Mykayla Comstock: La nueva cara de la marihuana medicinal

Mykayla Comstock: La nueva cara de la marihuana medicinal

por -
0 1.431 vistas

Oregon, EEUU.- Una niña de siete años de edad del estado de  Oregon sufre de leucemia linfoblástica aguda y aunque  recibe quimioterapia se ha de tomar unas píldoras de aceite de marihuana administradas por su madre . “Me ayuda a comer y dormir”, dice  Mykayla Comstock , que vive en Gladstone con su madre Erin Purchase  y el novio de esta.

La niña consume estas píldoras llenas de aceite de cannabis dos veces al día, además de comestibles como galletas y pan de plátano. Mikayla Comstock es  una paciente registrada por cannabis medicinal.

Oregon es uno de los 18 estados que han legalizado la marihuana para usos medicinales. La pareja que esta desempleada, viven con Mykayla y su hermana menor  actualmente en una caravana y subsisten con y cupones de alimentos del SSI. Compran  el aceite (con base en la receta Rick Simpson ), que su padrastro afirma que cura el cáncer de piel.

Después de visitar a un médico en la clínica THCF de Portland , decidió seguir adelante con la terapia controversial. “Ella no estaba respondiendo tan bien hasta que llegó el consumo de  cannabis”, dice Purchase sobre Mykayla. “Ella es ahora como era antes una chica normal.”. ¿Qué piensas de que los niños se mediquen con cannabis?

Fuente Celebstoner (inglés)

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 11 vistas
Marca de cigarrillos de marihuana de lujo Toast se presenta el el Salón Mobile Cannabis en Aspen para tener siempre una misma experiencia superior

0 405 vistas
Fotoperíodo 12/1 o fotoperíodo Reinhard Delp otra forma de ahorrar y con el que no se necesitará nada más de lo que cada cultivador de interior habitúe a usar

0 355 vistas
Hay un sistema fisiológico que se encuentra en todos los vertebrados llamado: el sistema endocannabinoide

0 176 vistas
Las fuerzas políticas tratan de adaptarse a la nueva realidad, para evitar quedarse desfasadas en posturas represivas que la población rechaza y va a rechazar cada vez más