LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "vaporizar"

vaporizar

1 1.490 vistas

Vaporizar el cannabis es una buena alternativa al consumo fumado de sus flores, menos dañino y más saludable.

Fumar marihuana es la peor forma de consumo, y la vaporización es una alternativa saludable. El tema de la salud es solo una de las ventajas de utilizar el vaporizador. El gusto, el olfato, la discreción y la economía son solo algunas de las razones por las que debes invertir en un vaporizador. Incluso si gastamos en un modelo más decente, a la larga nos ahorraremos mucho más dinero.

El tema de salud

Aunque muchos estudios dicen que fumar marihuana no causa cáncer de pulmón, fumar no es bueno para su salud.

Durante el consumo de marihuana (mucho peor con tabaco) se liberan sustancias de alquitrán y otros compuestos que irritan los pulmones y pueden provocar bronquitis crónica. Se han creado vaporizadores para eliminar estos factores. El vaporizador calienta la marihuana, por lo que no se quema, y ​​el consumidor inhala los cannabinoides contenidos en la marihuana, pero sin los compuestos dañinos.

Se dice que la marihuana vaporizada puede eliminar el 95% de las sustancias nocivas que se inhalarían durante la forma de fumar tradicional.

Cuestión financiera

Aunque una inversión en un vaporizador puede ser costosa, a la larga resultará que este método de consumo ahorrará dinero. ¿Por qué?

La investigación realizada por NORML indica que el vaporizador puede absorber el 46% del THC contenido en el cannabis , mientras que el fumar permitirá que se absorba menos del 25% de THC.

Por lo tanto, la vaporización es el método más efectivo para tomar marihuana, porque el doble de dosis es suficiente para obtener el mismo efecto que lograríamos al fumar. Si consume grandes cantidades de cannabis, notará ahorros muy rápidamente.

Otro tema es el hecho de que la sustancia usada en la vaporización todavía contiene pequeñas cantidades de cannabinoides, por lo que puede volver a usarse, por ejemplo, para hacer galletas. ¡Pura economía!

Cualidades del sabor

Los vaporizadores no solo es más saludable, más barata y más discreta, sino que también le permite disfrutar del sabor del cannabis. Al fumar marihuana, los terpenos se queman, es decir, compuestos que permiten que el cannabis tenga su olor característico. La vaporización le permite conservar estos compuestos, gracias a los cuales sentirá el verdadero sabor y el aroma de una variedad determinada.

Las personas que vaporizan el cannabis por primera vez se sorprenden por el sabor y el olor. La marihuana quemada produce un olor completamente diferente al vaporizado. Si quieres sentir el olor real del cannabis, debes usar un vaporizador.

Discreción y movilidad

Otra ventaja de los vaporizadores es que puedes usarlos fuera del hogar. Los vaporizadores portátiles o personales son pequeños y discretos, y se parecen a los cigarrillos electrónicos, por lo que nadie sospechará que usted consume una hierba. La mayoría de lestos vaporizadores personales son lo suficientemente compactos como para caber en un bolsillo o bolso.

El vapor del vaporizador tiene un olor muy delicado que permanece en la habitación mucho más corto que en el caso del fumar. Los vaporizadores se fabrican para que después de su consumo no se empapen del olor de las hierbas, aunque el un vaporizador muy usado puede emitir un olor característico, por lo que debe cuidarlo y limpiarlo adecuadamente.

Conclusión

Los consumidores habituales definitivamente deberían pensar en comprar un vaporizador. Aunque hay de diferentes precios, es un ahorro a largo plazo. Imagínate que 0.3 gramos da mejores resultados que la quema de 0.6 gramos. Es fácil calcular cuánto se puede ahorrar .

Sin embargo, la salud es un problema más importante. El vapor del vaporizador no irrita los pulmones ni contiene sustancias nocivas, lo que lo hace seguro para nuestro cuerpo. Los pulmones te lo agradecerán cuando dejes de irritarlos con humo.

Sabor y olor es otra ventaja. Probablemente no sabrás correctamente cómo sabe una variedad a menos que la vaporices.

0 1.283 vistas

En el mercado existen muchos modelos de vaporizadores que pueden acoplarse a los distintos gustos del consumidor, os dejamos una muestra

ARIZER SOLO 2

Este vaporizador del fabricante canadiense Arizer, es elegante, versátil, de gran calidad y con un precio muy ajustado. Tiene un tamaño de 11 cm de largo y un peso de 210 gramos. También cuenta con una interfaz muy vistosa, muy fácil de usar. El juego de tubos de borosilicato proporcionan más sabor y frescura que cualquier otro material. El control de temperatura se realiza grado a grado en un rango que va de los 50º a los 220°C. Una potente batería de litio ofrece hasta 3 horas de uso continuado.

MIGHTY DE STORZ & BICKEL

Es el vaporizador más pequeño de este fabricante, hermano menor del famoso Volcano. Tiene un peso de tan sólo 135 g. Emplea una combinación patentada de calentamiento por convección y radiación para las mejores vaporizaciones. Gracias a una App gratuita y mediante cualquier dispositivo Android, se seleccionar múltiples opciones mediante conexión Bluetooth. Desde el ajuste de la temperatura básica y de aceleración, hasta comprobar el estado de la batería o activar/desactivar la alarma por vibración. Se puede usar con hierbas y líquidos gracias a las almohadillas incorporadas.

IQ DE DAVINCI

Se trata de la última genialidad de DaVinci. Es un vaporizador elegante, pequeño y que incorpora la última tecnología aplicada a vaporizadores portátiles. Destacan los componentes de zirconia o zirconita, material sintetizado y extremadamente duro. Su durabilidad se compara en ocasiones con la del diamante. Ofrece unas vaporizaciones con gran sabor y frescura. Su peso es de 140 gramos y cuenta con una vistosa interfaz con 51 pequeños LEDS que indican en su frontal nivel de batería, temperatura, modos de funcionamiento… Con una App gratuita se pueden modificar y controlar multitud de configuraciones.

