LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
La nueva economía cannábica: lúdica, industrial y saludable

La nueva economía cannábica: lúdica, industrial y saludable

0 424 vistas

El cannabis se utilizó en todo el mundo como una materia prima importantísima siglos atrás. En la actualidad la planta del cannabis tiene muchos usos en varios campos. El cannabis se utiliza como materia prima para uso industrial, también se utiliza en la alimentación gracias a su gran aporte saludable, su uso por factores médicos o terapéuticos es otro de sus grandes beneficios y, por supuesto, su consumo lúdico también esta muy extendido en las sociedad actual.

El uso lúdico del cannabis siempre acompañó a la planta

A estas alturas todos sabemos que el cannabis sativa es una planta que produce una sustancia psicoactiva que durante miles de años las personas se han beneficiado de ella para su consumo lúdico. De hecho, una de las tribus guerreras más antiguas que se conocen, como eran los escitas, ya la utilizaban en sus ceremonias posteriormente a sus victorias guerreras. Éstos antiguos guerreros, para celebrar sus victorias llenaban sus tiendas con estas hierbas y les prendían fuego. Posteriormente, se metían dentro de sus grandes tiendas y bailaban alrededor del fuego respirando el humo producido por su combustión.

También, no es desconocido su uso como pago por los servicios prestados por otro grupo antiguo como eran los “Ḥashshāshīn” , éstos eran una especie de secta de mercenarios de la antigüedad que a cambio de eliminar a personas, o enemigos de los todopoderosos de la época, recibían una recompensa de una especie de hachís muy cotizado para ellos y que utilizaban por su agrado a su efecto placentero psicoactivo. Como curiosidad, el nombre “Asesino” viene de la palabra árabe Hashishin o “consumidores de hachís”.

También, se sabe que en la antigua Roma existían locales en los que los ciudadanos romanos acudían a consumir cannabis, posiblemente los primeros cofeeshops conocidos, y al igual, que los locales existentes donde se consumían vinos, cervezas o licores de ese tiempo y se discutía sobre los asuntos cotidianos del imperio.

El club francés de los hachichins en el siglo XIX y en el cual, intelectuales y escritores acudían para consumir cannabis e intercambiar opiniones y “filosofear” sobre cuestiones de la época, también fue muy conocido gracias a sus conocidas personalidades que lo frecuentaban. Los  Victor Hugo , Alejandro Dumas , Charles Baudelaire , Gérard de Nerval o Honoré de Balzac eran entre otros, unos fijos y asiduos a estos encuentros.

El consumo recreativo del cannabis siempre acompaño a las distintas civilizaciones y no es una planta que va a desaparecer por esta utilización. Es más, en la actualidad sigue siendo una sustancia de culto para muchas personas. Para otras, es una sustancia consumible para ocasiones de celebración y para alegrar momentos entre amigos. Otros sencillamente, la utilizan por que alegan un bienestar producido bajo sus efectos además de ayudarles a lidiar con las sensaciones producidas por los problemas diarios.

Si entendemos que ese consumo recreativo va a seguir con nosotros y, que ninguna guerra contra ello ha sido capaz de eliminarlo desde hace más de 4.000 años, entonces, ¿Por qué en la actualidad no regularlo? así podríamos prevenir claramente sobre su consumo y alejar a los más jóvenes de su uso prematuro. Además, su gran consumo produce y maneja mucho dinero negro que no repercute otra vez en la sociedad, sino que se dirije al narcotráfico con todo lo que significa eso.

Si el consumo recreativo no va a desaparecer al igual que el del alcohol o el tabaco, entonces, utilicemos el mismo método que ya utilizamos con esas sustancias ludicas y regulemos su mercado. Una buena regulación solo podrá llevar más control por parte de la sociedad, y con todo lo que eso supone.

El uso “industrial” del cannabis sativa siempre existió

El uso de la planta del cannabis por parte del ser humano para la extracción de fibras siempre existió a lo largo de la historia. Hace unos años, se descubrió en el norte de la China, una tumba de 2.700 años de antigüedad y que guardaba una momia con varias sorpresas, una de ellas era la bolsita de cannabis que le fue encontrada y que se cree que utilizaba con fines adivinatorios por su consumo. Aunque en este caso, la momia también vestía con prendas para la que se habían utilizado el cannabis en su manufactura.

La planta del cannabis su utilizó durante miles de años en la creación de fibras resistentes que se usaron en la confección de todo tipo de telas para ropa u otros menesteres. También, fueron muy conocidas estas telas para la creación de velas de los antiguos barcos. Los navegantes, exploradores o descubridores europeos de la época, tenían la obligación de portar semillas de cannabis, no como un aporte alimenticio, sino porque los viajes de estos intrépidos duraban muchos años y; el cultivo de estas semillas y sus posteriores plantas, les aportaban los materiales de repuesto en forma de fibras, materiales, como cuerdas o telas que podrían necesitar para continuar con su aventura exploradora.

También es muy conocida la resistencia de estas telas proporcionadas o extraídas del cannabis en los carruajes que atravesaban en la conquista de las grandes llanuras norteamericanas. Los europeos utilizaron estas telas para el techo de los carros de transporte que cruzaban el oeste americano y para la creación de sus vestimentas, entre ellos los famosos “pantalones vaqueros”. Levi Strauss fabricó sus primeros pantalones en 1850 con cannabis sativa, también llamada cáñamo o hemp,

Para la confección de la primera bandera de los Estados Unidos también se utilizó tela producida por fibras del cannabis. También para su Declaración de Independencia se utilizó el papel de cannabis. Y como dato para la historia, también debemos saber que el papel de cáñamo fue el primero que se utilizó como papel higiénico para nuestros traseros. Fue el estadounidense, Joseph C. Gayetty, quien utilizó un papel de cáñamo de Manila para la creación de tan ilustre producto y que en un principio solo era para los más acomodados de la ciudad.

