Marihuana en Tayikistán

Marihuana en Tayikistán

por -
0 169 vistas

La República de Tayikistán, que se encuentra situada en Asia Central, limita con Kirguistán, la República Popular China, Afganistán y Uzbekistán. En esta zona, el cannabis se ha utilizado durante, por lo menos, 10.000 años, y representa un aspecto importante de la cultura autóctona. Mientras que la violencia continúa azotando la región, el tráfico de cannabis va en aumento.

Historia del cannabis en Tayikistán

Durante milenios, la zona, actualmente conocida como Tayikistán, ha sufrido la ocupación y el control de diferentes grupos étnicos. Desde la cultura Sarazm del Neolítico y de la Edad de Bronce, al imperio de los Samánidas y al Aqueménida o persa, al Imperio Heftalita (o Hunos Blancos, un pueblo turco nómada), hasta los mongoles. El pueblo y la lengua tayikos son de origen persa, y se desarrollaron tras varias oleadas de migraciones persas hacia Asia. Ya en 1000-1200 EC, los cronistas persas habían comenzado a referirse a los descendientes de estos colonos originales como tayikos.

En 1864, elImperio rusose hizo con el control de la zona, ydesde 1919 hasta 1991, la UniónSoviéticagobernó la región. Después desu colapso, Tayikistán se sumió, casi de inmediato, enuna guerra civil queduró cinco años(1992-1997)y causó unaimportante agitación en la zona. Las consecuenciasse siguen sufriendo hasta nuestros días.

Tayikistán ocupa un lugar importante en las rutas que unen China, India, el norte de las Estepas y el Mundo Árabe, y como tal, ha disfrutado de una larga historia de intercambio cultural y económico con sus vecinos. Existen pruebas sustanciales de la importancia del cannabis a lo largo de la historia de la región. De hecho, se cree que el cannabis ha evolucionado en Asia Central, y los análisis modernos han indicado que el centro de diversidad genética está, posiblemente, en la llanura de Pamir, en el mismo Tayikistán. Generalmente, se cree que la subespecie C. indica ha evolucionado en la región que comprende Cachemira, Punjab, Afganistán, Uzbekistán, Tayikistán y las montañas occidentales de Tian Shan.

Cannabis cultivado y cannabis silvestre en Tayikistán

La industria nacional del cannabis de Tayikistán tiene relativa poca importancia, y dista mucho de la observada en países vecinos como Kazajistán o Afganistán. Sin embargo, como es habitual en toda la zona, se puede encontrar cannabis silvestre creciendo en las zonas rurales. Más cerca de las variedades locales afganas que de las kazajas, o de las variedades de Kirguistán, los informes dicen que el cannabis de Tayikistán es potente, sabroso y tiene un gran aroma, aunque varía de forma natural y considera. Algunos informes afirman que el cannabis silvestre de Tayikistán contiene muy poco THC, y no suele ser cosechado por los traficantes. En general, se cree que el cannabis que crece en Tayikistán es de la subespecie índica, pero es probable que algunas áreas también acojan poblaciones ruderalis. Según FAO, el cannabis es uno de los dos principales cultivos de fibras autóctonas que se encuentran en Tayikistán. Además ,la larga temporada de crecimiento de Tayikistán permite que se recojan dos, o tres cosechas, cada año.

2-250x127
Tayikistán es un país sin salida al mar, y muy montañoso, situado en Asia Central, que limita con Afganistán, Uzbekistán, Kirguistán y China

El cultivo de cannabis está muy bien establecido en las zonas rurales, sobre todo en la provincia noroccidental de Sughd y en la Comunidad Autónoma de Gorno-Badakhshan. Los informes anecdóticos indican que se han establecido diferentes variedades autóctonas, con características únicas, en varias de las áreas donde el cannabis se encuentra habitualmente, como el valle de Amu Darya, que está entre Tayikistán y Uzbekistán. Este valle es conocido en los círculos del cultivo de cannabis por ser la cuna de una variedad extraordinariamente estable, Kush, que se desarrolla en el medio natural, produce abundante resina y presenta un penetrante aroma a “hachís”. Es posible conseguir semillas autóctonas tayikas en Internet, pero no siempre es posible poder confirmar su procedencia.

Lo más probable es que la gran mayoría de la producción doméstica se destine para el consumo interno, pero como se dispone de información sobre la confiscación de opio, producido en Tayikistán, en Rusia, puede que el cannabis también se exporte en cantidades más pequeñas. No hay pruebas fiables de la producción de hachís en Tayikistán, aunque al estar situado muy cerca de varios de los principales países productores de hachís, es casi inevitable que exista algún tipo de producción a pequeña escala, aunque sólo sea para el consumo personal.

