¿Qué se puede hacer con una planta de cannabis macho?

¿Qué se puede hacer con una planta de cannabis macho?

1 2.720 vistas

Son fechas donde los cultivadores de cannabis en exterior deben estar pendientes cuando trabajan con plantas procedentes de semillas regulares. Una planta macho en medio de un cultivo puede arruinar la cosecha al fecundar con el polen de sus flores los cogollos y empezar a formar cientos o miles de semillas. Las hembras fecundadas, producen cogollos muy resinosos, pero mucho más pequeños debido a que toda la energía la concentra en la formación de semillas.

Las plantas que durante la fase de crecimiento no han sexado, ahora lo harán por el fotoperíodo natural. Diferenciar un macho de una hembra es muy sencillo, mientras las hembras en los nudos muestran unas preflores en forma de gota de agua con dos pelillos, los machos muestran unas pelotitas que engordarán hasta abrirse en una típica flor de 5 pétalo, liberando el polen al aire y que en condiciones favorables puede recorrer varios quilómetros.

A toda costa debemos evitar que las flores de cualquier macho lleguen a este punto, por lo que se debe prestar atención con todas aquellas plantas que a estas alturas aún no han sexado. ¿Pero es necesario cortarlos machos y tirarlos a la basura? Pues en muchos casos no, y te contamos alguna de las utilidades que puedes dar a las plantas de cannabis machos y también a las posibles plantas hermafroditas que puedan aparecer.

HAZ ALGÚN CRUCE CASERO

Para ésto se deben evitar las plantas hermafroditas, que transmitirían a las semillas un gen tan poco interesante. No es sencillo pero sí muy gratificante. A partir de las 3-4 semanas de floración de una hembra es el mejor momento para polinizar, por lo que mantener una planta macho hasta esa fecha no es fácil, habrá que ir eliminando las flores hasta entonces. Se puede hacer una poda extrema, dejando tan sólo una rama que será la que usemos.

En la semana 3ª de floración de las hembras, dejamos que una o dos flores macho engorden antes de quitarlas y meterlas en una bandeja que podemos improvisar con papel de aluminio. Terminarán de abrir dentro de casa, lejos de corrientes de aire y de nuestras plantas hembra. Éste polen lo diluimos en un poco de agua preferiblemente destilada, y con una jeringa y con cuidado, vamos echándoselo a algún cogollo que después marcaremos para no olvidarnos de cual es.

Es importante tener mucho cuidado, de un sólo cogollo se pueden obtener cientos de semillas. Con una bolsa de basura o plástico cubre la planta o las plantas a excepción del cogollo o rama que vayas a polinizar para evitar disgustos. Las semillas tardan de 4 a 6 semanas en madurar, ya poco a poco las podrás ver, comprobando también su color y evitar que se desprendan de las flores o se las coma algún pájaro glotón.

 

PREPARAR UN ZUMO VEGETAL SALUDABLE

En el cannabis verde, hasta el 90% del THC, el ingrediente psicoactivo está realmente presente en su forma ácida THCA que no es psicoactivo. Sólo mediante la descarboxilación estos cannabinoides ácidos se tranforman en sus formas neutras y psicoactivas. El cannabis ingerido en fresco apenas tiene efectos psicoactivos, pero sus propiedades ejercen un efecto neuroprotector que puede ayudar a prevenir la degeneración de la dopaminérgica en neuronas con parkinsonismo. Estudios también afirman que algunos de ellos llegan a aumentar el flujo sanguíneo en la zona cerebral y mejoran la actividad cortical. También son capaces de destruir patógenos respiratorios y ejercen un efecto antiinflamatorio en general.

Las plantas de cannabis macho contienen los mismos ácidos cannabinoides que las plantas hembra, aunque en cantidades y concentraciones mucho menores. El jugo de cannabis se hace normalmente con cogollos y hojas, licuado junto a frutas como manzanas, peras, kiwi, o hasta verduras como zanahorias o pepino. Una parte de hojas de cannabis por 10 partes de fruta y/o verdura, es una proporción ideal.

HAZ UNA EXTRACCIÓN DE CANNABINOIDES

Y puesto que las plantas macho también contienen cannabinoides, se puede hacer una sencilla extracción. La proporción de éstos con respecto a las de las plantas hembra son aproximadamente de 1:9-1:10, por lo que tampoco debemos esperar una extracción de gran potencia, pero sí muy interesante. Tampoco esperemos encontrar los típicos tricomas.

Las extracciones que podemos hacer, son las que incluyan la disolución de los cannabinoides, como por ejemplo una mantequilla cannábica o tintura de cannabis. La primera es tan sencilla como cocinar las hojas durante unos 30 minutos en mantequilla, colando a continuación. La segunda se pueden macerar las hojas unos 30 días en alcohol como vodka, ron, brandy, whisky…

1 COMMENT

  1. Pues yo hace años una plantación me salio todas macho (por mi ignorancia pues era la primera vez que plantaba solo y siempre había dejado las cosas “complicadas” a otros). El caso es que decidí probar a fumar y no estaba nada mal. Era algún tipo de variedad Sativa y no me daba dolor de cabeza ni tenia mal gusto ni nada de eso, como dice a veces la gente que tiene. He incluso puedo asegurar, pues estuve fumándola durante meses que tenia algo de efecto psicoactivo o por lo menos calmante.. no se, algo tenia, y estaba bien.

    Desde luego mucho mejor que fumar tabaco, que solo oscurece la sangre (descripción subjetiva) y produce más nervios de los que supuestamente calma.

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 25 vistas
No todos los productos extraídos de la planta del cannabis sativa son psicoactivos, eufóricos o colocan, existen otros que no

0 106 vistas
El estudio examinó la asociación entre el consumo de drogas recreativas y trastornos psicóticos, por ejemplo, el consumo de cannabis y la psicosis

0 48 vistas
Gobernadores de los dos estados que han legalizado la marihuana recreativa presionan al gobierno de Trump y defienden su industria

0 635 vistas
Una nueva muestra que el THC, el cannabinoide psicoactivo, afecta directamente el uso de oxígeno por el cerebro.