CRAFTY DE STORZ & BICKEL

Es el hermano mayor del Mighty, y uno de los hermanos pequeños del Volcano. También cuenta con una combinación patentada de calentamiento por convección y radiación, además de incorporar dos potentes baterías de litio que ofrecen horas de la mejor vaporización. Tiene un tamaño de 14x8x3 cm, ajuste de la temperatura mediante botones visibles en el indicador LED y al igual que el Mighty, incorpora almohadillas para vaporizar líquidos. Además se puedes adquirir multitud de accesorios para mejorar la experiencia.

PAX 3

Es la joya de PAX, fabricante asentado en San Francisco. Se trata de un vaporizador inteligente y con algunas características que lo hacen único. Apropiado para vaporizar hierba y extracciones, ofreciendo un enfriamiento automático que permite un uso inmediato. Es pequeño, cómodo y elegante. La cámara de calentamiento en la base, permite un camino del vapor más largo, algo que se nota en la temperatura baja del vapor. Cuenta con 4 temperaturas predefinidas de vaporización, aunque con una App gratuita se puede configurar a gusto de cada uno. Además dispone de cuatro programas predeterminados muy útiles.

ALFA DE GOBOOF

Se trata de uno de los vaporizadores portátiles más pequeños del mercado, con un tamaño de 8,5×4,5cm. También es uno de los más fáciles de usar, gracias a su funcionamiento inteligente. Cuenta con control de temperatura con 3 valores preestablecidos (190º, 210º y 230º, además de incorporar un novedoso sistema de calada que hace que la temperatura aumente de manera gradual tras cada inhalación. Un pivote elevado en en centro de la cámara de llenado que permite que toda la hierba se caliente de una forma homogénea, logrando un vapor más sabroso y denso. Una joya que cabe en la palma de la mano.

0 994 vistas

Mientras que muchos fuman cannabis, ya sea de forma recreativa o con fines medicinales, dicen que el método tradicional de fumar es el mejor, otros creen que vaporizar el cannabis es la mejor forma de entrega. Eso según los usuarios, pero ¿Qué dice la ciencia?

Cuando se trata de buscar el consumo de los distintos cannabinoides, la ciencia si puede ayudar.

¿Qué hay en el cannabis de todos modos y cuáles son los efectos sobre los seres humanos?

Hay cientos de ingredientes activos en cannabis . Sin embargo, hay algunos que tienen un efecto decisivo en los seres humanos.

El THC o delta (9) tetrahidrocannabinol– es el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana. Este es el hace sentir el “subidón” “alta” o “colocon” a la mayoría de la gente cuando se consume.

El CBD o cannabidiol – el segundo compuesto más conocido que se encuentra en el cannabis. El CBD no tiene el carácter psicoactivo del THC, pero  proporciona un alivio del dolor , la ansiedad y los ataques de epilepsia.
El CBC o cannabicromeno – el tercero más común de los cannabinoides en la marihuana en general. Algunas cepas pueden tener más de CBC que CBD. Al igual que el CBD, el CBC no psicoactivo. Es un anti-inflamatorio y anti-depresivo.
El CBN o cannabinol – En realidad, esto no surge hasta que el secado de la flor ha degradado un poco o esta rancio. Esto ocurre cuando el THC se descompone en el tiempo. El CBN puede estimular el apetito, es un antibiótico natural y un anti-asmático.
El THCV o tetrahidrocannabivarina – este compuesto trabaja en conjunto con el THC. Algunos estudios indican que THCV tiene alrededor de 20% de la capacidad psicoactiva del THC. Además, recientes investigaciones parecen indicar que THCV puede mitigar algunos de los impactos negativos psicoactivos del THC.

Por lo tanto ¿cual es el método que da más cannabinoides?

A pesar de todos los diferentes tipos de cannabinoides, los fumadores recreativos están en su mayoría interesados en el THC. Un estudio reciente llevado a cabo por los laboratorios Chemic en Canton, Massachusetts puso a prueba el vaporizador Volcano y los comparó con el humo creado por marihuana en combustión. La respuesta fue abrumadora: el vapor producido a través del Volcán consistió en 95% de THC y una pequeña cantidad de CBN (cannabinol). Comparando con el humo de la combustión resultó que el 88% de ese humo al combustionar no consistía en cannabinoides.

Eso es una diferencia significativa.

Pero ¿es la sensación de alto o subidón diferente? Si y no.

La alta real es algo similar para ambos métodos. La sensación de “alta” está presente tanto en la vaporización como en el fumar marihuana. Sin embargo, fumar también viene con la sensación de el cuerpo “colocado”, ese sentimiento de pereza que algunos pueden obtener después de fumar. Esa sensación no esta tan presente en el consumo de marihuana cuando se vaporiza.

Sin embargo, el colocón por fumar marihuana dura un poco más en comparación con lla vaporización de marihuana. Los grandes fumadores indican que se siente mas rápidamente sobrio después del “vaping” de marihuana en comparación con fumarla.

¿Qué pasa con el tiempo? En comparación ¿se tarda más tiempo con “vaping” que fumando marihuana?

Bueno, eso depende. La mayoría de los vaporizadores de hoy pueden estar listos en unos pocos segundos a sólo un par de minutos. Cargar un vaporizador se tarda aproximadamente la misma cantidad de tiempo que lcargar una pipa o rellenar un bong. Un porro o joint para fumar puede tomar un poco de más tiempo que rellenar vaporizador personal (vaporizador-pluma). Sin embargo, la desventaja es que sigue ardiendo, incluso cuando no se está inhalando. Esto se traduce en una pérdida de marihuana.

Así que, ahí lo tienen.

Cuando se llega a esto, el “vaping” de marihuana puede ser más saludable y contienen menos sustancias cancerígenas, pero todo se reduce a cómo se sienta. Una “alta” puede durar más tiempo, pero el otro puede proporcionar más de los beneficios para la salud de los compuestos que se encuentran en el cannabis.

En resumen, probar ambos y ver cuál prefiere uno.

