Organización a favor de la marihuana condena “absurda” lucha antidrogas

Organización a favor de la marihuana condena “absurda” lucha antidrogas

por -
1 1.723 vistas

Paraguay.- La Organización Kannábica del Paraguay (O.K.P.) condena la absurda lucha antidrogas y exige buscar otras alternativas para dar solución al llamado “narcotráfico”. Así inicia el comunicado de este grupo que quiere evitar que el vegetal “pase al terreno de la clandestinidad” y que defiende el uso responsable de el cannabis. Además, realizan un llamado a los simpatizantes.

Reproducimos el documento:

“Somos una organización recientemente formada por ciudadanos mayores de edad cuyo fin último es lograr la total legalización del cannabis, planta más conocida como marihuana. Algunos miembros son consumidores y otros no pero lo que nos une es la indignación de que se persiga y se destruya un recurso valioso para el país y de que tengamos que asumir que esta planta (un producto de la naturaleza) esté prohibida por leyes no emanadas de nuestros representantes públicos.

Tras analizar algunas ideas llegamos a la conclusión que:

1 – Ninguna ley humana tiene derecho a que un vegetal pase al terreno de la clandestinidad.

2 – Con esta prohibición se limita la libertad individual de los ciudadanos mayores de edad a que puedan sembrar, plantar, cosechar y dar el uso que quieran darle al cannabis responsablemente y sin daños a terceros.

3 – El cannabis es una planta ancestral que tuvo muchísmos usos a lo largo de la Historia y tras algunos estudios pudimos comprobar que su uso fue fundamental para el desarrollo de tecnologías a lo largo de la historia de la humanidad además del uso terapéutico bien conocido en campos medicinales como el de la oncología principalmente.

4 – El uso recreativo (que es el motivo por el cual la marihuana está prohibida) está estigmatizado absurdamente por la sociedad  tal vez al relacionarla con la delincuencia y la violencia. La razón nos indica que no se puede culpar a una planta o sustancia determinada por la conducta individual de una persona, pues ésta es responsable de sus actos y por ellos debe ser sancionada. Sería como que un delincuente cometa un crimen después de beber whisky y el Estado termine prohibiendo al alcohol alegando que esta sustancia incitó al individuo a violar la ley. Hay millones de personas en el mundo que beben alcohol y son responsables de sus actos. ¿Acaso no se podría presumir que hay consumidores de marihuana que son también responsables de sus actos?. También está medicamente comprobado que el consumo de marihuana no produce adicción, sino un hábito, el cual puede dejarse cuando la persona lo quiera. Este hecho fundamental hace que consideremos que la marihuana está absurdamente incluida dentro del grupo de “drogas” o “estupefacientes”. Una planta no puede crear adicción a nadie a no ser que se le agreguen productos químicos como ocurre con el cigarrillo, que es una droga legal aceptada socialmente.

5 – No se puede criminalizar un hecho que no daña a terceros. La siembra y cosecha de marihuana no son hechos delictivos en sí. El tráfico de marihuana está estipulado como delito artificialmente. A la luz de la razón no es un acto que perjudique a alguien ajeno al natural hecho de venta y compra de la planta.

Se argumenta su efecto nocivo a la salud humana pero tras consultar muchos datos sobre investigaciones científicas en otros países hemos comprobado que su uso posee muchas propiedades efectivas para el tratamiento de muchas enfermedades. En todo caso si están comprobados los supuestos daños físicos que podría causar su uso ésta cuestión entra en el campo de la privacidad individual del ciudadano mayor de edad. Así como el adulto es consciente de que abusar del alcohol podría dañar su salud, el consumidor de marihuana mayor de edad también podría ser consciente de lo mismo. ¿Por qué tendríamos que aceptar socialmente al alcohol, un producto hecho por el hombre y no a la marihuana, un producto hecho por la naturaleza?. Cuestiones de lógica.

6 – Los recursos del Estado deben usarse para paliar y solucionar los graves problemas nacionales como la inseguridad y la pobreza y no para destruir a una planta prohibida por leyes que no fueron sancionadas por el Congreso, órgano republicano representativo de la voluntad popular. ¿Acaso el pueblo paraguayo fue consultado si estaba de acuerdo que el cultivo y tráfico de marihuana sea algo prohibido y penado por la ley? ¿Algún ciudadano votó para que Paraguay sea partícipe de esta demencial “guerra contra las drogas”? A mi ni a nadie se nos consultó si estábamos de acuerdo con prohibir el cannabis, una planta usada desde tiempos inmemoriales por las culturas oriental y occidental.

7 – Así como consideramos que ninguna ley tiene derecho a prohibir un hecho que no perjudica a terceros, también creemos que es posible un debate sobre el nuevo papel que debería jugar el Estado en el llamado “combate al narcotráfico”, guerra que consideramos estéril pues podrán destruirse miles de hectáreas, quemarse toneladas de marihuana y apresarse a miles de inocentes ciudadanos cuyo único crimen es cultivarla, pero eso no frenará su demanda porque la libertad individual es un derecho natural mucho más fuerte y lógico que las leyes impuestas por organismos supranacionales cuyos miembros no fueron elegidos por el pueblo paraguayo.

Exigimos como organización social de ciudadanos libres:

*La detención del llamado operativo “Ko’ê Pyahu” que utiliza recursos del Estado para reprimir la plantación y tráfico de marihuana y que podrían usarse para solucionar algunos de los miles de problemas sociales que sufre ancestralmente nuestro país.

*El desmantalemiento de las instituciones que reprimen y persiguen la siembra y tráfico de la marihuana y destinar estos millonarios recursos que las sostienen para dar solución a los agobiantes problemas que aquejan al país como la inseguridad y la paupérrima situación en la que se encuentran segmentos vulnerables de nuestra sociedad como los agricultores y los indígenas.

*Que el ministro del Interior Rafael Filizzola haga realidad el ahnelo de vivir en un país seguro cumpliendo su deber como empleado del pueblo destinando el dinero del Estado, que al fin y al cabo somos nosotros los ciudadanos, a perseguir y reprimir a los que en verdad perjudican y atentan contra las personas trabajadoras y honestas (asaltantes, peajeros y motobandis) ¿Cuantos paraguayos comerían un plato de comida por los millones de guaraníes que le cuesta al Estado esta absurda persecución a esta planta?

También manifestamos nuestra solidaridad con los productores y cultivadores de marihuana, víctimas de una demencial legislación represiva que castiga un hecho que a nadie hace daño. Los verdaderos delincuentes tienen armas y atentan todos los días contra la integridad de los honestos habitantes de nuestra república. Un agricultor que siembra marihuana (una planta) NO ES UN DELINCUENTE como tampoco lo es quien la trafica y la vende a personas que la consumen responsablemente y sin daños a terceros. No nos cabe en la razón que tenemos como seres pensantes cómo podría castigarse con más dureza a quien trafica marihuana que a quien comete un homicidio o una violación, hechos delictivos que SÍ perjudican a terceros.

Por todo lo expuesto esperamos que este primer manifiesto sea útil para replantear a nivel nacional otra alternativa a la llamada “guerra contra las drogas”, que consideramos que nunca tendrá un final pues lo único que logrará es que los pocos recursos con que cuenta el Estado sean utilizados para destruir esta planta que legalizándola podría generar un importante ingreso de divisas al fisco y a la economía de los pequeños productores. En otras partes del mundo la marihuana se está industrializando, acá la destruimos. Es hora de que tomemos conciencia que podemos sacarle más provecho a su comercialización que a su destrucción. La libertad de consumir una planta, un fruto de la tierra y de la naturaleza, es un derecho mucho más fuerte que todas las leyes represivas.

Pero como alguien dijo:”Las libertades no se regalan, se conquistan”. Desde hoy nuestra organización da comienzo a una campaña cuyo fin último será la absoluta legalización del cannabis, más conocida como marihuana.

Desde ya los ciudadanos libres que quiera unirse a esta organización pueden escribir al mail organizacionkannabicadelparaguay@hotmail.com

Fuente Lanacion

1 COMENTARIO

  1. Después de leer este serio, e incontestable manifiesto, con el que estoy totalmente de acuerdo, compruevo una vez más que hay muchas tiranías, que van disfrazadas de democracias… pero… En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas, es contraria a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle…Mohandas Gandhi…suerte, Amigos…

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 126 vistas
Las mismas variedades de marihuana que disfrutaba cuando estaba vivo serán etiquetadas oficialmente con su marca Gonzo

0 445 vistas
¿Qué considerar en tu instalación básica de cultivo de interior? Lee nuestros consejos aquí y cosecha la mejor medicina. Decidir pasar del cultivo en exterior...

0 44 vistas
El estado de Washington en lo que va de año ha recaudado en impuestos para el estado 240 millones de dólares

0 562 vistas
Existen miles de trastornos raros y cmplejos. El cannabis y los compuestos cannabinoides pueden dar soluciones complejas a estas enfermedades