Proliferan los cultivos de marihuana en la Florida

Florida,  EEuu.- La demanda nacional de marihuana de alta potencia ha convertido a la Florida en uno de los principales productores de semillas hidropónicas, y cientos de surfloridanos están convirtiendo sus hogares en lucrativas casas de cultivo, según agentes locales del cumplimiento de la ley.

Los criaderos ilegales de drogas están ocultos por doquier, desde casas de un millón de dólares a apartamentos destartalados, lo que pone a los desprevenidos vecinos en serio peligro, dijo la policía. Algunas casas de cultivo se descubren sólo después de explosiones o incendios.

El año pasado, se ocuparon en la Florida más casas de cultivo que en cualquier otro estado, a pesar de una reducción en las cifras generales, de acuerdo con la Policía Antidrogas (DEA). Las agencias del cumplimiento de la ley de la Florida hicieron batidas en 818 casas, seguidos por los de California con 791.

No todas las agencias informan de sus hallazgos a la DEA.

El centro de la industria se encuentra en el Sur de la Florida, donde la policía ha quemado más de 1,000 plantas en lo que va de este año en emboscadas encubiertas conjuntamente con el Area de Narcotráfico de Alta Intensidad (HITDA) del Sur de la Florida.

Ahora los cultivadores aprenden ardides de alta tecnología para ocultar sus plantas a los investigadores encubiertos.

“Los chicos malos se hacen más inteligentes, y no los encontramos a todos”, dijo el capitán Joe Mendez, quien supervisa el destacamento contra la marihuana en el Sur de la Florida.

Los cultivadores reconectan las casas a electricidad robada a las líneas para evitar sospechas con sus altas cuentas de electricidad, dijo la policía. Los cultivos bajo techo roban la electricidad para que funcionen las unidades de aire acondicionado y los bombillos de 1,000 vatios que ayudan a acelerar los ciclos de las plantas.

Localizar a los cultivadores individuales se ha hecho más difícil también, pues muchos usan cámaras de circuito cerrado para supervisor sus casas desde lejos. A veces la policía allana casas de cultivo y no encuentra a nadie dentro, dijo Mendez. Los cultivadores a gran escala se han mudado a las partes rurales de los condados Palm Beach y Miami-Dade para evadir vecinos curiosos o la supervisión de la policía.

“Ellos realmente se han perfeccionado”, dijo el sargento Phil Dorfman, de la policía de Delray Beach.

Pero un cableado eléctrico chapucero y el intenso calor de las luces convierte a menudo las casas en bombas de tiempo, dijo Dorfman, quien trabaja en la unidad de narcóticos del departamento.

En febrero, una casa de cultivo estalló en una calle tranquila en la parte no incorporada del condado Broward, al este de Fort Lauderdale. Los vecinos en la cuadra de los 220 de la 43 Way del Southwest dijeron que sintieron la explosión y la compararon con el sonido de la caída de un avión.

Los restos del accidente volaron hacia los techos cercanos y las llamas hicieron contacto con los patios del vecindario, interrumpiendo por seis horas el servicio eléctrico. Nadie se encontraba dentro de la casa y nadie resultó lesionado. Los bomberos encontraron 10 plantas de marihuana en la casa, y los investigadores del incendio dijeron que el propano en la casa de cultivo provocó la explosión.

Shannon Molohon, quien vive a unas pocas puertas, dijo que no tenia idea de lo que hacían los vecinos. Agregó que aún está “enfurecida” de que los dueños de las viviendas pusieran a todos en peligro.

“Traumatizó al vecindario”, dijo Molohon, de 50 años. “Había niños montando bicicletas por aquí. Las personas caminaban sus perros por la noche”.

Molohon dijo que una pareja y tres niñas vivían en la casa. Ellas se fueron desde entonces y la casa se mantiene como una pila de escombros rodeada por una cerca de tela metálica.

La oficina del jefe de la policía de Broward emitió una orden de arresto con respecto al caso, pero no ha detenido a nadie.

Las grandes ganancias que se hacen con la marihuana hidropónica le crean una batalla sin fin a la policía, dijo Mendez, del Area de Narcotráfico de Alta Intensidad. Cada libra tiene un valor en la calle de unos $4,000 en el Sur de la Florida, y cada planta produce unas tres libras al año, según el destacamento.

La luz intensa, los nutrientes y los tanques de oxígeno que se usan en el interior hace que las plantas hidropónicas crezcan tres veces más rápido que las que están al aire libre, con mucho mayores niveles de THC, la sustancia psicoactiva clave que se encuentra en la marihuana.

Los funcionarios del cumplimiento de la ley han presionado para aumentar las penalidades a los cultivadores de marihuana, y los legisladores estatales aprobaron en el 2008 la Ley de Erradicación de Casas de Crecimiento de Marihuana. Es un delito grave de segundo grado el cultivar más de 24 plantas, lo que redujo el mínimo previo de 300.

La ley hizo que hubiera menos casas allanadas, dijo Mendez, pero él piensa que los cultivadores se han vuelto más cuidadosos.

La policía confía en las informaciones de los vecinos, que a veces no saben qué buscar, dijo Norris Redding, teniente de la policía de Hollywood.

“Se puede vivir en un vecindario y ni siquiera saber que hay un cultivo en la casa de al lado”, dijo Redding, quien trabajó durante varios años para el departamento de crimen en las calles.

Por ejemplo, la mayoría de las casas de cultivo tienen carteles de “Cuidado con el perro”, pero no hay perros. Las persianas siempre están cerradas y la casa tiene un olor fuerte distintivo.

El clima del Sur de la Florida desempeña una parte en el gran número de casas de crecimiento en el área, dijo Redding. Nadie duda de una casa que tiene puesto el aire acondicionado todo el año, el cual es necesario para enfriar las casas de cultivo que generan calor por las luces de alto vataje.

La mayoría de las personas piensa que estas casas sólo se encuentran en los vecindarios pobres, dijo Redding, pero no es así.

La policía desactivó en marzo una casa de cultivo en una calle en buen estado en Boca Raton. Dana Carvallo llamó a la policía después que dos ladrones invadieron su casa en la cuadra de los 1500 en la Calle 16 del Southwest y lo amarraron. Cuando los agentes llegaron, los ladrones se habían ido, pero encontraron una casa de cultivo muy “elaborada” en el estacionamiento.

Los agentes confiscaron 24 plantas y Carvello, de 34 años, fue arrestado por un cargo de cultivar mariguana, de acuerdo con el informe de arresto de Boca Raton.

Los dueños de la propiedad dijeron que no tenían idea de que se cultivaba marihuana. Carvello estaba cultivando marihuana.

En Boynton Beach, la dueña de un townhouse en la subdivisión de Pelican Pointe dijo que estaba sorprendida de encontrar que la policía confiscó en mayo 40 plantas en la casa que ella alquila. Jesse Duncans, de 26 años, fue arrestada el 25 de mayo en la casa en la cuadra de los 500 en la Primera Calle del Southwest.

El dueño Leon Feinstein dijo que la policía está perdiendo su tiempo y dinero arrestando a los cultivadores de mariguana. Ellos deberían enfocarse en los criminales violentos, agregó.

“Estamos perdiendo dinero una y otra vez en esto”, dijo Feinstein, quien vive en Michigan. “Pienso que simplemente debe legalizarse”.

La investigadora Barbara Hijek contribuyó a este reportaje.

 

Fuente ElNuevoHerald

 

En General

Seguir a La Marihuana


Sobre Mac

Mac es cofundador de La Marihuana desde el 2001. Escritor y defensor del acceso al cannabis recreativo y medicinal. Para él: “La Marihuana la creó Dios, o sea la naturaleza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios en Facebook