1 6.659 vistas

El surgimiento del movimiento pro marihuana medicinal ha motivado el desarrollo de métodos alternativos de consumo de cannabinoides , elementos del cannabis que colocan a los que los que la usan con fines recreativos y lo que alivia a los que se medican.

A los sublinguales sprays, tinturas, píldoras, y comestibles que son usos relativamente clásicos se les ha unido la vaporización. Este método de extracción de THC , CBC , el CBD y otros cannabinoides valiosos de la planta ofrece ventajas por de la disminución de los daños a los pulmones, la reducción de costes a largo plazo, y la disminución de olor (ayudando al sigilo).

La Vaporizando de tricomas

Los cannabinoides se almacenan en los tricomas resinosos de la planta, a los tallos translúcidos muy pegajosos y casi microscópicos que aparecen en la superficie de las flores de las plantas de cannabis maduras. La vaporización es el proceso que hacer pasar una corriente caliente de aire a través del cannabis, haciendo que sus tricomas y los cannabinoides que contienen se vaporicen, el cual se suministra directamente al consumidor para se inhalación o recogida en una bolsa inflable para su consumo para ocio.

Muchos fumadores de marihuana dicen que la vaporización produce un subidón como más embriagador. “Parece ser más bien la sensación en el cuerpo como diferencia de si se fuma cannabis o se vaporiza,” dijo el Dr. Rick Doblin, fundador y presidente de la Asociación Multidisciplinaria para Estudios Psicodélicos (MAPS) con sede en San Francisco. Doblin continuó,
                                “Tal vez es por el humo o las partículas … es difícil decir exactamente. Pero sí parece ser un efecto etéreo, embriagador que proviene de la evaporación “.

Los defensores de la salud, en un esfuerzo llamado de reducción de daños , han abrazado mucho el enfoque de vaporización, una manera de extraer el THC y otros cannabinoides de la marihuana sin las toxinas nocivas y el humo asociado con la quema de la hierba. ¿Hay peligros asociados a la vaporización del cannabis? Químicamente hablando, en qué se diferencia de fumar la planta?

Los rangos de temperatura

Uno de los elementos más confusos de vaporización es la temperatura a la que se produce. El vaporizador vulcano, por ejemplo, es ajustable entre 266 y 446 grados Fahrenheit (130 a 230 grados Celsius). En lugar de tener a una temperatura fija, la vaporización se produce dentro de una gama  de temperaturas. Para ser más precisos, cada cannabinoide (más de 80 han sido descubiertos) comienza a vaporizarse a una temperatura ligeramente diferente.

Por lo tanto, diferentes perfiles de cannabinoides son producidos por variaciones en la temperatura de la vaporización, especialmente a temperaturas más bajas. Mientras que el fumador promedio recreativo es más difícil que perciba las diferencias en minutos, una temperatura cercana a la combustión de unos 428 grados F (220 grados C) producirá un tipo de colocón diferente de un ajuste bajo de la gama de temperatura de vaporización (que está a 160 grados inferiores). Doblin MAPS ‘recomienda utilizar temperaturas más elevadas para extraer un volumen máximo de los cannabinoides y, así, obtener la mayor eficacia médica.

2004 Estudio de vaporización de la NORML

ascent-da-vinciEl Dr. Dale Gieringer de la NORML en el 2004 llevó a cabo un estudio de investigación revisada por sus pares y publicada en el Journal of Cannabis Therapeutics . Encontró que el vapor producido por el Vulcano sólo encontró THC y trazas de CBD y CBN, otros dos cannabinoides (en algunas muestras, solamente se detectaron THC y CBN, con ausencia de CBD). El vapor producido por el Volcano estaba completamente vacío de tres toxinas producidas por el tabaco: El benceno (un conocido carcinógeno), tolueno y naftaleno. El monóxido de carbono y los alquitranes del humo fueron también “cualitativamente reducidos.”
Concluido el estudio NORML, según lo informado por Gieringer:

                                “Nuestra investigación indica que la vaporización es una tecnología prometedora para la reducción del daño del humo.”

Si la vaporización es un medio tan eficaz para la reducción de daños, ¿deben los pacientes que se medican usar un vaporizador diariamente si se preocupan por los problemas de salud? Dobson cree que la vaporización hace un buen trabajo en la reducción de riesgos en la marihuana de alta potencia, vaporizado, puede ser considerado como un medicamento por las organizaciones como la Food and Drug Administration.

Las soluciones efectivas del vaporizador están disponibles en una amplia gama de precios y niveles de calidad. Para los pacientes que no pueden pagar el Volcano, que va desde $ 500, hay muchos modelos de la competencia que están disponibles en forma considerable a precios más bajos.

Fumar cannabis probablemente nunca será abandonado por los humanos. Sin embargo, como hay un número creciente que utilizan el cannabis medicinal y millones de pacientes comienzan a consumir marihuana a diario, muchos optarán por la opción más avanzada técnicamente de vaping o vaporizadores que quita algunas de las toxinas producidas por la combustión por fumarlo.

0 4.178 vistas

En los últimos años la fiebre de la marihuana se ha extendido rápidamente por Estados Unidos y se han multiplicado los estados que han legalizado el consumo de esta planta, ya sea para usos medicinales, como en California y Illinois, o para usos recreativos, como en Colorado y Washington.

El aumento del uso del cannabis ha contribuido al desarrollo de una nueva industria “verde”, ávida por vender productos que permitan disfrutar de la marihuana en todas las formas posibles y no tan sólo en el tradicional canuto o porro hecho con papel de liar.

Uno de los dispositivos que está ganando popularidad en los últimos tiempos es el “porro electrónico” (e-joint, en inglés) que, como sucede con la nicotina de los cigarrillos electrónicos, permite consumir cannabis en forma de vapor, sin producir humo u olor.

En muchos casos, los usuarios utilizan cigarrillos electrónicos convencionales y sustituyen los cartuchos de nicotina por otros que contienen aceite de cannabis, aunque ya hay compañías que han empezado a fabrican porros electrónicos desechables.

