Marihuana en Irak

Marihuana en Irak

por -
0 538 vistas

Durante los últimos años, la capacidad de Irak para controlar su territorio se ha visto gravemente comprometida, debido a que se han intensificado los efectos desestabilizadores de la invasión, liderada por Estados Unidos en 2003, y la insurgencia surgida posteriormente. Como resultado , se ha observado un aumento en el tráfico de drogas, y, a día de hoy, la nación asediada lucha por controlar de nuevo sus regiones sin ley.

1 (16)
El extenso desierto iraquí está poco vigilado y resulta perfecto para el tráfico de drogas ilegales (Jayel Aheram)

Política de Drogas después del Irak de Hussein

Durante la dictadura de Saddam Hussein apenas se tenía conocimiento de que existiera un movimiento de drogas ilegales hacia Irak, debido a las leyes restrictivas y a los controles fronterizos extremadamente estrictos. Ya en el año 2003, las fuerzas de la coalición realizabanincautaciones de hachís y de heroína a diario; además se registró una gran redada en la que se incautaron más de 500 kg de hachís en la provincia de Al-Amara, lo que marca el cambio del tráfico a pequeña escala hacia formas más organizadas.

Al mismo tiempo que aumenta el desplazamiento de personas y la circulación de mercancías, también se incrementa la tasa de tráfico de drogas a través de Irak, hasta el punto en que actualmente se le considera un país de tránsito. Recientemente, se ha establecido un gobierno democrático en Irak que lucha contra el aumento del tráfico de drogas, pero parece que con poco éxito hasta el momento.

Durante los años de Hussein, Irak tenía relaciones muy tensas con la mayoría de sus vecinos. Sin embargo, éstas han comenzado a descongelarse y fortalecerse, y está surgiendo un cierto grado de cooperación en la zona. Asimismo, EE.UU trabaja en estrecha colaboración con el gobierno iraquí en materia del cumplimiento de la ley, y ha financiado equipamiento y entrenamiento por valor de miles de millones de dólares.

Legislación relativa al Cannabis en Irak

Las leyes sobre drogas de Irak son muy duras y su sistema penitenciario es brutal. El comercio de estupefacientes ilegales, incluido el cannabis, se castiga con una multa de hasta 10 millones de dinares y, al menos, dos años de prisión. El tráfico se puede castigar con penas mucho más largas y hasta con cadena perpetua (que se fija, por lo general, en 20 años pero puede, en algunos casos, ser una condena para toda la vida), e incluso la pena de muerte en determinadas circunstancias.

Irak todavía utiliza con demasiada frecuencia la pena de muerte, aunque sólo se puede aplicar a los delitos de tráfico de drogas si se demuestra que dichos delitos se cometieron con el fin de financiar o instigar a la insurgencia. Sin embargo, existe la creencia generalizada por parte de las autoridades iraquíes y los medios de comunicación de que el narcotráfico está indisolublemente vinculado a la insurgencia, y se suele acusar a los presuntos narcotraficantes ​​de tener vínculos con organizaciones terroristas.

El país ha sido criticado duramente por utilizar de manera draconiana las ejecuciones públicas masivas, que han aumentado después de que se suspendieran temporalmente durante un año, hasta agosto de 2004. Por el contrario, se puede decir que tanto el consumo como la posesión de cannabis están más bien despenalizados. No existen leyes específicas que los sancionen, y se fuma abiertamente en muchas zonas de Irak.

Arrestos y Condenas relacionadas con el Cannabis

En Irak, se producen muy pocos arrestos por delitos relacionados con el cannabis y no suelen denunciarse debido a la ausencia de infraestructuras y de servicios de recogida de datos. En 2005, las autoridades de la ciudad de Al-Nayaf arrestaron a 20 personas que intentaban pasar de contrabando más de 680 kg de hachís en Arabia Saudí. Se estimó que el valor de las drogas en la calle sería de unos 10 millones de dólares (7,37 millones de euros).

3 (8)
Un policía militar estadounidense coordinándose con la policía iraquí en un puesto de control en Bagdad (U.S. Army)

En agosto de 2012, la policía detuvoa cuarenta personas presuntamente vinculadas a tres redes de tráfico internacionales. Durante la redada, se incautaron 800 kg de hachís,marihuana, cocaína y anfetaminas. Los funcionarios afirmaron que los acusados se enfrentaban a hasta veinte años de prisión en caso de que se les declarase culpables de los cargos imputados en su contra.

En 2012, según se ha informado se arrestó a más de 70.000 personas de origen iraní, afgano y paquistaní que intentaban transportar drogas a Irak y al Kurdistán desde 2003. Durante este período, muchos ciudadanos iraquíes fueron arrestados por cargos de tráfico de drogas, aunque no está claro cómo ocurrieron esos arrestos.

En 2011, 68 personas fueron ejecutadas en Irak; en 2012, el número aumentó significativamente hasta las 129, y en noviembre de 2013, se les aplicó la pena de muerte a entre 132 y 172 individuos. Como la mayoría de las personas ejecutadas en Irak están condenadas por terrorismo—y es difícil obtener los detalles de los casos individuales—es posible que algunos de los ejecutados fueran también traficantes de drogas, aunque no se tiene constancia de ello.

El Comercio de Cannabis Hoy en Día

La posición geográfica que ocupa Irak resulta fundamental, ya que el país está situado a lo largo de una de las principales rutas de tráfico de hachís y de opiáceos que llegan desde Afganistán y Pakistán. Las débiles medidas de seguridad y el deterioro de las condiciones económicas han permitido que se establezcan nuevas rutas de tráfico de drogas, y aunque ya se cuenta con unidades antidroga especializadas, no están suficientemente financiadas ni organizadas.

Los traficantes se aprovechan cada vez más de la situación de inestabilidad en Irak para introducir de contrabando drogas a través del país, principalmente en la Península Arábiga. El vecino reino de Jordania ha visto cómo aumenta de manera significativa la frecuencia con la que se producen incautaciones cerca de la frontera con Irak; también se ha observado un aumento global de las cantidades de resina de cannabis y de opiáceos introducidas de contrabando desde Afganistán a través de Irak hacia Arabia Saudí y Jordania.

Una cantidad importante de las drogas introducidas por el tráfico en Irak llega desde Irán. Los traficantes iraníes han aprovechado la inestabilidad en Irak para intensificar sus actividades de contrabando, a menudo utilizando el turismo religioso a las ciudades santas de Karbala y Nayaf como tapadera de sus actividades. De hecho, incluso hay informes que relatan como las bandas de traficantes se disfrazan de clérigos musulmanes para actuar sin encontrar impedimentos por parte de la policía.

El Cultivo de Cannabis en Irak

2 (7)
Gran parte del territorio de Irak es árido y no resulta apto para el cultivo de cannabis (James Gordon)

El cultivo de cannabis en Irak no es muy habitual y era casi inconcebible bajo el régimen de Hussein. Los analistas del Departamento de Agricultura de EE.UU. han comunicado que la mayor parte del territorio de Irak es demasiado árido para el cultivo, y que los intentos de cultivar en el sur, donde el agua es más abundante, han fracasado en general. Sin embargo, hay indicios de que a lo largo de la década de 1990 puede haber tenido lugar un cultivo encubierto en las regiones del norte kurdo del país.

Desde 2003, se han notificado ataques ocasionales a las granjas donde se cultiva cannabis, pero debido a la escasez de datos ofrecidos por esta nación devastada por la guerra, resulta imposible conocer la situación exacta del cultivo que se produce en Irak. Es probable que la extensión del cultivo sea mayor que la supuesta por la escasa cobertura mediática actual.

En 2006, se produjo una redada en una granja en un lugar desconocido del norte de Irak que se saldó con la detención del agricultor en cuestión y la destrucción de una cosecha valorada en 2 millones $ (1,48 m €). En 2008, se subió un video a Internet que mostraba a soldados estadounidenses que se habían detenido en unos enormes campos de cannabis desatendidos, que claramente parecían el resultado de un esfuerzo de cultivo a gran escala.

El Cannabis en el Territorio Autónomo del Kurdistán

La relación entre el cultivo de cannabis y el movimiento de resistencia kurda es compleja y a menudo ambigua. Existen pruebas sustanciales de que en Turquía el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) está implicado en la producción de cannabis en la provincia de Diyarbakir, situada cerca de la frontera con Irak y Siria.

4 (1)
Puede que exista cultivo de cannabis en los territorios kurdos del norte de Irak, aunque se tienen pocas pruebas al respecto (Adam Jones)

También se ha informado de que los miembros del PKK controlaban e imponían impuestos a las plantaciones de cannabis durante la década de 1990, no sólo en Turquía sino también en las regiones kurdas del noroeste de Irán y el norte de Irak. Además, gran parte del cannabis que se introduce de contrabando en Irak desde Irán se transporta a través del Kurdistán iraquí a Turquía, y luego a Europa. Asimismo, se sabe que el PKK está implicado en el tráfico de heroína.

Las Fuerzas de Inteligencia Kurdas Toman Medidas Enérgicas contra el Tráfico

Tal vez en un intento por ganar credibilidad para el estado emergente y distanciarse de las acusaciones de implicación en el tráfico de drogas ilegales durante los últimos años, las fuerzas kurdas de inteligencia y seguridad—la Asayish—han detenido de forma activa a sospechosos de narcotráfico en el Kurdistán iraquí.

En 2011, once sospechosos fueron arrestados en Erbil, la capital del Kurdistán, después de haber estado sometidos a vigilancia durante seis meses; se alegó que los detenidos habían estado comerciando con hachís y opio. Asimismo, el Departamento Antidrogas del Kurdistán comunicó que se habían producido 69 condenas por comercio o tráfico de drogas en 2010, frente a las 56 que se produjeron en 2009.

5 (2)
Hay noticias que indican que es difícil obtener cannabis en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí (Jason Pitcher)

Se cree que el consumo de drogas no es un fenómeno social generalizado en el Kurdistán iraquí, y que la mayoría de las drogas incautadas por la Asayish estaban destinadas a ser transportadas posteriormente. De hecho, las personas que viven en la zona de Erbil informan de las dificultades que tienen cuando intentan conseguir pequeñas cantidades de cannabis y hachís para su consumo personal.

Uso Cultural del Cannabis

En la mayor parte del país, el uso del cannabis y del hachís está muy extendido y en general aceptado a nivel social. Al igual que en gran parte de la zona, hace miles de años que existe una cultura de fumar hachís. En un video colgado en Internet en 2008, se puede ver a soldados estadounidenses bebiendo té y fumando cannabis en una pipa de agua o nargila con los locales iraquíes. Otro video de 2008 muestra a los habitantes iraquíes de la zona ofreciendo abiertamente hachís y otros artículos a los soldados estadounidenses.

A las autoridades de Irak les preocupa mucho más el rápido aumento de la tasa de adicción a los opiáceos y a las anfetaminas, que se ha producido en los últimos años. Existe el convencimiento general de que la inestabilidad que sufrió el país después de 2003, junto con el deterioro de la situación económica y social, han sido en gran parte responsables del aumento de las tasas de adicción y de la disponibilidad de estas drogas. El miedo a la exclusión social también puede hacer que muchos consumidores con problemas de drogas eviten el tratamiento.

Hasta cierto punto, parece que se condena el consumo de cannabis y hachís al igual que el del resto de drogas, aunque también en general se cree que el cannabis es una opción menos perjudicial. Actualmente, Irak está intentando introducir programas de rehabilitación para sustituir las penas de prisión para los consumidores de drogas, aunque las reformas se producen a un ritmo muy lento.

Comprar Cannabis en Irak

A pesar de sus severas leyes, da la impresión de que comprar pequeñas cantidades de cannabis en Irak es relativamente fácil y no implica correr riesgos, sobre todo en las grandes ciudades como Bagdad, Basora y Karbala. Sin embargo, hay excepciones a esta regla y se encuentran en las zonas del norte administradas por los kurdos.

En Irak hay una gran cantidad de trabajadores expatriados—suelen ser trabajadores con un contrato temporal que realizan la tarea de reconstruir las infraestructuras nacionales hechas añicos—y preguntar discretamente a estos grupos suele dar resultado. La gente local es generalmente abierta y aceptan el consumo del cannabis y hachís—en muchas ciudades, el cannabis se fuma abiertamente en público—y si uno puede comunicarse de manera eficaz, por lo general se puede conseguir cannabis de los vecinos locales con muy poco riesgo para la integridad personal.

6 (1)
Al parecer no es difícil conseguir cannabis y hachís en las grandes ciudades como Bagdad (Jeff Werner)

En muchas ciudades, se dice que la policía es fácilmente sobornable, e incluso se les puede convencer para que ayuden a comprar el cannabis, siempre y cuando se les aborde correctamente—según se informa lo mejor es esperar a que se nos solicite el soborno, en lugar de ofrecerlo directamente. Los precios del cannabis y el hachís varían, y se acepta negociar. El precio medio de aproximadamente 28 g (1 oz) es de alrededor de 60 $ (44,25 €).

¿Cuál es el Futuro del Cannabis en Irak?

Irak se enfrenta a serios desafíos en el futuro, no sólo a reconciliar a sus diferentes facciones enfrentadas, sino también a mejorar su economía y a reconstruir su infraestructura fragmentada. Si bien el cannabis se considera de menor prioridad que el comercio de heroína, de anfetaminas y de armas, todavía se le relaciona con las actividades terroristas, y por este motivo, las autoridades iraquíes tienden a mantener su postura de línea dura frente al comercio y al tráfico.

Sin embargo, dado que sus efectos son muy limitados y que la sociedad en general cada día acepta más el consumo de hachís y de cannabis, no resulta muy probable que, en un futuro próximo, obtener cannabis para el uso personal se convierta en un problema. De hecho, dado que comienzan a aparecer lugares dedicados al cultivo en ciertas zonas rurales y simultáneamente aumenta el suministro que llega de los países vecinos, es muy posible que en el futuro sea aún más fácil conseguir cannabis.

Es importante que se documente tanto la historia como los acontecimientos recientes en todos los países en los que se está produciendo la guerra contra las drogas—por esta razón, son fundamentales las organizaciones como Hash Marihuana & Hemp Museum en Ámsterdam, ya que intentan reunir todos los datos posibles a través de distintas fuentes fidedignas con el fin de proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual a nivel mundial.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 32 vistas
En el estado australiano de Nueva Gales del Sur se va hacer una investigación oficial sobre el cannabis y los efectos de la quimioterapia

0 88 vistas
Bill Murray fue detenido en el aeropuerto de Chicago con marihuana cuando tenía veinte años
video

0 79 vistas
En este nuevo programa veremos Infomaria, la constitución de un club 2, sabremos de Expomedeweed y un poco más sobre cultivo

0 1.440 vistas
Ranking mundial de los países donde sus ciudadanos consumen más cannabis en tanto por cien según la población