Cómo los contrabandistas de semillas de marihuana dieron forma a la industria...

Cómo los contrabandistas de semillas de marihuana dieron forma a la industria de hoy

por -
0 276 vistas

Desde que los seres humanos se encontraron por primera vez con el cannabis y descubrieron sus muchos beneficios, nos hemos llevado la planta y sus semillas con nosotros a medida que viajamos y colonizamos nuevos territorios. Durante miles de años, la gente ha diseminado el cannabis por todo el mundo – y sólo durante los últimos cien años aproximadamente se ha convertido en una práctica ilegal.

Pero a pesar de los riesgos de la prohibición, el tráfico global de cannabis y de semillas de cannabis nunca ha estado en peligro de desaparecer. A lo largo de los años, un número incalculable de personas y organizaciones entregadas han arriesgado su libertad, e incluso su vida, para pasar cannabis de contrabando – a menudo con ánimo de lucro, pero también con frecuencia con el único deseo de compartir la apreciada hierba con los que la valoran.

Las historias de los contrabandistas de la vieja escuela de la década de 1960 y 70 son legendarias en la cultura cannábica de hoy en día, y uno se puede pasar todo el día leyendo sobre sus hazañas y los enormes beneficios que se embolsaron. Pero este artículo se centra en un aspecto un tanto diferente. Aquí, nos gustaría destacar el papel de importancia fundamental – y con frecuencia pasado por alto – de los contrabandistas de semillas en el desarrollo de la industria del cannabis que conocemos hoy en día.

Los Orígenes de la Selección de Semillas de Cannabis

Los primeros encuentros de la humanidad con el cannabis se pierden en la oscuridad de la prehistoria, pero generalmente se cree que ya habíamos comenzado a utilizar la planta mucho antes del final del Paleolítico, hace unos 10.000 años. Se cree que el cannabis es originario de Asia Central, y se piensa que las tribus seminómadas que descubrieron por primera vez sus usos rápidamente empezaron a cultivarlo.

En la influyente obra Cannabis: Evolution and Ethnobotany (Clarke y Merlin, 2013), se sugiere que el cannabis fue una de las primeras plantas que los seres humanos cultivaron de forma intencionada, y que jugó un papel fundamental en el desarrollo de la propia agricultura sedentaria.

Una vez que el cultivo de una planta comienza, deben seguirle enseguida los procesos de selección para asegurarse cosechas de buena calidad. Las plantas más grandes y aromáticas, las que producen mejor fibra o aceite, o las que se descubre que producen un efecto embriagador, intoxicante – por decenas de razones diferentes, los agricultores de cannabis han ido mejorando su patrimonio genético durante miles de años, desde que comenzó el cultivo.

El Éxodo de las Semillas de Cannabis

Por lo tanto, las semillas son muy valiosas para la humanidad, y lo han sido durante miles y miles de años. Así que cuando los seres humanos migran a nuevas tierras y se reubican – como hemos sido propensos a hacer a lo largo de nuestra historia – tendemos a llevarnos nuestras semillas con nosotros.

No sólo el cannabis, por supuesto – hemos pasado generaciones desarrollando todo tipo de variedades de frutas y verduras, que representan una parte muy importante de nuestro legado como seres humanos. Para conservar este derecho natural, mientras nuestras comunidades se desarraigan y reubican en repetidas ocasiones, es fundamental la preservación de las semillas. Son pequeñas, fáciles de transportar y almacenar, y pueden marcar la diferencia entre una comunidad que sobrevive o otra que fracasa en el empeño.

En el caso del cannabis, también ayuda que se trata de una planta que se adapta enormemente, que ha echado raíces y ha evolucionado en nuevas poblaciones en casi todos los territorios a los que ha llegado. Su propia plasticidad fenotípica, junto con nuestro afán de ofrecer una mano amiga evolutiva, nos ha proporcionado la gran diversidad de genéticas que hoy disfrutamos.

Por lo tanto, desde Asia Central, el cannabis se ha extendido en todas las direcciones durante los últimos diez mil años –hacia el sur y sudeste de Asia, donde se diversificó en variedades tropicales de enorme tamaño; hacia el norte, hacia los polos, perdiendo estatura y contenido de cannabinoides con cada grado que te alejas de las zonas templadas; y hacia el oeste hasta Europa, África, y en última instancia las Américas, adaptándose en una multitud de diferentes biotipos con un centenar de usos diferentes.

¿Dónde Terminó el Cannabis, y Cómo?

Este gráfico excelente de Barney Warf de la Universidad de Kansas (autor de High Point: An Historical Geography of Cannabis) ilustra la propagación del cannabis desde su lugar de origen putativo en Asia Central.

Cannabis-Seeds-Smuggling-1-1-1024x532
La propagación del cannabis desde su lugar de origen putativo en Asia Central (© (© Barney Warf, University of Kansas)

Hacia el año 2000 AEC, el cannabis había llegado al sur de la India, al este de China, Japón, Oriente Próximo, y partes del este y del norte de Europa. Hacia el 800 EC, había atravesado el norte de África y comenzado a extenderse por el sur de Europa; en 1200 EC, había llegado al Reino Unido. Desde el siglo XII en adelante, los comerciantes árabes llevaron el cannabis a África Oriental, donde se extendió por el Cabo y hasta el oeste de África en el siglo XV.

Entre los siglos XVII y XIX, se cree que muchos de los africanos desarraigados de su tierra natal como parte de la trata de esclavos transatlántica se llevaban semillas de cannabis consigo al Caribe y América del Sur. A principios del siglo XX, el cannabis había llegado a EE.UU. – justo a tiempo para ser recibido por el rápido crecimiento de la hostilidad y el ascenso del movimiento prohibicionista.

La Prohibición y el Comercio Mundial de Semillas de Cannabis

A comienzos del siglo XX, las actitudes hacia cannabis entre las autoridades estatales de todo el mundo se habían vuelto extremadamente negativas, y en las décadas siguientes, numerosos países adoptaron una legislación contra el cannabis. Los EE.UU. prohibieron el cannabis, de forma efectiva, en 1937 con la aprobación de la Ley de Tasación de la Marihuana, lo que hizo que los impuestos sobre los cultivos de cannabis resultasen terriblemente elevados para el productor.

En 1961, el cannabis se había ilegalizado en virtud del derecho internacional, con la aprobación de la Convención Única de Estupefacientes de la ONU. El comercio de semillas de cannabis no estaba prohibido según la Convención Única, pero muchos países lo han prohibido o restringido de todos modos – por ejemplo los EE.UU., que prohíbe la importación de cualquier semilla de cáñamo o cannabis no esterilizada a menos que esté autorizada específicamente por la DEA.

Sin embargo, nada de esto detuvo el creciente interés en el cannabis, y desde luego no acabo con el comercio internacional de semillas de cannabis que se desarrollaba ya que los cultivadores y criadores tenían cada vez más hambre de nuevas variedades.

De hecho, el desarrollo de las industrias del cannabis modernas en los EE.UU., los Países Bajos, España, y en cualquier país del que el cannabis con un alto contenido en cannabinoides no es autóctono, dependían enormemente del transporte (a menudo ilegal) de las semillas desde las zonas donde se cultivan de forma natural.

Estas industrias se originaron, en su gran mayoría, en la década de 1960 y 70, y las semillas de las que surgieron llegaban a través del famoso Sendero Hippie – una Ruta de la Seda intacta de la era de la prohibición, que se extendía desde el sudeste de Asia al oeste de Europa, con paradas en India, Nepal, Afganistán y Turquía.

La Hermandad del Amor Eterno y el Sendero Hippie

Posiblemente el más famoso de todos los equipos de contrabando de drogas durante el apogeo del Sendero Hippie, la Hermandad del Amor Eterno era una organización activa de contrabandistas californianos de los años 60 y 70 – que llegó a tener tal fama que se ganó el apodo de “la Mafia Hippie”.

Cannabis-Seeds-Smuggling-2-1-1024x541
El “Sendero Hippie” de los años 60 y los años 70 se extendía desde el sureste de Asia hasta Europa occidental (© Wiki Commons)

Aunque la Hermandad se conocía principalmente por introducir grandes cantidades de hachís asiático en los EE.UU., así como por fabricar cantidades igualmente prodigiosas de LSD, también desempeñó un papel decisivo en traer al país semillas nepalís, indias, afganas y mexicanas, que luego se convirtieron en la base para las operaciones de cría de las decenas de comunidades de cultivo clandestinas.

Hacia 1976, los criadores de Fallbrook, CA, habían empezado a producir el primer cannabis sinsemilla (sin semilla), utilizando semillas de la Hermandad, así como de un consorcio sin nombre de importadores de Thai Sticks (bastoncillos tailandeses) con sede en San Diego.

Contrabandistas de Semillas de Cannabis de Todo el Mundo

Ha habido innumerables individuos y grupos que han realizado contrabando semillas de cannabis desde que el comercio legal se prohibió en gran parte del mundo, y en parte gracias a sus esfuerzos colectivos, el comercio de cannabis se ha consolidado tanto en tantos países.

