Injertando marihuana

Injertando marihuana

por -
0 3.221 vistas

gardens-22 (1)Por Miguel Gimeno.- Un método de propagación vegetativa poco utilizado en Cannabicultura es la del injerto, que aunque a priori pueda parecer que carezca de interés para el cannabicultor, si analizamos en profundidad las posibilidades que nos ofrece no hay que desecharlo, si no todo lo contrario, explotar esta técnica en busca de las mejoras que nos pueda ofrecer.

Injertar cualquier especie vegetal consiste en tomar parte de dicha variedad y añadirla a un pie de una variedad tolerante (=portainjertos o patrón), para que se produzca la conexión vascular de sus tejidos y así aprovechar la adaptabilidad del pie al medio de cultivo en pro de facilitar a la variedad injertada un desarrollo mas vigoroso.

Hasta aquí podemos considerar que no nos aporta ningún beneficio y prescindir del injerto, pero hay otro beneficio que se puede obtener además de la mejora de la adaptabilidad y es el de poder cultivar en un solo pie más de una variedad, o sea, practicar más de un injerto en un mismo pie. El beneficio resulta claro para cultivos de plantas madre donde se hace mucho menos trabajoso el proceso a la par de reducirse la zona de cultivo, y además para aquellos cannabicultores sibaritas que les gusta cultivar diversas variedades, ya que así pueden ampliar el abanico de matices y sabores de su bodega cannábica.

Un factor interesante y que todavía está por experimentar es la posibilidad de injertar cannabis en otras especies vegetales diferentes. El injerto es posible entre especies similares que presenten tejidos compatibles que faciliten la conexión vascular. Esto sería interesante investigarlo, puesto que podríamos encontrar sistemas radiculares que presenten mayor facilidad para extraer agua y nutrientes del subsuelo por muy pobre o tóxico que este fuera, consiguiendo una adaptabilidad a un medio que sería imposible de realizar, a menos que se hiciera un proceso selectivo muy largo y minucioso.

Cuántos de vosotros no ha visto brotar un planta de cannabis en su jardín de modo espontáneo, sin saber con exactitud de qué planta puede proceder esa semilla ni tan siquiera la calidad que pueda tener. Lo mismo ocurre con machos declarados, ¿porqué arrancar esas plantas si las podemos reutilizar?. Podemos reutilizar los pies como patrones de injerto, e injertarles una variedad de sexo femenino asegurado y de calidad contrastada.

En jardinería hay diversos tipos de injertos, pero de cuantos he hecho el método que no falla es del “injerto por yemas” o “injerto lateral”. Consiste en quitar una “yema” o una pequeña rama lateral del tallo principal de la variedad deseada con un trozo de piel del propio tallo, luego al pie le quitamos otra yema y hacemos un corte en la piel del tallo en cuyo interior le introduciremos la piel del injerto y sellaremos con film, precinto o un plástico similar. Después sólo queda esperar y cuando notemos que la ramita injertada comienza a crecer de nuevo, retiramos el plástico y o bien podemos podar el resto de ramas del pie, o si hemos hecho más injertos en el mismo pie, dejar sólo las ramas injertadas y eliminar el resto de ramas que no han sido injertadas.

Por Miguel Gimeno

 

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 8 vistas
Una petición electrónica para que Taiwan tenga otra tratamiento legal con la marihuana medicinal calentó la red

0 95 vistas
Un estudio en el Reino Unido examina el consumo de la marihuana en todo el mundo y por qué debería legalizarse en la islas Britanicas

0 208 vistas
Las mismas variedades de marihuana que disfrutaba cuando estaba vivo serán etiquetadas oficialmente con su marca Gonzo

0 548 vistas
¿Qué considerar en tu instalación básica de cultivo de interior? Lee nuestros consejos aquí y cosecha la mejor medicina. Decidir pasar del cultivo en exterior...