En la actualidad , y a pesar de compartir el nombre con la marihuana que le ha proporcionado “restricción” en su uso, el cultivo de cáñamo está otra vez en auge en medio mundo. Del cannabis se puede crear un material plástico biodegradable y muy resistente que los fabricantes de automóviles de la actualidad están demandando ampliamente. Ya Henry Ford nos mostró a principios del siglo pasado un vehículo totalmente fabricado con cáñamo y que utilizaba un combustible también producido por la planta.

No solo su producción es solicitada para la creación de productos resistentes y de calidad, el cáñamo para alimentación también ha resultado ser un magnifico producto para la salud de nuestro organismo. La demanda de su simientes como alimento, o para la creación de harinas saludables o consumo de proteínas vegetales es otro de los aspectos de su enorme repunte de este cultivo.

A todo esto, debemos añadir que su cultivo y gracias a su entramado de raíces, es muy beneficioso para el saneamiento de las tierras y hábitats gracias a su enorme contribución a la limpieza de los metales pesados allí depositados. Chernobyl y Fukushima , dos zonas que sufrieron el impacto negativo de un accidente nuclear, el cultivo de cannabis y girasoles se esta utilizando para la limpieza de la contaminación de sus terrenos.

Y también, el cannabis como uso para el beneficio de nuestra salud

Si algo esta haciendo que el cannabis todavía sea mas universal, eso sin duda es su utilización para el beneficio de nuestra salud. Ya el emperador chino Shen Nung, 2.700 años antes Cristo, nombraba al cáñamo en su vademécum de la medicina como una de las plantas imprescindibles para la sanación.Pero tampoco hace falta fijarnos en algo tan antiguo, la ciencia actual ya se ha encargado de descubrirnos los beneficios médicos que tiene el cannabis para nuestro organismo. Ya solo el consumo de sus semillas o el aceite producido por la presión en frío de éstas, es uno de los pocos productos de la naturaleza que te proporciona los beneficios ácidos grasos omega 3 y 6 en su proporción perfecta. Los fitocannabinoides que tiene esta planta y que encajan perfectamente en los receptores de nuestro sistema endocannabinoide, son esenciales para el perfecto funcionamiento de este sistema de nuestro cuerpo que rige el perfecto estado de nuestro organismo tanto en defensas como en su propio funcionar.

La ciencia en forma de investigaciones también se esta encargando de demostrar las bondades médicas de la planta. Casi todos los países están tratando de actualizarse en esta cuestión devolviendo su estatus legal a su uso medicinal.

No solo un componente de la planta como el cannabidiol CBD es el artífice de este cambio de mirada por parte de las autoridades sanitarias. El tetrahidrocannabinol THC también parece ser un posible asesino de células cancerígenas y muchas personas están reportando sus beneficios contra esta enfermedad. Otros cannabinoides como el cannabigerol o el cannabicromeno también están llamando a la puerta de las investigaciones gracias a sus más que posibles beneficios para la salud. Terpenos y más moléculas del cannabis, están siendo estudiadas y sus posibles bondades para nuestro organismo están sorprendiéndonos gratamente en casi todas sus investigaciones.

Podríamos estar hablando durante mucho tiempo de los beneficios de esta planta para la salud, en cuestiones lúdicas, de salud, industriales, ecológicas, médicas, alimentación y más. Pero, también existe otra cuestión muy importante para la sociedad actual y que debe tomarse muy en cuenta, y es sin duda su aporte económico.

El cannabis como una gran aporte económico para nuestra sociedad

El cannabis es utilizado por millones de personas por sus diferentes usos, una regulación y un tratamiento fiscal como una sustancia de consumo, encauzaría millones de euros de dinero negro al erario publico. Al guiar este cambio de dirección del dinero, éste se restaría de las arcas del narcotrafico debilitando sus economías y a su vez fortaleciendo la del estado.

Otro enorme aporte que pueda hacer la regulación de esta planta a toda la sociedad, sin duda son los miles de puestos de trabajo que se pueden crear. Hace unas semanas nos llegaban datos de puestos de empleos de una sociedad occidental muy similar a la europea, la estadounidense.

Allí la prensa hablaba de 123.000 puestos de trabajo ya creados a la sombra de esta industria regulada de la marihuana. 300.000 empleos, dicen las empresas especializadas en estos datos, que se habrán creado en el 2020.

No se contaban ni se sumaban lo que la industria del cáñamo o hemp también puede crear y sobre todo en el mundo rural, debemos saber que en EEUU, pese a ser el mayor consumidor mundial de hemp, en la mayoría de sus estados sigue siendo ilegal su cultivo por compartir el nombre Cannabis Sativa.

Hagamos un símil de EEUU con Europa y veamos lo que puede beneficiar una regulación responsable para los ciudadanos europeos.

Regulación del cannabis si, y cuanto antes mejor. Mac

 

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 8 vistas
El estado de Illinois podría ser próximos estados en legalizar la marihuana recreativa, según estudio de cempresas de noticias financieras

0 35 vistas
El grupo de infusión de aceite de sobremesa o Countertop Oil Infuser, LEVO, es un aparato capaz de infundir el cannabis en tu aceite o mantequilla

1 127 vistas
El equipo de iluminación Optopus V17 es uno de los nuevos paneles LED más espectaculares del momento

0 227 vistas
El hallazgo, en el interior de una furgoneta, consistía en una bazuca casera fabricada con un tubo de acero.