ESTRUCTURA FOCO Y TABLA DE CARENCIAS

Tema en 'Cultivo Interior' comenzado por BLASTICK, 18 de Noviembre de 2002.

Comparte esta página

  1. BLASTICK

    BLASTICK Recien Llegado

    Alguien tiene una idea de con que coño me puedo hacer una estructura regulable en altura pa mi foco y reflector? Es que paso de hacer de carpintero pero ke no veas :lol: ... ejejje

    Y otra cosa, ónde puedo encontrar una buena TABLA DE CARENCIAS .A poder ser con fotos y to...

    Gracias :fumador1: :fumador1: :fumador1: :fumador1: :fumador1: :fumador1: :fumador1:
  2. pepa

    pepa Recien Llegado

    ola te mando una tabla de carencias que encontre el otro dia en internet

    Archivos adjuntos:

  3. WollDamm

    WollDamm Recien Llegado

    Hola BLASTICK, cuando es hora de "currar" a todos nos pasa lo mismo, pero ya que te decides creo que lo mejor es montarlo bien desde un buen principio, y si tienes que montar una estructura como dices lo mejor que puedes hacer es poner unos tensores y de ahi colgar el papel reflectante a modo de paredes y arriba pones una madera para el foco (conste que esta idea no es mia si no de un forero), de esta manera no tienes que hacer de carpintero, si buscas un poco encrontraras fotos y graficos sobre este tema.
    Si quieres mas informacion mandame un privado y te cuento como lo estoy montando yo.
  4. pedrodro

    pedrodro Recien Llegado

    automatico

    ola guenas
    os mando el sistema ke tengo para subir y bajar el foco con motor electrico de un cierre de un escaparate,ajustado a mis necesidades
    es una maravilla subir y bajar la pesada protype ke tengo con un solo dedo
    salud

    Archivos adjuntos:

  5. 7b

    7b Recien Llegado

    Ok

    ahora vas y lo cascas......je,je,je felicidades ,......
  6. 7b

    7b Recien Llegado

    info de carencia de magnesio....

    Iremos dando mas info sobre otras carencias.....


