Real marihuana

Real marihuana

por -
4 125 vistas
cannabis

¿Qué pasaría si el vicepresidente de una de las principales potencias mundiales decidiese plantar cannabis sativa a mansalva? ¿Y si escogiese a un sacerdote experto en horticultura para garantizar el éxito de las plantaciones? ¿Cuántos pondrían el grito en el cielo?
En el inicio del siglo XVII, cultivar y hacer comercio con el cannabis era una moneda de cambio normal. Y más en un reino visionario como el de Portugal, que expandió sus redes oceánicas por todos los continentes como potencia colonial.
Un libro, Conflictos coloniales, del historiador brasileño Nireu Cavalcanti (todavía iné-dito en España), desvela el intenso romance de la corona portuguesa con la marihuana. No sólo saca a relucir que la primera potencia marítima de la historia tenía una relación intensa con esta planta y con su fibra. El autor incluso afirma que el poderío naval portugués le debe mucho a la fibra obtenida de esta planta, que era utilizada en la construcción de velas, cuerdas y otras partes de las embarcaciones.
El ya polémico libro revela que el virrey Luis de Vasconcelos (1779-1790) fue el encargado de dar el empujón definitivo a las plantaciones del cannabis real. De Vasconcelos incentivó para ello la creación de una institución de la monarquía en Cangussú, en el interior del estado de Río Grande del Sur. Una plantación de marihuana, además, gestionada directamente por la Corona.
El padre Francisco Rodrigues Xavier Prates -“naturalista y conocedor del cultivo y la extracción de la fibra del lino-cáñamo”, según lo describe el libro- fue nombrado responsable de la extracción de esta planta, Mr.Cannabis, por nombramiento directo del virrey. Cavalcantti dijo recientemente al diario O Globo que en 1789 la semilla del cannabis sativa era utilizada como planta medicinal.
Además, para quitar hierro a la participación marihuanera de la corona, el historiador asegura que existen pocas referencias al uso estupefaciente de la sustancia.
Otros historiadores, apunta el diario O Globo, sostienen por el contrario que la marihuana entró en Brasil antes de la iniciativa oficial, a bordo de navíos negreros. Algunos llegan a apuntar que era utilizada como estupefaciente en dichas embarcaciones. Y que de ahí pasó a los ritos de candomblé de herencia africana.
La novedad del libro Conflictos coloniales reside en el redoblado apoyo de la Corona al cannabis sativa. “Sólo a partir del momento en el que el Estado resuelve asumir la producción, la cosa avanza”, declaró a O Globo el historiador. De hecho, la plantación divina de Xavier Prates fue un rotundo éxito. El carguero Ulises llegó a Lisboa el 4 de abril de 1789 con 472 arrobas de lino-cáñamo.

Mas informacion en Publico.es

4 COMENTARIOS

  1. la marihuana es lo mejor de lomejor que pudo existir i gracias a la naturaleza por tan presiosa planta que nos envio.. i claro que no hace daño por lo contario es algo que relaja quita el estres i pensamientos suicidas gracias weed.. my joints

  2. claro q si hace mal fumar hierba, aparte de q daña los pulmones t crea una adiccion, ya sea, psicologica o en algunos casos fisiologica,obviamente, los efectos son extraordinarios y en su momento relajantes.

  3. porque tanta gente la critica?porque no nos dejan ser??porque al cigarro y al alcohol no le dicen nada??que matan muchas personas??mayra amaya tiene razon!pero ps siempre esta la contra pero bueno ellos y su opinion!paz hermanos!

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

video

0 42 vistas
La serie Disjointed llegará el próximo 25 de agosto a las pequeñas pantallas de la mano de Netlix
video

0 29 vistas
Undergrow TV Programa 147 donde veremos la diferencia entre un cultivo en armario y otro en sala, como hacer BHO y fumar con una manzana
video

0 15 vistas
En este nuevo Marihuana Now 19 veremos un adelanto de lo que será el Festival Rototom Sunplash 2017 de Benicàssim (Castellón)

0 708 vistas
El mes de Junio se presentó el primer recurso de amparo al Tribunal Constitucional en el que se cuestiona la fiabilidad de este conocido drogotest