Las semillas de Nim (Neem) , un insecticida natural

Las semillas de Nim (Neem) , un insecticida natural

por -
5 16.179 vistas

Por Juanjo Gimeno.

De todas las plantas que contienen sustancias insecticidas, la Azadirachta indica, conocida como nim (neem en inglés), es una de las más estudiadas y que mejores resultados ha dado en los últimos años.

Para producir aceite de nim, es necesario recolectar los frutos, lavarlos y pelarlos para recoger los granos, que se dejan secar al sol durante unos días y luego se deben guardar en recipientes donde pueda circular el aire, como en sacos de cáñamo o yute. Hay que machacar suavemente las semillas bien secas en un mortero grande para partir las cáscaras sin aplastar los granos.

Deberemos quitar todos los granos podridos, ya que pueden ser venenosos. Devolver los granos al mortero y golpearlos para formar una pasta castaña pegajosa. A continuación, amasar esta pasta a mano y agregar una pequeña cantidad de agua. Después de amasar durante algún tiempo, el aceite empieza a rezumar: continuar amasando y apretando hasta que no salga más aceite. Pueden extraerse aproximadamente 100-150 ml de aceite por cada kilo de semillas. El residuo que queda de sacar el aceite, conocido como torta de nim, es un excelente fertilizante con acción insecticida y fungicida.

También se puede preparar un extracto de agua fría con hojas de nim: se dejan macerar 5 litros de agua (pH neutro) y un kilo de hojas frescas durante la noche anterior a su utilización.

El componente activo principal en las hojas es la azadiractina, que repele plagas. Varios componentes bioactivos se encuentran en las hojas y otros tejidos; sin embargo, los granos de dentro de la semilla de nim son la principal fuente de azadiractina. La semilla del nim contiene también cantidades más concentradas y accesibles de otros componentes potencialmente útiles.

Es importante explicar el modo de acción de este insecticida: su efecto no es inmediato, ocurre a los 2 o 3 días, cuando los insectos se van o dejan de alimentarse y mueren. Un primer efecto es repulsivo: los insectos rechazan consumir las plantas tratadas y las abandonan. El efecto primordial se produce cuando los parásitos ingieren la planta tratada: mueren o sufren trastornos fisiológicos y del comportamiento, letales al fin (de 3 a 15 días después del tratamiento), como, por ejemplo, el bloqueo de la metamorfosis de las larvas y ninfas, la esterilización de los adultos o la inhibición de los procesos alimentarios y de masticación.

El nim se comporta como un regulador de crecimiento, actúa sobre los insectos como una hormona juvenil: la azadiractina, la principal sustancia activa, ingerida por la larva impide la muda, y el insecto permanece en estado larvario y muere. Este segundo efecto es muy importante en el control de insectos perjudiciales: la azadiractina penetra en la planta y espera a que los insectos succionen la savia.

Es eficaz contra insectos en cualquier estado larvario y de pupa: controla trips, mosca blanca, araña roja, pulgones, nematodos y alguna especie de cochinilla.

Los preparados comerciales añaden un disolvente para conseguir una buena disolución; ¡ojo con estos preparados!, ya que algunos fabricantes utilizan disolventes químicos. En el mercado de los grow shops ya se pueden encontrar varias marcas de preparados de nim tanto en líquido como en sólido.

 

Fuente Ecomaria

 

ARTÍCULOS SIMILARES

5 COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 22 vistas
Ranking mundial de los países donde sus ciudadanos consumen más cannabis en tanto por cien según la población

0 39 vistas
La legalización de la marihuana ha sido la única clara ganadora en las elecciones de 2016. Es hora de la vigilancia y del valor no de la paranoia y el derrotismo

0 70 vistas
Un nuevo producto que utiliza la nanotecnología como forma de entrega para el CBD está preparado para salir al mercado

0 114 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento