Qué son los lixiviados y cómo obtenerlos de forma casera para tu...

Qué son los lixiviados y cómo obtenerlos de forma casera para tu cultivo

por -
3 6.959 vistas

Todos aquellos que viven cerca de granjas porcinas de una forma directa o indirecta han oído hablar de los lixiviados, esa sustancia líquida de desecho procedente de las deyecciones líquidas y sólidas del ganado que tanto contaminan las aguas subterráneas.

Con la aparición de los primeros abonos de síntesis basados sobre todo en el nitrato amónico, se fue relegando a un segundo plano el uso de los abonos orgánicos procedentes de granjas. El gran auge alcanzado por la industria química dejó un problema añadido en las zonas rurales (que es donde se concentran la gran mayoría de explotaciones ganaderas): la contaminación de las aguas subterráneas por las sustancias líquidas que van filtrando a través del suelo hasta llegar a los acuíferos. Muchas regiones de nuestra geografía saben mucho de esto, ya que los pozos de agua que abastecen a las poblaciones han dejado de ser potables por la aparición de bacterias y microorganismos tóxicos que pueden desencadenar graves problemas de salud.

El uso de abonos químicos produce una triple contaminación, una de ellas de forma indirecta como acabamos de ver, pero las otras dos son de forma directa como la propia contaminación de acuíferos por la lixiviación procedente del uso abusivo de abonos nitrogenados, circunstancia muy común en diversas comarcas de la comunidad valenciana, y la que es peor de todas y que en la ciudad francesa de Toulouse saben muy bien el peligro que suponen este tipo de industrias, donde en septiembre de 2001 en la planta de la empresa AZF (Azote Fertilisants) fallecieron 30 personas y hubo más de 2500 heridos graves y 8000 heridos leves, como consecuencia de la explosión de cerca de 400 toneladas de amonitrato (fertilizante cuyo principal componente es el nitrato amónico).

Por otro lado, hay que saber que también los restos orgánicos vegetales producen un sobrante de agua en forma de lixiviado. Las plantas de procesamiento de RSU (Residuos Sólidos Urbanos) donde va a parar la basura que generamos también producen lixiviados, ya que hay material orgánico tanto de origen animal como vegetal que contienen agua y por tanto en su descomposición forman lixiviados además de otros materiales sólidos. El problema es grave para nuestras aguas sobre todo, pero ninguna administración parece querer tomarlo con la seriedad que corresponde. Estamos en un período de sucesivos cambios medioambientales, donde año tras año se baten récords de registros en todos los ámbitos. Con ello las reservas de agua debieran ser consideradas como un bien a proteger con carácter prioritario, no nos olvidemos que casi todo nuestro organismo es agua y de ella dependemos. Cada uno de nosotros puede minimizar la huella biológica que deja en la tierra con el simple hecho de compostar los RSU que genera. Con ello obtenemos materia orgánica en forma de humus sólido para nuestras plantas, y si además añadimos un sistema de recaptación de liquídos en nuestra compostera también podemos obtener humus líquido en forma de lixiviados.

Pero primero vamos a intentar conocer a fondo estas sustancias que pueden resultar tan contaminantes si no se les da el uso y tratamiento adecuado, pero que durante siglos han servido como fuente de nutrientes de campos y huertos.

Formación de lixiviados.

Existen dos tipos de tratamientos de la materia orgánica para evitar que se viertan en el suelo los lixiviados y por tanto se contaminen los acuíferos. Por un lado tendríamos el tratamiento de los residuos mediante una degradación anaerobia, es decir, sin presencia de oxígeno, y la que se le denomina biotemanización, ya que su resultado final es la obtención de gas natural en forma de metano. Por otro lado si tratamos los residuos sólidos orgánicos mediante degradación aerobioa (con presencia de oxígeno), lo que se conoce como proceso de compostaje, obtenemos un producto final estable que puede ser utilizado como abono orgánico y mejorador de suelos. Pero en ambos procesos se produce como resultado final liberación de agua, y ahí es donde nace el problema de qué hacer con los lixiviados de desecho.

Las empresas dedicadas al tratamiento de residuos actualmente tratan a los lixiviados con la intención de reducir los contaminantes presentes siguiendo las técnicas disponibles que son: Recirculación, Evaporación forzada, Tratamientos biológicos, Tratamientos fisicoquímicos, Tratamientos con membranas y por Procesos naturales.

Dado que el campo que nos ataña es el cultivo de marihuana vamos a centrar nuestra atención en lo lixiviados como uso de abono para enmienda orgánica de nuestros cultivos.

54913822

Composición de los lixiviados

La composición de los lixiviados varía de forma sustancial dependiendo del tipo de material orgánico de origen. Por regla general suelen ser líquidos de color muy oscuro y con un alto contenido en sustancias sólidas totales (entre 4.000 y 22.000 mg/l). El pH suele girar en torno a la neutralidad (6,5-8,5) y presentan una densidad próxima a la del agua (entre 980 y 1.020 g/l).

Su alta concentración de sustancias sólidas hace que los lixiviados tengan una alta carga orgánica (DQO entre 2.000 y 27.000 mg/l), así como un elevado contenido en

Nitrógeno (nitrógeno total entre 500 y 1300 mg/l) y una alta relación Carbono/Nitrógeno (C/N entre 2 y 18). Además y para satisfacción de cannabicultores poseen elevadas concentraciones de macronutrientes (C, N, P) y micronutrientes (K, Ca, Mg, Fe, P) que los hacen adecuados para uso como fertilizantes biológicos.

 

Cómo recoger lixiviados

El alto contenido en agua de los lixiviados es el principal impedimento a su comercialización, ya que supone un volumen y peso elevado que hay que transportar, con lo que resultaría más caro el transporte que el coste del propio producto. Pero en nuestro caso es reciclar en nuestra propia casa los restos de los residuos sólidos orgánicos que generamos con el fin de obtener humus sólido y líquido que posteriormente utilizaremos en nuestro vergel cannábico.

Es evidente que realizando una simple pila de compost no lograremos recoger los lixiviados que terminaran perdiéndose al infiltrase en el subsuelo pasando a ser digeridos por los microorganismos presentes en el suelo enriqueciéndolo de material orgánico y nutrientes. Muchos agricultores ecológicos van colocando la pila de compost al pie de los diversos árboles frutales, y van cambiándolo de sitio queda estación, aprovechando así los lixiviados del compost.

Para poder recoger los lixiviados resultantes del proceso de compostaje necesitamos una compostera que esté dotada de un sistema de recogida de líquidos. En el mercado existen composteras para recogida de lixiviados a buen precio y de tamaño ideal para balcones y terrazas. Dependiendo del material orgánico que utilicemos podemos producir con una compostera de medio metro cúbico unos volúmenes entre 100 y 200 litros de humus sólido y sobre 50-80 litros de humus líquido. El vermicompostaje, o compostaje con lombrices, es ideal para reciclar los RSU de casa. Las lombrices hacen el trabajo de degradación de los residuos orgánicos que generamos de una forma limpia, rápida y eficaz, dando como producto final un humus rico y fértil.

Para fabricarnos nuestra propia compostera de lixiviados necesitamos un recipiente que será el que recogerá los lixiviados finales, y tantas macetas grandes como altura quedamos darle al compostero que es donde colocaremos la materia orgánica y las lombrices para que nos ayuden a acelerar el proceso.

  1. Tomamos las macetas y les quitamos la base.

  2. Fijamos en el hueco de la base mediante bridas una rejilla de hierro y sobre esta una tela mosquitera de metal.

  3. Al recipiente de líquidos le instalamos en la base un grifo que nos permitirá el vaciado del tanque de lixiviados.

  4. Fabricamos una tapa para cubrir las macetas y evitar que el sol entre en

  5. Colocamos sobre el tanque una de las macetas y vamos rellenando con material orgánico. Cuando esté llena colocamos sobre ésta otra maceta y continuamos llenando de material orgánico lo que iremos repitiendo de forma sucesiva.

  6. Cada 2 o 3 meses podemos ir retirando las macetas que están más abajo ya que las lombrices habrán finalizado su proceso y ya habremos obtenido el humus sólido. Lo pasamos por un garbillo o tamiz y obtenemos humus que podremos guardar en sacos para ir usándolos periódicamente.

  7. A medida que el tanque de lixiviados vaya llenándose podemos ir procediendo al vaciado y almacenamiento de los lixiviados en bidones, para así ir utilizándolo a medida que las plantas nos lo demanden.

Uso de lixiviados en Cannabicultura

Los lixiviados además de producir sustancias nutritivas para las plantas, también pueden producir sustancias fitotóxicas pero eso depende bastante del tipo de material orgánico utilizado. Los restos de verduras y frutas son ideales pero tengamos en cuenta por ejemplo que en la fermentación de la piel de naranja se producen antibióticos que pueden afectar a la vida microbiana del composta y por tanto verse alterado el producto final al no haber sido degradadas determinadas sustancias. Con ello hay que decir que no podemos hacer un uso excesivo de los lixiviados.

Dado el estado licuado en el que se hallan los lixiviados su principal aplicación en cannabicultura es mediante fertirrigaciones. La composición y concentración de los lixiviados como ya hemos dicho no es homogénea, y depende en toda medida de los materiales utilizados y el origen de los mismos. El que obtenemos de restos de verduras y frutas es un lixiviado bastante suave que podemos utilizar en disoluciones 1:4 y con una periodicidad de una fertirrigación semanal. En cambio, los lixiviados procedentes de estiércoles aunque también dependen del tipo de ganado, suelen presentar mayor concentraciones de micro y macronutrientes, sobre todo en Nitrógeno debido a la urea presente, así como ácidos húmicos y fúlvicos que los de origen vegetal. Es por ello por lo que debemos andar con precaución cuando utilicemos lixiviados de origen animal, y no sobrepasar disoluciones de 1:10 de periodicidad semanal para evitar sobrefertilizaciones.

3 COMENTARIOS

  1. Me parece un documento muy explicito para principiantes. Personalmente ya llevo unos meses con la lombricultura a media escala unas 50.000. Y claro lo principal es la comida para las mismas. Para la realización de la comida es un constante reciclaje de comida orgánica de varios sitios. El caso que en su primeros pasos de compostaje se crean un monton de lixiviados de frutas y verduras. Los cuales expulsan unos olores bastantes fuertes. Mi pregunta es. ¿estos lixiviados son tóxicos para las plantas o realmente son excelentes?. Hay que tener en cuenta que son los primeros, por el proceso de calor del compost se crean en las dos primeras semanas bastantes. Sin el proceso de las lombrices. Los lixiviados de las lombrices no tiene nada que ver, ya que es casi negro y con un olor a bosque maduro. Me gustaria saberlo porque estos lixiviados acaban por el desagüe desperdiciando todos sus componentes orgánicos y no orgánicos. Gracias por su tiempo.

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 3 vistas
Un nuevo producto que utiliza la nanotecnología como forma de entrega para el CBD está preparado para salir al mercado

0 27 vistas
Las disfunciones sexuales del sexo masculino y femenino podría tener el mismo tratamiento

0 49 vistas
El retrato completo del profesor Raphael Mechoulam realizado con una mezcla especial de hierbas mezcladas para fumar con cannabis

0 65 vistas
John Doe es un término norteamericano que se emplea para referirse a una persona de la que no se conoce su identidad o bien se pretende mantener en secreto