LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
¿Cómo hacer pomada de cannabis paso a paso?

¿Cómo hacer pomada de cannabis paso a paso?

0 2.090 vistas

Que el cannabis tiene innumerables propiedades terapéuticas ya no es ningún descubrimiento. Son miles de estudios los que avalan esta planta en el tratamiento de muchas enfermedades y dolencias, desde simples dolores musculares y articulares, as síndrome de West o Dravet, enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple, esquizofrenia o alzheimer.

En este post os explicaremos como hacer una pomada, crema o ungüento de cannabis, algo muy sencillo y con la que se podrán tratar y aliviar dolores musculares y articulares. También es útil para tratar dermatitis, eccemas o psoriasis.

Para ello necesitamos ingredientes fáciles de encontrar, siendo el cannabis el principal. Preferiblemente usaremos variedades de cannabis psicoactivo, con THC y CBD. Y en este caso, son más interesantes las variedades con mayor cantidad de CBD que de THC. El motivo de echar mano de los dos principales cannabinoides, es el llamado efecto entourage, el que sugiere que la combinación de todos los cannabinoides de la planta, terpenos y flavonoides, es más más eficaz que los cannabinoides por separado.

Mientras en THC es el cannanoide principal y más abundante de la marihuana, es también el más psicoactivo. Causa sensaciones de euforia, alegría, ayuda a reducir el cansancio, el estrés, combate la depresión, reduce las náuseas, estimula el apetito o alivia síndromes de estrés post traumáticos.

El CBD por otra parte es un antagonista del THC y reduce sus efectos psicoactivos. Tiene propiedades calmantes, alivia el dolor, minimiza las migrañas, jaquecas, artritis y dolores menstruales, relaja músculos, reduce los espasmos y los síntomas nerviosos, lucha contra la ansiedad, el estrés y el insomnio.

INGREDIENTES PARA LA POMADA DE CANNABIS

  • Cannabis (50 gramos)
  • Cera de abeja (100 gramos)
  • Aceite de coco (500 ml)
  • Aceite de vitamina E (5 ml)
  • Esencia de vainilla (unas gotas)
  • Agua
  • Una cacerola grande
  • Una cacerola pequeña que se pueda introducir en la grande

La cera de abeja se puede conseguir en herbolarios o en cooperativas agrícolas. Si aprovechamos la visita a un herbolario, también conseguiremos aceite de coco, aceite de vitamina E y algún aceite esencial como de vainilla, para dar aroma a nuestra pomada. La vitamina E es un potente antioxidante natural, que además de tener beneficios para la piel, hará que la pomada dure más tiempo.

Empezamos triturando la hierba, preferiblemente cogollos u hojas con abundante resina. Ya que lo que interesa son los cannabinoides, no conviene usar partes de la planta como tallos u hojas que aportarán los mínimos. También para no degradarlos, usaremos el método del baño maría, un cocinado lento, que llevará más tiempo, pero sin duda más efectivo.

Ponemos la cacerola grande al fuego y añadimos como 1-2 dedos de agua. E introducimos después la cacerola más pequeña, que es la que usaremos para la elaboración de la pomada de cannabis. En ésta introducimos el aceite de coco y la hierba triturada. La resina de cogollos y hojas se irá integrando en el aceite. Y cocinamos durante unas 4-5 horas, siempre evitando que la cacerola grande se quede sin agua.

Pasado este tiempo retiramos del fuego y usando un colador, colamos este aceite para eliminar la materia vegetal. Ya tenemos ahora un aceite de coco con todos los cannabinoides que contenía la hierba. Y volvemos a repetir la operación, de nuevo preparamos cacerola grande y cacerola pequeña para cocinar al baño maría todos los ingredientes. Añadimos el aceite de coco con los cannabinoides, la cera de abeja, el aceite de vitamina E y la esencia que decidamos añadir (vainilla, lavanda, limón…), y dejamos que se cocine sin dejar de remover unos 20-30 minutos.

Para terminar, usamos un filtro de café para colar y eliminar cualquier impureza que pueda haber quedado. Llenamos botes pequeños de vidrio y una vez se haya enfriado la pomada, los metemos en el frigorífico, donde podremos conservarlos durante meses.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 5 vistas
En la carretera interestatal en Nebraska, un camión pierde un paquete de marihuana perteneciente a un lote mucho mayor de hierba

0 44 vistas
En Alemania, no paran de incrementarse los pacientes que deciden y eligen usar cannabis por distintas dolencias y enfermedades crónicas

0 36 vistas
La canadiense Aurora Cannabis Inc ha sido elegida como la adjudicataria de un contrato para suministrar cannabis medicinal al mercado italiano

0 143 vistas
El transplante de plantas es una de las tareas más habituales y rutinarias en el cultivo de cannabis, y saber hacerlo bien es muy importante