La marihuana medicinal, el negocio más joven en la Florida

La marihuana medicinal, el negocio más joven en la Florida

por -
0 772 vistas

Antes de que el sol se pusiera el jueves sobre las hileras de palmas y helechos, Chuck Buster había hablado con una media docena de amigos que le dijeron que su próxima inversión de negocios podría ser en el mercado de marihuana medicinal en Florida.

Por más de tres décadas el copropietario de Alpha Foliage ha cultivado la tierra de Homestead cerca del extremo sur de Florida cosechando plantas tropicales. Pero el ruido creciente para traer la marihuana medicinal a Florida, además de que la Legislatura cediera durante el último día de la sesión legislativa la primavera pasada, se juntaron para crear una nueva oportunidad de negocios para los propietarios de viveros como Buster.

De lo que se enteró ese jueves en mayo fue que su vivero calificaba como un lugar potencial de cultivo de marihuana Así que con 300 acres a su disposición y 30 años de experiencia en cultivos, Buster se encontró en posición de ingresar al negocio de cultivo legal de marihuana.

Y él no es el único. Alpha Foliage es uno de 50 viveros veteranos, incluidos 12 en el condado de Miami-Dade y uno en el condado de Broward, que son elegibles para convertirse en uno de los cinco cultivadores regionales.

Eso ha provocado una oleada de llamadas –de empresarios de granjas, inversionistas, y compañías de tecnología– que quieren asociarse con un vivero elegible en lo que se convertirá en el nuevo cultivo legal de la Florida, una forma limitada de marihuana con bajos niveles de THC, para propósitos médicos. Será usada para pacientes con convulsiones severas, espasmos musculares y cáncer.

“Empecé a recibir todas estas llamadas preguntando si tenía interés en asociarme en una operación de cultivo de marihuana”, dijo Buster, al ver la creciente lista de empresas agrícolas desde el norte de la Florida hasta Homestead que cumplían con el criterio de tener al menos 30 años funcionando y tener un inventario de 40,000 plantas. “Todo el mundo está tratando de ser parte de esto”.

Veintitrés estados y el distrito de Columbia han legalizado el uso de alguna forma de marihuana para propósitos médicos. Florida se convirtió en parte de ese grupo cuando se aprobó la Ley de Cannabis Compasivo Médico este año.

La nueva ley permite a cinco dispensadores de marihuana cultivar la planta, baja en niveles de tetrahidrocannabinol (THC) el componente químico que produce una reacción eufórica en quien la consume, pero que contenga altos niveles de cannabidiol (CBD), que calma las convulsiones. Las plantas serán procesadas hasta obtener un aceite que puede ser tomado oralmente.

La ley y especulación acerca de la Enmienda 2 –un referéndum constitucional propuesto para una votación estatal en noviembre que expandiría los usos de marihuana medicinal en Florida– están atrayendo compañías que buscan hacer negocios en el estado. Las compañías vienen con cantidades de efectivo y con experiencia, las herramientas que, según ellas, garantizan el éxito en este campo en expansión.

Bajo las regulaciones propuestas por el Departamento de Salud de Florida, el estado otorgará licencias regionales a través de una lotería que incluirá el grupo de participantes elegibles.

El segundo taller legislativo está programado para el 1 de agosto en Tallahassee, pero los formularios de solicitud no pueden ser creados hasta que las reglas sean formalizadas.

Lo que sí queda claro ya: la inversión requerida será grande. La licencia costará $150,000 junto con un depósito por parte del cultivador de $5 millones, dependiente del rendimiento. Los viveros también deberán tener tecnología y seguridad exhaustivas. Los cultivadores tendrán que tomar huellas dactilares y filtrar a sus empleados.