Con estos dispositivos se puede consumir marihuana -y en particular THC, el componente psicoactivo de la planta- en espacios públicos sin el temor de llamar la atención como sucede con los porros tradicionales, que desprenden un fuerte y reconocible olor.

El auge de los porros electrónicos ha despertado preocupación entre las autoridades sanitarias de los estados en los que la marihuana es legal, que indican que -tal como ocurre con los cigarrillos electrónicos- todavía se desconocen sus efectos sobre la salud.

Además, temen que, igual que ha sucedido con los cigarrillos electrónicos, los e-joints resulten muy atractivos para los adolescentes, aumentando el consumo de THC en este segmento de la población.

“Muy populares”

“La verdad es que son muy populares. Creo que gustan porque no emiten humo y no huelen, por lo que son muy discretos y se pueden utilizar en lugares públicos, como restaurantes o estadios deportivos”, le explica a BBC Mundo Jaida, quien administra Cannablyss, un negocio de venta de marihuana del estado de Washington.

“Creo que no están pensados para los que fuman mucha marihuana, ya que un porro electrónico se acaba rápido. Creo que es más para la gente que fuma un poco, por las noche o los fines de semana”.

150124011308_marihuana_304x171_bbc_nocredit
La marca de porros electrónicos JuJu Joints se comercializa en Washington desde hace unos meses.

Según Jaida, los porros electrónicos los compran tanto los clientes de más edad que consumen marihuana por razones médicas como los que lo hacen para uso recreativo.

Macus Charles es el confundador de JuJu Joints, compañía que desde abril de 2014 comercializa en Washington la que asegura es la primera marca de porros electrónicos desechables de EE.UU.

Charles cree que “era solo cuestión de tiempo que un producto de este tipo llegara al mercado, ya que hace que sea mucho más fácil consumir cannabis en público”.

BBC Mundo le preguntó a Charles sobre las reservas expresadas por las autoridades ante este tipo de productos: él asegura que el suyo está destinado a un público mayor de 21 años.

Los cartuchos de aceite de cannabis, igual que los de nicotina que se utilizan con los cigarrillos electrónicos, llevan en muchos casos propilenglicol, un compuesto químico que sirve de base al líquido y cuyos efectos sobre la salud se desconocen.

Marcus Charles asegura que esa sustancia está presente en muchos productos de consumo diario, aunque señala que están desarrollando cartuchos que no contienen propilenglicol, sino sólo aceite de cannabis puro.

Preocupación

Michael Van Dyke, jefe de toxicología del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, estado en el que la marihuana recreativa es legal, asegura que “todavía no se tiene suficiente información sobre los efectos para la salud de los vaporizadores”.

“Se puede decir que reducen los efectos nocivos del humo. Sabemos que el humo de la combustión de la marihuana contiene carcinógenos y con un vaporizador se elimina ese humo, así que teóricamente son más saludables”, señala Van Dyke en conversación con BBC Mundo.

“Pese a ello, nuestra preocupación con los vaporizadores es que puede haber riesgos que todavía no conocemos. Por ejemplo, algunos de estos productos contienen aceite de cannabis que está suspendido en propilenglicol y no está claro qué efectos tienen las partículas de esa sustancia”.

Van Dyke asegura que, desde el punto de vista de salud publica, “cada vez que se introduce en el mercado un dispositivo que permite consumir de manera más conveniente una sustancia, ya sea tabaco o marihuana, existe el temor de que aumente el consumo de esa sustancia”.

Además, según Van Dyke, el THC puede causar problemas de salud mental y no importa si se fuma o se vaporiza, “ya que uno está expuesto a esa sustancia igualmente y eso nos preocupa”.

Efectos desconocidos

Lucy Popova, del Centro de Investigación del Tabaco de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), acaba de iniciar con sus colegas un estudio en el que están explorando la relación entre los cigarrillos electrónicos y la marihuana y cómo la legalización de esta última sustancia impacta el uso de diferentes productos.

“Los expertos creen que el consumo de marihuana tiene riesgos, tanto por el THC que contiene como por el método de uso”, señala Popova en conversación con BBC Mundo.

“Obviamente si se cambia el humo por el vapor se reducen los riesgos. Pero el consumidor sigue expuesto a los compuestos psicoactivos del cannabis, que pueden producir cambios en la percepción, en las funciones motoras y pueden causar alteraciones del comportamiento o incluso adicción”.

Como en el caso de Michael Van Dyke, Popova señala que el problema es que los vaporizadores son tan nuevos “que no sabemos realmente qué efectos tienen”.

“Lo que sabemos es que la gente los utiliza de manera diferente. Inhalan más profundamente y eso hace que la llegada de los químicos a los pulmones también sea diferente”.

Popova también señala que una de las preocupaciones de los expertos es el impacto social que pueden tener los porros electrónicos, “que podrían hacer que se normalice el consumo de cannabis en público” y “pueden resultar muy atractivos para los adolescentes”.

0 796 vistas

El despistado Diccionario Oxford piensa que la palabra vaping comenzó con la invención del cigarro electrónico (e-cig) en el 2003. Pero el hecho es que la vaporización ha sido un término común en el mundo de la marihuana duarante las últimas dos décadas o más.

“El uso en el lenguaje (en inglés) de la palabra vape y los términos relacionados han mostrado un aumento marcado en el año 2014 dice el director editorial Judy Pearsall. “El vaping se ha generalizado.”
El Diccionario Oxford traza el primer uso de la palabra a un artículo de 1983 sobre el vapor de nicotina.
El término “pluma vape” (vaporizador de bolsillo o personal) es claramente un producto de la marihuana, en comparación con el e-cigarro. Sin embargo, es cierto que vaping ahora es común entre los usuarios de tabaco. Incluso hay una revista llamada Vape enteramente dedicada a los productos relacionados con la nicotina.
Vaporizar marihuana fue escrito o se describió por primera por  el Dr. LungLife en varios artículos cuando mostraba cómo construir un vaporizador de estilo látigo publicado en las ediciones de 1989 de la revista High Times.

0 391 vistas

Los vaporizadores de precisión y el futuro de la investigación del cannabis

Cuando nos fijamos en los diferentes cannabinoides y en sus puntos de ebullición, sin duda, podemos hacer algunas predicciones aproximadas sobre las influencias sistemáticas de un vaporizador en la naturaleza de una subida. Por ejemplo, las temperaturas superiores a 185º C (365º F), producirán más CBN, que se conoce por producir un efecto más sedante, de confusión. Una subida generada con un vaporizador siempre dependerá, en gran medida, no sólo de una determinada variedad y su perfil de cannabinoides y de terpenos, sino también de la temperatura exacta a la que se utiliza. Los vaporizadores de precisión, como el Volcano, en manos de un usuario experto, nos ayudarán a responder muchas preguntas y a que, de hecho, se nos ocurran otras nuevas sobre cómo un vaporizador puede repercutir en la subida

0001218312_230x230_jpg000
La nuez moscada contiene el terpeno miristicina

A los aficionados y “cerebritos” de la subida puede parecerles una empresa inútil. Pero responder a estas preguntas ayudará a millones de usuarios a utilizar el potencial de la marihuana de una manera más significativa y estimulante. Muchas personas usan la subida producida por la marihuana para recordar mejor los acontecimientos pasados ​​hace tiempo, para trabajar de manera creativa, para encontrar nuevos patrones en la música o el arte, para apreciar mejor la naturaleza, estar en contacto con sus sentimientos, y tener un mejor acceso introspectivo a sí mismos, para mejorar su comprensión empática de los demás, para hacer el amor, para generar un gran cambio de ideas, y vivir y crecer personalmente.[1] Muchos de esos usuarios se encuentran en un viaje, explorando un mundo nuevo, y el uso de marihuana puede ser de vital importancia para sus vidas, y las vidas de todos los que les rodean. Se beneficiarán enormemente al avanzar en la comprensión de cómo los diferentes cannabinoides, terpenos y flavonoides afectan a una subida.

Naturalmente, los pacientes medicinales también se beneficiarán, inmensamente, de esta evolución. Para ellos, otras preguntas juegan un papel más importante: ¿a qué temperatura debo vaporizar qué variedad para conseguir las mejores propiedades analgésicas mientras que sigo siendo funcional a nivel mental? ¿A qué temperatura debo vaporizar mi variedad para conseguir aliviar bien mi dolor neuropático sin agotarme a lo largo del día?

Los vaporizadores de precisión son magníficas herramientas para la investigación de las propiedades psicoactivas de los diferentes cannabinoides y terpenos, que sin duda, están dando sus primeros pasos en lo que respecta a entender estas sustancias y su potencial psicoactivo.

Terpenos y Flavonoides

Muchas plantas (y algunos insectos) producen terpenoides por toda una variedad de razones. Cuando los animales los ingieren, los terpenos pueden tener efectos antioxidantes, analgésicos, antimicrobianos, anticancerígenos, como relajante muscular, antidepresivos, contra la ansiedad, sedantes, y psicoactivos de diversas maneras, además de muchos otros efectos. Las plantas tienen que defenderse de las plagas y de los animales herbívoros, pero algunas también dependen de los animales:

“Muchas plantas que dependen de los animales para dispersar sus semillas deben limitar la alimentación en lugar de matar al animal directamente, ya que podría perder un portador de semillas valioso. Los lípidos (…) realizan esta función. Los lípidos más interesantes son los terpenos, que tienen un sabor aromático fuerte. Por ejemplo, la miristicina, que se encuentra en la nuez moscada y muchas otras especias, evita que los animales aderecen su dieta demasiado con esas plantas. Si se toma en cantidades suficientes, la miristicina causa mareos y pérdida de coordinación motora.”[2]

Como los diferentes cannabinoides, terpenos y flavonoides han sido desarrollados por las plantas por muchas razones, por lo tanto, pueden utilizarse para una amplia gama de usos médicos, e influyen de diversas maneras en la mente y en la cognición. Resulta evidente que además del perfil de cannabinoides, el perfil distintivo de terpenos de una determinada variedad contribuye de forma importante, y define la naturaleza de la subida procedente de esa variedad. Los puntos de ebullición de los terpenoides (después de la fase de secado y curado, los terpenos se convierten en terpenoides) también se distribuyen en una amplia gama de temperaturas. El mirceno, el terpeno más frecuentemente encontrado en la marihuana, que presenta matices[3] aromáticos a clavo, terrosos, cítricos, a mango y menta, se evapora a entre 166-168ºC (331-334º F) y se dice que es analgésico, antibiótico y antiinflamatorio. El D-limoneno se evapora a 177º C (351º F) y tiene toques cítricos, a romero, enebro y menta. Además, es antibacteriano, repele a los depredadores y se encuentra en muchas cáscaras de diferentes frutas y flores. También funciona como anticancerígeno y antidepresivo. El terpinol 945, que tiene propiedades sedantes, sólo se evapora a 217-218º C (423-424º F) y tiene toques de lila, cítricos, manzana y lima. El flavonoide apigenina se evapora a 178º C, y se cree que tiene propiedades ansiolíticas y antiinflamatorias.

Esta breve lista ya ilustra que nosotros no solo tenemos que analizar decenas de cannabinoides, sino también toda una variedad de terpenos, flavonoides, además de cada uno de sus puntos de ebullición correspondientes, si queremos entender las subidas características procedentes de diferentes variedades vaporizadas a una cierta temperatura.

980px-Flavan_acsv-250x156
El flavano, la estructura química básica de los flavonoides

Además, los vaporizadores no queman los terpenos y, por lo tanto, pueden realzar su potencial aromático completo. No sólo conseguirás una subida diferente a la del cannabis quemado debido a que obtienes un perfil de cannabinoides, de terpenos, y de flavonoides más conveniente, casi sin toxinas. Tu subida se verá afectada positivamente por una experiencia aromática sensual característica. Cuando te bebes un whisky de 30 años Port Ellen, tu consciencia no sólo se ve afectada por el alcohol de la bebida. La compleja experiencia aromática abre tu mente, te hace sentirte sensible, y te permite emprender un viaje sensual. Los usuarios de los vaporizadores pueden conseguir más de este componente de aficionado, sobre todo cuando vaporizan la marihuana a temperaturas más bajas.

