Las claves del aumento del apetito provocado por el cannabis

Las claves del aumento del apetito provocado por el cannabis

por -
1 1.469 vistas

Un estudio publicado en la revista Nature Neuroscience y llevado a cabo por la Universidad Pública del País Vasco, desvela las claves del aumento del apetito provocado por el consumo de cannabis identificando las neuronas implicadas en la conducta alimentaria por canabinoides.

Numerosos estudios demuestran que el consumo de algunos derivados del cannabis Sativa, provoca el aumento del apetito. Sin embargo había desconocimiento sobre cómo se desencadenaba el proceso.

El estudio titulado ‘Bimodal control of stimulated food intake by the endocannabinoid system’ y publicado el pasado mes de marzo (L. Bellocchio y cols., Nature Neuroscience, vol. 13, nº3: 281-283) por la revista Nature Neurosience en el que colaboran el grupo de investigación del doctor Pedro Grandes, del departamente de Neurociencias dela Facultadde Medicina y Odontología dela UPV/EHU, ha desvelado cuáles son las neuronas que median el efecto del cannabis de aumentar el apetito.

Se ha descubierto pues, cómo el THC mediante el receptor del canabinoides CB1, estimula el apetito, así como en función de la dosis consumida puede darse el caso contrario, es decir, puede aumentar o disminuir el apetito.

Según el doctor Giovanni Marsicano del NeuroCentre Magendie, dela Universidadde Burdeos, “utilizando una combinación de técnicas genéticas, farmacológicas y anatómicas en ratones, los investigadores han demostrado que a dosis bajas, el THC aumenta el apetito, pero a dosis altas lo disminuye. Ello es debido a que el THC actúa sobre los receptores de cannabinoides CB1 expresados en dos tipos de neuronas, las neuronas glutamatérgicas, neuronas excitadoras de origen cortical localizadas en las partes superiores del cerebro, y las neuronas inhibidoras GABAérgicas del estriado ventral ubicadas en zonas profundas del cerebro.

En concreto, a dosis bajas, un miligramo por kilo, el THC aumenta el apetito, porque actúa sobre receptores CB1 distribuidos en neuronas excitadoras; mientras que a dosis altas, 2,5 miligramos por kilo, el efecto es el opuesto: disminuye el apetito, ya que actúa sobre CB1 situados en neuronas inhibidoras.”

El conocimiento de estos mecanismos abre esperanzadores horizontes en el diseño de nuevas estrategias en el tratamiento de los desórdenes alimentarios. “Si pudiéramos actuar separadamente sobre las dos poblaciones neuronales, seríamos capaces de intervenir en determinadas enfermedades como la anorexia o la obesidad”, explica el doctor Grandes.

 

Fuente Advancedtherapeuticsolutions

1 COMENTARIO

  1. Lo más interesante, además de comerse media heladera, es que podes comer lo que sea, comerte 50 alfajores, y no te va a caer mal, eso es lo más loco, nada te cae mal, lo que estando sin los efectos hubieras estado todo el dia en el baño, jajaja.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 10 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento

0 31 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 53 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto

0 31 vistas
Paraguay podría ser el próximo país de latino América en unirse al grupo de naciones que ya han despenalizado el cannabis medicinal