La importancia del aire en el cultivo de interior

La importancia del aire en el cultivo de interior

por -
1 12.478 vistas

Un aire limpio, fresco y rico en oxigeno y co2 es esencial para obtener cultivos óptimos. Éste será uno de los parámetros determinantes que hagan inclinar la balanza de un lado o de otro. En interior, imitar al máximo la naturaleza nos dirá si hemos logrado cosechas abundantes y de calidad o, por el contrario, los resultados no son los que esperábamos.

El aire es la herramienta más barata que se gasta en el cultivo de interior y lamentablemente es a la que menos atención se le presta. Se compran extractores e intractores poco efectivos e inadecuados, y no se tiene en cuenta que dentro de un habitáculo limitado, tendremos un montón de plantas hambrientas de este elemento primordial.

Cuando no podamos hacer una inversión para adquirir todos los elementos de un cultivo de interior, la mejor opción es comprar un extractor de garantías para nuestro habitáculo , dejando la intracción  para más tarde. Luego, cuando podamos, compraremos un intractor adecuado, de esta forma evitaremos gastos innecesarios recordando que generalmente lo muy barato sale caro. Es preferible forzar una intracción pasiva con un buen extractor, el cual está renovando el aire consumido por las plantas, a tener un extractor e intractor inadecuados.

Antes de hacer la compra de los materiales de un cultivo interior, la primera premisa es ver como circulará el aire y en que proporciones debe hacerlo. Para un sistema adecuado de ventilación hay 3 factores que afectan a este movimiento:

-CIRCULACIÓN: En el ciclo diurno la marihuana es una devoradora de co2, y este elemento necesita ser renovado constantemente. Si no se hiciese, se crearía una zona de aire usado y sin co2. Esta situación de estrés  provoca que las plantas no crezcan correctamente. El aire cálido se quedaría en el techo, y el frío cerca del suelo. La solución es una correcta circulación de aire, la cual romperá esta barrera, mezclando ambas masas.

Colocar un ventilador giratorio nos ayudará a mezclar estas masas de aire siendo, además, el primer preventivo de plagas y hongos, ya que, con esta medida crearemos un clima hostil.  A  esporas y plagas les cuesta asentar y desarrollarse en estas condiciones microclimáticas. Pondremos el ventilador en el lado opuesto de la intracción, evitando así bolsas de aire caliente. De esta forma, el aire fresco se mezclara y distribuirá homogéneamente.

-VENTILACIÓN: Crear un flujo de aire lo más renovado posible, que extraiga el aire caliente e introduzca aire fresco y limpio en nuestro cuarto de cultivo, hará que nuestras plantas crezcan adecuadamente, si no conseguimos crear unas condiciones propicias de humedad, la planta no podrá transpirar correctamente y el crecimiento se ralentizará hasta, incluso, llegar a detenerlo. Una humedad alta nos hará vulnerables a los ataques de diversas enfermedades y plagas… Repito, por si aún no estamos convencidos de ello: la ventilación es tan importante como la luz, el agua y los abonos.

Los extractores se clasifican según los m3/hora que pueden mover. Este debería ser capaz de renovar el volumen del aire del cuarto de cultivo en menos de 5 minutos y así asegurarnos que todo el aire gastado y viciado se habrá evacuado por completo.

-ESTOMAS: Son pequeñas boquitas (poros microscópicos) que están en el envés de las hojas del cannabis, el flujo de oxigeno y dióxido de carbono está regulado por estos poros.

La cantidad de estomas en una planta va en proporción de lo grande que sea esta y, por consiguiente ,cuantos más estomas, la planta necesitará de más cantidad de aire fresco. También influirá el volumen de plantas que tengamos en nuestro cultivo.

Los estomas sucios no funcionan correctamente, restringiendo el flujo de aire. Estos se pueden taponar a consecuencia de la suciedad del aire contaminado. Al pulverizar las plantas, dejamos restos que embozan y taponan por completo los estomas. Una práctica que podemos poner en práctica en crecimiento y primeras semanas de floración es la siguiente: Después de aplicar una pulverización por carencias, prevenciones, plagas, etc. pulverizaremos y limpiaremos estos restos de residuo que hemos dejado en las hojas. Para ello, a los dos días de la pulverización, aplicaremos solamente agua e incidiremos en pulverizar bien el envés de la hoja y dejar estas boquitas bien limpias para que puedan devorar el máximo de aire limpio. Utilizar agua templada nos facilitará la limpieza de las mismas.

Como último consejo, cubriremos la entrada de la ventilación (intracción) con una malla fina o similar. Esta nos ayudará a dejar fuera los bichos indeseados. La rejilla tendrá que ser limpiada cada cierto tiempo para asegurarnos su eficacia. Hay cultivos donde esta rejilla fina no es limpiada correctamente, limitando mucho el correcto funcionamiento de los extractores.

Tengo que decir que he visto cultivos que simplemente optimizando la extracción y la intracción han aumentado considerablemente su cosecha tanto en calidad, por ausencia de plagas y hongos, como en producción.

 

Fuente Toni 13 – Doctorcannabico

1 COMENTARIO

  1. Una consulta en el cultivo de indoor tengo entendido que lo mejor es regar la planta cuando le toque su jornada de luz, pero para la renovacion de aire cuento con un extractor, sera conveniente la renovacion de aire en el mismo tiempo que la riego y se fuese asi cuanto tiempo estaria bien. Dimesiones indor 1.5m altura 50 ancho x 50 ancho

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 70 vistas
Las dos plantas se llaman cannabis sativa, tanto la marihuana como el cáñamo, aunque una de ellas es psicoactiva y la otra no lo es

0 70 vistas
El asambleísta republicano Michael Patrick Carroll, conservador de la cámara baja, introdujo una medida que trataría la marihuana como el tabaco,

0 98 vistas
Unos investigadores utilizaron el cáñamo para representar como podrían haber movido las estatuas de la Isla de Pascua

0 263 vistas
El derecho a la salud, cuando hablamos de drogas, dista mucho de cumplirse en el mundo en el que vivimos, y el ámbito del cannabis no es excepción