Inicia EEUU era de magnates de la marihuana

Inicia EEUU era de magnates de la marihuana

por -
0 3.277 vistas
Paul Stanford

EEUU da en 3 años 900 millones de dólares para combatir producción del enervante en México

Estados Unidos ha destinado 900 millones de dólares, a través dela Iniciativa Mérida, para impulsar la guerra de México contra la producción y tráfico de drogas, que ha cobrado más de 50 mil vidas. A la vez, en su país hay un mercado legal y próspero de la marihuana que, incluso, ya generó a su propio magnate.

Se trata de Paul Stanford, un hombre que gusta de vestirse como ejecutivo y fotografiarse entre los frondosos plantíos de marihuana que produce, como orgulloso lo haría cualquier dueño de un viñedo. Sus ingresos declarados entre 2009 y 2010 son de 10 millones de dólares.

A sus 50 años, Stanford ha acaparado un mercado en pleno auge, que podría incrementarse a niveles inimaginables, dependiendo del avance de la legalización de la marihuana con fines medicinales en Estados Unidos, país con mayor número de consumidores de marihuana en el mundo, con 15 millones de adictos.

Y es que, a través de su fundación, “Hemp & Cannabis” (cáñamo y cannabis), ha instalado clínicas y consultorios en 20 ciudades de los seis estados de Estados Unidos, que legalizaron la marihuana con fines medicinales, y su plan de expansión es instalarse donde la ley lo permita.

Diarios y agencias de noticias en Estados Unidos, como AP, le han dedicado amplíos reportajes donde señalan que en 13 años, “Stanford salió de un abismo de deuda para caer en el tibio regazo de una comunidad que apoyó al uso medicinal de la marihuana”.

Sus detractores, sin embargo, cuestionan su labor que inició desde la década de los 80, pues advierten que Stanford más que buscar la rehabilitación de los pacientes, usa la ley para la venta de la droga con fines comerciales.

Es decir, lo ponen a nivel de cualquier narcotraficante buscado por los gobiernos de México o Estados Unidos, que de ser detenido podría ser sentenciado en México a pasar hasta 40 años en una prisión de máxima seguridad.

Los críticos destacan que en Oregon, en el oeste de Estados Unidos y donde el voto de 600 mil personas permitió en 1998 el uso medicinal de la marihuana, el 99 por ciento de las personas que solicitan la hierba con fines medicinales pasan por alguna de las clínicas de Stanford, quien les proporciona no sólo la receta, sino también el “medicamento”.

Ello debido a que, además de tener licencia para recetar la hierba con fines medicinales, es uno de los más “talentosos” productores, que ha ganado primeros lugares en concursos del cultivo de la marihuana medicinal en Estados Unidos. Él produce las variantes de las especie tales como Viuda Negra (white widow), AK-47 y Tos de Fresa (Strawberry Cough).

“En Oregon, Hawaii, Michigan y otros tres estados donde es legal, cobra una pequeña suma por ayudar a los interesados en comprar marihuana legal, a acceder a doctores que aprueban su uso. Llegan como clientes y se van, en su mayoría, como pacientes con diagnóstico de dolor severo”, de acuerdo con un reportaje la agencia de noticias The Associated Press (AP).

Y aunque Stanford ha tenido cuentas pendientes con la justicia, el gobierno del Estados Unidos lo ha buscado por fraude o falta en el pago de impuestos, pero no por el cultivo de la marihuana, como sí ocurre con decenas de mexicanos a quienes se les vincula con los cárteles de la droga que operan en ambos países.

A estos últimos se les persigue por su participación “desproporcionada” en el cultivo ilegal de marihuana, dijo hace unos días Gil Kerlikowske, zar antidrogas de Estados Unidos.

David Ferrell, director de investigaciones del Servicio Forestal estadounidense, advirtió que en los últimos cinco años, el 80 por ciento de las personas arrestadas en plantaciones ilegales de marihuana son mexicanos indocumentados.

En tanto, la senadora demócrata Dianne Feinstein aseguró que miembros deLa Familia Michoacanahan contactado a personas sin antecedentes criminales para que obtenga licencias para cultivar marihuana para uso médico en California.

“Posteriormente, la droga sería enviada a otros estados del occidente como Oregon, Washington y Nevada”, dijo la senadora. Cuando menos en Oregon, Stanford vende la marihuana en forma legal.

Ahí es también la cabeza del movimiento pro-cannabis y en 2012 impulsará una propuesta legislativa denominada “Acto para el Gravamen del Cannabis (marihuana)”, la cual busca liberar por completo la compra venta de marihuana en ese estado.

Stanford tiene una base de apoyo en miles de personas que apoyan su propuesta y que, según AP, “probablemente se dieron su primer toque legal saliendo de una de las clínicas de este hombre”.

Paralelo a ello, autoridades de México y Estados Unidos, han advertido que para los cárteles de la droga mexicanos, la venta de marihuana, aunque tiene desventajas de producción y transporte a Estados Unidos, sobre todo por ser voluminosa, es aún base importante de sus ingresos ilegales que representan el 60 por ciento.

“(La marihuana) tiende a ser la gallina de los huevos de oro para las organizaciones”, dijo recientemente David T. Johnson, subsecretario de Estado para asuntos internacionales de narcóticos y policía de Estados Unidos, en una visita reciente a México.

Para el Departamento de Estado de Estados Unidos, los grupos criminales mexicanos han formado redes, en ambos lados de la frontera, para el tráfico de la marihuana y su venta en múltiples ciudades estadounidenses.

Según sus cálculos, las zonas de cultivo de marihuana en México crecieron de cuatro mil 99 hectáreas, en el2001 a 11 mil 999 hectáreas, en 2009, periodo en el que la erradicación disminuyó a la mitad.

Además de que la producción de la hierba aumentó un 35 por ciento, “al pasar de ocho mil900 hectáreas en 2008 a 12 mil hectáreas en septiembre de 2009, el nivel más alto desde1992”, advierte en su informe de 2010 sobre las drogas.

 

Fuente LaRazon.com.mx

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 8 vistas
Las dos plantas se llaman cannabis sativa, tanto la marihuana como el cáñamo, aunque una de ellas es psicoactiva y la otra no lo es

0 51 vistas
El asambleísta republicano Michael Patrick Carroll, conservador de la cámara baja, introdujo una medida que trataría la marihuana como el tabaco,

0 74 vistas
Unos investigadores utilizaron el cáñamo para representar como podrían haber movido las estatuas de la Isla de Pascua

0 203 vistas
El derecho a la salud, cuando hablamos de drogas, dista mucho de cumplirse en el mundo en el que vivimos, y el ámbito del cannabis no es excepción