    DEFICIENCIA DE MAGNESIO

    LAS CAUSAS QUE ORIGINAN LA CARENCIA DE MAGNESIO
    La alimentación de Mg2+ puede ser insuficiente en algunos casos, dando lugar a posibles carencias o subcarencias, especialmente cuando inciden uno o varios de los factores siguientes:
    ? Pobreza del suelo en magnesio intercambiable, sobre todo en suelos ligeros, ácidos, lavados y/o con escaso complejo coloidal de cambio capaz de retener este elemento secundario.
    ? Condiciones climáticas. La carencia se manifiesta en años húmedos o después de fuertes precipitaciones, particularmente al final del verano en regadío (exceso de humedad, asfixia radicular). También, el estrés hídrico favorece la aplicación de síntomas de deficiencia de Mg2+.
    ? Aptitud insuficiente para extraer el magnesio por determinados patrones o portainjertos en cultivos leñosos (p.e., en vid los portainjertos 44-53 y 504.
    ? Cultivos sensibles o grandes consumidores de Mg2+, tales como, entre otros: frutales (principalmente, manzano), cítricos, vid, maíz, tabaco y hortalizas.
    ? Praderas explotadas intensivamente o que reciben grandes dosis de purín o de potasa.
    ? Suelos cultivados intensivamente durante mucho tiempo: monocultivo, abundante fertilización potásica, encalados excesivos e inadecuado manejo del riego.
    ? Contenido de magnesio en las aguas inferiores a los 2 meq/l. Los niveles mínimos que deberán tener las aguas de riego estarán entre 3,0 y 3,3 meq/l. En las aguas de conductividad eléctrica entre 0,4 y 1,0 dS/m, el magnesio oscila entre 3,0 y 4,0 meq/l, por encima del nivel mínimo. Las conductividades eléctricas del agua de riego superiores a 1 dS/m contienen niveles de magnesio del orden de 6 meq/l.
    El magnesio del suelo se pierde por las causas siguientes:
    ? Extracciones de las cosechas. Los frutales (especialmente, el manzano), las hortalizas y las leguminosas hacen mayores extracciones que los cereales de invierno y las praderas. Estas extracciones pueden ser, como valor medio, del orden de 15 a 50 kg/ha anualmente de MgO. Considerando las exportaciones, las cifras varían entre 24 y 85 kg/ha y año de MgO.
    ? El lavado anual. Representa una pérdida de 15 a 60 kg de MgO por hectárea y año, con niveles considerablemente más altos en los suelos filtrantes, ácidos o lavados. El Mg2+ es muy poco retenido por el complejo absorbente, moviéndose fácilmente en el suelo.
    ? Globalmente, las pérdidas del suelo en magnesio puede representar la cantidad de 65 a 100 kg/ha y año de MgO.
    El suministro de magnesio al suelo se efectúa por:
    ? El estiércol, cuya riqueza en Mg2+ indica aproximadamente la riqueza en este elemento del suelo: 1-4 kg/t de estiércol fresco de MgO.
    ? Los residuos de las cosechas, muy variables: pajas, hojas y coronas, restos de poda, etc.
    ? Abonos o productos que contienen magnesio (ver: Los abonos magnésicos y sus propiedades).
    ? Enmiendas magnésicas obtenidas a partir de las calizas dolimíticas .
    ? Las lluvías, de 4 a 5 kg/ha de MgO.
    ? El agua suministrada por el riego. Las aguas de baja salinidad no suelen llegar a tener un contenido que llegue al mínimo de 3,0 a 4,0 meq/l. Las aguas de riego con conductividades eléctricas superiores a 1 dS/m suelen contener niveles de magnesio de hasta 6 meq/l.
    En suelos ácidos, existe una clara competencia entre el magnesio y los iones H+ y Fe3+. Se ha podido comprobar como, en un suelo rico en aluminio intercambiable, una aporte de sulfato de magnesio aumenta poco el Mg2+ intercambiable, mientras que combinando con un encalado produce un aumento sensible de este elemento capaz de hacer desaparecer los síntomas de carencia; es muy posible que, con el encalado, se mejore la retención del magnesio en posiciones de intercambio (al igual que el potasio) y se reduzcan las pérdidas por arrastre en profundidad.
    Sin embargo, la interacción más importante la ejerce el catión monovalente K+, fácilmente absorbido por las plantas; pudiendo ser objeto de consumo de lujo, el potasio bloquea la absorción de Mg2+ con su consecuencia negativa sobre los rendimientos, la calidad y la composición de las producciones vegetales. Igualmente, existe el antagonismo inverso: un exceso de magnesio en la solución del suelo favorece la aparición de síntomas de carencia de potasio, sólo posible en suelos geológicamente muy ricos en magnesio. Los efectos negativos de la interacción K/Mg son tanto mayores cuanto menor sea la disponibilidad de Mg2+ intercambiable en el suelo y estos sean ácidos.
    Como referencia general, un suelo ?ideal? deberá tener una relación K2O (mg)/ MgO (mg) igual a 1,175, es decir K (meq)/Mg (meq) = 0,5 y K (mg)/MgO (mg) igual a 1,625. No obstante, algunos autores consideran que la relación deseable deberá ser función del contenido porcentual de arcilla en la textura del suelo o de la capacidad de intercambio catiónica (CIC) del complejo arcillo-húmico
    Según estudios realizados con cultivos forzados, en base al extracto saturado, se debe mantener una relación K (meq/l)/Mg(meq/l) comprendida entre 0,25 y 0,50. Relaciones superiores a 0,60 pueden inducir la carencia de magnesio, por un exceso de potasio.
    El sodio se comporta como el potasio frente al magnesio. Sin embargo, son más temibles los excesos de sodio frente al calcio, pudiendo inducir problemas de ?blosson-end rot? en pimiento, tomate y berenjena. En los cultivos hortícolas de hoja (p.e., col china y lechuga), puede afectar a la absorción de calcio originar ?tip burn?.
    El calcio, cuando se encuentra en exceso en el suelo, puede frenar la absorción de magnesio por parte de la planta, aunque más débilmente que el sodio y el potasio. En consecuencia, es preciso prestar atención al encalado, principalmente en suelos pobres de magnesio. Los niveles de calcio en el suelo variarán en función del cultivo, de las condiciones ambientales: luz, temperatura y humedad relativa, y de los niveles de salinidad del suelo. En cultivos forzados, con valores de extracto saturado (meq/l), el valor idóneo de la relación Ca/Mg se encuentra entre 1,2 y 1,5; valores superiores a 3,0 pueden afectar gravemente al magnesio, apareciendo problemas de carencia.
    Los abonos amoniacales parecen aumentar la carencia de magnesio, debido al aporte de nitrógeno en forma amoniacal. Por el contrario, el nitrógeno nítrico palia dicha carencia. En suelos ácidos, donde los procesos de humificación y nitrificación son de baja intensidad, la concentración del ión amonio puede ser muy alta, como consecuencia de los aportes de materia orgánica, en inducir la carencia de Mg2+, principalmente en suelos mal provistos de este elemento. En estas circunstancias, los abonos nítricos deberán reemplazar a los amoniacales. Desde resultados experimentales contrastados, también, se ha observado que el anión (sulfato o carbonato) que acompaña al ión amonio aportado tiene una influencia decisiva sobre el devenir del magnesio (extracción, lixiviación). En particular, la acidificación provocada por la forma sulfato, en suelo ácido, se traduce en una carencia de magnesio, incluso con aportes de Mg2+.
    Estas interacciones y antagonismos conducen, por lo general, a desequilibrios fisiológicos nutricionales que se manifiestan en los órganos de las plantas que se analizan. Es muy interesante conocer las relaciones e índices que pongan de manifiesto los equilibrios fisiológicos óptimos; suelen poseer mayor valor de diagnóstico que los datos de concentración dados por los análisis foliares y/o de los peciolos, al ser poco dependiente de las condiciones climáticas y de la época del ciclo en que se toman las muestras. La suma K(%) + Ca(%) + Mg(%) proporciona conocimiento acerca de la fertilidad del cultivo, mientras que las relaciones K(%)/Mg(%) y K(%)/Ca(%)+Mg(%) delatan fenómenos de antagonismo (ver tabla adjunta) se recogen los valores óptimos de estos índices para diferentes cultivos leñosos. Los porcentajes de nutrientes K, Ca y Mg en las respectivas sumas suelen permanecer prácticamente constantes durante todo el otoño y, junto con el índice de vegetación, constituyen buenas referencias de
    equilibrios o desequilibrios nutricionales se muestran valores óptimos de ambos índices para diferentes cultivos herbáceos y leñosos
    Un saludo.
CBD Crew Feminized | Grow Shop | Dinafem | Semillas de marihuana | Semillas autoflorecientes | Semillas feminizadas | Sensi Seeds