COMO CULTIVAR

Las escuelas de negocios y de cómo cultivar marihuana, muchas de las cuales no son locales, están viniendo en estampida a Florida, para aprovechar la nueva industria; conducen seminarios y conferencias para entrenar a los potenciales propietarios de negocios de cannabis sobre cómo incorporarse en el complejo y altamente regulado mercado. Hablan sobre Florida como un destino de oportunidades relacionadas con la marihuana medicinal, incluyendo el cultivo y dispensación; las pruebas de laboratorio y los equipos; servicios de entrega; procesamiento de pagos y aseguramiento; seguridad y servicios de bienes raíces.

Sólo este fin de semana, la MMJ Business Academy, con base en Colorado, condujo un evento de dos días en un hotel de Doral por $299, ofreciendo asesoramiento y un “mapa” para abrir un negocio de marihuana. El evento también fue una plataforma para que los empresarios expusieran ideas de negocios a los profesionales de la industria.

Eventos similares ya han tenido lugar en Hollywood, Miami y West Palm Beach. En el norte de Miami-Dade una pancarta gigante amarilla al costado de la autopista interestatal 95 invita a los empresarios a un seminario en agosto en el Grand Signature de Davie. El seminario de un día, sobre negocios con marihuana medicinal, que tiene un costo de $395, ofrece un equipo que incluye doctores, abogados, dueños de dispensarios, horticulturistas y expertos en hidroponía. “¡El momento es ahora, para empezar en una industria que va a explotar en Florida!” dice la publicidad.

Es sobre los pacientes, no sólo sobre ganancias

En medio de esta explosión de negocios están las historias personales, las esperanzas de los padres cuyos niños sufren de convulsiones intratables y que esperan por la marihuana medicinal que creen puede ser de ayuda. Para muchos es su último recurso.

Seth Hyman, un consultor de negocios que apoya la iniciativa, ha convertido en su misión intentar encontrar tratamiento para su hija Rebecca, quien tiene un raro desorden genético. La niña de 8 ochos años, sufre de convulsiones grandes y pequeñas, hasta 200 veces al día. Las convulsiones empezaron aproximadamente hace cinco años, y se volvieron tan severas que la niña requiere cuidado constante. Hyman, quien testifico ante el Subcomité sobre Justicia Criminal de la Cámara de Florida en enero para apoyar la marihuana medicinal, dijo que ha probado entre 15 y 20 medicamentos para tratar las convulsiones de su hija, que con frecuencia incluyen pérdida del conocimiento y contracciones musculares que se conocen como convulsiones tónico-clónicas.

Ninguna funcionó.

“Rebecca es la maravilla de nuestras vidas. Ella tenía tanto potencial antes de las convulsiones. Empezó a mostrar progreso. El progreso para niños que sufren cuadros medicamente complejos puede ser algo tan sencillos como agarrar un pequeño juguete o voltearse o tratar de sentarse”, dijo Hyman, quien vive en Weston con su esposa Danielle, con Rebecca y con su hija mayor, Melissa, de 14 años. “Desafortunadamente, cuando ella empezó a tener convulsiones hace cinco años, empezó a retroceder”.

Las convulsiones han hecho que Hyman tema lo peor.

“A veces ella se pone azul y deja de respirar. Justo hoy, tuvo convulsiones tónico-crónicas. Esto es una rutina normal diaria,” dijo él. “Como padres desesperados, estamos luchando para obtener cualquier tipo de alivio posible”. Fuente

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 9 vistas
Después de hablaros de las 3 recetas para fiestas con cannabis más populares, la parte 2 de nuestra serie os va a informar sobre las bebidas para fiestas

0 109 vistas
Firmas de esta industria pueden temer la legalización de la marihuana ya que se le considera como una alternativa más segura al alcohol.

0 253 vistas
La acuaponía es una técnica de cultivo basada en la acuicultura, una combinación de la hidroponía y los sistemas acuícolas de recirculación cerrados.

0 127 vistas
Abrirán las puesrtas del primer museo del cannabis en Latino América en la ciudad de Montevideo, la capital uruguaya