Conclusiones

Los vaporizadores de precisión ofrecen nuevas dimensiones en la exploración del potencial del cannabis para generar estados alterados de la conciencia. La subida producida por la marihuana es el resultado del efecto de decenas de cannabinoides, terpenos y flavonoides, cada uno de ellos con un punto de ebullición diferente, y por lo tanto, se vaporizan a temperaturas diferentes. Muchas de las generalizaciones sobre la subida originada al vaporizar que se pueden encontrar en los foros son, probablemente, erróneas. Otras, como la afirmación de que la subida generada al vaporizar proporciona una experiencia mucho “más limpia”, menos confusa y de menor sedación, tienen sentido no sólo por los numerosos usuarios que comparten esta opinión, sino también sobre la base de lo que sabemos hasta ahora sobre las propiedades psicoactivas de algunos cannabinoides, terpenos y sus diferentes puntos de ebullición.

En los próximos años, nuestro conocimiento sobre el papel psicoactivo de los diferentes cannabinoides y terpenos aumentará rápidamente. Ya se conocen muchas de las respuestas a las preguntas procedentes, sobre todo, de los dispensarios médicos de los EE.UU. y sus pacientes. Espero que muchos consumidores creativos estén pronto en mejores condiciones para tener acceso a una marihuana de una calidad mucho mayor, y para disfrutar de sus efectos en los vaporizadores de precisión. Tanto sus comentarios, como los de los pacientes de marihuana medicinal y la de los profesionales médicos, serán fundamentales para la investigación del potencial de la marihuana. Y no hay duda de que los vaporizadores desempeñarán un papel fundamental en este viaje, un viaje que, en esencia, ayudará a millones de consumidores de marihuana en el futuro a generar estados alterados de la conciencia que resultan muy positivos.

Los koalas australianos saben cuales son sus plantas favoritas. Solamente comen unos tipos concretos de eucalipto. Algunos de los aceites aromáticos del eucalipto van desde el interior de su cuerpo hasta sus pieles para protegerlos contra los ectoparásitos, mientras que otros aceites “disminuyen la presión arterial, bajan la temperatura del cuerpo, y relajan sus músculos.”[4] Por lo general, con este fin, se comen las hojas maduras en los climas cálidos, pero en los climas fríos, se comen los más jóvenes que contienen felandreno, una sustancia que aumenta la temperatura del cuerpo. Tal vez es hora de que los consumidores de marihuana sigamos su ejemplo y conozcamos mejor nuestro cannabis.

Notas a pié de página

(1)Compara Lester Grinspoon (ed.) (2014), marijuana-uses.com.
(2)Ronald K. Siegel (1989, 2005), Intoxication, The Universal Drive For Mind Altering Substances p.29.
(3)Josh Vogeler (2014), Terpenes and Terpenoids in Cannabis, http://terpenes.weebly.com.

[4] Ronald K. Siegel, (1989/2005) “The Universal Drive for Mind Altering Substances“, Park Street Press, Rochester, Vermont, p. 43.

Por Sebastián Marincolo  Fuente 

0 704 vistas
cannabis vulcano

¿Qué caracteriza a una subida producida por la vaporización del cannabis? ¿Qué diferencia hay entre una subida generada con un vaporizador y una subida producida al fumar un porro o en pipa? ¿En qué se diferencian los diferentes vaporizadores, que hay en el mercado, en cuanto a la subida que producen? ¿Qué importancia tiene el ajuste de la temperatura en lo que respecta a la calidad y a la naturaleza de la subida generada al vaporizar?

Una subida más limpia

volcano-plenty-vaporizer-250x398
El vaporizador de precisión “Plenty” de Storz&Bickel

Existe un gran debate en torno a estas, y otras, cuestiones relacionadas con la subida producida al consumir cannabis con un vaporizador. Después de leer diferentes conversaciones y discusiones al respecto en Internet, en una serie de sitios web dedicados al cannabis, diría que hay, por lo menos, una cosa en la que casi todos los usuarios del vaporizador están de acuerdo: la subida generada por el vaporizador es mucho “más limpia” que la subida producida al fumar cannabis, ya sea con una pipa de agua, pipa, o en un porro con tabaco. A partir de mis propias experiencias y de los informes de muchos otros usuarios, una subida “limpia” es una subida que te deja más activo y operativo a nivel cognitivo. Se producen menos interrupciones de memoria a corto plazo, no se pierde el hilo tan a menudo cuando se habla de un tema concreto, uno se siente menos desorientado y confundido. Presumiblemente, una de las razones es la ausencia de varias toxinas, que de otra manera se crean con la combustión del cannabis a altas temperaturas. Si el cannabis se calienta a más de 200º C (392º F), se producen algunas sustancias no deseadas:

“(…) se encuentran cantidades detectables de benceno en la neblina del vapor. El benceno contribuye a dejarte tirado en el sofá (…)

Pero la nitidez de la subida producida al vaporizar, en comparación con las subidas producidas cuando se quema el cannabis, no sólo se explica por la ausencia de algunas toxinas. Una planta de cannabis contiene alrededor de 80 cannabinoides. Además contiene más de 120 terpenos y más de 20 flavonoides, que son los responsables no sólo del aroma característico de una variedad, sino que también influyen de forma importante en la subida. Si queremos entender mejor la naturaleza de las subidas generadas con el vaporizador, primero tenemos que echar un vistazo a los diferentes puntos de ebullición de algunos de los cannabinoides pertinentes. El THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), conocido porque te proporciona una subida más cerebral, enérgica, que se sube a la cabeza, se evapora a 157ºC (314,6º F). El CBN (cannabinol, el resultado de la degradación por oxidación) que es sedante y genera una subida que produce una sensación de confusión y desorientación, se evapora a 185º C (365º F). El CDB (cannabidiol), actualmente famoso por su valor médico para diversos fines (como ansiolítico, analgésico, antipsicótico, antiespasmódico, etc.) se evapora a entre 160-180º C. El cannabinoide THCV (tetrahidrocannabivarina), conocido por actuar como un euforizante, además de ser analgésico, se evapora a 220º C (428º F). Para ser breve, voy a dejar las cosas así… pero sabemos que hay otros cannabinoides que influyen en la subida.

Ahora, dado que los vaporizadores se pueden ajustar a diferentes temperaturas, que van desde un mínimo de 130º C a 200º C, e incluso más altas, debería quedar claro que pueden producir una variedad de subidas, sensiblemente diferentes, a distintas temperaturas. Muchos usuarios, con experiencia, de vaporizadores están de acuerdo con la siguiente afirmación de Steve Davis sobre que las temperaturas más bajas al vaporizar te proporcionan una subida más cerebral, edificante, que aporta más euforia:

“(…) cuando tienes un vaporizador de precisión, puedes ajustar la temperatura por lo que sólo produce THC. La magia consiste en que el THC se evapora después de alcanzar unos 305 grados Fahrenheit, pero otros cannabinoides no se vaporizan (y no llegarán a los pulmones) a menos que ajustes el vaporizador a unos 380-415 grados Fahrenheit. Así que no importa qué variedad de marihuana tengas, si sólo quieres experimentar con los efectos del THC, acota la temperatura entre 305-320º F. Así sólo vaporizas el THC, y evitas el CBD y el CBN por completo”.[2]

La tecnología de los vaporizadores y las experiencias de los usuarios

Fíjate en la importante matización que hace Davis, habla de “vaporizadores de precisión”. Si queremos evaluar los informes de las experiencias con vaporizadores, tenemos que analizar, con mucha atención, qué tipo de vaporizador se ha utilizado para generar una subida. Markus Storz, el inventor del vaporizador alemán Volcano, probablemente el vaporizador más preciso del mundo, me explicó en una entrevista personal:

“Los vaporizadores que sólo calientan la cámara, pero no calientan el aire entrante a la temperatura de vaporización, no pueden calentar el material vegetal a una temperatura constante.”

Muchos de los informes sobre las experiencias de usuarios con vaporizadores, que incorporan una tecnología de calentamiento inferior, deben manejarse con cuidado. Aunque la mayoría de los vaporizadores, supuestamente, proporcionan una subida mucho mejor y más limpia que la procedente de un porro o una pipa, aquellos que utilizan los múltiples vaporizadores de calidad inferior no pueden controlar la temperatura con precisión, así que realmente no se pueden unir a un debate adulto sobre las diferencias en una subida procedente de una cierta variedad producida con un vaporizador a 160° C (320° F) o a 180º C (356º F).

1024px-Unrolled_joint-250x155Y hay otros factores que debemos tener en cuenta a la hora de evaluar los informes personales sobre la subida producida al vaporizar en los usuarios. Muchos de los usuarios han fumado porros durante mucho tiempo, antes de usar vaporizadores, y en su mayoría han consumido cannabis de mala calidad, procedente del mercado negro y mezclado con el tabaco de cigarrillos baratos. Tienden a equiparar la subida “real” con los efectos producidos por la combustión del cannabis de poca calidad junto con el tabaco nocivo, que por lo general te hacen sentir más inquieto, desorientado, sedado, y te juegan malas pasadas con la memoria a corto plazo. Al principio, estos usuarios suelen sentirse decepcionados con la subida obtenida al vaporizar cannabis puro, porque echan de menos algún efecto concreto de los que produce la nicotina del tabaco, o porque realmente lo que buscan es sólo un efecto “de incapacitación mental” que ayuda a tranquilizarse y a olvidar las tensiones del día. He hablado con muchos usuarios que me han dicho que lo que buscan, realmente, es un estado mental en el que, simplemente, obtienen un efecto físico de relajación corporal junto con una subida en la que su mente quede inutilizada, que juega con su memoria a corto plazo, de forma que puedan aliviar su estrés diario, mental y físicamente. Una subida más limpia procedente de un vaporizador de precisión fijado a una temperatura más baja, por lo general, no les proporciona eso. Muchos de los usuarios ni siquiera reconocen el estado alterado de conciencia procedente de un vaporizador como una verdadera subida, porque no están acostumbrados a ser tan funcionales a nivel cognitivo.

Cuando nos fijamos en los debates sobre la subida generada con el vaporizador en diferentes foros de Internet, también debemos tener en cuenta que muchos usuarios consiguen su cannabis en el mercado negro y, por lo tanto, a menudo no saben exactamente qué variedad están comprando, en qué condiciones se ha producido y almacenado, y cuál es el perfil de cannabinoides de su material. En resumen, entonces, muchos de los informes anecdóticos sobre las subidas del vaporizador y generalizaciones sobre cómo usar un vaporizador afecta a la subida, de forma sistemática, deben examinarse con detenimiento y son, supuestamente, erróneas. Muchas de estas opiniones se basan en los consumidores que utilizan marihuana de mala calidad con vaporizadores que, realmente, no permiten un control preciso de la temperatura, y muchos es estos informes están influenciados por los prejuicios de los usuarios, ya que son fumadores de marihuana. Esto también explica los numerosos informes contradictorios de los usuarios. Por lo tanto, en la segunda parte, vamos a echar un vistazo, más detenidamente, a un enfoque que nos permita investigar mejor las subidas producidas al vaporizar en el futuro y llegar a conclusiones valiosas sobre los diversos efectos de los numerosos cannabinoides, terpenos y flavonoides que contiene el cannabis.

Notas a pié de página

Alexander Martin (2012), “Tailoring Your High: Compounds in Cannabis, Properties and Boiling Points”, http://www.weedist.com/2012/07/tailoring-high-compounds-in-cannabis-properties-boiling-points/
Steve Davis (2014) “Marihuana Vaporizer: Your Way to Incredible New Marihuana Highs“, http://bigbudsmag.com/grow/article/Marihuana-vaporizers-thc-cbd-cbn-vaping

Por Sebastián Marincolo   Fuente 

0 3.215 vistas

Por lo general el CBD se toma por vía oral en forma de concentrado a base de cannabis o extractos. Sin embargo, en comparación con fumar o vaporización, la ingestión de los cannabinoides por vía oral plantea una serie de inconvenientes, incluyendo la absorción inconsistente y su efecto retardado.

La vaporización se considera una alternativa más saludable al fumar, y muchos consumidores de cannabis están empezando a cambiar a este sistema. Por desgracia, la mayor parte la investigación con vaporizadores se ha centrado sólo con el THC. De hecho, hasta ahora, ningún estudio se ha realizado sobre la vaporización del CBD.

El primer estudio para investigar el proceso de vaporización del CBD fue publicado el 16 de octubre por un equipo de la Universidad de Wollongong en Australia. En general, se mostró que el CBD puede ser vaporizado usando dispositivos convencionales de cannabis. Uno de los modelos más populares, el vaporizador Volcano , fue elegido para el estudio.

El equipo realizó experimentos utilizando combinaciones de THC purificado y CBD, con el fin de determinar la mejor manera de administrar CBD a través del vaporizador. Esto es lo que encontraron:

Temperatura
El CBD comienza a evaporarse a una temperatura de alrededor a 200 ° C (392 ° F), similar al THC, por lo que es posible liberar el CBD como un gas sin quemar la materia de la planta.
En el estudio, la vaporización a 230 ° C (446 ° F) parecía liberar más CBD que vaporizando a 210 ° C (410 ° F).

Tasa de Conversión
A dosis más bajas (4-8 mg), se vaporizó tanto como el 97% de CBD. Sin embargo, la tasa de conversión se redujo significativamente a medida que la dosis aumenta. En 200 mg, sólo el 40% del CBD se convertía en vapor.
Curiosamente, cuando se administran juntos, la dosis de CBD parece afectar a la tasa de conversión del THC. El promedio es del 55% de THC que se convierte en vapor.

Dosis
Los investigadores descubrieron que 200 mg es la dosis máxima de CBD que puede ser vaporizado de manera eficiente, con dosis más altas se produce un efecto de saturación.
Sin embargo, el punto de saturación del CBD parece estar relacionada con el vaporizador y su eficiencia de calentamiento, lo que significa que diferentes vaporizadores pueden permitir dosis mayores o menores que se vaporizan a la vez. Fuente

3 12.530 vistas

 

Muchos consumidores de cannabis prefieren vaporizar sobre otros métodos de ingestión como porros o bongs y un nuevo estudio ayuda a explicar el por qué.

El mes pasado, Whoopi Goldberg escribió sobre su clara preferencia por su vaporizador portátil en una columna para The Cannabist . “Esto son más ligeros, compactos y portátiles”, escribió la actriz. “Con estos “vapor”, usted tiene más control sobre la cantidad de THC que ingiere.”

Al igual que Goldberg, los fumadores de marihuana en todo el mundo están cambiando de manera constante l uso de estos vaporizadores. Se defiende la reducción de daños y beneficios para la salud por de la inhalación de cannabis en forma de vapor en vez de humo.

El investigador australiano PhD. John Malouff, dispuso a medir las ventajas y desventajas de la vaporización para los consumidores de cannabis. El estudio, denominado “Experiencias de Usuarios Marijuana-vaporizador ‘ , fue publicado este mes y siguió a 96 individuos que comenzaron a usar vaporizadores por su propia iniciativa.

En última instancia, los participantes en el estudio informaron de los aspectos más positivos que negativos sobre el uso de vaporizadores. Al describir sus experiencias, los participantes del estudio identificaron cuatro ventajas consistentes para el uso de un vaporizador sobre otros formas de consumo.

Las ventajas incluían:

  • Beneficios percibidos para la salud,”sentían más limpios los pulmones” y “no tosían tanto además de evitar el alquitrán”
  • Mejor sabor, o como uno de los encuestados afirmó “sabor limpio”
  • Sin olor a humo / más discreto
  • Más efectos por la misma cantidad de marihuana

Los inconvenientes más comunes fueron:

  • Inconvenientes y dificultades en el uso, incluyendo el mantenimiento y limpieza
  • Retraso causado por puesta a punto del vaporizador

El Dr. Malouff y su equipo también descubrió un beneficio más bien único por usar un vaporizador, no mezcla casi nadie el cannabis con tabaco en el vaporizador.

“Le pedimos a los participantes si combinan el tabaco con marihuana en el vaporizador. Sólo 2 de los 96 indicaron que lo hacían”, escribió. “[15] de los encuestados indicaron que cuando fumaban marihuana la mezclaban con el tabaco. La diferencia fue estadísticamente significativa “.

En total, 84 de los 96 participantes en el estudio informaron de que estaban satisfechos o muy satisfechos con su experiencia con el vaporizador y el 97,9% dijo que tenían la intención de continuar vaporizando el cannabis.

Esta preferencia por la vaporización del cannabis se refleja en su creciente popularidad entre los usuarios de marihuana. Un mercado en expansión que se esfuerza en satisfacer esta necesidad, ofreciendo todo tipo de vaporizadores desechables de bajo costo por  los modelos de escritorio de gama alta que tienen un coste sobre $ 500 – $ 700. A medida que la legalización sea una realidad en muchos lugares alrededor del mundo, esta demanda es probable que continúe creciendo. Publicado el articulo en LeafSciencie.

“Si los vaporizadores se vuelven más comunes y la competencia entre los fabricantes se incrementa, el vaporizador puede llegar a ser más barato y más cómodo de usar, lo que llevaría a un mayor uso”, concluye el estudio. “Los resultados indican que los vaporizadores son dignos de investigación experimental.”