Puerto Rico da luz verde al cultivo de marihuana

Puerto Rico da luz verde al cultivo de marihuana

por -
0 954 vistas

El cultivo  de la planta de la marihuana en Puerto Rico para uso medicinal y de investigación está programada para su comienzo a principios del 2016, mediante un proceso   regulado por los departamentos de Salud y Agricultura, la Universidad de Puerto Rico (UPR), y las leyes federales y locales aplicables.

La siembra de las plantas “cannabis sativa” y “cannabis índica”, tanto en tierra como en sistemas hidropónicos, será la rueda inicial que moverá la nueva política pública sobre la  marihuana en Puerto Rico.

El cultivo estaría a cargo del propio Gobierno de la Isla y/o agricultores privados debidamente autorizados.

En lo que respecta al ámbito gubernamental, aún no se han seleccionado los terrenos donde se desarrollarían las siembras, indicó el Departamento de Agricultura.

Mientras, los agricultores privados interesados en  cultivar la planta deberán cumplir con estrictos requisitos de selección. También deberán contar con el capital suficiente para la inversión inicial, que incluye el desembolso anual de $5,000 por concepto de aranceles.

“Hay que desarrollar un mecanismo interno para este tipo de cultivo y los agricultores que lo trabajen. Tiene que incluir unas salvaguardas legales y protecciones diferentes a la de otras plantaciones. Es algo muy retante. Crea un nuevo hito”, comentó la licenciada  Ana Victoria de Jesús, directora de Asuntos Legales del Departamento de Agricultura.

Ya el Departamento de Salud se encuentra en el proceso de vistas públicas del borrador del Reglamento para el Uso, Posesión, Cultivo, Manufactura, Producción, Fabricación, Dispensación e Investigación de la Marihuana Medicinal.

El licenciado  Jan Carlos Bonilla, oficial examinador de Salud,  dirige este proceso y será quien presente  un informe a la secretaria de Salud,  Ana Ríus, para su aprobación final.

De forma paralela, explicó De Jesús, el Departamento de Agricultura, la UPR y la Policía de Puerto Rico deberán redactar reglamentos internos para atender este asunto desde distintas perspectivas, incluyendo el cultivo y las investigaciones científicas con la planta, además de toda la estructura de seguridad a su alrededor.

“Cada una de estas agencias va a tener un reglamento que lo contemple. Estamos en el proceso de diálogo para hacerlo de forma coordinada”, dijo la abogada. Comentó que solo Salud llevará a cabo vistas públicas pues en las otras agencias habrá reglamentos internos.

Hidropónicos

Los modelos que serán permitidos será a través de “siembra o mecanismos hidropónicos”.

La siembra directa es el proceso en el que se coloca la semilla sobre el suelo  para que la planta germine y se desarrolle durante todo su ciclo de vida. En la hidroponia, el procedimiento se hace sobre un sustrato, utilizando bolsas o camas de cultivo.

“Junto a la UPR, vamos a trabajar en el cultivo de la planta”, dijo De Jesús.

Aunque aún no se ha determinado dónde serán estos cultivos, el reglamento de Salud dispone que se limitará la importación y cultivo en masa de marihuana medicinal a un número de establecimientos que produzcan el abastecimiento adecuado e ininterrumpido de dicha sustancia.

“Todavía nadie ha solicitado (cultivar la planta)”, añadió la abogada.

Prohibidos los químicos

Según dispone el borrador del reglamento, se prohibirá el uso de químicos en los cultivos de marihuana, cuyos efectos directos o indirectos pongan en riesgo la salud pública, en particular a los pacientes cualificados que utilizarán dicha sustancia.

La primera etapa del cultivo será la obtención de la semilla y el desarrollo de la planta.  Esta fase, aseguró De Jesús, está estipulada para comenzar en enero de 2016. Los reglamentos de Salud, Agricultura, la UPR y la Policía, mientras tanto, deberán estar finalizados entre noviembre y diciembre de este año.

Estrictos requisitos

Entre los retos que persiguen las agencias encargadas de crear y dirigir esta estructura, se destaca la imposición de fuertes requisitos a quienes quieran  ser parte de la producción y disposición de esta planta.

Nadie que haya sido acusado o condenado por un delito relacionado a drogas o sustancias controladas, fraude, falsificación o delitos contra el erario público podrá participar del cultivo, la manufactura, la producción, la distribución o la dispensa de la marihuana y sus productos medicinales derivados, establece el borrador del reglamento de Salud.

Mientras, para el registro del cultivo, la distribución y la dispensa de la marihuana medicinal,  la persona debe ser mayor de 21 años y estar debidamente autorizada para la operación del establecimiento. Esto incluye que no sea adicto a drogas o sustancias controladas ni haya sido convicto de un delito grave o de depravación moral.

“Las especificaciones van a ser diferentes de las de agricultores bona fide por la seriedad del asunto. Se va a desarrollar un nuevo sistema de certificación de agricultores que trabajen con la planta de la marihuana. Se le va a dar la oportunidad a los que cumplan con los requisitos”, aseguró De Jesús.

Costoso

Formar parte de este proyecto pionero ya ha captado el interés de muchos agricultores locales, aseguró  Héctor Iván Cordero, presidente de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico.

“Ya se ha hablado en el sector hidropónico de esto. Nosotros (la Asociación de Agricultores) le damos el endoso porque es algo que va a ser productivo y beneficioso para el desarrollo económico del País”, dijo.

Según explicó, la siembra hidropónica se realiza en ambientes controlados en instalaciones con elevados estándares de calidad y seguridad. “Se hace en lugares cerrados, no en suelo abierto”, dijo. Entre los cultivos desarrollados en Puerto Rico a través de este modelo, Cordero mencionó los de lechuga, recao y cilantrillo.

“Es un proceso costoso y delicado. Requiere el uso de energía eléctrica para el suplido de alimentos, las bombas de agua y el sistema de abanicos para controlar la temperatura, además de un control de plaga especial”, dijo.

Según el agricultor, en Puerto Rico hay unos 2,000 agricultores bona fide. Sin embargo, los que utilizan el modelo hidropónico son como 100, dijo.

“Hay agricultores que quieren ir a Colorado a tomar cursos de cultivo y manejo de esta planta, además de conocer más sobre los reglamentos federales que lo regulan”, dijo.

Entre los interesados se encuentra  José Negrón, un agricultor de San Germán que ya ha comenzado a educarse sobre el tema. “Quiero ir un mes a Estados Unidos a trabajar en una finca y ver cómo se maneja (el cultivo del “cannabis”), a aprender”, dijo.

Sin embargo, a Negrón le preocupa la cantidad de requisitos que se anticipan en el reglamento de Salud.

“Mientras más limpia y salubre esté la planta, mejor la producción, la distribución y el beneficio al paciente, pero hay cosas fuera de control, como el requisito de tener dos guardias armados, las 24 horas del día (en la finca)”, indicó, al estimar la inversión de esta siembra en más de $200,000.

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 45 vistas
En el estado australiano de Nueva Gales del Sur se va hacer una investigación oficial sobre el cannabis y los efectos de la quimioterapia

0 104 vistas
Bill Murray fue detenido en el aeropuerto de Chicago con marihuana cuando tenía veinte años
video

0 94 vistas
En este nuevo programa veremos Infomaria, la constitución de un club 2, sabremos de Expomedeweed y un poco más sobre cultivo

0 1.728 vistas
Ranking mundial de los países donde sus ciudadanos consumen más cannabis en tanto por cien según la población