Italia recurre al Ejército para cultivar marihuana a bajo costo

Italia recurre al Ejército para cultivar marihuana a bajo costo

por -
1 489 vistas

En 2015, en un complejo militar en Florencia cultivarán cannabis para el sistema de salud de Italia, para dar marihuana legal y accesible a pacientes enfermos. Desde Holanda cuesta 38 euros por gramo en farmacias italianas, contra 5 euros ilegal en la calle.

Italia legalizó la marihuana para uso médico el año pasado, pero los altos costos de comprarla en las farmacias han implicado que muy pocas personas logren acceder a la droga. Por ello, el Gobierno buscó una solución: que el Ejército cultive.

Desde el próximo año, un laboratorio de alta seguridad en un complejo militar en Florencia cultivará cannabis para el sistema de salud de Italia, en un experimento que el Gobierno dice brindará marihuana segura, legal y accesible a pacientes enfermos.

Esto le permitirá al Gobierno bajar el precio para los consumidores, que ahora deben pagar hasta 10 veces más en una farmacia por marihuana importada oficialmente desde Holanda de lo que pagarían en la calle con un traficante local.

Se espera que las autoridades regionales de salud ofrezcan la droga a pacientes a bajo precio o gratis, lo que ayudaría a acabar con los traficantes vinculados a la mafia.

Pero resta ver si grandes cantidades de personas se anotan en el sistema debido a factores culturales en un país católico con un estigma histórico contra las drogas.

A unos 60 kilómetros de Venecia, Gianpaolo Grassi, el principal experto en cannabis del país, está intentando cultivar la planta de marihuana perfecta en su granja de 70 hectáreas para investigación, el único lugar del país autorizado para plantar al aire libre la droga con más de un 0.2% del químico psicoactivo THC (tetrahidrocannabinol).

Su variedad, que también crece bajo techo a la luz de potentes lámparas y detrás de puertas blindadas, serían cultivadas en el laboratorio militar de Florencia, que ya produce las llamadas “drogas huérfanas” para tratar enfermedades raras.

El potente olor de las flores llena el aire en la granja de Grassi. Una cerca con alambre de púas rodea el campo plagado de cámaras de video a lo largo del perímetro. El sofisticado sistema fue instalado hace unos años para evitar que entraran los ladrones que asaltaban la granja y rompían las paredes de los invernaderos para robar las plantas. “Todos jóvenes”, dijo el científico riendo.

Hasta la década de 1960, esto era el territorio del cáñamo, donde se cultivó por siglos una variedad del cannabis usada para fabricar cuerdas, ropa y papel.

El investigador de 57 años recuerda con cariño los campos de cáñamo de su juventud. Más tarde como científico se sintió fascinado con la versatilidad de la planta.

Desde el 2002, Grassi ha experimentado con unas 330 cepas diferentes de cannabis de grado médico, que por siglos fue usado para tratar dolor y enfermedades hasta que fue prohibido en la mayor parte del mundo en el Siglo XX.

Por ahora, el plan para el Ejército aún está definido como un “proyecto piloto” y los detalles de quién calificará para el tratamiento deben decidirse.

Las autoridades italianas han dejado muy en claro que no planean seguir los pasos de Estados Unidos, donde luego de las leyes sobre marihuana como tratamiento médico se aprobó la legalización en algunos estados también para uso recreativo.

Italia quiere asegurarse que “curar a las personas enfermas no se convierta en una excusa para extender el uso de la sustancia”, dijo el senador Carlo Giovanardi, un activista católico a “una sociedad de zombies”.

MARIHUANA GRATIS

Debido a la burocracia para obtener un permiso de importación, asegurar la pureza y supervisar la venta, el cannabis legal desde Holanda cuesta unos 38 euros por gramo en las farmacias italianas, contra un mínimo de 5 euros por marihuana ilegal en la calle.

Incluso con una prescripción médica, el Estado no cubre el costo, que puede llegar a los 1.000 euros por mes para un paciente típico. Como resultado, cuando se aprobó el uso de marihuana con fines médicos el año pasado, solo algunas decenas de personas empezaron a utilizar el sistema.

