La policía de Nueva Zelanda deja fumar porros ante el Parlamento

La policía de Nueva Zelanda deja fumar porros ante el Parlamento

por -
0 930 vistas

Wellington, Nueva Zelanda,- Buen ejemplo dieron las autoridades y los “fumetas”

Medio centenar de manifestantes hicieron hoy una sentada a favor de la legalización de la marihuana frente al Parlamento de Nueva Zelanda, donde fumaron porros sobre la hierba sin que interviniera la Policía.

Los agentes se limitaron a observarles, informó la televisión local.

Según las autoridades neozelandeses, ambas partes habían acordado previamente que la Policía sólo actuaría si se producían algún acto de violencia y no por fumar la marihuana, pese a que su consumo es ilegal en Nueva Zelanda.

El Partido de Aotearoa (nombre maorí del país) para la Legalización del Cannabis se felicitó por la actitud de las fuerzas de seguridad, que les acompañaron durante su marcha por las calles de Wellington hasta la sede del Legislativo.

Por su parte, la Policía destacó que la actitud pacífica de los manifestantes evitó repetir los hechos de 1996, cuando una protesta similar sí terminó violentamente y con una decena de arrestados.

Fuente TerraArgentina

Se debería de tomar nota en todo el globo de este tipo de actuaciones pacificas. Tanto la autoridad como los manifestantes, dieron ejemplo de civismo, unos defendiendo sus opiniones y otros tratandolos con respeto.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 65 vistas
Las fuerzas políticas tratan de adaptarse a la nueva realidad, para evitar quedarse desfasadas en posturas represivas que la población rechaza y va a rechazar cada vez más

0 99 vistas
En Colorado se aprueba un Proyecto de Ley para que estudie el Departamento de Agricultura la alimentación con cáñamo de animales

0 142 vistas
La esclerosis lateral amiotrófica es un trastorno neurodegenerativo caracterizado por la pérdida de neuronas motoras

0 36 vistas
Encuesta de la Universidad Quinnipiac descubre que la gran mayoría de votantes estadounidenses creen que la marihuana debería ser legal