Marihuana en Italia

Marihuana en Italia

por -
1 756 vistas

En Febrero de 2014, el Tribunal Constitucional italiano dictaminó la ilegitimidad de una ley aprobada en 2006, que triplicaba las penas por posesión de cannabis. La forma en que se enfoca el tema del cannabis en Italia es contradictoria, pero durante los últimos años se han dado pasos hacia la liberalización. En 2013, el gobierno de Italia aprobó por votación el cannabis medicinal.

La política de drogas italiana

1.Cannabis_extremely_popular
El cannabis es muy popular en Italia, y se ha desarrollado una cultura bien definida alrededor de su uso.

Italia ha ratificado, tradicionalmente, leyes y sanciones estrictas para los delitos relacionados con las drogas. Sin embargo, el consumo de drogas en Italia también ha sido uno de los más altos de Europa durante muchas décadas, y las autoridades han comenzado a darse cuenta de que aplicar políticas duras no equivale a reducir el consumo. En el pasado, se sancionaban severamente incluso los delitos por posesión cometidos por primera vez, con mandamientos judiciales de rehabilitación obligatorios. Actualmente, la posesión o tenencia de cantidades destinadas al consumo personal está despenalizada en todo el país.

Sin embargo, la forma en que Italia enfoca el tema del cannabis resulta incongruente. En 2006, el gobierno conservador del desacreditado ex primer ministro Silvio Berlusconi puso en práctica una ley enormemente impopular, la Fini-Giovanardi. Dicha ley triplicaba las penas por posesión, venta y cultivo de cannabis, pasando de un máximo de seis años de prisión a veinte años según la nueva ley.

El 12 de febrero de 2014, el Tribunal Constitucional de Italia anuló la Fini-Giovanardi, dictaminando que había sido aprobada de forma indebida y que era inconstitucional. Desde entonces, Italia ha vuelto a sus leyes anteriores, que imponían penas más leves a los consumidores de drogas. Como resultado de estos cambios de política, hasta 10.000 personas podrían ser liberadas de las prisiones, enormemente saturadas, de Italia.

La legislación italiana relativa al cannabis

2.Police_blind_eye
La policía de muchas ciudades italianas hace la vista gorda ante el consumo de cannabis, aunque no se puede garantizar.

El cannabis y los productos a base de cannabis se clasifican como pertenecientes a la lista II de sustancias conforme a la legislación italiana. Según esta misma, no se considera un delito el consumo de cannabis y otras drogas ilegales. Por otro lado, la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para el uso personal, en general, no está sujeta a cargos criminales, pero es ilegal y puede sancionarse con multas, con la suspensión de los documentos de identidad, o con mandamientos judiciales para realizar un tratamiento. El límite máximo para la posesión de cannabis se ha fijado en 1,5 gramos de marihuana y 0,5 gramos de hachís, y se basa en las tasas de consumo medio diario de los usuarios regulares.

Cuando se comete una primera infracción por posesión de cannabis, casi siempre se recibe una advertencia únicamente. A partir de la segunda infracción en adelante, o por la posesión de una cantidad mayor que la diaria máxima, se aplican una serie de sanciones que van incrementando progresivamente. La pena por la venta, el tráfico y la posesión de cannabis se situa actualmente en dos a seis años de prisión y en una multa de hasta 75.000 €.

El sistema penitenciario italiano

En 2012, se informó de que las cárceles de Italia se encontraban en un estado grave de masificación. En ese momento, Antigone, un grupo que defiende los derechos de prisioneros, declaraba que las cárceles estaban a un 142% de ocupación, con casi 67.000 presos en celdas construidas para albergar a unos 45.000.

Desde la introducción de la ley de drogas de 2006, se estima que la proporción de reclusos que cumplen penas privativas de libertad por delitos relacionados con las drogas ha hecho que la población penitenciaria total aumente en un 40%, lo que en gran parte explica el problema del hacinamiento. El 38,4% de las condenas de 2012 se debieron a violaciones de la ley de drogas de 2006, que castiga a los productores y traficantes de drogas. De los condenados, 6.136 violaciones de la ley estaban relacionadas con el tráfico importante, mientras que 19.891 estaban relacionadas con la posesión o la venta callejera.

En enero de 2013, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la masificación de las cárceles italianas violaba los derechos fundamentales de los reclusos. Las autoridades italianas fueron multadas con 100.000 € y se les ordenó resolver el problema del hacinamiento en el plazo de un año. Como resultado de la reciente modificación de las leyes de 2006, se espera que hasta 10.000 prisioneros por drogas sean liberados en un futuro próximo.

Arrestos y condenas relacionadas con el cannabis en Italia

En agosto de 2012, la policía de Roma descubrió una gran cosecha de cannabis ilegal en un túnel de metro en desuso de la época de Mussolini. Según los informes, se estaban cultivando alrededor de 1.000 plantas en unos 4.000 metros cuadrados del túnel. Se informó de que el hallazgo representaba una de las mayores incautaciones de cannabis en Italia, con un total de 340kg y con un valor estimado de 3.000.000 €. Se arrestó a un hombre de unos cincuenta años, acusado de ser el dueño de la plantación.

En septiembre de 2013, la policía italiana, sobreaviso por un soplo, interceptó un barco tripulado por nueve personas, sirias y egipcias, que navegaba bajo la bandera de Tanzania en las aguas situadas entre Sicilia y Malta. Los traficantes le prendieron fuego al barco en un intento de evitar el arresto, pero el fuego fue contenido y el barco incautado. Se comprobó que transportaba treinta toneladas métricas de hachís.

En marzo de 2014, la policía de Roma detuvo una furgoneta que contenía más de 160kg de cannabis. Un hombre de 31 años de edad, de nacionalidad albanesa fue arrestado. También en marzo, un hombre de nacionalidad griega de 53 años de edad, fue detenido en el sur del puerto de Bari y su vehículo sometido a un minucioso registro. Se descubrió que transporta casi 32 kg de cannabis.

Uso cultural del cannabis en Italia

En algunas ciudades italianas, como Bolonia, Florencia y Milán, fumar hachís o cannabis está generalmente aceptado y no es muy probable que se atraiga atención negativa, incluso por parte de la policía. Debido a la política de despenalización de las cantidades destinadas al consumo personal, se tolera ampliamente el consumo abierto de cannabis. Sin embargo, es recomendable llevar encima cantidades pequeñas en caso de que se produzca un registro al azar.

3.Ancient_Romans
Los antiguos romanos importaban cuerda y lona de cáñamo de la Galia en siglo III AEC.

Los italianos están entre los consumidores más frecuentes de cannabis en Europa. El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) estimó en 2011 que el 32% de la población de 15-64 años había consumido cannabis alguna vez en su vida. El consumo del mes pasado se situó en el 6,9%, el segundo más alto de Europa (después de España, con un 7,6%).

Por lo tanto, el consumo de cannabis es muy habitual en Italia, y supone casi un rito de iniciación para los jóvenes italianos. El cannabis es utilizado por un amplio sector de la sociedad, que abarca todas las clases sociales, y aunque es más frecuente entre los jóvenes, una proporción significativa de los consumidores mantienen el hábito en la edad adulta. Por otro lado, la sociedad italiana permanece fuertemente influenciada por la derecha católica, cuyo corazón es la Ciudad del Vaticano, por lo que algunos sectores de la población italiana conservan una actitud moralista y de desaprobación hacia el cannabis y otras drogas.

Historia del cannabis en Italia

Los registros de polen indican que el cannabis y Humulus (lúpulo, un pariente cercano del cannabis) han estado presentes en la región, por lo menos desde finales del Pleistoceno, hace unos 13.000 años. Ya en el período Holoceno más tardio, se cultivaban cannabis y lúpulo de forma amplia, sobre todo en el norte del país. Se han tomado muestras de polen fechado hacia 1500 a. C. en un poblado de la Edad de Bronce, en la región de la llanura del Po, en el norte de Italia, que fue conocido por el cultivo de cáñamo en tiempos históricos.

Ya en el 300 a. C., los antiguos romanos importaban cáñamo de la Galia para hacer cuerdas y lona; en tiempos del Imperio romano (27-476 d. C.), se cultivaba cáñamo en toda Italia, aunque el cultivo se mantenía especialmente concentrado en el norte. Parece que el cultivo de cannabis temprano estaba destinado principalmente para producir cultivos de fibras y semillas; la intoxicación a través de la planta o sus derivados tenía una importancia secundaria.

Además de conocer los usos de la fibra y la semilla, los romanos eran conscientes de la eficacia del cáñamo como medicina, sobre todo como cura para el dolor de oídos. También conocían las propiedades psicoactivas de la planta, y aunque no solían usarla como producto tóxico, se sabe que en ocasiones se la ofrecían a los huéspedes con el fin de aumentar su sensación de alegría y relajación.

El comercio de cannabis en Italia hoy en día

4.Palermo_Sicily
Palermo, en Sicilia, es el hogar de la conocida banda Cosa Nostra.

Hoy en día, Italia es uno de los mercados más grandes de Europa de resina de cannabis, importada principalmente desde Marruecos y Afganistán. La marihuana se cultiva principalmente dentro del país, aunque también puede importarse de Albania y los Países Bajos. El hachís se prefiere como una mercancía, ya que es más rentable que la marihuana en volumen; un contenedor lleno de hachís pesa bastante más que el mismo contenedor lleno de marihuana.

El comercio ilícito de cannabis en Italia está controlado por los sindicatos del crimen organizado, entre los que se incluye la famosa Cosa Nostra siciliana. Las autoridades italianas están intentando, de forma activa, reducir la influencia del crimen organizado en el país, a pesar de que los efectos insidiosos de décadas de corrupción al más alto nivel hacen que la tarea resulte extremadamente difícil.

En septiembre de 2013, la policía de Palermo (la capital de la región autónoma de Sicilia) arrestó a ocho hombres acusados ​​de ser miembros de la Cosa Nostra. Esta operación siguió a otra del mes de abril anterior, en la que se arrestó a treinta y ocho presuntos miembros de la mafia.

El cultivo de cannabis en Italia

A medida que se toma conciencia de la naturaleza del comercio ilegal, los consumidores italianos están menos dispuestos a financiar el crimen organizado, ya que se asocia con otras actividades ilegales que son consideradas menos justificables moralmente, como la prostitución, las drogas duras y el comercio de armas. Como resultado, cada vez más fumadores italianos están empezando a cultivar su propio cannabis, tanto para romper el ciclo de dependencia de los delincuentes, como para asegurarse de que el producto que consumen es seguro, no está contaminado y es de gran calidad.

Desde hace miles de años, se ha cultivado cannabis en Italia, y en el sur del país, donde los climas son favorables, la mayor parte de la cosecha destinada al consumo recreativo se cultiva al aire libre. En las regiones más frías del norte, el cannabis por lo general se cultiva en interior, mientras que el cultivo de cáñamo suele producirse en exterior.

Según el jefe del departamento antidrogas de Italia, Giovanni Serpelloni, el cultivo ilegal de cannabis en Italia ha “aumentado vertiginosamente” durante los últimos años. Las incautaciones de cultivos ilegales parecen haber aumentado en un 1.290%, aunque no se ha especificado el período de tiempo durante el cual se ha producido.

Comprar Cannabis en Italia

5.Parco_Sempione-250x166
Parco Sempione en Milán suele acoger a grupos de jóvenes italianos fumadores de cannabis.

Mientras que el hachís abunda en Italia, la marihuana suele estar menos disponible, pero cada vez se encuentra con más frecuencia, a medida que se generaliza el cultivo comercial interno. Hay varias ciudades en las que se fuma cannabis abiertamente, y puede adquirirse con facilidad: en Bolonia, la Piazza Verdi es un punto caliente conocido, mientras que en Milán, Parco Sempione habitualmente acoge a grupos de jóvenes fumadores.

Los precios y la calidad, tanto del hachís como de la marihuana, varían enormemente. Se puede pagar alrededor de 10 € por gramo de hachís, que puede ir desde una calidad muy baja, tipo “apaleado”, hasta las variedades marroquíes, finas y pegajosas. También se encuentran disponibles diferentes calidades de marihuana, desde algunas variedades de interior de gran calidad cultivadas a partir de semillas holandesas y españolas, hasta varios cultivos albaneses e italianos de exterior que pueden ser de calidad variable.

El cannabis de interior de alta calidad, ya sea de producción nacional o importado de los Países Bajos, puede costar hasta 15 a 20 € por gramo. El cannabis cultivado en exterior en Italia por lo general cuesta alrededor de 10 € por gramo, y el cannabis de baja calidad importado de Albania normalmente cuesta alrededor de 3-6 € por gramo.

¿Cuál es el Futuro del Cannabis en Italia?

6.Piazza_Verdi-250x166
Parco Sempione en Milán suele acoger a grupos de jóvenes italianos fumadores de cannabis.

A medida que el resto de Europa continúa su marcha inexorable hacia la legalización y aceptación del cannabis, lo más probable es que Italia siga el ejemplo y continue liberalizando sus propias leyes. Existen varios argumentos a favor de la regulación y la despenalización de la industria, de los cuales uno de los más convincentes es la necesidad de arrebatar el control de las garras de la delincuencia organizada, que aún conserva demasiada influencia en el país.

Es importante documentar tanto la historia como los acontecimientos recientes relacionados con la guerra contra las drogas que, a día de hoy, sigue afectando a las vidas de tantas personas en todo el mundo. Por esta razón, Sensi Seeds y Hash Marihuana & Hemp Museumen Ámsterdam, intentan proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual, país por país. Agradeceremos cualquier comentario, observación y corrección.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

1 COMENTARIO

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 26 vistas
La acuaponía es una técnica de cultivo basada en la acuicultura, una combinación de la hidroponía y los sistemas acuícolas de recirculación cerrados.

0 85 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 73 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas

0 63 vistas
La ciudad alemana quiere legalizar la marihuana en vista del fracaso de su prohibición y tratamiento