Etiquetas Posts etiquetados con "Venezuela"

Etiqueta: Venezuela

por -
1 1.123 vistas

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, dijo hoy que le parece ‘audaz’ e ‘innovadora’ la legislación que aprobó el martes el Parlamento de Uruguay, que legaliza la producción y venta de la marihuana y sus derivados.

‘Consideramos que es una experiencia inédita y vamos a evaluar el desarrollo de la aplicación de esta nueva legislación audaz, innovadora, que ha desarrollado la República Oriental de Uruguay’, dijo Jaua a periodistas.

El canciller también señaló que el Gobierno de Venezuela respeta la decisión ‘soberana del Parlamento uruguayo y del Gobierno uruguayo’.

El Parlamento de Uruguay aprobó el Proyecto de Ley sobre Control y Regulación de la Marihuana y sus Derivados, que legaliza la producción y venta de la droga, cuyo consumo ya es legal en el país, y crea un órgano estatal para controlar el sector.

El proyecto, impulsado por el Gobierno del presidente de Uruguay, José Mujica, establece el control y la regulación por parte del Estado de la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo de la marihuana y sus derivados’.

El mandatario ha señalado en varias oportunidades que el objetivo de su proyecto es ‘arrebatar el tráfico de drogas’ al narcotráfico como forma de garantizar la salud de los uruguayos.

Por el lado de la represión, ‘la lucha contra el tráfico de drogas está perdida a nivel mundial’ y por ello ‘buscamos alternativas’, afirmó Mujica, de 78 años y quien, según dijo, nunca probó la marihuana.

Fuente Radio Caracol

por -
2 1.561 vistas

Venezuela.- Dos de los aspirantes no rechazaron de plano el planteamiento: uno considera que la violencia la genera el narcotráfico y no el consumo; otro propuso una consulta nacional

La legalización del consumo de algunos tipos de droga es un debate que tiene años activo en muchos países. En México, por ejemplo, se ha planteado como una posible solución a la violencia que genera el narcotráfico. Otros países del continente lo han eludido.

Como todo tema sensible, la propuesta tiene defensores y detractores. En 1993, un grupo de intelectuales, entre los que se encontraba Gabriel García Márquez, firmó el Manifiesto de Legalización de las Drogas. El texto, entre otros aspectos, dice: “La prohibición ha hecho más atractivo y fructífero el negocio de estupefacientes, y fomenta la criminalidad y la corrupción a todos los niveles”.

Entre los que la rechazan se encuentran países y personas.

Estados Unidos nunca ha estado de acuerdo y tampoco el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, cuya política fue la de mano dura contra el narcotráfico.

Los diversos argumentos a favor y en contra buscan demostrar qué hace más daño: el que el consumo legal le haría a los individuos y el que el narcotráfico le hace a la sociedad por la corrupción, la violencia y la impunidad que origina.

El equipo de Nación de El Nacional entrevistó a los precandidatos presidenciales para conocer su opinión sobre el planteamiento. Cinco de ellos respondieron. María Corina Machado no adelantó su posición porque considera que es un tema que debe argumentar de forma extensa.

De los cinco precandidatos, tres lo rechazaron y dos consideran que el tema tiene que debatirse. Uno de ellos propuso una consulta nacional y el otro opina que la discusión sea con todos los países de la región porque la decisión no puede darse en una sola nación, debido a que es el tráfico de drogas y no su consumo lo que genera más violencia y que por esa razón, debe ser una debate internacional.

 Leopoldo López

Considera que legalizar el consumo de algunas drogas es un asunto que debe conversarse en el ámbito continental porque no se lograría ningún avance si se permite el consumo en un país mientras se prohíbe en otro. Explicó que es el tráfico y no su consumo lo que genera más violencia. “Hay dos corrientes: continuar con mano dura o aplicar una política de legalización gradual que dependerá del tipo de droga. En cualquier caso, la discusión se tiene que activar y se debe minimizar el impacto”, expresó.

López ha sido abierto y progresista en sus ideas.

 Henrique Capriles Radonski

El gobernador de Miranda fue directo al manifestar que no está de acuerdo con legitimar estupefacientes: “Soy un defensor de la vida y las drogas acaban con los seres humanos. Tenemos un país con grandes carencias, especialmente las educativas, y no quisiera ver cómo nuestra juventud se perdería con la legalización. Lo que los jóvenes necesitan son oportunidades para progresar y las drogas son un obstáculo. Las que son utilizadas con fines recreacionales suponen un importante riesgo de adicción, violencia y deterioro social”, dijo.

 Pablo Pérez

 El gobernador del estado Zulia rechazó la propuesta de legalizar el consumo de algunas drogas en pequeñas cantidades. “Mi experiencia como gobernante me señala que todo lo relativo a ese mundo es un tema de Estado, en el cual entramos en delitos, inclusive, de lesa humanidad. Me está preguntando sobre una materia en la que la corrupción y la ausencia del Estado es una realidad en Venezuela. Como se trata de una realidad compleja y retadora, en caso de convertirme en Presidente dela Repúblicavoy a abordar este problema de manera integral”, enfatizó.

 Diego Arria

 El ex embajador ante la ONU dijo que este asunto debe dirimirse en una consulta nacional. “Yo he visto tanta gente que comienza a consumirlas y termina destruida. Nunca las he usado porque me dan miedo los efectos que pueden causar; la situación puede salirse de control tanto para las personas como para la sociedad. Ahora habría que ver las penas, porque si a alguien le encuentran una cucharada de marihuana le dan 10 años de presidio, quizás merecería una pena menor.

Venezuela es el único país en el que los delitos relacionados con drogas se consideran de lesa humanidad”, señaló.

 Pablo Medina

 El precandidato presidencial se declaró en contra de la despenalización del consumo de drogas. “Soy enemigo del narcotráfico y del consumo. Un gobierno mío no sería laxo en ese aspecto tan delicado para la nación”. Rehusó hacer comparaciones entre la legalización del alcohol y una eventual permisividad en la tenencia de narcóticos, ni siquiera en cantidades para consumo personal. “No estoy de acuerdo. A mi juicio, no es igual el alcohol o el cigarrillo que la droga porque los efectos de esta última son mortales, además tiene unos efectos sociales profundos”, puntualizó.

 Fuente ElNacional

por -
2 3.922 vistas

Comenzamos una causa en el facebook: hay que impulsar la legalización de la marihuana . Creo que es importante impulsar entre los ciudadanos la opinión de que es mejor legalizar —lo que implica poner reglas, normar, normalizar, y no simplemente liberalizar, aunque mucho de liberal tendría la medida— que mantener una prohibición sólo útil para aumentar los recursos de los delincuentes y las organizaciones mafiosas dedicadas al narcotráfico.

Es en este momento, cuando la política gubernamental de combate al crimen organizado está a punto de comprometerse con una serie de metas con los Estados Unidos a cambio de los 500 millones de dólares que le van a enviar en equipo militar, policial y en asesores, cuando el Estado mexicano está a punto de invertir siete mil millones de dólares en una guerra perdida, cuando es importante decir que nada se podrá contra los criminales mientras tengan dineros provenientes del mercado negro. La cantidad de recursos que se maneja en el mercado ilegal de las drogas es lo suficientemente alta como para sostener la guerra contra el Estado. En un país con la desigualdad de éste, el ejército de reserva de los narcotraficantes es suficientemente grande como para mantener la operación frente a unos agentes del Estado corruptibles, incluso con mejor nivel técnico, más armamento y asesores gringos.

Además, existe una forma muchísimo más racional de manejar el problema de las adicciones y los costos sociales y familiares de las adicciones: que el Estado regule el mercado, de manera que desaparezcan los incentivos para enganchar a los niños y jóvenes. Un mercado de drogas normado por el Estado, con monopolios específicos de algunas drogas —las duras, por ejemplo— y con liberalización regulada de la marihuana le quitaría completamente los incentivos a las organizaciones criminales dedicadas al mercado negro.

Es cierto, como comentaba Gabriel Zaid en su artículo en Contenido de hace un mes o algo así, que la ventaja competitiva de las organizaciones mafiosas es en los mercados clandestinos en general y no en el de las drogas. Precisamente por eso es necesario reducir al máximo los mercados clandestinos: hay que reconocerlos y regularlos. Pero como Zaid es un idólatra del libre mercado no puede pensar en mercados fuertemente regulados por el Estado como soluciones eficientes a los problemas de la cooperación social.

En el caso de las drogas es evidente que en lugar de gastar siete mil millones de dólares en una guerra perdida, se les podría ganar a los carteles (así, sin acento) legalizando y tomando el Estado en sus manos el mercado. Además de todo, podría obtener recursos importantes de las cargas impositivas que le pusiera a las drogas. El dinero ahorrado y el recaudado se podrían invertir en educación, información y prevención de las adicciones y también se podrían invertir en la mejora del clima de convivencia en las ciudades, en más actividades recreativas y culturales para los jóvenes.

