Plantar cannabis en Uruguay daría fin a dependencia petrolera del país

Plantar cannabis en Uruguay daría fin a dependencia petrolera del país

por -
2 1.021 vistas

BarrilUruguay.- La diferencia entre el cáñamo industrial (cannabis sativa sativa) y la marihuana (cannabis sativa indica) es el porcentaje que contiene de THC (tetrahidrocan nabinol), la sustancia alucinógena. En el caso de la marihuana este porcentaje oscila entre 12% y 15%, mientras que en el caso del cáñamo industrial su contenido máximo es de 0,5%.

Joachim Vallenas, trabaja actualmente como experto senior en la Dirección de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Industrias (CIU) y elaboró, conjuntamente con Fabrizio Giamberini de la empresa The Latin America Hemp Trading, un estudio donde se explican las virtudes de la planta y por eso la necesidad de legalizar el cultivo del cáñamo industrial, actualmente prohibido en Uruguay. “Conociéndolo a (José) Mujica, creo que la idea le va a gustar”, dijo Vallenas a El País.

Alemania, Australia, China, Francia, Inglaterra y Canadá son algunos de los países que habilitan el cáñamo industrial.

En el documento entre muchos aspectos se destacan dos: el cáñamo como una fuente de bioenergía y también como una solución para las agroindustrias. Se explica que incluyendo al cáñamo en el ciclo de rotación de la mitad de cultivos de secano ya existentes en Uruguay −aproximadamente 1.800.000 hectáreas− rotando cada tres años, se podrían sembrar unas 300.000 hectáreas de esta planta.

En una hectárea se puede producir el equivalente a 3,5 toneladas de gas oil en biomasa de cáñamo. Además, la planta puede producir en el uso combinado de fibras y semillas aproximadamente una tonelada de granos por hectárea de los que se obtendrían unos 300 litros de aceite. En esas 300.000 hectáreas esto equivale a más de un millón de litros de aceite transformables en biodiesel, lo que equivale al consumo anual de diesel en Uruguay.

El informe señala que plantando cáñamo industrial en la escala mencionada, Uruguay podría prescindir de importar 2,2 millones de toneladas de petróleo por un valor de US$ 1.400 millones, con un valor de base de US$ 100 por barril de crudo y dejar de lado la dependencia del petróleo para la generación de energía. “Son cifras que hablan por sí solas”, dijo Vallenas.

En el aspecto agrícola con la inclusión del cáñamo industrial en la rotación de cultivos mejora la calidad de los suelos al oxigenarlos. Y posteriormente, cuando se cosechan granos como soja, maíz o sorgo se obtiene un rendimiento 15% mayor. “Si después de cosechar el cáñamo siembro maíz no necesito herbicidas, porque el campo estará limpio, ya que la planta lucha por sí sola contra las malezas”, dijo Vallenas.

El experto señaló que el cáñamo industrial no es una droga pero actualmente el Parlamento lo trata junto con el proyecto de ley de legalización de la marihuana. “Ahora están concentrados en el tema de la marihuana porque es mucho más sexy. Internacionalmente aprobar la producción de cáñamo industrial es aprobar un cultivo más. Ninguna persona sensata podría estar en contra de su cultivo”, manifestó.

“Claro que hay que controlar. Si uno ve una planta y otra no distingue la diferencia”, dijo. En Europa hay reglamentaciones donde el productor debe informar a las autoridades correspondientes dónde realizará la siembra y “después hay inspecciones para determinar si es cáñamo industrial o no”, indicó.

Actualmente, el experto quiere enviar una carta abierta a integrantes del gobierno y a los legisladores para que “apuren” el proceso parlamentario. Y busca apoyo de sectores industriales y agrícolas del país.

“Si la carta es acompañada por la Cámara de Industrias, la Asociación Rural, la Federación Rural, capaz que es distinto porque ellos podrían hacerse escuchar más que yo. Toda esa gente ve los beneficios que esto tiene”, afirmó. Para el técnico, el cáñamo se ofrece como una “panacea” para la solución de muchos problemas energéticos, agrícolas, industriales y alimenticios.

aceite-canamo (1)Para el consumo humano

El otro autor del estudio, Fabrizio Giamberini señaló a El País que el aceite de cáñamo tiene un alto porcentaje de ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6, en una relación ideal para incluirlo como componente de alimentos para consumo humano. “Lo más importante es que se pueden enriquecer muchos productos existentes a partir de este insumo”, dijo el especialista. Giamberini agregó que el cáñamo tiene mucho potencial para la producción de bioplásticos y para la industria cosmética y alimenticia. “Hay que conseguir nuevas materias primas para nuevos usos industriales”, señaló.

Fuente EntornoInteligente

2 COMENTARIOS

  1. Sí el proyecto es MUY BUENO, pero… afecta otros intereses que van a mover sus “peones” para que le pongan palos en la rueda. A quién se le ocurre independizarse del petróleo y sus derivados sin consecuencias ?

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 10 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento

0 33 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 53 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto

0 31 vistas
Paraguay podría ser el próximo país de latino América en unirse al grupo de naciones que ya han despenalizado el cannabis medicinal