Marihuana en Túnez

Marihuana en Túnez

por -
0 201 vistas

La República de Túnez tiene una ubicación perfecta para el tráfico de cannabis y de hachís. Está situada muy cerca tanto de Marruecos, el mayor productor mundial de hachís, como de la costa sur de Europa—la puerta de entrada al mercado de consumo de drogas más grande del mundo. Durante los últimos años, la inestabilidad política ha hecho posible que el tráfico crezca con fuerza.

El Comercio de Cannabis Actual en Túnez

Túnez ocupa una situación fundamental para las rutas de tráfico terrestre y marítimo. Se pasan de contrabando grandes cantidades de hachís ymarihuana a través de Argelia desde Marruecos, y durante los últimos años, han ido llegando cantidades, cada vez más grandes, de cannabis procedentes de países del África subsahariana a través de la frontera sur con Libia. Además de todo esto, los traficantes europeos cada vez introducen cantidades mayores de cocaína y heroína de contrabando en el país.

El tráfico en las fronteras se ha visto favorecido desde el levantamiento contra el régimen de Zine al-Abidine Ben Ali en 2010-2011, además de por los disturbios producidos a causade la guerra en Libia. Durante muchos años, las mercancías ilegales han representado una fuente de ingresos para una parte importante de la población que vive en la frontera de Túnez, pero el aumento de mercancias nuevas y más peligrosas, como la heroína, la cocaína y las armas (la mayoría de las cuales entran en el país procedentes de Libia), preocupa mucho a las autoridades tunecinas.

En la frontera norte entre Argelia y Túnez, hay tramos de mucha longitud y por los que es fácil cruzar, en los que se está experimentando una tendencia al alza del tráfico de cannabis y de armas de pequeño calibre. A las autoridades tunecinas centrales les preocupa el hecho de que el aumento del tráfico facilita las actividades de los grupos yihadistas militantes en la zona, además de hacer que surjan más oportunidades para sobornar a los agentes de las autoridades fronterizas.

Políticas tunecinas relativas al cannabis

Túnez colabora activamente con Argelia y Libia para intentar reducir el tráfico de cannabis y otras drogas, mediante el intercambio de inteligencia, sirviendo de enlace en materia de seguridad transfronteriza, y supervisando las actividades de los grupos sospechosos de estar involucrados en la delincuencia organizada. Según unas declaraciones realizadas, en diciembre de 2013, por el ministro de Economía de Libia, este año se va a crear una zona de libre comercio en la frontera entre Túnez y Libia. De esta manera, se espera reducir el contrabando al agilizar la circulación de mercancías, y mejorar el ritmo al que se realizan las inspecciones y detecciones.

Traffikcers-travel
Traffickers travel in well-equipped vehicles, often in convoy, and are typically heavily-armed (Macorig Paolo)

Resulta difícil controlar las regiones fronterizas del desierto, a causa de su longitud, porosidad y al terreno accidentado y escabroso. Debido a esto, es casi imposible evaluar la magnitud del comercio. Las autoridades tunecinas esperan mejorar sus recursos y su tecnología, bastante limitados, con el fin de luchar contra unos narcotraficantes cada vez más sofisticados, bien financiados y con frecuencia armados hasta los dientes.

Legislación relativa al cannabisen Túnez  

Tradicionalmente, Túnez ha mantenido una actitud muy dura hacia los consumidores y adictos a las drogas, de manera que, actualmente, está surgiendo un movimiento de protesta bien definido. La ley de 1992 sobre el tráfico de estupefacientes establece que una persona que se encuentra en posesión o ha consumido drogas ilegales puede enfrentarse a entre uno y cinco años de prisión, y a una multa de 1.000-3.000 dinares tunecinos (alrededor de 460  € – 1.380 €). La pena mínima obligatoria es de un año de cárcel y una multa de 1.000 dinares.

Se realizan análisis de orina de forma aleatoria y arbitraria. La policía puede retener a cualquier persona sospechosa de haber consumido drogas y exigir que se le realice un análisis de orina; no es posible negarse a dar el consentimiento. Muchos de los metabolitos del cannabis permanecen en la sangre y en la orina durante semanas después del consumo; la ley somete a miles de consumidores ocasionales a consecuencias muy duras y que pueden cambiarles drásticamente la vida.

Para los delitos más graves, como la venta, el cultivo y el tráfico, los castigos pueden ir de 10 a 20 años de prisión más una multa de 20.000 a 100.000 dinares. Túnez todavía no ha abolido oficialmente la pena de muerte, pero no se ha producido ninguna ejecución desde 1991; en cualquier caso, el tráfico de drogas no es uno de los veintiún delitos para los que se establece esta pena.

El trágico caso de Walid Denguir

Walid-Denguir
Walid Denguir was beaten to death by police in 2013; his death was blamed on an overdose of hashish (from Facebook)

En octubre de 2013, un hombre de 32 años de edad, Walid Denguir, fue golpeado hasta morir mientras se encontraba bajo custodia policial en la capital de Túnez. En varios medios de comunicación social online, se publicaron fotografías muy gráficas que mostraban su cráneo hundido—aunque la policía afirmó más tarde que las lesiones mostradas fueron causadas durante la autopsia. Se dice que sus heridas se parecían a las que se producen con la posición del “pollo asado”, una forma de tortura frecuente en la era de Ben Ali.

El Ministerio del Interior hizo unas declaraciones (una vez derrocado) en referencia al “uso excesivo del poder ejercido sobre el joven durante el interrogatorio que llevó a su muerte”. Sin embargo, las fuerzas de seguridad han declarado desde entonces (y se ha escrito en los medios de comunicación de Túnez) que el informe del forense explicaba la causa de la muerte como el “impacto producido después de haber ingerido una sobredosis de zatla“—el término local para el hachís—por lo que no se podía responsabilizar a las fuerzas de seguridad de la muerte del joven.

La familia del joven, así como un segmento cada vez mayor de la sociedad tunecina, están furiosos con los resultados, y la polémica ha provocado que se lleve a cabo una investigación interna.

Arrestos destacados relacionados con el cannabis

El líder derrocado de Túnez, Zine al-Abidine Ben Ali, fue condenado por posesión de hachís con intención de distribuirlo, y condenado a quince años de prisión in absentia después de huir a Arabia Saudita en 2011, además se registró el palacio presidencial, que abandonó tan apresuradamente. Se cree que durante el registro se encontraron 2kg de hachís “mediocre”, junto con dinero, diamantes y armas ilegales.

Un famoso artista de rap, Ahmed Laabidi (que responde al nombre artístico de Kafon), permanece en prisión desde junio de 2013 por posesión de cannabis. Fue condenado a un año de prisión y a una multa de 1.000 dinares, y lleva encerrado desde entonces sin poder acceder a representación legal y sin la oportunidad de apelar.

Incautaciones de hachís y cannabis en Túnez

Las incautaciones de hachís y cannabis en Túnez son generalmente pequeñas, en comparación con los alijos de varias toneladas incautados de manera rutinaria en las cercanías de España y Argelia. En diciembre de 2013, la policía incautó 74kg de cannabis en dos operaciones individuales en el barrio de Bab el-Gorjani de Túnez, que terminaron con cuatro arrestos. El cannabis fue valorado en 180.000 dinares (alrededor de 93.000 €).

The-sea-port
El puerto marítimo de Sousse es testigo del tráfico de una cantidad importante de contrabando cada año (Stephen Thomas)

En octubre de 2013, las fuerzas de seguridad pusieron al descubierto una “red de tráfico de cannabis” que se extendía desde Sbeitla, en el centro norte de Túnez (cerca de la frontera con Argelia), hasta Sousse, un puerto de mar importante en el centro este de Túnez. A pesar de la cobertura de los medios sensacionalistas, sólo fueron arrestadas dos personas y se incautaron dos kilogramos de cannabis.

Corrupción y tráfico de drogasen Túnez

En 1998, fueron detenidas entre 250 y 280 personas en una de las operaciones contra el tráfico más grande de la historia de Túnez. De ellos, 148 fueron acusados ​​y llevados a juicio. Se ha informado de que entre los arrestados se encontraban agentes de policía antidroga, así como algunos empleados de las aerolíneas tunecinas.

A raíz de este polémico episodio, el gobierno tunecino transfirió el control de las fuerzas antidroga de la división antinarcóticos existente al Ministerio del Interior. Supuestamente, varias personas detenidas durante la operación quedaron en libertad sin juicio, gracias a sus conexiones políticas.

Como una forma de reducir la corrupción, la ley de estupefacientes de Túnez de 1992 establece que las sentencias pueden duplicarse si el delito es cometido por un agente de control de drogas, o por el personal administrativo y de seguridad de los almacenes y depósitos de droga.

El comercio ilegal de cannabis y las mafias islámicas

Se cree que los grupos militantes islámicos que operan en la región de Jebel Chaambi de Túnez se financian gracias a las ganancias obtenidas con el tráfico de drogas a través del país. Al fenómeno de los grupos religiosos y conservadores que justifican el tráfico de mercancías ilegales, como medio para lograr la jihad, se le ha llamado “mafias islámicas”, y hay indicios de que la influencia de algunos de estos grupos está creciendo.

Desde que la revolución comenzó en Túnez, se han producido con bastante frecuencia protestas políticas y disturbios violentos. En julio del año pasado, el líder de la oposición de izquierda Mohamed Brahmi fue asesinado en Aryanah, al noreste de Túnez, en un ataque atribuido a islamistas radicales afiliados a Al-Qaeda. Apenas unas semanas después, militantes radicales dispararon a ocho agentes de la policía de fronteras en Jebel Chaambi, les mutilaron y les robaron las armas.

El Cultivo de Cannabis en Túnez

The-border
The border with Algeria; it is thought that small-scale cannabis cultivation occurs in this region (Richard Mortel)

Aunque las autoridades afirmaron, en 2005, haber erradicado totalmente el cultivo de cannabis en Túnez, hay pruebas de que se está produciendo cultivo a lo largo de la mitad norte de la frontera con Argelia. Parece que el cultivo y el consumo tradicional, que se ha producido en todo el norte de África durante siglos, persisten en las comunidades rurales más remotas de Túnez.

Es evidente que se ha mantenido una cultura de cultivo hasta la década de 1950 y posteriormente—según una carta escrita por un tal Dr. RJ Bouquet de Túnez al Boletín sobre Narcóticos de la ONU de 1950, el cultivo de cannabis estaba definitivamente en marcha. La carta afirma que las plantas macho se retiraban de los campos una vez que se ponían amarillas y habían distribuido su polen, ya que su contenido de resina era demasiado bajo para que mereciera la pena conservarlos hasta la cosecha.

Uso cultural del cannabis en Túnez

La venta y el consumo de zatla se han generalizado, tanto en las zonas rurales como en las urbanas. No es fácil encontrar heroína, y resulta aún más difícil encontrar cocaína, ya que no es algo que se puedan permitir la mayoría de los consumidores de drogas con fines recreativos en Túnez.

El comercio de hachís y otras mercancías ilegales es una fuente esencial de ingresos para muchos jóvenes en Túnez, en particular para los residentes en las zonas fronterizas. Como nación, Túnez goza de una relativa estabilidad económica, y ha sido testigo de un importante aumento del nivel de vida durante las últimas décadas. Sin embargo, gran parte de la población rural sigue estando marginada y en la pobreza, por lo que muchos necesitan el tráfico ilegal para subsistir.

Tunisians-have
Los tunecinos llevan fumando hachís durante siglos; se suele fumar en nargilas (mate Marschalko)

El consumo de drogas ha aumentado desde la revolución que acabó con el régimen represivo de Ben Ali, aunque todavía no se considera un problema grave. Tradicionalmente, el consumo de drogas se ha limitado a los hombres de la clase trabajadora, pero actualmente se está incrementando, con relativa rapidez, entre los estudiantes y las mujeres. Los destinos turísticos también ven como aumenta la disponibilidad de diferentes drogas.

Legalización del cannabis enTúnez

Al mismo tiempo que el nivel de vida y la libertad de expresión han mejorado para los tunecinos en los últimos años, cada vez se reconocen más ampliamente los derechos humanos en la sociedad y en los medios de comunicación. La insatisfacción generalizada y causada por las tácticas de mano dura ejercidas por las fuerzas de seguridad ha llevado a muchos a cuestionarse la severidad de las leyes existentes, no sólo para el cannabis, sino también para delitos como la blasfemia, y la manera en que estas leyes se aplican.

En una página de Facebook, creada en 2012, se insta a reformar las leyes relativas al cannabis, y cuando se escribía este artículo, tenía 2.250 me gusta. Bajo el lema “Unidos a favor de la legalización del cannabis“, el grupo ha organizado protestas con cientos de asistentes que buscan poner fin a las sanciones injustas por posesión. Sus miembros no están contentos con el hecho de que el derrocado Ben Ali, supuestamente, consumiera y tuviera cannabis con impunidad mientras que miles de personas son encarceladas por el mismo “delito” cada año.

Los activistas quieren poner fin a las leyes draconianas relativas al cannabis, como suprimir la pena mínima obligatoria, y están de acuerdo en mantener la prohibición de fumar marihuana en áreas abiertas, pero sugieren que este último caso debe ser castigado nada más que con una pequeña multa.

Comprar Cannabis en Túnez

El cannabis y el hachís son baratos y abundantes en Túnez, pero los que quieran fumar deberían ser prudentes en todo momento. La policía tunecina es muy estricta, deseosa de aplicar la ley, y, a menudo, utiliza la mano dura durante los arrestos y la prisión preventiva. Además, se puede someter a cualquier persona a un análisis de orina al azar sin previo aviso ni consentimiento.

Para los turistas que quieren comprar cannabis y hachís en Túnez, la mejor opción generalmente es preguntar al personal de los hoteles, bares o restaurantes. Hay rumores de que incluso, en algunos hoteles de Túnez, el personal ofrece hachís a los huéspedes en el bar, y además hay informes de casos de hoteles que tienen cachimbas y pipas en salas para fumadores.

When-wishing
Cuando se quiere comprar hachís en Túnez, preguntar en hoteles y restaurantes es un buen comienzo (Rowanhill)

En la mayoría de las zonas urbanas de Túnez, abundan los vendedores callejeros, pero, en general, es mejor evitarles ya que sus productos suelen ser de muy mala calidad, y el riesgo de que intervenga la policía es alto. En algunas zonas, la policía también puede trabajar de incógnito o en colaboración con los vendedores callejeros. El precio del cannabis y del hachís en Túnez varía en función de la calidad, y por lo general oscila entre aproximadamente 1 € – 4 € por gramo.

Cuál es el futuro del cannabis en Túnez

Mientras Túnez sigue modernizándose y convirtiéndose progresivamente en un país más liberal, y su población se vuelve cada vez más intolerante con los abusos cometidos contra los derechos humanos en el pasado, es probable que la política de drogas, sobre todo la relativa al cannabis, sea sometida a reformas importantes en los próximos años. Por ahora, sin embargo, se siguen produciendo arrestos por pequeñas cantidades—y sobre la única base del análisis de orina— y las tácticas brutales de las fuerzas de seguridad continúan escandalizando e intimidando.

Es importante documentar tanto la historia como los acontecimientos recientes relacionados con la guerra contra las drogas que, a día de hoy, siguen afectando a las vidas de tantas personas en todo el mundo. Por esta razón, Sensi Seeds y Hash Marihuana & Hemp Museumen Ámsterdam, intentan proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual, país por país. Agradeceremos cualquier comentario, observación y corrección.

Por Seshata

Fuente SensiSeeds

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 22 vistas
Firmas de esta industria pueden temer la legalización de la marihuana ya que se le considera como una alternativa más segura al alcohol.

0 166 vistas
La acuaponía es una técnica de cultivo basada en la acuicultura, una combinación de la hidroponía y los sistemas acuícolas de recirculación cerrados.

0 113 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya

0 88 vistas
Donald Trump está considerando la posibilidad de un inversor de Silicon Valley cercano a Peter Thiel para dirigir la Administración de Alimentos y Drogas