Es perfectamente posible comenzar con la marihuana. No voy a hacer aquí una más de las apologías de la marihuana que se pueden encontrar en internet. Es evidente que se trata de una droga injustamente satanizada, cuando en cambio es legal el alcohol violento y asesino, culpable de la inmensa mayoría de los accidentes mortales de tráfico, y el tabaco, adictivo hasta la desesperación e indudablemente mortal, droga inútil, nada divertida y efímeramente placentera.

El tabaco atrapa a casi todos los que lo consumen y a una buena parte los mata. El alcohol también atrapa y destruye. No a todos, pero a muchos de los que lo usan. Y mata alrededor de donde se consume, ni siquiera sólo a los que se lo beben. Y la prohibición ha demostrado su absoluto fracaso ahí donde se ha impuesto. En el caso del alcohol en Estados Unidos, doce años fueron suficientes para permitir la acumulación originaria de muchas de las mafias que todavía operan en otros rubros de los mercados clandestinos. Cuando Roosvelt acabó con el despropósito puritano, el paso se dio de la prohibición a la liberación absoluta, con la creación de un mercado multimillonario que ha abusado de la publicidad, aún más que las tabacaleras, ahora culpabilizadas.

La política que se está siguiendo con el tabaco es una opción más racional. Se está restringiendo el espacio público para fumar y se está eliminando la publicidad, sin prohibir ni la venta ni el consumo. Ese es un caso de regulación extrema del mercado de un producto adictivo, dañino para la salud y con consecuencias sociales, pero a nadie se le ocurriría el desatino de prohibir completamente el tabaco. El mercado negro surgiría de inmediato y las ganancias del crimen organizado se multiplicarían.

La marihuana es mucho menos dañina. Nadie se ha muerto por sobredosis de THC, hay formas de consumirla que evitan la combustión y los efectos de ésta en los pulmones, y es mucho menos adictiva. Los marihuanas no suelen agredir al prójimo, como sí lo hacen los borrachos, y si bien es cierto que son un peligro al volante, no lo son más que los beodos convertidos en campeones de fórmula uno. Frente a unos y otros la actitud del Estado debe ser la misma: cero tolerancia a la conducción ebrio o marihuana. Pero si no conducen y si no se meten con el prójimo, entonces tanto los borrachos como los marihuanas deberían ser objeto del absoluto respeto por parte de los demás.

Hay una ruta posible para impulsar la legalización de la marihuana en México ahora. Si se suman voces ciudadanas a favor de una ruta inteligente en tres etapas. La primera buscaría eliminar la criminalización de los consumidores de marihuana. Se trataría de fijar cantidades de posesión para el consumo personal como legales —tres gramos parece lo sensato— y de fijar sólo penas informativas para los consumidores. En un segundo momento hay que impulsar la legalización del uso médico de la cannabis, suficientemente documentado, y la tercera etapa sería impulsar la legalización del cáñamo para uso industrial, con lo que muchos agricultores podrían transformar sus plantíos destinados a la marihuana en plantíos rentables de cáñamo especializado en la fibra o en la celulosa, sin contenidos significativos de THC.

En éste, como en otros asuntos, es indispensable la acción de los ciudadanos que creemos que es posible encontrar mejores soluciones a los problemas de convivencia con base en la acción eficaz de un Estado laico que fundamenta sus posiciones en criterios científicos y no visiones morales particulares.

La de la marihuana es una causa ilustrada. Conozco muchos intelectuales, artistas e incluso políticos que fuman marihuana habitualmente y no son ni criminales ni monstruos a los que hay que someter. Incluso la inmensa mayoría de ellos tampoco son adictos necesitados de un programa de rehabilitación y los que lo requerirían lo necesitan más por el alcohol que por su consumo inmoderado de mota. Es hora de que salgamos a defender una causa que nos involucra, sin hipocresía y sin moralismos idiotas

Fuente 10000 personas que apoyan la legalizacion de la marihuana en VENEZUELA

 

por -
8 1.098 vistas

chavesEl Gobierno de Venezuela ha decidido prohibir la emisión en las televisiones del país de la popular serie estadounidense ‘Padre de Familia’. A juicio del Ministerio de Justicia, que el año pasado ya prohibió a la familia Simpson su aparición en la pequeña pantalla, la serie de animación incita al consumo de marihuana.

Tras la prohibición de la serie ‘Padre de Familia’ (‘Family Guy’, por su título en inglés) las televisiones venezolanas que la emitan se arriesgan a una multa, según informaciones de la ‘BBC’ recogidas por Europa Press, o, en su defecto, a la obligación de ‘acciones de reparación’.

padre de familiaEl ministro de Justicia, Tareck El Aissami, explicó que la serie de animación, considerada por algunos como una serie de culto, incita al consumo de marihuana a sus telespectadores. El Aissami se refería así a un capítulo recientemente emitido en Venezuela en el que Brian, el perro de la familia, hace campaña para legalizar esta droga. Si las cadenas de televisión se niegan a retirar la serie de su parrilla serán multadas, afirmó el ministro de Justicia, que el año pasado ya aplicó la misma medida con otra popular serie estadounidense, aunque con algo más de solera, ‘Los Simpson’.

El Gobierno de Hugo Chávez consideró que la serie de la familia amarilla no era apropiada para los niños porque se saltaba la regulación televisiva que prohíbe los mensajes “que van contra la educación de niños, niñas y adolescentes”.Televen, una de las cadenas venezolanas, se enfrentó a una sanción económica por emitir la serie en horario infantil, aunque pudo evitarla suprimiendo la serie de la parrilla y sustituyéndola por ‘Los vigilantes de la playa’ y emitiendo películas ‘de servicio público’ como ‘acción de reparación’.

Fuente  Minuto59

por -
2 183 vistas

        Las operadoras de cable en Venezuela serán sancionadas si no acatan la orden de dejar de retransmitir la serie animada estadounidense “Family Guy”, a la que el gobierno del presidente Hugo Chávez acusa de defender el consumo y la legalización de la marihuana, se informó el jueves.

 

En “Family Guy”, que viene de ser la primera serie de animación en aspirar al premio Emmy a la mejor comedia desde “The Flintstones” (Los Picapiedra), “se hace una supuesta parodia y lo que hay es un mensaje abierto a la incitación al consumo de drogas y la legalización de la marihuana”, dijo el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami.

 

“No solamente se va a prohibir (su emisión), se va a sancionar a quien lo transmita. Se está evaluando para actuar de acuerdo con la ley de responsabilidad en radio y televisión”, declaró el ministro en la Isla de Margarita donde el fin de semana se realiza la cumbre que reúne a líderes de África y Suramérica, informó AP.

 

“Tiene que haber alguien que responda por esa basura que transmite un canal de televisión. Todas las cableras que transmitan esos contenidos van a ser sancionadas de acuerdo a la ley”, insistió.

 

Chávez considera que los venezolanos se han corrompido por los valores capitalistas estadounidenses y necesitan un nuevo código moral humanista.

 

La serie animada para adultos -que es transmitida en América Latina por el canal FX, del grupo televisivo Fox- suele hacer referencias al consumo de drogas. Brian, un perro que habla y camina en dos patas, pese a su condición de mascota de la familia Griffin, en varios capítulos se le ve consumiendo cannabis y son frecuentes sus comentarios liberales a favor de que se legalice la marihuana.

 

“Nosotros hemos dicho que eso”, la supuesta defensa del consumo de la marihuana y los llamados a su legalización, “puede ser normal en la cultura norteamericana, (pero) ese tipo de propaganda es la que ha arrastrado a un tercio de su población al consumo de drogas”, acotó.

 

El anuncio coincide con la inminente aprobación de una regulación especial sobre los productores nacionales asociados de las televisoras por suscripción, con lo que algunas de las empresas internacionales por cable que funcionan en el país quedarán sujetas a las leyes locales que regulan el sector de telecomunicaciones.

 

“Nosotros hemos dicho que el contenido de los mensajes que vienen por cable también debe ser regulado porque no puede ser que se nos bombardee con tanta basura mediática”, destacó El Aissami.

 

El organismo regulador del sector de las comunicaciones sancionó el año pasado a una televisora local de señal abierta por transmitir la serie animada estadounidense “Los Simpson” en un horario que por ley debe estar dedicado a programas que pueden ser vistos por niños y adolescentes sin la supervisión de adultos.

 

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), de acuerdo a declaraciones públicas de miembros de su directorio, consideró entonces aplicar sanciones que iban desde una multa millonaria hasta el cierre temporal.

 

Finalmente, Conatel sancionó a la televisora con la cesión de espacio al gobierno para la transmisión de mensajes culturales y educativos.

Fuente Eluniversal

 Que fuerte, y además ¿tienen que ceder espacio televisivo al gobierno venezolano?