La industria del tabaco una vez ya tuvo grandes esperanzas en el...

La industria del tabaco una vez ya tuvo grandes esperanzas en el negocio de la marihuana ¿vuelve?

por -
4 4.376 vistas

 

Nixon estaba en la Casa Blanca , la “guerra contra las drogas” estaba en su apogeo, sin embargo, las grandes tabacaleras estaba estudiando en secreto la posibilidad de pasarse al cannabis.

Documentos recientemente descubiertos de las empresas tabacaleras archivos en UC San Francisco muestran que las principales empresas de la industria del cigarrillo investigadas pensaban unirse al negocio de la marihuana a finales de 1960 y principios de 1970.

Las empresas estaban conducidas entonces por el mismo cambio de actitud del público, y que ahora está empujando a la legalización de todo el país.

Una empresa incluso le preguntó a un funcionario federal antinarcóticos en secreto el investigar la marihuana por parte del gobierno.

“Pedimos que no haya publicidad de ningún tipo,”  escribió  uno de los vicepresidentes de Philip Morris a finales de 1969 a Milton Joffee, jefe de ciencias de la droga en la oficina de narcóticos del Departamento de Justicia. “Vamos a proporcionarle los resultados de manera confidencial y solicitaremos que no se identifique públicamente donde se ha hecho el trabajo.”

Joffee respondió que Philip Morris podría examinarlo en Food and Drug Administration de  su solicitud al gobierno. “No me siento en algún bar para mantener la confidencialidad que usted solicita”, escribió.

Los documentos, descubiertos por investigadores de la salud pública, se dieron a conocer el martes en el Milbank Trimestral , una revista política sanitaria. Ellos no sólo arrojan nueva luz sobre la época de Nixon, además aparecen cuando algunos analistas de Wall Street y defensores de la salud dicen que las compañías de tabaco pueden volver a estar considerando el creciente mercado de la marihuana legalizada.

“Los problemas de las empresas tabacaleras que exploraron todavía siguen hoy”, dijo Stanton Glantz, director del Centro para la Investigación sobre el Control del Tabaco y Educación la Universidad de California San Francisco . “En lo único que se equivocaron es que pensaron que la legalización iba a pasar mucho antes.”

La legalización parecía estar en el aire en la década de 1970, aunque Nixon firmemente se opuso a ella. Hizo caso omiso de la recomendación de una comisión presidencial en 1972 para despenalizar la posesión para uso personal.

11 estados hicieron precisamente éso entre el 1973 y 1977. Jimmy Carter fue elegido para la Casa Blanca en 1976 en una plataforma que incluía la despenalización de la marihuana. Las vistas cambiaron dramáticamente en la década de 1980, sin embargo, el presidente Reagan supervisó una dura represión que incluyó el encarcelamiento de miles de delincuentes no violentos.

Las empresas tabacaleras dicen que los documentos recién descubiertos ya no son relevantes.

“Nuestras empresas no tienen ninguna intención en vender productos de marihuana”, dijo David Sylvia, portavoz de Altria Group Inc., la compañía matriz de Philip Morris. “No hacemos nada relacionado con la marihuana en absoluto.”

Las negaciones de la compañía también fueron enfáticos en 1971, cuando Joseph Cullman, presidente de la junta directiva de Philip Morris, declaró que la marihuana no estaba nada en el radar de las empresas. Un manuscrito nota del presidente de la compañía en ese momento, George Weissman, sugiere lo contrario.

La colaboración con la marihuana de Philip Morris con el Departamento de Justicia, escribió, estamos destinado a explorar la “competencia potencial” y “un producto potencial.”

Otra nota de Philip Morris  ésta no firmada, expuso a los ejecutivos la justificación de la investigación sobre la marihuana.

“Estamos en el negocio de relajar a las personas que están tensas y proporcionarles una “camioneta” a las personas que están aburridas o deprimidas”, dijo. “La única amenaza real para nuestro negocio es que la sociedad vaya a encontrar otros medios para satisfacer esas necesidades.”

Funcionarios de la compañía dicen que no saben lo que finalmente llegó del proyecto, tampoco el personal del Departamento de Justicia o del Instituto Nacional de Abuso de Drogas. No hay archivos que se puedan encontrar en los Archivos Nacionales.

Pero el proyecto hizo temblar claramente a otras empresas tabacaleras.

Una nota interna de un ejecutivo de la Tobacco Co. estadounidense informó que su equipo sabía poer una “fuente fiable” de que a Philip Morris “se le había concedido un permiso especial para crecer, cultivar y hacer extractos de marihuana … y que Philip Morris instó al personal de la agencia estatal al secreto “.

Además en British American Tobacco, empresa de tabaco y segunda más grande del mundo, los documentos muestran el esfuerzo en una investigación confidencial etiquetada “Proyecto Pot” y que fue lanzado en Gran Bretaña.

Fuente CTNow

 

4 COMENTARIOS

  1. Las tabacaleras no se deben meter van a llenar de químicos a la Marihuana natural y la van a hacer adictiva y mortal para la salud y ahí se va todo a la m….. no se tienen que meter.Marihuana natural por siempre.

    Saludos desde Argentina

  2. Estaba yo en mis años mozos…. hace ya bastantes tiempo jajajaja en el instituto cuando al liarnos un petilla aun sacábamos la broma de “malporro”, que razón teníamos…..

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 17 vistas
Un nuevo producto que utiliza la nanotecnología como forma de entrega para el CBD está preparado para salir al mercado

0 40 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento

0 57 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 74 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto