Una de pachecos (fumadores de marihuana), por Arturo Solis

Una de pachecos (fumadores de marihuana), por Arturo Solis

por -
4 1.947 vistas

Por Arturo Solis, México.- El principal obstáculo para legalizar el uso recreativo de la mariguana en México no es la resistencia y el rechazo de los grupos más conservadores de la sociedad, sino el silencio pasivo y tímido de quienes la consumen y la han consumido.

A los pachecos y ex pachecos mexicanos contemporáneos les da miedo, vergüenza o qué sé yo, reconocer públicamente, y hasta en privado, que fuman mariguana o que la fumaron alguna vez, avalando así la idea de que es una droga peligrosa cuyo consumo debe prohibirse y castigarse por el Estado.

Prefieren fumar lejos y escondidos de miradas incómodas, sin atreverse a desafiar prejuicios ni a debatir sus argumentos, en espera de que alguien más lo haga. Como buenos mexicanos (lo pacheco no les quita lo mexicanos), prefieren que otros decidan por ellos, y dejan a los políticos el ritmo, tono, contenido y dirección del debate de una iniciativa que a nadie más que a los pachecos corresponde proponer a sus representantes en el Congreso.

Porque si bien la mayoría de los pachecos gringos tampoco cantan mal las rancheras de la doble moral y la hipocresía acerca de las drogas, particularmente de la mariguana, no son pocos ni cualquieras los gabachos que sí se atreven a reconocer abiertamente sus pecadillos cannabiles, y a defender públicamente los argumentos a favor de la legalización del uso recreativo de la mariguana, (como ya lo hicieron y ganaron los electores de Washington y Colorado).

Nada más para abrir boca, en la larga lista de notables y celebres consumidores y activistas gringos pro hemp, weed, grass, joint, dooby y un montón de sinónimos anglos de mota, mois, chuby, churro, hierba y de la verde, comienzo con Carl Sagan, el ilustre astrólogo, físico, filósofo y escritor estadunidense, diciendo: “que el Cannabis sea ilegal es realmente increíble, el completo impedimento de utilizar en su totalidad, algo que te ayuda a producir una profunda serenidad, sensibilidad y fraternidad tan desesperadamente necesitada en este loco y peligroso mundo”.

Otro genio aún más ilustre y sabio, no sé si pacheco como Sagan, pero igual o más activista, Albert Einstein, nativo alemán pero ciudadano estadunidense, hace más de medio siglo dijo algo sobre su gobierno, que bien podría decir hoy del nuestro: “el prestigio del gobierno ha recaído considerablemente por las leyes de prohibición. Porque nada es más destructivo para el respecto al gobierno y las leyes del país, que las leyes que no pueden ser aplicadas. Es un secreto abierto, que el peligroso incremento del crimen esta¡á cercanamente conectado con la prohibición de la mariguana”.

Obvio, un montón de músicos y actores famosos han reconocido su pachequez y/o promovido la legalización de la cannabis.

Desde Louis Armstrong, a quien le consternaba “ver a la mariguana ligada a las drogas y toda esa basura. La mariguana es mil veces mejor que el alcohol, es un asistente y un amigo”; pasando por Art Garfunkel (el de Simon y Garfunkel), quien, aunque siendo inglés, advirtió al gobierno de Estados Unidos que “si deportan a John Lennon, yo también me voy, con mis músicos y con mi mota”.

Hasta Jennifer Anniston (la de Friends), que reconoció que “la fumo de vez en cuando. Eso no tiene nada de malo”, y Kirsten Dunst (la novia de El Hombre Araña), quien de plano piensa que “si todos en este mundo fumaran mariguana, sería un mundo mejor”.

También escritores e intelectuales han hecho lo propio: como Stephen King, quien no sólo cree que la mariguana “debería ser legal, sino que debería ser industrializada”; o Milton Friedman, economista ganador del premio Nobel en 1976, quien sostiene que “cuando una empresa privada falla, se cierra; cuando una empresa del gobierno falla, se expande. ¿No es eso exactamente lo que está sucediendo con las drogas?”.

Sorprendentemente, un nutrido grupo de políticos gringos se han inscrito en esta lista. Desde los ex presidentes Abraham Lincoln, quien reconoció que “dos de mis pasatiempos favoritos son sentarme en mi patio, llenar mi pipa con cáñamo (nombre que reciben las variedades de la planta Cannabis), fumar y tocar mi harmónica”, y George Washington, quien propuso que había “que aprovechar todo lo posible del cáñamo indio, sembrarlo y expandirlo por donde sea”; pasando por dos celebérrimos políticos, el republicano Arnold Schwarzenegger (“la mariguana no es una droga, es una hoja”), y el demócrata Al Gore (“al regresar de Vietnam, hice las cosas que todos los jóvenes hacen”); hasta el mismísimo actual presidente de Estados Unidos Barack Obama (“cuando era joven, fume mariguana, ése era el punto”).

Mención aparte merece el ex presidente demócrata y cacahuatero Jimmy Carter, quien apuntó con precisión y sapiencia de estadista, uno de los meollos del asunto: “la penalización no debería causar a una persona más daño de lo que la droga le hace, y cuando es así, las leyes deben ser cambiadas”.

Triste y penosamente, la lista de notables y famosos pachecos confesos y/o activistas mexicanos, es mucho más corta y reducida que la gringa.

De músicos y actores, un escaso pero distinguido par: Agustín Lara. Se dice que cuando un reportero le preguntó si efectivamente la cannabis era su musa, Lara tomó un cigarro de mariguana, lo encendió, se lo extendió a su interlocutor y le dijo, una vez que éste había fumado, “ahora componga algo”; y Tin-Tan, quien en muchas escenas de sus películas reveló su gusto por la mota. Como en Hay muertos que no hacen ruido (dirigida por Humberto Gómez Landeros, 1946): “Que a mí ya me dan las tres… pero no de éstas (haciendo un ademán como si estuviera fumando un cigarro de marihuana), sino de las otras”. De los actuales, un puñado, mucho más tímidos y correctos que los anteriores, como Gael García, los Cuarón, la Guzmán, Maná… y seguro Chabela Vargas, aunque nunca lo dijo al aire.

De intelectuales y artistas, más y mejores ejemplos, pero la mayoría ilustre en otros tiempos o ya extintos, como Manuel M. Flores, Diego Rivera y (su) Frida, Salvador Novo, Nandino, Villaurrutia, Salvador Elizondo, José Agustín (but of course)… y seguro Monsiváis, aunque nunca lo dijo al aire.

De líderes y políticos, menos que los gringos, y casi todos de tiempos idos o ya idos, como Pancho Villa, Victoriano Huerta, Porfirio Díaz, y dos agujas del pajar contemporáneo: Zedillo y Vicente Fox.

Por eso tan pobre y mustio el debate mexicano sobre la legalización, pero también por eso aplaudo la propuesta del diputado federal del PRD, Fernando Belaunzarán, quien la semana pasada propuso legalizar la producción, distribución y consumo de mariguana, bajo el argumento de que en algunas entidades de Estados Unidos esta sustancia ya es regulada.

“¿Tiene sentido mantener el paradigma prohibicionista, seguir con el combate frontal y militar que tanta destrucción y muerte ha generado en nuestro país, para tratar de impedir sin mucho éxito, por cierto, que ingrese a Estados Unidos una sustancia que allá ya está permitida y regulada, como es el caso de la mariguana?”, cuestionó el jueves pasado en tribuna.

Cuestionó bien, lo que ya desde hace mucho cuestionó Gabriel García Márquez: “la prohibición hizo al tráfico de mariguana más atractivo y rentable, alentó la criminalidad y la corrupción en todos los niveles. Dada esta situación, la polémica no puede reducirse a la guerra contra la mariguana o la permisividad. Hay que tomar por fin el toro por las astas: cómo puede implementarse la legalización. Para poner fin a la guerra inútil, perniciosa y egoísta que los países consumidores infligen a los productores. El problema es una cuestión fundamental ética y política, que sólo puede definirse claramente mediante un acuerdo internacional, con Estados Unidos al frente”.

La mesa está puesta, estimados pachecos, no por eso menos respetables lectores de este espacio.

Por Arturo Solis Heredia

4 COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 38 vistas
Las búsquedas sobre marihuana y sus beneficios para la salud se han disparado en los buscadores como Google

1 44 vistas
Muchos intereses económicos de empresas farmacéuticas y sustancias recreativas legales están en contra de la legalización de la marihuana

0 171 vistas
El Presidente de la República de Perú comenta sobre el cannabis y un periodista da su opinión sobre el comentario del mandatario
video

0 105 vistas
Un nuevo vídeo de Undergrow TV correspondiente al programa 104 que nos enseñaran como hacernos un batido (milkshake) de marihuana y más