Incluso se dice que el presidente de los EE.UU. Thomas Jefferson “contrató a unos contrabandistas turcos” para traerle semillas de cáñamo de China, que por aquel entonces parece que se consideraban las mejores del mundo. Existe cierta evidencia de que él personalmente introdujo de contrabando granos de arroz del Piamonte, Italia (una ciudad que prohibía la exportación de granos cultivables entonces), y muchas pruebas de que cultivó cáñamo, pero al parecer no hay pruebas definitivas de que la tantas veces repetida leyenda del contrabando de cáñamo ocurriese realmente.

Cannabis-Seeds-Smuggling-3-1-1024x507
Las semillas han sido uno de los recursos más valiosos de la humanidad desde que empezamos a cultivar (© “thöR)

En los Países Bajos, España, EE.UU., la República Checa, y un número cada vez mayor de países, hay bancos de semillas que deben toda su existencia a los esfuerzos de las personas que arriesgaron su libertad para transportar las semillas atravesando fronteras, a menudo de países con leyes nacionales extremadamente duras.

En Albania, se cree que la industria de hoy en día (que hasta hace poco era la más importante de Europa, y cuyo centro se encontraba en el pueblo de Lazarat) debe su existencia a la introducción en 1991 de semillas de contrabando desde Grecia. Hasta que el ejército y la policía acabaron con ella en 2015, la industria del cannabis de Lazarat proporcionó ingresos estables a miles de familias durante muchos años.

Siguen Produciéndose Arrestos por las Semillas de Cannabis

Aunque la tendencia mundial general hacia la legislación del cannabis es de creciente liberalización, muchos países siguen manteniendo leyes restrictivas, que en algunos casos también se extienden al comercio de semillas de cannabis.

En mayo de 2015, un tribunal de apelaciones de Dubái metía en la cárcel a un empresario iraní de 55 años de edad, al que se sorprendió intentando importar13kg de semillas de cannabis a los Emiratos Árabes Unidos el año pasado. Le condenaron a diez años de prisión y a una multa de 50.000 dírhams de los EAU (aproximadamente  12.000 €). En agosto de 2015, las autoridades de Dubái detuvieron a cinco hombres en relación con una incautación de más de 148 kg de semillas de cannabis. Su caso está todavía en curso.

Incluso Israel, cuya industria del cannabis medicinal es ampliamente alabada, tiene leyes estrictas sobre las semillas de cannabis. En 2012, un hombre de 32 años fue detenido después de que la policía le incautase un paquete de semillas adquirido en Internet del Reino Unido. A pesar de que también se descubrió que tenía cannabis y plantas de cannabis en su poder, hay de destacar que la policía se presentó con una orden de arresto basándose en el decomiso de semillas.

Cannabis-Seeds-Smuggling-4-1-1024x768
Ya sea por la fibra o la resina, los seres humanos llevan seleccionando genéticas del cannabis desde hace milenios (© Wiki Commons)Ya sea por la fibra o la resina, los seres humanos llevan seleccionando genéticas del cannabis desde hace milenios (© Wiki Commons)

Por supuesto, uno de los distribuidores de semillas de cannabis más célebres, y frecuentemente detenido, es el canadiense Marc Emery, que ha sido condenado a prisión en múltiples ocasiones por vender semillas en Internet desde 1995. La última vez ha sido condenado a cinco años por el tribunal federal de Seattle después de una operación conjunta estadounidense-canadiense, y fue extraditado en última instancia a los EE.UU.. Sin embargo, Emery siempre ha defendido que llevaba a cabo sus negocios únicamente en suelo canadiense, por lo que describirlo como un “traficante” puede no ser del todo exacto.

Aunque Sensi Seeds no envía pedidos a los países cuyas leyes lo prohíben, y no aconseja intentar pasar de contrabando materiales ilegales de ningún tipo, reconoce el esfuerzo de las personas y los grupos que lo han hecho durante los últimos años – a menudo con gran riesgo, por poco o ningún beneficio, o ambos – y que, al hacerlo, han contribuido a hacer de la industria lo que es hoy.

Por Seshata

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 133 vistas
Las mismas variedades de marihuana que disfrutaba cuando estaba vivo serán etiquetadas oficialmente con su marca Gonzo

0 464 vistas
¿Qué considerar en tu instalación básica de cultivo de interior? Lee nuestros consejos aquí y cosecha la mejor medicina. Decidir pasar del cultivo en exterior...

0 45 vistas
El estado de Washington en lo que va de año ha recaudado en impuestos para el estado 240 millones de dólares

0 568 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades