Buscar

sistema endocannabinoide - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 227 vistas

Los endocannabinoides son moléculas que produce de manera natural el organismo (principalmente en el sistema nervioso central y periférico) y que presentan similitud con los compuestos de la marihuana. Entre sus múltiples funciones destaca la modulación del estado de ánimo en el ser humano y efectos complejos sobre el sistema cardiovascular.

Estas características han llamado la atención de la comunidad científica internacional debido a su importancia en la regulación de una amplia gama de procesos biológicos. Tal es el caso de expertos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), quienes estudian sus efectos a nivel cardiovascular.

La investigación, que formó parte del proyecto doctoral de Bruno Antonio Marichal Cancino, fue realizada en el Departamento de Farmacobiología del Cinvestav (Sede Sur) en colaboración con la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Holanda.

“Una vez que se haya comprendido en su totalidad la suma de efectos inducidos por los endocannabinoides, será posible obtener un potencial uso terapéutico para algunas patologías del sistema cardiovascular, como lo son la hipertensión y la migraña, entre otras”, subrayó Carlos Miguel Villalón Herrera, investigador del Cinvestav y titular de esta investigación.

De hecho, fue su potencial terapéutico cardiovascular lo que interesó a los investigadores del Cinvestav y la Universidad Erasmus de Rotterdam, y desde hace cuatro años investigaron las acciones cardiovasculares del sistema endocannabinoide en modelos experimentales en roedores.

Algunos de los hallazgos más relevantes destacan el efecto vasodilatador inducido por la estimulación con cannabinoides de un receptor a nivel endotelial (vasos sanguíneos). “Este receptor, conocido como GPR55, representa un nuevo tipo de receptor atípico a los cannabinoides”, expresó Villalón Herrera, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Nivel 3.

Lo anterior sucede gracias a que los endocannabinoides interactúan con sus receptores que se encuentran en las superficies (membranas) celulares. De manera que en el caso de las células endoteliales, el receptor GPR55 produce vasodilatación cuando interactúa con una sustancia cannabinoide.

Para el investigador del Cinvestav, este descubrimiento es de particular relevancia en la fisiopatología de la hipertensión, enfermedad que tiene un profundo impacto sobre la población mundial.

“Nunca antes se había reportado que la activación de este receptor produjera respuestas vasculares sistémicas. De tal manera que somos uno de los primeros grupos en el mundo en demostrar dicha actividad in vivo en modelos animales”, puntualizó.

Sin embargo, aclaró que a pesar de los resultados alentadores, este estudio necesita seguir profundizando múltiples variables antes de proponer algún uso terapéutico potencial, ya que deben tenerse en cuenta la gran cantidad de procesos en los que los cannabinoides participan.

Además de los efectos cardiovasculares que estudian los investigadores del Cinvestav, a través del sistema endocannabinoide el cerebro puede llegar a suprimir la transmisión y percepción del dolor, permitiendo al individuo escapar de situaciones que pueden amenazar su vida, por lo que existe una infinita gama de oportunidades de investigación en torno a estas sustancias”, concluyó Villalón Herrera.

Fuente AlianzaTex

0 730 vistas

Cannabinoides.- El sistema endocannabinoide es un sistema de comunicación intercelular. Básicamente, se trata de un sistema de neurotransmisión.

¿Sabías que tu cuerpo crea su propia versión de cannabis? Los cannabinoides son los complejos compuestos activos en el cannabis que imitan los compuestos producidos naturalmente por nuestro cuerpo, en su  sistema endocannabinoide  (SEC).

No aprendimos sobre el sistema endocannabinoide en la escuela porque no fue descubierto hasta 1992 cuando los investigadores estaban observando cómo el THC interactuaba con el cuerpo humano.

Hay muchos cannabinoides diferentes que se encuentran en el cannabis, hasta 100 según algunos informes, siendo los más famosos el THC y el CBD. Estos compuestos activos se unen y acoplan perfectamente a los receptores en todo nuestro sistema endocannabinoide en el cerebro y el cuerpo, afectando al estado de ánimo y la sensación.

Investigaciones recientes han sugerido que si el cuerpo no está funcionando de manera óptima, puede ser debido a la falta de cannabinoides producidos de forma natural en su sistema endocannabinoide, resultando en una deficiencia de cannabinoides . El consumo cuidadoso de cannabis podría ayudar a mantener una salud y función corporal óptima, también conocida como homeostasis.

Existe la posibilidad de que se pueda obtener demasiado de una cosa buena, por lo que es importante tomarse el tiempo necesario para conocer su cannabis y hablar con un médico que conozca o este ilustrado e informado en el cannabis.

0 1.541 vistas

La considerada primera autoridad mundial en la investigación de la marihuana comenzó a estudiarla científicamente en la década de 1960.

El profesor de ochenta y seis años de edad de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Dr. Raphael Mechoulam, es en la actualidad el asesor de programa de marihuana medicinal del gobierno israelí . Célebre mundialmente por haber aislado y determinado la estructura y síntesis total de la molécula Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) y por sus trabajos con el sistema endocannabinoide. No se ha fumado un porro nunca, pero siempre tuvo mucha curiosidad a lo largo de su vida profesional por el cannabis. Su carrera comenzó cuando era un joven investigador en Israel y cuando se sabía muy poco sobre la marihuana y sus aspectos medicinales.

En una reciente entrevista con Culture Magazine dijo “Soy un químico” “Yo trabajo con productos naturales, buscaba algo importante en productos naturales de plantas, y me sorprendí al descubrir que, si bien la morfina había sido aislada del opio casi 150 años antes y también la cocaína de la hoja de coca, la química del cannabis no era muy conocida, y pensé que era un buen tema para investigar“.

Al principio fue difícil, su primera investigación se realizó con hachís, un extracto que se obtiene de planta de cannabis y que existía en un almacén de pruebas de la policía y que conseguí a través de un contacto. Este enfoque para conseguir marihuana resultó ser ilegal. “Pero (Israel) es un país pequeño”, explica Mechoulam. “Fui al Ministerio de Salud y me disculpé, y cuando en cualquier momento que necesitaba más hachís volvía y no tenía problemas.”

El investigador quinico es reconocido por realizar muchos de los descubrimientos científicos más importantes sobre la marihuana. En primer lugar, aisló el componente psicoactivo de la planta, el THC o tetrahidrocannabinol, y un elemento de cannabis que no lo es, el CBD o cannabidiol, que tiene muchas propiedades medicinales . Es un antioxidante y anti-psicótico; suprime las convulsiones; alivia el dolor; y reduce las náuseas y la inflamación, entre otros beneficios.

El Dr. Mechoulam también identificó los receptores de cannabis en el cuerpo humano y estudió la forma en que los cannabinoides de la planta interactúan con estos receptores. “No existen los receptores porque haya una planta por ahí”, dijo. “Existen los receptores debido a que producen compuestos que se unen a estos receptores, los activan, y causan actividades”.

Hoy en día, Mechoulam es más curioso acerca de esos cannabinoides endógenos , los compuestos que los cuerpos de animales, humanos y otros crean de forma natural. Estos compuestos operan en el sistema cerebral y nervioso e influyen en el dolor, apetito, estado de ánimo, la memoria, la motivación, y más. Explicó a Culture Magazine:

Ha habido una gran cantidad de trabajo hecho sobre estos cannabinoides endógenos. Estos compuestos parecen ser muy importantes en nuestra biología. Uno de estos compuestos tiene que ver con los huesos y … otro tiene que ver con los vasos sanguíneos durante un trauma en la cabeza. Un tercio tiene que ver con la adicción y así sucesivamente. Hay mucho interés, y creo que este es la próxima fase de la investigación del cannabis.

0 834 vistas

Cuando se trata de la salud, “cannabis” es la nueva palabra de moda. Si bien este recurso natural ha existido desde hace miles de años, los científicos todavía están aprendiendo acerca de sus muchos usos diferentes, incluyendo el impacto que tiene sobre la salud humana.

Hasta ahora, la investigación nos ha enseñado que el cannabis puede ser eficaz para combatir el cáncer, reducir y / o eliminar las convulsiones, controlar el dolor y la inflamación y tratar trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer. El cannabis puede muy bien tener más beneficios para la salud que cualquier sustancia artificial o natural que se encuentre en la Tierra.

La razón por la que la planta es tan eficaz como una medicina en seres humanos, se debe a que interactúa con un sistema fisiológico llamado sistema endocannabinoide (ECS), que es una “red compleja de receptores que actúa como un regulador de intensidad para cualquier otra actividad en el cuerpo “, explica la evolución colectiva.

El cáñamo también es conocido por ayudar a mantener una buena salud. El aceite de CBD a partir del cáñamo está creciendo en popularidad, pero no todos son igualmente creados – el CBD contenido puede variar enormemente. Empresas como Laboratorios CWC hacen pruebas independientes para el aceite CBD , por lo que puede estar seguro de que su producto es auténtico.

