La legalización de la marihuana en Colorado siguió el humo de Alaska

La legalización de la marihuana en Colorado siguió el humo de Alaska

por -
1 321 vistas
high-times-1st-anniversary-issue
Portada en 1975 de High Times

EEUU.- Cuando acabo el recuento final en la noche electoral norteamericana, cientos de miles de votantes de Colorado y Washington se regocijaron por la aprovación de sus respectivos proyectos de marihuana. En estos estados, el pueblo había hablado: legalizarlo. En medio de las celebraciones confusas, sin embargo, un reconocimiento brillaba por su ausencia. Alaska había legalizado la marihuana en realidad casi el primero.

Desde 1975, en Alaska ha habitado una aplicación especial de leyes en la que los consumidores de marihuana se habían labrado su propio conjunto de reglas. Algunos de ellas se mantienen, mientras que otras son el resultado desafortunado de repetidos intentos que no tienen autoridad legal alguna.

El caso especial de la marihuana en Alaska comenzó en 1975 , cuando se cuestionó la interpretación sobre el derecho de las personas a la intimidad como se define en los derechos en EE.UU. y las leyes de Alaska. En esencia, la Corte Suprema de Alaska dictaminó que está dentro del derecho de un individuo a poseer menos de cuatro onzas de marihuana o menos de 25 plantas en una domicilio privado (sin la interferencia de las fuerzas del orden estatales). Esto es similar al espíritu de la enmienda 64 aprobada en Colorado, aunque la comparación está enturbiada por la borrosa terminología legal.

Según NORML, Alaska “cuatro onzas o menos” no está clasificado como tipo de delito. En Colorado, la posesión de una onza para uso personal no lleva, por ley, pena alguna. En Colorado también se permite hasta seis plantas para el cultivo personal. La principal diferencia es que, en Colorado, los ciudadanos votaron a favor de esto. En Alaska, la ley fue decidida por el Tribunal Supremo del estado y las leyes se han dejado deliberadamente abiertas a la interpretación.

Hay otras diferencias específicas, en Colorado, una de las principales medidas de regulación estipula que sólo las personas mayores de 21 años se les permite poseer marihuana de cualquier tipo – curada o en cultivo. En Alaska, las personas necesitan sólo ser mayor de dieciocho años.

irwin-ravin-story
Irwin Ravin defensor de la marihuana

Por otra parte, en Colorado se ha demostrado un nivel de madurez por lo menos tratando de implementar todas las ramas de las medidas reguladoras. En todo el estado, hay algunos que se encuentran la norma 64 demasiado restrictiva, y algunos que se sienten que las regulaciones no son lo suficientemente estrictas. Pero mira la alternativa: Alaska despenalizó la posesión de marihuana en casa hace 37 años, pero no ha tomado ninguna otra medida hacia el desarrollo de una relación integral y consistente con la marihuana. El resultado es un verdadero “salvaje oeste” de un mercado negro en en el estado masivo, sin capacidad real de controlar la cantidad de marihuana que se produce y se deriva más allá de Alaska

Colorado y Washington llegan un poco tarde a la fiesta, pero desde su llegada, la voluntad de asumir una visión realista sobre el posible papel de la marihuana en una cultura y una economía que está en marcha en estos estados mucho más allá que Alaska.

 

Fuente DenverWestWorld

 

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 42 vistas
El cannabigerol o CBG se descubrió en 1964 y posiblemente sea el que más propiedades terapéuticas tenga

0 60 vistas
Una banda de ratas parece ser, según la policía de una ciudad de la India, las causantes de la desaparición de un alijo de marihuana

0 118 vistas
Peyote Purple es una variedad 100% índica procedente de unas semillas S1 de Bubba Kush cultivadas por Huesos, un gran amigo de los responsables de Cannabiogen

1 35 vistas
Apoyo en Illinois para que sea el primer estado en el centro de Estados Unidos que aprueba el uso de la marihuana recreativa