La ministra de Salud Beatrice Lorenzin dijo que eso cambiaría cuando comience la producción militar. El Ejército debería poder producir marihuana de alto nivel por menos de la mitad del costo de importarla, lo que permitiría al Gobierno ofrecerla a los pacientes a precios subsidiados.

Hasta el momento, casi la mitad de las 20 regiones italianas han prometido suministrar marihuana gratis con fines medicinales.

No existen estimaciones oficiales de cuántas personas utilizarían la marihuana médica en Italia cuando sea gratis, o lo suficientemente barata para competir con la droga ilegal. Si todos los que pudieran beneficiarse utilizaran el sistema, el número sería de millones, según Grassi.

Sin embargo, algunos no están tan seguros de que el estigma de consumir una droga se haya pasado.

Francesco Crestani, anestesista y presidente de la Asociación de Cannabis Terapéutico de Italia, proyecta que las personas que se adherirán al sistema serán algunos miles, debido a la cautela dentro de la comunidad médica y porque la marihuana es generalmente prescripta cuando el paciente no responde a otras medicinas.

El uso médico de la marihuana es una idea polémica en un país donde la Iglesia Católica tiene una poderosa influencia y predica contra las drogas. Apenas en los últimos años, por ejemplo, los médicos se animaron a recetar opiáceos, e Italia aún usa menos medicamentos basados en opiáceos que otros países europeos.

Las leyes contra la marihuana en Italia son severas. Vender o cultivar es un crimen que puede llevar a prisión. El Papa Francisco se ha expresado en contra “todo tipo de uso de drogas”, incluso la marihuana.

SOLUCIÓN LÓGICA

Grassi dijo que poner la producción de marihuana bajo seguridad militar era una “solución lógica” al problema político. “Algunas decisiones políticas están atadas a la mentalidad católica del país (…) Esto (la solución en manos del ejército) hace que el cultivo de cannabis medicinal les parezca bien a todos”.

Su trabajo debería beneficiar a personas como la diseñadora de modas Elisa Bertero, de 36 años, que tiene una receta para tomar marihuana medicinal para aliviar su fibromialgia, un síndrome que causa dolor en articulaciones, músculos y tendones.

Bertero dijo que intentó muchos medicamentos para aliviar el dolor cuando comenzó la enfermedad cuatro años atrás. Nada funcionó.

Así que después de investigar en internet, probó el cannabis como “un experimento” y fue tan efectivo que nunca paró.

Pero Bertero dijo que luego se encontró con la resistencia de unos 10 médicos que no estaban dispuestos a recetar marihuana pese a que se convirtió en legal el año pasado. Al final acudió al anestesista Crestani, quien la examinó, escuchó su historia y le recetó cannabis.

“Por mucho tiempo lo tomaba todos los días. Era lo único que me permitía levantarme de la cama en las mañanas”, dijo Bertero. Ahora lo toma algunos días a la semana, haciendo té de marihuana en la mañana o inhalando el cannabis con un vaporizador en la tarde. Fuente Televisa

1 COMENTARIO

  1. Amigos de revista canamo, tenia pasajes para ir a la expoweed pero por un error de lan he perdido mis pasajes y dinero, mi intencion era asistir a la comferencia de rick simpson y comprar una buena semilla medicinal, ya que estoy en esta cruzada he fabricado mi propio aceite y lo he entregado gratuito a varias personas con distintas afecciones, por eso le solicito si pueden publicar la.conferencia de rick y que me recomienden una buena cepa medinal con un alto vbd

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 28 vistas
La legalización de la marihuana ha sido la única clara ganadora en las elecciones de 2016. Es hora de la vigilancia y del valor no de la paranoia y el derrotismo

0 58 vistas
Un nuevo producto que utiliza la nanotecnología como forma de entrega para el CBD está preparado para salir al mercado

0 101 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento

0 78 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis