Legalización de la marihuana en la cúspide de la aceptación masiva en...

Legalización de la marihuana en la cúspide de la aceptación masiva en EEUU

por -
0 404 vistas

En la exposición más grande sobre la marihuana en Estados unidos, las mujeres jóvenes van con poca ropa repartiendo dulces especiales y causando sensación exactamente por todo

A pocos pasos de distancia, Anthony Ramirez ofrece “tiros libres” de una pipa con relleno de extracto ceroso de marihuana que su familia comenzó a producir cuando la madre de un amigo necesitaba alivio para el dolor de lupus.

A través de una gran plaza al aire libre con cientos de puestos, la Cannabis Cup del mes pasado en el sur de California atrajo a más de 10.000 visitantes pagando 40 dolares la entrada.

A media tarde, algunos de sus visistantes ya estaban tumbados en los sofás mullidos que los comerciantes habían preparado. Otros se muevían desde un stand a otro observando los nuevos productos de las empresas que han pasado de la economía sumergida a crear una legal industria floreciente.

Los comerciales ofrecen caramelos de colores brillantes, barras de chocolate, tarros hábilmente diseñados de mantequilla de maní-gourmet y todo combinado con cannabis. Presentacionmes de lo último en e-cigarrillos, vaporizadores, y bongs en cristalería.

Empresas agrícolas exhiben máquinas de tamaño industrial para cosechar las plantas, las empresas de electrónica ofrecen deslumbrantes variedades de iluminación para crecimiento y en todas partes, los productores explican las virtudes de docenas de variedades de plantas de todas las caracteristicas.

Todo en un estado donde la marihuana no es completamente legal, y todo sin un solo agente de policía por allí.

 

Estados Unidos ha estado a la vanguardia de la legalización de la marihuana en varias ocasiones durante el último medio siglo, pero nunca tan cerca de la aceptación masiva del cannabis como la nación que es hoy.

Desde la década de 1960, los Estados Unidos han ido desde el mundo psicodélico hippie pasando por la financiación entusiasta de la guerra contra las drogas a un consenso de que la guerra tuvo poco efecto sobre el consumo de marihuana .

Ahora, por primera vez, la legalización de la marihuana está ganando un apoyo mayoritario en las encuestas de opinión pública y la marihuana es utilizada por cerca de un 6 por ciento de los estadounidenses y una tercera parte de los estudiantes de secundaria de la nación están empezando a sacudir su reputación contracultura. Se está ganando aceptación incluso de algunos policías, fiscales y políticos.

Pero ¿es muy diferente esta vez? ¿Por qué esta ctual campaña por la legalización cuando las anteriores generaciones no lo hicieron?

El salto de hoy hacia la legalidad se entrelaza con la desesperación financiera de los estados con problemas de liquidez, una revolución de Internet impulsada en cómo los estadounidenses aprenden sobre la marihuana y sus usos medicinales y una sensibilidad libertaria en ascenso en la que muchos liberales y conservadores por igual han crecido escépticos sobre el papel del gobierno para decirle a los ciudadanos cómo deben auto-medicarse.

El futuro ha parecido esperanzador para la legalización en las últimas décadas, y en última instancia, estos esfuerzos nunca llegaron a ninguna parte, como las campañas de los padres con fuerte oposición combinadas por parte de las fuerzas del orden y por funcionarios electos que mantuvieron la marihuana en la lista de sustancias peligrosas pudiendo enviar a consumidores a la cárcel.

Sin embargo, en 20 estados y el Distrito de Columbia, la industria de la marihuana medicinal está en auge (el cannabis primero se legalizó para tratar dolencias en California en 1996) ha aumentado las expectativas de la legalización total.

En el 2012, la marihuana legalizada superó al presidente Obama en Colorado, y los votos a favor del cannabis y Obama en el estado de Washington fueron casi idénticos en un 56 por ciento cada uno.

Activistas en al menos seis estados y el Distrito de Columbia están trabajando para poner iniciativas de legalización en la boleta electoral de este año o en 2016.

Las legislaturas de 13 estados están considerando proyectos de ley para legalizar una planta que en 80 años ha viajado desde el extremo como patente utilizada en medicina a delito grave a delito menor y ahora en la cúspide de aceptación como una sustancia gravada y regulada más que altera la mente, relacionada o similar al alcohol o el tabaco.

En San Francisco durante los años 90, la guerra de la cultura de la marihuana de la nación desde hacia 30 años se había quedado en silencio, sustituida por una nueva urgencia. En los barrios gays devastados de la ciudad, el SIDA movió poderosamente el debate.

La campaña a favor de la marihuana medicinal en California en el 1996 dejó a un lado gráficos maravillosos y la retórica hippie y reposicionó la marihuana como ayuda contra el cáncer, glaucoma y los pacientes con SIDA. Las abuelas salieron en televisión para explicar cómo la marihuana aliviaba su dolor y los médicos fueron reclutados para unirse a la campaña.

o-CHERYL-SHUMAN-MARIJUANA-MOM-facebook

Entonces multimillonarios como George Soros y Peter Lewis bombeó cada uno medio millón de dólares para ayudar a la campaña. La iniciativa ganó el 56 por ciento de los votos en las encuestas.

Durante la próxima década, 20 estados y el Distrito de Columbia siguieron el mismo camino, pero con muy diferentes resultados. En California, donde los permisos de marihuana medicinal son tan fáciles de conseguir como una botella de whisky, más de medio millón de personas tienen tarjetas para los cientos de dispensarios.

En el Distrito de Columbia, donde la ley requiere una aplicación de 14 páginas y reconoce sólo cuatro enfermedades como acreedores de tratamiento con marihuana, a tan sólo 120 personas han sido aprobados para poder comprarla desde el primer dispensario que se inauguró el pasado mes de julio.

Si la legalización se extiende más allá de Colorado y del estado de Washington, es probable que sea debido a una confluencia de fuerzas que han cobrado fuerza en la última década: Mucho dinero está respaldando la nueva industria de la marihuana , y el Internet ha cambiado el tipo de mensajes que los estadounidenses escuchaban sobre la marihuana.

Los estadounidenses han crecido más libertariamente en su perspectiva sobre las libertades personales, la generación más antimarijuana ha pasado, y la gente de todo el espectro ideológico ha crecido frustrada con el costo, tanto financiero como social, de décadas de detenciones y encarcelamientos.

Unidades de legalización se están realizando principalmente en los estados que se enfrentan a problemas presupuestarios difíciles.

Keith Stroup, fundador de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre Marihuana, dijo,” Mucho dinero se puede hacer y de repente el pecado ya no importa mucho.”

Fuente Boston Globe

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 37 vistas
La legalización de la marihuana ha sido la única clara ganadora en las elecciones de 2016. Es hora de la vigilancia y del valor no de la paranoia y el derrotismo

0 66 vistas
Un nuevo producto que utiliza la nanotecnología como forma de entrega para el CBD está preparado para salir al mercado

0 107 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento

0 80 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis