Marihuana en Portugal

Marihuana en Portugal

por -
0 605 vistas

La política de drogas de Portugal es una de las más progresistas del mundo. En 2001, el Gobierno portugués votó a favor de despenalizar la posesión de una cantidad de cualquier droga ilegal destinada para el consumo personal, al mismo tiempo que se mantienen penas severas para los vendedores y traficantes. Aunque el experimento no está libre de problemas, ha sido aclamado como un éxito en todo el mundo.

The-Algarve-region-is-a-hub-of-cannabis-cultivation-in-Portugal-Ginger-Me-600x96
La región del Algarve es un centro del cultivo de cannabis en Portugal (Ginger Me)

La legislación portuguesa relativa al cannabis

De acuerdo con la ley de Portugal 30/2000, las personas a las que se encuentre en posesión de una cantidad de droga ilegal para el consumo “personal”, no son arrestadas, ni encarceladas, ni se les impone ninguna sanción económica, pero se les puede obligar a asistir a cursos de rehabilitación. Si se detecta a algún individuo que lleva droga encima o la está consumiendo, puede recibir una citación de la policía y ser remitido a un grupo de profesionales que van a determinar la mejor forma de tratamiento.

Las cantidades definidas como “personales” varían según la droga y, en general, se destinan a cubrir el consumo de diez días. Un individuo puede llevar consigo hasta veinticinco gramos de marihuana o cinco gramos de hachís. Además de los productos a base de cannabis, también se permite la tenencia de hasta dos gramos de cocaína o un gramo de heroína, de MDMA, anfetamina o metanfetamina.

Las leyes que regulan la venta y el tráfico de drogas ilegales son mucho más duras. La Ley 30/2000 supuso únicamente una modificación de los aspectos de la anterior ley de drogas en relación con la posesión, por lo que no se realizó ningún cambio en lo referente la venta y el tráfico. De este modo, como se indica en el Decreto Ley 15/93 de enero de 1993, para la venta o el tráfico de drogas ilegales se imponen penas de un máximo de doce años de prisión; sin embargo, si la venta o el tráfico se llevan a cabo para financiar una adicción, la pena máxima que se puede imponer es de tres años de prisión.

El comercio de cannabis en Portugal hoy en día

A pesar de los temores de que este tipo de política daría lugar a un turismo desenfrenado de drogas en Portugal, apenas hay pruebas que los corroboren. De hecho, según se informa, es mucho más difícil comprar cannabis u otras drogas en Portugal que en muchos otros países europeos.

The-Carnation-Revolution-bloodlessly-deposed-the-Estada-Novo-regime-and-ushered-in-an-era-of-liberalisation-Ismail-Kupeli
La Revolución de los Claveles derrocó, sin derramamiento de sangre, el régimen del Estado Novo y marcó el comienzo de una era de liberalización (Ismail Kupeli)

Sin embargo, el comercio ilegal de cannabis muestra señales de ir en aumento año tras año. A lo largo de la década siguiente a la despenalización, las incautaciones de resina de cannabis aumentaron de manera constante cada año, con la excepción de una disminución significativa entre 2008 y 2009, pasando de sesenta y una toneladas métricas a tan sólo veintitrés.

La mayor parte del cannabis importado a Portugal llega en forma de hachís procedente de Marruecos. Portugal es también un importante punto de tránsito para el hachís con destino al Reino Unido y a otros lugares del norte de Europa, y las autoridades portuguesas interceptan de forma rutinaria envíos que atraviesan sus aguas territoriales.

La historia del experimento de la política de drogas de Portugal

La historia que hay detrás de la idea de dejar de perseguir a los consumidores de drogas se remonta, por lo menos, a la Revolución de los Claveles de 1974. Después de casi cincuenta años de dictadura militar en Portugal, bajo el régimen del Estado Novo, miembros de las fuerzas armadas recuperaron el control democrático en un golpe militar, que fue reforzado, casi inmediatamente, por la resistencia civil de forma generalizada. No se produjeron disparos durante el transcurso del golpe de Estado, y se colocaron claveles en las bocas de los fusiles de los soldados como un símbolo de paz.

Pero la liberación trajo consigo algunas consecuencias inesperadas. Los ciudadanos portugueses que volvían de las colonias africanas recién liberadas, como Angola y Mozambique, habían adoptado la costumbre de consumir hachís y marihuana, y la trajeron consigo a su vuelta. El consumo de drogas empezó a ser visto como un subproducto cultural de la liberación, una expresión visible de la libertad que los portugueses disfrutaban por fin.

La epidemia de heroína en Portugal

Sin embargo, el boom del consumo de drogas recreativas pronto dio lugar a niveles epidémicos que indicaban la existencia de un problema con el consumo, y se disparó, sobre todo, el número de adictos a la heroína. En la década de 1980, la heroína procedente de Afganistán y Pakistán comenzó a inundar Europa. Aunque Portugal no fue el único país afectado, el país sufrió consecuencias particularmente graves.

The-site-of-the-former-Casal-Ventoso-slum-which-housed-thousands-of-addicts-in-squalid-conditions-Bosc-dAnjou-250x167
La antigua barriada Casal Ventoso, que albergaba a miles de adictos en condiciones miserables (Bosc d’Anjou)

Pese a que los números absolutos de consumidores de drogas se mantuvieron bajos en comparación con otros países europeos, un porcentaje inusualmente alto de ciudadanos portugueses entraron a formar parte de la categoría de “consumidores con problemas de drogas”. Se cree que este fenómeno se produjo debido a una serie de factores, en particular, a la falta de preparación por parte de las autoridades y a las malas condiciones socioeconómicas que definían la vida cotidiana de la mayoría de la población de Portugal, en ese momento.

A mediados de la década de 1990, el momento crítico de la epidemia de heroína en Portugal, se creía que unas 100.000 personas eran adictas a la heroína y a otras drogas “duras”. Además, un número alarmante de estos adictos se infectaron con el VIH. En ese momento, la población total de Portugal estaba justo por debajo de diez millones, lo que significa que los adictos representaban casi el 1% del total. Los adictos vivían, y muchas veces morían, en condiciones terribles de pobreza, y la famosa barriada Casal Ventoso en las afueras de Lisboa se convirtió en el hogar de miles de ellos.

Cómo se fraguó la política del cannabis portuguesa

En 1998, un grupo selecto de expertos, la Comisión para una Estrategia Nacional de Drogas (CNDS, en portugués, la Comissão para a Estratégia Nacional de Combate à Droga), elaboró un informe que recomendaba realizar reformas importantes en la política de drogas portuguesa, alejando al país de la criminalización de los consumidores, y encaminándolo hacia la reducción de daños y la despenalización.

En el informe, se alegaba que recluir en las cárceles era menos rentable que la rehabilitación y que llevaba a tasas mayores de reincidencia, así como a hacer que los adictos llevasen un estilo de vida delictivo. Sorprendentemente, el Consejo de Ministros aprobó el informe y formuló una estrategia nacional de drogas que seguía sus principios y directivas casi al pie de la letra. Para el año 2000, la estrategia ya estaba terminada y lista para ponerla en marcha.

La comisión nacional portuguesa recomienda la despenalización

El Consejo de Ministros y el Parlamento, es decir, la Asamblea de la República de Portugal, aprobó una serie de cambios legislativos para adaptarse a la nueva estrategia nacional. El cambio más importante de todos fue la ley de despenalización que entró en vigor en julio de 2001.

A-somewhat-obvious-drug-deal-being-conducted-on-a-Lisbon-street-Mark-Hillary-250x187
Se lleva a cabo una transacción con drogas, un tanto obvia, en una calle de Lisboa (Mark Hillary)

Aunque la nueva política despenalizaba el uso personal, Portugal sigue reconociendo la ilegalidad de las propias drogas. Una consideración clave, ya que la legalización total habría contravenido los términos de la Convención Única de Estupefacientes de la ONU y, potencialmente, incurrido en la censura internacional generalizada, como les está ocurriendo a Uruguay y a los estados norteamericanos de Washington y Colorado, actualmente.

La rehabilitación de los consumidores de drogas

Además de permitir la posesión de droga para el consumo personal, las autoridades portuguesas participan activamente en la rehabilitación de los consumidores y los adictos. Actualmente, a las personas que llevan consigo una cantidad de droga destinada para el consumo personal, se les realiza una evaluación llevada a cabo por un grupo de expertos compuesto por un psicólogo, un trabajador social y un asesor legal. El Comité debe presentar una recomendación de tratamiento, al que el individuo no puede negarse sin sufrir algún tipo de consecuencia.

El propósito de las autoridades portuguesas es rehabilitar a los consumidores de drogas a través de diferentes medios. Se prescribe metadona con mucha frecuencia como sustituto de la heroína, se proporcionan programas de intercambio de agujas para reducir la posibilidad de infecciones transmitidas por la sangre, y se han creado lugares seguros para que los adictos descansen, coman y duerman. La barriada Casal Ventoso ha sido destruida. Aunque la heroína es el foco principal de los esfuerzos realizados, también se han establecido programas especiales para pacientes externos con problemas de cocaína y cannabis.

Aunque el comité no puede imponer un tratamiento obligatorio, tiene el poder de sancionar a los consumidores de drogas que no sigan sus pautas de tratamiento, y en algunos casos se puede sancionar, incluso si el consumidor está de acuerdo con las recomendaciones.

Inconvenientes y ventajas del plan de drogas

Resulta difícil definir los límites de lo que es consumo personal, porque estos límites son muy arbitrarios, y no suelen satisfacer las necesidades de los que consumen más. Mientras que para la mayoría de los consumidores de cannabis, veinticinco gramos cada diez días es más que suficiente, otros límites son mucho más restrictivos. Es el caso concreto de muchos grandes consumidores de cocaína que usan más de dos gramos de cocaína al día, por lo que corren más riesgo de ser arrestados y sancionados cuando, en realidad, llevan encima una cantidad destinada al consumo personal.

A-drug-den-on-the-outskirts-of-Lisbon-Jo-Campos-250x187
Un antro de droga a las afueras de Lisboa (Jo Campos)

La cobertura mediática del consumo de drogas es parcial y muchas veces inexacta. Normalmente, si se informa sobre un arresto relacionado con las drogas, se suele especificar el número de dosis individuales de la droga; lo que suele considerarse una “dosis individual” es una cantidad sumamente pequeña. Por ejemplo, en un informe se afirma que 46,2 gramos de cannabis y de “otros estupefacientes” son equiparables a 500 dosis individuales.

La discriminación contra los consumidores de drogas en Portugal

Aunque un residente portugués, aparentemente, puede consumir drogas si lo desea sin repercusiones, en la práctica, la realidad es algo diferente. Dependiendo de la zona de Portugal en que estemos, el enfoque por parte de las autoridades puede variar, por lo que las sanciones impuestas son diferentes.

A la posesión de drogas ilegales, incluso cuando se puede demostrar que es para consumo personal, se le puede imponer una multa de entre 25 € y 150 €. Además de esto, los presuntos culpables pueden ver algunas de sus libertades restringidas, como la prohibición de viajar al extranjero, la prohibición de visitar lugares específicos y asociarse con determinadas personas; la retirada del derecho a llevar un arma de fuego, la confiscación de bienes personales, y la suspensión del derecho para ejercer una profesión con licencia.

Asimismo, a los consumidores de drogas se les puede obligar a presentar informes periódicos al grupo de expertos que le condenó, y también pueden correr el riesgo de perder los subsidios y beneficios públicos, en caso de percibir alguno. Por lo tanto, a pesar de que los residentes portugueses no son llevados a juicio, las consecuencias negativas de la tenencia de drogas pueden tener un gran impacto en la vida de una persona, y pueden incluso superar a las de otros países en los que todavía se produce la criminalización. Se cree que las posibles consecuencias negativas del uso de las drogas en Portugal siguen siendo un elemento de disuasión suficiente para la mayoría de los portugueses, lo que explica, en parte, el hecho de que el consumo de drogas no haya crecido de forma importante desde 2001.

Los críticos del plan ganan apoyo fuera de Portugal

Otros críticos de este novedoso plan de drogas sugieren que la abundancia, la disponibilidad y la aceptación social generalizada de las drogas reducen la posibilidad de que los jóvenes portugueses permanezcan alejados del consumo de drogas y de sus posibles consecuencias negativas. Estos mismos opositores al plan también argumentan que recetar metadona a los adictos a la heroína es una mala manera de abordar el reto, y que los métodos de abstinencia para pasar el mono son mejores y, en general, más eficaces.

Police-law-enforcement-often-intercepts-shipments-of-hashish-from-Morocco-Constando-Estrelas-250x166
La fuerzas policiales suelen interceptar cargamentos de hachís procedentes de Marruecos (Constando Estrelas)

Un crítico destacado del experimento con la política de drogas en Portugal es el Dr. Manuel Pinto Coelho, un médico que anteriormente dirigía clínicas de rehabilitación y es autor de varios libros sobre el tema de la adicción. El médico cree firmemente que el experimento actual es desacertado, y sus discursos en el circuito internacional, han sido bien recibidos por algunos, en particular por la Oficina de la Política Nacional de Control de Drogas de EE.UU.

Sin embargo, en Portugal tiene poco apoyo, ya que el estado de ánimo predominante es que el experimento funciona, confirmado por la caída del número de adictos y de consumidores con problemas.

Arrestos y condenas relacionadas con el cannabis en Portugal

Aunque los arrestos por posesión son poco frecuentes, varios cultivadores de cannabis cuyas plantaciones eran a pequeña escala y, posiblemente, para el consumo personal, han sido arrestados. Los arrestos por cultivo de cannabis son más frecuentes en la región del Algarve, en el sur de Portugal. En 2012, dos ciudadanos extranjeros de 52 y 53 años de edad fuerondetenidos en dos casos independientes de cultivo, por cultivar tan sólo dieciséis y dieciocho plantas, respectivamente.

Sin embargo, aunque el número de plantas puede ser bajo, se suelen cultivar plantas individuales al aire libre que pueden alcanzar alturas de dos a tres metros y producir cantidades importantes de cannabis. En septiembre de 2013, se incautó una cosecha de trece plantas de cannabis en el Algarve; cada planta tenía más de dos metros de altura y pesaba una media de once kilogramos. Después de secarlas y de podarlas, las plantas podían haber producido hasta un kilo de marihuana cada una.

El cultivo de cannabis en Portugal

El cultivo de cannabis es ilegal en Portugal, y existe un gran riesgo de ser procesado judicialmente. Incluso si las cantidades cultivadas son pequeñas, puede resultar extremadamente difícil demostrar que están destinadas para el uso personal. Además de las repercusiones legales, el uso y el cultivo de cannabis, y de otras drogas, no está totalmente aceptado a nivel social en todo Portugal, y se mantiene presente el riesgo de ostracismo en la propia sociedad. A pesar de ello, Portugal cuenta con una comunidad pequeña y dedicada de cultivadores clandestinos, que en su mayoría cultivan para el consumo personal.

It-is-possible-to-obtain-cannabis-from-street-dealers-in-urban-areas-such-as-Lisbon-although-this-is-not-advisable-Chris-Yunker-250x166
Es posible comprar cannabis a los vendedores callejeros en las zonas urbanas como Lisboa, aunque no es aconsejable (Chris Yunker)

En 2003, se realizó una enmienda a la ley de drogas portuguesa, para tipificar la posesión o venta de cualquier tipo de semillas de cannabis que no hubieran sido certificadas como semillas de cáñamo industrial. También está prohibida la venta de herramientas y equipos a efectos del cultivo de cannabis. La producción y venta de productos de cáñamo industrial es legal, y un pequeño número de tiendas de venta de productos de cáñamo están abiertas al público actualmente.

Los esfuerzos portugueses para despenalizar el cultivo de cannabis

Después de más de diez años de despenalización en Portugal, el partido político de izquierda Bloco de Esquerda propuso la puesta en marcha de un modelo de Club Social de Cannabis en 2012, similar a los que ahora se están desarrollando en España y el Reino Unido. Sin embargo, la propuesta no se sometió a debate parlamentario y se abandonó; parece que no se están preparando nuevas propuestas.

Mientras que la campaña a favor de la legalización del cultivo de cannabis no está tan bien definida en Portugal como en muchos otros países europeos, existe un pequeño movimiento.Horta de Couve es un pequeño colectivo de cultivadores, que pide la legalización del cannabis en Portugal.

Uso cultural del cannabis en Portugal

Mientras que el consumo de drogas duras parece estar en declive en Portugal, se ha producido un ligero aumento en la prevalencia general del consumo de cannabis desde que se puso en práctica la despenalización. El uso del cannabis con fines recreativos está prohibido por la ley, pero parece que está generalmente aceptado por la sociedad, aunque las áreas más conservadoras pueden ser menos tolerantes.

There-is-an-small-ongoing-campaign-to-liberalise-Portugals-restrictive-cultivation-laws-Marionzetta
Existe una pequeña campaña para liberalizar las restrictivas leyes de Portugal relativas al cultivo (Marionzetta)

Desde que se empezaron a aplicar las políticas de reducción de daños y la despenalización, Portugal ha realizado progresos destacados en la reducción de su número de consumidores con problemas de drogas. El número de usuarios de drogas intravenosas se ha reducido a la mitad y el consumo de drogas, en general, es ahora inferior a la media en comparación con otros países de la UE

Comprar Cannabis en Portugal

Sorprendentemente, resulta difícil conseguir hachís y marihuana en Portugal; aunque los vendedores callejeros suelen ofrecerselo a los turistas, su producto es normalmente de mala calidad y caro. Para encontrar un buen cannabis de calidad, hay que tener una buena fuente de suministro o preguntar discretamente en los smart shops locales, los cuales venden oficialmente sustancias herbales y suplementos, pero que con frecuencia disponen de pequeñas cantidades de hachís, hongos alucinógenos y otras drogas ilegales.

El precio de la marihuana y del hachís en Portugal varía en función de la calidad y la disponibilidad. Normalmente, veintiocho gramos (1 oz) de marihuana cuestan entre € 100 y € 170, aunque los precios pueden ser más bajos en las zonas de gran disponibilidad, como el Algarve. Es mucho más fácil encontrar hachís que marihuana, ya que se importa en grandes cantidades procedentes de Marruecos y la vecina España. Entre los nombres locales para el cannabis se incluyen erva, burlite, canhão, ganza y bula.

¿Cuál es el Futuro del Cannabis en Portugal?

La popularidad de la política de despenalización ha aumentado en Portugal desde 2001. Aparte de un puñado de políticos reaccionarios y figuras mediáticas, hay poca oposición real al plan, y no existe un debate de fondo sobre si las drogas deberían ser penalizadas una vez más. Por otra parte, no se han dado los situaciones hipotéticas que preveían los detractores de esta política, como el turismo desenfrenado de drogas y el aumento de la drogadicción.

De hecho, al mismo tiempo que crece en todo el mundo el apoyo a la legalización del cannabis y al fin de la guerra mundial contra las drogas, cada vez más países recurren a Portugal como un modelo en el que basar sus propias reformas.

Es importante documentar tanto la historia como los acontecimientos recientes relacionados con la guerra contra las drogas que, a día de hoy, sigue afectando a las vidas de tantas personas en todo el mundo. Por esta razón, Sensi Seeds y Hash Marihuana & Hemp Museumen Ámsterdam, intentan proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual, país por país. Por ello, agradecerán cualquier comentario, observación y corrección.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 29 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades

0 22 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 122 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 69 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis