Polinización y mejora genética: en busca de la nueva generación

Polinización y mejora genética: en busca de la nueva generación

por -
2 3.669 vistas

Por Miguel Gimeno. Para cualquier persona que quiera iniciarse en el mundo de la cannabicultura siempre aconsejo que partan de semillas y no de esquejes, al igual que hicieron los primeros cannabicultores españoles que partían de semillas de variedades puras que llegaban a sus manos procedentes de diferentes partes del mundo. Hoy día, sobre todo debido al asentamiento de Grows por todo el territorio español, la gran mayoría de cannabicultores españoles parten de semillas compradas en dichos establecimientos y otros muchos de esquejes, en estas líneas vamos a centrarnos en las semillas.

Las semillas comerciales están producidas por Bancos holandeses, suizos, canadienses y españoles, éstos últimos han tenido una gran aceptación entre los cultivadores. Los primeros Bancos holandeses pioneros en la producción semillas de marihuana, iniciaron su trabajo a partir de diferentes variedades de marihuana de todas partes del mundo, pero sobre todo a partir del trabajo realizado por cannabicultores norteamericanos clandestinos durante las décadas comprendidas entre los 70 y 90. Actualmente el número de bancos de semillas existentes es muy elevado, por lo que muchos de estos bancos se dedican a intentar imitar a los pioneros o bien crean sus propias variedades a partir de variedades de éstos.

En la naturaleza se dan dos formas de reproducción: sexual y asexual. La marihuana puede reproducirse de ambas formas: polinización (sexual) y por medio de esquejes, acodos, injertos (asexual). Durante este pasaje voy a dedicarme exclusivamente a hablar sobre la polinización.

Reproducción sexual: Polinización.

Casi todo cannabicultor se ha planteado alguna vez en crear su propia variedad. Escogen a una hembra y la polinizan sin más con el polen obtenido de un macho, evidentemente los resultados de este cruce pueden ser o muy buenos o pésimos. Para crear una variedad se debe conseguir una estabilidad genética a base de un meticuloso trabajo de selección de ejemplares tanto madres como padres, lo que supone un número de plantas excesivo, al tiempo que hay que ir rechazando patrones que supongan una degeneración por causas de consanguinidad. El fin es obtener una genética que se mantenga estable de padres a hijos, o sea, que los hijos han de semejarse en todas sus características a sus padres, al igual que hacen los criadores de perros.

Las características que debemos buscar son aquellos ejemplares que a razón de nuestros microclima, suelo, condiciones hídricas, plagas,…, se hayan adaptado mejor, sufrido menos, tengan más potencia, se hayan desarrollado más y con una menor exigencia alimentaria. Esto no quiere decir que escojamos las plantas más grandes, sino aquellas que tengan el mejor estado sanitario con el menor esfuerzo invertido por parte del cannabicultor, o sea, mejor salud con menor trabajo y gasto económico. Haciendo un buen trabajo de selección no debe haber una degeneración en las cualidades de nuestra hierba. Este trabajo puede ser compartido por cannabicultores de la misma zona, de tal forma que el número de plantas con las que trabajar no sea excesivo desde un punto de vista jurídico.

Diferentes métodos de polinización en cannabis:

Polinización no controlada.

La polinización no controlada consiste en la libre polinización del macho a través del aire, dejando que libere todo el polen que contiene. Esta es la forma que se utiliza en las regiones productoras de marihuana, pero como aquí cualquier vecino cercano puede estar también cultivando marihuana, lo mejor es no utilizar esta forma, ya que además los cogollos obtenidos están repletos de semillas y pierden potencia y cualidades organolépticas.

Polinización semicontrolada.

Esta forma de polinización también es aérea y consiste en detectar los machos cuando comienzan a florecer, y entonces se secciona toda la planta macho excepto un par de ramas a las que se dejará que liberalice el polen. La polinización de los cogollos en este caso es menor, se obtiene un número muchísimo menor de semillas y la calidad de la hierba no disminuye tanto. El inconveniente es que se polinizan también todas aquellas plantas que estén cercanas al macho, aunque en un grado mucho menor.

Polinización controlada.

Ante la imposibilidad de cultivar machos en zonas alejadas a la población para evitar polinizaciones indeseadas, no nos queda otra que cultivar machos cerca de hembras con el peligro que ello supone. Desde que comienza a florecer el macho hasta que abre sus primeras flores transcurren de dos a tres semanas. Muchos cannabicultores esperan hasta que las flores de las puntas de las ramas estén a punto de abrir, entonces las cortan y las ponen en un jarro con agua que renuevan asiduamente, les ponen un papel alrededor para evitar que el polen caiga sobre el agua, y al cabo de una semana casi todas las flores han liberado el polen que contienen, entonces lo guardan y esperan el momento de polinizar.

El momento de la polinización es algo preciso, pues si lo hacemos demasiado tarde podemos encontrarnos que las semillas no han llegado a su madurez y la planta ya está para ser cosechada. El momento ideal es cuando la planta lleve sobre dos semanas produciendo flor, entonces seleccionamos de aquella hembra o hembras que queramos polinizar las ramas que consideremos, yo prefiero las de arriba, y con un pincel o los propios dedos frotamos las flores hembras de estas ramas con el polen recolectado del macho, le ponemos un lazo a las ramas polinizadas y cuando cosechemos recogeremos y guardaremos debidamente las semillas que hayan salido.

Por Miguel Gimeno

2 COMENTARIOS

  1. Siempre son interesantes los temas de miguel.. No me pierdo ningun capitulo d marihuana tv y mucho menos sus secciones.. muy interesantes.. cada dia aprendo algo contigo miguel. Gracias mi hermano.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 25 vistas
FeelWeed, literalmente “siente la marihuana”, es una recién nacida marca de ropa urbana con compromiso social que ha realizado una fuerte apuesta pro legalización.

0 131 vistas
Jack Herer de Sensi Seeds es una variedad que se podría incluir entre las 10 mejores de toda la historia, una leyenda que contiene lo que cualquier cultivador desea

0 247 vistas
La policía se lleva a unos escolares a la quema de marihuana incautada para educarse sobre el efecto de las drogas

0 49 vistas
Los millones de dólares de excedentes de los impuestos por marihuana en Colorado se utilizarán para prevenir el acoso e intimidación en las escuelas