Marihuana en Yibuti

Marihuana en Yibuti

por -
0 472 vistas

Yibuti.- La República de Yibuti es un pequeño país costero situado en el Cuerno de África que limita con Eritrea, Etiopía y Somalia. Yibuti es un país islámico y la dureza de sus leyes sobre el cannabis no es habitual en África; sin embargo, en los últimos años, su ubicación y esa relativa ilegalidad han hecho que se convierta en un centro neurálgico del tráfico cada vez más importante.

El Comercio de Cannabis en Yibuti

Yibuti está situado en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, que une el Mar Rojo y el Océano Índico con el Mediterráneo a través del Canal de Suez que corta transversalmente Egipto. Además de ser transportado por mar, el cannabis y otras drogas como la heroína y la metacualona son trasladadas por tierra desde la India y Pakistán, a través de Siria, Líbano y Yibuti en ruta hacia el este de África.

Yibuti es al parecer también la principal fuente de drogas y armas enviadas al Estado Islámico de Yemen, donde los cargamentos pueden venderse localmente o transportarse a Arabia Saudí. Prácticamente no existen estadísticas de la ONUDD sobre incautaciones de cannabis en Yibuti: la única estadística anual registrada es de sólo 250 kg de hachís en el año 2003; no hay constancia de incautaciones de marihuana.

El autoproclamado estado autónomo (aunque hasta ahora no reconocido) de Somalilandia también recibe gran parte de su cannabis procedente de Yibuti. En junio de 2012, dos ciudadanos de Yibuti en posesión de 25 kg de cannabis fueron detenidos en Lowya’ade, la costera ciudad fronteriza que es el principal punto de entrada a Somalilandia desde Yibuti. A pesar de que este tipo de detenciones son poco frecuentes, se cree que el tráfico global está en aumento.

Historia del Cannabis en Yibuti

yibuti-mapaApenas se tiene información sobre la historia del cannabis en Yibuti aunque parece que fue utilizado como país de tránsito para el contrabando de hachís procedente de Asia y Europa: en 1915, el marino y escritor francés Henry de Monfried describió como compraba hachís a los agricultores del Peloponeso griego, que enviaba legalmente a través de Yibuti via Marsella; desde Yibuti, el hachís se introducía de contrabando en Egipto. En 1923, uno de los cargamentos de Monfried – esta vez de diez toneladas de hachís indio – fue retenido temporalmente de camino a Yibuti, antes de recibir la autorización para continuar.

Después de que Yibuti lograse la independencia en 1977, los miembros de la mafia corsa pudieron infiltrarse en los altos niveles del gobierno de Yibuti y establecer un “estado mafioso” en el que el blanqueo de dinero y el tráfico de armas, drogas y seres humanos jugaban un papel fundamental. Desde 1999, sin embargo, la administración del presidente Ismail Omar Guelleh ha tomado diferentes medidas para aumentar la transparencia y reducir la corrupción, y, como consecuencia, la influencia de estas organizaciones ha disminuido en cierta medida.

Uso Actual del Cannabis en Yibuti

En general, no es fácil conseguir cannabis en Yibuti; la marihuana es relativamente desconocida, y el hachís que se encuentra disponible es de baja calidad y caro, en comparación con otros países africanos, y suele costar entre 5 y 8 $ el gramo. El cannabis y el uso de hachís es aparentemente bastante limitado, ya que Yibuti es indiscutiblemente un país de khat – se calcula que hasta un 98% de los hombres de Yibuti mascan hojas de khat, y su uso es legal, aunque cada vez esta peor visto.

Parece que el cultivo de cannabis es casi inexistente en Yibuti; gran parte del terreno del país es árido y no es compatible con apenas nigún tipo de cultivo. Existe la posibilidad que se cultive a pequeña en algunos lugares remotos, pero teniendo en cuenta la dureza de las leyes contra las drogas ilegales y la preferencia aparentemente abrumadora del khat, parece poco probable.

A pesar de que Yibuti goza de unas tasas de criminalidad relativamente bajas en comparación con sus vecinos, en particular con Eritrea y Somalia, y en general se considera un país seguro, no es aconsejable intentar comprar cannabis a los proveedores de la calle -que con frecuencia son niños, y también pueden distribuir heroína y otras drogas más fuertes. De hecho, los problemas de Yibuti con el trabajo infantil y la trata de niños superan con creces los problemas derivados del tráfico de cannabis y otras drogas.

Legislación, Arrestos y Condenas relacionadas con el Cannabis

En Yibuti, las condenas por posesión y venta de drogas son de cinco años de prisión y una multa. La producción, la fabricación y el tráfico ilícito de drogas pueden castigarse con cadena perpetua. No se dispone de estadísticas del número de presos que actualmente cumplen condena por delitos relacionados con las drogas; sin embargo, la prisión central de la ciudad de Yibuti sólo tiene capacidad para un máximo de 600 presos y ya está superpoblada.

Los ciudadanos yibutianos no suelen ser arrestados fuera de su país, como en el caso de los dos individuos encontrados traficando con cannabis en Somalilandia.

La Situación Actual en Yibuti. 

Cannabis-in-Djibouti-3.-Piracy-and-human-trafficking-in-the-Gulf-of-Aden-is-a-higher-priority-than-cannabis-to-Djiboutian-officials-Official-U.S.-Navy-ImageryYibuti, junto con gran parte de la región del Cuerno de África, es, en la actualidad, cada vez más inestable a nivel económico y político. La única prisión central ya está abarrotada y mal financiada, las condiciones de los presos son peligrosas y, a menudo, desesperadas, y parece que existe una tendencia creciente de la delincuencia en general.

Mientras que el gobierno de Yibuti se ha comprometido a luchar contra el tráfico de drogas, armas y seres humanos, se han realizado pocas declaraciones públicas con respecto a las disposiciones para los presos, o programas de rehabilitación y tratamiento para los usuarios de drogas. Existe un riesgo muy real de que las condiciones de los presos se deterioren aún más si los arrestos continúan aumentando.

Es importante que se documente tanto la historia como los acontecimientos recientes en todos los países en los que se está produciendo la guerra contra las drogas – por esta razón, son fundamentales las organizaciones como Hash Marihuana & Hemp Museum en Amsterdam, ya que intentan reunir todos los datos posibles a través de distintas fuentes fidedignas con el fin de proporcionar la información más precisa, actualizada y objetiva sobre la situación actual a nivel mundial.

Por Seshata

Fuente Sensi Seeds

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 14 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 27 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto

0 26 vistas
Paraguay podría ser el próximo país de latino América en unirse al grupo de naciones que ya han despenalizado el cannabis medicinal

0 77 vistas
Los investigadores aseguran que están en condiciones de posicionar al Laboratorio como centro de producción de sustancias que sirvan para el control de calidad del aceite