El tráfico de cannabis en Tayikistán

Además de ser un paso importante en el trayecto que va de Afganistán a Rusia y Europa, Tayikistán se ha consolidado como un productor de opio y de hachís cada vez más importante. Como era de esperar, los EE.UU. ha incrementado la ayuda, en lo que respecta a la seguridad. Mientras que, en la década de 1990, la ayuda destinada a la seguridad en Tayikistán era menos del 5 por ciento del total del gasto de los Estados Unidos en Asia Central, desde 2007, ha aumentado a más del 30 por ciento.

3-250x167
La frontera afgano-tayika tiene 1.500 km de largo y es muy montañosa, lo que imposibilita el acceso policial (© sugarmelon.com)

Tayikistán ocupa una posición clave dentro de las rutas del tráfico que atraviesan la región. El opio, la heroína y el hachís, que se trafican a través del país, proceden principalmente de Afganistán, con quien comparte una remota región fronteriza de 1.300 kilómetros, que atraviesa montañas escarpadas, de difícil acceso para la policía y mal vigilada, aunque una proporción más pequeña puede proceder de Pakistán o de otro lugares. En 1995, se estimaba que el 80% de los narcóticos traficados a través de Tayikistán seguían la carretera Khorog-Osh en Gorno-Badakhshan, que comienza en Khorog (en la frontera con Afganistán) y conduce a la ciudad de Osh, en Kirguistán, en la frontera con la República de Uzbekistán.

Sin embargo, parece que la situación ha cambiado mucho desde entonces. En 2008, se informó de que el 60% de todo el contrabando que entra en Tayikistán se trafica a través de la provincia suroccidental, muy poblada, de Khatlon, que se encuentra en la frontera occidental con Afganistán. Entonces, el contrabando es transportado a la capital Dusambé, que se encuentra en la frontera con la República de Uzbekistán, y desde allí se transporta por vía aérea, o por ferrocarril, a diferentes destinos en Rusia y Europa. El mapa cambiante de las redes de tráfico de drogas en Asia Central es, al mismo tiempo, causa y consecuencia de la violencia que afecta constantemente a la zona, y que afecta a las vidas y a los medios de vida de millones de habitantes de la zona.

La violencia en el comercio de cannabis en Tayikistán

El conflicto en Tayikistán ha dejado un legado de privaciones para gran parte de la población rural del país, y aunque el crecimiento económico, durante los años posteriores al final oficial de la violencia, ha dado lugar a mejoras generalizadas, muchos siguen sufriendo. Puede que la violencia haya cesado oficialmente, pero todavía se produce con preocupante frecuencia, sobre todo en Gorno-Badakhshan.

4-250x165
Generalmente, se cree que el cannabis tayiko pertenece a la subespecie C. indica, y se parece al de Afganistán en la apariencia y el efecto

Durante los últimos años, la violencia relacionada con las drogas se ha intensificado en otros lugares de Tayikistán. En febrero de 2014, los agentes antinarcóticos tayikos fueron atacados en la provincia de Khatlon, cerca de la frontera con Afganistán, por un grupo formado por unos treinta hombres armados que se cree están vinculados a los capos del narcotráfico afganos. Dos oficiales fueron asesinados y, por lo menos, tres fueron heridos, antes de que los atacantes huyeran al otro lado de la frontera con Afganistán. Se cree que el ataque se produjo en respuesta a un incidente que había ocurrido varias semanas antes, durante el cual los guardias fronterizos tayikos mataron a seis traficantes afganos, e incautaron una importante cantidad de hachís y opio.
El tráfico de cannabis y de heroína está controlado, en gran parte, por organizaciones bien versadas ​​en el conflicto, y varios “señores de la guerra y narcotraficantes” han luchado por la supremacía en toda la zona durante las últimas décadas. Como suele ser el caso en las regiones afectadas por la violencia prolongada, el mercado negro se ha convertido en una importante fuente de financiación para diversos grupos militares. Los muyahidines y los talibanes de Afganistán, las fuerzas fronterizas rusas, la oposición tayika, y los miembros del propio gobierno tayiko, han sido acusados ​​de mantener vínculos con las operaciones de tráfico.

La inestabilidad en Gorno-Badakhshan

Gorno-Badakhshan es una provincia montañosa autónoma situada en el este de Tayikistán, que se encuentra en las montañas de Pamir (donde tuvo lugar una importante evolución temprana del cannabis) y ocupa el 45% de la superficie total de la nación. Muy poco poblada, sólo el 3% de la población tayika reside aquí, y sometida a los años de violencia esporádica, la provincia es casi imposible de manejar con eficacia a nivel policial, y durante mucho tiempo, ha sido un destino favorito para los contrabandistas que operan en la zona.

5-250x222
Algunas variedades ruderalis o sativa, como este ejemplar encontrado en la provincia china de Sin kiang, probablemente, también están presentes en Tayikistán

También es una espina clavada para las autoridades de Tayikistán. En 2012, el apuñalamiento de un oficial de las fuerzas de seguridad dio lugar a una oleada de violencia entre los rebeldes de la oposición y la policía, incidentes en los que murieron más de cien civiles. Las autoridades afirmaron que los rebeldes estaban implicados en el tráfico de drogas, lo que es probable que tenga alguna base, aunque, según numerosos informes, a las autoridades tayikas se les puede reprochar bastante en ese sentido.

Erradicaciones de cannabis en Tayikistán

Al igual que ocurrió otros estados ex soviéticos, Tayikistán sufrió una serie de esfuerzos de erradicación a gran escala en la década de 1980, que resultaron infructuosos. Después de la disolución de la Unión Soviética, los esfuerzos de erradicación se redujeron, aunque todavía continúan hasta hoy, y han aumentado en escala en los últimos años, ya que los Estados Unidos le prestan cada vez más atención a la nación.

Las estadísticas sobre las erradicaciones son irregulares. En 1994, se destruyeron cincuenta y una plantaciones de cannabis, y treinta y dos hectáreas de cannabis silvestre, durante los primeros seis meses del año. En 2006, se informó de la destrucción de algo más de treinta y dos hectáreas. En 2009, durante una de las operaciones más grandes llevadas a cabo durante los últimos años, se descubrieron más de 500.000 plantas de cannabis, distribuidas entre varias grandes plantaciones silvestres, todas ubicadas en la provincia de Sughd, en el norte de Tayikistán. También se destruyeron unas 1.000 plantas silvestres en Darvoz, en Gorno-Badakhshan. La cosecha silvestre de 2009 fue mayor que la de los años anteriores porque la sequía había terminado y las precipitaciones normales se habían reanudado.

Incautaciones de cannabis en Tayikistán

Durante los últimos años, las incautaciones en Tayikistán han fluctuado ligeramente, aunque, en general, parece que las incautaciones de cannabis siguen la misma tendencia al alza registrada en toda Asia Central. El contrabando incautado por las autoridades antinarcóticos de Tayikistán ascendió a 6,5 toneladas métricas en 2013. La gran mayoría de las incautaciones se produjeron en Khatlon, una provincia que limita con Afganistán, o en Dusambé.

El tráfico de opio preocupa mucho más a las autoridades regionales, y como resultado, muchos agricultores de Afganistán y, posiblemente, de Tayikistán se han pasado del cultivo de amapolas del opio a cultivar cannabis, ya que atrae mucho menos atención, y es menos probable que sea objeto de los esfuerzos de erradicación. En un futuro próximo, puede que el cannabis sea aún más importante para la región, ya que hay pocos indicios que demuestren que se esté produciendo un desarrollo significativo a cualquier nivel.

En marzo de 2014, según los informes, las autoridades tayikas quemaron más de 722 kg de contrabando incautados, que incluían 43 kg de heroína y 11 kilos de opio. Es probable que la mayor parte del resto incautado fuera cannabis y hachís. El día antes de la quema, la policía había incautado 97 kg de hachís a una persona detenida mientras conducía a través de la aldea de Khusheri.

Legislación, arrestos y condenas relativas al cannabis en Tayikistán

?????????????????
Las autoridades antinarcóticos tayikas queman el contrabando incautado en sus instalaciones de la capital Dusambé

Tayikistán tiene una legislación de drogas estricta, que aplica penas privativas de libertad que van de 5 a 10 años por las pequeñas cantidades destinadas al suministro, de 12 a 15 años por cantidades más grandes, y de 15 a 20 años, si además se pertenece a un grupo organizado. Además, el Código Penal de Tayikistán establece que la pena de muerte puede aplicarse al tercer tipo de delitos, aunque en 2005 se emitió una moratoria oficial sobre la pena capital, y todas las penas de muerte fueron conmutadas por penas de prisión.

En agosto de 2014, se informó de que la “vía más grande de suministro de cannabis” en Rusia se había bloqueado después de una operación internacional, compleja y prolongada, que duró varios meses. Como resultado, se incautaron 100 kg de cannabis, y tres personas fueron detenidas. En enero de 2013, un hombre afgano de 50 años de edad, fue detenido cerca de la frontera entre Tayikistán y Afganistán, con más de 65 kg de cannabis, y fue acusado de tráfico internacional.

Comprar y consumir cannabis en Tayikistán

Actualmente, Tayikistán tiene graves problemas con el opio y la heroína, por lo que el consumo de cannabis, en su mayor parte, se pasa por alto. Sin embargo, sigue siendo ilegal, y la policía de Tayikistán tiene como objetivo a las personas sospechosas de consumo de drogas, aunque es menos probable que los extranjeros sean sometidos a la vigilancia policial.

La ubicación de Tayikistán garantiza que se pueda encontrar hachís afgano saludable en casi todas las partes del país, a pesar de que es más fácil encontrarlo en las zonas urbanas, como Dusambé. Además de esto, el cannabis tayiko de cosecha propia se pueden encontrar en gran parte del país, aunque es más fácil de encontrar en las zonas rurales cercanas a su origen. El cannabis tayiko se describe como suave, potente y dulce, con un fuerte sabor y aroma a hachís. Por Seshata  Fuente

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 181 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades

0 23 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 144 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 81 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis