“Misión Oficial”, Película sobre Uruguayos infiltrados en el mundo de la marihuana...

“Misión Oficial”, Película sobre Uruguayos infiltrados en el mundo de la marihuana de EEUU

por -
0 969 vistas

-Misión Oficial y es una especie de falso documental estilo Borat de unos uruguayos que se infiltran en el mundo de la marihuana Legal de EE.UU.

-En paralelo le hicieron una cámara oculta a Mujica, el presidente para manipular el material y que parezca que el envía la misión.

La locura del falso documental sobre uruguayos que quieren importar marihuana

Sinopsis

“En el 2013 Jose Mujica legalizó la marihuana en Uruguay pero la burocracia freno su plan más revolucionario. Y Uruguay no tiene marihuana, mientras se legaliza la marihuana en algunos estados de EEUU Mujica se prepara para visitar la Casa Blanca.
En un lugar remoto en la afueras de Montevideo aun Presidente humilde se le agota el tiempo, su mandato esta concluyendo y aún no hay marihuana para abastecer al país. Pepe Mujica envía a su mejor hombre en la misión secreta más importante de la historia de Uruguay. La misión. Viajar a Estados Unidos para conseguir marihuana que llevar a su país. Una infiltración en la industria de la marihuana americana. Una gran broma de un pequeño país. Pero Alfredo no estará solo, le acompañara su madre aunque con miedo por el mundo de los narcos y llegaran refuerzos. Necesitan 50 toneladas por año y pasarán situaciones muy divertidas al complicarse las cosas y tomara la situación un giro inusual. El líder del mundo libre será engañado por el Presidente más pobre del mundo. Un plan maestro de Pepe Mujica para llevar marihuana a su pueblo”

Pardelion es una de las productoras más interesantes de Uriguay. Había logrado ese título con publicidades creativas, los videos humorísticos y con el proyecto Pardelion Music Tv. Ahora decidieron redoblar la apuesta y embarcarse en un falso documental que incluye la actuación del ex presidente Pepe Mujica. Hablamos con Marcos Hecht, uno de los responsables del proyecto

¿Cómo se les ocurrió la idea para la película?

Nosotros habíamos hecho la cámara oculta de la farmacia de la marihuana, que en ese momento fue bastante revoltoso y generó mucha viralidad. Sabíamos que ese día se iba a legalizar la marihuana y era una oportunidad porque el mundo iba a estar mirando a Uruguay. Entonces queríamos aprovecharla para sacar un video viral. Buscando ideas lo que se nos ocurrió fue que, ya que la realidad -que a veces supera a la ficción- había planteado que Uruguay iba a vender marihuana a través de las farmacias, jugáramos un poco al experimento de qué iba a pasar en ese caso. Tomar elementos de la realidad y darle vida. Tuvo muy buen resultado, y cuando pasó un tiempo y se empezó a hablar acá en Uruguay de que no había marihuana, y de que se necesitaba hablar con Canadá para ver si se conseguía marihuana y que si los militares iban a cosechar la marihuana… Con todo ese tipo de planes nos parecía que la realidad superó a la ficción nuevamente. Empezamos a jugar con la idea de que no se estaba consiguiendo marihuana: “¿Qué pasa si nosotros vamos a conseguir la marihuana?”.
Justo se había legalizado la marihuana recreacional en Colorado, por primera vez en un estado de Estados Unidos. Había varios eventos  muy grandes, los más grandes del mundo y de la historia y teníamos una oportunidad porque éramos de ese país remoto que había legalizado la marihuana. Teníamos estos personajes: agarramos al farmacéutico, le generamos toda una historia alrededor, trajimos al policía y trajimos a la madre del farmacéutico que justamente es una mujer que no tiene ni idea de la marihuana, nunca fumó marihuana ni nada por el estilo. Era divertido pensar en llevar a este equipo juntos como la Cámara Uruguaya de la Marihuana Legal. Entonces creamos marihuanadeluruguay.com con una página en Facebook, empezamos a contactar gente desde ahí, organizadores de estos eventos, con activistas del mundo de la marihuana en Estados Unidos, con políticos, etc. Así arrancó todo lo que es el proyecto. Hicimos una vaquita entre nosotros y decidimos jugárnosla y en vez de hacer un video para internet, hacer una película. Como una especie de falso documental que después fue creciendo para muchos lugares diferentes.
Todo lo que está de alguna forma es real. Cuando estamos en la embajada de Uruguay, estamos en la embajada de Uruguay con el embajador de Uruguay de verdad en EEUU. Cuando estamos en cada uno de los lugares… El policía que se ve que está hablando con ellos, es del Law Enforcement Against Prohibition que es un policía de Baltimore que es muy importante: lidera una organización que son policías que creen que estar persiguiendo a los consumidores de marihuana es una pérdida de tiempo para la Policía y que hay que dejar eso para ir atrás de las cosas más importantes. Y cada uno de los personajes que va apareciendo son el organizador de la Cannabis Cup, o la gente de la revista High Times, que es la más importante de mundo, o Miguel López que es el organizador del evento de la plaza de Colorado que es un evento gigante.

 ¿Tuvieron algún tipo de discusión o fue: “Nos mandamos al agua y nos vamos a Estados Unidos a hacer la gran Borat“?

Todo surgió jugando con la continuación de La Farmacia. Y cuando nos surgió la idea nos pareció que era buenísima. La idea era hacer un video y dijimos no pará: ¿vamos a ir a Estados Unidos a hacer un video para internet? Tenemos que buscar un proyecto con un modelo de negocios y dijimos: hagamos la película. Borat es una referencia gigante para nosotros. Cuando lo vimos bien… Fue una locura, todo esto fue dos meses antes del evento y tuvimos que preproducir la película en dos meses, un mes y medio. Pero ya no hubo dudas. De hecho lo que hicimos en el momento que se nos ocurrió fue sacar los pasajes.

 ¿Cómo consiguieron la entrevista con el Pepe?

De ese tema no te puedo hablar. El mago no cuenta los trucos (se ríe).

¿Le dijeron que era para una película?

Sí, a Mujica le dijimos que era una película de humor y es un crack. Solo con Mujica se puede dar lugar al humor de esa forma. No sé si viste el segundo video en que le preguntamos qué opina de la gente que hace humor con él, y él habla de que si le puede dar una mano a la gente de poder hacer unos mangos con su imagen, para él está todo bárbaro. Y que él se ríe, porque se ríe de él mismo y se ríe de la vida porque es la única forma de soportarla. Un crack (se ríe). La verdad que nos dio su tiempo y una oportunidad, y todo esto es obviamente una broma gigante. Creo que queda claro cuando lo ves.

20150228185303-Cuadrado

¿Qué decía la madre en esos congresos cannábicos?

Fue muy divertido porque la película es demasiado real. Todo lo que se está viendo en la película es real. Más allá de la misión esta, todo el resto es real. Fuimos allá a los eventos, tuvimos un stand en la feria, y la madre se re motivó con el proyecto y con toda la idea, y como que entró en el personaje y le metió todas las ganas. Pero estábamos en situaciones en las que estábamos con activistas allá, en habitaciones con gente fumando, toda gente re loca, y la madre pirando, pero pirando como piran generalmente las madres. Y a todo esto había dos cámaras filmando todo el tiempo. Fue una locura, fue una experiencia. Y la madre la verdad que una grande. Terminó dando un discurso sobre la marihuana. Así que actuó bastante bien y fue una aventura épica.

¿Ella tenía alguna experiencia actuando o se arriesgó también?

No, se tiró al agua. Es que por el tipo de película que estábamos haciendo, justamente la idea fue: llevemos una madre. No llevemos a un personaje de madre. Estuvimos pensando actrices, incluso de Argentina, y dijimos no, necesitamos a la madre de este personaje. Eso es lo que le va a dar un elemento de realismo a todo. Nuestro juego es muy tipo Borat. El loco qué hizo: dijo soy un enviado de Kazajistán y me voy a EEUU con esta misión. Y todo lo demás es real. Nosotros hicimos algo parecido. Dijimos “somos la Cámara Uruguaya de la Marihuana Legal y necesitamos conseguir marihuana para proveer al país”. Chau. Lo que viene después es todo real. Todo reuniones reales con gente real en las que la actuación de la madre se convertía en algo especial, porque se convertía en una especie de cámara oculta. Al saber ella que lo que estaba diciendo no era real, eso la obligaba a actuar para sobrevivir. No podés actuar mal porque no podés dejar que caiga lo que estás diciendo.

Los discursos que daban, ¿eran en tono de broma o en serio?

No, en serio. Alfredo Rodríguez era el presidente de la Cámara Uruguaya de la Marihuana Legal, el primer país que legalizó la marihuana. El panel de la Cannabis Cup, ese que se ve que está él, es el panel de cierre del Cannabis Cup. La mesa ahí es la cúpula de la marihuana de EE.UU.; y era sobre el futuro de la legalización. Y ahí están Allen St. Perre, que es el capo de NORML, una de las organizaciones clave de la legalización; el que está a su derecha es el activista más veterano de la historia, y después están otros activistas. Esa es la parte más importante de la industria. La madre está en un evento que es más importante desde el punto de vista social: la lucha social que fue la que logró la legalización. Miguel López, el organizador, es el que está atrás de ella. El año anterior hubo un tiroteo con heridos graves y al organizador anterior lo mataron, porque es un tema político muy fuerte allá. Y en ese contexto estaba la madre dando un discurso en este evento gigante.

Dicen que les faltan algunas escenas más grandes. ¿Cómo serían, a grandes rasgos?

La verdad que es imposible que te pueda contar nada (se ríe). Nos falta amalgamar la película, terminar de darle el sentido para que puedas ir una hora y media al cine y sientas una experiencia de una película. Acá para hacer una película podés ir a buscar fondos, pero por la naturaleza del proyecto no podíamos. Más estando Mujica implicado. Eso nos complicó mucho, nos hizo invertir nosotros. Y creemos que tenemos algo que está muy salado, muy interesante, muy raro, y apelamos a que la gente se cuelgue y nos dé una mano para poder terminarlo.

En dos días ya llevan más de 3.000 dólares. ¿Las donaciones son todas de Uruguay o están recibiendo dinero de afuera?

Hay de todo un poco. Estados Unidos, Inglaterra, Alemania. La mayoría de Uruguay, pero es que en Uruguay no hay cultura de crowdfunding. No entienden qué carajo es. Piensan que estamos pidiendo donaciones, pero esto es que tenemos una idea de un proyecto y si te parece que está bueno, hacé una precompra de la película o comprá una remera o pagá para que tu nombre aparezca en los créditos o incluso para actuar en la película, en alguna escena que nos queda por filmar. De hecho ayer compraron una. Creo que lo importante no es que necesitamos donaciones, sino que queremos que la gente apoye la película.

¿Alguna anécdota que tengan del viaje y que no haya quedado en la película?

Hay millones… La película es una gran anécdota. Toda la aventura… (hace una pausa y se ríe) Me acaba de llegar una contribución: tengo una aplicación en el celular que hace ruido cuando entra plata. Lo que no se ve en el tráiler es que la premisa era ir a conseguir marihuana, pero la película es toda la experiencia del viaje. Arranca en Denver en la calle preguntando dónde podemos conseguir marihuana para todo el país, pasando por un reverendo de una religión rastafari, conversando para traer su religión a Uruguay y viendo una iniciación a su religión. Y el sueño de esta gente es que Mujica entre en su religión. Al Pepe allá la gente lo conoce. En el mundo de la marihuana es como un héroe, un libertador. Es muy divertido entender cómo nos ven desde allá. Somos obviamente algo muy lejano y nos ven un poco con una sensación épica, pero por otro lado es muy heavy la industria allá. Uno no se logra imaginar desde acá lo que está pasando. Imaginate que es como cuando el alcohol estaba prohibido y de repente se liberó y se armó una de las industrias más importantes del mundo. Se acaba de liberar la marihuana en Colorado y están todos los peces gordos de todo lo que te puedas imaginar juntos, se están reuniendo y está cayendo gente de otras industrias. En el Cannabis Cup no es que hablamos de semillas. Había vendedores de seguros, de todo tipo de packs y de cobertores. Empresas grandes armando negocios de verdad. Encontramos gente que nos decía “¿son de Uruguay? Bueno, tengo una idea de negocios con ustedes”. Y nos empezábamos a juntar. Se fue yendo de las manos y fue una demencia, y eso va a ser un poco la película.

Pardelion más que nada se dedica a la publicidad, ¿no?

Sí. Hace unos años empezamos en paralelo a hacer contenido. Habíamos hecho el mundial anterior una campaña de 43 millones de argentinos hinchando por Uruguay, que era cuando Argentina se quedó afuera y fuimos a Argentina a buscar hinchas. Después hicimos lo de la farmacia y en paralelo arrancamos Pardelion Music. La forma de entrar en todo esto del contenido fue la publicidad; no tanto como negocio sino como experiencia. Conocimos gente del rubro y aprendiendo a filmar y aprendiendo de todo el asunto, siempre con la idea de hacer cine. La farmacia fue como una llave: fue darnos cuenta de que podemos llegar a mucha gente, podemos hacer una película. Fue una idea muy loca o jugada en la que estamos metidos y viviendo en ella.

¿Les gustaría seguir metiéndose en el cine?

Sí, totalmente. La publicidad es un camino comercial que es parte. No creo que dejemos de hacer publicidad porque suma, es experiencia, hay proyectos que están muy buenos. No es fácil dedicarse al cine completamente.

Puedes ser parte del proyecto desde aquí

Vídeo cámara oculta

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Dejar una Respuesta

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 4 vistas
El gobierno de la isla caribeña de Santa Lucía quiere la discusión de la despenalización de la marihuana.
video

0 30 vistas
VICE presenta el reportaje Mariguana Mexicana que explora las posibilidades de la legalización en México para fines medicinales y recreativos.

0 34 vistas
Una ILP a nivel nacional para abrir el debate en la mesa del Congreso sobre la regulación, el autocultivo para autoconsumo de cannabis

0 45 vistas
Camboya podría ser un actor principal del Extremo Oriente en la incipiente industria mundial del cannabis