Error 404 - página no encontrada
Lo sentimos mucho, pero la página que buscas no existe
Puedes ir a página de inicio

NUESTROS ÚLTIMOS POSTS

por -
0 2 vistas

Un nuevo estudio publicado este mes en la revista Molecular Cancer Therapeutics , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU, encontró que el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC) del cannabis aumentar los efectos anticancerígenos de la radiación en un modelo de glioma murino ortotópico .

Según el estudio; “El glioma de alto grado es uno de los cánceres más agresivos en los adultos humanos y las tasas de supervivencia a largo plazo son muy bajas para los tratamientos estándar para el glioma que permanecen en gran medida sin éxito. Los cannabinoides han demostrado que inhiben específicamente el crecimiento del glioma, así como que neutraliza los procesos oncogénicos como la angiogénesis”.

“En un intento de mejorar los resultados del tratamiento, hemos investigado el efecto del Δ 9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD) tanto solos como en combinación con radioterapia en un número de líneas celulares de glioma (T98G, U87MG, y GL261) “.

Después de realizar el estudio, los investigadores concluyen; “Los datos ponen de relieve la posibilidad de que estos cannabinoides pueden responder mejor a las radiaciones ionizantes de las células principales de glioma, y sugieren un posible beneficio clínico para los pacientes de glioma mediante el uso de estas dos modalidades de tratamiento. ”

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Londres , se puede encontrar aquí .

por -
0 42 vistas

Hola amigos. Soy Maxi de los pagos de Ramos Mejía (Argentina). Les cuento que la maría forma parte de mi vida desde mi adolescencia. Al principio de los 90´, la verdad, el faso que llegaba era de muy mala calidad, por lo que en ese momento no seguí utilizando maconha más que cuando pintaba.

Años después, tuve en mis manos “Cultura Cannabis” de Alicia Castilla. Recién iniciado este siglo la planta llegó y todo cambió. Es que la ciudad de la furia había hecho meya en mi salud emocional y había tornado mi vida un desastre. El porro me cambió todo. Me calmé, conseguí nuevo trabajo. Ver crecer mi jardín y conocer del tema me consolidaron como defensor de la planta.

Con Gi, mi compañera, juntamos los ombligos hace unos cinco años y en los primeros días de enero, este año, nos llegó la noticia de que ya éramos tres. El embarazo comenzó con un viaje a las sierras de Córdoba, la THC n° 32 bajo el brazo y a la ruta. Se sabe que los primeros tres meses de embarazo suelen haber complicaciones. Llegaron los vómitos y los dolores, llegaron los calores y el llanto. Acto seguido, llegó maría. Un par de pitadas lograban que mi mujer encuentre su equilibrio y salga a la vida con una pancita que recién se podía notar cuando nos sentábamos al costado de un rio. El embarazo continuó y durante toda la gestación, cada tanto, el faso ayudaba.

Ya en Buenos Aires nos contactamos con un obstetra, que tenía más intenciones de hacer dinero que mantener sana a mi familia. Después de un par de encuentros la despedida que Gi le pronuncio al medico fue: “el mes que viene si no venimos siga sin nosotros”, y nos fuimos. El siguiente obstetra pertenecía al plantel de una conocida clínica del barrio de once y ante el comentario de nuestra intención de hacer todo lo posible por llegar a un parto natural, empezó a poner peros y hasta maltrató a mi compañera. Desde ese momento no tuvimos otro obstetra dentro del sistema.

Es que la medicina también nos enfrenta con “prohibiciones”, y el parto es un ámbito en el cual la futura madre esta desnuda frente a un sistema que no busca mejorar lo que hay, sino que las parturientas se adapten a las necesidades de los médicos, necesidades que van desde lo económico a intervenir en un parto sin necesidad u obligar a parir acostadas, entre otros tantos ejemplos. Y nuevamente nos sentimos chivados del sistema.

Días después del episodio en la clínica, recurrimos a un grupo de puerperio y crianza humanizada que se reúne los miércoles por la tarde en el barrio de Floresta y todo cambió. Nos encontramos con Elena, psicóloga con gran experiencia en gestación y crianza, y Dany partera/obstetra que coordinaban los grupos. Es aquí, en este ámbito que tuvimos real contención y apoyo. Es aquí también donde con Dany planteamos la posibilidad de tener a Simón en casa.

Tiempo después me encontré en una hermosa mañana de viernes del mes de septiembre armando uno, para subir a la terraza y hacer el aguante a Gi con los dolores de parto. Es que había teniendo contracciones desde el lunes y se estaban haciendo mas fuertes y seguidas. Alrededor de las cinco de la tarde llegaron Dany y Mary, una partera Douglas, a asistir el nacimiento de mi hijo.

La tarde terminó, la luz se fue y bajamos a la casa para continuar con el trabajo de parto. Sin dudas fueron los momentos más intensos de nuestras vidas. La casa se llenó de sonidos sordos, el olor se tornó único, el parto estaba entre nosotros. Las últimas horas de la tarde se fundieron con la noche y Simón no llegaba. Pasamos de la cocina al living, a la bañadera, a la habitación y todo el esfuerzo en cada lugar estaba amorosamente apuntalado por las chicas, pero el dolor en cada contracción aniquilaba las fuerzas de mi compañera.

Las caras de las parteras nos decían que el parto se estaba convirtiendo en un traslado a una institución. De nuevo al sistema con sus prohibiciones. Le pregunté a Dany como veníamos y me dijo que mi hijo nacería hoy, en casa o en un hospital, pero que cuanto mas cansados estarían Gi y Simón mas difícilmente tendríamos un parto natural. Fue así que nuevamente en la bañadera redoblamos los esfuerzos mientras las chicas descansaban. Le propuse a Gi que descanse y retome energías para hacer un último intento dado que de otra forma tendríamos que correr al hospital y todo el mundo se nos cayó enzima. Me gritó desgarradamente que no podía descansar, las contracciones venían y quedaba destrozada después de cada una. Y mi cabeza me llevó a la cocina donde había una linda tuca y tras mi cabeza salió disparado mi cuerpo, prendí el faso y corrí al baño nuevamente.

Con mi pareja a la marihuana le decimos “medicina de hombre negro”, una pavada que se nos ocurrió hace años y pasó a ser norma. Pero en esta ocasión le suministre un poco de “medicina” a mi parturienta mujer. Como quien hace algo con desconfianza le dio una primera pitada y se hundió lentamente un poco mas en el agua tibia, sus músculos se relajaron después de una noche demoledora. Otra dosis la dejó preparada para el acto mas animal que alguien pueda transitar en su vida, se puso de pie en la bañadera, nos miramos a los ojos y esperamos que llegue la contracción.

Con las manos aferradas en mí y en la pared, alzó la mirada y gritó desde su vientre. Primero la cabeza y luego todo mi hijito pasaron ante mis ojos. De la nada las chicas estaban alrededor nuestro, sus miradas lo decían ¡Esta todo bien!

Mary me dijo: “piel con piel”. Rápidamente entendí, me saque la remera y en instantes estaba Simón en mi pecho tapado con una toalla agarrado de mi chiva fuertemente a la vida. Por Maxi Bistol

 

por -
1 402 vistas

En este programa Estela tiene unas plantas de tamaño perfecto para pasar a floración. Las horas de luz y oscuridad en un día se llaman foto-periodo y en no autoflorecientes el fotoperiodo induce el crecimiento o la floración.

Hasta ahora las plantas han estado a 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad, a partir de ahora se cambia a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad para que entren en floración. La Barraca de maría

por -
0 120 vistas

El despistado Diccionario Oxford piensa que la palabra vaping comenzó con la invención del cigarro electrónico (e-cig) en el 2003. Pero el hecho es que la vaporización ha sido un término común en el mundo de la marihuana duarante las últimas dos décadas o más.

“El uso en el lenguaje (en inglés) de la palabra vape y los términos relacionados han mostrado un aumento marcado en el año 2014 dice el director editorial Judy Pearsall. “El vaping se ha generalizado.”
El Diccionario Oxford traza el primer uso de la palabra a un artículo de 1983 sobre el vapor de nicotina.
El término “pluma vape” (vaporizador de bolsillo o personal) es claramente un producto de la marihuana, en comparación con el e-cigarro. Sin embargo, es cierto que vaping ahora es común entre los usuarios de tabaco. Incluso hay una revista llamada Vape enteramente dedicada a los productos relacionados con la nicotina.
Vaporizar marihuana fue escrito o se describió por primera por  el Dr. LungLife en varios artículos cuando mostraba cómo construir un vaporizador de estilo látigo publicado en las ediciones de 1989 de la revista High Times.

por -
2 156 vistas

Hoy tenemos el gusto de compartir este potente testimonio.

Nos lo envía ARAM desde Guadalajara – México. Un joven de 25 años que ha sufrido leucemia linfocítica aguda y comenzó a consumir la marihuana para sopesar las secuelas físicas, mentales y emocionales que le dejo esta enfermedad.

Os dejamos con su testimonio.

ARAM: Es importante aclarar que  durante mi enfermedad, nunca consumí marihuana, solo tratamientos naturistas y la quimioterapia, que me afecto mucho físicamente.

Estuve tomando tratamientos naturales al mismo tiempo que la quimioterapia.  Empecé a tener mejoras, cuando comencé a tomar tratamientos naturales.  Después de un tiempo decidí que ya no quería quimioterapia dado que la última vez que estuve internado en el hospital civil de Guadalajara de gravedad lo pase muy mal, y quise morir mejor en mi casa, afortunadamente no fue así, seguí con los tratamientos naturales y después de un tiempo mis exámenes salieron limpios ya no tenía restos de células malas seguí yendo al hospital a chequeo como otros 3 0 4 años.

Ya no tenía la enfermedad pero mi cuerpo no lo sentía al 100% me sentía agotado sin ganas de hacer nada, débil, muy irritable, es ahí donde entro la marihuana al principio comencé por curiosidad después empecé a sentir cambios en mi cuerpo que era lo que me faltaba para estar al 100%.  La consumía en grandes cantidades hasta 9 cigarros al día.

Comencé a buscar información en internet dado que todos decían que me hacía daño que era mala y todo lo que la gente dice cuando no esta bien informada.  Lo que necesitaba era eso buscar una dosis perfecta que me dejara continuar con la vida ordinaria y así empecé a buscar mi dosis, la que mejor se adecuará a mis necesidades.

Estoy tratando de demostrar que si uno trabaja en conjunto con la marihuana puede ser de mucha ayuda.  Para muchas personas, es lo que tiene la marihuana que se adapta a tu estado de ánimo, es uno mismo el que hace que esta planta sea buena o mala 

Nosotros somos los que decidimos y no es la planta la que es mala, si no el uso que le demos. eso es lo que nadie ha investigado y aquí podemos entrar en otro tema ya que es cuestión más espiritual dado que solo he tenido la asesoría de Dios.

Ojala nuestros gobernantes tuvieran la paciencia de escuchar a las miles de personas, que lo único que queremos es usarlo para un buen beneficio, tienen la mente cerrada, no aceptan que también se equivocan y las pruebas existen.

Hay mucho más daño con lo que se vende ordinariamente que con la marihuana, no todos tienen el mismo criterio que yo pero yo si respeto a los demás, esa es la diferencia que no nos respetan.  

La gente tiene un mal criterio de la marihuana por como nuestros gobernantes la han catalogado.

Espero esto sirva de ayuda, nunca me ha gustado pedir nada ni a nadie pero en este caso si pido este derecho que tenemos todos los que encontramos en la marihuana muchos beneficios. Gracias por escuchar mi petición.

Marihuana Medicinal: ¿Qué tipo de enfermedad o enfermedades padeces?

ARAM: Estuve enfermo de leucemia linfocítica aguda a principios de 2001, actualmente me siento totalmente bien

¿Por cuánto tiempo has consumido la marihuna?

Como por 4 años y medio

¿Recibiste algún tipo de asesoría antes de comenzar a consumirla?

No solo me he asesorado con Dios y a la sabiduría que me brinda

¿Cómo la consumes?

La he consumido en té y fumada

¿Qué dosis sueles usar?

Fumada viene siendo un cigarro o poco más, en té como la mitad de un cigarro

¿Cuantas veces al día?

Fumada la uso tres veces al día, de 3 a 5 fumadas en cada ocasión depende el estrés y en té en la mañana y en la noche

¿Qué cambios has notado?

Mejoras en el aprendizaje, moderación en mi carácter, mejor actividad física en si se puede decir cambio de personalidad de negativo a positivo en mi opinión propia, no he tenido pérdida de memoria sino al contrario un desarrollo.

———————-

Gracias ARAM por tu testimonio, sin duda alguna ayudará a muchos a romper viejos esquemas y a sentirse un poquito mas confiados.

Recordar que todos nuestros testimonios son reales, enviados por nuestros lectores, en algunos casos ampliamos sus testimonios con preguntas que les hacemos y ellos de forma desinteresada y con el deseo de ayudar nos permiten que les publiquemos sus testimonios.