La alta cocina con marihuana: platillos gourmet que hacen volar

La alta cocina con marihuana: platillos gourmet que hacen volar

por -
0 2.223 vistas

Probablemente has escuchado hablar de los panecillos mágicos o space cakes hechos a base de marihuana. Desafortunadamente para la gastronomía de vanguardia, o para los amantes de la psicodelia, la cocina con cannabis no ha dados grandes pasos, pues no va más allá de  galletas, cupcakes o brownies y variaciones de lo mismo. Nada hasta ahora distinto, ni en los dispensarios legales de mariguana de Estados Unidos o Amsterdam se vislumbran propuestas atractivas de la cocina con cannabis…

Sin embargo, existe una luz en el camino, tiene un nombre y se llama Laurent Quenioux. Nadie creería que un chef francés entrenado en Los Ángeles revolucionaría la manera de usar elcannabis en los platillos, enfocándose en resaltar y sublimar su sabor de planta, tratándolo como un ingrediente más que nos regala la naturaleza, dejando un poco de lado el asunto de los efectos psicodélicos. Y ¿por qué no? Si el cannabis no es tan diferente al epazote o al tomillo. En el artículo publicado en Scientific American, el chef explica que no busca promover el uso del cannabis, simplemente lo utiliza como un recurso más para sus platillos.                         “No pretendo discutir si el cannabis es bueno o malo para las personas. Pero como chef puedo asegurar que su perfil de sabor es único y debiera ser disfrutado por el paladar”, aseguró.

Stoned-FoodQuenioux describe el sabor del cannabis parecido a la resina de pino, con un toque de lima, aludiendo también a su parecido con otra resina denominada almáciga o mástique (producida por un árbol mediterráneo endémico de Grecia). Así, el chef decidió crear platillos que combinaran almáciga y cannabis, que por su perfil de sabores, forman un dúo delicioso, dando un toque singular a sus creaciones gastronómicas.

Hasta ahora el chef ha creado dos cenas completas a base de cannabis, que incluyen platillos en los que se usa toda la planta o solo unas partes (botón o tallo), usando técnicas como la infusión con diferentes aceites:

                  “No sólo agrego mariguana por aquí y por allá. Para que los platillos tengan un alto nivel gastronómico deben ser bien pensados, planeados y ejecutados”, afirma el francés.

El chef y su equipo han ido determinando poco a poco las proporciones de cannabis que deben usar en los platillos:

                  “Nosotros mismos probamos los platillos para dejar establecida la cantidad de cannabis que debe emplearse,  nos tomó alrededor de tres meses, y probamos los platillos tanto en personas delgadas como en personas más fornidas y musculosas. Buscamos que los comensales queden entusiastas y contentos, no de otra forma”, argumenta Quenioux.

Hasta ahora, Quenioux ha encontrado éxito con sus platillos avant garde, y ha preparado sus distintivas “cenas de cannabis” en ciudades como Seattle, Amsterdam y Los Ángeles.

Aunque su propuesta ha sido exitosa, Quenioux no quiere ser reconocido solo por el sello delcannabis, pues éste solo es un ingrediente más de sus platillos.

                    “Mi verdadera pasión es cocinar con ingredientes de alta calidad, haciendo uso de los productos específicos de cada región del mundo”.

Esperemos que los cálculos del chef y su equipo sean correctos, de lo contrario los comensales verán desfilar platillos voladores por los techos del lugar.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 3 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 33 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas

0 38 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento

0 49 vistas
Las probabilidades de mortalidad hospitalaria se redujo significativamente entre los usuarios de marihuana en comparación con los no usuarios en hospitalizados