La marihuana y su proceso hacia la despenalización

La marihuana y su proceso hacia la despenalización

por -
1 361 vistas

prop19Por Javier Rada para 20minutos. Es reconocido su poder como vieja conspiradora de los paraísos artificiales. Reina del Índico, hacedora de apetitos y nubes mentales, creadora de la euforia, deformadora del espacio y el tiempo, tejedora de ansiedades y, en ocasiones, puerta de embarque a los trastornos psiquiátricos. Vasodilatadora. Analgésica. Olvidadiza. Inspiradora. Excitante o alucinógena. O, sencillamente, marihuana.

Tiene las propiedades de un árbol edénico, ya que en ella se conjugan, como en ninguna otra planta, la alquímica potencia del bien y del mal. Humo, hálito, infusión, embriaguez, hilaridad… Sensual declive de la voluntad. Hábito e indolencia… Un caso único en la botánica por el amor y rechazo que despliega.

La reciente despenalización de su consumo recreativo en los estados de Washington y Colorado (EE UU) y el proyecto de Uruguay de legalización integral bajo monopolio del Estado, previsto para 2013, solo le han devuelto su facultad para fragmentar el consenso social. Aunque en este último país, el presidente Mújica ha anunciado un freno en los tiempos de tramitación del proyecto de ley que estudia el parlamento tras conocerse una encuesta en la que el 64% de los uruguayos se mostraban contrarios a la legalización. Mújica pretende ganar tiempo para explicar a los ciudadanos lo que se pretende con la legalización del cannabis: que el estado recaude con los impuestos y luchar contra el narcotráfico.

Sus efectos están descritos desde la arcana medicina china, hace 50 siglos. Presente en los cinco continentes, los primeros humanos que cruzaron el estrecho de Bering rumbo a América pudieron haber transportado la semilla, vinculada a ritos chamánicos y originaria del Himalaya. Otros historiadores acusan a Colón de ser el primero, pues el cáñamo, además de alimento, era el origen textil de las velas y cuerdas, y los conquistares debían asegurarse el repuesto.

Su resina fue el ungüento que otorgaba valentía a las sectas de kamikazes de los hashashin, en el Irán de la Edad Media (el término ‘asesino’ se cree que deriva de este vocablo árabe y que significa ‘los que consumen el hachís’). Objeto de culto de los poetas franceses del XIX o pretexto para guerras imperiales europeas, la declaración de independencia de Estados Unidos acabó escrita en papel de cáñamo. Fue la mota (como se la conoce en México) de negros jazzistas y de mexicanos. Símbolo de la paz hippie o pingüe negocio para los brutales cárteles de la droga.

“Ha acompañado la epopeya del nuevo mundo. Merece más respeto y conocimiento”, ha dicho recientemente el presidente de Uruguay, José Mújica, firme defensor de la legalización, y que a sus 77 años afirma no haber fumado nunca un porro.

maria21Incluso en la estatua de Colón de Barcelona hay quien ve esculpido su símbolo, como si la hierba por antonomasia, capaz de apropiarse del sustantivo que define a todas las hierbas, reclamara la cualidad colonizadora propia de hombres y ratas.

“El consumo del cannabis se prohíbe a partir de la eclosión de su consumo recreativo en los años 30 en Europa y los Estados Unidos, pero no por su toxicidad, ya que tiene menos efectos tóxicos que el alcohol, y su dependencia es suave; hay que entender su prohibición en un contexto político y comercial, la guerra de los magnates del tabaco y alcohol, y que estaba asociada a clases pobres o de otras razas”, explica Manuel Guzmán, catedrático en Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, y uno de los investigadores con más prestigio sobre el uso terapéutico de la composición química del cannabis a partir de la sustancia conocida como tetrahidrocannabinol (THC). Sus investigaciones se centran en que nuestro cerebro produce una química muy parecida al THC llamada endocannabinoides.

El debate, lejos de estar cerrado, aumenta bajo el renovado impulso de la población. Incluso en el Plan Nacional de Drogas español, que considera un error su regularización y acusa al “mercantilismo de determinados lobbies”, admiten que éste tenía que eclosionar. Como si el tiempo hubiera propiciado un estallido al modo de la irrefrenable hilaridad de la droga, con un torbellino de datos, estudios, lemas, argumentos, intereses y miedos.

“Parece que el mundo siente un fuerte apetito por el cannabis”, concluye un informe del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías. “Lo que está cambiando es que la opinión pública es más tolerante con esta sustancia y va por delante de la legislación”, añade Guzmán.

Seguir leyendo articulo original 20Minutos

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 14 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 27 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto

0 26 vistas
Paraguay podría ser el próximo país de latino América en unirse al grupo de naciones que ya han despenalizado el cannabis medicinal

0 77 vistas
Los investigadores aseguran que están en condiciones de posicionar al Laboratorio como centro de producción de sustancias que sirvan para el control de calidad del aceite