La investigación genética explica la diferencia entre la marihuana y el cáñamo

La investigación genética explica la diferencia entre la marihuana y el cáñamo

por -
0 1.634 vistas

La investigación genética realizada en la Universidad de Minnesota publicada hace unos dias explica la diferencia entre el cáñamo y la marihuana ¿Cuál es su potencial psicoactivo? “El cannabis es una planta con una enorme importancia económica, pero la comprensión científica de ella sólo es parcial y superficial”, dice el científico en jefe del equipo de investigación.

Como parte de la prohibición del cannabis, la marihuana está etiquetada bajo la categoría de “drogas blandas” y por supuesto prohibido su cultivo. Partidarios de esta prohibición en ciertos países como EEUU argumentan que la guerra contra las drogas debe prohibir el cáñamo, ya que es la variedad de cannabis que tan todo sólo por casualidad no crea flores psicoactivas.

Según un nuevo estudio realizado estos meses en la Universidad de Minnesota, resulta que a pesar del hecho de que la marihuana y el cáñamo son diferentes clasificaciones de la planta del cannabis, son dos plantas genéticamente diferentes en su base por la presencia o ausencia de una secuencia genética específica.

La diferencia entre la marihuana cáñamo

El apodo o nombre de marihuana se le da a las plantas de cannabis que contienen porcentajes altos de THC , cuando sus flores son consumidas por los usuarios producen el efecto psicoactivo (el nombre también es válido para variedades con bajo porcentaje de THC).

El cáñamo, es el nombre que describe plantas de cannabis que genéticamente están programadas para centrarse en la producción de fibra interna masiva y CBD, y casi sin producir THC en absoluto .

Aparte de la diferencia general, las diferencias genéticas precisas entre las dos plantas ha sido hasta ahora un signo de interrogación y habían voces en la comunidad científica que afirmaban que no existían. El nuevo estudio, publicado hace unos días en la revista médica New Phytologist Trust , cambió el panorama.

“Hay una enorme cantidad de variedades domesticadas de cannabis, pero hay una diferencia significativa entre las concentraciones de ingredientes activos y la estructura fisiológica. El objetivo de nuestro estudio fue identificar las secuencias de ADN de la planta responsable de estos cambios”, dijo George Weiblen , principal biólogo vegetal en la Universidad, en una entrevista realizada con él.

casachula
George y equipo

En general, la investigación científica en el campo de cannabis es un tema delicado y el gobierno federal lo tiene muy controlado, y por lo tanto el número de laboratorios privados que están autorizados a participar en la investigación en el campo es extremadamente bajo.

A pesar de las dificultades, George Weiblen es uno de los pocos investigadores que recibieron aprobación federal para el estudio, junto con otro laboratorio que trabaja en la Universidad de Mississippi.

El estudio es una continuación de un estudio de 12 años realizado por George Weiblen con varios equipos diferentes. En contraste con estudios previos que han dado frutos significativos, el equipo de George Weiblen y logró poner el dedo en la lente del microscopio y en la secuencia genética que distingue entre las diferentes plantas de cannabis.

Potencial psicoactivo

Las secuencias de ADN encontradas durante el estudio proporciona pruebas concluyentes de que la diferencia entre la marihuana y el cáñamo es genética y tangible , y no es lo mismo, como se pensaba en los años 70 y que, por ejemplo, bajo la ley federal de EEUU están incluidas bajo la categoría de “sustancias prohibidas y controladas”, hoy en día.

Según el equipo científico, las principales diferencias genéticas entre las plantas radica en el potencial de psicoactividad. La existencia de una secuencia genética más en una planta de cannabis específica significa que la semilla de la planta está “diseñada” o “no pretende” contener ciertos niveles de THC y que es una característica genética y hereditaria.

El nuevo estudio se suma a los defensores del cáñamo, que argumentan que la aplicación de las leyes sobre drogas en la planta que no contiene ningún material psicoactivo constituye una discriminación. Esta investigación tiene implicaciones importantes para la regulación del cultivo de cannabis. En muchos países, todas las plantas de cannabis se clasifican como sustancias controladas, aunque la legislación en Europa, Canadá y los EE.UU. todavía distingue el cáñamo de la marihuana, en la definición de cáñamo contiene como mucho un  <0,3% de THCA . Actualmente en casi la mitad de los estados de Estados Unidos se permite el crecimiento de cáñamo para la industria dentro de una distinción legal entre la marihuana y el cáñamo.

George Weiblen al final de la entrevista, declara que “el cannabis es una planta con una enorme importancia económica, aunque científicamente se entiende sólo parcial y superficial. Con este estudio, se aumenta la evidencia genética irrefutable de que hay una diferencia sustancial entre las diferentes variedades de cannabis y no todo debería entrar en la categoría de los prohibidos “.

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 24 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 45 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto

0 31 vistas
Paraguay podría ser el próximo país de latino América en unirse al grupo de naciones que ya han despenalizado el cannabis medicinal

0 81 vistas
Los investigadores aseguran que están en condiciones de posicionar al Laboratorio como centro de producción de sustancias que sirvan para el control de calidad del aceite