El cuerpo humano fue naturalmente diseñado para interactuar con el cannabis

“Esto significa que cuando hay demasiada o muy poca actividad en algún lugar, el sistema endocannabinoide (ECS) entra y lo pone en equilibrio. Nuestros cuerpos están llenos de receptores que son perfectos tanto para nuestros productos químicos naturales llamados endocannabinoides como también para los que provienen de plantas como el cannabis “.

La exposición humana a los cannabinoides de las plantas ayuda a equilibrar nuestro ECS cuando se debilita, reduciendo el riesgo de ciertas enfermedades. Estas dolencias son causadas a menudo por la inflamación en el cuerpo. Las investigaciones muestran que la inflamación crónica conduce a todo tipo de problemas de salud, incluyendo enfermedades autoinmunes, artritis reumatoide, enfermedad cardíaca, el Parkinson y el Alzheimer .

Cuando nuestros cuerpos están expuestos al cannabis, las citoquinas que causan la inflamación se reducen. La amidohidrolasa de ácidos grasos, una enzima que destruye el endocannabinoide natural antiinflamatorio anandamida, también se reduce, que a su vez alivia la inflamación.

Además de aliviar la inflamación, el cannabis también actúa como un poderoso antioxidante. Nuestros cuerpos están constantemente sometidos a factores ambientales que inducen el estrés oxidativo, resultando en radicales libres que pueden interrumpir importantes procesos celulares. Esto puede resultar en una variedad de condiciones de salud tales como enfermedades del corazón, cáncer, envejecimiento temprano y trastornos neurodegenerativos.

Introducir cannabis en el cuerpo puede por lo tanto eliminar o incluso prevenir el inicio de dolencias causadas por el estrés oxidativo.

¿Podría la fibromialgia y otras enfermedades difíciles de explicar ser causadas por un sistema endocannabinoide deficiente?

Algunos teorizan que esta planta natural puede ser capaz de prevenir y curar enfermedades misteriosas. El Dr. Ethan Russo sugiere que enfermedades como el Síndrome del Intestino Irritable (IBS), fibromialgia y migrañas podrían ser el resultado de un sistema endocannabinoide deficiente.

“Si usted no tiene suficiente endocannabinoides usted tendrá un dolor donde no debe haber dolor. Usted estaría enfermo, lo que significa náuseas. Usted tendría un umbral de convulsión menor. Y sólo una letanía de otros problemas “, dijo Russo.

El ECS es responsable de la regulación de todo tipo de procesos diarios que tienen lugar dentro del cuerpo humano.

El cannabis ayuda al cuerpo humano a lograr la homeostasis

“La salud del ECS es vital para la homeostasis – el funcionamiento estable de todos nuestros procesos fisiológicos, incluyendo el apetito, la sensibilidad al dolor, las emociones, el crecimiento óseo, la fertilidad y mucho más”, informó Flor Verde.

Curiosamente, el cuerpo humano en realidad produce su propia fuente de cannabinoides, o endocannabinoides; Sin embargo, como la flor verde explica, a menudo no es suficiente para mantener el ECS funcionando de manera óptima.

“Estamos descubriendo que las deficiencias endocannabinoides son la raíz de muchos tipos de enfermedades, ya sean físicas o mentales. Aquí es donde entra el cannabis. Los principales cannabinoides de esta planta trabajan en conjunto con el ECS para promover la homeostasis de la que dependemos para prosperar “.

Además, la ingesta de cannabis en seres humanos se conoce que reduce los trastornos mentales como la ansiedad, así como promueve la piel joven y unas saludables articulaciones, la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, la lucha contra el cáncer, el fortalecimiento de los huesos y la mejora de la salud del cerebro.

0 700 vistas

Una revisión de estudios concluye que la modulación del sistema endocannabinoide es beneficioso para el tratamiento de los síntomas asociados con la enfermedad de Parkinson e insta a una mayor investigación clínica.

El cannabis y su influencia en el sistema endocannabinoide ha demostrado ser eficaz para la gestión de los síntomas relacionados con la enfermedad de Parkinson, de acuerdo con una nueva revisión de la investigación publicada sobre el cannabis y la Investigación en Cannabinoides .

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo a largo plazo del sistema nervioso que afecta al sistema muscular del cuerpo. La enfermedad degenerativa causa la muerte de las neuronas que producen dopamina, una sustancia química que envía mensajes a la parte del cerebro que controla el movimiento y la coordinación. Los síntomas de la enfermedad de Parkinson a menudo comienzan con un temblor en una mano y se desarrollan gradualmente en temblores, rigidez, inestabilidad postural, discinesia, y lentitud de movimientos. La psicosis también puede ocurrir, y en etapas avanzadas de la enfermedad, la demencia a menudo se desarrolla.

En el estudio, los investigadores, dirigidos por Mario Bassi Stampanoni del Departamento de Sistemas de Medicina de la Universidad Tor Vergata de Roma, examinaron los estudios preclínicos y clínicos disponibles que implican terapias basadas en los cannabinoides para la enfermedad de Parkinson.

Los científicos encontraron que los cannabinoides y su interacción con el sistema endocannabinoide, sistema que regula varios procesos del cuerpo, se demostró ser beneficioso para los síntomas de la enfermedad de Parkinson. La interacción del cannabis con los receptores cannabinoides del sistema endocannabinoide, CB1 y CB2, modula la liberación del neurotransmisor dopamina. La interacción con los receptores CB1 y CB2 se ha demostrado en varios estudios preclínicos que mejoran el deterioro motor. Dos encuestas de pacientes con enfermedad de Parkinson encontraron que fumar marihuana es beneficioso para el temblor, la rigidez, la bradicinesia, el dolor y los síntomas del sueño. En el otro cuestionario se encontró que el cannabinoide cannabidiol (CBD) ayudó con la psicosis en la enfermedad de Parkinson.

Los investigadores deben tener en cuenta que los resultados de los estudios clínicos disponibles y limitados examinaron los efectos de cannabis en la enfermedad de Parkinson siendo concluyentes debido a los tamaños de muestra pequeños, sesgo de la expectativa y la falta de resultados estandarizados. Stampononi Bassi y su equipo instaron a más estudios clínicos.

“A pesar del bajo tamaño de la muestra y de la calidad de estos estudios, los datos sugieren que algunos síntomas motores en [la enfermedad de Parkinson], en particular [discinesias inducidas por levodopa], pueden responder a las terapias a base de cannabis”, escribieron los investigadores en su estudio.

“Se necesitan estudios bien diseñados que impliquen mayor muestra de pacientes, dianas moleculares apropiadas, medidas biológicas objetivas (es decir, a nivel de la sangre CBS), y medidas de resultados clínicos específicos para aclarar la eficacia de las terapias basadas en cannabinoides”, agregaron los investigadores.

En diciembre, el Dr. Stuart Tito, el CEO de la Marihuana Medicinal, Inc ., Fue entrevistado por UOL News en Brasil sobre los efectos del cannabis, específicamente del CBD, en la enfermedad de Parkinson. AXIM Biotechnologies, Medical Marijuana, Inc.’s  , se encuentra actualmente en medio del desarrollo de productos farmacéuticos y tratamientos a base de cannabinoides para varias condiciones con ningún tratamiento eficaz conocido, incluyendo la enfermedad de Parkinson.

Se puede leer todo el estudio, “Los cannabinoides en la enfermedad de Parkinson”, a través de Cannabis y Cannabinoides Investigación .

0 164 vistas

Los cannabinoides pueden ser un potencial tratamiento para los “síntomas asociados y mostrados por los pacientes autistas“. Esto es resultado de un nuevo estudio publicado en el Journal Translational Psychiatry .

“Los trastornos del espectro autista (TEA) se caracterizan por la sociabilidad alterada, la comunicación comprometida y las estereotipadas/conductas repetitivas, para los cuales no existen tratamientos específicos que estén actualmente disponibles”, comienza el resumen del estudio. “La exposición prenatal al ácido valproico (VPA)  es conocido, aunque sigue siendo subestimado, factor de riesgo ambiental para los TEA . En los pacientes autistas se observa una actividad alterada endocannabinoide, y éstos son conocidos por modular los rasgos de comportamiento que normalmente se ven afectados en los TEA “.

Sobre esta base, los investigadores “probaron la hipótesis de que los cambios en el tono endocannabinoide contribuyen a la alteración del fenotipo induciendo exposición prenatal en ratas de VPA, con especial atención a las características de comportamiento que se asemejan a los síntomas de la base y servicios asociados a los TEA.”

En el curso del desarrollo, las ratas expuestas al VPA demostraron primeros déficit en la comunicación social y la discriminación, la sociabilidad comprometida y el comportamiento del juego social, estereotipias y aumento de la ansiedad, proporcionando así una prueba preclínica de los efectos nocivos de larga duración inducidos por la exposición prenatal al VPA.

“A nivel neuroquímico, las ratas expuestas al VPA mostraron alterada la fosforilación de los receptores cannabinoides CB1 en diferentes áreas del cerebro, asociados con cambios en el metabolismo de la anandamida y desde la infancia hasta la adultez”, afirma el estudio.”Curiosamente, la mejora de la señalización de la anandamida a través de la inhibición de su degradación rescató a los déficit de comportamiento mostrados por las ratas expuestas al VPA en la infancia, la adolescencia y la edad adulta.”

Los investigadores concluyen que; “Por tanto, este estudio demuestra que las anormalidades en la actividad de anandamida pueden ser la base de los efectos perniciosos de los factores de riesgo ambientales en los comportamientos relevantes de los TEA y que el sistema endocannabinoide pueden representar una diana terapéutica para el núcleo y los síntomas asociados mostrados por los pacientes autistas.”

El estudio fue realizado por investigadores de la  Universidad “Roma Tre” y  Universidad de Roma La Sapienza . Se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 1.106 vistas

Un estudio publicado en la revista Frontiers in Neurociencia Celular y el Instituto National de Salud de Estados Unidos mostró que la activación de los receptores CB2 en el cuerpo, lo que ocurre de manera natural como resultado del consumo de marihuana, puede proteger al cerebro del daño causado por el alcohol.

“La exposición crónica al alcohol disminuye la actividad del sistema endocannabinoide e interfiere con la neurogénesis, lo que conduce a cambios estructurales y funcionales“, se lee en el resumen de la investigación.

“La neuro degradación inducida por el alcohol y los déficits cognitivos se producen debido a la muerte celular neuronal y a la pérdida de la neurogénesis por envenenamiento agudo y crónico del alcohol. Por lo tanto, una persona dependiente de cierto volumen de alcohol presentará una pérdida significativa de las estructuras cerebrales corticales y subcorticales, incluyendo la reducción de la sustancia gris y la materia blanca “.

“Los agonistas de cannabinoides (marihuana) promueven la proliferación de las células neuronales (CPN).”

En el estudio, los investigadores evaluaron el efecto protector del antagonista del receptor CB1 y un agonista del receptor CB2 .

Después de las pruebas, los científicos descubrieron:“Estos resultados indican que la activación de los receptores específicos CB2 restauran el deterioro los trastornos guardados NPC causados por el alcohol.”

Según los investigadores, “el sistema endocannabinoide está atrayendo la atención porque media en la neuroprotección de los daños anteriores y afecta a la proliferación de las células madre neurales.”

El estudio se puede leer aquí

0 1.313 vistas

Sistema endocannabinoide. La mayoría de la gente está familiarizada con el potencial curativo de cannabis medicinal para las personas que ya están enfermas. En los estados donde es legal su uso medicinal, el cannabis se prescribe para ayudar con cosas como el alivio de los efectos secundarios de la quimioterapia, la reducción del dolor crónico y el tratamiento de la ansiedad. Algunos incluso van mas lejos como para decir que se han curado a sí mismos de cáncer o que enfermedades autoinmunes se dieron la vuelta.

Pero los que toman pequeñas cantidades de cannabis de forma regular, como si se tratara de otro suplemento para la salud, en realidad ¿podrían estar previniendo enfermedades antes de que sucedan? Suena descabellado, ¿verdad? Pero los estudios muestran que sólo puede ser verdad.

El sistema endocannabinoide nos mantiene en equilibrio

La razón de que el cannabis sea eficaz para muchas condiciones se debe a que interactúa con un sistema fisiológico llamado sistema endocannabinoide (SEC) – una compleja red de receptores que actúa como un regulador de intensidad para el resto de la actividad en el cuerpo-. Esto significa que cuando hay demasiada actividad o muy poca, en alguna parte el ECS entra en acción y lo lleva de nuevo en equilibrio. Nuestros cuerpos están llenos de receptores de SEC que son ajustes perfectos tanto para nuestros propios productos químicos naturales llamados endocannabinoides, como también para los procedentes de plantas como el cannabis.

Si nuestro SEC se debilita y no funciona correctamente, la introducción de plantas cannabinoides en nuestro sistema le ayuda a seguir adelante con la tarea de mantener nuestro sistema funcionando de manera óptima. Así que si estamos en equilibrio, somos menos propensos a desarrollar la enfermedad.

Vamos a echar un vistazo a algunas formas más específicas que el cannabis podría impedir que enfermasen.
 
1. La reducción de la inflamación crónica disminuye la probabilidad de sufrir las enfermedades relacionadas con la edad.
abuelos-saltandoUno de los compuestos de cannabis, el CBD, se ha demostrado por los científicos que reduce la inflamación crónica en el cuerpo.¿Porque es esto importante? Los estudios muestran que la inflamación crónica, sistémica es potencialmente la raíz de muchas de las enfermedades asociadas con el envejecimiento, incluyendo todo, desde las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer y el Parkinson, enfermedades del corazón, e incluso el cáncer.

El CBD disminuye la producción y liberación de citoquinas pro-inflamatorias en el cuerpo, así como reduce la cantidad de la amidohidrolasa de ácido graso – la enzima que descompone el propio endocannabinoide anandamida anti-inflamatorio del cuerpo. Así que teniendo CBD es igual a menos la inflamación crónica en el cuerpo y una mejor salud a largo plazo.

2. Un antioxidante de gran alcance
antioxidanteLa vida en la era moderna pone a nuestros cuerpos bajo estrés oxidativo ya que estamos constantemente bombardeados por los radicales libres que pueden, cuando están fuera de equilibrio, interferir con los componentes celulares y en última instancia conducir a muchas condiciones tales como enfermedades neurodegenerativas, cáncer y enfermedades del corazón, entre otras .

Resulta que el CBD, junto con otros compuestos de la planta de cannabis, es un poderoso antioxidante, tanto es así que incluso ha sido patentado por el gobierno de Estados Unidos.

3. Un sistema endocannabinoide saludable se refiere a estar sano
sistema-endocannabinoide-1¿Te acuerdas del al sistema endocannabinoide y como mantiene las cosas en equilibrio?  Una teoría ha sido desarrollada por el Dr. Ethan Russo lo que sugiere que muchas enfermedades difíciles de explicar como el IBS, la fibromialgia y las migrañas podrían explicarse por un SEC deficiente. Él Dr. dice: “Si usted no tiene suficientes endocannabinoides tiene dolor donde no debería haber dolor. Usted se enferma, es decir tendría náuseas. Podría tener un umbral convulsivo disminuido. Y de la misma toda una letanía de otros problemas.

“La mejor manera de complementar el gas endocannabinoide en su tanque? Lo has adivinado, tomando cannabis.

4. El CBD reduce la ansiedad crónica
la-ansiedad-se-cura-300x231Tener ansiedad crónica es una manera segura de debilitar el sistema inmunológico, y los enfermos son más propensos a problemas de salud tales como presión arterial alta en la edad adulta. Los estudios demuestran que el CBD reduce los niveles de ansiedad debido a su interacción con el receptor 5HT1-, un receptor de serotonina que se encuentra en todo el cerebro y en altas densidades en la corteza cerebral, el hipocampo, y la amígdala – todo muy implicado en los trastornos del humor y de la ansiedad. Los ensayos en humanos han demostrado que es particularmente eficaz para el trastorno de ansiedad social.

5. Regula los niveles de azúcar en sangre
sunami-diabetes-mexico-l-2La mayoría de la gente ha oído hablar de que el cannabis causa que tengamos ganas de picar comida, pero en contra de la intuición los usuarios regulares de cannabis, generalmente no dan lugar a las cinturas más anchas. Una teoría es que el cannabis afecta positivamente el metabolismo del cuerpo.

Los científicos también creen que puede potencialmente regular los niveles de azúcar en la sangre. De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Medicine, “el consumo de marihuana actual se asoció con un 16% más de bajos niveles de insulina en ayunas y un 17% menor HOMA-IR (resistencia a la insulina).” Más investigación está actualmente en curso para ver si el cannabis se pueden utilizar para tratar la diabetes, aunque existe la posibilidad de que pudiera ayudar a prevenirla.

6. Ahora para la polémica – ¿previene el cáncer?
cáncer-de-mama-1En un momento dado una persona normal puede encontrar algunas células cancerosas en su cuerpo. El THC, el cannabinoide psicoactivo, aumenta la fabricación de la ceramida (un metabolito que estimula la muerte de las células cancerosas), dejando intactas las sanas.

El CBD también se ha demostrado ser anti-proliferativo, por lo que podría evitar que las células de cáncer se propaguen. También fortalece el sistema inmunológico, lo que ayuda a combatir las células cancerosas.

Por lo tanto, es posible que ambos cannabinoides podrían potencialmente cortar de raíz las células cancerigenas antes de que lleguen a formarse en algo maligno.

7. Piel joven
semilla-canamoLos productos de belleza a base de cannabis son enormes en este momento debido a su poderoso antioxidante y propiedades inflamatorias combinadas con los pretendidos poderes antienvejecimiento.

La estimulación de los receptores endocannabinoides mediante el uso tópico de cremas de cannabis podría explicar su capacidad de curar y suavizar la piel dañada. Además de plantas de cannabis están llenas de ácidos grasos esenciales Omega 3, que ayuda a mantener la piel hidratada y protegida del daño solar.

8. Proteger sus articulaciones
images-13Un estudio canadiense de tres años financiado por la Arthritis Society ha demostrado que los cannabinoides no sólo amortiguan el dolor, en realidad pueden reparar las articulaciones dañadas. Y no nos olvidemos de los Omega 3. Se encuentra en abundancia en el aceite de cáñamo, hacen de él el lubricante perfecto para mantenernos bien engrasados y movilizados.

Por lo que tomar cannabis podría ser tanto por la protección de las articulaciones como para la reducción del dolor y la inflamación una vez que el daño ya está hecho.

9. Reforzar esos huesos
huesos1Los receptores endocannabinoides están involucrados en la formación de hueso y en la protección contra las condiciones relacionadas con la edad como la pérdida ósea o la osteoporosis. Tanto el THC como el CBD facilitan el proceso del metabolismo óseo, en el que el hueso viejo se reemplaza por nuevo, y el CBD incluso se ha demostrado que mejora el proceso de curación después de una fractura de hueso.

10. Reducir los medicamentos fuertes recetados
pildoras cannabis

Por ejemplo en los EE.UU. aproximadamente 12 millones de personas actualmente toman medicamentos de prescripción basados en opioides, con muertes relacionadas con analgésicos recetados y en constante aumento. Muchas personas encuentran que los cannabinoides junto con su prescripción de analgésicos son un medio eficaz para paulatinamente quitarse su medicación recetada.

11. Proteja su cerebro

cerebro felicidad sin aniedadHay mucho que no sabemos acerca de ese tejido gelatinoso que hay entre nuestros oídos. Pero lo que sí sabemos es que el SEC está integralmente vinculado al proceso de neurogénesis en el que se generan y se integran en el cerebro desarrollando nuevas neuronas.

El Dr. Gary Wenk, profesor de neurología, inmunología y genética médica en la Universidad Estatal de Ohio, recomienda consumir pequeñas cantidades de cannabis a diario para proteger contra la inflamación del cerebro y restaurar la neurogénesis. Él acuñó la frase pegadiza “un soplo es suficiente” porque, como él dice, “parece como si sólo un único soplo es lo necesario cada día para producir un beneficio significativo.”

La sugerencia del Dr. Wenk es toda fina y buena si usted vive en una parte del mundo donde el consumo de cannabis es legal ( aunque fumar no se sabe si es la mejor forma de consumo), pero para la mayoría de la gente, esto no es el caso. Afortunadamente, el cannabinoide no psicoactivo CBD también se encuentra en el cáñamo (hemp) que, debido a tener al mínimo rastro de THC, es legal en la mayoría de los países y se ha demostrado por los científicos que también tienen el potencial neuroprotector.

Todo esto hace un caso bastante convincente de que, el consumo de cannabis de bajo nivel regula y podría prevenir muchas de las enfermedades que amenazan nuestra salud a medida que envejecemos. Y quién sabe, algún día podemos acabar tomándolo como cualquier otro suplemento para impulsar la salud o como vitamina.

0 345 vistas

Un nuevo estudio publicado en el último número de la revista Learning & Memory (aprendizaje y memoria) , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos , ha encontrado que los cannabinoides revierten los efectos del estrés en el rendimiento neurocognitivo en los jóvenes adultos.

El estrés de la Infancia (ES) aumenta significativamente la predisposición a psicopatologías [enfermedad mental o angustia mental]”, afirma el abstracto del estudio. “Aquí hemos examinado si los cannabinoides administrados durante el” final de la adolescencia “(uso de cannabis en las personas de las edades 18-25) podrían revertir los efectos adversos a largo plazo del ES en la función  neurocognitiva en la edad adulta .”

Los investigadores recuerdan que hombres y mujeres con ES exhiben “problemas en su funcionamiento en la memoria a corto plazo en la edad adulta en la ubicación espacial y tareas de reconocimiento social; los hombres también fueron perjudicados en la novel tarea de reconocimiento de objetos “.

La administración de un cannabinoide durante la adolescencia tardía, sin embargo, “impidió estas alteraciones inducidas por el estrés y redujo los niveles de ansiedad.”

El estudio concluye: “Hay un papel crucial del sistema endocannabinoide en los efectos del estrés en la vida temprana y en el comportamiento en la edad adulta.”

El estudio completo, realizado por investigadores de la Universidad de Haifa en Israel, se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 4.170 vistas

El cannabis, con su rica gama de fitocannabinoides, como el THC y el CBD, se ha utilizado en la medicina tradicional en relación con la fertilidad y la reproducción. Actualmente, los científicos están empezando a descubrir lo importante que el sistema endocannabinoide es para los mecanismos biológicos que controlan estos procesos fundamentales.

Puede reducir la fertilidad durante la fase de ovulación

El cannabis puede ayudar a calmar los dolores durante el período menstrual (© Amy Messere)
El cannabis puede ayudar a calmar los dolores durante el período menstrual (© Amy Messere)

Se han realizado varios estudios para analizar la relación entre el sistema endocannabinoide y el ciclo reproductivo femenino. Se ha demostrado, en repetidas ocasiones, que los niveles del endocannabinoide fundamental anandamidavarían radicalmente en varios momentos del ciclo menstrual.

Los niveles de anandamida parecen estar en su punto más alto en el momento de la ovulación, cuando el ovario libera el óvulo. Como la anandamida es un agonista de los receptores cannabinoides, se podría esperar que los niveles elevados de THC (que es también un agonista) no fueran necesariamente perjudiciales para la ovulación.

Sin embargo, unos cuantos estudios llevados a cabo en la década de 1970 y en los años 80 sugieren que el THC tiene una gran capacidad de bloquear la ovulación en muchos mamíferos, incluidos los primates (aunque no parece haber ningún estudio específico realizado en hembras humanas). Parece que el THC lo hace mediante la supresión de la producción de una hormona fundamental para el proceso de ovulación, conocida como la hormona luteinizante.

Al igual que ocurre con la mayoría de los aspectos de la ciencia de los cannabinoides, es necesario seguir investigando para establecer exactamente cuál es el vínculo entre el consumo de cannabis y la ovulación. Sin embargo, curiosamente parece que puede desarrollarse tolerancia al efecto de bloqueo de la ovulación del THC en las consumidoras habituales.

Puede reducir la menstruación dolorosa durante el ciclo menstrual

El cannabis se ha utilizado en la medicina natural tradicional de culturas de todo el mundo como un remedio para la dismenorrea o menstruación dolorosa. Como todo el mundo sabe, se cuenta que la reina británica Victoria habría consumido cannabis para aliviar los dolores que le producía la menstruación—y teniendo en cuenta que su médico personal fue el famoso médico del cannabis William B. O’Shaughnessy, ¡lo más probable es que esa historia sea cierta (y dado que ella le nombró caballero unos años más tarde, debió de agradecerlo de verdad)!

Hoy en día, las mujeres de todo el mundo siguen utilizando el cannabis para aliviar sus dolores menstruales, y experimentan un gran alivio subjetivo—sin embargo no se han realizado estudios formales que respalden su eficacia, y los procesos biológicos subyacentes implicados no se han definido.

Sin embargo, es bien sabido que el THC puede actuar como un potente agente analgésico y antinociceptivo (analgésico es un término general para calmante; los antinociceptivos específicamente evitan que los nervios detecten las señales de dolor). Además de esto, tanto el THC como el CBD tienen la capacidad de reducir la inflamación, lo que pueden contribuir a la reducción subjetiva del malestar.

Suprime hormonas clave durante la fase premenstrual

Se ha observado que el THC altera la duración del ciclo en monos Rhesus hembra (© Nina A.J.)
Se ha observado que el THC altera la duración del ciclo en monos Rhesus hembra (© Nina A.J.)

Durante la fase premenstrual (también conocida como la fase lútea), las fluctuaciones hormonales pueden causar una amplia gama de síntomas que incluyen dolor, irritabilidad, cambios de humor, fatiga, e hinchazón. Es bien sabido que los niveles de ciertas hormonas, incluida la progesterona, aumentan de manera significativa durante esta fase (mientras que otras hormonas, incluyendo los estrógenos, disminuyen).

Durante años, los médicos han recetado progesterona suplementaria como tratamiento para el síndrome premenstrual severo, pero la investigación reciente indica que no es eficaz. De hecho, aunque, en general, se cree que los síntomas premenstruales anormales están relacionados con niveles bajos de progesterona en un momento en que deberían ser altos, algunas manifestaciones del síndrome premenstrual (el nombre dado al fenómeno por el que se experimentan síntomas anormalmente graves durante este tiempo) parecen, de hecho, estar relacionados con niveles de progesterona excesivos y niveles de estrógeno reducidos.

Resulta evidente que los síntomas premenstruales lo bastante graves como para clasificarlos como síndrome premenstrual son el resultado de las fluctuaciones y los desequilibrios hormonales. Además, no disponemos de pruebas que sugieran que el consumo de cannabissuprime el nivel de progesterona durante la fase lútea, además de alterar los niveles de otras hormonas importantes conocidas como prolactina y cortisol. Además de esto, el efecto inhibidor del THC en la hormona luteinizante, que comienza en el momento de la ovulación, también se ha observado durante la fase lútea (que es la ventana entre la propia ovulación y el comienzo del período menstrual).

Una vez más, aunque todavía no se han descrito completamente los mecanismos implicados, está claro que el sistema endocannabinoide desempeña algún tipo de papel, y que las mujeres que experimentan síntomas anormales en este momento se pueden beneficiar de terapias dirigidas a base de cannabinoides.

De hecho, hay infinidad de mujeres en todo el mundo que experimentan un alivio subjetivo con el uso de cannabis durante la fase premenstrual, aunque podría ser el resultado de los conocidos efectos relajantes y contra la ansiedad del cannabis, más que de la influencia directa sobre los niveles hormonales.

Puede reducir la duración del ciclo menstrual

Una vez más, se dispone de escasas pruebas de que el THC disminuya la duración del ciclo menstrual en las hembras humanas. En un estudio de 1986 sobre el efecto del THC en la hormona luteinizante, también se observó que la duración general de los ciclos menstruales se reducía en las mujeres a las que se había administrado cannabis en comparación con las que recibieron placebo.

Por lo tanto, hay que llevar a cabo más investigaciones al respecto antes de que se pueda decir, con algún grado de certeza, cómo y si la duración del ciclo menstrual se ve afectada en las hembras humanas. Al igual que ocurre con el efecto de bloqueo de la ovulación del THC, puede que se desarrolle tolerancia rápidamente a cualquier efecto posible.

Curiosamente, los estudios más antiguos en primates no humanos indican que el THC puede alterar la duración del ciclo, pero no necesariamente acortarlo: en un estudio de 1980 en monos Rhesus, la muestra tratada con THC presentaba un aplastante y considerable aumento en la duración del ciclo. Una de las monas tenía un ciclo que duraba 145 días, ¡en comparación con los habituales 30!

Puede afectar a la implantación del embrión en el útero

También se dispone de informes que afirman que el cannabis aumenta la excitación sexual en las mujeres (© SkillingsVideo)
También se dispone de informes que afirman que el cannabis aumenta la excitación sexual en las mujeres (© SkillingsVideo)

Se han publicado varios estudios importantes durante la última década que investigan la influencia que con tanta precisión ejerce el sistema endocannabinoide sobre varios procesos clave relacionados con la concepción y el principio del embarazo.

Varios de estos estudios han descubierto que los niveles de anandamida fluctúan drásticamente a lo largo del ciclo menstrual, y que los niveles están en su punto más bajo durante la “ventana de implantación” (la pequeña ventana de tiempo, durante la que el embrión puede implantarse con éxito en el endometrio del útero, que suele producirse dura unos tres días, y comienza de seis a nueve días después de la ovulación).

En los estudios en los que la anandamida se ha incrementado artificialmente en esta etapa, por lo general no se produce la implantación. Teniendo en cuenta que tanto la anandamida como el THC son agonistas de los receptores cannabinoides, parece tener sentido que el consumo de THC durante la ventana de implantación podría causar el mismo efecto (sin embargo, este concepto es demasiado simplista, y no se cumple necesariamente con un sistema tan complejo como el sistema EC).

Sin embargo, hasta que se realicen nuevas investigaciones que aclaren totalmente la relación, la posibilidad de que el uso de cannabis con un alto contenido en THC pudiera impedir que un óvulo fertilizado se implante en el endometrio durante la ventana de implantación significa que es muy recomendable que las consumidoras de cannabis que deseen quedarse embarazadas dejen de consumir cannabis por lo menos 24 horas antes de que empiece la “ventana de implantación”.

El hecho de que el THC parece tener la capacidad no sólo de inhibir la ovulación, sino también de impedir la implantación de óvulos fertilizados en el endometrio, sugiere que el THC o los compuestos similares podrían tener potencial para utilizarse como base para fármacos anticonceptivos no hormonales.

Como parece ser que el hecho de que se desarrolle tolerancia es un problema propio del THC, probablemente haya mejores candidatos para la investigación específica. Después de todo, si el uso constante de THC fuera suficiente para evitar el embarazo, las tasas de fecundidad serían drásticamente menores en las grandes consumidoras de cannabis en comparación con la población general, ¡y no hay nada que indique que así sea!

Sin embargo, hay pruebas sustanciales de que el consumo de cannabis aumenta el placer sexual en los usuarios, lo que podría en cierto modo contrarrestar cualquier efecto negativo sobre las tasas de fertilidad…

Por Seshata

1 839 vistas

Un estudio realizado por el Instituto Nacional para la Investigación del Cáncer en Estados Unidos encontró que el CBD, uno de los cannabinoides activos en el cannabis, mata las células de cáncer de mama y ayuda a prevenir la propagación del cáncer de mama en el cuerpo. También se descubrió que los efectos del CBD en estos casos no están relacionados con el sistema endocannabinoide, son propios del CBD y aun no han sido identificados.

El CBD (cannabidiol), uno de los cannabinoides del cannabis, es el responsable de muchas cualidades medicinales propias de las plantas, especialmente las propiedades anti-inflamatorias y su capacidad para tratar las convulsiones y el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Ahora, un estudio del Instituto Estadounidense del Cáncer muestra que el CBD es también eficaz en el tratamiento de cáncer de mama y en la eliminación total de las células tumorales. Todo esto sin ningún efecto psicoactivo conocido como el proporciona el THC.

El CBD o cannabidiol trata el cáncer de mama

Como mencionó, hace sólo 3 meses, los titulares del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, cuando por primera vez reconoció oficialmente que los ingredientes de cannabis pueden matar las células cancerosas. Ahora publica un estudio que examinó la relación entre el consumo del CBD y el cambio en la condición de las células cancerígenas en mujeres con cáncer de mama.

CBD_vs_Cancer_Results2
El CBD mata diferentes tipos de células cancerosas

Durante el estudio, los investigadores encontraron que con el CBD hay efectos significativos en una variedad de células cancerosas, y que contribuyen directamente a la reducción de la extensión y ayuda a eliminarlas llevándolas al fenómeno científico conocido como muerte celular programada (PCD – muerte celular programada).

La eliminación de las células del cáncer, dicen los investigadores, se debe a que el CBD regula los dos procesos llamados Afotosis (apoptosis – suicidio celular) y la Aotofagi (autofagia – ciclo celular), conduciendo a la muerte de las células cancerosas e impidiendo la nueva forma de las existentes.

CBD_vs_Cancer_Results
Como cuando se incrementa el CBD, el porcentaje de células cancerígenas desciende

El CBD destruye las células cancerosas y minimiza el daño al tejido normal”, escribieron los investigadores resumiendo las conclusiones. De acuerdo con la conclusión del estudio, parece que la terapia con cannabis medicinal, sobre todo utilizando variedades ricas en CBD son eficaces en el tratamiento de cáncer de mama, especialmente contra las alternativas dañinas como la quimioterapia.

Promesas futuras de investigación

Los investigadores también observaron que, sorprendentemente, se demostró en el estudio del CBD que sus propiedades contra el cáncer no estaban relacionadas con el sistema endocannabinoide (receptores en el sistema del cerebro humano responsable de la comunicación con los cannabinoides de la planta) y que son independientes de los factores externos, el mismo CBD es el responsable de matar las células cancerosas.

             “Los resultados indican que el CBD causa la muerte celular programada, independientemente de los receptores B1 y B2 (parte del sistema cannabinoide)”, concluyeron los investigadores, “Identificar y comprender el impacto de esta investigación puede conducir a un futuro prometedor.”

0 1.587 vistas

Hay un creciente número de pruebas que sugieren que el sistema endocannabinoide desempeña un papel fundamental en distintos aspectos del proceso de envejecimiento, tanto mental como somático. Por otra parte, el consumo regular de cannabis puede ayudar a ralentizar este proceso, aunque no se ha confirmado el mecanismo de acción exacto.

Envejecimiento cerebral y el sistema endocannabinoide

El envejecimiento del cerebro, y la neurodegeneración que conlleva, hace que aumenten los niveles de debilitamiento y deterioro cognitivo a medida que avanza. Entre las características comunes de la típica neurodegeneración relacionada con la edad se incluyen la pérdida de memoria, dificultad para orientarse y dificultad para prestar atención (aunque la investigación sugiere que la última puede estar mucho más relacionada con el deterioro de la audición y la visión, en vez de que se deba directamente al deterioro cognitivo).

El cannabis puede retrasar o incluso invertir algunos de los signos del envejecimiento (© Tommerton2010)
El cannabis puede retrasar o incluso invertir algunos de los signos del envejecimiento (© Tommerton2010)

El envejecimiento cerebral anormal es también una preocupación importante para las autoridades sanitarias de todo el mundo, cada vez más, a medida que la población mundial envejece y los problemas de salud relacionados con la edad son cada vez más frecuentes. Entre las enfermedades que provocan un envejecimiento del cerebro o producen un deterioro cerebral prematuro, o demasiado rápido, se encuentran la enfermedad de Alzheimer, el Parkinson, la enfermedad de Huntington y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Se han realizado varios estudios sobre el potencial del cannabis y las terapias o tratamientos a base de cannabinoides para desacelerar, o incluso invertir, los síntomas de la neurodegeneración en enfermedades como el Alzheimer, además de una importante cantidad de investigaciones sobre la posibilidad de que el envejecimiento normal del cerebro pudiera ralentizarse con el consumo de cannabis.

Investigación sobre el envejecimiento normal del cerebro y el cannabis

El equilibrio entre los procesos biológicos perjudiciales y defensivos, como el estrés oxidativo y la antioxidación, determinan el proceso de envejecimiento. La mayor parte de la investigación sugiere que el sistema endocannabinoide (SEC) está más estrechamente relacionado con la antioxidación que con el estrés oxidativo.

Ageing-2-250x167
La neurodegeneración, como la observada en la enfermedad de Alzheimer, puede ralentizarse o incluso invertirse con el cannabis (© Funky64)

En términos de envejecimiento general no patológico, se ha demostrado que a nivel molecular, los cannabinoides regulan la actividad mitocondrial, actúan como antioxidantes (a través de un mecanismo que parece ser independiente de los principales receptores cannabinoides), y modulan los procesos que eliminan macromoléculas perjudiciales del cerebro y del tejido del SNC.

A nivel celular, el SEC regula la expresión del importante neurotransmisor, el factor neurotrófico derivado del cerebro o FNDC (por ejemplo, la exposición crónica al THC induce el aumento del FNDC en ratas), una proteína importante responsable del desarrollo y mantenimiento de neuronas sanas, que sustenta su capacidad para ayudar en la neurogénesis (crecimiento de nuevas neuronas).

El envejecimiento cerebral patológico y el SEC

En lo que respecta al envejecimiento que es atípico o patológico (es decir, el causado por la enfermedad), el SEC participa de gran manera en la supresión de la neuroinflamación (por ejemplo, los ratones criados para carecer de receptores CB₁ presentan niveles mucho mayores de neuroinflamación), que puede conducir al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas y a un deterioro cognitivo de inicio temprano relacionado con la edad.

Por lo tanto, resulta evidente que el SEC (sobre todo en lo que respecta a los receptores CB₁ y sus agonistas) juega un papel esencial en la aparición y progresión del proceso de envejecimiento. Los dos cannabinoides endógenos más conocidos, la anandamida y 2-AG, son ambos agonistas del receptor CB₁. No se sabe con certeza cuál de los dos está más profundamente implicado en el proceso contra el envejecimiento.

Sin embargo, la investigación preliminar indica que los niveles bajos de la amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH, la enzima responsable de la degradación e inactivación de la anandamida) están relacionados con el retraso del inicio del envejecimiento cerebral, lo que sugiere que probablemente los altos niveles de anandamida tengan un efecto beneficioso. Por lo tanto, los inhibidores de la FAAH serían un candidato ideal para realizar una investigación más profunda.

El envejecimiento de la piel y el sistema endocannabinoide

Ageing-3-250x138
A medida que la piel envejece, pierde elasticidad y el grosor de la capa dérmica disminuye (© Neil Moralee)

El otro aspecto importante del envejecimiento aparte del mental es, obviamente, el físico, y este aspecto se caracteriza principalmente por los cambios en la epidermis, la dermis y la hipodermis (la capa de grasa, los fibroblastos y macrófagos que se encuentran justo debajo de la dermis).

La exposición a los rayos UVA y UVB provoca una reducción del espesor de la capa dérmica, lo que significa que a medida que la piel envejece, se vuelve menos elástica y comienza a ceder, haciendo que la epidermis se vuelva floja y se arrugue. La piel también se vuelve propensa a presentar manchas, tales como las manchas del hígado, que se cree que surgen debido a una acumulación de células basales envejecidas que ya no puede eliminarse mediante los mecanismos de limpieza y eliminación de residuos naturales del cuerpo.

Actualmente, sabemos que el sistema endocannabinoide participa en el mantenimiento de la salud de la piel de diversas formas, y que la disfunción del SEC podría estar detrás de diversas enfermedades neurodegenerativas. Un estudio de 2012 publicado en la revista Neurobiology of Aging observó que en ratones criados para carecer de receptores CB₁, los animales analizados no sólo presentaban un inicio temprano de la neurodegeneración, también presentaron cambios histológicos en la elasticidad de la piel parecidos a los encontrados en el envejecimiento normal. Sin embargo, los investigadores señalaron que no se observó que ningún otro signo de envejecimiento estuviera relacionado con la supresión de los receptores CB₁.

Además, un estudio de 2010 demostró que la anandamida era parte integral de los procesos de proliferación y muerte celular basal. Las células basales son el componente principal de la epidermis y representan, aproximadamente, el 90% de todas las células presentes, y es bien sabido que el mantenimiento de la piel saludable requiere una proliferación eficaz, un crecimiento y una muerte final.

La senescencia, la muerte celular y el sistema endocannabinoide

El proceso de la muerte celular programada está implicado en el proceso de envejecimiento de diferentes formas fundamentales, y cada vez se dispone de un mayor número de pruebas que sugieren que el SEC juega un papel fundamental.

Aunque no se han realizado estudios que analicen específicamente el papel del SEC en la muerte celular relacionada con el proceso normal de envejecimiento, se dispone de numerosos estudios que documentan la capacidad, tanto del CDB como del THC, para causarla en términos generales.

Por ejemplo, se ha demostrado que la leucemia y las células de glioma (un tumor del tejido glial del cerebro) son sensibles a la apoptosis inducida por el cannabidiol (la apoptosis es una forma primaria de muerte celular programada), pero que los monocitos primarios y células gliales son relativamente insensibles. Se ha demostrado que el THC induce la apoptosis en células de cáncer de próstata humano, aunque se cree que este efecto puede ser mediado por otros medios que a través de los receptores cannabinoides, ya que otros agonistas, tales como WIN55,212-2, no tuvieron ningún efecto.

Un estudio de 2008 también demostró que el ácido canabinoide y precursor del THC, el THCA, es responsable de regular la muerte celular en las hojas de las plantas de cannabis. El estudio reveló que al inyectar THCA en los tejidos foliares, causa disfunción mitocondrial dentro de los tejidos de la hoja, y en última instancia conduce a la necrosis (otro tipo importante de muerte celular).

Otras formas en que el cannabis y el cáñamo pueden ayudar

Además de la anandamida, del THC, y del CDB, hay otros fitocannabinoides y endocannabinoides que pueden desempeñar un papel a la hora de mantener una piel sana. Por ejemplo, se ha demostrado que el receptor CB₂ agonista n-palmitoiletanolaminaendógeno reduce el prurito (picazón de la piel), según informan los pacientes con dermatitis atópica y enfermedades relacionadas. Aunque el prurito puede afectar a personas de cualquier edad, su aparición se vuelve mucho más frecuente con la edad.

Además, la combinación única de ácidos grasos omega-3 y omega-6 que se encuentra en los aceites de semillas de cáñamo también puede tener distintos beneficios en el proceso de envejecimiento de la piel. Un estudio de 2012 sobre ratones concluyó que el grupo de muestra al que se administró aceite de cáñamo presentaba mejoras significativas en el espesor de la dermis, además de una mejoría en la textura de la fibra de colágeno, y un aumento del número de folículos pilosos (la reducción del recuento de folículos de pelo que lleva a la calvicie es otro signo común del envejecimiento).

¿Podría el cannabis acelerar en ocasiones el ritmo de envejecimiento?

Ageing-4-250x178
A pesar de que el consumo de cannabis, en general, retarda el proceso de envejecimiento, fumar cualquier sustancia puede acelerarlo (© VRYSXY69)

Aunque parece que el consumo de cannabis es, generalmente, ventajoso en lo que se refiere a retrasar el proceso de envejecimiento, puede haber ciertas circunstancias en las que puede tener un efecto perjudicial.

Fumar como un método de administración del cannabis puede anular los beneficios potenciales de los cannabinoides como tratamiento contra el envejecimiento, y puede incluso contribuir al envejecimiento acelerado de la piel. Esto se debe al hecho de que el humo del cannabis contiene muchos de los mismos hidrocarburos que contiene el humo del tabaco.

A pesar de las pruebas que sugieren que estos hidrocarburos (aunque se considera que son cancerígenos) no se asocian al cáncer en los fumadores de cannabis, hay pruebas que sugieren que, sin embargo, causan daños a nivel celular, de maneras que pueden depender de la composición genética.

En general, se observa que la probabilidad de que el consumo de cannabis acelere el proceso de envejecimiento es pequeño, y que el consumo regular (aunque preferiblemente a través de un medio que no sea fumar) podría, de hecho, ralentizar o incluso invertir los signos clínicos del envejecimiento observados en el cerebro y en los tejidos de la epidermis y la dermis.

Por Seshata

1 1.168 vistas

Un estudio publicado en la edición de mayo de la revista Psychopharmacology , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU, ha encontrado que el cannabis puede tratar el pánico y los trastornos relacionados con la ansiedad.

Según los investigadores;

                     “El presente estudio examinó la hipótesis de que el sistema endocannabinoide contrarrestase las respuestas aversivas en el modelo estimulación-dlPAG de los ataques de pánico.”

El uso de un agonista de los receptores cannabinoides que está diseñado para imitar los efectos del cannabis, los investigadores inyectaron el medicamento en ratas dlPAG que fueron inducidas con un producto químico (NMDA) que causa

                    “respuestas conductuales y cardiovasculares similares a la angustia en que se mueve libremente y en animales anestesiados, respectivamente.”

Según los investigadores;

       “El agonista selectivo del receptor CB1 impidió las respuestas de escape similares a la angustia inducidas por el NMDA.”

                  “El agonista también ayudó a evitar “tanto la respuesta de comportamiento como el aumento de la presión arterial inducida por NMDA.”

Los investigadores concluyen;

El sistema endocannabinoide en el dlPAG atenúa las consecuencias del comportamiento, celulares y cardiovasculares de estímulos aversivos. Este proceso puede ser considerado para el desarrollo de tratamientos adicionales contra el pánico y otros trastornos relacionados con la ansiedad “.

El estudio completo se puede encontrar haciendo click aquí.

2 13.757 vistas

En general, la gente sabe que el ejercicio es bueno para la mente y el cuerpo. Pero, contrariamente a la creencia popular, no son sólo las endorfinas (químicos que te hace sentir bien después de una actividad como el ejercicio) que hacen que la actividad física tan grande.
La comunidad médica ya conoce que el tetrahydrocannabidiol ( THC ) principal compuesto psicoactivo de la marihuana se almacena en la grasa del cuerpo humano . Sin embargo, un estudio realizado por Drug and Alcohol Dependence muestra que el proceso de almacenamiento-THC-grasa puede a los ejercitadores dar un impulso adicional, hasta 28 días después de el consumo de marihuana.
A medida que el cuerpo comienza a quemar grasa, los estos de THC se liberan en el torrente sanguíneo, produciendo un leve efecto similar al consumo de una pequeña cantidad de marihuana. Los niveles en sangre de THC aumentan aproximadamente un 15% inmediatamente después de ejercicio moderado, aunque el aumento ya no está presente, dos horas después de hacer ejercicio.
Los estudios también han encontrado que el ejercicio realmente activa el sistema endocannabinoide de la misma manera que lo hace la marihuana. El sistema endocannabinoide es un grupo de lípidos (tipos de grasas) y receptores de las células que  los cannabinoides (compuestos como el THC y CBD ) se unen dentro del cuerpo y son los responsables de la reducción del dolor, el control del apetito y los que influyen en el estado de ánimo y de la memoria. Además, los investigadores encontraron que los cannabinoides producidos por el hombre aumentan a medida que se ejercita, causando que se sienta un poco “colocados”. Fuente

5 9.293 vistas

 

Un nuevo estudio publicado en la edición de este mes de la revista Kidney International , y publicado por el Instituto Nacional de Salud de los EE.UU. , encontró que la deficiencia de cannabinoides empeora la nefropatía diabética , un tipo de enfermedad de los riñones, lo que indica que el tratamiento con cannabinoides puede proporcionar medicación.

“Un sistema endocannabinoide funcionalmente activo está presente en el riñón”, comienza resumen del estudio. “El  receptor cannabinoide de tipo 2 (CB2) es expresado por las células inflamatorias, los podocitos y por su activación, teniendo efectos beneficiosos en la nefropatía diabética experimental. “Continúa; “Para profundizar en el papel de CB2 en la nefropatía diabética, se estudiaron las alteraciones funcionales y estructurales renales en ratones diabéticos suprimiendo CB2.”

Después de la realización de los estudios, los investigadores encontraron que; “La ausencia de CB2 [tipo de receptor cannabinoide 2] en las células glomerulares residentes tuvo un papel importante en el empeoramiento de la nefropatía diabética, tanto funcionales como anomalías estructurales, probablemente por una mayor señalización de MCP-1 y CB1.”

Llegando a la conclusión; “Por lo tanto, la supresión de CB2 empeora la nefropatía diabética, independiente de las células derivadas de la médula ósea”.

El estudio se puede encontrar haciendo clic aquí .

Fuente TheJointBlog

 

0 210 vistas

En un modelo animal de epilepsia inducido por administración de pilocarpina, el THC y un cannabinoide sintético hicieron desaparecer completamente los ataques epilépticos. Un bloqueante de los receptores cannabinoides (el SR141716A) aumentó tanto la duración de los ataques como su frecuencia, lo que hace sugerir que el sistema endocannabinoide es tónicamente activo con respecto a la actividad de dichos ataque. (Fuente: Wallace MJ, et al. Pharmacol J Exp Ther. 2003 Sep 3 [ya se encuentra disponible la versión electrónica].)

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento. http://www.cannabis-med.org/

 

1 698 vistas

Más de uno se va a sorprender al saber que la ciencia relaciona el uso de cannabis con la memoria de forma positiva. ¿Sabías que el THC mejora el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria que sufrimos al hacernos mayores? Un nuevo estudio clínico, realizado en ratones, demuestra que el THC puede tener efectos rejuvenecedores en el cerebro. Averigua cómo.

Una nueva investigación sobre las propiedades beneficiosas del cannabis para la salud hace que su larga lista de beneficios aumente. A principios de mayo, se publicaba en la prestigiosa revista científica especializada Nature Medicine un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Bonn, en Alemania, y de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Este ensayo clínico, llevado a cabo en ratones, demuestra que el principal compuesto psicoactivo del cannabis, el cannabinoide delta 9-tetrahidrocannabinol o THC, puede tener efectos positivos en el cerebro, particularmente en el de las personas de avanzada edad. Parece que el THC – administrado en dosis bajas y regulares – ayuda a mejorar el aprendizaje y revierte la pérdida de memoria relacionada con el proceso de envejecimiento.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC se concentra en los tricomas o glándulas de resina que segrega el cannabis (CC. Steffen Geyer)

Seguro que a más de uno le resulta sorprendente que la ciencia relacione el uso del cannabis con la memoria de forma positiva – ya que suele utilizarse contra el cannabis el manido argumento que afirma que su consumo perjudica nuestra memoria. Y más cuando se trata de un tema tan delicado como el envejecimiento de nuestro cerebro. Porque cuando nos hacemos mayores, vamos perdiendo capacidades cognitivas, y aprender cosas nuevas o centrarnos en más de una cosa a la vez se convierten en tareas que nos resultan cada vez más complicadas.

El inexorable paso del tiempo

A pesar de lo innumerables avances de la ciencia, aún queda mucho por descubrir y desvelar sobre los mecanismos biológicos que producen el proceso de envejecimiento de nuestro organismo a nivel físico y mental. Cuando envejecemos, se produce un deterioro del cerebro y pueden manifestarse enfermedades neurodegenerativas que acarrean pérdida de la memoria o una disminución de la capacidad de atención y de razonamiento, entre otros muchos síntomas.

A lo largo de los siglos, la ciencia ha intentado encontrar una poción mágica contra el envejecimiento, una fuente de la eterna juventud, algo que ayude a ralentizar o incluso invertir este inevitable proceso. Todavía es un poco pronto para saber exactamente hasta qué punto el cannabis podría ayudar en esto. No obstante, los resultados prometedores del estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Bonn apuntan en esta dirección: una pequeña dosis diaria de THC podría proteger nuestro cerebro contra los efectos del envejecimiento, mejorando el aprendizaje, la memoria o la atención.

El THC restaura la función cognitiva mermada por el envejecimiento 

De momento, las pruebas de laboratorio que confirman este hallazgo se han llevado a cabo únicamente en ratones. El equipo tiene la intención de replicar estas mismas pruebas en humanos más adelante – pero con THC purificado que resulta más fácil de dosificar – con el objetivo de comprobar si los resultados de este estudio se repiten. Algo para lo que aún puede quedar un ligero trecho que recorrer.

Para realizar el estudio titulado “A chronic low dose of Δ9-tetrahydrocannabinol (THC) restores cognitive function in old mice” (Una dosis regular y baja de Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) restaura la función cognitiva en ratones de avanzada edad), los investigadores administraron dosis bajas de THC a roedores de diferentes edades, de 2 meses, 12 y 18 meses – es decir, ratones jóvenes, ratones en edad madura, y de edad avanzada – de forma regular durante un periodo de tiempo de cuatro semanas. La relevancia del tamaño de las dosis tiene que ver con que unas dosis tan pequeñas no producen efectos psicoactivos como los producidos por las dosis consumidas con fines recreativos, que suelen ser mayores.

Tras someterles a observación a lo largo de ese mes, el equipo liderado por el Profesor y Doctor Andreas Zimmer – director del Instituto de Psiquiatría Molecular de la Universidad de Bonn – y por el doctor del mismo instituto Andras Bilkei-Gorzo, entre otros, llevo a cabo una evaluación de la habilidad de los ratones para realizar tareas cognitivas – como pruebas en laberintos de agua para averiguar y recordar dónde hay una ubicación segura o reconocer a otros sujetos de su especie, a los que habían estado expuestos previamente.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
Una ilustración del cerebro humano con millones de pequeños nervios (CC. Ars Electronica)

El fitocannabinoide psicoactivo que protege frente al envejecimiento cerebral

Curiosamente, los roedores jóvenes a los que no se había administrado THC en dosis pequeñas y regulares tuvieron un desempeño mejor en las pruebas de comportamiento relacionadas con la memoria y el aprendizaje que a los ratones jóvenes a los que se había tratado con dicho fitocannabinoide. Mientras que, en los individuos de edad más avanzada, ocurría lo contrario: los ratones más viejos que habían recibido pequeñas dosis de tetrahidrocannabinol de manera regular obtenían mejores resultados en las pruebas – realizándolas en un mejor tiempo y con un mejor desempeño – que los ratones maduros y ancianos a los que no se había administrado ninguna cantidad de THC, y que aquellos a los que se había administrado dosis excesivas.

Además de observar como el nivel de desempeño cognitivo parecía restaurarse de forma notable en los ratones ancianos que había recibido tratamiento con THC en dosis bajas, lo que detectaron los investigadores al examinar los cerebros de dichos ratones ancianos fue que a las neuronas localizadas en el hipocampo les habían brotado más espinas sinápticas – lo que mejora la comunicación neuronal. Sorprendentemente, los ratones ancianos tratados con THC presentaban un patrón de expresión génica en el hipocampo radicalmente diferente al de los ratones de avanzada edad a los que no se había tratado con dicho fitocannabinoide.

El hipocampo es la zona o parte básica del cerebro clave para la correcta formación y actividad de la memoria a largo plazo y para el aprendizaje. También está muy relacionado con la producción y regulación de estados emocionales, además de con la memoria espacial. A lo largo de nuestra vida, el cerebro de un adulto sigue creando y generando neuronas, en un proceso conocido como neurogénesis que ocurre principalmente en el hipocampo.

Esta zona es una de las primeras en las que se manifiestan las enfermedades neurológicas – como la demencia o el Alzheimer, entre otras – que hacen que las personas que las padecen vean mermadas sus capacidades cognitivas, al presentar con frecuencia síntomas como pérdida de la memoria, problemas de atención y orientación, dificultad para comunicarse, etc.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
El THC puede desempeñar un papel en el tratamiento de enfermedades como el alzhéimer o la demencia senil (CC. Kamil Porembinski)

Interacción del THC en el Sistema Endocannabinoide

Los resultados del estudio dejan patente la influencia del THC a nivel cerebral debido a su analogía con los endocannabinoides, con los que el THC interactúa al consumir cannabis. Los investigadores han determinado que este compuesto psicoactivo además de influir sobre el sistema endocannabinoide de los roedores, también ayuda a restablecer su funcionamiento.

Este mecanismo de defensa a nivel cerebral está controlado por el sistema endocannabinoide (SEC), un complejo sistema de regulación corporal formado por un grupo de receptores cannabinoides endógenos – o endocannabinoides, que se parecen a los producidos de forma natural por la planta de cannabis, llamados fitocannabinoides – localizados en el cerebro de los mamíferos y a través los sistemas nervioso y periférico.

Como decíamos, el SEC desempeña un papel clave en los procesos fisiológicos y patológicos de nuestro sistema corporal, y lo hace a través del conjunto de moléculas llamadas receptores que interactúan y median la comunicación entre las células en nuestro sistema nervioso. Es este sistema endocannabinoide el que activa y coordina el tipo de repuesta que va a dar el sistema inmune nervioso.

En lo que respecta a nuestro cerebro, el sistema inmune cuenta con las denominadas células de la microglía y las llamadas astrocitos, que ayudan a reparar y acabar con los estímulos nocivos que pueden dañar nuestras neuronas cuando envejecemos.

Porque a medida que nos hacemos cada vez más mayores, se pueden producir alteraciones en el modo en que funciona nuestro SEC, que hacen que la microglía y los astrocitos respondan a nivel inmune de manera anormal, causando pérdida de neuronas e inflamación de la parte del cerebro que mencionábamos antes por su relación con la memoria, el hipocampo.

Lo que el equipo de investigación de Zimmer y Bilkei-Gorzo ha demostrado claramente con este estudio es que este fitocannabinoide contenido en la planta de cannabis restaura la función cognitiva en los roedores de avanzada edad, al devolver al hipocampo a un estado similar al encontrado en los ratones jóvenes.

Como señalaba el investigador Bilkei-Gorzo en unas declaraciones: “Hay una diferencia muy pequeña en la distribución y actividad del sistema cannabinoide de los distintos mamíferos. Tan solo la densidad de los receptores cannabinoides dentro de las áreas cerebrales muestra cierta variabilidad“.

Un ensayo clínico que ha de replicarse en humanos

Aunque todavía queda por determinar si esta investigación se puede trasladar a la clínica humana, para comprobar si los resultados se repiten en los humanos, los investigadores concluían en su informe: “El tratamiento regular con dosis bajas de THC o extractos de cannabis podría ser una estrategia potencial para frenar o incluso para revertir el deterioro cognitivo en los ancianos”.

Nuevo Estudio: El THC Tiene Efectos Rejuvenecedores en el Cerebro - Sensi Seeds Blog
En gran parte, se desconocen los mecanismos biológicos que producen el envejecimiento cerebral (CC. Kalvicio de las Nieves)

No obstante, no hay que olvidar que este estudio no es el único, sino uno de los muchísimos que han demostrado el potencial del cannabis y sus efectos rejuvenecedores en el cerebro, aunque de momento sólo en el de roedores. A pesar de la nula toxicidad observada en estos animales en este tipo de investigaciones, aún falta dar el paso definitivo en los humanos – algo que se ha visto dificultado, entre otros aspectos, por las restricciones a las que se enfrenta el cannabis debido a su situación legal.

A día de hoy, resulta imposible poner en duda los múltiples beneficios del cannabis en el tratamiento de enfermedades de todo tipo, como el cáncer, SIDA, esclerosis múltiple, glaucoma, diabetes, y un largo etcétera. El cannabis también ha demostrado ser útil en el tratamiento de patologías asociadas al cerebro, además de actuar como neuroprotector capaz de prevenir enfermedades cerebrales, y no deja de aumentar el número de investigaciones sobre los diferentes cannabinoides del cannabis y su aplicación en el ámbito terapéutico de la neurología. Esperamos que la ciencia de pronto el paso definitivo.

by Miranda

0 131 vistas

Desde el comienzo de 2017, Peter Reynolds y el profesor Mike Barnes de CLEAR Cannabis Law Reform han estado trabajando en un proyecto que está por llegar a buen puerto. El Consejo del Real Colegio de Médicos Generalistas (RCGP) se ha reunido esta semana, para considerar nuestra propuesta de emitir directrices a los médicos sobre el uso de cannabis medicinal.

Peter Reynolds, Presidente de CLEAR Cannabis Law Reform

Como siempre, el gobierno del Reino Unido obstinado y anti-evidencia sigue siendo intransigente para permitir el acceso legal al cannabis, incluso para uso medicinal. Esto a pesar de una marea abrumadora de reformas en todo el mundo y de la realidad de que un millón de personas en el Reino Unido están criminalizados y perseguidos por usar una medicina que se sabe que es segura y eficaz por muchos siglos, hechos que la ciencia moderna ahora prueba más allá de duda .

Por más irresponsables que sean los ministros del gobierno, los médicos tienen una responsabilidad con sus pacientes, un deber ético que trasciende de la política sucia y corrupta a la que los ministros se suscriben. El profesor Nigel Mathers, Secretario Honorario del RCGP responsable de su gobierno, ha defendido la propuesta de CLEAR. Reconoce que aunque los médicos no pueden aconsejar a sus pacientes que usen una droga ilegal, la realidad es que muchas personas ya lo hacen.

Profesor Mike Barnes, Asesor Científico y Médico, CLEAR Cannabis Law Reform

Así que esto no es sólo otro informe o una conferencia. Esta es una acción práctica para el momento de la prestación de atención sanitaria. Si la propuesta es aprobada por el Consejo RCGP, las directrices serán redactadas por el profesor Mike Barnes, asistido por Peter Reynolds, con aportaciones adicionales de la Sociedad de EM y la Universidad de Newcastle.

A su debido tiempo, probablemente para finales de año, un folleto estará disponible para su descarga por todos los médicos de la página web de RCGP. Establecerá un asesoramiento equilibrado y razonable sobre el uso adecuado de cannabis para indicaciones médicas específicas. Las directrices también abarcarán el asesoramiento sobre la reducción de daños y proporcionarán un fundamento básico en la evidencia científica y el sistema endocannabinoide.

Si nuestro gobierno se niega a tomar medidas tan sensatas para mejorar la asistencia sanitaria y proteger a los pacientes, entonces nosotros, los activistas y los profesionales médicos, debemos hacerlo por ellos.