro, aunque de momento sólo en el de roedores. A pesar de la nula toxicidad observada en estos animales en este tipo de investigaciones, aún falta dar el paso definitivo en los humanos – algo que se ha visto dificultado, entre otros aspectos, por las restricciones a las que se enfrenta el cannabis debido a su situación legal.

A día de hoy, resulta imposible poner en duda los múltiples beneficios del cannabis en el tratamiento de enfermedades de todo tipo, como el cáncer, SIDA, esclerosis múltiple, glaucoma, diabetes, y un largo etcétera. El cannabis también ha demostrado ser útil en el tratamiento de patologías asociadas al cerebro, además de actuar como neuroprotector capaz de prevenir enfermedades cerebrales, y no deja de aumentar el número de investigaciones sobre los diferentes cannabinoides del cannabis y su aplicación en el ámbito terapéutico de la neurología. Esperamos que la ciencia de pronto el paso definitivo.

by Miranda

0 1.741 vistas

Nuevos estudios sugieren que la marihuana con niveles de cannabinoides CBD relativamente altos puede prevenir los efectos a largo plazo de fumar cannabis , ya que el CBD contrarresta ciertos efectos más tóxicos del tetrahidrocannabinol (THC).

El estudio se realizó con ratones adultos a los que se les inyectó regularmente dosis de tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente psicoactivo del cannabis. Los autores llegaron a la conclusión de que esto causó deterioro de la memoria y un aumento de la ansiedad después de un largo periodo de su administración. En ratones, la administración de dosis posteriores de THC, pero en combinación con la misma cantidad de cannabidiol hicieron que los ratones no sintieran los efectos negativos.

La investigación sugiere que las “variedades con una concentración similar de THC y CBD se traducen en un riesgo mucho menor de efectos a largo plazo por fumar marihuana, debido al hecho de que el CBD tiene un efecto protector contra el THC.” – dijo el Dr. Ken Mackie , profesor en el Departamento de Ciencias Psicológicas y del Cerebro en la Universidad de Indiana.

En las últimas décadas, el nivel de THC en la marihuana se ha incrementado en un 300 por ciento , mientras que el nivel de la CBD se redujo o se mantuvo en el mismo nivel. Los investigadores encontraron que procede examinar los efectos a largo plazo de la exposición al THC y CBD.

El texto de una investigación del 2013 indicaba que los efectos del CBD sobre el THC no eran del todo muy claros. En algunos estudios se ha encontrado que los consumidores de cannabis experimentan menos miedo cuando se consume marihuana con alta concentración de CBD en comparación a cuando se consume con un alto contenido de THC.

Otra investigación en 2011 mostró que las personas que utilizaban los productos con altas concentraciones de CBD, después de un largo período eran menos vulnerables a los síntomas psicóticos.

En el nuevo estudio realizado en ratones madiuros también examino el impacto del THC y el CBD en los adultos. Se dividieron en cinco grupos:

-Un grupo que recibió sólo el THC
-Un grupo que recibió únicamente el CBD
-Grupo que recibió el THC y CBD
-Grupo placebo
-Grupo que no recibió ninguna sustancia

Los ratones en el primer grupo recibieron cuatro sustancias cada día durante tres semanas. Los investigadores examinaron los ratones poco después de recibir el material, y posteriormente después de seis semanas, tiempo durante el cual los ratones no recibieron ninguna sustancia.

Los estudios han demostrado que los ratones que recibieron sólo THC mostraron deterioro de la memoria y aumento de trastorno obsesivo-compulsivo. Seis semanas más tarde, los ratones jóvenes seguían mostrando estos síntomas, mientras que los ratones adultos no los tenían. Este hallazgo está de acuerdo con estudios en seres humanos, lo que sugiere que los adolescentes que usan marihuana son más propensos a tener problemas de memoria en la edad adulta, pero los adultos no los tienen.

Sin embargo, entre los ratones jóvenes y adultos que fueron expuestos al THC experimentaron creciente ansiedad a largo plazo. En contraste, los ratones que recibieron THC y CBD (en cantidades iguales) no mostraron cambios en su comportamiento, tanto en el corto plazo como en el largo plazo.

“Se trata de los primeros estudios controlados en modelos animales, que han mostrado que el CBD parece proteger el cerebro de los efectos negativos del consumo cronico de THC.” – dijo el autor del estudio.

Los modelos de animales han permitido a los científicos llevar a cabo estudios controlados, sin la exposición humana a los efectos a largo plazo de consumo crónico de THC. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que los resultados de los estudios en animales no siempre se traducen a los seres humanos.

Se necesitan más estudios para conocer plenamente cómo el cannabidiol (CBD) afecta a los efectos del THC y CBD, y cuánto se debe tomar con el fin de minimizar los efectos negativos de la adopción de tetrahidrocannabinol (THC).

0 3.827 vistas

 

Cuando se trata del duelo entre el THC vs CBD, en realidad no hay un claro ganador. Ambas sustancias son útiles por su propio derecho y en ambos esta comprobada su ayuda contra una variedad de condiciones médicas y síntomas.

Sin embargo, si usted está buscando una comparación punto a punto, entonces está en el lugar correcto.

Echa un vistazo a esta infografía (esta en inglés pero posteriormente se analiza en español) y descubre lo que exactamente el THC y el CBD hacen a nuestras mentes y cuerpos, así como para qué utilizar esa información cuando se quiere consumir.

Desglose de los efectos del THC vs CBD de la infografía

Es probable que la mayoría se confunda con los cannabinoides y sus efectos en los seres humanos.

El cannabis ha sido utilizado por la gente durante más de 10.000 años y fue utilizado inicialmente para el tratamiento de condiciones médicas y para la reducción de sus síntomas. La planta fue incluso utilizada por algunos de los emperadores chinos desde mucho antes del 2000 aC.

Hablando sobre su patrimonio.

La razón principal por la que el cannabis ha sido tan popular durante tanto tiempo ha sido por sus cannabinoides:

Los cannabinoides son sustancias químicas que son producidas por la planta del cannabis y tienen muchos propósitos, tanto para la planta, así como para sus usuarios. Hay más de 100 de estas sustancias en cada planta de cannabis y todos ellas tienen algunos efectos positivos – algunas cepas menos y otras un poco más.

Sin embargo, los dos cannabinoides más prominentes de cannabis son el THC y CBD.

¿Cuál es el THC?

El THC es sinónimo de tetrahidrocannabinol y es generalmente el más famoso (o al menos el más mencionado) de todas estas sustancias. 

El THC es el único compuesto psicoactivo de la planta de cannabis y es el responsable de hacer que la gente se “coloque” (euforia). Eso no quiere decir que no sea beneficioso para los usuarios medicinales.

La fuerza del THC reside en una amplia variedad de síntomas médicos más eficientes e impresiona en su alivio del dolor crónico, en el aumento del apetito y en la reducción de las náuseas.

¿Cuál es el CBD?

El CBD significa cannabidiol y es el segundo cannabinoide más prominente en la mayoría de variedades de cannabis.

El CBD es superior al THC en una variedad de condiciones médicas que ayuda a paliar y es una gran sustancia para el tratamiento del dolor, la ansiedad y las inflamaciones. Sin embargo, es más popular por sus beneficios como relajante y por matar las bacterias.

A diferencia del THC, el CBD no es psicoactivo (sensación de euforia o un estado alterado de la mente), sino más bien rebaja esa euforia y relaja el cuerpo. Se puede decir que el CBD es la elección primaria de los pacientes médicos, dependiendo de su enfermedad.

¿Cómo el THC y el CBD producen efectos?

Lo que puede sorprender es que el THC y el CBD se ajustan a los receptores del cuerpo como un guante.

El cuerpo humanos tiene algo que se llama un sistema endocannabinoide .

Este es un sistema fisiológico que regula básicamente su salud al asegurar que está en el estado de homeostasis (equilibrio).

ECS conecta esencialmente su cuerpo y mente, asegurándose de que todo está en equilibrio y que no hay procesos no deseados que se lleven a cabo.

Lo hace a través de una serie de estimuladores y receptores y tiene el objetivo final de hacer que las células, en una determinada área de trabajo, sean lo más eficiente posible. Así que, esencialmente, es un sistema que funciona a nivel celular.

Los estimuladores son llamados cannabinoides – pueden ser cualquiera de los endocannabinoides (producido por nuestros cuerpos), fitocannabinoides (encontrados en ciertas plantas, como cannabis) o cannabinoides sintéticos (producidos artificialmente en el laboratorio)

Los receptores son llamados CB1 y CB2  y están dispersos por todo el cuerpo. Los receptores CB1 son una parte de nuestro sistema nervioso, mientras que los CB2 se encuentran en nuestro sistema inmunológico.

Cuando un receptor se estimulan, se pone en marcha una avalancha de procesos celulares: la autofagia, la estabilización de las células nerviosas, la reducción de las células pro-inflamatorias y muchos más.

El THC, por ejemplo, sobre todo activa los receptores CB1 , que se encuentran en el sistema nervioso central y periférico. El CBD, por el contrario, está más orientado hacia la promoción de la anandamida, que es un neurotransmisor que también activa los receptores CB.

Esto explica por qué el CBD tiene un efecto antagonista sobre el THC (es decir, cuanto mayor es la concentración de CBD, los efectos son menos psicoactivos).

Esencialmente, toda apelación de los cannabinoides (y principalmente al THC y al CBD) puede contribuir a su capacidad para estimular diversos receptores en nuestros cuerpos y, por lo tanto, regular la homeostasis celular.

Esto, a su vez, nos permite ser felices, elevarse, estar eufórico y saludable cuando consumimos productos del cannabis, como flores secas o concentrados.

¿Cuáles son las mayores diferencias entre el THC y el CBD?

A pesar de que tanto el THC como el CBD proporcionan una amplia variedad de efectos médicos, hay una diferencia importante entre ellos:

el THC te da un subidón y te pone eufórico, mientras que el CBD no tiene ningún efecto psicoactivo.

Cuando se trata de aliviar los síntomas, por el contrario, usted debe saber que no se puede tener uno sin el otro. Por lo tanto, es bueno saber para qué son mejor los síntomas de cada uno.

Echa un vistazo a la tabla de abajo para una comparación completa:

Efecto THC CBD
Alivia el dolor  x  x
Reduce la inflamación  x  x
Impulsa el apetito  x  x
Alivia las náuseas  x  x
Alivia los calambres y espasmos  x  x
Reduce la ansiedad  x
Tranquilizante  x
Elimina convulsiones  x  x
Promueve el sueño  x
Reduce los niveles de azúcar en la sangre  x
Protege el sistema nervioso  x
Mata las bacterias  x
Restringe el crecimiento celular en tumores  x  x
Ayuda con el crecimiento óseo  x  x

 

Fuente: coloradopotguide.com

Es importante tener estos puntos en cuenta al elegir su producto preferido de cannabis, simplemente porque puede significar la diferencia entre estar satisfecho con su experiencia y estar decepcionado.

¿Cómo evaluar las relaciones y porcentajes de THC y CBD?

Es posible que haya oído antes que el cannabis tiene un efecto bifásico sobre la gente. Esto significa que las dosis bajas de los cannabinoides producen un grupo de efectos y dosis altas producen algo completamente diferente.

El THC, por ejemplo, puede hacer a uno paranoico en dosis extremadamente altas (especialmente si es un usuario novato) y relajarse en dosis bajas.

Dicho esto, los principiantes casi siempre deben atenerse a dosis bajas o moderadas. 

Ver cepas que tienen:

  • Porcentajes altos en THC y bajos en CBD- utilizados principalmente por los usuarios recreativos. Cuanto mayor sea el porcentaje de THC, más fuerte y más duradero sera el subidón
  • El porcentaje de alto CBD y bajo THC – perfecto para los usuarios medicinales que quieren experimentar múltiples efectos médicos sin conseguir ponerse eufóricos.
  • Igualdad de CBD y THC – porcentajes bastante raro hoy en día, pero es genial para los consumidores que buscan un mínimo de colocón con un fuerte enfoque en el alivio de los síntomas.

Como se sabe por ahora, el CBD suprime los efectos psicoactivos del THC, por lo que si usted está buscando una experiencia más suave o bien tiene una cepa más potente y quiere rebajar su potencia, la variedad con CBD es ideal.

Otra cosa que caracteriza a todas las cepas es que tienen una cierta proporción de cannabinoides, que las hacen ser diferentes. Esto se descompone muy cuidadosamente en este artículo , pero aquí está un resumen rápido para usted:

THC: Relación CBD

efectos

1: 0

Muy altos efectos psicoactivos, las emociones en alto, risa incontrolable.
Los efectos secundarios más importantes para los usuarios novatos.

2: 1

Reír y euforia con pensamientos más tranquilos.
Los efectos secundarios leves.

1: 1

Mayores beneficios terapéuticos y tranquilidad.
Muy pocos efectos secundarios.

1: 2

Sedación leve y relajación del cuerpo.
Efecto de euforia débil.

0: 1

Antipsicóticos y relajantes efectos, ideal para uso terapéutico.
Sin alto efecto.

Es muy importante tomar en cuenta la relación THC: CBD relación en cuenta al comprar una variedad, ya que le ayudará a adaptar la experiencia a sus síntomas exactos y a tener los efectos deseados.

Publicado originalmente (inglés) en GreenCamp

1 697 vistas

La compañía farmacéutica, que ha pagado campañas contra la legalización de la marihuana ha recibido la aprobación para un fármaco de THC sintético

La empresa farmacéutica Insys Therapeutics, donó el año pasado una gran cantidad de dinero en contra de la legalización de la marihuana en en estado de Arizona, y la semana pasada fue aprobado por la DEA su fármaco de THC sintético – Syndros .

Insys donó más de medio millón de dólares a “Arizonans for Responsible Drug Policy” una organización responsable de la política de drogas y que representaba aproximadamente el 10% de total del dinero que el grupo anti-cannabis tenía contra la Proposición 205 que legalizaba la marihuana en Arizona.

Insys era la única compañía farmacéutica , que el año pasado dio dinero para oponerse a la legalización.

“Parece que están tratando de matar a un mercado no farmacéutico de marihuana con el fin de alinear sus propios bolsillos”dijo un portavoz de la campaña pro-cannabis en Arizona.

Syndros, tetrahidrocannabinol (THC) sintético ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Drogas el año pasado para el tratamiento de náuseas, vómitos y pérdida de peso en pacientes con cáncer y SIDA.
Ahora, la DEA ha aprobado el fármaco Syndros de Insys Terapéutica y el producto ha pasado a la Lista de clasificación II.

En otras palabras, cuando la marihuana se cultiva y se utiliza como un medicamento en su forma natural, la DEA lo clasifica como un fármaco de la lista I (fármaco sin propiedades medicinales muy adictiva) junto con la heroína, cocaína y metanfetamina.

Una historia diferente es cuando el THC es sintético y producido y dirigido por “fuego amigo” contra la campaña de la marihuana. A continuación, la DEA no es tan exigente cuando el THC sorprendentemente ya tiene propiedades medicinales.

La diferencia clave entre los dos clasificaciones de la DEA es la relación entre el potencial médico y el abuso, que son los factores identificados por la FDA.

Además de esa cuestión, Insys que esta en contra de la legalización de la marihuana, únicamente puede ser por la codicia, la empresa es objeto de muchas investigaciones, criminales y federales.

También el caso cuenta con una demanda por parte de los accionistas por una conducta agresiva de marketing para un analgésico opioide fuerte y mortal – El fentanilo.

En diciembre, el FBI detuvo a un ex director y otros cinco miembros de los puestos de dirección de la compañía, que “pagaron los sobornos y cometieron un delito por vender un opioide altamente adictivo, que puede llevar al abuso y la depresión además de potencialmente mortal.”

0 1.358 vistas

La mayoría de personas probablemente ya saben que las personas y también otros mamíferos tienen un sistema endocannabinoide. Este sistema en nuestro cuerpo es una red de receptores por todo el cuerpo que permite sentir los efectos de las prestaciones de los cannabinoides de la marihuana. Pero, ¿tenemos el sistema endocannabinoide para que se pudiese utilizar el cannabis?

No. Nuestro sistema endocannabinoide nos permite obtener el efecto psicoactivo del THC, pero no lo tenemos para eso. El sistema endocannabinoide existe antes de que comenzásemos a usar el cannabis y actúa en muchas funciones importantes del cuerpo humano y de los mamíferos.

Si es así por la razón por la que hay sistema endocannabinoide, ¿por qué el cannabis produce principalmente el cannabinoide psicoactivo tetrahidrocannabinol, y podemos sentir sus efectos?

La respuesta es la supervivencia. La marihuana crece en diferentes regiones geográficas y condiciones climáticas. El cannabis puede crecer en una amplia gama de diferentes regiones geográficas y climas, y con sus cannabinoides que realizan la función de protección.

Los cannabinoides , tales como el THC son producidos en pequeños tricomas en la superficie de la planta. Los tricomas se pueden encontrar en una variedad de especies de plantas y realizan la función de protección.

– La protección contra los insectos herbívoros
– La protección contra las heladas en las condiciones más frías
– La reducción al mínimo de la pérdida de agua en un entorno ventoso
– Evitan el sobrecalentamiento en un ambiente seco
– La atracción de los efectos positivos de los insectos polinizadores

No sólo produce tricomas el cannabis, pero lo que le diferencia de otras plantas son los ingredientes psicoactivos como el THC. Para entender por qué la planta produce suficientes compuestos psicoactivos debemos fijarnos en la cafeína y la nicotina.

La cafeína y la nicotina son pesticidas naturales, que disuaden a los insectos herbívoros. Por lo tanto, es uno de los posibles papeles que juega THC.

El THC también puede actuar como antimicrobiano. Las plantas tienen que preocuparse por los gérmenes que pueden transportar los insectos o animales. Ellos no tienen el sistema inmunológico, por lo que tienen que producir sustancias que puedan utilizarse como una función protectora.

Otra de las funciones que tiene THC en el cannabis es la protección UV-B . Investigadores de la Universidad de Maryland llevaron a cabo un estudio en el que los consumidores de plantas de cannabis se expusieron a

la radiación UV y encontraron que contra más THC eran menos expuestos a la radiación. Esto confirmó la función plenamente protectora del THC.

Aunque no se puede identificar la razón exacta por la que el THC o los productos de cannabis y toda una plétora de otros compuestos cannabinoides, todo indica que desempeñan una función protectora.

Gracias a nuestro sistema de endocannabinoide nos podemos beneficiar de la entrega de los cannabinoides de cannabis, el THC encontrado en el cannabis no fue creado para causar un subidón, colocón o alta. Lo más probable es la función de protección total, por lo que protege al cannabis de la intemperie, los animales e insectos.

1 43.005 vistas

Si te preocupa saber cuanto dura el THC en el cuerpo por si tienes que pasar algún análisis o test, en este post te lo contamos, así como alguna sugerencia para eliminar antes todos los metabolitos acumulados.


Cuánto dura el THC en el cuerpo? Es una pregunta que se han hecho en al menos una ocasión los consumidores de cannabis, sobretodo viendo como está el tema de los controles de drogas en carretera o incluso por motivos laborales. Pese a que no hay ninguna información exacta ni efectiva al 100%, intentaremos daros algunas pistas.

En primer lugar, decir que la marihuana al igual que el alcohol por hablar de la droga legal con la que se suele comparar, no afecta a todas las personas por igual y por lo tanto su duración en nuestro cuerpo también dependerá de muchos factores, como son el hábito, complexión o tolerancia, por lo que hablar de un tiempo exacto de cuanto dura el THC en el cuerpo es algo bastante relativo.

Otro factor importante es el tipo de prueba a la que se somete, pues mientras que en una prueba de saliva se puede dar positivo hasta 12 horas después del consumo de marihuana, en una prueba de orina puede dar positivo hasta los 3 meses después en consumidores con una metabolización más lenta, por lo que la suma de factores negativos como el propio sistema metabólico, el alto hábito y la baja tolerancia, puede llegar que dar positivos durante más tiempo aún.

Nuestra recomendación, es que si conduces no fumes marihuana, aunque creas que controlas y que un porro no afecta a la conducción, a cualquier consumidor se le puede ir la olla, distraerse o abstraerse. También estamos de acuerdo en que pasada una hora los efectos de un porro en un consumidor habitual son despreciables y no impiden una buena conducción, aunque si nos encontramos con un control de drogas lo más posible es que demos positivo.

El THC es liposoluble, es decir que se almacena en la grasa corporal. Las pruebas de orina por ejemplo, lo que buscan son esos residuos a medida que nuestro cuerpo va consumiendo la grasa para obtener energía. Un cambio en nuestra dieta y hacer deporte hará que el THC pase a la sangre, por lo que bebiendo gran cantidad de agua haremos que los riñones la eliminen más rápidamente. Ésto debemos hacerlo algunos días antes de tener que pasar un análisis de orina, si lo haces uno o dos días antes tendremos el efecto contrario, un alto contenido de THC en orina. Pero si lo empezamos a hacer 10 días antes, es muy efectivo.

Pero pasemos al tema que nos preocupa y que es cuanto dura el TCH en diferentes tipos de test o análisis.

Cuánto dura el THC en el cuerpo en una prueba de orina?

Son las más comunes y el tiempo de detección es más largo que con los test de saliva. Los factores como el peso, la grasa corporal, la cantidad de cannabis y la frecuencia de consumo estarán relacionados con el tiempo que el THC está presente en la orina. Un solo porro puede dar positivo 1-6 días después, un consumo moderado unos 7-13 días, un consumo frecuente unos 15 días o más, y un consumidor habitual hasta un mes o más, donde ya intervienen los factores que hablamos.

Estas pruebas detectan también metabolitos de THC-COOH y que no es lo mismo que el THC en sí. Éstos se forman por la descomposición del THC en el hígado y permanecen en el cuerpo períodos de tiempo bastante más largos que el THC. Además, el THC-COOH no es indicativo de ninguna incapacidad y su presencia no es más peligrosa para la conducción que la no presencia. Por lo general, un mes después de consumir por última vez, el cuerpo no tiene rastros de THC ni THC-COOH.

Cuánto dura el THC en el cuerpo en una prueba de saliva?

Woman-smoking-pot-and-doing-yogaÉsta es una de las pruebas más polémicas para los conductores, ya que el Drogo Test tiene una gran sensibilidad para los positivos por cannabis. Mientras que en teoría sólo daría positivos un par de horas después de consumir, se estima que el aparato detecta el consumo unas 6-8 horas después de la última calada y que no coincide con los datos que facilita el fabricante que dice que lo detecta hasta 24 horas después.

Según estudios, un consumidor habitual puede dar positivo meses después de haber consumido por última vez, pues los cannabinoides que se almacenan en los lípidos se liberan muy lentamente en algunos casos. Este tipo de test sólo confirman que se ha consumido, no la cantidad, lo que también es otro grave problema, porque con una simple calada a las 4 horas puede dar positivo. Mientras los test de alcoholemia indican la cantidad de alcohol ingerida y si se sobrepasa o no los límites permitidos para cada caso, el drogo test indica la presencia de THC.

Otros test tienen en cuenta la presencia de cualquier cannabinoide, incluidos aquellos como el CBD, totalmente legal en la gran mayoría de países y muy de moda entre pacientes médicos o simplemente como complemento para una dieta más sana.

Cuánto dura el THC en el cuerpo en un análisis de cabello?

Aunque raras, se pueden usar para detectar el consumo de marihuana, pero también cuenta con el fallo de que no puede medir un uso reciente y sólo detectan el consumo que se haya producido en el pasado. Los metabolitos esparcidos por el torrente sanguíneo se adhieren a los folículos pilosos de los cabellos, siendo evidentes aunque se corte el pelo o incluso nazca alguno nuevo.

Los análisis de cabellos pueden detectar el THC hasta 7 días después de su consumo, pero ya que el THC en ocasiones no se se une al foliolo del pelo, hace que no se considere un método exacto del consumo de marihuana y su influencia inmediata.

Cuánto dura el THC en el cuerpo en un análisis de sangre?

Mujer fuma marihuanaEs una de las pruebas más usadas por las autoridades, ya que determinan con exactitud la cantidad de THC en el torrente sanguíneo. La manera más rápida de absorción es fumando y en tan sólo 9 minutos tras su consumo el cuerpo obtiene los niveles máximos de THC, cayendo a los 25-30 minutos a niveles más bajos y durante las siguientes dos horas. La concentración cae tan rápidamente porque se extiende por los tejidos y es metabolizado rápidamente por el hígado, siendo los metabolitos los que si quedan por más tiempo en el cuerpo.

Con una dosis pequeña, pongamos un porro, entre 3 y 12 horas después de fumar el THC ya no sería detectable. Si la dosis es más alta, hablaríamos de entre 6 y 27 horas. Para personas que fumen de manera regular, sería detectable incluso pasadas las 48 horas, aunque no es lo habitual.

 

8 1.369 vistas

El tetrahidrocannabinol (THC) es el más famoso de todos los cannabinoides con diferencia, y es el principal compuesto psicoactivo que se produce de forma natural en la planta de cannabis. Pero ¿qué es exactamente, cuál es su propósito en la naturaleza, y cómo actúa en el cuerpo humano?

Científicos de todo el mundo estudian estas cuestiones importantes en profundidad, y los resultados obtenidos en los cincuenta años que han pasado desde que la molécula se descubrió por primera vez han brindado beneficios incalculables a la ciencia médica – beneficios que sencillamente siguen aumentando, a medida que la investigación no deja de intensificarse y las barreras globales a la investigación siguen derribándose.

Estructura Química y Propiedades del THC

El THC es una molécula con la fórmula química C??H??O?, que contiene veintiún átomos de carbono, treinta de hidrógeno y dos de oxígeno. Como ocurre con todos los demás fitocannabinoides conocidos, el THC es un compuesto oleoso que es indisoluble en agua pero muy soluble en disolventes a base de lípidos.

Los fitocannabinoides, incluido el THC, se clasifican como compuestos terpenofenólicos. Los terpenofenoles son moléculas orgánicas complejas que comprenden elementos tanto de los terpenoides como de los fenoles (dos clases principales de compuestos químicos de origen natural).

Se produce una compleja reacción en cadena en las hojas y en las glándulas de resina de la planta de cannabis que lleva a la producción de THC. En las hojas jóvenes, un fenol conocido como ácido olivetólico reacciona con un compuesto conocido como pirofosfato de geranilo para formar ácido cannabigerólico.

La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
La fórmula de la molécula del THC es C??H??O? (© Tankbiuk)
¿Cómo Produce THC la Planta de Cannabis?

El ácido cannabigerólico (CBG) es el precursor de muchos cannabinoides importantes, incluidos el THC, el CBD, el CBC, y el propio CBG. Para producir THC, el CBGA debe sufrir primero una reacción para formar el precursor inmediato, conocido como ácido tetrahidrocannabinílico (THCA). Esta reacción la facilita una enzima conocida como THC sintasa.

La reacción se lleva a cabo en las glándulas de resina, lo que garantiza que estén repletas de THCA, que luego se convierte en THC con el tiempo o en respuesta a temperaturas cálidas. Este proceso, mediante el cual el THCA se convierte en THC, se conoce como descarboxilación.

En pocas palabras, la molécula del THCA es idéntica a la molécula del THC con la incorporación de un “grupo carboxilo” – compuesto sencillamente por un átomo de carbono, un átomo de hidrógeno y dos átomos de oxígeno. Cuando se produce la descarboxilación, el grupo carboxilo se pierde – este proceso se produce también con el resto de ácidos cannabinoides (como con el CBCA y el CBDA) para formar los propios cannabinoides.

Los Isómeros del THC

Aunque popularmente se conoce simplemente como THC, la molécula en cuestión es más conocida como delta-9-tetrahidrocannabinol, o Δ?-THC. De hecho, hay otras formas de THC, de las que la más conocida es Δ?-THC.

THC-2-1-1024x1024
El THC se une a los receptores CB? en el cerebro para causar el efecto psicoactivo (© Birth Into Being)

Estas otras formas (conocidas como “isómeros cis-trans o de doble enlace”) son básicamente la misma molécula, pero difieren en un pequeñísimo aspecto. La molécula del THC contiene un anillo de ciclohexano – seis átomos de carbono dispuestos en un anillo, cada uno unido a dos átomos de hidrógeno. Estos átomos de carbono están unidos por enlaces covalentes sencillos, a excepción de un par que está unido por un doble enlace. La posición de este doble enlace determina cuál de los isómeros de doble enlace es la molécula, así como la extensión de su efecto psicoactivo.

La mayoría de estos isómeros se estudian considerablemente poco, pero la escasa investigación realizada ha demostrado que sólo Δ?-THC y Δ?-THC actúan sobre el receptor CB?. La activación del receptor CB? es una rara habilidad, y es la principal causa de la psicoactividad asociada al cannabis.

Curiosamente, se ha demostrado que Δ?-THC presenta potencialmente una mayor capacidad para estimular el apetito que su famoso homólogo, en un estudio de 2004 en ratones. Sin embargo, en general, parece que su capacidad para estimular el receptor CB? es menor que la de Δ?-THC, y por esta razón, ya no despierta el mismo interés.

Además de estos isómeros de doble enlace, el THC también tiene varios isómeros estructurales. La diferencia aquí radica en que los isómeros de doble enlace contienen átomos ordenados de manera idéntica pero unidos entre sí con diferentes enlaces, mientras que los isómeros estructurales contienen los mismos átomos pero están dispuestos de manera diferente para proporcionar una estructura 3D (a veces radicalmente diferente). Algunos de estos isómeros estructurales son muy conocidos por los interesados en el cannabis – por ejemplo, el cannabidiol (CBD) y ¡el cannabicromeno (CBC)!

La Importancia del THC en la Medicina

El THC, junto con varios cannabinoides más, se une a los “receptores” en sitios especiales del cuerpo que se encuentran en el cerebro, dentro de los órganos principales, y en todas las células del sistema inmune. Estos “receptores” son proteínas especializadas que se encuentran en las uniones entre las neuronas presinápticas (células nerviosas), y hasta el momento, se han identificado dos receptores principales relacionados con los cannabinoides – los receptores cannabinoides tipo I y II, o CB? y CB?.

Los receptores cannabinoides pueden considerarse las “cerraduras”, mientras que los cannabinoides son las “llaves” que las pueden abrir. Otro término para las llaves que encajan en las cerraduras de estas proteínas especializadas es “ligandos”. Cuando un ligando se encuentra con un receptor, se puede “unir” al receptor para crear una molécula modificada conocida como el complejo receptor-ligando, que tiene diferentes propiedades bioquímicas. La molécula modificada puede entonces cumplir con una serie de funciones biológicas diferentes.

El THC puede unirse tanto a los receptores CB? como CB?. Dentro de los receptores CB?,  la actividad de unión del THC se ha relacionado con procesos reguladores fundamentales, tales como la muerte celular programada y la génesis de células nuevas.

Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))
Los ligandos encajan en sus receptores como las llaves en las cerraduras (© National Institutes of Health (NIH))

Cuando se une a los receptores CB?, que se encuentran principalmente en el cerebro y en el sistema nervioso central (CNS), la actividad biológica resultante también se produce en el cerebro y en el sistema nervioso central. Esta actividad en el cerebro puede alterar la experiencia subjetiva de la realidad, lo que lleva a la famosa “subida” relacionada con el consumo de cannabis.

Además de causar el efecto psicoactivo, la actividad del THC en el cerebro se ha asociado con procesos relacionados con el aprendizaje, la memoria, el impulso, la regulación emocional, el sueño y el apetito. El estudio de la actividad farmacológica de esta molécula ha demostrado ser fundamental para comprender estos procesos tan importantes, así como para profundizar en la comprensión de las enfermedades y trastornos mentales que pueden resultar cuando dichos procesos no se producen con normalidad.

Por Seshata

2 3.282 vistas

El THC es el cannabinoide psicoactivo del cannabis, también contiene el potencial medicinal de alivio del dolor, la estimulación del apetito y más.

El THC es el cannabinoide más famoso de todos, sobre todo por ser el responsable de la sensación de “colocarse” del consumidor y que lo hace especialmente atractivo para los consumidores recreativos.
Pero aparte de los efectos psicoactivos ampliamente conocidos, el THC también es el responsable de algunas de las cualidades medicinales de la planta. Estas cualidades se han probado y confirmado en numerosos estudios realizados en diversos países del mundo. Os dejamos siete de ellas:

1. Alivio del Dolor

Muchos pacientes de cannabis medicinal sufren de un terrible dolor crónico, por ejemplo en países como Israel se considera para el tratamiento con cannabis . La marihuana ayuda a muchas personas aliviando los dolores de cabeza y las migrañas , y combatir el dolor crónico es difícil . El THC actúa contra estas situaciones a través de los receptores en el sistema endocannabinoide en el cuerpo.

thc-para-el-estres-postraumatico

2. El tratamiento del trastorno por estrés postraumático

Uno de los efectos a corto plazo de THC es la ligera y temporal interrupción de la memoria a corto plazo. Esta influencia puede ser un inconveniente para muchos, pero en las personas con trastorno de estrés postraumático, las instalaciones de THC por el mismo mecanismo les ayuda a seguir adelante y tratar mejor con los recuerdos difíciles. Un estudio israelí publicada en el 2014 encontró que el consumo de cannabis también puede curar el daño causado por este fenómeno .
En en la atención post-trauma, el cannabis médicinal está ayudando a ex-militares que padecen este sintoma en el Ejército de Estados Unidos e Israel.

Get-Rid-of-Nausea-(Without-Medicines)-Step-11

3. El alivio de las náuseas y los vómitos

Los pacientes a los que se les da quimioterapia para combatir el cáncer sufren de náuseas y vómitos como consecuencia de que el cuerpo elimina voluntariamente las toxinas que entran en él durante el tratamiento.
El THC ayuda a mitigar estos sentimientos incómodos y ayuda al cuerpo a lidiar con la presencia de toxinas, por lo tanto mejora significativamente la calidad de vida de los pacientes.

Huge-hamburger-_ttjs-780x438

4. estimulación del apetito

Este fenómeno del hambre, conocido por el deseo de comer mucho y de todo, hace que el consumo de cannabis, en realidad aumenta la actividad bacteriana del estómago causada por la presencia del THC en el corriente sanguineo que llega al sistema digestivo. Para algunos pacientes, este efecto es la esencia de todo el tratamiento , o la mayor parte de la misma, especialmente en los casos de pacientes con problemas gastrointestinales, tales como pacientes con la enfermedad de Crohn , pero también para los pacientes que tienen dificultad para comer bajo la influencia de varios medicamentos y con necesidad de estimular el apetito natural.

glaucoma-2

5. tratamiento del glaucoma

Los estudios realizados en los años 70 encontraron que el cannabis ayuda a aliviar los síntomas de los cuales la mayoría de los pacientes sufren de glaucoma y otras enfermedades oculares, particularmente aquellas enfermedades que crean presión sobre los nervios ópticos. La reducción de la presión sobre el nervio impide su deterioro y por tanto, también su muerte, un proceso que ocurre más tarde en la enfermedad. El consumo de cannabis protege activamente la vista de los pacientes y rechaza el deterioro de la enfermedad. El glaucoma está en la lista de indicaciones de la marihuana medicinal en la mayoría de paises o estados que esta legalizado su uso terapéutico.

Durmiendo sexy

6. alivio de los problemas del sueño y el insomnio

Muchos estudios realizados en laboratorios del sueño de todo el mundo, muestran un numero de parámetros que indican que el cannabis ayuda a la buena calidad de sueño, incluyendo el tiempo más corto para conciliar el sueño REM. El cannabis es un tratamiento muy eficaz para los trastornos del sueño como el insomnio crónico en comparación con la mayoría de los sustitutos químicos disponibles para el público en las farmacias, y es obviamente mucho más seguro de usar que todos ellos.

asma

7. La asistencia en el tratamiento de asma

Varios estudios realizados en universidades de Estados Unidos encontraron que las dosis de THC ayudan a detener los ataques de asma , la dilatación de los tubos bronquiales y las barras para una respiración más libre y relajada. Las moléculas de THC anestesian las zonas sensibles en la garganta que causa convulsiones y las calma deteniendo el ataque. Dado que el fumar no se recomienda en general y bien puede traer riesgos para la salud, el método recomendado para el tratamiento del asma es a través de un vaporizador

0 1.734 vistas

La investigación genética realizada en la Universidad de Minnesota publicada hace unos dias explica la diferencia entre el cáñamo y la marihuana ¿Cuál es su potencial psicoactivo? “El cannabis es una planta con una enorme importancia económica, pero la comprensión científica de ella sólo es parcial y superficial”, dice el científico en jefe del equipo de investigación.

Como parte de la prohibición del cannabis, la marihuana está etiquetada bajo la categoría de “drogas blandas” y por supuesto prohibido su cultivo. Partidarios de esta prohibición en ciertos países como EEUU argumentan que la guerra contra las drogas debe prohibir el cáñamo, ya que es la variedad de cannabis que tan todo sólo por casualidad no crea flores psicoactivas.

Según un nuevo estudio realizado estos meses en la Universidad de Minnesota, resulta que a pesar del hecho de que la marihuana y el cáñamo son diferentes clasificaciones de la planta del cannabis, son dos plantas genéticamente diferentes en su base por la presencia o ausencia de una secuencia genética específica.

La diferencia entre la marihuana cáñamo

El apodo o nombre de marihuana se le da a las plantas de cannabis que contienen porcentajes altos de THC , cuando sus flores son consumidas por los usuarios producen el efecto psicoactivo (el nombre también es válido para variedades con bajo porcentaje de THC).

El cáñamo, es el nombre que describe plantas de cannabis que genéticamente están programadas para centrarse en la producción de fibra interna masiva y CBD, y casi sin producir THC en absoluto .

Aparte de la diferencia general, las diferencias genéticas precisas entre las dos plantas ha sido hasta ahora un signo de interrogación y habían voces en la comunidad científica que afirmaban que no existían. El nuevo estudio, publicado hace unos días en la revista médica New Phytologist Trust , cambió el panorama.

“Hay una enorme cantidad de variedades domesticadas de cannabis, pero hay una diferencia significativa entre las concentraciones de ingredientes activos y la estructura fisiológica. El objetivo de nuestro estudio fue identificar las secuencias de ADN de la planta responsable de estos cambios”, dijo George Weiblen , principal biólogo vegetal en la Universidad, en una entrevista realizada con él.

casachula
George y equipo

En general, la investigación científica en el campo de cannabis es un tema delicado y el gobierno federal lo tiene muy controlado, y por lo tanto el número de laboratorios privados que están autorizados a participar en la investigación en el campo es extremadamente bajo.

A pesar de las dificultades, George Weiblen es uno de los pocos investigadores que recibieron aprobación federal para el estudio, junto con otro laboratorio que trabaja en la Universidad de Mississippi.

El estudio es una continuación de un estudio de 12 años realizado por George Weiblen con varios equipos diferentes. En contraste con estudios previos que han dado frutos significativos, el equipo de George Weiblen y logró poner el dedo en la lente del microscopio y en la secuencia genética que distingue entre las diferentes plantas de cannabis.

Potencial psicoactivo

Las secuencias de ADN encontradas durante el estudio proporciona pruebas concluyentes de que la diferencia entre la marihuana y el cáñamo es genética y tangible , y no es lo mismo, como se pensaba en los años 70 y que, por ejemplo, bajo la ley federal de EEUU están incluidas bajo la categoría de “sustancias prohibidas y controladas”, hoy en día.

Según el equipo científico, las principales diferencias genéticas entre las plantas radica en el potencial de psicoactividad. La existencia de una secuencia genética más en una planta de cannabis específica significa que la semilla de la planta está “diseñada” o “no pretende” contener ciertos niveles de THC y que es una característica genética y hereditaria.

El nuevo estudio se suma a los defensores del cáñamo, que argumentan que la aplicación de las leyes sobre drogas en la planta que no contiene ningún material psicoactivo constituye una discriminación. Esta investigación tiene implicaciones importantes para la regulación del cultivo de cannabis. En muchos países, todas las plantas de cannabis se clasifican como sustancias controladas, aunque la legislación en Europa, Canadá y los EE.UU. todavía distingue el cáñamo de la marihuana, en la definición de cáñamo contiene como mucho un  <0,3% de THCA . Actualmente en casi la mitad de los estados de Estados Unidos se permite el crecimiento de cáñamo para la industria dentro de una distinción legal entre la marihuana y el cáñamo.

George Weiblen al final de la entrevista, declara que “el cannabis es una planta con una enorme importancia económica, aunque científicamente se entiende sólo parcial y superficial. Con este estudio, se aumenta la evidencia genética irrefutable de que hay una diferencia sustancial entre las diferentes variedades de cannabis y no todo debería entrar en la categoría de los prohibidos “.

0 3.737 vistas

El Cannabidiol y el Tetrahidrocannabidiol son los dos cannabinoides más comunes del cannabis. Aquí os dejamos esta infografía que puede resultar aclarativa sobre los beneficios de cada uno de ellos.

beneficios-del-cbd-growlet

 

 

 

2 4.428 vistas

Traducción del vídeo.

Por Sunil Kumar Aggarwal, M.D., Ph.D

“Todo el mundo sabe lo que es el THC, el tetrahidrocannabinol. Fue descubierto por primera vez en 1964 en el laboratorio de Raphael Mechoulam en Israel. Y fue casi al mismo tiempo y por primera vez cuando los Beatles estaban siendo expuestos al cannabis en los años 60. Este era el químico (THC) que está causando todos los efectos de la marihuana era lo que la gente pensaba.

Antes de esa época los científicos no habían sido capaces de encontrar este compuesto tan abundante. No podían aislarlo. No podían dictar la estructura química del mismo. Encontraron otros compuestos llamados cannabinoides en el cannabis pero el THC fue el gran descubrimiento y un científico de 32 años de edad lo descubrió y, ya sabes, se dio a conocer y lanzó su ilustre carrera.

Pero resulta que el THC no es el único “protagonista dentro de la marihuana o cannabis”, tampoco el único compuesto de gran utilidad. Y para eso miraremos el CBD. El CBD significa cannabidiol. Se trata básicamente de un isómero estructural del THC. Lo que significa que el THC y el CBD tienen la misma composición química pero los átomos están dispuestos un poco diferentes. De hecho, hay un anillo que se abre y se cierra. Si ese anillo se cierra es THC, si ese anillo está abierto es el CBD. Y en realidad se pueden convertir en un frasco de uno a otro con un poco de ácido. Cualquier químico orgánico por ahí sabrá de lo que estoy hablando.

Así que ese compuesto llamado CBD en realidad sólo en las últimas décadas hemos empezado a apreciar lo útil que es tanto para ayudar a modular los efectos del THC como por propio producto único.  Tiene propiedades anti-convulsionantes, propiedades analgésicas, propiedades contra el cáncer y embota los peores efectos del propio THC cuando se administra conjuntamente. De hecho, la gente habla de efecto disociativo con el THC, de un un efecto ansiogénico, en realidad cuando pones CBD ahí en realidad ayuda a mitigar esos efectos. Y eso se ha demostrado en estudios y se ha probado en personas que han mejorado con CBD, menos síntomas negativos han descrito y eso también ha sido visto en estudios con animales y así sucesivamente.

Algunos grupos incluso han pedido que se acabe de añadir el CBD en los regímenes de quimioterapia contra el cáncer y estos estos han sido grupos de investigación del cáncer. El CBD también ha sido aclamado como un tratamiento para la prevención de la neuropatía diabética, que es la principal causa de ceguera en los Estados Unidos, protege los nervios. Y todo esto es de un solo compuesto de un conjunto de compuestos que esta planta de cannabis produce naturalmente. Algunas cepas tienen cantidades más altas de THC y bajas cantidades de CBD  Algunas variedades tienen una baja cantidad de THC y altas cantidades de CDB y algunas están a medias y todo eso es parte de la diversidad genética y de la diversidad química de cannabis “.

0 3.159 vistas

¿Cuántas personas en el mundo han muerto a causa de distintos tipos de cáncer? ¿Cuántas han muerto a causa de tratamientos agresivos de quimioterapia, o han visto mermada su calidad de vida? Por último, ¿cuántas personas han muerto a causa del consumo de cannabis? La respuesta a las dos primeras preguntas es un número estratosférico difícil de calcular; la respuesta a la última pregunta es: nadie.

La relación entre el consumo de cannabis y la oncología parece ser únicamente un mito urbano. Sin embargo, desde 1974 se demostró la efectividad del aceite de cannabis a través de sus compuestos activos –tetrahidrocannabinol (THC) y cannabinol (CBD)– para reducir el crecimiento de cánceres en pulmones, seno y leucemia viral en ratones de laboratorio, prolongando sus vidas un 36%. Diversos estudios han realizado descubrimientos similares.

Existen organizaciones como el grupo SETH que promueven estas investigaciones al enfatizar los posibles beneficios para los pacientes de cáncer: “Ninguna quimioterapia puede igualar esta acción anticancerígena no-tóxica”. La criminalización de la cannabis y otras sustancias psicoactivas y su etiquetado como “de alta toxicidad” ha impedido hasta nuestros días mayores estudios de las potenciales ventajas terapéuticas de la marihuana, al imposibilitar estudios de largo alcance en humanos.

En 1998, un estudio liderado por el doctor Manuel Guzmán de la Universidad Complutense de Madrid descubrió que el THC puede inducir la muerte programada en células de cáncer cerebral sin impactar negativamente a las células sanas. En un artículo de Nature Medicine de marzo de 2002, Guzmán y su equipo demostraron que habían destruido células “incurables” de cáncer en tumores de ratas al inyectarlos con THC.

¿No sería tiempo de que, como sociedad, buscáramos que la industria de la salud tomara en cuenta todas las potenciales vías terapéuticas para curarnos de lo incurable y terminar la absurda cruzada moral/militar contra las drogas? No se trata aquí de un argumento de legalización del consumo recreativo de la cannabis (únicamente), sino una defensa –basada en evidencia clínica– del potencial de la cannabis para librarnos de un mal que la medicina moderna no parece capaz de contener por otras vías.

0 3.736 vistas

Un nuevo estudio publicado este mes en la revista Molecular Cancer Therapeutics , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU, encontró que el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC) del cannabis aumentar los efectos anticancerígenos de la radiación en un modelo de glioma murino ortotópico .

Según el estudio; “El glioma de alto grado es uno de los cánceres más agresivos en los adultos humanos y las tasas de supervivencia a largo plazo son muy bajas para los tratamientos estándar para el glioma que permanecen en gran medida sin éxito. Los cannabinoides han demostrado que inhiben específicamente el crecimiento del glioma, así como que neutraliza los procesos oncogénicos como la angiogénesis”.

“En un intento de mejorar los resultados del tratamiento, hemos investigado el efecto del Δ 9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) tanto solos como en combinación con radioterapia en un número de líneas celulares de glioma (T98G, U87MG, y GL261) “.

Después de realizar el estudio, los investigadores concluyen; “Los datos ponen de relieve la posibilidad de que estos cannabinoides pueden responder mejor a las radiaciones ionizantes de las células principales de glioma, y sugieren un posible beneficio clínico para los pacientes de glioma mediante el uso de estas dos modalidades de tratamiento. ”

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Londres , se puede encontrar aquí .

4 13.076 vistas

Hoy os traemos esta rica receta, fácil de hacer, nutritiva, deliciosa, dulce, suave y con nuestro THC y CBD incluido.

Estamos hablando de una especie de mermelada, mantequilla o puré de manzana con cannabis. Es ideal para agregar a cualquier alimento para desayunar o merendar e incluso para comer solo.

La receta es muy rápida y muy simple, por lo que es fácil para cualquiera hacerla rápidamente.

Ingredientes

  • Una cucharada de azúcar morena
  • 120 gr de mantequilla de cannabis
  • 60 gr de manzanas secas picadas
  • 1/2 cucharadita de canela

 Preparación

  1. Pon el azúcar morena, la manzana seca y la canela a la mantequilla de cannabis ablandada.
  2. Mezcla todos los ingredientes en un procesador de alimentos y mezclalos juntos hasta que estén completamente combinados.

¡¡¡Y listo!!!

Este puré, mantequilla o mermelada como lo quieras llamar, se puede guardar en el refrigerador hasta una semana y se congela durante un máximo de dos meses.

Es ideal para untar o rellenar, donuts, bollos, magdalenas, tortitas, gofres, etc

Rico, rico.

¡ADVERTENCIA!

La subida y la duración de un colocón varía mucho dependiendo de si se ingiere o se fuma la marihuana. Cuando se fuma, el subidón llega unos cinco o diez minutos después. Cuando se ingiere, puede pasar una hora o más hasta que se note el subidón. Dado que el efecto psicodélico deseado no se percibe inmediatamente, a veces se cae en la trampa de seguir comiendo, hasta acabar en una sobredosis. ¡Y todavía puede ser peor dado que es posible que el colocón dure cinco horas o más! Por eso, aunque tu cuerpo esté acostumbrado a los porros, vigila la cantidad de marihuana que consumes en una comida: más vale no repetir que arrepentirse después. Si no cultivas tus propias plantas, averigua de dónde proviene la hierba y asegúrate de que los cogollos no han sido regados con pesticidas u otros compuestos químicos que puedan ser nocivos.

10 87.826 vistas

El cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC) son los dos ingredientes principales en la planta de marihuana. Tanto el CBD como el THC pertenecen a una clase única de compuestos conocidos como cannabinoides.

Mientras que muchas cepas de marihuana son conocidas por tener abundantes niveles de THC, las variedades de alto contenido en CBD son menos comunes. Aunque el CBD ha comenzado recientemente a llamar la atención de la comunidad médica, que parecen preferir el CBD sobre THC. Aquí le explicamos las diferencias entre estos dos compuestos.

1) EL Subidón, Subida, colocón o psicoactividad

El THC probablemente es mas conocido por ser el ingrediente psicoactivo de la marihuana. El CDB, sin embargo  no es-psicoactivo . En otras palabras, con el CDB no se puede obtener el subidón. Si bien es decepcionante para los usuarios recreacionales, esta característica única del CDB es lo que lo le hace tan atractivo como medicina.
Los médicos por lo general prefieren tratamientos con efectos secundarios mínimos y que han sido un gran obstáculo para la aceptación de la marihuana medicinal. Del mismo modo, el CDB se ha utilizado para tratar los niños más pequeños con diversas dolencias.

2) Ansiedad

El THC es conocido por causar que algunas personas se sienten ansiosas o paranoicas. Pero el CBD se cree que tiene el efecto contrario. De hecho, los estudios muestran que el CBD trabaja para contrarrestar la ansiedad causada por la ingestión de THC. Varios estudios también sugieren que el CBD puede reducir la ansiedad cuando se administra por sí solo.

3) Antipsicótico 

Además de no ser psicoactivo, el CBD parece tener propiedades antipsicóticas. Los investigadores creen que el CBD puede proteger a los consumidores de marihuana de conseguir un fuerte colocón mediante la reducción de los efectos de tipo psicótico del THC. Sin embargo, la regulación de la actividad que altera la mente del THC no es todo por lo que es bueno el CBD. Por su parte, el CBD está siendo probado como un medicamento antipsicótico para personas con esquizofrenia .

4) Sueño

Uno de los usos más comunes de la marihuana es como  ayuda para dormir . El THC se cree que es responsable de la mayoría de los efectos que inducen el sueño de la marihuana. Por otra parte, los estudios sugieren que el CBD actúa para promover el estado de vigilia, haciendo del CBD una mala elección como medicina del sueño. Los efectos opuestos del CBD y el THC en el sueño pueden explicar por qué algunas cepas de cannabis a los usuarios hacer sentirse somnolientos mientras que otras son conocidas por aumentar la energía.

5) Situación jurídica

Si bien la mayoría de los países tienen leyes estrictas que rodean la marihuana y el THC, el estatuto jurídico del CBD que está menos claro. En los Estados Unidos por ejemplo, el CDB es técnicamente ilegal , ya que se clasifica como una droga de Clase I según la ley federal. Una forma farmacéutica de la CBD, llamado Epidiolex , fue absuelto recientemente por la FDA para ser probado en niños con epilepsia severa.

Por otro lado, el CBD se encuentra en el cáñamo , que puede ser legalmente importado y vendido en los EE.UU. Algunas empresas se han aprovechado de esta laguna mediante la importación de extractos de cáñamo de alto contenido en CBD de otros países donde se produce el cáñamo.

1 6.772 vistas

La marihuana medicinal es el uso médico de las plantas de cannabis sativa y cannabis indica. Los pacientes pueden apropiarse de los efectos de la marihuana bebiendo tinturas, comiendo alimentos cocinados con mantequilla de infusión de marihuana, ingiriendo marihuana cruda o fumando la marihuana, ya sea en cigarrillos, cigarros, o por medio de una pipa. Los doctores prescriben la marihuana medicinal para tratar de aliviar efectos negativos del cáncer.

Historia
La Sociedad Americana del Cáncer explica que varias culturas han documentado por miles de años el uso medicinal de la marihuana, aplicándola para tratar afecciones que incluyen: constipación, malaria, falta de concentración, insomnio, beriberi, gota, reumatismo, depresión, dolor muscular y de las articulaciones, tos y tétano. A lo largo de este período, muchas sociedades también han ingerido la marihuana de forma casual por los efectos narcóticos psicológicos y fisiológicos de la droga. La Sociedad Americana del Cáncer explica que debido al predominio de esta aplicación de la marihuana, muchos gobiernos, entre los que se encuentra Estados Unidos, eventualmente prohibieron su cultivo, venta y compra. No obstante, el uso recreativo de la marihuana ha continuado, conduciendo eventualmente a la formulación de preguntas relacionadas a su potencial terapéutico.

Estado actual de la marihuana medicinal
Recientemente, la comunidad científica y médica mundial ha realizado una extensa investigación sobre el potencial médico de la marihuana, dando muchas veces resultados reservados, con sólo unos pocos estudios con conclusiones, tanto positivas como negativas. La Sociedad Americana del Cáncer informa a nivel federal que desde 2010, la Administración de Alimentos y Medicamentos, o FDA (siglas en inglés de Food and Drug Administration), aprobó el uso del químico activo en la marihuana para tratar varias afecciones terminales, entre ellas el cáncer. De acuerdo con el sitio de internet Marihuana Medicinal, los estados que individualmente permiten el cultivo, venta y uso de la marihuana medicinal para el tratamiento de la afecciones sancionadas por la FDA incluyen: Alaska, California, Colorado, el Distrito de Columbia, Hawaii, Maine, Míchigan, Montana, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo Mexico, Oregon, Rhode Island, Vermont y Washington.

Función
La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado el uso del cannobinoide tetrahidrocannabinol, o THC, para tratar las nauseas y los vómitos en pacientes con cáncer. De acuerdo con el Instituto de Medicina, el THC es un químico compuesto de la marihuana y es generalmente aceptado como el “ingrediente activo” de la misma, dado que provee tanto la “estimulación” por la que muchos fuman marihuana ilegalmente, así como las cualidades terapéuticas por las cuales la FDA aprobó su uso medicinal. Mediante la cita de estudios publicados entre 1975 y 2005, la Sociedad Americana del Cáncer explicó cómo los diferentes exámenes clínicos establecieron que el TCH reducía el dolor, las náuseas, inhibía el vómito y estimulaba el apetito en pacientes con cáncer. Además, el Instituto de Medicina informó que la sensación de euforia y sedación asociadas a la marihuana poseía un valor terapéutico, debido a que resultaba beneficiosa para los pacientes. La Sociedad Americana del Cáncer asegura que mientras algunos investigadores utilizaban marihuana cruda para conducir los estudios, otros utilizaban sustitutos farmacéuticos que contenían ya sea THC o una versión sintética. Tales sustitutos farmacéuticos nunca requerían ser fumados, sino que los pacientes los ingerían en píldoras y aerosoles orales o usaban parches.

Teorías y especulaciones
La marihuana está asociada con especulaciones compendiosas y controversias. Tanto la Sociedad Americana del Cáncer como el Instituto de Medicina afirman que la mayoría de las especulaciones sobre el daño detrás de la legalización de la marihuana para su uso medicinal incluyen problemas de salud a largo plazo asociados con fumar. También existen problemas sociales potenciales, entre ellos el aumento de su uso en menores de edad, como la creencia generalizada de que la marihuana es “segura” cuando en realidad puede ser perjudicial debido a los cancerígenos presentes en el humo. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, otras opciones de medicamentos pueden ofrecer los mismos beneficios sin los riesgos asociados con fumar marihuana Quienes apoyan a la marihuana medicinal argumentan que muchos pacientes terminales, tales como aquellos con cáncer, no tendrán la oportunidad de usarla a largo plazo. Otros simpatizantes dicen que los problemas de salud que resultan de fumar marihuana permanecen sin ser probados, mientras que su eficacia en el alivio de varias afecciones médicas sí ha sido confirmada. Ninguna de las pruebas de la marihuana medicinal incluyen una evaluación de todos los métodos de ingerirla. Existen varias formas de fumar marihuana, entre las que se incluyen: como cigarrillo, como cigarro, con una pipa, con una pipa de agua, con un vaporizador herbal y con una máscara de gas. Algunos eligen fumar marihuana con tabaco, reduciendo efectivamente el consumo promedio de marihuana, pero incrementando los riesgos asociados con el tabaco. Otras formas de ingerir marihuana son: en tinturas a base de lípidos o alcohol, en alimentos, en aerosoles y en parches transdérmicos. Aunque las investigaciones han explorado algunos de estos métodos, todos deben ser tenidos en cuenta para evaluar efectivamente la viabilidad de la marihuana como una opción terapéutica. Otra especulación simpatizante provista por la Sociedad Americana del Cáncer incluye que la marihuana podría poseer cualidades anti bacterianas, controlar convulsiones y dilatar las vías áreas, lo que ayuda a controlar el asma, retarda el crecimiento de tumores y reduce la presión en los ojos en pacientes con glaucoma.

Potencial
El instituto de Medicina afirma que los cannabinoides probablemente regulan el dolor. Además, confirma que los datos científicos muestran el valor potencial de los medicamentos cannabinoides, entre ellos la marihuana, como terapéuticos contra el dolor, las náuseas, y el vómito, así como estimuladores del apetito en pacientes con cáncer. Este también concluye que los diferentes efectos psicológicos, que incluyen euforia, sedación y reducción de la ansiedad, pueden ser muy terapéuticos para los pacientes con cáncer y deben ser sometidos a exámenes clínicos para determinar su valor. De esta forma, el instituto ha confirmado que la marihuana posee varias fuentes con potencial de valor terapéutico para pacientes con cáncer, por lo que recomienda fervientemente que los investigadores le otorguen una evaluación adicional para determinar sus aplicaciones médicas. Fuente

 

0 1.918 vistas

Los datos de un estudio clínico en fase 2 con un nuevo extracto de cannabis de la compañía británica GW Pharmaceuticals muestran señales prometedoras de eficacia en pacientes con colitis ulcerosa.

La prueba piloto fue un estudio de 10 semanas, doble ciego controlado con placebo, con el extracto GWP42003, que contiene cannabidiol (CBD) como cannabinoide principal, pero también tetrahidrocannabinol (THC) y otros cannabinoides.

El ensayo incluyó a 60 adultos con colitis ulcerosa que seguían teniendo síntomas a pesar del tratamiento con salicilatos y, en algunos casos, con terapia inmunosupresora. El GWP42003 fue administrado a dosis de una cápsula oral dos veces al día hasta un máximo de 250 mg dos veces al día.

Durante las primeras semanas abandonaron el estudio más pacientes del grupo tratamiento activo que del grupo placebo hasta que quedaron sólo 17 en el grupo GWP42003 y 27 en el placebo. La mayoría de estos abandonos se debieron a eventos adversos de menor importancia relacionados con el THC como mareos.

Al final del estudio el 82% de los del grupo GWP42003 se encontraban en una situación clínica normal o leve, en comparación con el 52% del grupo placebo. El 93% de los del grupo tratamiento consideraron que su situación había “mejorado”, en comparación con el 60% del grupo placebo.

Cortesía de IACM

Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento

1 3.357 vistas

Hay muchas maneras de obtener extractos de cannabis con diferentes disolventes. La mayoría de los disolventes utilizados popularmente incluyen al butano, agua / hielo, y alcohol isopropílico. También hay quien utiliza un licor fuerte, si se prefiere… Sin embargo, también se puede utilizar acetona para extraer el THC a partir de la materia vegetal;  Según la Guía de un cultivador completo, esta es una de las mejores maneras de obtener un extracto para hacer aceite de hachís. Este proceso es muy fácil y las herramientas necesarias son fáciles de obtener en todo el mundo. Si se siguen las instrucciones correctamente, se conseguirá un producto deseable y bastante potente.

Paso 1 – 

Si utilizas el cannabis directamente desde el jardín, asegúrese de que se separan los tallos de los brotes y las hojas. Las hojas contienen bajas cantidades de THC pero todavía se pueden agregar al proceso de extracción para agregar un poco más al producto final. Se recomienda el uso de cogollos, los extractos de cogollos son dos a tres veces más potentes que los de las hojas y tallos. Asegúrense de que se quitan las semillas ya que pueden afectar el sabor del producto final y dejar un sabor no tan deseable al fumar.

Paso 2 – 

Los cogollos deben estar super-secas, utiliza un horno de microondas si es necesario. Poner la materia vegetal en el microondas durante unos minutos hasta que se haga polvo al tocarlo. Esto es para ayudar a activar el THC de la planta y ayudará a absorber más THC por la acetona.

Paso 3 – 

Usando una batidora o molinillo de café, utilizalo hasta hacerlo polvo. Una vez que se muele a fondo, usa un tamiz de harina y tamiza el polvo del cannabis en un gran plato pyrex.

Paso 4 – 

Coge la acetona y viertela sobre la materia vegetal en el plato de pyrex. Asegúrarse de que la totalidad de la materia de la planta está cubierta y luego colocar una hoja de papel de aluminio sobre ella, como una tapa. Dejar que el plato se siente en un lugar fresco durante al menos dos días, lejos de fuentes de fuego. Tener en cuenta que la acetona es extremadamente inflamable y es importante mantener las llamas alejadas de la solución mientras se evapora.

Paso 5 – 

Después de dos días, tomar el líquido restante (no todo se ha evaporado, gracias a la tapa de papel de aluminio) y verter a través de un embudo forrado con filtros de café sin blanquear (dos deben trabajar, pero tener cuidado para que el líquido drene completamente en caso que se necesite un poco … no se tiene que perder nada). Verter este líquido en un nuevo contenedor. Si vas a utilizar una olla eléctrica para el Paso 6, se puede verter el líquido directamente en ese recipiente o en una olla de barro.

Paso 6 – 

La última parte del proceso requiere de una olla de cocción lenta o una olla de barro. Añadir la solución de la acetona a la olla eléctrica y ponerlo a fuego lento. Este paso se debe hacer fuera! Los vapores de acetona son muy volátiles y pueden inflamarse fácilmente. Al dejar fuera esta solución, se permite que los humos se evaporen directamente en el aire. Una vez que todo el líquido se haya evaporado, se queda el aceite en la parte inferior del contenedor. Raspa con una navaja u otro objeto punzante y límpialo sobre papel pergamino. Ahora tienes un producto fumable que seguro que seguramente será fuerte. Fuente